19 January 2013 ~ 15 Comentarios

El camino de La Habana

por Carlos Alberto Montaner

Chavez

(FIRMASPRESS) En el medievo los peregrinos acudían a Santiago de Compostela, en Galicia, en busca de indulgencias para entrar directamente en el reino de los cielos sin pasar por la desagradable experiencia del purgatorio o la aburrida espera del limbo (espacio teológico, por cierto, que últimamente fue clausurado). Recorrían el famoso Camino de Santiago (unos cuantos cientos de kilómetros si se hace desde el Pirineo francés), le daban un abrazo al santo de palo y la gloria estaba asegurada.

Algo así es lo que hoy sucede con la cúpula chavista. Los peregrinos del aparato bolivariano llegan al paraíso tras recorrer el Camino de la Habana a darles un abrazo a los hermanos Castro, dos ancianos que a estas alturas de la vida también tienen cierta consistencia calcárea, o, en palabras de Agustín Lara, “alabastrina”.

¿Qué hacen chicos como Maduro, Cabello y Jaua en un sitio como ése? Obvio: van a aprender la única materia en la que Cuba es la mayor experta del planeta: supervivencia política. Los Castro, que han conseguido fracasar en todo lo concerniente a la producción de bienes y servicios, al asombroso extremo de haber liquidado la centenaria industria azucarera, han logrado, sin embargo, aferrarse al poder durante 54 años, sobreviviendo a larguísimas e inútiles guerras africanas, decenas de aventuras guerrilleras y terroristas, y a la desaparición de la URSS, padre, patrón y financista del disparate cubano.

¿Cómo lo han logrado? Esto es importante, porque ahí radica la esencia de la lección cubana a los venezolanos:

Primero, manteniendo una absoluta disciplina dentro de la estructura de poder. Sólo existen una sola cabeza, una sola voz, un solo aplauso. No puede haber disenso ni desviación. No hay espacio para vertientes. Al funcionario o dirigente que se mueva lo aplastan o lo extirpan, previa la pública demostración de que era un canalla.

Segundo, control absoluto de la maquinaria que hace las reglas (ese coro afinado que funge de parlamento) y de la institución que las aplica como les conviene a los mandatarios (el poder judicial, que es sólo una familia de verdugos obsecuentes al servicio de los gobernantes).

Tercero, control total, también, de los medios de comunicación que dan cuenta de los hechos públicos y privados. La realidad es lo que decide quien tiene encomendado describirla. Las contradicciones no existen. Una de las principales funciones del Estado es mantener oculto cualquier aspecto que desmienta el discurso o relato oficial.

Para lograr esos objetivos e inducir los comportamientos que promueven la obediencia, los soviéticos crearon un muy eficiente sistema de estabulación ciudadana.

Las personas eran colocadas en establos institucionales, clasificándolas por la edad, el género y la ocupación, siempre vigiladas por la policía política a una distancia ostensible, para hacer sentir la presión e infundir miedo. (Es muy importante que las personas sientan temor para que no se rebelen o protesten).

Al cabo de un par de generaciones ese tipo de Estado se consolida. Ha surgido “el hombre nuevo”, pero no exactamente la criatura desinteresada, solidaria y laboriosa que preveía Marx, sino un tipo inmovilizado por tres cadenas indestructibles:

La fuerza de la inercia. Las cosas se hacen así, porque siempre se han hecho de esa manera. No hay alternativa a la incomodidad que produce ese Estado torpe y burocrático.

El miedo a la represión. La cárcel, muy dura, y las ejecuciones sumarias son eficaces para inducir la obediencia. Los ciudadanos en los Estados totalitarios sólo creen en huir. Como afirma el periodista Juan Manuel Cao, el comunismo terminó con una avalancha de gente que huía, no de gente que peleaba. La docilidad es una forma de adaptación al sistema.

El síndrome de indefensión. Las personas aprenden, desde la niñez, que el régimen es imbatible, de manera que no tiene sentido oponérsele. Los padres, que quieren proteger a sus hijos, son los grandes propagadores de ese síndrome. Ellos enseñan a sus hijos a bajar la cabeza y obedecer para que no les hagan daño.

¿Qué más van a aprender los chavistas de sus maestros cubanos? Una lección estratégica clave: no es el momento de abrir otros frentes. Debe volar la paloma de la paz. A los gringos se les mandan mensajes tranquilizadores. A los grandes capitales se les asegura que no habrá mayores radicalismos. A los países del vecindario, que no deben temer la permanencia del postchavismo. A la oposición, palo y tentetieso.

Ya habrá tiempo de ajustarles las tuercas a esos enemigos naturales cuando caiga totalmente el telón de acero.

15 Responses to “El camino de La Habana”

  1. ARNALDO 19 January 2013 at 10:50 pm Permalink

    Hay que reconocer que muchos paises latinoamericanos y europeos llamados democratas.han coqueteado y apoyan dictadura como la cubana haciendole el juego a dia de hoy.

    • Mandrágoras 21 January 2013 at 3:00 pm Permalink

      Venezuela necesita regresar a la Democracia.

  2. Marcelo Añez 20 January 2013 at 12:11 am Permalink

    Las palabras de hoy del Sr. Montaner más que lúcidas son clarividentes.
    Por mi parte deseo de todo corazón que ese andamiaje perverso se venga abajo y de paso a la libertad. Para los cubanos, para venezolanos y bolivianos. Y para todos los países plegados al delirio castro-chavista.
    Mientras, el pensamiento y la acción permanente de Carlos Alberto Montaner sostienen la esperanza y las ganas de luchar en contra de las dictaduras, disfrazadas o no.

    • Maximiliano Herrera 20 January 2013 at 6:53 am Permalink

      SOLOS no se van a venir abajo. jamas. Si el pueblo no tiene agallas para arriesgar sus vidas para luchar para el futuro de sus hijos, los 52 anyos van a ser 104. En este valor se puede tomar ejemplo de las primaveras arabes, no en otras cosas que han llevado desenlaces contradictorios, pero en eso si’. Esa pasividad es una condena.

  3. alternate 20 January 2013 at 1:47 am Permalink

    Muy poco afortunada su frívola (a mi juicio) comparanza entre los peregrinos del Camino de Santiago con el desfile habanero de los dictadores modernos, Sire. Felicitaciones por el resto.

  4. La Molécula 20 January 2013 at 4:07 am Permalink

    Pues sí, lo que está sucediendo en Venezuela, se lo mire por donde se lo mire, es una aberración política, jurídica e institucional Made in Cuba.

    Los sabuesos castrochavistas resultaron ser alumnos aventajados. Uno de los exámenes a los que fueron sometidos por sus “maestros” fue convertir a Venezuela en la Vergüenzuela de América. El examen lo cumplieron con éxito. A tal punto llegó el éxito, que lograron que Vergüenzuela de América fuese el primer país del mundo en donde un cuasi velorio lo convierten en una investidura presidencial. Un velorio donde incluso se pudo ver y escuchar a los mismos presidentes, vicepresidentes y cancilleres latinoamericanos que trataron de inconstitucional la destitución del ex presidente de Paraguay (donde sí se actuó respetando la Constitución y el tribunal supremo dio el visto bueno a lo actuado por el congreso paraguayo) avalando la investidura de un cuasi muerto o cuasi vivo, nadie sabe.

    Pero lo lamentable es que no fue solo al presidente en asunción (y en plena ascensión, según creo) al único que velaron allí. No, en Vergüenzuela de América velaron a la Cordura, a la Dignidad y al amor por la Libertad y por la Democracia. Un complot orquestado en Cuba, no cabe ninguna duda. Ese “”¡Todos somos Chávez!” es la expresión más castrista que se ha escuchado en lo que va de año.

    Y a propósito de “”¡Todos somos Chávez!”, ¿alguien sabe si el limbo fue reabierto? A mí me da la impresión de que sí.

  5. Victor Hernandez 20 January 2013 at 6:17 am Permalink

    Yo diría que el señor Montaner no es más que un instrumento de quienes pretenden dirigir nuestras mentes. Si de los que dominan Los medios de comunicación y no permiten que salgan otras noticias ni opiniones divergentes.
    Me refiero a ese estado rígido y perfectamente estereotipado como lo es el de los EE.UU.AA. que no permite que nadie piense, pero lo hace de manera tan efectiva que nadie se da cuenta que está dominado desde lo más profundo de su mente. Los americanos y los habitantes de sus colonias son formados en esterotipos, que determinan sus patrones de razonamiento. Por lo que jamás un gringo(ni sus esclavos) podrá pensar en la posibilidad de otro sistema de distribución de las riquezas, ya que el único modo posible es el que USA su gobierno.
    ¿Entonces de que habla el Sr. Montaner? ¿Del Socialismo o del Neoliberalismo a la USA? La verdad es que tiene que poner un ejemplo más claro.

    • Lector Independiente 22 January 2013 at 3:42 pm Permalink

      No mi estimado Victor,
      El señor Montaner el cual es un periodista y analista respetado e independiente y que sus publicaciones son leídas no solo por personas libres e independientes sino por los mismos dictadores y su voz es escuchada y tomada en cuenta, no trata de imponer ningun pensamiento ni estereotipo Americanno, sino que realiza un análisis de la tragiconovela que está ocurriendo en Cubazuela y en la cual Cuba es el común denominador ya que la permanencia en el poder del gobierno de Cuba depende del subsidio que le envía Venezuela.
      Si quieres conocer lo que es manipular medios de comunicación, mentes y pensamientos te invito a que vivas en Cuba y si ya lo haces se por que brindas esta opinión.

  6. Augusto de la Torre Casas 20 January 2013 at 8:34 am Permalink

    Me da mucha tristeza reconocerlo, pero el comunismo también ha contado con un pueblo manso como el nuestro, que demoró más de medio siglo para liberarse de España después de la liberación del resto de los países latinoamericanos, incluso con ayuda de USA,
    para vergüenza de quienes todavía la tengan. “Nuestro vino…” Otros pueblos se han rebelado, aunque fracasando, como Hungría, Checoslovaquia, Polonia, pero el cubano es un pueblo que como dices, sólo piensa en huir, escapar, nunca en enfrentarse al régimen. Los José Antonio Echeverría, los Frank País, los Abel Santamaría, ya no existen…
    Augusto Lázaro

  7. alfredoe 20 January 2013 at 2:59 pm Permalink

    El camino de la Habano es transitado no solo por los políticos venezolanos, ¿qué tal los ex presidentes y políticos colombianos que siempre han visto en Castro la figura máxima de latinoamérica?

    Se mueren de miedo de contradecir cualquier mandato u opinión que venga de la Habana.

  8. Cubano-Americano 20 January 2013 at 8:19 pm Permalink

    Bueno como siempre nos tiene acostumbrado CAM…lo que es un insulto a la inteligencia celebrar una “‘toma presidencial” sin el presidente!!…Si Venezuela se empecina en violar la constitucion estara abriendo una caja de Pandora que justificaria cualquier medida que tome la oposicion..no solo la justificaria,,sino que la legalizaria..por otro lado el secretismo acerca de la salud de Chavez es una bofetada al pueblo de Venezuela que tiene derecho a saber los pormenores con un grupo de medicos independientes de medicos Venezolanos que hagan un informe de la situacion de Chavez y que el pueblo de Venezuela tenga esa informacion..no es una peticion..es un derecho de los Venezolanos!!

  9. Juan Bimba 24 January 2013 at 1:41 pm Permalink

    Los cubanos en Cuba y en el exilio han estado hablando por más de 50 años y lo seguirán haciendo por otros 50 más. Aparentemente, si algo hemos aprendido de ellos es hablar. Lo hemos hecho ya por 14 años y si seguimos hablando lo haremos por otros 14 más y más y más. La paciencia tiene un límite y, a veces, el fuego solo se mata con fuego.

  10. Mario 24 January 2013 at 9:57 pm Permalink

    Como siempre, excelente Carlos Alberto, un maestro, un patriota, un orgullo para todos los cubanos. Que Dios le de mucha vida y salud.

  11. walterjohn 27 April 2013 at 2:21 pm Permalink

    Lamentablemente si la oposición democrática venezolana no toma las calles a partir del próximo 1 de mayo, y de esa manera inicia una lucha pacífica y muy valiente, seguramente frente al ataque violento de las hordas del régimen de Maduro, y no se detiene ante el derramamiento de sangre que seguramente están dispuestos a realizar esta pandilla de malandros en el poder, si HCR no tomara esta decisión tan responsable y estratégica, le estaría dando el consentimiento a estos mafiosos, para terminar de imponer en Venezuela un modelo de dictadura comunista, con muchos matices de la cubana, cuna precisamente del llamado chavismo.

  12. walterjohn 18 May 2013 at 6:53 pm Permalink

    Hasta el año 1967 hubo guerrilleros anticomunistas en el Escambray, y hubo un momento del 1962 que hasta en provincia Habana Campo habian alzados. En esa primera década de la tiranía mafiocastrocomunista, hay que reconocer que contaba con el respaldo popular en un alto porciento, pero eso no quita la realidad de que miles de jóvenes del campo y la ciudad se fueron a las lomas, incluso decenes de jóvenes mujeres, como la “Niña de Placetas”, heroina de esa gesta que muchos desconocen o desean olvidar.
    La dictadura militar cubana pudo violar todos los derechos humanos, con total impunidad y sin una nota de protesta por gobierno alguno de latinoamerica, pese a que sembro guerrilleros en varios de estos países, los guerrilleros anticastristas, cuando eran capturados, se les sometía a un juicio sin garantías de ningun tipo, y al rato eran pasados por las armas, así fusilaron a miles y miles de jóvenes en toda Cuba e incluso aplicaron reconcentraciones del campesinado cubano, como sucedió con miles de familias de la provincia de Las Villas, con el objetivo de acabar con los colaboradores naturales de los guerrillero y fueron más lejos, aplicaron la política de desforestación con el objetivo de que no existiera ni siquiera un cayo de monte donde pudiera esconderse un alzado, o no se recuerda la tristemente celebre “Brigada Invasora Che Guevara”, que empleando miles de equipos pesados desmontaron cientos de caballerias de monte , decenas de miles de palmas, con un proposito antiguerrillero, no había otro interés.
    Cada vez que oigo decir que los cubanos tienen lo que se merecen, pues no han luchado por su libertad, me da mucha rabia, pues sé que no es cierto, y me consta; lo que si es verdad que la lucha del pueblo cubano por su libertad es desconocida, incluso dentro de la Isla, como la van a conocer en el exterior, si la tiranía tenía el total control de los medios.


Leave a Reply