13 October 2018 ~ 17 Comentarios

Bolsonaro y Cuba

Por Carlos Alberto Montaner 

Jair Messias Bolsonaro pudiera ser el Presidente de Brasil el próximo 28 de octubre. Los brasileños se ven en el espejo de los vecinos venezolanos y se aterran. Las encuestas más solventes le asignan un 75% de posibilidades de ganar los comicios … siempre que no se duerma en los laureles. Al fin y al cabo, le sacó 17 puntos de ventaja a Fernando Haddad, el hombre seleccionado desde la cárcel por Lula da Silva. Le ganó 46 a 29. La democracia es así: con frecuencia se trata de elegir la opción menos mala.

Bolsonaro está lleno de prejuicios. Dice que prefiere tener un hijo muerto antes que homosexual. ¡Qué estupidez más cruel! Afirma que si ve dos hombres besándose en la calle estaría dispuesto a pegarles. Aunque su paso por las Fuerzas Armadas no fue ejemplar  –pasó 17 años y sólo llegó a capitán como paracaidista y artillero–, y aunque se atreve a decir que el error de la dictadura militar fue torturar a los detenidos, cuando podía matarlos, su candidatura es mejor que la de Haddad.

¿Por qué? Porque a Bolsonaro no le importa contradecirse. Dice cosas absurdas que no tendrán un resultado práctico. También ha hecho manifestaciones profundamente racistas, pero eligió como su vicepresidente a un exgeneral mestizo. Las barbaridades que ha dicho contra las mujeres no fueron expresadas por un misógino, sino por un tipo irrespetuoso y bocón que se ha casado tres veces y mantiene una intensa vida familiar. Y porque su homofobia choca con una tradición de tolerancia que hace que Brasil sea una de las naciones más abiertas en materia sexual. Una de las pocas que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo. Contra eso, afortunadamente, no podrá su rechazo a los gays.  

Hay muchas razones para preferir a Bolsonaro. Lula presidió una cueva de bandidos, no un gobierno decente. Él ha sido el principal culpable de la devaluación de la clase política brasileña. Si son muy graves las desvergüenzas de los de siempre, son peores las que comete una persona de origen humilde que prometió adecentar la vida pública e hizo lo opuesto. Lo que se esperaba de un líder obrero que pidió los votos para enfrentarse a la pudrición es la total honradez en la conducción de los asuntos oficiales. En el Infierno de Dante había un lugar terrible para los hipócritas.

Sus negocietes con los corruptos de siempre, como se demostró en la operación Lava Jato, es imperdonable. Dejaba robar a sus compinches ideológicos de Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua, El Salvador y el Ecuador de Rafael Correa. Sus dos gobiernos y el de Dilma fueron una sentina. Presuntamente, convocaba a Haddad a rematar la faena. Primero el profesor y ex alcalde de Sao Paulo lo liberaría de la condena a 12 años de presidio y enseguida continuarían el saqueo de los brasileños. 

Según El Nuevo Herald a Cuba le horroriza que Bolsonaro sea seleccionado por los brasileños. El exdiputado ha dicho que no está de acuerdo en continuar pagándole a la dictadura de los Castro –Fidel sigue vivo a los efectos ideológicos– por los médicos que Brasil alquila. Ese es un delito que contraviene los acuerdos internacionales de la OIT suscritos por Cuba y Brasil. Son los esclavos de bata blanca. Ese alquiler es la mayor fuente de ingresos de La Habana y se parece al repugnante negocio que hacían los negreros en Cuba en el siglo XIX. 

Los Castro, que se embarcaron en el sistema más improductivo del mundo, cuadran la caja con los excedentes que les cobran a sus amigos y cómplices por el alquiler de médicos, soldados, entrenadores de deportes, espías y otras especies que crían en sus viveros revolucionarios. Venden esos servicios con el innoble propósito de financiar la vida muelle que se da una oligarquía que acaso llega a tres mil oficiales de las Fuerzas Armadas y del Partido Comunista, mientras el país se cae a pedazos.

Es muy probable que Bolsonaro le ponga fin a ese comercio ilegal de seres humanos. La función de este alquiler no es mejorar la salud de los brasileños pobres, sino subsidiar a la parásita cúpula cubana. Veremos qué sucede el 1 de enero de 2019, cuando comenzará a gobernar Bolsanaro. Ese día, por cierto, se cumplen 60 años del inicio de la pesadilla cubana. 

17 Responses to “Bolsonaro y Cuba”

  1. Jose Rey 13 October 2018 at 2:23 pm Permalink

    Muy buen artículo, pero hay cosas con las q discrepo. En momentos de amenaza a las libertades, como puso en Riesgo a Brasil Lula, un hombre corrupto como se demostró, hace falta una posición firme aunque no nos guste. Creo q la opción conservadora pondrá orden en lo q está patas arriba. Los relativismos en esta circunstancia histórica no tienen poder para movilizar masas, porque la izquierda los desmoralizó y la izquierda aún durns con la Gran Revolución Mundial. Creo q Bolsonaro es una derrota para la dictadura cubana, y la izquierda marxista. Brasil no se puede perder. En cuanto a la palabra homofobia creo q es un exceso de las agendas LGBT. Las fobias son enfermedades. No puedo imaginarme q mis ancestros q no miraban de forma antinatural la homosexualidad, padecían fobias. Sería Marti homófobico? No creo q por defender el carácter biológico de la sexualidad alguien esté enfermo. La ciencia ha demostrado de q lo q no es normal es q una mujer esté con otra mujer o q un hombre esté con otro nombre. No es un trastorno mental. No hay investigaciones concluyentes tampoco, pero puede tratarse de algo genético u hormonal. Hay muchos estudios al respecto. No estoy de acuerdo con la discriminacion por ningún motivo debo aclarar. Gracias señor Montaner. Yo también soy cubano.

  2. Claudecir Rabelo 13 October 2018 at 4:31 pm Permalink

    na verdade Bolsonaro nao e homofobico seus opositore acusam ele de muitas coisas que ele nao e ! sou brasileiro e ap
    oio bolsonaro por ser honesto

  3. luis moreno 13 October 2018 at 6:40 pm Permalink

    ¿Que hubiese pasado si en lugar de “torturar” (¿?) a la terrorista Dilma Roussef, los militares le hubiesen metido una bala entre ceja y ceja?. Brasil se hubiese ahorrado la gigantesca corrupción, el robo descarado y a las dos manos del erario público, la ayuda a cuanto régimen comunista y neo-comunista ha habido en Letrinoamérica (el de Cuba por supuesto incluído), la demagogia, la hipocresia y el cinismo de esta tipeja y sus acólitos del PT y de su jefe, el delincuente Lula. Esta gentuza no merece compasión pues ellos no la tienen con sus adversaries cuando toman el poder. Ejemplos sobran. Esto que digo no exime al centro-derecha de caer tambi

  4. luis moreno 13 October 2018 at 7:00 pm Permalink

    Si el gran culpable de lo que ha sucedido en Cuba, el malnacido de Batista y su tropa de ladrones y corruptos, incluido el coronel Rio Chaviano, que era Jefe militar de Oriente cuando sucedio el ataque al cuartel Moncada, le hubiesen metido un balazo entre ceja y ceja a Fidel Castro, su hermano Raúl y a otros hijoepuchas, Cuba y su pueblo, y el planeta Tierra se hubiesen ahorrado toda esta desgracia que lleva ya más de medio siglo. Y cuando hablo del planeta Tierra me refiero a que estos malnacidos Castro pusieron al Planeta al mismisimo borde de la exterminación thermonuclear durante la Crísis de octubre. Un balazo entre ceja y ceja hubiese evitado toda esta hecatombe. Estoy de acuerdo totalmente con Bolsonaro. Nada de torturas, prisión, amnistias, etc. Un balazo entre ceja y ceja hubiese sido la solución para Cuba, que ha retrocedido cien años en nivel económico, politico, social y … moral. ¿O estoy equivocado?.

    • ANDRES PEREZ 14 October 2018 at 7:49 am Permalink

      Decía el sabio Bernabé o Cheo Malanga, peronajes de Enrique Arredondo: “Lo que pudo ser y no fue, es como si nunca hubiese fuese sido.”

    • Jesus Leon 14 October 2018 at 3:44 pm Permalink

      Usted vive con un odio enorme,vaya a un Psiquiatra lo mas pronto posible.

      • luis moreno 20 October 2018 at 12:42 pm Permalink

        Gracias por el consejo, pero no creo mucho en siquiatras y sicólogos, Lo del odio que me achaca por creer que la mejor manera de lidiar con los “líderes” de la izquierda es de la misma manera en que estos lidian con los conservadores demócratas y los opositores: a tiros, palos, represión y cárcel, no es precisamente odio, sino simplemente sentido común y deseos de que los izmierdistas no destruyan lo ya construido por los conservadores demócratas, cada vez que han llegado al poder por el “buenismo” y la estupidez de los demócratas y conservadores. ¿O no?. La experiencia del comunismo, el nazismo (que son ideolog1as muy emparentadas), el socialismo neo-comunista, el capitalismo de estado al estilo de la actual China, etc. han sido funestas para los países donde se instalaron y para la humanidad en general. Vea la última experiencia en Venezuela, donde un carismático patán mentiroso y aprovechado engatuzó a millones y ha destruido un otrora país democrático, con problemas de cierta corrupción y desorden moral, instaurando un narco-estado asesino, totalmente fallido y lleno de una crápula de corruptos y matones en el poder. ¿Sabe por qué sucedio todo eso?. Por qu

        • luis moreno 20 October 2018 at 1:00 pm Permalink

          Pues porque un presidente demócrata y conservador, pero blandengue, equivocado y lleno del tóxico “buenismo” de los idiotas idealistas amnistió al patán mentiroso, criminal, aprovechado y totalitario que había intentado dar un golpe de estado para asesinar una democracia muy defectuosa y débil, pero democracia, que existía en Venezuela e instaurar un regimen comunista, represivo, policiaco, asesino, profundamente corrupto y narcotraficante, que ha destruido un país rico y ha puesto a su pueblo en la miseria y en la huida del “salvese quien pueda”. ¿No hubiese sido mil veces mejor haberle dejado en la cárcel o haberle metido un tiro entre ceja y ceja?. Estoy convencido de que la solución entonces era haberlo ejecutado sin miramientos ni compasión, tan pronto fue arrestado tras el fallido golpe de estado que costó cientos de muertes entonces, y hambre, miseria, represión feroz, emigración masiva de la gente y destrucción de la economía de un país otrora rico y boyante. ¿O lo que digo no es cierto?

    • Manuel 16 October 2018 at 9:43 am Permalink

      luis; la Historia, como la naturaleza, tiene sus tiempos y razones. Asi como venezuela, inmadura y vanidosa, se merecia ser como la cuba de los castro; cuba se merecia hace 60 anos una revolucion: ahora sabe el cubano el Socialismo y el capitalismo corruptos: ahora puede el cubano aspirar a algo mejor; cuando la banda de cubanos decentes, como Marti y algunos en su Partido Revolucionario, decidan dar la batalla y sumar, sumar, sumar y los corruptos en el poder se queden sin gente; eso es una tendencia imparable; pero todo tiene su tiempo y, por tanto, paciencia.

      • luis moreno 20 October 2018 at 1:15 pm Permalink

        Discrepo de Ud. cuando dice que ahora sabe el cubano de socialismo y capitalismo corrupto, etc. El peor daño que ha causado la larga y tenebrosa implantación del comunismo en Cuba no es la destrucción del país, que eso se repara, arregla y se compone en relativamente poco tiempo y con dinero. No, la peor destrucción es la de la psiquis, el caracter, la moral, la honradez, la dignidad, la decencia, etc. de la población. Cuando se ve que, tras la caída del último avión en La Habana, había personas que se acercaban a los cad
        vers no para auxiliar de ser possible, sino para registrar los bolsillos y las pertenecias en busca dinero y objetos de valor para ROBARLOS, me recuerda a las multitudes de “despojadores” que seguían a los ejércitos en la antiguedad y la edad media, para despojar a los cientos o miles de cadavers de sus pertenencias valiosas.

        • luis moreno 20 October 2018 at 1:41 pm Permalink

          Será muy dificil y costará mucho tiempo (muchas generaciones) volver a educar a toda una población en las virtudes de la decencia, la honradez, la moral ciudadana, el respeto a la propiedad ajena y al prójimo, la responsabilidad por el trabajo honrado y bien hecho, la dignidad y el respeto asi mismo, etc. Será dificil y complicado educar a la genta en la democracia, la institucionalidad, la verdadera justicia independiente, la tolerancia y el respeto por la opinión contraria y/o ajena, etc., etc. ¿O estoy equivocado?. Todo eso y mucho más se ha “esfumado” del cubano actual, pues aquel es en la actualidad el país del “salvese el que pueda” y del “quítate tu pa’ponerme yo”. Una población que se ha criado durante más de medio siglo en la doble moral, la mentira, el engaño, la ilegalidad para solventar cualquier necesidad perentoria de vida, el robo, la holgazanería, etc., etc. no puede servir para reconstruir el nuevo país democrático, institucionalizado y justo al que debe aspirarse. Habrá que rehacer el caracter del ciudadano, empezando por enseñar Moral y Cívica, el funcionamiento de la democracia,
          tolerancia y respeto de la opinión ajena y contraria, etc. etc., etc.
          Y todo eso costará mucho trabajo y esfuerzo continuado de muchos años.
          Es una tarea colosal y extraordinariamente dificil para los que vayan a intentarla.

          • Manuel 22 October 2018 at 10:25 am Permalink

            por lo pronto ya contamos con gente como ud y como yo; una banda coordinada puede mas que un ejercito

  5. ALVARO RODRIGUEZ 14 October 2018 at 1:00 pm Permalink

    100 % de acuerdo con Luis Moreno
    siempre la derecha quiere combatir con flores cuando recibe palazos
    Hubo que hacer como hicieron con el Che en Bolivia
    Si no, cuantos mas habria matado esa basura de la humanidad

  6. ALVARO RODRIGUEZ 14 October 2018 at 1:01 pm Permalink

    100 % de acuerdo con Luis Moreno
    siempre la derecha quiere combatir con flores cuando recibe palazos
    Hubo que hacer como hicieron con el Che en Bolivia. Liquidado y punto .
    Muerto el perro se acaba la malderrabia
    Si no, cuantos mas habria matado esa basura de la humanidad

  7. Marta 14 October 2018 at 2:50 pm Permalink

    Por años lo leo, admiro y recorto sus articulos para debatirlos en familia. Soy cubana y hoy este articulo m “movio el piso”. El drama d Cuba (el proceso involutivo mas importante d la historia reciente), es muy doloroso para mi y la arista q usted describe hoy tan claramente como “esclavitud” y enriquecimiento d la oligarquia, es terrible.
    Gracias por poner nuestro drama de 60 años dicho d forma perfecta, en los periodicos del mundo.

  8. Antonio Bernardo Rosa Ressini 15 October 2018 at 4:58 pm Permalink

    Bolsonaro no puede explicarse sin la atrocidad del PT y su cuadrilla de asaltantes.
    Y si Bolsonaro está tachonado de problemas de los más serios con relación al mundo que lo circunda, el pueblo brasileño no ha encontrado una vía alterna al martirio de vérselas con esa pandilla que se disfrazó de progresista y que terminó siendo el azote del país.
    No sé si cabrá aquello de que “éramos muchos y parió la abuela”. Pero que el Brasil ha tomado su opción, es tan así que el 28 de octubre podrá ocurrir que la muerte del PT sea celebrada con un desastroso entierro final.
    De ahí en más, sabremos hasta dónde llega la novedad “made in Brazil”.

  9. Manuel 16 October 2018 at 11:24 am Permalink

    en 1884 Marti define la educación como “la habilitación de los hombres para obtener con desahogo y honradez los medios de vida indispensables en el tiempo en que existen” (Martí, 1975b, t. 8, pp. 428-429)
    con honradez dijo, con honradez. De ahi concluyan cuanta educacion hay en el mundo.


Leave a Reply