14 December 2020 ~ 15 Comentarios

CUANDO SE TIENE TODO

Por Fernando Londoño

Pocos pueden creer lo que estamos viendo. O a pocos importa.

Nunca llegamos a imaginar que el agua se volviera objeto financiero. Pues está ocurriendo y por muchos años, o tal vez por siempre, la veremos altamente cotizada. Por una razón muy simple. Porque es objeto precioso y empieza a faltar en el mundo.

Cuántas veces dijimos que el Pacífico colombiano era un monumental encarte porque allá llovía mucho. Porque estaba poblado de ríos y de bosques casi impenetrables. Porque no moraban a la orilla de esas aguas caudalosas sino pobres comunidades, negras las más, que prefirieron la insalubridad y la amenaza de los torrentes a las cadenas, los grillos y los azotes. Y estamos descubriendo que esa gente olvidada, humillada, desplazada de cualquiera forma civilizada de vida, puede ser y será de las más ricas de la tierra.

Porque el agua se está acabando y la humanidad se enfrenta al suplicio de Tántalo de la sed. Porque necesita agua más que el oro, que cohetes, que armas, que cualquier cosa.

Pero el agua no se da sola. Tiene la buena costumbre de ser hija y compañera de los bosques. El que dice agua convoca la imagen de la foresta que le da vida y la mantiene. Y la humanidad, está descubriendo, o ya sabe estremecida, que tiene que ir al encuentro de los bosques que pueden alimentarla y darle vida. Así de sencillo.

El agua y los bosques no viven en el aire, sino en la tierra. Y la tierra con agua y bosques es fecunda. Produce alimentos, sostiene los rebaños, multiplica las posibilidades de supervivencia de la especie.

¿Quién sabe si estas cosas, tan elementales, como parecen, sean abstrusas y lejanas para el entendimiento de muchos, especialmente el de aquellos que se han pasado por generaciones maldiciendo el agua, destruyendo los bosques, burlándose de la tierra y de los que viven aferrados a ella. Que el campo ennegrece, empobrece y embrutece hemos oído repetir muchas veces. Y obramos de conformidad, persiguiendo a la gente del campo y a todo aquel que lo cuida, lo cultiva, lo contempla.

Hace poco, en estudio que nadie ha desmentido, nos decían que Colombia es uno de los poquísimos países del mundo que puede salir en auxilio de una población mundial que va a matar el hambre y va a morir de sed. Y parece que nos importa un bledo esa sentencia, que no es un artificio retórico de algún desocupado, sino la advertencia dramática de los especialistas en la materia.
Somos unos pobrecitos montados en algo mucho mejor que las minas de diamante o los cultivos de las perlas. Tenemos, tierra, agua, bosques, Tenemos vida. ¿Quién paga por ella?

Si fuéramos serios, habríamos dedicado toda nuestra fortuna, no a alimentar sabandijas parlamentarias ni a alimentar el apetito de ladrones de cuellos varios, sino a defender nuestros tesoros.
Si fuéramos serios, la altillanura colombiana sería un jardín, surcada de caminos, con suelo primorosamente tratado, con toda clase de auxilios y ventajas para quienes quisieran cultivarla. Dicen los expertos, que esa tierra equivale a unas quince veces todo el Valle Geográfico del Cauca.

Si fuéramos serios, todas las tierras cultivables de los Llanos Orientales estarían conectadas, de una vez, con los puertos de donde puedan salir sus productos a todas las regiones de la tierra.
Si fuéramos serios, la Mojana estaría ya llena de canales, de defensas contra aguas excesivas, de ventajas para sus moradores.

Si fuéramos serios, no cabrían en los dedos de las manos los programas de reforestación de las cuencas de los ríos, que hemos talado y maltratado hasta el extremo.
Si fuéramos serios………………no estaríamos llenos de proclamas comunistas, sino de universidades que enseñen a los jóvenes, no las estupideces, mal entendidas, además, de El Capital, pero sí las técnicas para cuidar la tierra, defender los bosques, multiplicar las aguas.

Pero cuando se tiene todo, puede uno dedicarse a no ocuparse de nada serio.

Lo tenemos todo. Nuestro pueblo es indisciplinado y los niveles de su educación están lejos de lo que conviene. Pero no es torpe ni haragán. Puesto a una gran tarea, no resulta inferior a los desafíos que enfrenta.

¿Qué falta, entonces? Tomar la vida en serio con un liderazgo que lo entusiasme y comprometa. Con una política grande y creadora y con liderazgo visionario. No es mucho. Pero no le podemos tomar el pelo a la vida indefinidamente. Se acabaron los espacios para seguir en lo que venimos apostándole a las coronadas de un embarque o a las ventajas de contratos amañados y de componendas repugnantes.

Estamos dejando atrás el año más negro de por lo menos un siglo, lo que no significa que hayan sido superadas las calamidades que nos trajo. Pero lo tenemos todo. Es cosa de no seguir con el despilfarro de nuestras posibilidades magníficas.

15 Responses to “CUANDO SE TIENE TODO”

  1. Víctor López 14 December 2020 at 9:17 am Permalink

    “Inmensamente ricas” no diga idioteces, esas gentes no se salvan nunca. Al final terminó mostrando lo que es Londoño, un tinterillo repitiendo estereotipos de moda. Cordialmente.

  2. Orlando 14 December 2020 at 1:34 pm Permalink

    A un amigo Le escribí hace unos días que el peso cubano estaba jodido.

    No me acordé que tiene pesos allá… jajaja y me bloqueó

    Ahora lo vi en la calle

    !Que H de P soy! Jajaja.
    Dice que cuando vaya a Cuba cambia sus
    100 O00 pesos.

    Le dije: De aquí allá, se cayó el comunismo y esa mierda no vale nada Jijiji

  3. manuel 14 December 2020 at 4:55 pm Permalink

    no nos entendemos.

    no entendemos por que odian a trump y aman al decrépito e incompetente NAIDEN con su jauria al asecho.

    Esto me ha hecho entender por que me cuesta tanto comprender a los demás, el abismo que me separa de toda es masa a atribulados acomplejados y gentes incapaces de pensar con claridad

    • Julian Perez 15 December 2020 at 12:25 pm Permalink

      Manuel, no aman a Biden. Eso es una imposibilidad. Solamente odian a Trump. Ni siquiera saben a ciencia cierta que es lo que pretenden hacer los demócratas. (Vaticino algunas sorpresas no muy agradables: se dice que la forma que tienen los dioses de castigar a los humanos es satisfacer sus deseos) Es un voto puramente emocional fomentado por el poder seductor y casi unánime de los medios de comunicación.

      Ya regresé del viaje, por cierto: de la nieve de Massachusetts al calor de Florida, y fin de la tortura de escribir posts con el teclado del Kindle. Me llamó la atención la arquitectura de pòr allá. Solamente la había visto similar en Baltimore. Parece que es característica de Nueva Inglaterra.

  4. Orlando 14 December 2020 at 7:46 pm Permalink

    Voy en busca de una licorería. No sé exactamente dónde está. Veo a tres jóvenes. Pienso. Le voy a preguntar a esos muchachos. Avancé por la acera. Uno de ellos retrocede , tropieza conmigo . Le hablaba a sus amigos y dice: “La licoreria”

    Jajaja. Le dije. Eso mismo quería preguntarles. ? Dónde está la licorería?

    Se echaron a reír de esa casualidad.

  5. Orlando 14 December 2020 at 7:48 pm Permalink

    El asunto Trump ya…

    Perdió. Dentro de 4 años, si está vivo que trate de nuevo

  6. Manuel 14 December 2020 at 8:01 pm Permalink

    “El problema con la Revolución cubana no es su legitimidad histórica o si fue necesaria; el tema es que Cuba no es una causa revolucionaria, es un país soberano, con un Estado que debe respetar los derechos de todos.

    La prioridad, por encima de cualquier ideología, debe ser encontrar la mejor forma de dar comida, transporte y casa a la mayoría posible de ciudadanos con la mayor equidad. Está en el interés nacional cubano tanto mantener las conquistas de la Revolución –incluyendo la capacidad de decir «no» a Estados Unidos cuando toque– como desarrollar una vibrante economía mixta y una sociedad política con respeto a la pluralidad ideológica de sus ciudadanos. En otros lugares, he explicado la utilidad del concepto «Casa Cuba», promovido por monseñor Carlos Manuel de Céspedes para pensar un tránsito gradual a una república soberana, con separación de poderes, elecciones democráticas y oposición leal.

    El problema no es manejar la diversidad cultural sino la diversidad política. Dialogar con artistas e intelectuales jóvenes es un complemento, pero nunca un sustituto a la necesidad de pensar la política cubana de modo tal que quepan tantas diferencias como sea posible sin debilitar el interés nacional. Dentro del respeto al interés público y la soberanía del país, el gobierno cubano debe conversar con todos y para el bien de todos. Mientras más cubanos estén dentro de ese espacio de deliberación, supongo que el resultado puede ser potencialmente mejor.

    Ningún artista es en virtud de su arte representante de las opiniones políticas de la nación toda. Los que fueron al MINCULT el 27 de noviembre o los que hablaron después con el Ministro de Cultura son tan representantes del pueblo de Cuba como los primeros cien nombres de la guía telefónica de Santa Clara. Nadie ha votado por ninguno, ni representan a una asociación en la que otros hemos participado, competido o apenas expuesto nuestras opiniones políticas, eligiéndolos nuestros representantes. El hecho de que alguien sea una cantante lírica, o un dramaturgo, o una artista plástica, o un trovador, no le otorga representatividad o conocimiento especializado para resolver los problemas de la economía o la política del país.

    A esta hora, cuando la generación histórica que hizo la Revolución sale de la escena, es difícil entender de donde emana la soberbia del Partido Comunista al ubicarse como depositario exclusivo de la soberanía nacional. Primero, porque partido viene de parte. Segundo, porque el estado deplorable de la economía, las cifras de emigrados y deseosos de emigrar, y el nivel de desencanto y crítica a los privilegios inmerecidos y la corrupción, deberían llamar la atención de los que en las élites políticas e intelectuales apuestan por un futuro desde valores patrióticos.

    De conjunto con un gobierno que ha manejado la pandemia de Covid-19 con relativa eficiencia y ha apoyado meritoriamente a otros países, se ven en los videos compartidos en las redes sociales y hasta en la Mesa Redonda, a múltiples funcionarios sin capacidad de convencer, con fundamentos de segunda y tercera categoría.

    El bloqueo norteamericano es un problema fundamental, pero también lo es la ineficiencia, la corrupción, y la desidia de políticas gubernamentales. Basta ver los casos de profesores declaradamente socialistas, separados de sus aulas por expresar mínimas disidencias, para dudar de la capacidad del sistema político de lidiar con los retos políticos de una reforma económica y una apertura a flujos de información inevitables.

    Cada día es más difícil confiar en que el actual sistema pueda sacar a Cuba de la crisis. Por lo menos se necesita una estructura donde lo no comunista quepa, no como ciudadano de segunda, sino con capacidad para ejercer el gobierno, ser voz en el parlamento, administrador en lo municipal y regional. En un sistema que asume la supuesta sabiduría del PCC y su competencia a priori, la doble moral y el conformismo vician inevitablemente el proceso de deliberación, participación y toma de decisiones. Aunque ese Estado/Partido aparezca poderoso, es prisionero de sus propios miedos. Lo que décadas atrás fue una unidad políticamente persuadida o maniobrada, hoy se construye sobre el falso cimiento de imponer coyundas hasta dentro de lo patriótico.

    Sin el carisma excepcional y el manejo de crisis de Fidel Castro, con una población de profesionales preparados dentro y fuera del país, la falta de pluralidad política institucionalizada y el miedo a cambios urgentes es –para los intereses nacionales– peligrosa. Río que no encuentra cauce se desborda.

    Si el gobierno no tiene compromiso democrático en sus políticas, la oposición no lo tiene ni en el corazón ni en su cabeza. Hasta para discutir derechos humanos, un tema que debía ser no partidista, estas tribus políticas se empeñan en despojarlo de tal carácter. Si en la Mesa Redonda de la TV cubana se habla de los derechos humanos como un derecho a construir el socialismo, en el artículo «¿Cuánto cuesta la desobediencia en Cuba?», publicado en El Toque, se afirma la falsedad de que, «sin importar qué país incluye este tipo de regulaciones sobre los símbolos nacionales, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) las considera a todas como una vulneración a la libertad de expresión». ¿Cuándo fue eso? ¿Donde tomaron ese curso de derecho internacional?

    La oposición declarada, en su construcción actual, incluyendo el MSI, contiene una tendencia plattista dominante. A varios intelectuales jóvenes que protestaron ante el MINCULT les quedó grande el diálogo. Exigiendo homenajes a un grupo de poca monta en la cultura cubana como Paideia, terminaron entre las tenazas binarias del gobierno que los descolocó y la presión maximalista del Movimiento San Isidro.

    De un tiempo a esta parte se ha vuelto una «gracia» de algunos opositores tomar los símbolos nacionales para choteo y «performances». Antes de pedir los jóvenes artistas que les enseñen «Paideia» –vaya nombrecito griego para un grupo cultural cubano–, seria bueno que conocieran que en El Jíbaro –narró Orestes Ferrara– por poco se caen a tiros cubanos y estadounidenses en 1898 a propósito de lo que el General José Miguel Gómez consideró un ultraje a la bandera cubana.

    Entre los partidarios de esa oposición en el exterior, que han firmado varias cartas, el compromiso con la libertad de expresión es ambiguo. Condenan y alertan contra la violencia «estatal», mientras son incapaces de decir algo como grupo contra los reiterados incidentes de violencia y actos de repudio que la derecha radical ha montado en Miami, o mencionar el bloqueo como lo que la comunidad internacional lo ha calificado desde 1992: «ilegal, inmoral y contraproducente». No hace veinte años, sino apenas una semana atrás, hubo violencia respaldada por el alcalde de Miami contra la libertad de expresión de Edmundo García. No hay acto de repudio gallardo ni amenaza buena de muerte contra la libertad de expresión, ni en Cojímar ni en la Calle 8.

    Existe en la Isla y en la emigración, una Cuba para la cual la «moderación», como decía Martí, es su espíritu. Es posible demandar a la vez mayor pluralidad política que la permitida por el monopolio comunista mientras se defiende desde el corazón la bandera de la estrella solitaria y desde el conocimiento el pensamiento independentista y democrático de José Martí, que es «el Delegado» que ya Cuba escogió, para citar a Cintio Vitier en polémica con Rafael Rojas. La disposición de los congregados ante el MINCULT a cantar el Himno de Bayamo es un buen comienzo para pensar un rumbo propio entre la Escila de la soberbia totalitaria y la Caribdis del plattismo sumiso. Allí va la esperanza.

  7. Orlando 14 December 2020 at 8:48 pm Permalink

    Rectifico:

    Un gobierno que ha manipulado las estadísticas de la pandemia de Covid-19 con relativa eficiencia

  8. Orlando 14 December 2020 at 8:49 pm Permalink

    Rectifico:

    Un gobierno que ha manipulado las estadísticas de la pandemia de Covid-19 con relativa eficiencia.

    • Julian Perez 15 December 2020 at 6:23 pm Permalink

      Pienso que a partir de enero van a empezar a disminuir la cantidad de casos y de muertes puesto que ya no les convienen las cifras infladas. Cumplieron su objetivo.

      Lo que aún no sé es cómo lo van a justificar. No pueden utilizar la vacuna como pretexto pues ya se tomaron el trabajo de cuestionarla para desacreditar a Trump.

      Ya se inventarán algo para hacer aparecer a Biden como el que salva del azote del COVID. Basta recordar que a Cuomo, que tiene un montón de muertes en su conciencia por haber metido a los ancianos enfermos en residencias de ancianos, en vez de en hospitales, lo hacen aparecer como una especie de héroe. Tienen a casi toda la prensa a su favor para montarse una buena historia.

  9. manuel 14 December 2020 at 8:55 pm Permalink

    para ayudar, primero hay que conocer la situación.

    – Ayer en el ómnibus, subió un enano y se sentó al lado mío.
    – Después de algunos minutos el bus frenó en una parada y el enano se resbaló del asiento.
    – Entonces lo agarré del brazo y lo volví a sentar en su asiento.
    Chistes varios,
    – Unos minutos mas tarde el enano se resbaló de nuevo y conseguí ayudarlo otra vez.
    – Al ratito el enano pelotudo se resbala por tercera vez y yo ya caliente lo agarro otra vez del brazo y le digo: “sujetate bien hombre te vas a estar resbalando todo el trayecto!!” y el enano me contesta:
    – “¡Porqué no te vas a la mi&rd% pelotudo!!, hace 3 paradas que intento bajarme y vos no me dejas.”

  10. Orlando 15 December 2020 at 5:08 am Permalink

    Oye, pero ya decir eso es el colmo.
    ?Son brutos o hijos de puta?

    Dice Murillo.

    Muchas personas dicen ‘ahora con mi nuevo salario yo no voy a poder pagar la nueva tarifa’, a mí me parece que hay un problema cultural que tendrá que cambiar, y es que esa tarifa se paga con los ingresos familiares, no es exactamente con el ingreso de una persona”,

  11. Manuel 15 December 2020 at 6:54 am Permalink

    Comenzando a pensar q el pobre
    Carlos alberto montaner
    Está siendo consumido por su odio
    He ahí la verdadera causa de su gran deterioro
    Físico-mental

  12. Orlando 15 December 2020 at 10:46 am Permalink

    Ahora estoy jodiendo a
    Edu.

    Apaga la luz. Bururú. Bururú. Que no hay bolsillo que aguante. ! Tremendo paquetazo metieron!

  13. Orlando 15 December 2020 at 5:43 pm Permalink

    No sé puede tener todo en la vida. Hay cosas que el dinero no puede comprar, como el amor de Carmela. “Yo me voy pa la Habana y no vuelvo más. El amor de Carmela me va a matar


Leave a Reply