14 June 2014 ~ 5 Comentarios

El chavismo se quita la careta

por Carlos Alberto Montaner

Leopoldo Lopez

Nicolás Maduro no pondrá en libertad a Leopoldo López, pese a la evidente injusticia. A Maduro, incluso, le conviene que Leopoldo sea inocente. Como enseñó el padre Lenin, la clave de la obediencia es el miedo, la inseguridad. Es la ominosa certeza de que el Estado puede descargar su fuerza cuando lo decide la policía política sin que exista una previa violación de la ley. Lo importante no es la legalidad, esa despreciable minucia burguesa, sino la revolución.

Pero hay mucho más.

Nicolás Maduro afirma que la diputada María Corina Machado es una asesina que trata de matarlo. La Fiscal General, la señora Luisa Ortega Díaz, al frente del sicariato que en Venezuela se conoce como Poder Judicial, acusó de ser cómplices a tres demócratas de la oposición: el exembajador Diego Arria, el exdirector de PDVSA Pedro Burelli y el abogado Ricardo Koesling. En la fantástica trama, como era predecible, también figura el “americano feo”, Kevin Whitaker, siniestro embajador de Estados Unidos en Colombia.

¿Por qué y para qué Nicolás Maduro fabrica una acusación tan ridículamente falsa?

Porque en esta situación cualquier opositor barrería al chavismo en las elecciones. Según las encuestas, los opositores demócratas tienen el 65% de apoyo y el chavismo el 35. Pero, como no van a entregar el poder, intentan desbandar a la oposición, exiliarla, como hicieron con Manuel Rosales, o encarcelarla, como hacen con los políticos que alcanzan alguna prominencia, ya sea Leopoldo López o los alcaldes Enzo Scarano y Daniel Ceballos.

La popularidad del chavismo cae en picado como consecuencia del inmenso caos económico en el que han sumido a Venezuela y necesitan desesperadamente cambiar el foco del debate. Maduro no quiere que la sociedad proteste por el desabastecimiento, la inflación, la corrupción, la oleada que no cesa de crímenes impunes (de 4 500 en 1999 a 21 692 en 2013, aumento del 382%). Quiere centrar la atención en el falso magnicidio y criminalizar cualquier manifestación de inconformidad. Es lo que Cuba recomienda y hace: repriman para sobrevivir.

En el 2013, desde que Maduro asumió las riendas, según el Instituto Nacional de Estadísticas, la cifra de hogares pobres aumentó en 416 326: un 30% más. En 1999 había en el país 6 400 000 pobres. Hoy hay 9 000 000. 

Todo esto sucede en medio de la bonanza del ingreso constante de petrodólares. En los 15 años de chavismo, a partir de 1999, el país ha recibido más divisas como consecuencia del precio del petróleo que en toda su historia, desde que obtuvo la independencia de España en 1823.

¿Cómo ha sido posible esta catástrofe? Porque la burocracia y el gasto público crecieron exponencialmente. Durante el chavismo pasaron de 900 000 empleados públicos a 2 300 000 (un 156%). La nómina de PDVSA ascendió de 40 000 a 120 000, mientras la productividad –barriles por empleados—se redujo de 75 a 18, y la deuda de la empresa pasó de 6000 a 40 000 mil millones de dólares.

Porque han malgastado irresponsablemente los recursos del país, a lo que se agrega la increíble corrupción propiciada por el gobierno y la boliburguesía. Según Jorge Giordani, hasta hace poco Ministro de Planificación, de un organismo, el SITME, donde se otorgan las divisas, se esfumaron 20 000 millones de dólares. 

La inflación acumulada es un 933%. Cuba les cuesta más de 13 000 millones de dólares anuales, pero cuando se suman el resto de los chupópteros del ALBA, más los maletines a los Kirchner, más todas las compras de influencia internacional, esa cifra acaso se duplica.

Estatizaron decenas de empresas que eran rentables hasta que las controló  y arruinó el gobierno. Intervinieron más de 600 fincas, lo que provocó la destrucción del aparato productivo. Antes de Chávez se importaba el 37% de los alimentos. En época de Maduro ya andamos por el 78%.

¿Para qué seguir? Los chavistas lograron la sorprendente “proeza” de quebrar a Venezuela. Ya no tiene crédito y mucho menos capitales extranjeros. ¿Quién invierte en ese manicomio colectivista sin ley ni justicia, donde el Poder Judicial es una rama de la policía política? 

Venezuela hace rato que dejó de ser una república democrática. Rápidamente se convirtió en una dictablanda corrompida. Cada día que pasa se acerca más a una dictadura podrida, pura y dura, que conserva el poder a palos. Están ahora en la fase de quitarse la careta. Es triste, pero, tan grave como eso es el silencio cómplice de América Latina. Vergonzoso.

5 Responses to “El chavismo se quita la careta”

  1. David 14 June 2014 at 8:33 pm Permalink

    Y claro que los gobiernos de América Latina no van a decir nada sobre la masacre que sufren los manifestantes por parte del régimen de Nicolás Maduro si están todos anestesiados por los petrodólares que Hugo Chávez repartía alegremente para comprar sus lealtades. Y pensar que esos mismos gobiernos alienados y funcionales al chavismo pegaron el grito al cielo cuando en Paraguay se le destituyó constitucionalmente en el 2012 por juicio político a su compinche, el payaso del presidente Fernando Lugo diciendo cínicamente que fue un golpe de Estado (cantinela tan usada por ellos)a un proceso constitucional llevado a cabo por el Congreso paraguayo haciendo usos de sus atribuciones e impusieron arbitrariamente sanciones al Paraguay para aislarlo de la comunidad y los países del Mercosur le suspendieron ilegalmente en el bloque para que Venezuela entre por la ventana porque Paraguay era el único país que todavía no aprobo el ingreso de Venezuela al Mercosur. Le hicieron la vida imposible al país porque no agachó la cabeza al chavismo y no permitió que se instalara su engendro, el socialismo del siglo XXI. No le perdonaron nunca a Paraguay que no besara la mano negra y peluda del gorila Chávez como ellos lo hicieron y ahora lo hacen con el gorila Maduro. Así de hipócrita es América Latina.

  2. Maximiliano 15 June 2014 at 8:23 am Permalink

    El chavismo se quita la careta ? Cual careta ?
    Venezuela ha sido una dictadura absoluta desde 1999,cuando a punta de decretos ha sido barrida la Constitucion luego sustituida por un engendro en elecciones fradulentas.
    Centenares de millares de muertos, elecciones farsas completamente fraudulentas (Chavez las ha perdido todas) , poderes del Estado desaparecidos desde el PRIMER DIA de la toma de posesion de Chavez con una serie de decretos dictatoriales que les otorgaban el poder absoluto, periodistas , academicos, opositores, jueces torturados y asesinados. Cual careta y careta. Venezuela es una dictadura desde hace 15 anyos, de que estamos hablando, no hay nada que quitar.

  3. el inagotable 15 June 2014 at 12:15 pm Permalink

    La experiencia de Cuba es irrepetible.
    Pienso que la caida del gobierno de Maduro y el fin de su Socialismo no debe tardar mucho.
    Nota al margen del articulo.
    No se pierdan el excelente post de Yoani por el dia de los padres.

  4. Emilio 17 June 2014 at 10:27 am Permalink

    Aclaracion:
    Acusar de “magnicidio” a cualquiera que quiera asesinar a Nicolas Maduro es un disparate.
    Para que eso sea cierto, Maduro tendria que ser “magno”. Y eso todo sabemos que es imposible.


Leave a Reply