28 May 2016 ~ 21 Comentarios

Aplastad la hidra de la contrarrevolución con el terror masivo

por Carlos Alberto Montaner

albert-iglesiasLa sacudida se sintió en ambas orillas del Atlántico. La visita de Albert Rivera a Venezuela ha tenido una notable repercusión en España. El líder español que preside Ciudadanos, un partido liberal con fuerte representación parlamentaria, fue con el objeto de respaldar a los demócratas de la oposición, especialmente a Leopoldo López y a Antonio Ledezma.

Al dirigente comunista de Podemos, Pablo Iglesias, señalado como el hombre del chavismo y de los iraníes en España, vinculación que él niega con más vehemencia que éxito, le preguntaron por el preso político venezolano Leopoldo López y respondió una notable falsedad.

Dijo que estaba en contra de que cualquier persona fuera encarcelada por las ideas que sustentaba. Y enseguida agregó que, si Leopoldo López estaba en la cárcel por tratar de derrocar al gobierno –dando por sentado que ése era el caso-, no lo apresaron por sus ideas, sino por sus acciones.

Un buen comunista, como Pablo Iglesias, formado en la ideología marxista-leninista, y creyente en el materialismo histórico, necesariamente suscribe la tesis de que las ideas, como las instituciones, pertenecen a una superestructura que depende de las condiciones económicas de la sociedad y, en primer lugar, de las relaciones de propiedad preexistentes.

Leopoldo López, pues, joven de familia pudiente, descendiente de Simón Bolívar (también un criollo muy rico al que Marx denostó en The New American Encyclopedia, 1858), adscrito por herencia a la odiada oligarquía, formado en las universidades yanquis, inevitablemente sostenía las ideas propias de su clase enemiga.

Era, por lo tanto, legítimo extirparlo de la faz de la tierra y encarcelarlo, incluso matarlo, como postulaba Lenin, y como ordenó llevar a cabo sin ningún tipo de miramientos. (Izvestia clamaba en 1918: “Aplastad la hidra de la contrarrevolución con el terror masivo. Cualquiera que se atreva a difundir el rumor más leve contra el régimen soviético será detenido de inmediato y enviado a un campo de concentración”).

Así ha sido siempre. Las matanzas y los gulags de Lenin, Stalin, Pol Pot, Mao, Fidel Castro o de Kim Il Sung y su extraña familia –por sólo citar algunos de esos conspicuos asesinos que dejaron 100 millones de muertos a lo largo del siglo XX y muchos más prisioneros políticos–, no ocurrieron por obra y gracia de un grupo de psicópatas, sino porque esos “revolucionarios” eran marxistas-leninistas convencidos de la verdad profunda de las teorías del alemán y de su discípulo ruso.

Todos ellos se sentían bondadosos agentes de un cambio que algún día le traería la felicidad definitiva a la Humanidad (así, con una mayúscula delirante), y si en el trayecto tenían que matar o encarcelar a una multitud de personas, muchas de ellas inocentes de todo delito, salvo el de pertenecer a la clase culpable, era por el bien de la especie y en procura de un fulgurante y definitivo destino: el paraíso comunista que nos esperaba al final de la historia.

Seamos serios: ni el señor Pablo Iglesias ni su compañero de coalición Alberto Garzón creen en las libertades individuales o en las virtudes de la democracia liberal. Están en el parlamento porque les está vedado el camino de la revuelta armada.

Si por Iglesias fuera, decapitaría al rey Felipe VI y a la reina Letizia, lo que se deduce de su oda a la guillotina, como puede comprobarse en YouTube (https://www.youtube.com/watch?v=wfMo04zWbKo). Las elecciones, lo mismo que les sucede a sus hermanos chavistas, son la mayor cantidad de revolución que les permite esta compleja era antiheroica, “perrofláutica” y postsoviética.

Lo triste es que, según las encuestas, unos seis millones de españoles van a votar por la coalición Unidos Podemos, acaso sobrepasando a los electores del PSOE, y sólo una pequeña fracción –tal vez el 20%– son realmente comunistas. El 80 restante son personas inconformes con la falta de oportunidades y con los escándalos de corrupción, que creen formar parte de una izquierda democrática que desea proteger el Estado de Bienestar que, sospechan, está en peligro.

Es lamentable que estos españoles inconscientes, víctimas de una variante del espejismo ideológico, no miren con detenimiento lo que sucedió en la patria, precisamente, de Leopoldo López y de Antonio Ledezma que acaba de recibir a Albert Rivera.

En Venezuela, Hugo Chávez se disfrazó de demócrata, sedujo a los electores y utilizó las urnas para meter de contrabando un régimen procomunista que ha destrozado al país. Lo mismo que se propone hacer Unidos Podemos en España.

21 Responses to “Aplastad la hidra de la contrarrevolución con el terror masivo”

  1. Luis Moreno 29 May 2016 at 2:46 am Permalink

    Nadie escarmienta por cabeza ajena, dice el viejo refrán. Los venezolanos, sabihondos y muy arrogantes, no oyeron a los cubanos que les decían a diario que si Chávez era amigo íntimo de los Castros y admirador de la revolución cubana, el régimen que implantaría sería una repetición del que se había implantado en Cuba y que por lo tanto sucederían las mismas cosas que habían sucedido en Cuba. Pero nadie escuchaba y ya vemos lo que ha pasado, que por supuesto será mucho peor de lo que ya es hoy. Los únicos que se libraron del comunismo fueron los chilenos, gracias a que decidieron no escapar y se quedaron y enfrentaron a Allende hasta que intervino el ejército con el glorioso general Pinochet al frente. De haber continuado el gobierno comunista de Allende hubiesen habido 100 veces más muertes que las que provocó la intervención de Pinochet. Ya los venezolanos están dando muestras de envilecimiento y resignación. La oposición está dividida y dirigida por “líderes” pusilánimes, cada uno con sus muy personales agendas, intereses y ambiciones. No hay ningún Pinochet a la vista y el ejército está corrompido por el narcotráfico, las prebendas y su falta consuetudinaria de patriotismo y profesionalidad (todo lo contrario del ejército chileno que es el más recio, disciplinado, patriótico y profesional de Latinoamérica) El ejército venezolano es simplemente un chiste de mal gusto. Se pondrá aún peor la crisis y no veo posibilidades de que los venezolanos salgan de ella mientras sigan escapando cómo ratas al grito de “sálvese el que pueda”. Wait and see.

    • Carlos Berro Madero 31 May 2016 at 5:51 pm Permalink

      Muy buen análisis. Lo comparto plenamente.

  2. Sam Ramos 29 May 2016 at 8:16 am Permalink

    Yo sigo repitiendo que hay que tener ojo con la MUD. El otro dia lei que algunos de ellos e habian reunido secretamente con el Podrido traicionando el esfuerzo que esta haciendo Logrono para que la OEA le aplique la Carta Democratica y lo saquen del puesto.

  3. Sam Ramos 29 May 2016 at 8:18 am Permalink

    LUIS VENTOSO

    Responsabilidad Luis Ventoso

    Igual esas cosas que le pasan a Cataluña algo tienen que ver con los que allí viven

    3 CompartirCompartido 15 veces
    Sobre Cataluña.
    – 29/05/2016

    Guardado en: Opinión

    El periodista Puigdemont, de 53 años, presidente de Cataluña y máxima autoridad del Estado allí, ofreció ayer uno de esos desayunos que amenizan los grandes hoteles madrileños. Como es habitual en él, fue un discurso abiertamente golpista, pues anunció su intención de violentar la ley y proclamar en un año la república catalana. Aunque la tonada ya es cansina, no pude evitar cierto disgusto al volver a oírla, porque no quiero que rompan mi país y porque me da grima el provincianismo xenófobo y bastante miedo sus consecuencias (cuando empezó lo de Yugoslavia tampoco iba a pasar nada…).

    Pero luego me quedé pensando. Si en Cataluña gobierna una coalición separatista, sustentada además por un grupo antisistema que simpatiza con el magma etarra, quien ha decidido eso no ha sido el coreano Ban Ki-moon, ni Merkel, ni los votantes de Chamberí o Lugo…

    Si Cataluña sufre la peor calificación de una comunidad española en la historia de Moody’s, por detrás de Nigeria y Bangladesh, pese a ser la región más primada por el Estado español (soy gallego y no recuerdo que hayamos tenido aranceles proteccionistas desde el XIX, ni planta de Seat a dedo, ni Juegos Olímpicos, ni las primeras autopistas, ni AVE, ¡todavía!), pues me imagino que algo tendrá que ver tan pésima nota con cómo han gestionado los gobiernos catalanes, porque comunidades más pobres aprueban, y alguna con nota (el gran Puigdemont ya ha aclarado que «somos poquísimo responsables de eso»).

    Si en Barcelona gobierna una alcaldesa que procede del submundo antisistema y cuya primera decisión ha sido agredir a la industria medular de su maravillosa ciudad, el turismo; si padecen bochornosos altercados okupas, la responsabilidad de haber elegido a Colau no creo que sea de los de Santander.

    Si el Barça, al que adoré en mi niñez y que era queridísimo por toda España, se ha convertido en un ariete de rechazo al resto de los españoles, no parece que la culpa sea de Florentino.

    Si Cataluña, que era para toda España un ejemplo, lo más próximo al ideal europeo, nuestra meca artística –el lugar palpitante que eligieron para vivir los jóvenes García Márquez y Vargas Llosa–, se ha ido plegando sobre su ombligo y perdiendo tirón empresarial y prestigio cultural, no creo que se deba a una conjura masónica del Ibex, ni que los del cine y la música prefieran hacer sus presentaciones en Madrid por el aire seco de la Meseta.

    Si en Cataluña gobernó durante ¡23 años! un pícaro que evadía impuestos en Andorra y montó una trama con sus hijos para saquear el dinero de los catalanes, no eran los andaluces quienes lo votaban.

    Si en Cataluña los ciudadanos sufren desde la Administración una implacable ofensiva de propaganda separatista, sufragada con el dinero que falta en las arcas de la comunidad para, por ejemplo, pagar a las farmacias, no son los madrileños quienes admiten y toleran tan aberrante lavado de cerebro.

    Lo que sí creo es que la mayoría de los catalanes no apoyan semejantes disparates. Pero es su responsabilidad decirlo muchísimo más claro. Porque igual resulta que esas cosas que le pasan a Cataluña algo tienen que ver con quienes allí viven.

  4. Juan Carlos Rizo Tamarit 29 May 2016 at 9:01 am Permalink

    El asunto tiene muchas aristas, que a su vez se pueden subdividir y lo peor algunas de ellas no pasan de opiniones con las que legìtimamente se puede o no estar de acuerdo. Sin embargo, en general, en lo que se refiere al artìculo, en esencia, hay una fundamentaciòn lògica. Pero discrepo con la sugerida idea de Luìs, de que Amèrica Latina requiere de Pinochè y acciones similares a la suya para solucionar sus problemas. La violencia y las dictaduras, son malas tanto izquierda como de derecha.

  5. antfreire 29 May 2016 at 4:53 pm Permalink

    America Latina no requiere o no deberia de requerir a un Pinochet para solucionar sus problemas. Si no fuera porque cuando los NeoComunistas se aferran al poder no dejan otra opcion.

  6. Carlos Ochoa 30 May 2016 at 7:28 pm Permalink

    Cuando vas a hablar del presidente Macri y sus politicas de empobrecimiento? Lo leeria con muchas ganas

    • Sam Ramos 31 May 2016 at 10:15 am Permalink

      Para Carlos Ochoa. Esto se publica hoy 31 de Mayo en El Pais de España. Haber si le complazco las ganas de documentarse sobre lo que Ud llama politicas de empobrecimiento de Macri. Yo creo que si, que lo que empobrecera es a los corruptos como los Kirchners y la comparsa de sus simpatizantes.

      La inflación en Argentina va camino de estar bajo control

      ALFONSO PRAT-GAY I Ministro de Hacienda de Argentina
      “Los evasores fiscales saben que a partir de enero los saldremos a buscar”

      El ejecutor de los cambios económicos de Mauricio Macri defiende que el Gobierno ha mantenido e incluso aumentado los beneficios sociales vigentes desde el anterior mandato

      Alfonso Prat-Gay (Buenos Aires, 1965) es el artífice y ejecutor de los cambios en materia de política económica que el Gobierno del presidente Mauricio Macri puso en marcha en Argentina tan pronto como asumió el poder en diciembre pasado. Levantó las restricciones al tipo de cambio, negoció el acuerdo con los acreedores externos y subió las tarifas de muchos servicios públicos y productos como la gasolina.

      Todo esto fue recibido por los analistas internacionales como parte de un primer paso hacia una especie de normalización de la economía, en declive tras el fin de auge de las materias primas y con serios problemas de inflación y déficit tras 12 años de kirchnerismo. Prat-Gay, que entre 2002 y 2004 presidió el Banco Central —durante las presidencias de Eduardo Duhalde y parte de la de Néstor Kirchner— y se marchó por las diferencias en el rumbo de la economía y la gestión de la deuda, defiende que, a pesar de la necesidad de un ajuste, el Gobierno ha mantenido e incluso aumentado los beneficios sociales vigentes desde el anterior mandato.

      “Hemos subido las pensiones, las asignaciones por hijo y la cobertura del desempleo. La segunda etapa es un plan de formación laboral para integrar a más personas al sistema de la economía formal. Pero esto lleva tiempo y llevamos menos de seis meses en el poder. Cuando me recuerdan que en Argentina hay más de un 30% de personas que viven por debajo del umbral de la pobreza me parece bien, así todo el mundo conoce la situación que hemos heredado”. Da la sensación de que Macri se ha tomado en serio eso que decía Maquiavelo de que el “que es elegido príncipe con el favor popular debe conservar al pueblo como amigo” y hasta ahora ha hecho ajustes pero también grandes desembolsos de dinero público para intentar mantener la paz social.

      El ministro vino a Europa porque el Gobierno de Macri apuesta mucho por la atracción de inversiones como un pilar del crecimiento y el posterior equilibrio fiscal. “Esperamos el apoyo e inversión de las empresas españolas sobre todo en los sectores turístico, energético y de infraestructuras”, enfatizó.

      Pero, sobre todo, a lo que vino Prat-Gay fue a desmarcar al país del kirchnerismo. A primera hora de ayer, en un foro abierto, empezó pidiendo disculpas “por los abusos sufridos por los capitales en los últimos años” por la gestión del anterior Gobierno. También se refirió a uno de los temas que más inquietud genera en los inversores: la ley que dificulta los despidos y que el presidente ha vetado. “La ley antidespidos es un cepo laboral que impide la contratación. Sin embargo, este es un Gobierno que no tiene miedo a que se pierdan algunos puestos de trabajo si ello conlleva que se generen otros”, aseveró.

      Ahora todos, dentro y fuera de Argentina, tienen la vista puesta en el segundo semestre del año, en el que el Gobierno espera que comience a verse algún progreso. De momento, hay algún indicio positivo, crecen las ventas de automóviles, se mueve el mercado inmobiliario, y la gente va más al cine; todos avances que no son para tirar cohetes porque son actividades que reaccionan rápido a los impulsos económicos. “Lo que esperamos es que estas señales se extiendan a otros sectores y se consoliden. Las exportaciones agrícolas, por ejemplo, también se están recuperando”, explica Prat-Gay ya en privado. “Además, ahora que ya hemos pasado el tema de la negociación con los acreedores externos podemos destinar recursos a la obra pública, a apoyar a la pequeña y media empresa y a otras medidas de impulso que, con todas las cautelas, nos hacen pensar que la economía mostrará más signos positivos en la segunda mitad del año”.

      Lo mismo sucede con la inflación. Prat-Gay calcula que las presiones inflacionistas irán disminuyendo en el segundo semestre. Aunque la previsión para 2016 siga siendo del 25%, el Gobierno mantiene su proyección de que baje al 17% el año próximo, al 12% el siguiente y al 5% en 2019. “Entiendo que decirle ahora a un argentino que va al supermercado que la inflación va camino de estar bajo control parece una tomadura de pelo, pero créame que es así, realmente esperamos que los precios vayan enfriándose en la segunda mitad del año. Al mismo tiempo, estamos haciendo todos los esfuerzos para que los argentinos sientan lo menos posible las presiones inflacionistas. Hay que comprender que estamos intentando poner orden a la economía porque si no, nos transformábamos en Venezuela”.

      Amnistía fiscal

      En el afán por conseguir recursos para afrontar los gastos y las inversiones sin agudizar el déficit público, el Gobierno lanzó una amnistía fiscal. La medida incluye al propio presidente, miembro de una acaudalada familia industrial, que aprovechará para repatriar capitales desde el paraíso fiscal de Bahamas.

      La familia Macri, además, fue una de las salpicadas por el escándalo de los papeles de Panamá. “Si recuperamos cualquier cifra arriba a 20.000 millones de dólares nos pondremos contentos. Lo que es seguro es una cosa: los evasores fiscales saben que a partir de enero los saldremos a buscar. Tendremos los instrumentos que nunca antes ha tenido el fisco argentino para hacerlo, que es un sistema de intercambio de información. Hemos firmado acuerdos con 47 países para intercambiar datos fiscales. Así que hasta enero los ciudadanos tendrán la posibilidad de actuar antes de ser descubiertos”.

      Acuerdos con las provincias

      Tanto para que la lucha contra el fraude fiscal, los planes de inversión y casi cualquier plan funcione, el presidente Mauricio Macri y el ministro Prat-Gay saben que necesitan un acercamiento con las provincias, muchas de ellas gobernadas por la oposición y todas bastante descontentas con el sistema de financiación.

      Los vínculos entre el poder central y las regiones vienen deteriorándose desde hace mucho tiempo y durante la etapa kirchnerista se convirtieron en una relación clientelar en la que el Estado daba fondos a los afines y ninguneaba a los demás. “Avanzamos en un acuerdo con las provincias en las que les devolveremos en cuatro años lo que el Anses [la caja de la seguridad social] se fue quedando. Al mismo tiempo, ellas irán regularizando la deuda con el Gobierno central, que equivale a tres puntos del PIB, unos 180.000 millones de pesos [casi 13.000 millones de dólares]. Es decir, que a medida que devolvemos, vamos recuperando parte de la deuda. Más adelante sí que habrá que discutir un nuevo sistema de coparticipación federal porque la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, tiene el 40% de la población del país y recibe solo el 20% de esos fondos”, señala el titular de Hacienda argentino

  7. menendag05 30 May 2016 at 8:56 pm Permalink

    Mayo del 2016. Sobre un artículo de CAM: Aplastad la hidra de la contrarrevolución con el terror masivo
    Pienso que Montaner necesitaría volver a vivir un tiempo en España. Sus apreciaciones reflejan, además de su actual filiación política claramente definida en la derecha más radical y reaccionaria una tendencia a defender idearios y posturas cuya definición no se ajusta a la realidad. Cuando se define a Ciudadanos, partiendo del derecho que le concede la democracia, debe dejarse claro que representa a la derecha, quizá no tan excluyente, corrupta y retrograda como la del PP, pero derecha al fin . Creo que su viaje a Venezuela, responde además a la estrategia de su campaña política más que a un interés romántico de interactuar en un proceso en el que poco puede aportar.
    El Chavismo de los dirigentes de Podemos, también apesta. Rechazadas en cuatro ocasiones las acusaciones de ABC y sus acólitos en los tribunales parece algo ridícula la insistencia en las imputaciones. Quizá, si paralelamente a estas sospechas, desprovistas de comprobación, se mencionaran, al menos como compensación, las acusaciones, indudablemente revestidas de suficientes elementos probatorios contra numerosos componentes de la élite del PP, que durante años vienen esperando una confirmación y sentencia judicial, su argumentación podía tener la cobertura, de la imparcialidad y la objetividad periodística. En ausencia del reconocimiento paralelo del enorme deterioro moral y político de esa organización, sus argumentos impresionan como burdamente parciales.

    Entre los “buenos comunistas”, – en épocas no tan lejanas existieron algunos- , resultaba lógico que sus errores de apreciación coexistieran en una coyuntura geopolítica en la cual ambos pensamientos contrapuestos dirimían la supremacía universal sostenidos por una base material y una estructura económica, militar y política nucleadas en vastos territorios.
    La implacable y definitoria realidad que impusieron la caída del muro de Berlín y el desastre de la URSS han dejado atrás las ensoñaciones relacionadas con la verdadera psicología del homo sapiens. Realmente sería subestimar la inteligencia, la cultura y la experiencia acumulada de una generación, que tras estos eventos históricos, considerara como argumento fundamental reincorporar estos protocolos fracasados a cualquier estrategia política contemporánea.

    CAM: Seamos serios: ni el señor Pablo Iglesias ni su compañero de coalición Alberto Garzón (Izquierda Unida) creen en las libertades individuales o en las virtudes de la democracia liberal. Están en el parlamento porque les está vedado el camino de la revuelta armada.

    Aseveraciones como las expresadas por este curtido periodista y escritor (CAM),sobre un nuevo liderazgo, autóctono, joven, culto y progresista, evidentemente con una preparación cultural y técnica superior a la de una buena parte de los políticos tradicionales y mucho más cercanos, por su origen y procedencia de las realidades contemporáneas de la sociedad española, no solo me parece desproporcionado, vulgar e injusto, sino que además erosiona mi confianza en el futuro de la humanidad y en la credibilidad de las ideas que matizadas por la pasión pretenden convencer sin considerar en absoluto la realidad objetiva que nos impone la contemporaneidad .
    Pericles

    • Luis acosta 31 May 2016 at 7:27 am Permalink

      Siento decirle que estoy totalmente de acuerdo con lo planteado por el sr montaner y si usted se dedicara a corroborar lo que ha dicho le diera la razon es una realidad que hoy ya no funciona la guerra como colifon para obtener el poder por la fuerza los comunista como bien dice el ahora se visten de democrata para ganar las elecciones y despues sucede lo mismo que hacian los antepazados comunistas que llegaban al poder por la fuerza destruyen el aparato productivo de los paises encarcelan y matan a cuantos se les oponen corompen las fuerzas armadas de sus paises y encima empiezan a desarrollar el negocio del narcotrafico de forma brutal es decir son un conjuntos de chulos que cambian la costitucion aprueban la reeleccion indefinida y arruinan paises tan ricos en recursos como venezuela ejemplo vivo de su forma de actuar no existe en la historia de la humanidad hasta hoy un solo ejemplo de un pais comunista prospero ni uno solo entonces se puede afirmar que ese sistema es un fracaso total y es mas lo dejo a su ingenio revatir lo que le expongo dejemos la demagogia y seamos reales

      • menendag05 31 May 2016 at 8:41 pm Permalink

        Con todo respeto:
        Si mejorara Ud. un poco su ortografía y redacción, quizá me sentiría estimulado a entablar un diálogo. Con la actual, en realidad, no creo me convenza de nada .
        Pericles

        • Ana 3 June 2016 at 10:54 pm Permalink

          Pericles, me parece muy acertado su razonamiento y sin duda el criterio de CAM toma partido con toda la pasión que siempre muestra. Sin embargo, no confío en los comunistas o en cualquiera de sus tendencias, sobre todo porque en tiempos de elecciones, ellos suelen vestirse de ovejas y emplean frases y discursos moderados con tal de “engañar” a la mayoría en mostrarse abiertamente marxistas. Fidel es un ejemplo vivo de ello y el fallecido Chávez también. Es verdad que las “democracias” actuales no han resuelto muchos problemas importantes y que son un bulto de políticos en donde se utiliza el poder para el reparto de prebendas y todo tipo de corruptelas, en la mayoría de los casos….pero el socialismo (según yo que lo viví) no resuelve ninguno de esos problemas, al contrario, los profundiza e inventa otros. No siempre son muy claros los comunistas cuando aspiran al poder. Desde su misma filosofía que es dogma difuso y extraño, ellos casi nunca dejan muy en claro, antes de llegar al poder, of course, sus verdaderas intenciones. Y lo peor es que los pueblos siempre platean: “esto no es Cuba ni Corea”. Es verdad, pero lo que no saben es que se puede convertir en cualquiera de ellos dos, lamentablemente.
          Y sí, CAM toma partido, sin duda, y es verdad que no es muy tajante con la corruptela del PP y su camarilla, sin embargo, creo que le teme más a los comunistas, quizás por su propia historia personal. La verdad es que yo también.
          Saludos.

  8. Lise 31 May 2016 at 3:30 am Permalink

    No creo q sea solo por desesperación y falta de oportunidades que + de 6 millones votarán PODEMOS. Existe en España una persistente y perniciosa inclinación por una suerte de radicalismo anarquizante q remonta a tiempos muy lejanos. Además los votos separatistas-anti españolistas harán el grueso de estos votantes. De ahí la particular historia española y sus fuerzas políticas muy disímil del resto de Europa. Salir de tal atraso político e intelectual para volver al pasado 75 años después. Qué destino de país!!!

  9. Sam Ramos 31 May 2016 at 8:45 am Permalink

    Anoche viendo un reportaje en el canal español Antena3 sobre la situacion en Venezuela me llamo la atencion de que ninguno de los desencantados dentro del pais ni ninguno de los emigrados a España, cuando hablaban de lo mala que estaba la situacion economica y de seguridad en que ha caido ese rico pais, reconocian ni se lamentaban de haber cometido la estupidez tan grande de haber votado por el tramposo Chavez. Ponian muchas caras de lastima los que llegaban cargados de maletas al aeropuerto de Madrid y se lamentaban de haber dejado atras sin poder hacerlas efectivo las propiedades que dejaban detras. Cuanta diferencia con relacion a los Cubanos que tuvieron que salir de su patria con solo lo que tenian puesto!!! Ellos fueron advertidos innumerables veces sobre lo que les iba a pasar y con mucha arrogancia decian que Venezuela no era Cuba y miran como ahora hasta estan peores que la Isla Esclava.
    En España con ese virus rojo inpregnado en tantos individuos, unido a la envidia al que triunfa que se refleja hasta en la prensa rosa y deportiva, es tan destructivo que los llevara al abismo de caer estupidamente en las manos de individuos tan tramposos como el de la coleta y al estupido Sanches del PSOE porque, abramos los ojos, los perdedores y parasitos son siempre mayoria en cualquier sociedad.
    El desmembramiento del pais sera cosa de poco tiempo. El mal ejemplo de Grecia se repetira en España y todo su alarde de ser un pais del Primer Mundo se ira a bolina.

    • Hector L Ordonez 5 June 2016 at 8:34 am Permalink

      SAN RAMOS LO QUE LLEVO A GRECIA A SU CRISIS ENLA QUE VIVE FUE PRECISAMENTE LA POLITICA NEOLIBERAL QUE TU DEFIENDES,O NO LO SABIAS? POR REVIZA LA HISTORIA Y NO PRESUMAS MAS DE TU IGNORANCIA QUE SIGUES DANDO NAUSEAS!
      SE DESPIDE DE USTED,UN SERVIDOR.
      HECTOR L ORDONEZ.

  10. Sam Ramos 31 May 2016 at 8:56 am Permalink

    Con el discurso que Gloria Álvarez pronunció en noviembre de 2014, la politóloga guatemalteca consiguió más de un millón de visualizaciones en internet y la atención de los medios de comunicación españoles. En apenas 15 minutos, Álvarez desmontó los argumentos del populismo comunista. Fue seis meses después de las elecciones europeas en las que Podemos entró en las instituciones por primera vez, con cinco eurodiputados.

    En su intervención en el Parlamento Iberoamericano de la Juventud, celebrado en Zaragoza, la ahora presentadora de un programa de radio y de televisión, advirtió de los «salvadores» que utilizan «la desesperación de la población para ofrecerle una solución rápida a sus problemas y, en lugar de invitar a la reconciliación, aviva la lucha de clases».

    Los populistas, que tanto éxito han tenido en América Latina, juegan «con la necesidad de los pueblos para imponer una dictadura, anulando la dignidad de las personas, porque es una postergación de la pobreza, de la ignorancia y de mantener a los pueblos sometidos bajo la ilusión de que solo los bienes materiales son los que importan a la hora de votar». Este es el discurso completo que pronunció Álvarez:

    «Queridos amigos y compañeros latinoamericanos:

    Creo que los retos que se nos vienen en este primer Parlamento Iberoamericano son bastante grandes y la propuesta que yo quiero hacer es, retomando la cátedra que nos acaba de dar el Doctor Florentino, es que desmantelemos el populismo a través de la tecnología.

    Y les voy a explicar por qué.

    Ya el debate de izquierdas y derechas, de hecho, es más utilizado por los populistas que por las personas que estamos tratando de rescatar las instituciones.

    El populismo (platicando con las personas que hemos platicado y compartiendo lo que hemos compartido) de lo primero que se encarga es de desmantelar instituciones poco a poco; de reescribir constituciones, para poderlas acomodar a los antojos de los diferentes líderes corruptos que tenemos en Latinoamérica.

    El populismo, sin embargo, no ha llegado ahí por pura casualidad, y también es parte nuestra no solo denunciar las atrocidades que el populismo comete contra nuestras instituciones sino también reconocer el pésimo trabajo de los sistemas gubernamentales, que precedieron y que llevaron a la absoluta crisis a las personas y a las poblaciones que en desesperación recurrieron a estos líderes, a veces por vías democráticas, y que, por lo mismo, justifican su permanencia en el poder.

    Por eso mismo creo que la batalla entre izquierdas y derechas las personas que estamos en contra del populismo debemos hablar del populismo versus república. Porque es la república la que realmente garantiza la institucionalidad del Estado.

    Desde los tiempos ancestrales de los griegos, filósofos como Sócrates y Aristóteles, vieron los defectos de la democracia.

    ¿Y por qué los vieron? Porque hay tres derechos fundamentales inalienables a cada uno de nosotros. Nuestra vida, a través de la cual podemos ejercer nuestros proyectos; nuestra libertad, a través de la cual nos podemos expresar, podemos comerciar, podemos trabajar, podemos movilizarnos, acogernos a la creencia que sea de nuestra preferencia y poder expresar así nuestros sistemas políticos y lo que buscamos de un gobierno; y por último, nuestra propiedad privada. Y nuestra propiedad empieza por nuestro cuerpo, por nuestra integridad física. Nuestra propiedad es el cúmulo de todas las cosas desde el día que nacemos hasta el día que morimos que nosotros podemos logar.

    Estos derechos, sin embargo, pueden existir en cada uno de nosotros sin impedir esos mismos derechos en alguien más.

    Ahora, ¿qué pasa con otros derechos? Como por ejemplo: derecho a la salud, a la educación, a la vestimenta y a una serie de derechos que han sido exigidos por poblaciones en cada uno de nuestros países y que no han sido atendidos.

    El problema con esos derechos, y que los griegos lo reconocieron desde entonces, es que necesitan una renuncia previa del derecho de propiedad de alguien más para poder ser otorgados, y ahí es donde nuestros gobiernos han fallado.

    Porque si bien hablamos de que todas las poblaciones tienen derecho a estas cosas, nunca queda estipulado quién debe renunciar a ciertos derechos para otorgar esos otros. Y de ese malestar es que nuestras poblaciones han decidido recurrir a los regímenes totalitarios y populistas que hoy vemos.

    Independientemente de nuestras ideologías políticas, seamos liberales o seamos socialdemócratas, debemos reconocer que ese es un debate que la región debe tomar. Si vamos a dar derechos, de dónde los vamos a sacar y con qué recursos se van a pagar.

    Porque, si eso no queda establecido, nuestras poblaciones van a seguir interminablemente viendo en estos líderes la respuesta y la solución.

    Me gustaría retomar lo que dijo el señor Florentino acerca de su definición de populismo, cuando el dijo que es el atajo por el cual jugamos con las pasiones, ilusiones e ideales de la gente para prometer lo que es imposible, aprovechándose de la miseria de la gente, dejando fuera, absolutamente, toda la razón y la lógica en la toma de decisiones; juega con la necesidad para sencillamente imponer una dictadura; juega con la necesidad de nuestros pueblos.

    Y eso fue algo que los griegos previeron desde que dijeron: hay tres tipos de gobierno. O te gobierna uno, que se llama monarquía y que puede degenerar en dictadura; o te gobierna un grupo que se llama aristocracia y que se degenera en una oligarquía, y eso lo conocemos nosotros en Latinoamérica, porque nuestras aristocracias y nuestras élites se degeneraron en oligarquías. O tenés una democracia donde todos gobiernan, que se degenera en una demagogia que es algo que nosotros también conocemos.

    Cuando los griegos vieron estas tres formas de gobierno, se dieron cuenta que la república era la respuesta, porque la república daba estas tres institucionalidades. El monarca en la forma del presidente, la aristocracia en la forma de un parlamento y la democracia como el vehículo y la vía de comunicación.

    Es por eso que la república anula los vicios de una de las tres formas de gobierno para agrupar los tres y formar la institucionalidad que el populismo hoy está destruyendo.

    Por eso el llamado que yo quiero proponerles es que desmantelenos el populismo a través de la tecnología.

    ¿Y porqué a través de la tecnología? Porque hoy mismo hablamos de que los cambios que están surgiendo en nuestros países y que están surgiendo con la tecnología no van acompañados de la educación necesaria.

    ¿Y qué pasa si yo empiezo a recibir nuevos insumos, nuevas formas tecnológicas de comunicarme con el mundo pero al mismo tiempo no me educo, no tengo prioridades claras?

    Y por eso en nuestros Parlamentos ya no se intercambian ideas; ya la razón y la lógica han perdido la importancia que deberían de tener; ya no hay un respeto por el argumento, por dejar afuera las falacias. Y nuestros líderes populistas anulan toda la razón y toda la lógica de su argumento levantando pasiones.

    Y nosotros también tenemos que levantar una pasión; una pasión por la educación; una pasión por el intercambio de ideas; una pasión por el conocimiento, por querer ser personas e individuos empoderados.

    Porque la otra cosa que hace el populismo es que les anula la dignidad a las personas. Hace sentir que la persona no es capaz ni digna de gobernar su propia vida y que necesita de un líder que le maneje absolutamente todo para poder salir adelante.

    La definición de Florentino también va acotada a algo que en el movimiento nosotros decimos:

    El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica; porque lo que busca es esa multiplicación de miseria para seguir recibiendo un voto a través de cualquier objeto material que en ese momento la gente necesita.

    ¿Cuál es el reto? ¿Cómo hacemos que una población cuya Pirámide de Maslow está en lo más bajo vea en la República la respuesta institucional que necesitan las futuras generaciones para no seguir con esos ciclos de pobreza?

    La admiración que hay en países como el mío por el régimen cubano o por el régimen venezolano es absurda. Esa admiración no va guiada por esa razón y ese conocimiento. Muy pocos son los guatemaltecos que por ejemplo reconocen que en Cuba un ingeniero civil prefiere trabajar de taxista. Muy pocos son los guatemaltecos, los centroamericanos, los latinoamericanos en general, que ven en el régimen chavista las atrocidades y las violaciones a los derechos que se están cometiendo, porque todo lo que pueden ver es allá hay educación gratis, allá hay salud gratis.

    ¡Nada es gratis! Todo viene pagado de algo, y cuando no hay institucionalidad es cuando empieza la corrupción, y cuando empieza entonces todo un sistema que va degenerando esas virtudes.

    En el caso de Guatemala tenemos elecciones el próximo año y desgraciadamente las tres personas que probablemente van a llegar a la presidencia, los tres candidatos que mejor se perfilan van por la vía populista, sean de izquierda o sean de derecha. Porque otra cosa que tenemos que reconocer es que el populismo se ha impregnado en todas las ideologías.

    El mecanismo que los populistas usan es seguir con ese discurso: “Tú estás mal porque alguien está bien”. Y nosotros lo que tenemos que rescatar es que todos podemos estar bien; que el hecho de que una persona acumule riqueza no le impide a otra acumularla. Pero para eso se necesitan instituciones, se necesita seguridad jurídica, se necesita un estado de derecho, y sobre todo rescatar en nuestros parlamentos el respeto y la admiración por el debate de ideas con argumento razón y lógica.

    Pero una población que no tiene educación no va a exigir de sus políticos un debate con lógica y con razón y con argumentos y va ha ser manipulada fácilmente a través de las pasiones.

    Las herramientas que nos proporciona la era del conocimiento son la clave.

    Utilizar las redes sociales, la tecnología y la facilidad de comunicación que tenemos con tan solo un clic, entre todo nuestro continente, donde compartimos idioma, compartimos cultura, compartamos ahora un intercambio de ideas para llevar y empezar a desmantelar el populismo como lo que es: una postergación de la pobreza, de la ignorancia y de mantener a los pueblos sometidos bajo la ilusión de que solo los bienes materiales son lo que importan a la hora de votar.

    Es por esto, amigos, es que yo les propongo que el día de mañana, cuando firmemos la Declaración de Zaragoza, todos, como líderes latinoamericanos que somos, nos comprometamos a desmantelar el populismo utilizando la tecnología y utilizando como herramienta la República, que es el único sistema que realmente rescata a las instituciones, basados en la razón, en la lógica y en los argumentos, y el intercambio de ideas.

    Muchas gracias.»

  11. Sam Ramos 31 May 2016 at 9:01 am Permalink

    Aqui pueden ver y oir ese magnifico discurso que los españoles se pasaron por el fooro de los calzones y llevaron a Jodemos al congreso y muy seguramente, segun las ultimas encuestas, ahora unido a los comunistas de IU, volveran con mas impetus y paralizaran la formacion de un gobierno porque el PP, aun ganando las elecciones tampoco podra seguir gobernando y los mal llamados progresistas uniendose a los independentistas se apoderaran de las riendas para hacer de las suyas.

    https://www.youtube.com/watch?time_continue=25&v=xkYEXS16dZA

  12. nestorpvictore 31 May 2016 at 4:46 pm Permalink

    Los espanoles merecen una leccion,siempre han sido antinorteamericanos y anticapitalistas,la prensa,la iglesia,los intelectuales son los directos responsables del estado de opinion que han llevado a Pablo Iglesias a la posicion en que esta.Yo me alegro que esto suceda….una nueva Cuba…una nueva Venezuela en Espana….asi pagaran estos malditos espanoles el apoyo a la tirania de los castro….hasta el Generalicimo Franco le llamo a castro una vez mi hijo querido.Todavia en muchas aldeas espanolas estan rumiando la guerra de 1998….estan realmente necesitado de anticuerpos contra el comunismo..Pablo Iglesias se lo dara…..estos estupidos necesitan hambre,caos,miseria y dictadura….para ponerle la cabeza en su lugar.

  13. Luis Orestes Busta Martí 31 May 2016 at 6:54 pm Permalink

    Cometen un error los que confían o siguen confiando en el comunismo, en la tendencia socialista parida o distorsionada del Marxismo, reformada o transformada del Leninismo, bestializada del Estalinismo, re-adaptada del Fidelismo, moldeada en el Chavizmo…e idealizada ahora con una nueva expectativa basada en lavar o cubrir ciertos malestares, errores, delitos y desatenciones de sectores políticos para con lo social en países con democracias ejercitadas, con pluralidad de partidos y ciertas libertades alcanzadas y verdaderamente conquistadas. Se comete un error y se avecina un peligro…, en la España a la ingresé, el de creer que el socialismo, ya bien con el nombre que lleve, el apellido o bien como lo quieran dibujar los ingenieros sociales de lo macabro o del oportunismo, es la solución o el remedio. Se vislumbra un mal porque el Socialismo, con el apellido que tenga, no es otra cosa que ese fantasma que una vez recorrió Europa y no es más que el verdadero veneno de los oportunistas que dan de beber a los políticos y que estos a su vez vierten sobre los pueblos, que a decir de un reconocido escritor y biógrafo, no son otra cosa que niños…”No es bueno, ni lo será, el hijo que crece odiando… porque al final destruirá” Por ello, corresponde a lo natural, a la paternidad, a lo que si es natural, enmendar errores, salvar para no perder lo conquistado a fuerza de razones, inteligencias y de manera natural.


Leave a Reply