24 October 2013 ~ 5 Comentarios

Carta a mi amigo José Ignacio Rasco

por Dr. Warry Sánchez

Rasco

José Ignacio: hoy, mientras se celebraba la bella misa de Resurrección y escuchaba a tus familiares, amigos y amigas y después en el cementerio oyendo a Pedro Guerra refiriéndose a ti, pensé en cuantas cuartillas podría llenar de anécdotas en las cuales juntos, tu y yo, tuvimos diferentes experiencias de trabajo en el campo internacional.

Pienso que para nosotros, los demócrata cristianos, el legado que tu nos dejas es enorme pero sobre todo en lo referente a un diálogo y una reconciliación nacional de todos los cubanos.

Batallaste hasta el cansancio por una transición pacífica que le brindara a la nación cubana una sociedad más justa, más solidaria, más participativa, más democrática y sobre todo más cristiana, pero no sólo después de 1959, sino en todo momento pues siempre apostaste por una salida electoral para Cuba en contra de una salida violenta; para ti la vía en todo momento fue el diálogo y no el monólogo.

En 1959, cuando Cuba comenzó este proceso de odios y divisiones fundaste el Movimiento Demócrata Cristiano de Cuba. MDC. Tú sabias bien que en Cuba no podían inscribirse partidos políticos, por eso creaste un movimiento inspirado en el humanismo cristiano y en ese sueño te acompañaron personas de principios e ideales como Valentín Arenas, Laureano Batista, Ambrosio del Valle, Enrique Villareal, Dámaso Pasalodos y otros. Fueron por toda la isla motivando a los socialcristianos a participar en política.

En 1989 y en compañía también de Laureano Batista iniciamos el proceso para reunir, como tu decías, al Archipiélago social cristiano y así se fundó en 1991 el Partido Demócrata Cristiano de Cuba , PDC, del cual fuiste su primer presidente y para siempre el presidente de honor.

Tu desaparición nos deja un vacío muy difícil, si no imposible, de llenar. Pero al mismo tiempo sabemos con certeza que desde el cielo y en unión de Santo Tomas Moro, patrono de los políticos, vas a seguir abogando por América Latina como tantas veces lo hiciste en vida con tu trabajo incansable y dentro de esa América Latina vas a abogar para que en Cuba tus sueños se hagan realidad.

Después del cementerio fuimos a tu casa para celebrar tu vida y todos y todas tuvimos un buen recuerdo y una anécdota. Te recordaremos siempre.

Agradezco al Señor la oportunidad que me dio de trabajar contigo y el inmenso privilegio de conocerte.

Hasta pronto amigo.

Warry Sánchez

5 Responses to “Carta a mi amigo José Ignacio Rasco”

  1. JJ 24 October 2013 at 12:35 pm Permalink

    Realmente es trsite que una persona buena y bien intencionada deje este mundo con tantos otros hijoeputas que no se acaban de morir pero el momento nos hace reflexionar tambien cuan inutiles han sido todas estas organizaciones politicas que hemos fundado en el exilio y por decadas han operado solo para decirnos cosas a nosotros mismos.
    Al final quedamos como unas pocas hormigas tratando de ahorcar a un elefante: nadie puede negar el esfuerzo y la dedicacion, pero el elfante ni se entero.

    Saludos
    JJ

    • Hector Garcia 25 October 2013 at 2:31 pm Permalink

      El elefante si se entero…Se mantuvo en el poder y se ha mantenido, pero con un exilio que le ha sido una piedra en el zapato. Si Fidel volviera a nacer y fuera dictador en Cuba, jamás volviera a dejar que se forme el exilio de cubano en Miami. En fin, desde mi punto de vista, Fidel acabo con los cubanos, y los cubanos acabamos con él.

      • Julian Perez 25 October 2013 at 10:45 pm Permalink

        >>Si Fidel volviera a nacer y fuera dictador en Cuba, jamás volviera a dejar que se forme el exilio de cubano en Miami.

        No sé. Es cierto que la existencia del exilio ha perjudicado a la dictadura en algunos aspectos, pero también la ha beneficiado en otros. Veo al menos tres beneficios:

        1- El más importante: la inyección de dólares, nada despreciable, que representa la visita de los exilados a sus familiares.

        2- El exilio siempre ha abogado por mantener el embargo y esto le ha proporcionado a la dictadura una coartada perenne.

        3- Es preferible tener opositores afuera que adentro. Si las damas de blanco decidieran irse y quedarse fuera yo creo que les pondrían puente de plata. Casi todos los presos políticos que han salido de la cárcel han sido practicamente deportados.

  2. el inagotable 30 October 2013 at 2:20 am Permalink

    >>Si Fidel volviera a nacer y fuera dictador en Cuba, jamás volviera a dejar que se forme el exilio de cubano en Miami”


    Falso. ?Para que hacer cambios si ha logrado el suenno de cualquier

    dictador, a permanencia en el poder de por vida, y su traspaso a

    un heredero?

    El propio Fidel dijo una vez que si tuviera la oportunidad

    de reeditar su vida no introduciria cambios significativos.

  3. manuel comella 4 December 2016 at 11:06 pm Permalink

    El Partido SOCIAL CRISTIANO.

    Correcto eso era lo que buscaba.

    Jose Ignacio nos dio clases de CIVICA EN BELEN
    y LUEGO LO VI EN VZA Y EN MIAMI.

    MUCHAS GRACIAS MANUEL COMELLA


Leave a Reply