15 July 2012 ~ 9 Comentarios

Diez libros contra la idiotez política

por Carlos Alberto Montaner

IdiotaLatinoamericano

(El Nuevo Herald) Tiene cura la idiotez política? Puede ser. O tiene alivio, pero nunca se puede garantizar que no habrá recaída. En el 2007, junto a Álvaro Vargas Llosa y a Plinio Apuleyo Mendoza, con prólogo de Mario Vargas Llosa, escribí varios capítulos de un libro titulado El regreso del idiota. Era la continuación, una década más tarde, del Manual del perfecto idiota latinoamericano, libro que había sido un bestseller, pero en el que nos equivocamos cuando vaticinamos el fin de la insensatez política en nuestro continente.

Éramos unos ilusos. En 1999 Hugo Chávez había ganado unas elecciones en Venezuela y con ese hecho lamentable quedábamos absolutamente desmentidos: el idiota político estaba vivo, lleno de energías y dispuesto a repetir por enésima vez los mismos disparates de siempre. Tras el coronel venezolano llegaron Rafael Correa al Ecuador, Evo Morales a Bolivia y regresó Daniel Ortega a la presidencia de Nicaragua. La idiotez política se había convertido en una epidemia.

El último capítulo de El regreso del idiota recomienda 10 libros que deben servir de vacuna eficaz contra los disparates que suelen divulgar o defender en las filas de esa izquierda carnívora latinoamericana (hay otra, dulce y vegetariana, como la de la señora Bachelet, con la que se puede convivir armónicamente). A continuación los 10 libros que entonces recomendamos. Mantienen toda su vigencia:

1. Camino de servidumbre (1944). Por Friedrich A. Hayek. Premio Nobel de Economía, economista y jurista austriaco, sobre los peligros del colectivismo y cómo esa tendencia estatista conduce al autoritarismo.

2. El cero y el infinito (1940). Por Arthur Koestler. Escritor húngaro-británico. Un ex agente comunista cuenta, en forma de novela, las tribulaciones y las contradicciones de un camarada purgado por Stalin.

3. Del buen salvaje al buen revolucionario (1975). Por Carlos Rangel. Un brillante ensayista venezolano desmonta el victimismo de la izquierda latinoamericana y denuncia los disparates de la Teoría de la Dependencia.

4. La acción humana (1949). Por Ludwig von Mises. Economista austriaco. Un excelente libro de texto. Explica cómo funciona realmente la economía y desmiente que ésa disciplina sea una ciencia derivada de las matemáticas. La economía depende de las decisiones individuales y éstas son producto de la psicología y de la información.

5. La sociedad abierta y sus enemigos (1943). Por Karl Popper. Ensayista y pensador austriaco. Un análisis de las utopías y del daño que éstas le hacen al género humano. Un libro fundamental para explicar por qué el fascismo y el comunismo, dos primos hermanos, han contribuido a crear los peores mataderos de la historia.

6. El nacimiento del mundo occidental: una nueva historia económica (1973). Por Douglas North (Premio Nobel de Economía) y Robert Paul Thomas, norteamericanos. Los autores explican cómo y por qué Occidente y no China se convirtió paulatinamente en el centro del desarrollo y la prosperidad en el planeta. La respuesta estaba en las instituciones de derecho creadas en Occidente.

7. El capital humano (1975). Por Gary Becker, Premio Nobel de Economía. Norteamericano. Aporta una visión sociológica de la economía y demuestra el papel de la educación individual en el desempeño colectivo de la sociedad.

8. Libertad para elegir (1976). Por Milton (Premio Nobel de Economía) y Rose Friedman, su mujer. Norteamericanos. Es una razonada defensa del mercado y del surgimiento de un Derecho generalmente olvidado: el de elegir lo que queremos con nuestro dinero sin que el Estado o los grupos de poder nos impongan sus gustos y creencias.

9. El conocimiento inútil (1988). Por Jean-François Revel. Ensayista francés. Revela cómo las mentiras y las explicaciones absurdas continúan vigentes pese a los desmentidos de la realidad. De alguna manera esta obra sirve para entender la terquedad ideológica de muchos latinoamericanos indiferentes ante los desastres del estatismo.

10. La rebelión de Atlas (1957). Por Ayn Rand. Ensayista, narradora y filósofa ruso-americana. Defensora a ultranza del individualismo y enemiga del colectivismo en todas sus formas. Esta novela, muy didáctica y voluminosa, recoge la esencia de su pensamiento.

9 Responses to “Diez libros contra la idiotez política”

  1. Cuco 16 July 2012 at 3:09 am Permalink

    Quién tuviera tiempo para leer sabroso..!..
    (ése coñoesumadre tiene la culpa..)

  2. Henry J. Garcia 16 July 2012 at 5:26 am Permalink

    Estimado amigo soy un admirador de sus escritos y de su gran capacidad en el ambito de la politica. Quiziera que me comunicara como puedo comprar sus libros y esos que Ud. recomienda.

    atentamente.
    Henry J. Garcia

  3. Mahou 16 July 2012 at 12:11 pm Permalink

    Sí, habrá mucho idiota en Hispanoamérica, pero en España ya no caben más. Lo dice un español.
    Gracias por las lecturas recomendadas. Habrá que agenciarse de las que faltan en la biblioteca (recomiendo expresamente el de Revel).

  4. Jorge 16 July 2012 at 1:36 pm Permalink

    Me apena reconocer que he leido solo udos libros de la lista y que no habia oido hablar de varios de ellos.

    En mi lista personal no podrian faltar:

    1. Wild Swans de Jung Chang. En este libro la autora añade a su propia autobiografía las biografías de su madre y abuela y así cuenta a través de 3 generaciones femeninas la historia de China hacia el colectivismo. Quizás este no contenga los preceptos académicos de otros para explicar el proceso sociopolítico hacia el colectivismo pero en términos bien simples, desde abajo describe la cruel experiencia de vivir las consecuencias del experimento.
    2. The Fatal Eggs (Los Huevos Maléficos) – Mikhail Bulgakov. Este autor ruso escribió hirientes criticas cuando el disparate del comunismo estaba en cierne, el cuento “Corazón de Perro” y su obra maestra “ El Maestro y Margarita” son ejemplos de ello; pero “Los Huevos Maléficos” descifra como pocos libros las claves de la locura colectivista.
    3. El Elefante (compilación de cuentos cortos) – Slawomir Mrozek – Faltan palabras para describir lo que es la sátira en manos de este autor polaco: hay que leerlo. Nadie como él puso el experimento comunista al lado del absurdo y los mezcló a ambos de tal forma que una vez finalizada la lectura te quedas con la impresión que el comunismo y el absurdo son solo uno.

    • Mahou 17 July 2012 at 12:27 pm Permalink

      Apuntados también el de Bulgakov y el de Mrozek. Gracias

  5. Renato Rodas 18 July 2012 at 3:40 am Permalink

    Toda la base ideológica de Ron Paul. Talvéz algún día Carlos Alberto no confiese porqué lo sigue ignorando.

    • Jorge 18 July 2012 at 4:15 pm Permalink

      Si alguien lo tiene claro de como “nortear” a los EE.UU para corregir los cuestionables rumbos que ha tomado el pais en gasto publico, tamano del gobierno, estructuras tributarias, finanzas y regulaciones, etc; eso es Ron Paul, de acuerdo.

      Cuando uno solo se asoma a lo que el piensa se deba hacer en politica exterior, los que hemos vivido en contacto con la otra mitad del mundo que envidia y odia a los EE.UU no queda mas remedio que pensar que Paul es un trasnochado al creerse que siendo “nice” con los enemigos estos se convertiran en amigos. Yo estoy de acuerdo con que los EE.UU no pueden ser policia del mundo entero, o que a la fuerza no se puede tratar de hacer de Afghanistan una Suiza; pero de ahi a meternos de frontera para adentro y dejar que el mundo entero se desconjone y creer que no llegaran a nosotros…………

      Por cierto, supongo que una de las razones por las que CAM siga ignorando a Ron Paul es por su record en el Congreso de los EE.UU: en la friolera de terminos que ha servido ha escrito mas de 600 proyectos de ley (bills) y solo uno paso la comision correspondiente y demoledoramente fue votado en contra. Si Paul fuera mas realista tendria mas adeptos.

  6. salvador 18 July 2012 at 10:09 pm Permalink

    Sr.Montaner:
    No se equivocaron, solo no tuvieron en cuenta el monólogo de “Los Pendejos” (son tantos que hasta eligen presidentes).

  7. Güicho 23 July 2012 at 5:59 am Permalink

    De hecho es esa su pata coja, don Alberto, el dosificado optimismo que siempre le cuelga a sus textos. Probablemente el cinismo total no se vende igual, pero en defintiva en el liberalismo hay un lado necio: al asociar libertad con democracia se gestiona el poder por vía electoral para los socialistas.


Leave a Reply