11 July 2014 ~ 1 Comentario

El amor en el ‘Tiempo de canallas’

por Myriam Silva-Warren

Tiempo de Canallas

(Centro Tampa) Carlos Alberto Montaner, el reconocido periodista, analista y activista político, presenta su nueva novela “Tiempo de canallas”.

Montaner, de origen cubano, es leído por más de seis millones de personas semanalmente y sus columnas son reproducidas en varios diarios de Latinoamérica.

Desde la aparición de su anterior obra, “Otra vez adiós”, Montaner estaba gestando “Tiempo de canallas”, un thriller político que se desarrolla en la Guerra Fría.

De acuerdo con un comunicado de la editorial, el protagonista de “Tiempo de canallas”, Rafael Mallo, está preso en una cárcel franquista a la espera de que lo fusilen.

Lleva siete años encerrado. Mallo es un escritor trotskista formado en Moscú. Sorprendentemente, lo ponen en libertad y se reencuentra con una antigua amante, Sarah Vandor.

“Es el comienzo de la Guerra Fría. La URSS y Estados Unidos se enfrentan secretamente en el terreno de las ideas, pero eso no excluye que, literalmente, rueden algunas cabezas. ¿Quién está detrás de esos crímenes? Es difícil saberlo. “Tiempo de canallas” lo cuenta”, reza el comunicado.

Montaner, en entrevista exclusiva, explicó a CENTRO Tampa el por qué aconseja la lectura de “Tiempo de canallas”, habla del oficio del escritor y de las cambiantes formas de pensar.

CENTRO Tampa: Prometió que iba a publicar una novela cada año porque había cumplido 70 años y quería dedicarse a la escritura. ¿”Tiempo de canallas” es la novela del 2014?

Carlos Alberto Montaner: De alguna manera sí. La novela estuvo lista hace algunos meses, pero la editorial decidió esperar y la publicó ahora. La idea mía es publicar cada año, no sé si lograré hacerlo. Después la vida se complica y las cosas no salen como uno quisiera, pero me gustaría.

CT: En ese orden de ideas, ¿qué está adelantando para el 2015?

CAM: Hay una novela en la que estoy trabajando que provisionalmente se llama “La embajada” y es una experiencia por la que yo pasé cuando cumplí los 18 años en esa embajada. Donde éramos 14 personas cuando yo llegué y 150 cuando yo me fui ocho meses más tarde viviendo en una casa. No sé si eso es una experiencia realmente inolvidable porque eran 150 personas que no se conocían o que se conocieron allí. Y había de todas las características de cualquier sociedad. Personas honorables, brillantes, asesinos, prostitutas. En fin, un corte longitudinal de la sociedad y había de todo. Fue muy interesante porque lo que no existía eran jerarquías. Los diplomáticos se fueron y hubo que crear un micro estado para funcionar dentro de esa casa, pero eso será la próxima novela.

CT: En “Tiempo de canallas” el protagonista es Rafael Mallo un personaje muy calculador. ¿Es realmente tan calculador?

CAM: Lo vas a ver cuando llegues al final del libro, es una sorpresa. Efectivamente es una persona calculadora, es un fanático y es un creyente en sus ideas. Es una etapa de la vida política de Europa, de Cuba y de EEUU. En fin, fue un personaje que me sirve para contar cómo fue ese enfrentamiento de la Guerra Fría, muy importante en la historia del siglo XX y que se salvó inesperadamente con la desaparición de la Unión Soviética. Pero antes de que eso sucediera, sucedieron muchísimas cosas y hubo también hechos de violencia y hechos de sangre, a pesar de que la esencia del conflicto era de carácter ideológico.

CT: ¿Qué tan inteligente es su personaje, es paranoide, es usado o es manipulador?

CAM: Es una mezcla de todo eso. Es inteligente, paranoico, fanático, muy manipulador, puede ser muy frío y al mismo tiempo puede actuar apasionadamente. Un poco como son los seres humanos que tienen muchas facetas. Ella es un personaje más interesante, Sarah Vandor.

CT: La amante.

CAM: Sí, la amante. Es una historia de amor, pero una historia torturada de amor en medio de la Guerra Fría donde todos se utilizan unos a otros.

CT: El personaje es un escritor. ¿En su caso cuando escribe, también se libera de alguna manera como su personaje?

CAM: Sí claro. Escribir sirve para muchas cosas, para organizar tus ideas en estas novelas históricas, te sirve para aprender mucho y te sirve además para contar cada personaje que es todos los personajes que tienen mucho de uno mismo… todos los personajes tienen algo de tí y tú tienes algo de todos ellos.

Yo no entendía muy bien cuando era muy jovencito y leía aquello de ‘Yo soy Madame Bovary’ por qué dijo eso el autor, bueno porque él era Madame Bovary. También porque él era todos los personajes porque uno no se puede escapar de eso. Si hay una radiografía real de una persona es la ficción, y más la ficción que el ensayo porque el ensayo te sirve para enmascararte, para estar discutiendo ideas, para estar contando ideas. La ficción, de alguna manera, es más transparente.

CT: Pero su ficción no es tan ficción porque “Tiempo de canallas” y su anterior novela, “Otra vez adiós”, son basadas en hechos reales. Rafael Mallo podría haber existido.

CAM: Sí, podría haber existido. Existió de alguna manera. He conocido gente así, gente como él.

CT: ¿Cómo luchar ante la falta de lectura? Ahora que el mundo del Twitter ha tomado acogida.

CAM: Sí, los 140 caracteres. Ese es un problema muy serio porque se está transformando, incluso y hay estudios gramáticos que explican cómo la lectura de textos fragmentarios está de alguna manera redefiniendo las funciones del cerebro y el modo en que nosotros tenemos de apoderarnos de la realidad y de entenderla. Si tú lees siempre 140 caractéres, si tú hablas a base de ‘sound bites’, eso acaba por moldear tu cerebro. Porque es que tu cerebro se adapta al modo de comunicación vigente y eso puede cambiar la forma en que escribimos. Ya me han llegado un par de libros de regalo de gente que ha editado sus ‘twits’, me parece increíble

CT: ¿Por qué comprar “Tiempo de canallas”?

CAM: Porque es un thriller que escribí para tratar de atrapar al lector. Cuando uno escribe ficción uno escribe con el objetivo de atraer emociones y generar emociones. Tú quieres transmitir esas emociones porque realmente tu oficio es el de entretener en ese campo de las emociones.

Este libro es interesante porque tú quieres saber por qué ese personaje lo han sacado de la cárcel, qué va a hacer él una vez está libre, qué es lo que realmente hizo. Luego se produce un asesinato en la obra. ¿Quién lo mato? ¿Por qué lo mató?.

Todo eso es el esfuerzo del escritor por atrapar al lector, por conseguir que se someta al ejercicio de tener que leer. El interés del escritor es que el libro llegue a interesarte tanto que lamentes que el libro se haya acabado, cosa que a veces ocurre.

No hay elogio mayor para un escritor que se llegue al último capítulo y ya se esté lamentando el lector que se va a llegar al final y se quiera que la obra continúe.

Para seguir al escritor, visite www.elblogdemontaner.com

“Tiempo de Canallas” está disponible en las principales librerías del país.

Print Friendly

One Response to “El amor en el ‘Tiempo de canallas’”

  1. joseluis dominguez 11 July 2014 at 6:46 pm Permalink

    A veces veo seres vivientes en la soledad. El ser animal. Creo no sufren por que no piensan. Hay muchos teóricos que están creando o igualando a los seres pensantes: con animales que no saben de su propia existencia.


Leave a Reply