21 April 2020 ~ 33 Comentarios

El derecho al voto y el principio de Anna Karenina – por José Azel

Por José Azel

El principio de Anna Karenina se deriva de la oración con la que León Tolstoi abre su libro Anna Karenina: “Todas las familias felices se parecen unas a otras, pero cada familia infeliz lo es a su manera”. En esencia, hay más maneras en que una familia pueda ser infeliz que feliz. El principio, popularizado en el libro Guns, Germs and Steel de Jared Diamond, afirma que una deficiencia en cualquiera de una serie de factores hace fracasar el esfuerzo.

Por consiguiente, para que un esfuerzo sea exitoso, se debe evitar cualquier posible deficiencia. Las democracias están sujetas al principio de Anna Karenina, y el derecho al voto es un factor en el que se deben evitar todas las deficiencias posibles para que una democracia sea viable.

Nuestra comprensión moderna del derecho al voto se sustenta en gran medida en las ideas del filósofo británico John Stuart Mill (1806-1873). Mill contribuyó grandemente a la teoría política. En su ensayo Sobre la libertad, Mill aborda los límites de poder que puede ejercer la sociedad sobre el individuo. Como miembro del parlamento británico, Mill fue uno de los primeros en pedir el sufragio femenino.

En su texto Consideraciones sobre el gobierno representativo, Mill presenta una exposición crítica de la participación democrática de todos los ciudadanos: “No es útil, sino perjudicial, que la Constitución proclame a la ignorancia y a la sabiduría como iguales para gobernar al país”. Sin embargo, Mill creía que la democracia podría superar la participación incompetente de ciudadanos desinformados. Pero aquí es donde la teoría democrática se vuelve espinosa y discutible.

Aunque Mill desconocía el principio de Anna Karenina, trató de proteger la democracia negando el derecho de voto a quienes reciben dinero del gobierno para asistencia social, durante el tiempo que recibieren apoyo financiero sufragado por los impuestos. Mill razonó que los pagos de asistencia social crean un conflicto de intereses que compromete la objetividad de alguien para votar sobre los fondos del gobierno que proporcionan su propio sustento.

En el capítulo 8, titulado De la extensión del sufragio”, Mill escribe: “También es importante que la asamblea que vota los impuestos…sea elegida exclusivamente por los contribuyentes a esos impuestos. Hay muchas razones para que los que no contribuyen a los gastos del país sean derrochadores con el dinero de otros y ninguna razón para que sean ahorrativos”.

Mill advirtió: “en lo que respecta a los asuntos de dinero, cualquier poder de voto que ellos posean es una violación al principio fundamental del gobierno libre… equivale a permitirles que metan la mano en los bolsillos de otros para cualquier propósito que crean de beneficio público. Considero que…, recibir alivio [del gobierno] debería ser una descalificación terminante para ese derecho [al voto]”.

Esa descalificación de Mill para los votantes es impensable hoy. En nuestros tiempos, la definición de “asistencia pública” incluye, no solo los pagos de asistencia social, sino también programas como Medicaid y Medicare. Sin embargo, los argumentos de Mill no carecen de mérito intelectual. Se puede argumentar que, permitir que quienes no pagan impuestos, o quienes viven del gobierno, voten sobre cuestiones tributarias, es una violación de los principios democráticos. Tales votantes son una “quinta columna” que socava la democracia desde adentro. Desde este punto de vista, invocando el principio de Anna Karenina, tal derecho al voto es una deficiencia democrática que debe evitarse para salvar a la democracia.

Sin embargo, los argumentos de Mill comienzan a fallar cuando consideramos algunas extensiones lógicas. ¿Deberían también ser excluidos de la votación los empleados del gobierno? Después de todo, a los empleados del gobierno se les paga directamente con el dinero de los impuestos. Este es ciertamente un conflicto de intereses. ¿Qué hay de los contratistas privados que obtienen parte de sus ingresos de los trabajos del gobierno? ¿Deberían también ser excluidos por razones de conflicto de intereses?

La democracia es desordenada y no podemos evitar todas las deficiencias posibles. Necesitamos decidir quién puede gobernar, pero de tal manera que no seamos mal gobernados. Para esto necesitamos el derecho al voto generalizado.

33 Responses to “El derecho al voto y el principio de Anna Karenina – por José Azel”

  1. Víctor López 21 April 2020 at 3:35 pm Permalink

    Buen trabajo, azel. Pero sin ánimo de abordarlo por la censura en el blog. Cordial saludo.

    • Manuel 21 April 2020 at 11:24 pm Permalink

      ¿La censura en el blog? Vamos! Ud no es loco que lo
      Detenga alguna censura

    • Manuel 21 April 2020 at 11:26 pm Permalink

      ¿La censura en el blog? ¡Vamos! Ud no es loco al que pueda poner freno alguna censura

      • Víctor López 22 April 2020 at 12:54 pm Permalink

        La censura desvirtúa el carácter de este espacio, Manuel. Es subjetiva, por eso no puede haber “grados de censura”, la hay o no hay. Si el pobre Carlos Alberto no puede entender siquiera eso, todo su discurso es una simple pose para almorzar. El que “todos apliquen la censura” es justamente oportunidad para determinar claramente la diferencia entre la hidalguía y las bajezas.

        Se fue al carajo, los zapatos le quedaron grandes. Hoy podemos deducir que si hubiera logrado representar a Cuba, seguramente habría retomado los paredones y se hubiera atragantado con el poder, como esa satrapía de viejos delincuentes a los que ha simulado combatir. Un saludo.

  2. Manuel 21 April 2020 at 7:59 pm Permalink

    Veo que hay dos viejitos muy activos hoy.

    De uno tengo varias cosas ciertas:

    -sus amigos de ahora y uno (fallecido) de antes
    -su blog
    -sus libros
    -un video con la señora que dice es su compañera
    Y con la que tiene una hija
    -idas y venidas a otros blog donde comenta, y lo que
    Le responden

    Del otro viejo sólo sabemos sus jactancias, en más de
    Un año no ha producido más, y sus insultos a TODOS
    los que se hallan asomado por aquí

    De J me llevo esto de hoy, MUY BUENO!:

    “ s, los chinos están implementando hacer un matrimonio entre la filosofía marxista y el éxito empresarial 🙂 Y aquí los millonarios suelen tener un sesgo hacia la izquierda. La pequeña empresa es la que no compagina bien con el marxismo. Los monopolios y el capital financiero pueden cuadrar la caja (no digo que la TENGAN que cuadrar, solo que PUEDEN armonizarla sin grandes problemas). La teoría marxista ya ha demostrado ser muy flexible. De la semilla sembrada por Carlitos ha brotado una gran diversidad de árboles.
    Si la teoría puede adaptarse a la herejía de implementarse en un contexto de bajo desarrollo de las fuerzas productivas, también puede adaptatse muy bien al ¨crony capitalism¨. Lo aguanta todo. Después de todo su verdadero nucleo, más que la preponderancia de la economía, es la negación del individuo, y, con ello, la restricción de las libertades. Donde reinan ¨leyes objetivas¨ desaparece el libre albedrío. Y donde desaparece el libre albedrío, los listillos pueden sacar beneficio. Esa restricción de libertades PUEDE ser aprovechada para el éxito”

    De victor esto otros:
    “Sin ir más lejos, los chinos están implementando con hacer una fusión entre la filosofía marxista y el éxito empresarial ”
    Por su condición FASCISTA, Julián. Pero usted sabe que esa “conciliación” es un camelo de oportunidad, como la adoración al “amado líder”

    …y todavía hay quienes me dicen que andar con septuagenarios no es bueno 🙂

    • Manuel 21 April 2020 at 8:02 pm Permalink

      hayan asomado

    • Manuel 21 April 2020 at 8:15 pm Permalink

      ¿acaso la política dura no la hacen septuagenarios (trumpistas, los de Bernie Sanders
      y de los Biden) que llevan el 80% de la
      actividad política en el país mas poderoso q se haya
      conocido?

      ¿En cuba qué edad tienen los que mandan en realidad?
      Y ¿cuanto poder no ejercen en medio mundo?

      Y el que dirige la mayor economia del planeta, Xi,
      Cumplirá 67 un día después que trump cumpla 74,
      en menos de dos meses

      Trump comparte onomástico con Che y Maceo 🙂

      • Manuel 21 April 2020 at 8:16 pm Permalink

        …y con ñico 🙂

      • Manuel 21 April 2020 at 8:19 pm Permalink

        …CAM, 77 hace 3 semanas

      • Manuel 21 April 2020 at 8:35 pm Permalink

        Biden, 78 tres semanas luego de perder
        las próximas elecciones

      • Manuel 21 April 2020 at 8:36 pm Permalink

        Bernie 79, dos meses antes de que pierda Biden

      • Manuel 21 April 2020 at 8:39 pm Permalink

        los de cuba son nonagenarios, menos raulito
        que apenas cumplirá 89 en seis semanas

        • Julian Perez 22 April 2020 at 7:11 am Permalink

          >>sus amigos de ahora y uno (fallecido) de antes

          Manuel, ojalá fuera uno. Ya me ha tocado despedir a muchos de mi generación. Muy buenos amigos.

          • Julian Perez 22 April 2020 at 7:23 am Permalink

            Y, con relación a lo que dices, depende del joven o del viejo para presidente 🙂 Bernie o Biden…. Mmmm, no. Reagan? Fue uno de los mejores.

            Dos que llegaron a la presidencia más jóvenes fueron JFK y Obama. No comments 🙂

            Manuel, por cierto, me temo que me diste un mal consejo (en realidad no fue un consejo, pero me dio por tomarlo como sugerencia y no fue una buena idea) Fue eso de: “Me gusta más lo que hace ahora Ramiro de responderle¨. No me percaté de que quizás te gustara pero tú no lo hacías 🙂 O te faltó añadir ¨en caso de estricta necesidad¨ ¡Qué cuerda coge! Es como abrir la caja de Pandora de los despropósitos.

          • Víctor López 22 April 2020 at 7:37 am Permalink

            Qué formas y qué propósitos los suyos, Julián. Siempre me sorprende, leerlo es mi tiempo mejor invertido. Un saludo.

        • Julian Perez 22 April 2020 at 7:50 am Permalink

          Manuel, por curiosidad busqué algunos casos destacados.

          Churchill llegó a primer ministro con 66 años.
          Golda Meir con 71.
          Margaret Thatcher con 54. ¡Joven!
          Ben Gurión con 62.

          De esos 4 la única septuagenaria fue Golda.

          • Julian Perez 22 April 2020 at 8:30 am Permalink

            Sigo mirando y me parece que llegar al poder siendo un septuagenario es la excepción, no la regla. Lo que sí ocurre es que muchos, si los dejan, se aferren a él hasta pasada esa edad. Hay que darles candela como al macao para que lo suelten.

            Tomo los primeros… Quizás siga, porque me entró la curiosidad. ¿Con qué edad llegaron a ser presidentes?

            Washington con 56
            John Adams con 62
            Jefferson y Madison, ambos con 58
            Monroe con 59
            John Quincy Adams con 58…

            Una de las mejores Enmiendas fue la que limitó los mandatos a dos tras lo ocurrido con FDR.

      • Víctor López 22 April 2020 at 8:08 am Permalink

        La edad sólo suma ventajas intelectuales y de entorno (mejor red de relaciones, capita, etc), siempre y cuando no haya patologías o debilidad que deteriore las condiciones físicas o cognitivas. La vejez LLEGA CON LA ENFERMEDAD. Si la enfermedad llega a los cincuenta, a los cincuenta se es viejo. Hay dos ruletas que también son determinantes. Una, el reparto genético con que se nace (en que va también la salud); y dos, el entorno de crianza hasta los cuatro añitos de edad. Lo demás es disfrutarlo. Un saludo.

  3. Manuel 21 April 2020 at 8:28 pm Permalink

    “… como un mazo de naipes, puede sacarle dos cartas y aunque el neófito nunca hubiera visto un mazo, le diría faltan esa dos, por simple deducción. Si alguna pieza no cabe, no la presiono ni la “remoldeo” para que quepa (en eso no nos parecemos), la dejo stand by. No necesito incluir decisiones de vida, ni justificar aciertos ni desaciertos. He sido un salvador toda la vida, casi que desde la infancia, se me delegó siempre y lo asumí por obtener resultados no justificaciones”

    En esto se basa la serie de TV “House MD”

    • Manuel 22 April 2020 at 2:32 am Permalink

      Out guess behave like he is 8, just like House

    • Manuel 22 April 2020 at 7:51 am Permalink

      Our guest behaves like he is 8, just like House

      es por eso que no interactuo con el, pero aplaudo al que puede J
      Yo soy muy malo tratando con chavales

      • Julian Perez 22 April 2020 at 10:00 am Permalink

        >>Yo soy muy malo tratando con chavales

        No es posible 🙂 Eres padre, así que alguna experiencia tuviste.

        • Julian Perez 22 April 2020 at 10:14 am Permalink

          Pero no, no puedo estar de acuerdo. No 8 años: teenager. No es el patrón de la infancia, sino el de la adolescencia. Por suerte mi hija ya dejó atrás esa etapa, pero cuando estaba en ella era tan insoportable y tan difícil como casi todos los de esa edad. El rasgo fundamental es que se las saben todas y los demás somos estúpidos.

          • Julian Perez 22 April 2020 at 10:16 am Permalink

            Se dice que los muchachos tienen dos etapas: cuando son pequeños uno quisiera comérselos, cuando crecen uno lamenta no habérselos comido.

  4. Manuel 21 April 2020 at 11:20 pm Permalink

    ¿Derecho? A cruzar el rio y que no te coma el coco

  5. Manuel 21 April 2020 at 11:28 pm Permalink

    seasonal flu killed 61,000 Americans in 2017–18
    Alguien se enteró?
    Miles de niños y miles de viejos en 3 meses
    Alguien oyó algo?
    La falta se ventiladores? Algo?
    REPLY

    Manuel
    21 April 2020 at 11:10 pm

    Acaba de poner segundo post este año en el que no
    Se puede comentar
    El primero del pato ota ola, este de su hija
    Publicado hace unos minutos

    21 April 2020 at 11:11 pm

    No trate de comentar, está prohibido
    Amordazados todos
    http://www.elblogdemontaner.com/paola-ramos-denuncia-situacion-de-cubanos-en-manos-de-autoridades-y-narcotraficantes-en-la-frontera/

    • Manuel 21 April 2020 at 11:59 pm Permalink

      el merito que tiene amordazar la opinion de los demas y la propia es un merito infinito.

      …multiplicar por cero es de valientes, sin duda

      • Manuel 22 April 2020 at 12:00 am Permalink

        los cubanos viviendo dentro de cuba saben muy bien lo que significa que los multipliquen por cero

      • Manuel 22 April 2020 at 8:12 am Permalink

        la censura es el equivalente al punetazo
        al disparo
        la reja

        la impotencia de no poder lidiar con lo que piensa el otro

        • Julian Perez 22 April 2020 at 1:55 pm Permalink

          El problema que yo veo con esta situación es que no conocemos las reglas que se están aplicando, no se han hecho explícitas.

          No es lo mismo censurar contenidos, que sería la verdadera censura, que aplicar ciertas reglas respecto a formas, que encuentro válido.

          Repito el disclaimer del Patriot Post, que encuentro razonable. Sobre todo, porque lo que opinamos ahí lo conocemos y jugamos con esas reglas:

          ¨Comments containing inappropriate language, personal insults, petulant rhetoric, or third-party links will be deleted. Repeat offenders will be banned.¨

          Nótese que eso no censura ninguna opinión. Puede ser cuestionable lo de ¨imappropiate language¨ pues con esa regla han retirado Huckleberry Finn de bibliotecas escolares por la aparición de la palabra n… No la pongo completa no vaya a ser que censuren este f… post 🙂

          Aquí, por ejemplo, sabemos que rechaza más de un link a otra página en el mismo post y no hay problemas con uno. Pero fue una deducción, nunca lo han dicho.

          No sé si hay o no censura de contenido, pero sí parece haber cierta falta de transparencia y uno no sabe a qué atenerse.

          • Julian Perez 22 April 2020 at 2:02 pm Permalink

            Efectivamente, probé a poner un comentario en el que dice Manuel y el programa como que se colgó,

            Pero no es necesariamente censura, pues no vi el consabido mensaje de: ¨waiting for moderation¨. Sencillamente se colgó. Mas bien me huele a un bug en la página asociada a ese artículo. Esas cosas suceden.

  6. Víctor López 22 April 2020 at 12:56 pm Permalink

    La censura desvirtúa el carácter de este espacio, Manuel. Es subjetiva, por eso no puede haber “grados de censura”, la hay o no hay. Si el pobre Carlos Alberto no puede entender siquiera eso, todo su discurso es una simple pose para almorzar. El que “todos apliquen la censura” es justamente oportunidad para determinar claramente la diferencia entre la hidalguía y las bajezas.

    Se fue al carajo, los zapatos le quedaron grandes. Hoy podemos deducir que si hubiera logrado representar a Cuba, seguramente habría retomado los paredones y se hubiera atragantado con el poder, como esa satrapía de viejos delincuentes a los que ha simulado combatir. Un saludo.


Leave a Reply