Castillo tendría que moderarse para sostenerse en Perú