18 March 2017 ~ 46 Comentarios

Anatomía del racismo

Para Mario Kreutzberger, Don Francisco, que se preguntaba de dónde surgía el racismo.

por Carlos Alberto Montaner

Steve King, congresista republicano de Iowa, tuiteó: “No podemos reconstruir nuestra civilización con los hijos de otros países”. A lo que le respondieron, contrariados, dos congresistas cubanoamericanos, también republicanos, Carlos Curbelo e Ileana Ros-Lehtinen. Ileana precisó: “la diversidad es nuestra fuerza”. La polémica fue reflejada en El Nuevo Herald.

Ahí está el núcleo de un debate permanente: la naturaleza humana, es decir, animal, reivindicada por King, frente a la racionalidad artificial surgida en el curso de nuestra civilización. Es la uniformidad contra la diversidad. Son los nexos genéticos frente a las relaciones fundadas en el derecho. Es la lógica de la raza, de la sangre, de  Hitler, versus la de los derechos naturales y, si se quiere, la de la tradición judeo-estoica-cristiana.

El racismo, es cierto, aumenta notablemente en el mundo. Se demuestra en los crecientes episodios de antisemitismo. Ocurre en Francia, en Holanda, en España, en Italia. La consigna de hacer “otra vez grande a Estados Unidos” no es sólo una cuestión económica o industrial. Es también que el país sea de nuevo, esencialmente, blanco, norte-europeo y uniformemente angloparlante, como le gustaría al congresista Steve King.

Así era la clase dirigente norteamericana cuando se fundó la República a fines del siglo XVIII, mítica época dorada en la que se dieron cita los Padres Fundadores. Así fue hasta que llegó a la Casa Blanca un señor afro-anglo-americano llamado Barack Hussein Obama, el presidente número 44 de la nación.

Hoy tal vez caben en esa definición estrecha de Estados Unidos, pero menos, los judeoamericanos, los italoamericanos, los grecoamericanos, y el resto de las adherencias que han inmigrado en masa a Estados Unidos en los últimos 150 años, pero el núcleo duro de la identidad estadounidense, el que genera el estereotipo más enérgico, es el mítico anglosajón ilusionado con la victoria de Donald Trump, como le ocurre al congresista Steve King, descendiente de irlandeses, alemanes y galeses.

El racismo es un rasgo inherente a la naturaleza humana. Los niños nacen sin experimentarlo, y así evolucionan durante los primeros años de vida, hasta que, paulatinamente, van adquiriendo una identidad. Ésa es la madre del cordero. Tan pronto se perfila y afianza el yo comienza el impulso ciego por segregar o liquidar al otro, al diferente, al que realmente no forma parte del grupo ni comparte esa identidad primaria.

La identidad nos hace racistas porque vamos dejando de ser individuos en abstracto para formar parte de una tribu que se identifica por el color de la piel, el tipo de cabello, la forma de los ojos,  el idioma que utilizamos, la entonación con que lo hablamos, la gesticulación que empleamos, las creencias religiosas, la mitología o relatos compartidos, y otros mil detalles que van formando y conformando a los miembros del grupo.

El antropólogo José Antonio Jáuregui, un catedrático especialmente inteligente, intuía que ese comportamiento de acercamiento “identitario” formaba parte de una estrategia natural de la especie para poder prevalecer en el complejo y agresivo curso de la evolución.

Las personas integradas en una tribu tienen más posibilidades de reproducirse y entregar sus genes a sus descendientes. Para lograrlo, el cerebro nos guía en la dirección debida por medio de los neurotransmisores con estímulos placenteros o dolorosos. Somos, decía Jáuregui, “esclavos de nuestros cerebros’.

El nacionalismo y el fanatismo deportivo – casi siempre hermanados – serían una expresión de este fenómeno. (Hace pocas fechas, cuando los catalanes ganaron un improbable partido de fútbol con cinco goles, los sismógrafos de Barcelona registraron el triunfo con un punto en la escala de Richter por los saltos de alegría que dieron al unísono decenas de miles de barceloneses felices, súbitamente unificados por el paroxismo provocado por la victoria del equipo local).

¿ Cómo pudo ganar la presidencia un mestizo con nombre árabe y orígenes parcialmente africanos si las sociedades permanecen atadas por esos lazos antiguos e invisibles? Porque, al menos provisionalmente, había triunfado la concepción republicana (en el buen sentido de la palabra) de la especie: todos somos iguales ante la ley. Fue el triunfo del republicanismo, un bendito artificio basado en la hermosa superstición de que es el acatamiento de la Constitución lo que hace estadounidenses a los “americanos”.

En eso estamos. Luchando contra un extendido pasado que se pierde en el tiempo para que las personas no sean prejuzgadas por el color de la piel, los dioses en los que creen, los deseos sexuales que los dominan y el resto de los elementos que constituyen la identidad.

Eventualmente se logrará y habremos desterrado el racismo para siempre. Pero necesitamos mucho tiempo para que la razón gane ese combate. Al fin y al cabo fuimos animales millones de años y sólo hace 25 siglos que Zenón el Estoico, un extranjero pelirrojo, pequeño y patizambo, se atrevió a decir en Atenas que las personas tenían derechos más allá del parentesco y del sitio de nacimiento. Apenas un rato.

Print Friendly

46 Responses to “Anatomía del racismo”

  1. David 19 March 2017 at 8:08 am Permalink

    Tremenda imaginacion la del Sr Montaner , para mi todo parte de queienes somos, somos cubano- americanos?, Somos Germano Americanos? Somos Mexico Americanos? o por el contrario somos AMERICANOS ?.

    Si somos AMERICANOS , entonces lo que dice el Sr King hace sentido, y yo prefiero ver el vaso medio lleno y no medio vasio.

    No naci aqui, pero amo America con todo mi ser, y si tubiera que irme para que america sea grande , lo haria con mucho pesar, pero lo daria todo por que asi sea…

    Me hice a mi mismo trabajando desde siempre con la mirada puesta en los valores de la America que amo (La de nuestros Padre Fundadores, no la de los liverales).Los que escuche y vi vivir a mi padre toda su vida , lo haria en cualquier lugar a donde me vaya … , esos valores, mi habilidad van conmigo.

    No estoy, no vine aqui para vivir del gobierno , ni para me den nada, al contrario, yo vine a aportar , a crear trabajo y riqueza. Y por supuesto emigre siguiendo los pasos legales…

    Con Trump o sin el tenemos que hacer America Grande de Nuevo , y tenemos que hacerlo nosotros mismos, con nuestros hijos , no con los hijos de otros paices , ellos tienen bastante con hacer grande sus paices tambien…

    Dios Bendiga America …

    • Dowi 19 March 2017 at 10:24 am Permalink

      Con esa ortografía, vas a llegar lejos.

    • MENENDAG05 19 March 2017 at 12:54 pm Permalink

      Tan americano eres, que ya olvidaste la gramática española. No es para tanto.

    • hector L Ordonez. 19 March 2017 at 6:06 pm Permalink

      De que te den o no te den,o recibas beneficios del estado no es a lo que se refiere este senor,este tal STEVE KING,o es que no te llego el mensaje de este racista?,la grandeza de los EE.UU a sido por su diversidad de culturas,donde muchos han aportado a este gran pais,desde pensadores,ingenieros,arquitectos de renombres,cientificos de muchas culturas como a sido su aporte a la NASA y a otras ramas del desarrollo de los ESTADOS UNIDOS,El concepto de Americano tiene un contexto muy amplio,CLARO TU NO LO ENTIENDES.
      POR SUPUESTO COMO lo VAS A ENTENDER,que usted haya venido a este pais aportar,no dice nada,eso lo han echo millones de personas de diferentes paises,y si eres cubano,que casi seguro lo eres,para este KING
      usted sigue siendo un indio con corbata.

    • Edwin 24 March 2017 at 1:33 am Permalink

      Querido David, entiendo que cuando el blanco europeo arribó a las costas del nuevo continente, muchos de los aborígenes adoraron a los recién llegados pensando que eran dioses. Creo que todavía estás en esa etapa, la de construirles un altar para adorarlos.

  2. Sergio Hernandez 19 March 2017 at 9:40 am Permalink

    Comparto plenamente la esencia del planteamiento de Montaner que, como nos tiene acostumbrados, lo expresa con una elegante y bella prosa.

    Creo que pocos tendrían dudas que la estabilidad mundial pasa por la existencia de unos Estados Unidos potentes que garantizan, no solo la paz, sino el comercio con su control militar de los mares del mundo. Los últimos ocho años también nos demuestran que, incluso, sin haber perdido totalmente ese control, no solo importa el poderío militar, sino las ideas predominantes en la persona que ocupe la posición clave del mundo, lo posición que más determina el curso de la historia.

    Lamentablemente, el globalismo no funciona. No funciona por la sencilla razón que no todos las sociedades del planeta comparten los principios de tolerancia al otro. Hoy tenemos sitios con matrimonios homosexuales, mientras en otros los homosexuales son condenados a la muerte más brutal; hoy tenemos sitios donde las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres, mientras en otros, por ley, son una propiedad de los hombres; hoy es parte del sentido común la separación del estado y la religión, pero aún para muchos en el planeta eso está totalmente en contra de su ideología y el estado se fundamenta en principios religiosos que practican las costumbres más bárbaras imaginables. Las culturas son diferentes y es una peligrosa utopía pensar que no hay diferencia de valores entre esas culturas. Si queremos preservar la existencia de vida civilizada en gran parte del planeta, no podemos aceptar que las costumbres salvajes se extiendan.

    Este es el país más diverso del mundo y, sin embargo, ha logrado ser el más estable desde su fundación. Eso se ha logrado gracias a dos principios básicos: individualismo y solidaridad humana. El respeto a las libertades individuales, el respeto al principio que mis derechos terminan donde empieza el de los otros, es la base de la coexistencia pacífica. Hoy alrededor del 1% de la población de los Estados Unidos no comparte esos principios, sino que considera que hay una fuerza superior invisible, fuerza muy discriminatoria, a la que todos tienen que obedecer. Los datos de diferentes países de Europa Occidental demuestran el hecho estadístico-matemático que al aumentar la proporción de esa parte de la población aumenta la violencia.

    Deben entonces los Estados Unidos cerrarse al mundo? Categóricamente NO. Deben fortalecer los principios en que se sustenta la nación basados en el respeto a las libertades individuales. Deben abrir las puertas a aquellas personas que compartan esas ideas y que, no solo no atenten contra los valores que profesamos, sino que, lejos de ser una carga, tengan la capacidad y la disposición de contribuir al desarrollo de la riqueza del país y de sus valores. En esa apertura debe darse prioridad a los que más puedan aportar al país y cerrar las puertas a los que nada tengan que aportar o, peor aún, vengan a destruir.

    • antfreire 20 March 2017 at 11:51 am Permalink

      Estoy muy de acuerdo con Usted. Hay que terminar con la inmigracion desordenada y establecer un sistema inmigratorio en el cujal las autoridades sepan quien quiere entrar a vivir en EEUU y aceptarlo o no de acuerdo a nuestras establecidas conv
      eniencias. “La inmigracion es un privilegio no un derecho”.

    • antfreire 20 March 2017 at 11:52 am Permalink

      Estoy muy de acuerdo con Usted. Hay que terminar con la inmigracion desordenada y establecer un sistema inmigratorio en el cujal las autoridades sepan quien quiere entrar a vivir en EEUU y aceptarlo o no de acuerdo a nuestras establecidas conveniencias. “La inmigracion es un privilegio no un derecho”.

  3. Maximiliano Herrera 19 March 2017 at 9:45 am Permalink

    Excelente !

  4. MANUEL 19 March 2017 at 9:47 am Permalink

    no intendi que quiso decir up. con “Y por supuesto emigre siguiendo los pasos legales…”
    no cree ud. que todos quisieran venir de esa manera?
    es ilegal salir huyendo de donde matan?
    es ilegal recibir a quien están matando?
    son para respetar esas leyes que favorecen tanta muerte?

    si, hay que imponer un orden, pero tambien hay que tener un poco mas de respeto por las vidas de esos que no tuvieron la suerte de nacer en libertad y prosperidad

    no condeno ni una parte ni la otra, entiendo que Habra que evolucionar hacia un mundo mas justo, y encontrar una solucion a tantos conflictos sin estigmatizar a nadie

    • antfreire 20 March 2017 at 11:55 am Permalink

      A cuantos de los cientos de millones que no tuvieron la suerte de nacer en prosperidad y en libertad esta dispuesto usted a traer a vivir en su casa con su familia?

  5. Ramiro Millan 19 March 2017 at 11:59 am Permalink

    El Sr Montaner, con enorme sabiduría, dice: “ahí está el núcleo de un debate permanente, nuestra naturaleza humana, es decir, animal, frente a la racionalidad artificial surgida en el curso de nuestra civilización”.
    El progreso humano, para mí, el verdadero PROGRESISMO, no es otra cosa que el avance o la imposición de la razón sobre los designios de nuestros instintos.
    El fin de la esclavitud, la democracia y los derechos humanos son unos de los grandes logros de la razón imponiéndose a la animalidad, la barbarie, la ley natural del más fuerte.
    Pero cuidado, los avances de la razón son muchísimos​ menos de lo que la mayoría imagina.
    Aún la mayor parte del planeta ni siquiera conoce la democracia y los derechos humanos, para ellos, son una fantasía.
    Y en la región donde más parece haber avanzado la razón, la racionalidad (que no es otra cosa que el imperio del sentido común), están debatiendo “racismo si o no”, “tu tribu o la mía”.
    Una última advertencia, si bien son pocas las dudas de que debemos buscar incansablemente se vaya imponiendo la razón ahí donde las consecuencias sociales de la actividad de un primitivo mecanismo de supervivencia no logra adaptarse a los tiempos que corren y con ello evitar los conflictos consecuentes surgidos o pasibles de aparecer, no es menos cierto que nuestra real capacidad de imponer los criterios de la razón sobre los instintos (nuestra naturaleza humana como especie) son muy limitados.
    Debemos tener presente siempre nuestras limitaciones.
    Por eso, siempre me parece prudente recordar la experiencia comunista para entender y tener siempre presente estos conceptos.
    Experiencia comunista que intentó por todos los medios posibles imponerse a nuestra naturaleza humana.
    Naturaleza humana que nos exige competir, imponer nuestro EGO, ser más que el otro con la inevitable desigualdad ante este fenómeno instintivo.
    Intentos que fracasaron una y otra vez, y con cada fracaso fueron dejando una calamidad tras otra (cómo las dejada por la revolución cultural de Mao o las ejecuciones en masa de Stalin) hasta que finalmente se termina en el convencimiento de que nuestra naturaleza humana, nuestros instintos, son más fuertes que cualquier iniciativa la razón intente imponer si no están dentro de los límites y “leyes naturales” que ellos nos imponen.
    Nunca debemos olvidar nuestras obligaciones humanas como tampoco debemos olvidar nuestras limitaciones animales.
    Es por ello que no podemos permitirnos el privilegio de atentar contra los mandatos básicos del capitalismo, sistema económico basado en principios elementales que impone nuestra animalidad, nuestra naturaleza humana y sus instintos y pasiones.
    Y por el mismo motivo estará presente por mucho tiempo la incógnita ¿estará en condiciones la razón de imponerse a las exigencias tribales de nuestra naturaleza humana sin generar consecuencias mucho peores a las que se busca eliminar?
    Es evidente que no tenemos todas las respuestas y donde no las hay, nada mejor que acudir a la prudencia.
    razonvsinstinto.blogspot.com

    • Edwin 24 March 2017 at 1:30 am Permalink

      Me ha encantado tu reflexión, Ramiro. Me quedo con esta línea que escribiste: “Nunca debemos olvidar nuestras obligaciones humanas como tampoco nuestras limitaciones animales”. El secreto para hacer sostenible la civilización occidental, está en mantener esos dos polos en tensión balanceada.

      • Ramiro Millan 25 March 2017 at 9:40 pm Permalink

        “el secreto para hacer sostenible la civilización occidental está en mantener esos dos polos en tensión balanceada”
        Cuánta coincidencia!!

  6. Humberto 19 March 2017 at 1:40 pm Permalink

    Hoy tal vez caben en esa definición estrecha de Estados Unidos, pero menos, los judeoamericanos, los italoamericanos, los grecoamericanos, y el resto de las adherencias que han inmigrado en masa a Estados Unidos en los últimos 150 años, pero el núcleo duro de la identidad estadounidense, el que genera el estereotipo más enérgico, es el mítico anglosajón ilusionado con la victoria de Donald Trump, como le ocurre al congresista Steve King, descendiente de irlandeses, alemanes y galeses.
    ……………..
    No te preocupes tanto por eso, que yo que los conozco bien sé que ya a estas alturas eso son patadas de ahogados; porque ya se sobrepasó la masa crítica que esas personas mayores, muchos de ellos ya seniles como Trump, pueden controlar.
    Lo gracioso que ellos fueron lo que crearon el fenómeno y como dicen en Cuba:
    Después que te comistes el coco, no hables de que te repugnantes, je, je,…
    …………..
    http://humbertomondejargonzalez.blogspot.com/2016/11/334-el-sincretismo-cultural-que-se-esta.html
    334-El sincretismo cultural que se está dando en USA, es una escaramuza histórico cultural entre alemanes y españoles.

  7. Humberto 19 March 2017 at 2:19 pm Permalink

    Lazaro Contino · Forest-Montiers
    La esposa del señor Trump esta ocupada con la merienda del limpiador de su piscina en la Torre…..
    ………………
    http://www.diariolasamericas.com/eeuu/las-redes-sociales-se-incendian-ivanka-trump-y-el-primer-ministro-canada-n4117378
    “Ramírez nació en 1949 en Caracas. Su padre era un adinerado abogado de ideología marxista, militante del Partido Comunista de Venezuela (lo que explica el origen de su nombre y el de sus hermanos, Lenin y Vladimir, en honor a Vladimir Ilich Uliánov, alias Lenin).”
    http://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-39261314
    …………..
    https://mundo.sputniknews.com/politica/201703181067695130-alemania-eeuu-reunion-meme/
    Pero señora, a estas alturas no te enteras.
    Yo soy parte de la nueva dinastía de ninatos y parientes acéfalos que ha llevado mi padre en la Casa Negra para fortalecer los negocios familiares.
    Que qué hago aquí ahora, pues negocios, negocios mujer.
    Vendiendo ropa señora, vendiendo ropa.
    Quieres comprar alguna?
    Tengo algunas para senoras que te quedan bien.
    Y si no te gustan esas, pues las mandó a hacer en China, que allí la camarilla comunista y los empresarios occidentales traidores permiten producción a precio de esclavos.
    http://humbertomondejargonzalez.blogspot.com/2016/12/362-lo-siento-montaner-el-problema-no.html

  8. Juan Pueblo 19 March 2017 at 4:54 pm Permalink

    El futuro es de los jóvenes educados, con menos prejuicios, en un mundo global donde las personas se van conociendo mejor de diferente raza, ideología y religión, sin fanatismo que les quite la posibilidad de razonar por si solos.

    • antfreire 20 March 2017 at 12:02 pm Permalink

      Quieres decir que te piensas mudar para Shangri La? Ten cuidado no te arrepientas y entonces no tengas como salir de ahi.

  9. johnny reday 19 March 2017 at 8:26 pm Permalink

    Estimado Sr. montaner, yo no tengo su sabidurìa, tampoco su preparaciòn cultural y acadèmica, soy un humilde ciudadano y nada màs.
    Pero me atrevo, de vez en cuando, a expresar mis opiniones, fruto de mis experiencias.
    Ahora bien. Racismo. No Sr. Montaner, en la mayorìa de los casos no es racismo.
    Si racismo fuera, entonces serìa algo venial si racistas fueran los blancos, porque, si racismo es odiar el color de la piel, difìcil conseguir alguien que odiaba la piel negra màs que Michael Jackson.
    Y si Jackson odiaba su propia piel negra, por que no lo puede hacer un blanco??
    Màs allà de este detalle.
    Usted mezcla dos cosas distintas: racismo y diversidad.
    Bueno. Apuesta que cualquiera paìs en el planeta estarìa feliz de tener inmigrantes japoneses, alemanes, ingleses, holandeses, suizo, suecos??? …y mucho menos inmigrantes latino-americanos, africanos, àrabes, y musulmanes asiàticos?
    No se pregunta el por que?
    Sabe. hay pueblos que consideran el trabajo como un derecho, y hay pueblos que lo consideran una esclavitud.
    El ejemplo lo tenemos en Amèrica. Por que USA, Canada, una islas Bahamas sin recursos, Bermudas son ricos y desarrollados…y Amèrica Latina està atrasada y hundida en la miseria…y la corrupciòn?
    Por que Am.Latina es el àrea del mundo màs violenta? Racismo??
    Hay algo en el ADN que crea diferencia.
    Con propòsito arriba no mencionè los italianos. Por que? Porquè allì tenemos el ejemplo màs contundente: una parte de Italia que construye Ferrari. Maserati, Lamborghini…la otra parte con mafia, camorra, n’drangheta.
    Racismo? No Sr. Montaner. El ADN no es igual.
    Poquè Detroit. Newark, Los Angeles en USA, Abbottsford en Canada, son conocida como ciudades muy peligrosas? Serà por culpa de noruegos? …o polacos?
    En Europa hay un desastre de hechos delictivos…perpetrados por quiènes? Racismo? A veces es simplemente defensa de la propia cultura y costumbre.
    En Suiza, Austria, Norte Italia un estrechar las manos vale mucho màs que una firma en un contrato. Puede decir lo mismo en Am.Latina?
    Racismo? No, Sr. Montaner.
    La mayorìa de las veces es falta de educaciòn y de respeto de los que han llegado buscando algo mejor. Los mexicanos son un evidente ejemplo de Texas a California a Arizona…”Eran tierras suyas”…dicen. Bueno. Mèxico era español. Y antes era tolteca, azteca, maya, zapoteca… y los indìgenas, verdaderos dueños primigenios, en toda Am.Latina son CASI ciudadanos…
    Racismo? De quièn? De los yankees?? Mire los Piaroa pidiendo la limosna en las esquina de Caracas y viviendo en las aceras. O los aonikenk y los guaranìes en la Argentina…
    Aullamos “Racista” cuando està en contra de nosotros… la paja en ojo ajeno…y no la viga en el nuestro..
    Saludos. Y gracias por su tiempo.

    Por que Detroit, Newark, Los Angeles tienen fama de ser ciudades peligrosas’

    • Edwin 24 March 2017 at 1:48 am Permalink

      Johnny, anotas datos interesantes en tu respuesta. Desafortunadamente respondes a un tema sobre el que el Sr. Montaner no habló. El contenido de tus palabras tiene que ver más con asuntos sociológicos y culturales: ¿Qué hace que una región progrese más que otra? ¿Qué hace que una cultura sea más desarrollada que otra?

      Pero ese no era el tema del Sr. Montaner. Lo de él se reducía a un punto: Anatomía del racismo. Y en lo que dice, acierta. El racismo es parte de la naturaleza humana y tiene que ver con el instinto básico humano de auto preservación. Es un instinto que se manifiesta con fuerza en algunos mientras que en otros no, porque éstos le han dado primacía a la razón. ¿Puede alguien odiar a su propia raza? Por supuesto. En estos asuntos no hay absolutos. Pero que alguien odie a su propia raza o cultura no significa que no exista el racismo como tal.

      En realidad, tus puntos de argumentación son válidos y no se contradicen en nada con la tesis del Sr. Montaner sobre el racismo. Pienso yo.

    • Edwin Lopez 24 March 2017 at 1:49 am Permalink

      Johnny, anotas datos interesantes en tu respuesta. Desafortunadamente respondes a un tema sobre el que el Sr. Montaner no habló. El contenido de tus palabras tiene que ver más con asuntos sociológicos y culturales: ¿Qué hace que una región progrese más que otra? ¿Qué hace que una cultura sea más desarrollada que otra?

      Pero ese no era el tema del Sr. Montaner. Lo de él se reducía a un punto: Anatomía del racismo. Y en lo que dice, acierta. El racismo es parte de la naturaleza humana y tiene que ver con el instinto básico humano de auto preservación. Es un instinto que se manifiesta con fuerza en algunos mientras que en otros no, porque éstos le han dado primacía a la razón. ¿Puede alguien odiar a su propia raza? Por supuesto. En estos asuntos no hay absolutos. Pero que alguien odie a su propia raza o cultura no significa que no exista el racismo como tal.

      En realidad, tus puntos de argumentación son válidos y no se contradicen en nada con la tesis del Sr. Montaner sobre el racismo. Pienso yo.

    • hector L Ordonez. 26 March 2017 at 4:51 pm Permalink

      Jhony de donde sacaste toda esa teoria de esquina de la cale 8 del sw,la hipotesis de tu planteamiento carece de base.

  10. Ana 19 March 2017 at 9:50 pm Permalink

    Bueno…esta vez no estoy de acuerdo con el Sr. Montaner, ni por asomo. Entiendo su racismo porque él considera que pertenece a una tribu distinta, es muy notable en él su rechazo hacia lo diferente (negros, pobres, etc). Sin embargo de su tribu salió Fidel Castro y Cía.
    Obama salió presidente por las características carismáticas e intelectuales del personaje (cabe señalar que no comulgo con Obama, siempre me pareció un hipócrita y un buen actor) y porque son otros tiempos en donde las princesas y futuros reyes se casan con “plebeyos”, de ese modo tenemos a una duquesa de argentina, una reina española Cenicienta, el esposo de las princesas guardaespaldas y otro montón de sencillos desempeños, la princesa de Mónaco una actríz de Hollywood, etc. Sin mencionar el amor del duque de Windsor por una extranjera divorciada, jaja. ¡Me alegro!¡Y que viva el Amor y la Libertad!
    Me alegro que dada las características del mundo moderno, con internet, Facebook, aviones, turismo, becas e intercambios de todo tipo, desde negocios, estudios y hasta investigaciones, las personas se consideren parte de la especie más inteligente del planeta, con todas las diferencias y diversas formas de ser y pensar. ¡Viva la diferencia!
    El mundo cambia, Sr. Montaner. La aceptación de la diferencia también está en el cerebro humano conjuntamente con su intolerancia. Somos de todo, para bien y para mal, y siempre lo hemos sido y seremos por los siglos de los siglos. Dentro del partido nazi, también estaba Claus von Stauffenberg, ese hermoso alemán, que en su juicio dijo: “Nunca he sido un nazi”. Señal inequívoca de que asociado a cualquier “Mal” también existe el “Bien” y viceversa.
    Y ya que de Genética habla, al parecer justificando el racismo y la exclusión, debo advertir que también existen en la Genética, los contrarios….digo esto para hablar su mismo idioma, pero no creo que tenga que ver con “Genética cerebral y neurotrasmisores”, tiene que ver con desarrollo social y educación, con el devenir humano, ya que somos dios y belial al mismo tiempo.
    ¿Y sabe por qué?
    Porque cuando el ser humano se enajena de la sociedad, ya sea por abandono o casualidad, se convierte en lo que lo educa: ya sea una loba, un oso, un mono o lo que sea, y luego, pasado un tiempo prudente de esos primeros años de vida, cuando se intenta insertar a ese individuo a la sociedad, la tarea es Misión Imposible. La sociedad humana condiciona el cerebro. Nadie nace con juicios, concepciones, ideas, pensamientos y ni tan siquiera conciencia ni lenguaje. La adquicisión de todas esas preciadas posesiones humanas las otorga la Educación y el grupo que nos educa, ya sea una tribu australiana o una secta enloquecida en donde se practica todo tipo de abuso y crimen.

    Su escrito me parece una forma de justificar el racismo que usted siente, supongo que hacia los que considera de “inferior” posición, cualquier cosa que eso signifique para usted.
    En el bicho humano hay de todo en cualquier grupo, y nuestro pensamiento, transformador de la realidad, condiciona el modo en que nos relacionamos de acuerdo al desarrollo social adquirido en cada etapa, o sea, de acuerdo al modo en que el grupo Educa a sus miembros, y no precisamente en la “magia genética” de la que ud habla, la cual considero una fantasía….con todo respeto, eh?

    • johnny reday 19 March 2017 at 11:16 pm Permalink

      El Sr. Montaner…racista? No constatè nada de eso en el artìculo arriba. Al contrario.
      De toda manera…racismo? No. El hecho es que NO SOMOS IGUALES.
      No digo que el uno es mejor que el otro, digo que NO SOMOS IGUALES.

      Por que el blanco pinta su casa en beige y verde suave y el negro en naranja y blue? Por què el blanco viste en gris y beige y el negro en verde bosque y rojo vanidad?
      Por que el blanco escucha el violìn y el negro el tambor?
      Por que uno escucha melodìas y el otro escucha ritmo?
      Y estamos hablando de gente que vive desde al menos 150 años hundida en la misma cultura, instrucciòn, ambiente, civilizaciòn.
      Racismo? Por favor. En España luego de 500 años obligados a permanecer juntos, hay empujes centrìfugos de Cataluña y los Paìses Vascos…y todos son blancos y cristiano-catòlicos… y no son iguales entre ellos.
      Racismo? No. Eso es algo que puede interesar una minorìa, aunque los màs racista son los mulatos…y los negros.
      Es difìcil convivir con alguien que ama todo lo que usted no soporta.

      • Ana 20 March 2017 at 1:23 am Permalink

        Jonny, claro que todos somos distintos!! Eso me queda claro! No es necesario que ud aclare lo evidente. Afortunadamente todos somos diferentes! La mayúscula indica “grito”, no es necesario que grite para exponer su punto el cual resulta innecesario por la obviedad.
        El que ha traído el tema de “negros, blancos y mulatos” es usted, así que evidentemente, el que no comprendió el artículo fue Su Señoría.

        El racismo al que se refiere Montaner va más allá de su corta apreciación, Sr. Jonny. En el escrito de marras, la alusión al racismo es referente a todo lo que nosotros los humanos, excluimos, sólo por ser distintos, por no sentirnos “parte de”. En virtud de dicho concepto, se hace alusión a la religión, el idioma, el color de la piel, caracteres físicos, etc. Montaner culpa a la Genética humana y yo a la Educación. Es todo!
        Su oración final escapa a mi comprensión, no le encuentro sentido ni concordancia y ni tan siquiera sé qué puede significar, ya que desde el punto de vista personal, no tengo el gusto de conocerle.

        • johnny reday 20 March 2017 at 1:20 pm Permalink

          O.K. Me di cuenta que muchas cosas “escapan de su comprensiòn”.
          Por que de su actitud tan agresiva y desdeñosa? Solo uno expresa sus opiniones.
          T las mayùscula evidencian algo, se que es como gritar.
          De toda manera, tranquila…no voy a molestar màs a usted, Su Majestad.

          Disculpe si mi ignorancia es nada a paragòn de la suya, y si mi educaciòn està allà arriba, a nivel orbital, con respecto a la suya.
          Hasta nunca. Que tenga un buen dìa.

        • johnny reday 20 March 2017 at 3:39 pm Permalink

          En mi inmensa bondad se lo explico…aunque dudo logre entender.

          Es difìcil vivir a lado de alguien que lo que desea es todo lo que uno no soporta o hasta le molesta.
          Por ejemplo:
          …difìcil por alguien que ama mùsica clàsica soportar el vecino que todo el dìa escucha salsa a un volùmen que hace temblar los vidrios…

          • Ana 20 March 2017 at 5:43 pm Permalink

            jajaja,,,gracias por su cátedra! Es ud toda la ciencia reunida! Disculpe ud no apreciar a tamaño genio, no todos contamos con su erudición e ilustrado cerebro. Dispense mi tamaña ignorancia, cuando sea grande lo imitaré. 🙂

      • hector L Ordonez. 26 March 2017 at 4:54 pm Permalink

        Y por que tenemos que pensar igual,vesttirnos igual y comer lo mismo,acaso eso hace alguna diferencia? Para mi juicio no.

    • hector L Ordonez. 21 March 2017 at 4:26 pm Permalink

      SENORA ANA POR QUE NO APRENDES MAS DE LA HISTORIA? FALTA TE HARIA.

  11. Ramiro Millan 20 March 2017 at 11:53 am Permalink

    Evidentemente muchos interpretaron mal lo que quiso expresar el sr Montaner.
    Intenta explicar que el hombre naturalmente, conducido por sus instintos, es tribal.
    Se identifica con sus iguales, aquellos que comparten idioma, gestos, costumbres, hábitos, etc (en fin, comparten su cultura) y por mecanismos de defensa y supervivencia, rechaza a todo aquello que es diferente y puede representar una amenaza.
    Pero que el homo sapiens, utilizando su don de abstraerse y pensar, razonar, logró superar ese estadío animal y progresar hasta conformar lo que hoy al menos creemos que formamos parte, esto es de la humanidad.
    Esto es exactamente lo opuesto al racismo.
    Es dejar atrás nuestros instintos animales y guiarnos por la razón, lo humano y aceptar al otro con sus virtudes y limitaciones.
    Lo que evidentemente no logran diferenciar los racistas es: raza de cultura.
    Es cierto que hay pueblos que son muchísimo más capaces de organizarse eficientemente y avanzar y progresar que otros.
    Pero no es por una cuestión genética (racial) sino por una cuestión CULTURAL.
    De hecho, así como los anglosajones hoy se muestran mucho más eficientes que los habitantes de medio oriente para desarrollarse, alguna vez éstos eran tan avanzados que los anglosajones de entonces tal vez ni siquiera les servirían para esclavos.
    Las culturas definen quienes progresan y quienes no. No las razas.
    En fin, me pareció necesario aclarar la idea que seguramente quiso transmitir el autor.

    • johnny reday 20 March 2017 at 1:33 pm Permalink

      O.K. Cuestiòn cultural.
      Y por que en USA hay negras con 9 hijos, sin padres, que viven del subsidio estatal (soy testigo), y no hay blancas en esa misma situaciòn?
      La cultura alrededor es la misma, al menos desde 50 años por acà, si no es màs…
      Por que, luego de 500 años viviendo bajo la misma instrucciòn y cultura, en España los vascos estàn mucho màs ricos y organizado que los extremeños?
      Y por que Italia està fracturada en dos partes, luego de 150 años bajo la misma administraciòn y cultura?
      Por que Bèlgica està trancada en dos? Flamants y Vallones?
      Por que Checoslovaquia se fue en dos partes??
      Cultura? No me parece que es solo un problema de Cultura.
      Hay algo intrìnseco en los seres humanos que impone determinadas elecciones que no son iguales, aunque siendo empapados de la misma cultura.
      No es la cultura que pueda justificar el hecho que Detroit o Newark estèn entre las ciudades màs peligrosas de USA…hay algo…
      Gracias por su educado post. Mucha gente solo ofende o desprecia.

      • Ramiro Millan 20 March 2017 at 3:24 pm Permalink

        Creo que nadie tiene una respuesta contundente respecto de si las diferencias entre pueblos se deben a la raza o la cultura.
        Para mí y estoy convencido de ello, la diferencia entre los pueblos que progresan o no está en su predisposición cultural a cumplir con las normas y reglas (tan simple y difícil de presentarse como eso).
        Cuando se da esa cualidad, la armonía, la organización, el buen funcionamiento de las instituciones, la predisposición a la creación, a la innovación, el respeto por el otro y la responsabilidad civica florecen y el progreso es extraordinariamente más fácil de producirse.
        Sin embargo, las dudas persisten, es cierto, pero con su criterio ¿acaso no hay decenas de miles de afroamericanos brillantes en USA?
        ¿Como afirmar que es la raza y no la persistencia centenaria de costumbres, hábitos y conductas muy arraigadas que si bien pueden parecer insignificantes, a la hora de decidir el futuro de un pueblo, esas pequeñas diferencias terminan dando resultados muy distintos?
        ¿No será está la causa de las diferencias entre el norte y el sur de Italia?
        ¿Por qué pueblos exitosisimos siglos antes ahora dan lástima y dudo haya cambiado su genética racial?
        Igualmente reitero, la duda persistirá por mucho tiempo ya que es evidente que al hombre aún le queda muchísimas respuestas por encontrar.
        Esta, sin dudas, es una de ellas.

        • johnny reday 20 March 2017 at 3:53 pm Permalink

          Una opiniòn valiosa.
          Sua palabras: “¿acaso no hay decenas de miles de afroamericanos brillantes en USA?”.
          Eso es verdad. Pero usted se dio cuenta de como se viste o se peìna la mayorìa de ellos?
          Hasta Obama parecìa un poquito afuera de lugar con esos trajes elegantes…y Michelle…bueno…allì estan las fotos..
          ….por ejemplo hacer un confronto entre Michelle Obama e Ivanka Trump el dìa de la entrega de la White House al nuevo inquilino…http://www.ilsecoloxix.it/rf/Image-lowres_Multimedia/IlSecoloXIXWEB/RIGIRI/2017/01/20/Foto/2017-01-20T155649Z_314005119_RC16186FF4A0_RTRMADP_3_USA-TRUMP-INAUGURATION.JPG

          • johnny reday 20 March 2017 at 3:54 pm Permalink

            Pardòn…era Melania Trump, no Ivanka…

          • Ramiro Millan 20 March 2017 at 8:13 pm Permalink

            Entiendo su punto.
            La verdad es que creo que son rasgos culturales heredados de sus antepasados, pero también es probable que la verdad esté de su lado.
            Creo que nadie lo sabe a ciencia cierta.
            El problema es que si ud está en lo cierto, es muy fácil caer en el racismo primero y después en nazismo.

      • hector L Ordonez. 26 March 2017 at 4:57 pm Permalink

        JHONY USTED ES LA NATA DE LOS REACCIONARIOS,TE HAS QUEDADO EN EL SIGLO XVIX.YA TE QUEDAN MUY POCOS SEGUIDORES,ME PARECE QUE LA RUEDA DE LA HIISTORIA YA TE APLASTO.

  12. antfreire 20 March 2017 at 12:20 pm Permalink

    “”Es cierto que hay pueblos que son muchísimo más capaces de organizarse eficientemente y avanzar y progresar que otros.””
    En eso estamos todos de acuerdo, pues solo hay que mirar alrededor.
    El punto es: Debemos aceptar que esos pueblos que no son capaces de organizarse, avanzar, y vivir en paz, invadan el nuestro y lo lleven eventualmente al sistema de vida del ccual ellos una vez escaparon?

    • johnny reday 20 March 2017 at 2:28 pm Permalink

      Standing Ovation.

    • Ramiro Millan 20 March 2017 at 3:38 pm Permalink

      Antfreire, la suya “es la pregunta del millón”.
      ¿Quién lo sabe?
      Ante la ignorancia, la respuesta será siempre defensiva, obviamente, y seguramente con criterios más que razonables, como el suyo.
      Sin embargo, cada vez que me crucé con esta cuestión leyendo historia, siempre observé que la cultura “inferior” adoptó aquella que se ve superior para auto organizarse y donde la prosperidad es más probable se presente.
      Incluso pueblos invasores, que aprovechando períodos de debilidad del invadido se hicieron del poder, finalmente adoptaron lentamente la cultura invadida que se veía claramente mejor.
      Sin embargo, es cierto que nadie tiene la última palabra en este tema y ante la duda, nada mejor que la prudencia.
      Por ejemplo, liberar las fronteras de USA a la inmigración latinoamericana me parecería una imprudencia peligrosisima.
      Pero políticas serias de inmigración no las veo peligrosas.
      Obviamente, se discutirá que es serio.

      • johnny reday 21 March 2017 at 1:49 am Permalink

        Sus palabras: “… los habitantes de medio oriente (…) alguna vez éstos eran tan avanzados que los anglosajones de entonces tal vez ni siquiera les servirían para esclavos.”.
        No serà que la llegada en su tierra, en medio oriente, de gente de diferente y màs atrasada cultura hizo regresar a esa civilizaciones?
        O sea, no siempre los nuevos asimilan y hacen propia la civilizaciòn que encuentran?
        Mire:
        “¿El fin de Europa?
        Geert Wilders
        Miércoles, 8 de septiembre de 2010 – analitica
        No se deje usted engañar cuando alguien pretenda decirle que el Islam es una religión. Claro que tienen un dios y un más allá, además de tener 72 vírgenes pero, en lo esencial, el Islam es una ideología política. Es un sistema que establece normas detalladas para la sociedad y la vida de cada persona. El Islam pretende dictaminar respecto a cada uno de los aspectos de la vida. Islam significa ‘sumisión’ y el Islam no es compatible con la libertad ni la democracia porque lo que pretende imponer es la ley sharía.
        Si desea usted comparar el Islam con algo, compárelo con el comunismo o el nacional socialismo, que son todas ellas ideologías totalitarias.
        Ahora entenderá usted por qué Winston Churchill llamó al Islam ‘la fuerza más retrógrada en el mundo’ y por qué comparó Mein Kampf con el Corán”.

        Racismo? O, en este caso, legìtima defensa?

        • Ramiro Millan 22 March 2017 at 6:17 am Permalink

          Sin duda, sus comentarios están bien argumentados y aunque no creo, es probable que la verdad esté de su lado.
          No obstante permítame expresar mis argumentos en favor de la cuestión cultural en contra de la posición suya que considera que somos diferentes como razas, con todas las consecuencias que derivan de esa concepción.
          Cuando ud dice ¿no será que una cultura inferior “invadió” los pueblos exitosos de medio oriente y finalmente eso terminó significando su perdición?.
          De lo que se deduce con derecho a hacerlo ¿acaso no podría pasarnos lo mismo a aquellos que hoy habitan ese maravilloso pueblo ubicado en norteamérica?
          Mi posición, que intenta explicar con mis obvias limitaciones, es la siguiente.
          Pude observar a través de la historia que los pueblos que florecieron, lo hicieron fundamentalmente por el contexto de su desarrollo tecnológico sumado fundamentalmente al contexto geográfica adecuado para los avances tecnológicos que el homo sapiens fue adquiriendo.
          Así, hacia los años 2500-3000 ac, los pueblos que se encontraban a orillas de ciertos sistemas hídricos como la Mesopotamia en medio oriente o el nilo en Egipto o el río que no me acuerdo como se llama en China, sumado a ciertas características culturales que hacían propicio organizaciones que predisponían a superar la forma tribal de organización basada en clanes familiares por ejemplo, surgieron las primeras llamadas “civilizaciones”.
          Posteriormente, los nuevos adelantos tecnológicos que fueron surgiendo, hicieron propicio y dieron ventajas al desarrollo de pueblos en otro contexto geográfico, en este caso, el paso del ambiente dominado por un río a aquel dominado por el mar.
          Me refiero obviamente al mar mediterráneo.
          De nuevo, los pueblos que el azar los dotó de ciertas condiciones culturales con sus respectivos hábitos y costumbres, aprovecharon el nuevo contexto y finalmente fueron las nuevas “perlas” del camino hacia la civilización y progreso.
          Me refiero obviamente a la cultura y maravilloso pueblo griego (ahora, pasado su tiempo óptimo en el desarrollo de nuestra historia, se bate en el subdesarrollo y la corrupción típica de los pueblos atrasados).
          Más tarde, vino la época de las oportunidades continentales con Roma y China como grandes exponentes de estos tiempos (China pasó por todos estas etapas con las ventajas que proporcionaba el contexto geográfico hasta que abondono la oportunidad de internarse en el ámbito oceánico, mientras tanto siempre estuvieron a la altura de los mejores exponentes del desarrollo y el progreso).
          Hasta que por los nuevos desarrollos tecnológicos que fueron surgiendo, les tocó su oportunidad a los pueblos que podían aprovechar el océano Atlántico para desenvolverse y avanzar hacia nuevos horizontes.
          Sin dudas, el azar le dió su oportunidad a los anglosajones, más tarde acompañados por sus vecinos mediante el típico mecanismo de imitación cultural y bueno, en esa etapa estamos.
          Cómo podrá observar, no creo que sea una cuestión de diferencias entre los homo sapiens lo que decide el progreso de la humanidad, sino el azar, la geografía, las costumbres más un largo etcétera que escapa absolutamente a nuestro control.
          De todas maneras, también creo que desconocemos demasiadas cosas como para estar en condiciones de aseverar nada e insisto, ante la ignorancia nada mejor que la prudencia.
          Recuerde que cada vez que alguien tuvo la osadía de convencer a los demás de la existencia de una verdad inobjetable, surgieron los Hitler o los stalinistas.
          Cordial saludo.

          • Julian Perez 27 March 2017 at 8:09 am Permalink

            No sé. Ambos enfoques, el racial y el cultural, son un poco deterministas para mi gusto. Hasta los astrólogos suelen decir que ¨las estrellas inclinan, pero no obligan¨. Quizás yo sea un poco ingenuo o pasado de moda pero sigo creyendo en el libre albedrío. Pienso que Dios nos hizo a su imagen y semejanza, es decir, libres, y que nuestro destino no depende de nuestra raza ni de nuestras circunstancias culturales sino de nuestras decisiones. Como dijo Steinbeck in ¨East of Eden¨ la correcta traducción del ¨timshell¨ del Génesis es ¨tú puedes¨. Lo siento, pero no soy marxista. No creo que la conciencia dependa del ser social sino todo lo contrario.

          • Julian Perez 27 March 2017 at 8:28 am Permalink

            Amigo Ramiro:

            Yo completaría la frase con ¨los Hitler o los stalinistas, valga la redundancia¨. Al igual que Cuba y Puerto Rico, son ¨de un pájaro las dos alas¨ 🙂

            Siempre disfruto sus escritos. (Y de todos los que argumenten sus puntos de vista, como Johnny Reday, aunque yo no esté de acuerdo con ellos, sin descender a los insultos y a las descalificaciones)

  13. Humberto 21 March 2017 at 1:53 pm Permalink

    http://humbertomondejargonzalez.blogspot.com/2017/03/396-los-trump-vs-la-cenicienta.html
    396-Los Trump vs la cenicienta emigrante Melania. Diganle que me llame, que yo la voy ha hacer una primera dama de verdad, frente a tanto tarado arrogante.


Leave a Reply