07 September 2017 ~ 12 Comentarios

Deportar a los soñadores más que un crimen, es una soberana estupidez


Vea en youtube

12 Responses to “Deportar a los soñadores más que un crimen, es una soberana estupidez”

  1. DR SANTIAGO CARDENAS 7 September 2017 at 12:28 pm Permalink

    IR A LA LEGALIDAD DE ACUERDO A LA CONSTITUCION NO ES UN CRIMEN—PIENSO QUE NO HAY INTENCIONES DE DEPORTARLOS—- HAY OTRAS PRIORIDADES

    • rafael 8 September 2017 at 8:36 pm Permalink

      Exacto,,,,,Trump es presidente de otros 325 millones de ciudadanos americanos que tienen sus prioridades muy bien definidas….y creo que deben estar primero sin discusión…..estamos de acuerdo?

  2. Héctor Barceló 7 September 2017 at 1:43 pm Permalink

    Lamentable, muy lamentable. Yo no sé de donde saca Trump esa idea absurda de que se deben deportar a los inmigrantes emprendedores para ¨preservar¨ los empleos de los nativos. !!Cuanto daño le hará a Estados Unidos la ideología cavernaria que defiende su actual Presidente, por Dios!! Espero que el equilibrio de poderes, que si funciona en el país del norte, tome cartas en el asunto y evite esta estupidez.

  3. hector l Ordonez. 7 September 2017 at 3:14 pm Permalink

    Que dano para estos jovenes y que dano para la imagen de los EE.UU.

  4. Apurimaq 7 September 2017 at 7:47 pm Permalink

    Trump solo piensa en cumplir sus promesas de campaña, aunque esto implique perjuicios para Estados Unidos.

    • rafael 8 September 2017 at 8:34 pm Permalink

      Y en especial que es lo que deseas, que sea como Obama que le dio atole con el dedo a los Hispanos y deporto con la otra mano a millones de los verracos……
      Por lo menos hasta ahora Trump se ha quedado muy por debajo de las cifras Obamistas….quien los entiende……

  5. Julian Perez 7 September 2017 at 8:03 pm Permalink

    En este caso creo que es intyeresante hacer un par de puntualizaciones.

    La primera es que el DACA fue una orden ejecutiva. En rigor, aunque un presidente tiene derecho a utilizar este recurso, es preferible no abusar del mismo. El presidente representa el poder ejecutivo, no el legislativo. Asi que poner la decisión en manos del congreso es el procedimiento adecuado. En los seis meses que median ya se dijo que no habría deportaciones.

    La segunda puntualización es que los recientes acontecimientos indican que se puede producir un giro interesante. Es sabido que el presidente se lleva muy mal con la prensa y con el GOP, pero al parecer puede llevarse mejor con los Demócratas. Acaba de cuadrar la caja nada menos que con Nanci Pelosi y Schumer con relación al presupuesto y al límite de la deuda. No descarto que el DACA acabe por subsistir.

    • Julian Perez 15 September 2017 at 7:33 am Permalink

      Efectivamente, parece que el DACA va a subsistir. Más aún, ahora el presidente lo defiende en sus tweets. (Ann Coulter no está muy contenta, pero su apoyo a Trump estaba centrado en un solo tema: inmigración)

  6. Nestor Avendaño 8 September 2017 at 10:50 am Permalink

    No estoy de acuerdo con su posición, ni con el elogio que con su columna en la Hora de la Verdad le hizo Fernando Londoño. DACA es un decreto ilegal y esa ilegalidad le sirve de excusa a Trump. Y es una buena excusa. Y es un decreto ilegal porque el congreso de Estados Unidos, que tiene la responsabilidad de legislar, en especial sobre temas tan delicados quer son exclusivos del legislativo, no lo hace. Así que Obama, que no tuvo remilgo alguno para violar la ley, como en tantas otras ocasiones no tuvo remilgo para usurpar los poderes del congreso y expedir un decreto ilegal, pero popular y demagógico. Así que ahora la administración Trump deroga el decreto ilegal y devuelve al congreso la responsabilidad que ha debido ejercer desde el principio. Si no legisla sobre un tema de su exclusiva competencia no es culpa. ¿Que prevalece, Sr Montaner, el estado de derecho –tan azotado por la administración Obama– o las concesiones ilegales hechas de manera demagógica a unas personas que quizá no tengan la culpa de haber sido traídos irresponsablemente por sus padres, pero que ciertamente están en violación de unos preceptos legales de los EU. Dura lex sed lex

  7. rafael 8 September 2017 at 8:29 pm Permalink

    Esta es una cuestión de doble filo y no se debe ser apasionado al analizarlo y tomar partido.
    EE.UU se caracteriza por tratar en todos los aspectos ser una nación de leyes, leyes que podrán ser buenas o malas pero son nuestras leyes.
    Por un problema eminentemente político y con facetas humanas sin dudas, no podemos decirles a nuestros oficiales que “miren” hacia “otro” lado, cuando se enfrenten a un caso como este.
    Yo pienso que al hacerlo prostituimos las leyes en su espíritu y ejecución; y quizás con ello nos estemos convirtiendo en lo que mas hemos criticado del hemisferio sur y al final me pregunto: que será lo que seguirá?

    • Ramiro Millan 11 September 2017 at 5:41 am Permalink

      Coincido con ud Rafael.
      Soy un convencido de que el éxito de la naciones pasa por el apego de la ciudadanía al cumplimiento de las normas, reglas y leyes.
      Sin este requisito las instituciones no funcionan y sin ellas, ningúna política es exitosa.
      Quienes no entienden este concepto básico para la organización eficiente de las sociedades, probablemente sean un escollo al progreso.
      De hecho, los Estados Unidos juegan al límite cuando miran al costado toda vez que enfrentan la ilegalidad de los inmigrantes.
      Juegan con límites peligrosisimos toda vez que se evita cumplir la ley.
      ¿Qué leyes serán las próximas a incumplir?
      ¿Y después de incumplir éstas últimas, cuales serán las próximas?
      Hasta que descubran que la desorganización social, el atraso, corrupción por doquier, desinterés ciudadano, etc, es su nueva realidad.
      Las leyes se pueden cambiar fácilmente si no son las más adecuadas.
      En cambio, la cultura que hacen efectivas las leyes, créanme, es extraordinariamente difícil tenerla y si se la pierde, olvidense por al menos un siglo recuperarla.
      Hay que intentar respetar a rajatabla las normas, reglas y leyes.
      Si resultan inadecuadas, pues cámbiale, pero hasta que eso no suceda, cumple.
      No dudes en hacerlo o seguramente te arrepentirás.

  8. hector l Ordonez. 10 September 2017 at 10:59 pm Permalink

    Todavia hay quienes justifican esta barbarie,que Dios los perdone.


Leave a Reply