06 November 2017 ~ 8 Comentarios

COMO EN VENEZUELA: ANARQUÍA

Por Fernando Londoño

Peor que una dictadura, peor que el mando de una oligarquía o que el imperio de la demagogia, es la anarquía.

El Libertador le tenía terror, no solo porque como gran conocedor de la Política sabía lo que ella significaba, en la teoría y en la práctica, sino por haberla padecido. La pérdida de Venezuela en 1.814 no se debió a otra cosa. Como todos querían mandar, no mandaba nadie y llegó la tragedia.

La Venezuela de este tiempo es el ejemplo trágico de la anarquía. Que no manda Maduro, pobre pelele tirado por mil cuerdas a la vez, se da por descontado. Cabello roba más que los otros, pero no manda más que ninguno. Los cubanos disponen a su antojo, pero apenas en lo que les importa. Los matones armados hacen lo que les da la gana, todos les temen, pero nadie les obedece. Ni siquiera se sabe quién responde por la debacle económica que sufre el país.

El resultado de la anarquía venezolana se expresa muy dolorosamente, de mil maneras. Escogemos las más visibles de todas: el más alto índice de homicidios del mundo; la inflación mayor que se conoce; millones de infelices encuentran su ración de comida en las basuras; y lo peor, Cáritas estima en 300.000, con tendencia irrefrenable al alza, los niños que por desnutrición padecen irreversible insuficiencia física e insuperable retraso mental.

Aquí tampoco manda nadie, porque mandan muchos y al final todos hacen lo que les da la gana.

Santos es un pobre diablo, lleno de doctorados honorarios, con Premio Nobel encima, banda presidencial en el pecho, telepronter siempre disponible, ínfulas de bueno y de sabio, cuando no es lo uno ni lo otro. Y cómo será su incapacidad de gobernar, que lo notamos más cuando anda por el mundo diciendo majaderías, que cuando se queda por acá, diciéndolas y haciéndolas.

En ausencia de Santos, no manda el Congreso. Una colección de sinvergüenzas, en la que destacaban Ñoño y Musa, los grandes electores de Santos, que han dejado de mandar porque los tienen sembrando lechugas en La Picota. No mandan los jueces, porque cada Corte le obedece a su clientela, cada una más podrida que las demás. Pregúntese, lector querido, si el nivel moral e intelectual de la Constitucional pudiera ser más bajo. Pero tal vez sí. Porque la Corte que viene, la de la JEP, está todavía peor formada. Y nadie sabe, ni puede saber, si instalada será ella, o las maltrechas viejas cortes, o los jueces con tutelas o sin ellas, o el Fiscal con sus aspavientos o el Procurador con su reclinatorio, los que vayan a impartir justicia.

 Dijérase que mandan las FARC. Pues tampoco. Para empezar, porque no se sabe quiénes de verdad integran y ordenan esa caterva de bandidos: ¿los barrigones que se quedaron dictando conferencias (y no esconda la carcajada, amigo) perorando sobre democracia y economía y organizando su partido político, el único del mundo conformado por delincuentes? ¿O los que llaman disidentes, la flor y nata de los ladrones de niños, narcotraficantes y asesinos de ese grupo maldito? O los “intelectuales” de izquierda que se aprovechan de sus millones y su capacidad intimidatoria, como Enrique Santos, el “big brother” o el etarra Santiago, o el tal García Sayán, que odia a Colombia sobre toda consideración, o el pobrecito Álvaro Leyva, que ya recibió parte de su premio con la Embajada de su hijo, que brincó de Il Pomeriggio a Oslo sin tocar la vara? ¿O los socios ELN, EPL, BACRIM y compañía, que están negociando con los mequetrefes del Gobierno la parcela de poder que les tocará?

Las consecuencias de la anarquía ya saltan a la vista.

Este largo fin de semana, los indígenas han demostrado que mandan y paran el país cuando les da la gana. ¿No es para desternillarse de la risa el cuadro de Riverita, el Ministro del Interior, dando cuenta del avance de las negociaciones, con medio país en manos de los revoltosos?

La economía es una calamidad. Contracción demoledora, inversión en cero, petróleo arruinado, industria en vías de cierre total, campo extorsionado, crecimiento paupérrimo, recaudos tributarios a la baja, cartera de los bancos en refinanciación universal, deudores ahogados.

Y la más viva imagen de la anarquía es el triunfo total y rotundo del narcotráfico. Es lo único que tiene signo positivo en Colombia. Pasamos de largo las doscientas cincuenta mil hectáreas sembradas, las mil toneladas producidas, el pleno empleo en las zonas cocaleras, las “ollas” instaladas en todos los pueblos de Colombia y la permisividad de la Ley, la Policía, el Ejército, los jueces, con estos bandidos.

No se ha dicho todo sobre la anarquía, porque teóricos como Faure y Bobbio no conocían el caso de Colombia. Aquí no manda sino el crimen.

8 Responses to “COMO EN VENEZUELA: ANARQUÍA”

  1. vicente santamaria 6 November 2017 at 10:38 am Permalink

    la elite colombiana destruyo el Estado,sus intereses son clientelistas y por eso la Mafia se trago el pais,el regimen solo se sostiene a base de terrorismo de Estado y manipulacion mediatica.

  2. Manuel 6 November 2017 at 5:09 pm Permalink

    Educación no es conocer todo lo q nos hace falta para prevalecer friamente en un mundo q cambia a cada minuto. Educacion es sobre todo ser capacez de entender a los demás y perfeccionar las herramientas q nos permitan aumentar nuestro bienestar al tiempo q se contribuye realmente al de los demás. Eso es estar educados.
    http://flip.it/ee-Mdb

    • Ramiro Millan 6 November 2017 at 7:32 pm Permalink

      Manuel, cuánta coincidencia.
      He leído en más de un comentario suyo hacer incapié en la educación para aspirar a un mundo justo y verdaderamente progresista y no recuerdo si llegué a contestarle que en latinoamérica, los funcionarios y políticos más corruptos son en su mayoría abogados o economistas entre otros estudios universitarios. Es decir, son supuestamente “muy educados” para la media poblacional.
      Y los empresarios que lucran en connivencia con ellos también son personas con una educación muchísimo más avanzada que las mayorías.
      También son educados los individuos que manejan el poder económico y buscan incesantemente sacar ventajas de las debilidades de las sociedades incapaces de organizarse con la suficiente eficiencia como para evitar que se beneficien vía evasión, sobreprecios y no sé cuántas otras maniobras utilizadas.
      Es decir, cuando se interpreta la palabra educación de manera habitual y no como ud busca difundir, los “educados” son tan dañinos para la sociedad como aquellos cuya educación es mínima.
      Ambos grupos sociales con diferentes niveles de educación, por su características actitudes culturales individualistas, son igualmente incapaces de constituir una sociedad sana, capaz, justa y progresista.
      Su comentario actual aclara absolutamente su idea y no puedo más que coincidir absolutamente.
      Esa meta en la que ud tanto insiste (ahora me percato que con absoluta razón) es a lo que yo insisto en buscar incansablemente, toda vez que hablo de un cambio cultural.
      Obviamente, la educación es una enorme herramienta a utilizar para ello (debe haber muchas más).
      Lástima que a nadie parece darle la más mínima importancia a algo tan extraordinariamente relevante como esto.

      • Juan beltran 7 November 2017 at 8:30 am Permalink

        Pues como se ve muy claro , el bueno en Colombia es solo quien escribe esta diatriba contra su país, en clara nostalgia por la época de Uribistas y sus bandas de paramilitares, narcoterratenientes , Pablo Escobar , R Orijuelas etc , etc . Pura nostalgia , ninguna propuesta .

      • Manuel 8 November 2017 at 5:03 am Permalink

        Millan,
        Mira lo q dice este “3R”:
        http://segundacita.blogspot.com/2017/11/de-los-catorce-los-veinte.html?showComment=1510112667947&m=1#c4311307908237813984
        Como no sé si conoces de pelota cubana, diré q el año pasado dos hermanos de apellido Gourriel, hijos de un superpelotero y al parecer superserhumano, abandonaron la pelota q se juega en cuba y están jugando aquí en USA. Para los puristas de la revolución al estilo “socialismo real” o norcoreano, revolucionario es el q está en la “candela”, osea, viviendo en las duras condiciones q es mantener encendida la llama de ese tipo de gobierno, sobre todo en lo político, que quiere decir “no irte del país a vivir la vida «suave» q se disfruta en los países desarrollados o cualquier otro en el q puedas vivir “como rey”.
        Como puedes ver, todo gira alrededor de la política, de esa política q todo tiene muy bien definido: quienes a favor y quienes en contra, sin más matices.
        Mira este pasaje de lo q dice “R3”:
        …ahora todos pueden regresar pues son cubanos, lo veo muy bien, no han atacado a su pais, tienen ese derecho, pero ellos en lo suyo y yo en lo mío. Repito a Elpidio Valdes: La candela esta aqui!!. (…)
        Millan, como puedes ver esta gente definen además qué es Cuba y son sus dueños, allá no manda nadie más.
        Fíjate en la parte represiva “no han atacada a su país”. No sé si estás al tanto de todo lo q pasa en Cuba y por eso me extiendo.
        Estos dueños del país si te vas o estas en contra de alguna política del gobierno toman las medidas “necesarias” para reprimirte. Medidas de todo tipo. Ese es el legado de “la piedra” como le dice mucha gente al difunto fidel castro. Desde amenazas de muerte, repudios colectivos, marchas, piedras, palos, encierros, te separan de tus hijos, si sales ilegal a tus hijos no los dejan salir (tengan la edad a tengan) -esto lo viví en carne propia-. Si abandonas aquella represion para salvarte de ese sistema q no logras soportar por los motivos que sean y vas a un país q te acoge, por los motivos que sean. Ellos te persiguen hasta tu muerte. Es por eso q aunque repudian q te hayas ido y eres “apátrida” cuando vuelvas a cuba, aún siendo ciudadano de otro país o países, tienes q presentar un pasaporte cubano, garantía de q ellos tengan sus bases de datos actualizadas y q les tengas q pagar unos 1600 dólares cada 10 años por mantener ese pasaporte activo, lo cual cumple otras dos funciónes: limitar tu presencia física en el país y seguir sacándote dinero como esclavo q les pertenece para siempre.
        Como puedes ver en este panorama, si todavia estás leyendo para ver a donde quiero llegar, y para q veas cual es mi vision y experiencia; la política es el centro de todo (no la educacion) por supuesto q la educacion, es adoctrinamiento en un sistema q todo lo q importa es su permanencia en esta tierra, y nada más.
        Yo lo llamo fundamentalismo del socialismo real. Y está obligado a crearse esos carapachos bien duros para no perecer, por eso controlan los medios, la educacion, las reuniones de personas y a cada nacido allá y cualquier otra persona de interes nacional con un gobierno gigantezco, q mete mucho miedo. Se sostienen por el miedo y por los tontos q solo ven lo q ellos quieren q vean (en el caso de Cuba)
        Pero hay otros fundamentalismos, y solo en uno de ellos la educación parece tener el significado q yo le doy arriba, es en los países más felices. Esos q han llegado a una etapa en q han alineado sus sistemas sociales, instituciones y recursos a ese tipo de educación. Como es algo nuevo en el mundo no está totalmente perfeccionado pero avanza y mucho más gracias a las tecnologías de la informacion y recientes descubrimientos de como es el desarrollo del intelecto en los humanos. Entre esos países y el resto el abismo irá creciendo Millan, un abismo de tamaño inimaginable.
        .

      • Manuel 8 November 2017 at 3:00 pm Permalink

        https://ortografialit.blogspot.com/2017/11/finlandia-se-convertira-en-el-primer.html?m=1

  3. Antenor Hermínio Tenório 6 November 2017 at 7:17 pm Permalink

    América Latina,
    Sempre latrina.


Leave a Reply