03 July 2011 ~ 0 Comentarios

“«El Gobierno de Bolivia no respeta el estado de derecho”»

Entrevista de Roberto Aguirre para El Deber*

Montaner IID

(El DEBER) – ¿Cuál es su percepción de Bolivia en la actualidad?
– El Gobierno de Bolivia no tiene nada que ver con los principios de un Gobierno republicano. Aun si tiene el respaldo mayoritario de la sociedad, digamos que es una especie de democracia revoltosa, sin respeto por el estado de derecho. Eso, a medio plazo, va a traer graves consecuencias en varios sentidos. Desde el punto de vista político es difícil que esa experiencia se convierta en una forma permanente de gobierno porque depende de un caudillo, el señor Evo Morales, que se irá haciendo más irremplazable y eso debilita a las instituciones.
Va a tener graves consecuencias también en lo económico porque el señor Morales y su Gobierno no entienden cómo se genera la riqueza. En el índice que publica cada año Naciones Unidas están los 30 países con más de-sarrollo y ninguno sigue el modelo que Evo Morales pretende imponer en Bolivia. Esa singularidad y esa excentricidad conducen al desastre.

-Hay quejas en Bolivia de que se inician procesos judiciales a autoridades de la oposición, pero no ocurre lo mismo con los oficialistas…
– En Bolivia se aplica una suerte de justicia selectiva, que forma parte de la arbitrariedad del sistema. Eso lo vemos también en la Venezuela de Hugo Chávez, en el Ecuador de Rafael Correa, en la Nicaragua de Daniel Ortega, incluso en la Argentina de Cristina Kirchner hay alguna gente que tiene una especie de patente para delinquir.
Por eso hay personas a las que se les aplica el código penal y a otras no. Por eso unas leyes se cumplen y otras no. Todo eso es lo que pudre las relaciones entre la sociedad y el Estado. Porque cuando los gobernantes eligen de una manera arbitraria quiénes están sometidos a la autoridad de la ley y quiénes no el mensaje que están mandando a la sociedad es que las leyes no importan y que todos podemos hacer lo que nos da la gana si tenemos las relaciones adecuadas.
En el pasado supimos con perplejidad de esa declaración de Evo Morales que decía que la función de los abogados que lo rodeaban era retorcer las leyes para ajustarlas a sus cambios. Esa es una de las declaraciones más contrarias al espíritu republicano que uno puede imaginar.

– El Gobierno impulsa ahora la elección de los miembros del poder judicial como una experiencia digna de ser imitada, mientras los opositores afirman que coarta libertades y se impulsa las candidaturas de personas afines al MAS…
-Sin duda que es un esfuerzo por controlar el poder judicial. Esfuerzo que siempre acaba por ser contraproducente porque cambian los gobiernos, cambian los magistrados y entonces se utiliza el poder judicial en contra de quienes en su momento tuvieron el control. La esencia de una república es la independencia de los poderes del Estado.
Es que el Poder Judicial no se puede elegir por mayoría de votos, como no se eligen por mayoría de votos a los cirujanos. El conocimiento legal es un saber muy específico que requiere de una formación y de una comprensión de los problemas sociales y de la ley. No se puede determinar por votos quiénes tienen esos conocimientos. Precisamente en la concepción de la primera república de la era moderna, que es Estados Unidos, uno ve que no buscaban el gobierno ni el control de la mayoría, sino el respeto de los derechos individuales y la subordinación de todos al imperio de la ley. La función de la Constitución es limitar la autoridad e impedir la tiranía de la mayoría. Por lo tanto, pensar que la elección de los magistrados es un paso en la dirección correcta es no entender cuál es la esencia de un régimen republicano.

-Desde el extranjero, ¿cómo ven el panorama para el trabajo de la prensa en Bolivia?
-El Gobierno intentará controlar la prensa. La que no puedan controlar la intentarán comprar. La que no puedan comprar la intentarán destruir. Es que un gobierno con recursos y falta de escrúpulos es capaz de hacer mucho daño a los medios de comunicación. Los procedimientos van desde la presión fiscal hasta la creación artificial de supuestos delitos.

-¿Y qué piensa usted del acercamiento con Irán?
-Es una enorme irresponsabilidad traer al continente latinoamericano algunos conflictos en los que no tenemos por qué participar.

-Críticas como las suyas y las de los opositores en Bolivia son endilgadas a una visión de extrema derecha…
-Esa es una visión esquemática para desacreditar, para no responder los argumentos de la oposición o los demócratas que ven con preocupación lo que ocurre en Bolivia. Lo que intentan es silenciar sin discutir, sin entrar en el fondo de la cuestión, que son las operaciones económicas, hacia dónde va Bolivia, las violaciones de la ley, las violaciones de los derechos humanos, la fabricación de causas en contra de personas inocentes que encarcelan, como está ocurriendo en Bolivia.

*El DEBER

Leave a Reply