06 October 2018 ~ 67 Comentarios

El circo ha terminado

Por Carlos Alberto Montaner

Todo comenzó con George Washington. Se edificaba la primera república moderna y era necesario nombrar un poder judicial independiente. Don George designó a los seis magistrados de la Corte Suprema (entonces eran seis) y fueron aprobados en dos días. En ese momento no existían izquierdas ni derechas. Ni siquiera había partidos políticos. La disputa era entre federalistas y sus adversarios. La discusión tenía que ver con el grado de autoridad que se le entregaba al poder central. Había, naturalmente, rencillas personales, malquerencias y choques de egos que alguna vez derivaron en duelos a muerte, como el que le costó la vida a Alexander Hamilton a manos de Aaron Burr.

El amargo espectáculo del nombramiento de Brett Kavanaugh y la mezquina riña partidista entre republicanos y demócratas, precedida por la de Merrick Garland en época de Obama, parecida pero de signo contrario, me lleva a pensar que el procedimiento de designar a los jueces en Estados Unidos es disparatado. No es posible que la nación más poderosa de la historia se comporte de esa vergonzosa manera en un asunto tan delicado como escoger a sus jueces principales.

El país no llega a los excesos del Cartel de la Toga en Colombia, Perú o Ecuador, donde algunos magistrados superiores han sido sorprendidos vendiendo las sentencias, o como en Venezuela, Nicaragua, Bolivia o Cuba, donde los jueces están al obsecuente servicio del gobierno, pero si continúa por esa senda es posible que Estados Unidos alcance la degradación total y acelere su decadencia. Todo camino se puede andar.

El poder judicial es la pieza clave de cualquier estado de derecho fundado en la observancia de la ley, ya sea una república o una monarquía parlamentaria. No existe ningún elemento dentro del Estado que acerque más a los ciudadanos al modelo de gobierno que tener la seguridad de que no serán aplastados por los poderosos, ya sean o no funcionarios. Pero, por la otra punta del razonamiento, no hay un factor que aleje más a las personas del sistema en el que viven que saber que no todas las personas son iguales ante la ley, y que el discurso oficial es una soberana mentira. Ésa es la madre del cinismo generalizado y el factor que más pudre la convivencia.

No podemos olvidar que la legitimidad de los reyes medievales (antecesores de los gobernantes modernos) se fundamentaba en la capacidad para “decir derecho”. La jurisdicciónera precisamente eso. Cuando los Reyes de Castilla ni siquiera tenían sede, deambulaban impartiendo justicia entre los campesinos con los códigos legales colocados en carretas. Los súbditos les llevaban sus queja y sus querellas. Ellos sentenciaban. A Alfonso X no le decían “el Sabio” por componer versos en gallego, sino por escribir en castellano Las siete partidas y juzgar con equidad a partir de esos textos.

¿Qué puede hacerse? La jurista Beatriz Bernal, hoy jubilada, catedrática en México y en Madrid, nacida y graduada en La Habana, supone y propone que se debe crear la carrera judicial. No hay duda de que ése es un buen paso que debe darse, porque impartir justicia es un complicado proceso en el que hay que conocer a fondo las leyes y las formas, y ser capaces de tamizar todo eso a través de la ética, pero probablemente no es suficiente. Hay que atraer a las mejores cabezas a la judicatura y eso se logra con buenos salarios y mucho reconocimiento. Mientras ser un buen juez carezca de peso social es probable que casi nadie con auténtico valor quiera serlo.

Hay que erradicar la nefasta práctica de elegir a ciertos jueces como si fueran políticos. Eso exige contribuir con dinero a sus campañas y crea compromisos incómodos. La impartición de justicia es un componente ajeno a la democracia que a veces se lleva a cabo contra el criterio de la mayoría. También es preciso arrebatarles a los políticos la facultad de nombrar a los jueces. La tendencia natural de los políticos será siempre designar a personas que tengan sus mismas ideas y valores. Eso es fatal para el conjunto de la sociedad. Lo único realmente importante es que apliquen la ley sin favoritismos, con altura de miras, y, si ello es posible, compasivamente.

En Estados Unidos se suele consultar los nombramientos judiciales al Colegio de Abogados, pero sus opiniones no son vinculantes. Tal vez debieran serlo. Acaso las mejores facultades de leyes pudieran seleccionar a los candidatos a jueces. Incluso, es concebible un sistema mixto donde las sociedades profesionales propongan una terna y el Presidente y el Comité Judicial del Senado elijan al juez definitivo. Pero, por Dios, no repitan el espantoso espectáculo de Garland o de Kavanaugh. La sociedad norteamericana no se lo merece.

67 Responses to “El circo ha terminado”

  1. Manuel Castro Rodríguez 6 October 2018 at 2:19 pm Permalink

    Was the FBI’s investigation into Kavanaugh a trick?

  2. Manuel Castro Rodríguez 6 October 2018 at 2:29 pm Permalink

    Sen. Wyden: This investigation was a whitewash

    https://www.kgw.com/article/news/sen-wyden-on-kavanaugh-this-investigation-was-a-whitewash/283-601358326

  3. ANDRES PEREZ 6 October 2018 at 3:57 pm Permalink

    No son pocos los paises de la sabia Europa, tan vilipendiada por los supremacistas del lado de acá del charco herederos de los nazis, en los cuales el sistema judicial es auténticaemente independiente (en grado sigbificativo) del poder político o de las tendencias políticas de un partido u otro. Hace mucho tiempo que la composición del tribunal supremo de Estados Unidos es un pastel a repartirse con gula pecaminosa entre los dos partidos mayoritarios. El sistema se halla quebrado desde el punto de vista de la Innstitución de mayor pesoen la decisiones de justicia, que es lo que está detras de las leyes y que es lo que está detrás de la FUERZA. No hay disimulo. El circo ha sido más bullicioso que el del 2016 cuando el TS quedó rengo por imposición política del partido mayoritario. El circo del poder judicial es una desgracia que denota una grieta profunda en la sobrebia democracia de la América grande que infla con excremento el señor Trump.

    • luis moreno 6 October 2018 at 11:23 pm Permalink

      Manuel, ya no escribas más basura izmierdo-comunista, que Kavanaugh es YA JUEZ DE LA SUPREMA CORTE, para entre otras cosas evitar que los izmierdo-comunistas puedan en el futuro apoderarse del gobierno de este país y destruirlo como han hecho en otros lugares. Y mi consejo para tí, toma mucho colagogo para limpiar tu higado enfermo de cirrosis izmierdo-comunista. Te jodiste y ahora a llorar al parque, ¡¡pendejo!!.

      • Carlos Ortega 7 October 2018 at 10:05 am Permalink

        No seas imbecil aqui no se trata de Comunismo, se trata de un circo gestado por un grupo de la extrema derecha republicana,el interes de Trump y su grupo no es por un concepto Moral si no de intereses que nada tiene que ver en la política,Kavanaugh es and-todo a derechos que ha tenido la sociedad Norteamericana por muchos anos,este señor aboga por eliminar el Medicad,esta de acuerdo en aprobar la reducción del presupuesto del Medicare y aprobar un corte de 917 billones de dollares, si la situación para los ancianos es precaria será peor no cabe duda,usted no tiene padre abuelos? Me parece que no! o usted es un sinverguenza que no le importa el sufrir de los demás,pero recuerde la justicia divina tarda pero llega,revise la Historia /

        • luis moreno 7 October 2018 at 2:27 pm Permalink

          La justicia divina no existe porque Dios no existe, es solo una estúpida invención del homo-sapiens. Pero eso es harina de otro costal. La que si es harina de nuestro presente es que los demócratas, cada vez más a la izquierda COMUNISTA o como yo le llamo Comuni-fascista (ambas ideologías son primas hermanas, recordemos que el partido Nazi se llamaba Partido Nacional SOCIALISTA Alemán y que Hitler siempre se autotituló como nacional-socialista) ya piensan en fundar el partido socialista demócrata estadounidense, ¿o Ud., tan alabardero de los demócratas quizás por imbécil, o tarado mental o hijo de la gran … Bretaña o comemierda ignorante, no ve?. ¿Desde cuando los fascistas, socialistas y los comuni-fascistas han sido democráticos, tolerantes, decentes, éticos o algo parecido?. Desde cuando los ex-partidarios del esclavismo, ideólogos de la división de los Estados Unidos para la creación de una república esclavista en el sur que condujo a la Guerra Civil o de Secesión (si ha leido la verdadera historia de EUA ha de saber que fue el partido demócrata el que estaba al frente de un estado secesionista para mantener la aborrecible esclavitud, ¿o no?). El asesino de Lincoln fue un demócrata-secesionista, ¿o no?. Y si Ud. no puede volver a su isla de pendejos, pusilánimes y aprovechados, es porque un miserable y mal nacido presidente DEMOCRATA traicionó a los verdaderos patriotas cubanos que invadieron la isla en Bah1a de Cochinos, ¿o tampoco esto es cierto?. Ud. es posiblemente otro de los muchos mal nacidos cubanos que aún lamen el culo (sin limpiar) de los demócratas, que siempre y en todas las ocasiones han estado del lado equivocado y del lado de los traidores de las causas justas de los pueblos.

        • luis moreno 12 October 2018 at 4:21 pm Permalink

          Desde cuando la “progresía” mundial, inspirada en la chachara marxista-leninista es en realidad progreso, justicia, independencia de poderes, democracia, igualdad, etc., etc. Resulta ahora que Lenin, Stalin (50 millones de muertos), Mao (75 millones de muertos), Honecker (2 millones de muertos), los hermanos Castro (unos 120 mil muertos contabilizados hasta ahora), Chávez y el soplatubos de Maduro (¿? muertos), los Ortega, etc., etc. son demócratas, amantes de la verdadera justicia (cuestión que es muy dificil de lograr en su máxima expresión incluso en países con democracias muy desarrolladas), etc., etc. ¿Desde cuando?. ¿O es que alguien cree que la muy tarúpida, anacrónica, hipócrita, cínica, oportunista y aprovechada Nancy Pelosi es en realidad una demócrata sincera, honesta, decente y no una aprovechada desvergonzada?. Y es solo un ejemplo de muchos. ¿ O es que alguien cree que JFK no fue un miserable traidor que impidió la derrota de los Castros y su comunismo tropical, que su muerte fue muy merecida por HP y no fue más que un follador empedernido y un vive bien. No aprenden los llamados “demócratas” de sus propios errores, traiciones, contubernios, corrupciones, etc. Son imbéciles de atar y miserables canallas de espiritu, desprovistos de decencia, ética, principios, honestidad, etc. Y sus seguidores unos idiotas ilusos, atarantados por esa cháchara marxistoide que cr1tica a los que se esfuerzan y triunfan y se conduele de los eternos perdedores, vagos y amigos de la ayuda del “estado benefactor” que lo único que hace es hundir a los países en el pantano del socialismo repartidor de miserias para la mayoría y privilegios, fortuna y buena vida para el “iluminado” de turno y sua más cercanos acólitos; ¿ o es mentira lo que escribo?. La historia es implacable y nos muestra que la ideología de los “ñangaroides” ha sido un fracaso ecónomico, politico y social acompañado de millones de cadáveres, represionados y mucha miseria. Nada de democracia, progreso económico, bienestar para las grandes mayorias y pequeñas minorías, seguridad, etc. han logrado los socialismos que fueron establecidos en la ex-URSS y el resto de sus satélites europeos y caribeño, China, Vietnam y ciertos países de Africa. ¿O no es cierto lo que digo?.

      • Manuel Castro Rodríguez 7 October 2018 at 1:47 pm Permalink

        No puedo entrar en mi patria porque denuncio los crímenes de la peor tiranía que ha sufrido Occidente: la dictadura de la familia Castro. Lo invito a comprobarlo

        https://profesorcastro.jimdo.com/

        • Manuel Castro Rodríguez 7 October 2018 at 1:50 pm Permalink

          Por favor, lea lo que dicen las principales organizaciones internacionales de DDHH, las mismas que constantemente denuncian los crímenes de la dictadura comunista cubana. Por favor, léalo todo y señaleme algo que no sea verdad.

          http://www.elblogdemontaner.com/trumps-war-on-the-american-democracy-the-kavanaugh-case/

        • luis moreno 7 October 2018 at 4:21 pm Permalink

          Averigue Don Manuel si Ud., que tiene el mismo apellido de los malnacidos hermanos que han estado dándole patadas por el tresero a los “cubiches” durante 60 años gracias a la traición del presidente Kennedy, es familia de ellos. Quizás es usted un pariente lejano descendiente de gallegos emparentados con estos dos “hijoeputas”. Si es así, a lo mejor es Ud. bienvenido a la familia y podría viajar a la “Isla de la Cochambre” más temprano que tarde. Anímese hombre. Estoy seguro que la alta jerarquía del partido demócrata le agradecerá el poder reanudar, a través suyo, las muy “estrechas” relaciones de amor y cariño que estableció el presidente Barak Hussein con su muy querido amigo y “cúmbila” Raúl Castro, al que según se ha conocido de buena tinta le lamió el trasero con deleite y fruición.

          • Manuel Castro Rodríguez 9 October 2018 at 9:58 am Permalink

            The cost of Kavanaugh’s confirmation

          • Manuel Castro Rodríguez 9 October 2018 at 9:58 am Permalink

            Poll upon poll has shown that Americans respect the Supreme Court more than Congress or the presidency. It is seen — and its legitimacy depends on its being seen — as a trustworthy, more or less neutral, arbiter: not apolitical, necessarily, but not tied to the partisan fray, like the other two branches.

            https://www.economist.com/democracy-in-america/2018/10/06/justice-brett-kavanaugh

          • Manuel Castro Rodríguez 9 October 2018 at 9:59 am Permalink

            Former Justice Stevens changes mind on Kavanaugh

            Former Justice John Paul Stevens, in highly unusual remarks, said that Judge Kavanaugh’s openly expressed prejudices should disqualify him from serving on the court.

            The retired U.S. Supreme Court justice cited the “potential bias” Kavanaugh showed in his recent Senate confirmation hearing.

            Stevens said he started out believing that Kavanaugh deserved to be confirmed, “but his performance during the hearings caused me to change my mind.”

            https://www.cnn.com/videos/politics/2018/10/04/supreme-court-justice-john-paul-stevens-kavanaugh-tsr-vpx.cnn

          • Manuel Castro Rodríguez 9 October 2018 at 10:00 am Permalink

            En un EE.UU polarizado, la confirmación de Kavanaugh sirvió para asomarse a la brecha que divide el país y comprobar que es más profunda que nunca. Para una parte de la sociedad, la investigación de las acusaciones por parte de Christine Blasey Ford -que se ofreció a testificar delante de la Comisión Judicial del Senado- y de Deborah Ramírez fueron una pantomima: solo se entrevistó a nueve personas y apenas duró cinco días. Muchos de los testigos que ofrecieron las acusadoras no formaron parte de la investigación. Kavanaugh, además, demostró ser un juez que se deja llevar por las emociones -sollozó y lloró en su intervención ante el Senado- y tuvo un arrebato partidista poco habitual para alguien que debe ser apolítico e imparcial: calificó las acusaciones de agresiones sexuales de «golpe político calculado y orquestado» y de «venganza en nombre de los Clinton con millones de dólares de grupos opositores de izquierda», en referencia a Hillary Clinton, la candidata que perdió por sorpresa las presidenciales de 2016 frente a Trump.

            https://www.abc.es/internacional/abci-senado-estadounidense-ratifica-brett-kavanaugh-como-nuevo-juez-tribunal-supremo-201810062207_noticia.html

          • Manuel Castro Rodríguez 9 October 2018 at 10:00 am Permalink

            The wrenching battle over Brett Kavanaugh’s nomination to the high court left the public with sharply negative impressions of the new Supreme Court justice and raised questions about his truthfulness, his temperament to serve and whether his partisan views would influence his work on the bench, according to a CNN poll conducted by SSRS in the final days of the fight over his confirmation.

            Beyond overall impressions, the poll finds a majority of Americans express doubts about Kavanaugh’s truthfulness and freedom from political influence when considering cases.

            https://www.cnn.com/2018/10/08/politics/cnn-poll-kavanaugh-confirmation/index.html

          • Manuel Castro Rodríguez 9 October 2018 at 10:01 am Permalink

            No es posible que la nación más poderosa del mundo y de la historia se comporte de esa vergonzosa manera en un asunto tan delicado como escoger a sus jueces principales. El país no llega a los excesos del Cartel de la Toga en Colombia, Perú o Ecuador, donde algunos magistrados superiores han sido sorprendidos vendiendo las sentencias, o como en Venezuela, Nicaragua, Bolivia o Cuba, donde los jueces carecen de independencia en sus funciones y están al obsecuente servicio del gobierno. Pero si continúa por esa senda es posible que la degradación sea total. Todo camino se puede andar.

            http://www.elblogdemontaner.com/el-circo-ha-terminado/

          • Manuel Castro Rodríguez 9 October 2018 at 10:02 am Permalink

            If the investigation has been as superficial as some reporting suggests — despite calls from GOP Senators Jeff Flake, Lisa Murkowski and Susan Collins for it to be thorough — and if Kavanaugh does manage to squeak through, Democrats are not likely to let it go. Indeed, it is entirely possible—no, likely—that, if they win control of the House in November, the new majority party will consider articles of impeachment against Kavanaugh before his seat on the high court is warm. The course of such a proceeding has the potential to be so perilous and unpredictable that wavering Republican senators should consider that possibility before casting their votes to put Kavanaugh on the court in the first place. Facts that come to light in impeachment could come back to haunt senators who vote to support him.

            https://www.politico.com/magazine/story/2018/10/03/democratic-house-impeach-kavanaugh-220921

          • Manuel Castro Rodríguez 9 October 2018 at 10:02 am Permalink

            Kavanaugh: ¿cuál será el costo de su confirmación a la Corte Suprema?

            Otros tres hechos que deberían impedir dicha nominación:

            1) Como confirmó la Casa Blanca el 25 de septiembre que se debe confirmar sin que quede ni una una nube de duda sobre el juez Kavanaugh. Esa nube de duda no debería existir sobre un juez de la Corte Suprema.

            2) Hay dos profesiones en particular donde ni un juez, ni un piloto de avión deberían ser tan emocionales en reaccionar frente a una crisis o todo su trabajo y nuestras vidas o libertades estarán en juego. El juez Kavanaugh demostró en su testimonio una gama de emociones y conflictos.

            3) Un juez de la Corte Suprema no debe ser partidario de ninguna causa en particular y menos de un partido político o politizaremos aún más la justicia. En el testimonio del jueves, Kavanaugh demostró sus intereses y perspectivas de un partido político. Eso es devastador para la justicia y por lo tanto la democracia.

            https://cnnespanol.cnn.com/2018/10/05/kavanaugh-cual-sera-el-costo-de-su-confirmacion-a-la-corte-suprema/

          • Manuel Castro Rodríguez 9 October 2018 at 10:03 am Permalink

            Collins and Kavanaugh: The Post-Truth Republican Party

            https://www.bloomberg.com/view/articles/2018-10-06/collins-kavanaugh-and-the-post-truth-republican-party

    • luis moreno 7 October 2018 at 12:07 am Permalink

      Andres, veo que te duele en el fondillo de tu “rojo corazoncito” bolcheviqueño la Victoria de Kavanaugh. Créeme que no lo siento por tí ni por tus “cúmbilas” izmierdo-comunistas y demócratas de mierda (suena mejor y es más adecuado que excremento para nombralos a Uds, caterva de canallas). Vosotros sois eso: pura mierda comunistoide, que desgraciadamente para la Humanidad aún no desaparecen por completo, a pesar de ser la ideología más asesina, represiva y totalitaria, peor aún que el Nazi-fascismo, que haya existido en la historia de la Humanidad. Y si quiere apostar, hagámoslo. Las elecciones de noviembre serán abrumadoramente ganadas por el partido de Lincoln, el mismo que tuvo que batir al costo de un millón de muertos a los malditos esclavistas demócratas que si quisieron e intentaron por todos los medios dividir y destruir a los Estados Unidos, ¿o no es cierto lo que digo?.
      Hoy ya la población afro-norteamericana de USA está tomando conciencia de su
      garrafal error de haber creído por los últimos 50 años que los hipócritas izmierdo-comunistas del partido demócrata eran sus aliados. Blancos y negros eligieron a Obama y este patán nada hizo por ninguno, ni negros ni blancos, que no fuera debilitar el liderazgo de USA a nivel mundial y no resolver los problemas internos del país. Fueron 8 años de estupideces, pendejadas, cobardías y traiciones a nivel interno y externo, ¿o tampoco es cierto lo que digo?. Hoy la economía está bollante, el desempleo a nivel nacional esta por debajo del 3.8% y los mineros del carbón y otros muchos millones de norteamricanos están de vuelta en sus trabajos que fueron eliminados por Barak Hussein y los neocomunistas del partido demócrata, ¿o también es mentira lo que estoy diciendo?. De nada valieron las “turbas” de mujeres histéricas y fanatizadas que fueron pagadas y movilizadas por cientos en las diferentes ocasiones y lugares adonde fueron llevadas con los clásicos medios que empleaban los Nazis y los comunifascistas, métodos que el partido demócrata como buen émulo de los hitlerianos y los estalinistas ha mejorado y puso en práctica, durante todo el tiempo que ha durado la confirmación del juez Kavanaugh, pero que de nada sirvió para evitar su confirmación. Ahora no vayan a cortarle la cabeza a la senadora demócrata que tuvo la dignidad y el decoro de atreverse a votar en contra de las ordenes de los estalinistas del partido.

      • Maximiliano Herrera 7 October 2018 at 8:00 am Permalink

        Si, son MENTIRAS lo que estas diciendo. Aparte de los errores de ortografia por doquier, tipico nazi republicano que ni sabe escribir.
        Fue el gobierno Obama el que bajò el desempleo desde el 12% hasta el 4%, fue el gobierno Obama el que sacò el pais de la recesion impuesta por el canalla de Bush , es el gobierno del criminal Trump que està debilitando el liderazgo americano en el mundo declarando guerras economicas a sus aliados como Union Europea y Canada y respaldando a las peores dictaduras comunistas como la de Kim Jong Un. Usted es solo un enfermo mental, ademas de ignorante analfabeto y mentiroso. Basuras como vos deberian desaparecer de la faz de la Tierra.

        • Carlos Ortega 7 October 2018 at 10:08 am Permalink

          Es cierto Maximiliano Kavanaugh salior por imposición no por voluntad,pero recuerde esta movida tendrá un costo político.

        • luis moreno 7 October 2018 at 3:00 pm Permalink

          Oye guacarnaco demócrata, deja de escribir imbecilidades y busca datos. Durante la presidencia del mulato-doblemente discrimado (por blancos porque era mulato y por negros porque era mulato) Obama, el desempleo en las zonas mineras del carbón ascendio a más del 20% y solo han vuelto a abrir las minas y al trabajo decenas de miles de mineros cuando Trump fue elegido presidente y atendió este muy feo y desgraciado asunto creado por tu amo, el musulmán Barak Hussein, ¿ o lo que digo no es cierto?. Espera a ver el resultado de las elecciones de Nov.para que tú asqueroso higado reviente de una vez, ja, ja, ja. Será aún mayor el CONTROL de los republicanos sobre el Congreso. ¿Quieres apostar, ¡soplatubos!.

          • Carlos Perez. 10 October 2018 at 9:46 am Permalink

            No seas tan imbecil y veo que te sientes muy lastimado,Pobre de ti me das lastima créeme.

        • luis moreno 7 October 2018 at 4:03 pm Permalink

          Maximiliano, si yo fuera Ud. no me atrevería criticar a nadie por su conocimiento de la gramática castellana, pues el suyo deja bastante que desear. En el tema de la acentuación, su escritura es un desastre. En 9 parrafos se olvida de “sepetecientos” acentos ortográficos, comas, puntos y comas, etc. Solo en su cerebrito pequeño y profundamente atrofiado por la ideología “ñangaro-demócrata” es Bush un canalla y Trump un criminal, y es la Unión Europea un “fiel aliado” de USA (comenzando por Francia, donde USA es odiada y despreciada a pesar que gracias a los estadounidenses los franceses no hablan alemán o ruso en la actualidad, repudio que es alimentado principalmente por los gobiernos de turno desde que USA les liberó de los nazis y su compinche Vichy, y en este punto le recomiendo que busque y lea “La obsesión antiamericana” de Francois Revel). Canada es punto y aparte, pero los “yanquis” no son muy estimados en ese país, y eso es conocido desde hace mucho tiempo. Decir que el actual gobierno de EEUU apoya a la dictadura comuni-fascista de Corea del Norte es una barrabasada descomunal e “hije-putada” de dimensiones fabulosas. Definitivamente Ud. rebasó los límites de la estupidéz humana con su muy obtusa, canallesca e increiblemente imbécil manera de “pensar”, si a eso que Ud. hace se le puede llamar pensamiento. Su imbecilidad es universal y deberían ser tarados demócratas como Ud. los que desaparecieran de este planeta. Ud no es más que un oligofrénico fanatizado, que es la peor forma de oligofrenia que existe.

          • Manuel Castro Rodríguez 13 October 2018 at 3:10 pm Permalink

            Brett Kavanaugh and the G.O.P.’s bargain with Trump
            Once the Senate Republicans decided to countenance demagoguery, one step led to another.
            The problem of bystanderdom here goes well beyond the sexual-assault allegations against Kavanaugh. It was on display during the first part of his hearings, when Republican senators, in the interest of getting a conservative nominee confirmed, discounted the apparent lies that he told about his role in Bush-era torture and detention policies and in judicial nominations. And it extends to their decision to tolerate the excesses of Donald Trump, in return for his promise to nominate a conservative. When you decide to countenance demagoguery, one step leads to another.

            https://www.newyorker.com/magazine/2018/10/15/brett-kavanaugh-and-the-gops-bargain-with-trump

      • Manuel Castro Rodríguez 7 October 2018 at 1:52 pm Permalink

        Por favor, lea lo que dicen las principales organizaciones internacionales de DDHH, las mismas que constantemente denuncian los crímenes de la dictadura comunista cubana. Por favor, léalo todo y señaleme algo que no sea verdad.

        http://www.elblogdemontaner.com/trumps-war-on-the-american-democracy-the-kavanaugh-case/

      • NIDIA F BARAKAT 7 October 2018 at 2:52 pm Permalink

        Muy Bueno Su comentario.

  4. Ramiro Millan 6 October 2018 at 4:09 pm Permalink

    Don Carlos Alberto Montaner, lo único que determina cómo estará constituida la Suprema Corte de Justicia es la cultura política y cívica de los ciudadanos. Cultura que define el nivel de responsabilidad de la ciudadanía ante sus obligaciones civiles como la de estar atentos a reaccionar, si se ve necesario, ante la elección de un poder central como el judicial en su máximo tribunal.
    Única y exclusivamente de ello depende la integridad y profesionalidad de sus componentes.
    Y que de la denominación de un Juez de la Corte se haga semejante escándalo es porque existe una enorme repercusión en la sociedad que evidentemente se considera obligada a participar de una u otra manera en el proceso.
    Es justamente ésta reacción la que garantiza, dentro de sus limitaciones pero reduciendo drásticamente las posibilidades de error, que no lleguen jueces corruptos o ineptos al máximo escalón del poder judicial.
    Poder que representa una de las pocas columnas que sostienen el edificio entero de la carísima y delicadisima Democracia.
    Si así no fuera, si la sociedad fuera indiferente a la nominación de un juez del máximo tribunal como sucede en practicamente todos los países subdesarrollados (que lo son justamente por su discapacidad cultural) tenga por seguro que hace largo rato EEUU no sería lo que es hoy. En los países subdesarrollados el nombramiento de jueces corruptos no representa algo que incumba a los ciudadanos (no forma parte de sus estructuras mentales y conductuales hechos que incumben al interés general, solamente lo que importa al interés individual los moviliza) y por eso suceden desgracias terribles como la de tener tribunos corruptos e ineptos.
    Sí es evidente que se está privilegiando hoy intereses políticos e ideológicos por sobre los intereses que deben prevalecer fuera de toda duda, me refiero al interés de la integridad del tribunal, pero es una debilidad aún no peligrosa para el sistema en su estructura toda.
    Lo que realmente importa es que finalmente el juez elegido sea íntegro moral y éticamente y además con buenos antecedentes académicos.
    Si finalmente todos los miembros presentan estas características, habrá EEUU para rato. Si no se da el caso, habrá que ir pensando en un cambio histórico monumental (no creo así sea).
    “Cultura colectivista vs cultura individualista” razonvsinstinto.blogspot.com

  5. ANDRES PEREZ 6 October 2018 at 7:40 pm Permalink

    Ramiro, Acaso el circo en torno a los desvarios de adolescente del propuesto es el meollo del circo? No lo creo. En una nacion ideologicamente dividida en dos nitades JUSTICIA no puede estar sujeta a los nexos indisolubles entre ideologia y etica porque ese nexo pare la JUSTICIA de una maa manera. Ud no ignora que lo que se pelea es el numero mayoritario en un conjunto de 9. Ese nexo indisolubke entre etica, justicia y politica con ideologia resulta en un sistema judicial donde los jueces federales individuales podrian ejercer una justicia libre, pero que siempre puede llegar potencalmente a un supremo presa de los vaivenes politicos. Esa es la cuestion. No si la version del aspirate o la Dra. Ford
    es la verdadera.

  6. Ramiro Millan 7 October 2018 at 8:40 am Permalink

    Andrés, honestamente no puedo opinar respecto del caso particular de Kavanagh y entiendo que ideologizar la justicia es un problema.
    Lo que sí sé es que si la sociedad no participa toda vez que se eligen autoridades claves del sistema de gobierno, entonces sí se está en un problema más allá de si Kavanagh es o no un abusador.
    Lo realmente grave sería que este hombre sea un inmoral comprobado y en las próximas elecciones Trump no sufra consecuencias electorales por nombrar o proponer a un juez violador comprobado como tal.
    Eso sí que es un problema grave y de eso los latinoamericanos lo sabemos muy bien.
    Lo sabemos al extremo de que si la hija de un ciudadano común es violada por el hijo o familiar o grupo de amigos hijos de poderosos de la política, la justicia, desde las bases hasta la Suprema Corte los protegen al punto que la única opción disponible para la familia damnificada es la justicia por mano propia ¿Se entiende?
    De eso aún EEUU está muy lejos pero no lo estará si nadie reacciona ante cada evento como el actual.
    Lo importante acá es que se logre saber si realmente es un abusador y si lo es, más allá de las ideologías sea descartado en el acto.

  7. Manuel Castro Rodríguez 7 October 2018 at 1:54 pm Permalink

    What most disqualifies Brett Kavanaugh for the Supreme Court?

    Despite wide opposition to Brett Kavanaugh’s Supreme Court nomination from churches, lawyers, major human rights organizations, conservatives, and even his own friends, Senatores Susan Collins, Jeff Flake, and Joe Manchin voted to confirm Trump’s Supreme Court nominee.

  8. Manuel Castro Rodríguez 7 October 2018 at 1:55 pm Permalink

    GOP Sen. Lisa Murkowski explains no vote on Kavanaugh. She admited that the reasonable doubt standard does not apply to Judge Brett Kavanaugh’s confirmation.

    Senator Murkowski, Republican of Alaska, broke with her party Friday morning in voting against moving ahead with Judge Brett Kavanaugh’s nomination to the Supreme Court. Murkowski said her decision was probably the most difficult she has made as a Senator. “In my conscience,” I could not vote for him.

    “This has been agonizing for me with this decision,” she said Friday. “It is as hard a choice, probably as close a call as any that I can ever remember.”

    “I hope and I pray that we don’t find ourselves in this situation again. But I’m worried. I am really worried that this becomes the new normal, where we find new and even more creative ways to tear one another down,” Murkowski lamented.

    https://www.realclearpolitics.com/video/2018/10/06/murkowski_explains_kavanaugh_no_vote_in_my_conscience_i_could_not_vote_for_him.html

  9. Manuel Castro Rodríguez 7 October 2018 at 1:56 pm Permalink

    GOP Sen. Lisa Murkowski explains no vote on Kavanaugh. She admited that the reasonable doubt standard does not apply to Judge Brett Kavanaugh’s confirmation

    Senator Murkowski, Republican of Alaska, broke with her party Friday morning in voting against moving ahead with Judge Brett Kavanaugh’s nomination to the Supreme Court. Murkowski said her decision was probably the most difficult she has made as a Senator. “In my conscience,” I could not vote for him.

    “This has been agonizing for me with this decision,” she said Friday. “It is as hard a choice, probably as close a call as any that I can ever remember.”

    “I hope and I pray that we don’t find ourselves in this situation again. But I’m worried. I am really worried that this becomes the new normal, where we find new and even more creative ways to tear one another down,” Murkowski lamented.

    https://www.realclearpolitics.com/video/2018/10/06/murkowski_explains_kavanaugh_no_vote_in_my_conscience_i_could_not_vote_for_him.html

    • Manuel Castro Rodríguez 10 October 2018 at 12:23 pm Permalink

      Trump insists on a Stalinist line of discipline. For example, with Senator Lisa Murkowski ― the only Republican who acted like a Senator ― who Friday morning in voting against moving ahead with Judge Brett Kavanaugh’s nomination to the Supreme Court.

      “We are at a time when many in this country have lost faith in the executive branch,” Sen. Murkowski said. “And here in Congress, many around the country have just given up on us. They’ve just completely said, ‘We’ve had enough.”

      This provoked the president’s fury. “I think she will never recover from this,” Trump said. “I think the people from Alaska will never forgive her for what she did.” Alaska GOP to weigh potential action against Murkowski

      Trump, Alaska GOP take aim at Murkowski over Kavanaugh vote

      There was just one. During the debate over Brett Kavauagh’s Supreme Court nomination, opponents of the Republican jurist hoped to find two or three GOP senators who would vote “no,” but in the end, Sen. Lisa Murkowski (R) of Alaska stood alone.

      Her willingness to break ranks was ultimately inconsequential – the new justice was confirmed anyway – but some of Murkowski’s fellow Republicans are not prepared to let their sense of betrayal fade away.

      In a brief telephone interview with The Washington Post, Trump said voters in Alaska “will never forgive” Murkowski for voting against confirming Kavanaugh, and he forecast her defeat in a Republican primary should she run for reelection in 2022.

      “I think she will never recover from this,” Trump said. “I think the people from Alaska will never forgive her for what she did.”

      Donald Trump’s whining was bolstered by partisan grumblings from Murkowski’s home state. The Associated Press reported last night:

      Alaska Republican party leaders plan to consider whether to reprimand U.S. Sen. Lisa Murkowski for opposing Supreme Court Justice Brett Kavanaugh’s confirmation.

      The party has asked Murkowski to provide any information she might want its state central committee to consider.

      Party Chairman Tuckerman Babcock says the committee could decide to issue a statement. Or he says it could withdraw support of Murkowski, encourage party officials to look for a replacement and ask that she not seek re-election as a Republican.

      There are a few angles to this to keep in mind. The first is that Murkowski’s future is probably on firmer ground than her intra-party critics care to admit. In 2010, the GOP’s far-right base defeated her in a primary, forcing Murkowski to run for re-election as a write-in candidate. Despite having a tough-to-spell last name, the senator won by four points – and then won a landslide victory six years later.

      Murkowski isn’t up for re-election until 2022, when last week’s developments will be pretty far in the rear-view mirror. If I had to guess which Republican is still in elected office in January 2023, Murkowski or Trump, I’d bet on Murkowski.

      Second, the idea that the Alaskan “will never recover” is predicated on the idea that the GOP senator did something wildly unpopular. That’s backwards – most of the country wanted the Senate to reject Brett Kavanaugh. Trump and his allies are effectively arguing, “How dare you do what a majority of Americans hoped you would do!”

      But even putting all of this aside, it’s amazing to see Murkowski face this kind of blowback from her own party over one inconsequential vote. When Democrats directed similar rhetoric at Joe Lieberman after he voted with Republicans on the war in Iraq, the party faced a significant amount of criticism from the Beltway media about their demands for “a Stalinist line of discipline.”

      I suppose it’s possible the GOP will face related criticism now, but I’m skeptical.

      http://www.msnbc.com/rachel-maddow-show/trump-alaska-gop-take-aim-murkowski-over-kavanaugh-vote

  10. Manuel Castro Rodríguez 7 October 2018 at 1:57 pm Permalink

    Kavanaugh’s attack on Democrats

    Kavanaugh gave a closing argument of sorts in a Wall Street Journal op-ed. He said he is an “independent, impartial judge”. Nevertheless, the Supreme Court nominee called the sexual misconduct allegations against him a “calculated and orchestrated political hit” by Democrats. Kavanaugh suggested allegations are part of “revenge on behalf of Clintons.”

    Kavanaugh went further than Clarence Thomas, who in 1991 attacked the confirmation process but didn’t single out a person or political party, when he confronted allegations that he sexually harassed Anita Hill.

    https://www.msn.com/en-ie/news/video/kavanaugh-suggests-allegations-are-part-of-revenge-on-behalf-of-the-clintons/vp-BBNDDKk

  11. Manuel Castro Rodríguez 7 October 2018 at 1:58 pm Permalink

    The presumption of innocence is not for everyone

    https://www.huffingtonpost.com/entry/brett-kavanaugh-presumption-of-innocence-not-universal_us_5bb393efe4b00fe9f4fafa8b

  12. Manuel Castro Rodríguez 7 October 2018 at 1:58 pm Permalink

    Kavanaugh is an instrument of Trumpism

    https://www.newyorker.com/news/daily-comment/what-most-disqualifies-brett-kavanaugh-for-the-supreme-court

    • luis moreno 7 October 2018 at 3:07 pm Permalink

      De muy asqueroso libelo provienen sus datos. El New Yorker fue, es y seguirá siendo un libelo comunistoide y comuni-fascista estalinista, ¿o no es cierto lo que digo?. Búsquese otras fuentes menos comprometidas con el comunismo y el neo-comunifascismo actual. El New Yorker es una vieja y apestosa cloaca llena de inmundicia, intolerancia y totalitarismo estalinista, ¿o no?.

  13. luis moreno 7 October 2018 at 3:22 pm Permalink

    A ver Manuel, si este blog es en español y sus lectores lo leen y comentan en el idioma cervantino, cual es el complejo suyo de escribir sus estúpidos e izmierdo-demócratas comentarios en inglés. Es que quiere demostrarnos a los lectores del Blog el “gran” dominio que Ud. tiene del lenguaje de Don William o es que su dominio del castellano es paupérrimo y lleno de erratas ortográficas, de redacción, sintaxis, etc. Venga tío, deje sus complejos de superioridad (que al final son de mediocre inferioridad) y ese enfermizo afán de demostrar que Ud. escribe el idioma “shakesperiano” mejor que otros y escriba en castellano y déjese de pendejadas y comemierderías “cubichonas” absurdas. Le recuerdo el muy sabio refrán que reza: “Dime de lo que presumes y te dire de lo que careces… y padeces”.

  14. Manuel 7 October 2018 at 3:44 pm Permalink

    Luis, el tipo está tan arrecho q no c da cuenta en q idioma habla

    • Carlos Ortega 7 October 2018 at 8:21 pm Permalink

      Por favor Manuel no mal gaste tu tiempo en el imbecil de ese tipejo de Luis Moreno,DE verdad no vale la pena.

  15. Jaime Seguel 8 October 2018 at 11:47 am Permalink

    No, el circo no ha terminado. El circo no se acaba después de una función. El circo no se acaba mientras tenga suficiente audciencia y recepción, mientras capte con su espectáculo la atención de la gente, mientras despliegue risas y asombros con trucos auqnue estos sean obviamente muy baratos. El circo continuará mientras la gente siga fascinada con el arte el arte del malabarista o las ocurrencias del payaso de turno. Mientras la gente prefiera escapar de su realidad y dejarse llevar por el espectáculo, mientras eso ocurra no se tome cabal consciencia de la realidad, el circo es el instrumento de los plutócratas para enternizarce en el poder.

    • Julian Perez 10 October 2018 at 12:43 pm Permalink

      Buen comentario, Jaime. Y muy bien escrito (lo cual, lamentablemente, es poco frecuente por estos lares) Pero en este caso, aparte de la muy valida reflexión filosófica, hay otras razones para afirmar que el circo de las nominaciones al tribunal supremo (porque circos hay unos cuantos ultimamente, como el de la llamada ¨apropiacion cultural¨) no ha terminado.

      Ya yo tengo preparada mi bolsa de palomitas para sentarme a contemplar el show que se va a formar cuando Elena Kagan decida retirarse. Tiene 85 años, así que puede ocurrir durante la presidencia de Trump. Puede que digan que el candidato propuesto para sustituirla le dio un empujón a otro niño en el recreo, en fecha y escuela no definidas, cuando estaban en el kindergarden. Los otros niños no recordarán el incidente, pero eso parece ser intrascendente.

  16. jose manuel 9 October 2018 at 1:27 pm Permalink

    yo prefiero el metodo de elegir a los jueces por medio de las dos camaras del congreso norteño que tal y como se ejecuta en españa donde el poder judicial responde por afinida al poder politico.

    • luis moreno 13 October 2018 at 1:44 am Permalink

      Mi amigo, en España la justicia es un asco,


Leave a Reply