12 November 2018 ~ 16 Comentarios

Cuando los nazis pusieron en marcha el horror antisemita

Por Julián Schvindlerman

(Fuente www.perfil.com)El 9 de noviembre de 1938 se lanzó el primer ataque organizado por los nazis contra la comunidad judía. Fue la confirmación de un proceso que ya se incubaba en Europa.

Tras recorrer en taxi las calles de Berlín la noche del 9 de noviembre de 1938, Erich Kästner observó: “Sonaba como si la ciudad entera consistiese de nada más que vidrios rotos. Fue como manejar a través del sueño de un loco”. Esa noche, integrantes de organizaciones nazis destruyeron alrededor de 1.400 sinagogas, así como miles de negocios, casas y cementerios judíos, mataron a cientos de ellos y deportaron a más de treinta mil a campos de concentración. Conocido como Kristallnacht, este pogromo marcó el primer ataque organizado contra la judería alemana y austríaca por parte del liderazgo nazi y fue un preludio al Holocausto posterior que consumiría las vidas de seis millones de judíos en la Europa ocupada. Los diplomáticos acreditados en Alemania y Austria fueron testigos presenciales de los acontecimientos de la “Noche de los cristales rotos”. Sus reportes no estaban sujetos a la censura alemana y, en consecuencia, ofrecen una ventana fiel a la percepción extranjera ante estos hechos. Unos años atrás, la Cancillería alemana consignó una investigación que puso el foco en estos reportes diplomáticos. El resultado fue la publicación, en alemán e inglés, del libro Desde adentro hacia afuera: Los pogromos de 1938 en los reportes diplomáticos desde Alemania.

El caso de Noruega ilustra ello cabalmente. En 1936, el Comité del Nobel de la Paz (asentado en Oslo) premió al publicista alemán Carl von Ossietzky, un pacifista perseguido por los nazis. En abril de 1940 Alemania invadiría Noruega. No obstante, el enviado de Oslo a Berlín en 1938 era Ulrich Stang, quien el mismo año de la ocupación alemana de su país se unió al partido nazi (por lo cual fue condenado a trabajos forzados en 1948). Su cable del 10 de noviembre de 1938 no negó los acontecimientos de violencia antijudía, pero adoptó la narrativa nazi de que el pogromo había sido espontáneo, precipitado por el asesinato de un diplomático alemán en París a manos de un refugiado judío cuyos padres polacos habían sido deportados, y dio crédito a los reportes de la prensa alemana que alegaban que el ataque en Francia había sido parte de una conspiración judía en vez de la acción de un solo individuo indignado.

Los cables de los enviados de dos naciones aliadas a Berlín, Italia y Japón, son también instructivos. El delegado italiano en Innsbruck, Guido Romano, informó sobre “grupos de rufianes armados con palos de metal, cuchillos y dagas” que agredieron a las familias judías y dijo que éstos invadieron su propia residencia para poder acceder a la casa de unos vecinos judíos, pero defendió el rol de la policía, la que “echó sus manos sobre los restantes judíos y los puso bajo arresto en prisión para protegerlos de la furia correcta del populacho”.

El embajador japonés, Hiroshi Oshima, informó sobre “manifestaciones masivas anti-judías”, que las ventanas de los negocios judíos habían sido rotas “sin excepción” y que las sinagogas habían sido incendiadas.

Dos países latinoamericanos –Brasil y Colombia– son citados en la monografía. El delegado brasileño Themistocles da Graça Aranha llevaba apenas tres semanas apostado en Berlín cuando estalló la Kristallnacht. “Cosas terribles les fueron hechas a los judíos indefensos en todas partes”, escribió, “los diplomáticos están profundamente preocupados, y su pesimismo crece cada día”. Descartó la noción de que el pueblo alemán hubiera sido un observador pasivo al afirmar que “nadie admitirá el hecho de que miles fueron cautivados por el espectáculo bestial” y refutó los alegatos oficiales de que la policía simplemente no pudo controlar a la turba enardecida. “Mientras esto sucedía, la policía seguía mirando benignamente. Incidentalmente, ésta era la policía más poderosa, mejor organizada, más perfectamente equipada y más brutal del mundo, con los mejores atributos para suprimir inmediatamente cualquier sublevación”. Vale recordar que Alemania había invitado a Brasil a unirse al Eje junto con Italia y Japón y que Brasilia rehusó el convite.

Los representantes de Colombia, Rafael Rochan Schloss y Jaime Jaramillo Arango, tomaron fotografías de la destrucción y fueron arrestados debido a ello por las autoridades alemanas, lo que provocó un incidente diplomático. El primero calificó al pogromo como “el más grande ejemplo de vandalismo jamás experimentado en la era moderna” y el segundo habló de “imágenes que el propio Dante no podría haber concebido”. Alemania había llegado a ser el segundo socio comercial de Colombia antes de la guerra; el país latinoamericano cortó lazos con el Reich cuando Estados Unidos entró a la contienda.

El enviado de Irlanda a Berlín, Charles Bewley, era abiertamente antisemita y llegó a dar información a las autoridades alemanas sobre su propia nación. En la década del 50 escribió una biografía elogiosa de Hermann Göring. Su informe –enviado un mes después del pogromo, lo que debió haberle dado perspectiva– refleja un desprecio por los judíos a la par que el de los nazis. En su misiva, aseguraba que durante la Primera Guerra Mundial “la vasta mayoría [de los judíos] actuó contra los intereses de Alemania”, protestaba contra la “influencia desmoralizadora [de los judíos] sobre las comunidades en las que viven”, les atribuía control por el “tráfico internacional de esclavos” y los culpaba de “si no causar, al menos explotar” la “inconcebible degradación moral” de Alemania antes de 1933. Se manifestaba contrario a justificar “casos de crueldad deliberada”del oficialismo contra la comunidad judía local, “pero” –aseguraba– “yo no estoy al tanto de tal cosa contra los judíos por parte el gobierno alemán”.

Por su parte, el nuncio vaticano, Cesare Orsenigo, un filo-germano que representaría fielmente la posición de pretendida neutralidad de Pío XII durante la guerra, mostraba una posición objetiva al informar a Roma acerca del “odio ciego de la población” que atacó a los judíos y rechazó el carácter espontáneo del pogromo que la propaganda alemana estaba proponiendo: “Es claro que las instrucciones o el permiso para actuar deben haber venido de altos mandos de por cierto. El alegato de Goebbels, de que esta ‘reacción antisemita’ fue un acto del ‘pueblo alemán’ parece no hacer justicia a la verdad”.

El Chargé d’Affairs de Francia en Berlín durante la Kristallnacht, Hugues Barthon de Montbas, reflejó la magnitud de la tragedia que “evoca a Babilonia y Nínive” y observó que los disturbios “alcanzaron un nivel de brutalidad solo excedido en la historia por las masacres armenias de inicios del siglo XX”. El representante inglés, George Ogilvie-Forbes, dio visas de salida a todos los judíos que pudo y sus cables a Londres reflejaron su consternación personal. Las persecuciones a los judíos fueron “de una escala y severidad sin precedentes en tiempos modernos” y marcaron “una orgía de destrucción y terror”, escribió. Denunció el “barbarismo medieval” de los nazis y lamentó que “la civilización moderna claramente no ha cambiado a la naturaleza humana”. Vaticinó que “los judíos de Alemania no son ciertamente un problema nacional sino mundial que si no es atendido contiene las semillas de una venganza terrible”.

Desde adentro hacia afuera contiene una cita de Joseph Goebbels pronunciada cuando la Kristallnacht finalizó que, vista en retrospectiva, es deprimente. “Esperamos las repercusiones internacionales. Hasta ahora hay silencio. Pero la protesta vendrá”. Tres días después, Estados Unidos llamó a consultas a su representante en Berlín, convirtiéndose así en el único país en retirar de manera permanente a su embajador en Alemania. Menos de un año más tarde comenzaba la Segunda Guerra Mundial y el reinado de violencia que anticipó este pogromo feroz alcanzaría proporciones inconmensurables.

16 Responses to “Cuando los nazis pusieron en marcha el horror antisemita”

  1. Antonio Perez 12 November 2018 at 12:49 pm Permalink

    No se si muchos sabrán que Ronald Reagan era pronazi.

    • Julian Perez 14 November 2018 at 11:48 am Permalink

      Creencia que se basa principalmente en la visita oficial que hizo en Mayo de 1985, siendo Presidente, al cementerio militar de Bitburg donde, entre otros, había enterrados miembros de las SS. Los odiadores de Reagan, que eran muchos, tomaron el rábano por las hojas y formaron el alboroto usual.

      Tiene la misma solidez que algunos de los argumentos que utilizan los que sostienen que el Apollo 11 nunca fue a la Luna. Una de las ¨pruebas¨ es que Neil Armstrong se negó a jurar sobre una Biblia que había ido a la Luna cuando un periodista le pidió hacerlo.

      Y, por supuesto, Elvis está vivo, hay UFOs en el Hangar 18 y los Illuminati controlan el clima y mataron a Robin Williams.

      El supuesto ¨pronazismo¨ de Reagan está relacionado con la fantasía de que los nazis son ¨extrema derecha¨. En realidad son claramente de izquierda. Más pronazi es Bernie Sanders, pues comparten ideología.

      • johnny reday 14 November 2018 at 12:54 pm Permalink

        Estimado caballero, estoy de acuerdo con lo que ud. escribiò.
        Menos una cosa.
        La diferencia sustancial entre una dictadura de izquierda y una de derecha es el actuar con respecto a la economìa.
        En la siniestra (con eufemismo denominada izquierda) el gobierno se mete por doquier, hasta por debajo de la almohada de cad quien, acabando con la propiedad privada y arrasando con el tejido productivo.
        En la derecha hay un poderoso impulso a la economìa, un claro respeto a la propiedad y a la iniciativa privada.
        Los ejemplos son decenas, suficiente hacer un paragòn entre la Venezuela de Pèrez Jimènez y la de chàvez, o entre el Chile que dejò Pinochet y la Cuba que dejò fidel.
        Hasta “chapita” Trujillo quiso modernizar Dominicana, e impulsò la construcciòn de ifraestructura.
        En derecha, me decìa mi suegro (QEPD) que vivio en el periodo de M. Pèrez Jimènez habìa una sola òrden: NO METERTE EN POLÌTICA, y el gobierno ne se metìa en tu vida.
        Con chàvez el gobierno se metiò en la vida, en la carne, en los nervios, en el estòmago, en el bolsillo, en la nevera, y hasta en el futuro de cada venezolano, aunque si èl no se hubiera metido en polìtica.
        fidel azotò a todos los cubanos. Pinochet no.

        • Julian Perez 14 November 2018 at 1:22 pm Permalink

          Amigo Reday

          También estamos de acuerdo en la diferencia entre una dictadura de derecha y una de izquierda. No me cabe duda de que tanto Pinochet, como Franco, como Batista, eran dictaduras de derecha.

          Mi punto es que el nazismo fue una dictadura de izquierda y no solamente porque se autodenominara nacional-socialismo ni porque se aliara con Stalin hasta que la desmedida ambición de Hitler terminara con esa alianza (no tiene nada de particular que dos dictaduras de izquierda peleen entre sí, recuérdese China y la URSS o China y Viet-Nam, o Viet-Nam y Kampuchea), sino porque su concepto de subordinación del individuo al estado y del estado que todo lo controla son típicamente de izquierda.

          La izquierda europea amaba a Hitler hasta que se volvió contra la URSS. Después, con el dominio que siempre han tenido sobre la narrativa, se las apañaron para, por arte de magia, transformar al nazismo en ¨derecha¨ para la opinión pública.

          • Ramiro Millan 14 November 2018 at 2:05 pm Permalink

            Se presta a confusión porque, al menos así lo interpreto, no es lo mismo derecha o izquierda política de la derecha o izquierda económica.
            La derecha política se asocia a la dictadura o la coerción y la izquierda (muy mal puesto el término para mi gusto) a la libertad política (viene esa distinción de la revolución francesa que finalmente terminó tergiversando los mismos términos e ideas que quisieron difundir ya que se transformaron en una dictadura de izquierda)
            Mientras, la derecha económica se asocia al liberalismo económico y la izquierda económica al socialismo.
            El nazismo era realmente de derecha política y claramente de izquierda económica.
            Finalmente, la denominación de derecha en Política para mí no existe (o no debería existir), se es dictadura o democracia, lo demás es palabrería para confundir

          • johnny reday 14 November 2018 at 2:19 pm Permalink

            Dereca es derecha y siniestra es siniestra.
            Sea eso en campo poìtico o econ`omico.
            Hitler se puso de acuerdo con los empresario (valga el ejemplo de Krupp).
            Mussolini hizo lo mismo con Agnelli(Fiat).
            stalin, mao, tito, fidel, acabaron con las empresas privadas.
            Entonces quièn es de siniestra polìtica?
            Y quièn es de siniestra econòmica?
            La derecha tine una conducta que anda juntada entre polìtico y econòmico.
            La siniestra se ve en Rusia y en China al dìa de hoy: siniestra polìtica y economìa de libre mercado, o sea liberlaismo, o sea de derecha.
            Hitler y Mussoilini de siniestra, aunque solo politicamente, non tiene sentido.
            Ya dije que la derecha no se pone en tu vida, si tu no te mete enpolìtica.
            La siniestra se mete de toda manera en tu vida, y la vuelve un infierno.

      • Antonio Perez. 14 November 2018 at 7:43 pm Permalink

        No creo que el Apolo 11 tenga niguna semejanza créame! de la actitud tomada por Reagan, no hay excusa posible, el 5 de Mayo del 1985,Reagan visita Alemania era la cumbre de países desarrollados,KOHL presidente en aquel entonces,por supuesto de Alemania, le hace una invitación a uno de los campos de concentración a Ronald Reagan,la invitación queda pendiente y Reagan prioriza su visita al cementerio Bitburg ,no fue con las manos vacías llevo un hermoso ramo de flores a la tumba exoficiales de los SS,el senado de los EE.UU trato de que Reagan abandonara la idea de llevar las ofendas florales los 48 exnazi
        culpables y señalados de la matanza de 642 habitantes en un poblado de Francia,donde sus cuerpos fueron quemados y esparcidos en diferentes lugares incluyendo mas de un centenar de niños,Historia que conocían muchos y no me cabe duda que Reagan también ,no hay excusa del comportamientoto de Reagan, fue un insulto no solo a los judios,si no a los millones que también sufrieron los crímenes de los Nazis.

  2. johnny reday 13 November 2018 at 1:47 pm Permalink

    Felicito por la amplia descriptiva del acutar alemàn en contra de los judìos.
    Me gustarìa algo al mismo nivel en el cual se hable del Holodomor de Ucrania, perpetrado por sovièticos versus sovièticos, y que cobrò màs vidas humanas que el Holocausto.
    Como tambièn que, cuando se habla del inicio de la II Guerra Mundial, no se olvide que fue la ejecuciòn del plan Molotov – von Ribbentrop, en base al cual Alemania penetraba en Polonia desde Oeste y la URSS desde el Este, para luego dividirse entre los dos esa naciòn.
    Es verdad que stalin esperò hasta el 17 de Septiembre para iniciar la invasiòn…o sea cuando el ejercito polaco ya habìa terminado de existir…
    Cualquier règimen totalitario necesita buscar un enemigo para justificar su actuar, ademàs de instilar un fanàtico nacionalismo en el pueblo.
    En Alemania fueron los judìos, en la URSS los contrarrevolucionarios, en Cuba y en Venezuela los empresarios, comerciantes, la clase media, y hasta el campesino pequeño propietario de tierra, ademàs que el imperio.

    • Antonio Perez 13 November 2018 at 2:46 pm Permalink

      Todo lo que usted a escrito es cierto en algo hemos coincidido,créame! Pero los que escribi también es cierto
      que Reagan era Pronazi lo era.Eso si era un hombre decente y caia bien siempre con una sonrisa muy distinto
      al Presidente que tenemos hoy.

  3. MANUEL 14 November 2018 at 10:10 am Permalink

    el fascismo y el comunismo apuestan a que controlando la informacion y reprimiendo, pueden determinar todo lo que ocurre en una sociedad.
    el liberalismo, siempre triunfante, apuesta a que si corres con la ayuda de los principios que gobiernan la conducta podras cumplir a la larga con la promesa de ir resolviendo los problemas del hombre sin tener que mantenerlos encerrados en comunistas/fascistas jaulas

    • MANUEL 14 November 2018 at 10:16 am Permalink

      prueba de ellos es que este siglo ve por primera vez: mas personas muriendo de obesidad que de hambre, de accidentes que por las guerras. Pero esto un comunistoide o izquierdozo extremo nunca lo reconocera, prefieren vivir de espalda a la verdad que suicidarse politicamente con estas verdades.

    • Ramiro Millan 14 November 2018 at 10:51 am Permalink

      Coincido y permítame mi opinión de porqué el liberalismo funciona y no necesita mentir para sostenerse y ser exitoso y porqué siempre el comunismo (o el socialismo no comunista donde la cultura no es apta para ello) debe recurrir a la mentira por sus inevitables fracasos.
      Porque el liberalismo no reniega de nuestra naturaleza humana y utiliza la razón para que elabore y planifique la economía y la política de acuerdo a lo que nuestra naturaleza exige como condiciones inevitables.
      Mientras que el comunismo (o el socialismo no comunista en un terreno no apto para su funcionamiento), intenta imponer a la razón sobre nuestra naturaleza humana (sobre nuestras pasiones e instintos) y los resultados siempre serán fracasos tras otros fracasos.
      Y con cada fracaso, una mentira. Cuando las mentiras ya son increíbles hasta para el más iluso, llega el momento de la opresión y la prohibición de la libre expresión.
      La razón sí, claro que sí, pero dentro de los cauces que nuestra naturaleza humana nos permite utilizarla y además, para que potencie los efectos positivos de nuestra naturaleza y evite en lo posible los negativos. Pero nunca jamás en contra de sus caprichos porque el fracaso es la norma.
      Esto, la razón adaptándose a nuestra naturaleza y programando y planificando las políticas que mejor aprovechan su presencia y evitan sus aspectos negativos, se llama capitalismo y economía de Mercado Libre (con más o menos impuestos pero economía de mercado al fin).
      Le guste a quien le guste o le disguste, no importa porque no hay opción a ello.

      • MANUEL 15 November 2018 at 9:42 am Permalink

        fosiles opinan que los médicos en Cuba son propiedad del Estado o del pueblo cubanos y que pueden disponer de ellos como si de algo propio se tratara, cuando expresan cosas como estas: ” el hecho de que no puedan traer a sus familiares es una forma de evitar que los médicos sean tentados a emigrar, cuando su formación en Cuba ha sido fruto del sacrificio de todo un pueblo”
        (VER COMENTARIO DE ac…ones de castro en: https://segundacita.blogspot.com/2018/11/declaracion-del-ministerio-de-salud.html?showComment=1542227898180#c3454145964403756101
        si le cuesta creerse semejante pensamiento fascistoide en pleno siglo 21)

        La formación de médicos u otros profesionales en Cuba es fruto del sacrificio de ellos, que se sacrificaron estudiando y de sus padres y sus abuelos que se sacrificaron trabajando toda la vida sin recibir casi nada por su trabajo, pero incluso, si se creyera que fue gracias al sacrificio de todo un pueblo, eso no sería justificación para que se limiten sus derechos. En Cuba nadie estudia y paga sus estudios con su libertad, su dignidad o sus derechos elementales, sería la educación más cara e injusta del planeta, nadie estaría dispuesto a cambiar educación por esos bienes, los mas preciados. Esa mentalidad de algunos dirigentes que tratan a los médicos y otros profesionales como medios de producción tiene que cambiar de una buena vez.
        .
        https://segundacita.blogspot.com/2018/11/declaracion-del-ministerio-de-salud.html?showComment=1542251438691#c8996839644302632203

        QUIEREN ACUNAR POR REPETICION QUE BOLSONARO Y TRUMP SON UNOS FASCISTAS, piensen un poco a ver de que lado esta el verdadero fascismo

  4. Veronica Rodriguez 14 November 2018 at 9:23 pm Permalink

    Sobre Reagan y de su afiliacion respecto al Facismo es bien sabido,quiero ser breve y no extenderme como muchos que escriben en este blog,se sabe que Ronald Reagan mantenía estrechos lazos lo que era la asamblea de Naciones Europea Cautivas sus siglas ACEN, organización que permitió reunir a criminales NAZIS
    que provenian de Europa Oriental y esa misma Organización les dio paso a;la entrada de estos criminales de guerra a los EE.UU,Reagan era un de los cabecillas de esta Organización,hace poco fueron deportado criminales de guerra Nazi que vivieron con nombres cambiados y con diferentes identificaciones y recibían retiro del Social security y Reagan no era pronazi,quien se lo cree!/

    • Julian Perez 15 November 2018 at 8:31 am Permalink

      Puede que con la ACEN hayan entrado nazis, puesto que estaban en la RDA, pero ése no era su propósito. Las ¨naciones cautivas¨ eran las que estaban tras la cortina de hierro y el propósito de la ACEN era ayudar a los que huían del comunismo.

      Así que si ser dirigente de la ACEN es ser pronazi, ayudar a que los cubanos escapen es ser pro-dictadura cubana, pues entre los cubanos que vienen hay agentes de la seguridad cubana.

      • Claudia castillo. 17 November 2018 at 1:52 pm Permalink

        Cuando alguien quiere justificar algo lo hace y lo malo se convierte en buenoasi funciona el Mundo.y ayudar a los que huían del Comunismo fue la excusa,no nos engañemos.


Leave a Reply