11 April 2015 ~ 10 Comentarios

El gurú de Obama y un mundo sin cabeza

por Carlos Alberto Montaner

Obama

Me equivoqué. Escribí que, por primera vez en su historia, la diplomacia norteamericana carecía de un marco de referencia. Me lo indicaban, falsamente, las concesiones gratuitas a la dictadura cubana, el pésimo preacuerdo con Irán, la condescendencia con la dictadura birmana, la tolerancia con los desmanes de Chávez y Maduro, y la manera contradictoria con que habían manejado, por ejemplo, las crisis de Ucrania, Honduras o Egipto.

Craso error. Me lo señaló el historiador Diego Trinidad. Existe un marco de referencia, por ahora vagamente utilizado. Se titula How Enemies Become Friends: The Sources of Stable Peace (Cómo los enemigos se convierten en amigos: la fuente de una paz estable), escrito por Charles A. Kupchan, profesor de Georgetown University y miembro del Consejo Nacional de Seguridad que sirve directamente a la Casa Blanca.

La obra, editada por Princeton University Press, puede adquirirse muy fácilmente por Amazon. Me ahorro una descripción detallada del contenido, lleno de alusiones históricas eruditas, pero vale la pena resumir su tesis central porque es muy sencilla: la manera de transformar a los enemigos en amigos y de sostener la paz es hacerles grandes concesiones unilaterales, no exigir ni esperar nada a cambio, cancelar toda conducta hostil, y no tratar de cambiar la naturaleza de esos gobiernos adversarios.

Es el entierro de la tradicional lógica diplomática que prescribe zanahorias para los amigos y aliados, palos para los enemigos y nada para los indiferentes. Es el fin de la diplomacia activa, desarrollada tras la terminación de la Segunda Guerra, encaminada a tratar de convertir el mundo en un lugar pacífico y próspero, dominado por regímenes democráticos en el que se respeten la economía de mercado, los derechos humanos y las libertades.

Es una mezcla de buenismo y neoaislacionismo. Es el fin, también, de la idea de que Estados Unidos, como potencia hegemónica en el terreno económico y militar, asume la responsabilidad de encabezar el castigo a los países agresores, intentar dotar al planeta de estabilidad y de promover el buen gobierno, definido éste como la administración de sociedades pacíficas, democráticas, productivas y abiertas al comercio internacional.

Naturalmente, los regímenes de Cuba, Venezuela e Irán seguramente verán con un enorme agrado que Estados Unidos renuncie a tratar de frenarlos, porque eso les deja el campo libre, pero ello no modificará esencialmente la percepción que estas naciones tienen del gobierno y del sistema económico de libre empresa que exhibe la sociedad norteamericana.

Al fin y al cabo, La Habana y Caracas no son enemigos étnicos de Estados Unidos, sino adversarios ideológicos de las democracias liberales y del sistema de libre empresa que esta nación encabeza. Si Estados Unidos fuera una nación comunista o participara de la visión de los países del llamado Socialismo del Siglo XXI, inmediatamente cesaría el antiamericanismo.  

Hay que recordar que Fidel Castro y Hugo Chávez no escogieron el antiamericanismo o el comunismo –Venezuela va en ese camino—por reacción a la política de Washington, sino (como Fidel Castro ha aclarado mil veces) por creer en las virtudes del colectivismo, de la planificación centralizada y del control social ejercido por un partido único. Son antiamericanos a fuer de ser procomunistas.

De alguna manera, irónicamente, esta nueva forma de encarar la diplomacia (que a mi me parece disparatada) adoptada por Estados Unidos no es la consecuencia de la debilidad, sino del éxito. Producen una quinta parte de lo que genera el mundo con menos del 5% de la población del planeta y tienen unas fuerzas armadas imbatibles que consumen más de 600 mil millones de dólares al año. Eso les confiere una peligrosa sensación de invulnerabilidad.

Con esos elementos a su favor, Obama cree que puede darse el lujo de ignorar a amigos y enemigos.  ¿Podrá hacerlo? Lo dudo. La visión internacional norteamericana a partir de F.D. Roosevelt y los acuerdos de Bretton Woods de 1944, todavía con el ejército alemán sobre las armas, está concebida para que Washington asuma la responsabilidad de liderar el llamado “mundo libre” hasta lograr la derrota de los enemigos de la democracia.

Esa tradición, que ya tiene más de 70 años, y que ha visto el triunfo de Occidente en la Guerra Fría, ha generado toda una burocracia (hoy desconcertada) dedicada a ejecutar medidas de gobierno para lograr esos objetivos. La inercia de estos organismos pesa mucho y a Obama sólo le quedan menos de un par de años en la Casa Blanca. No creo, afortunadamente, que logre imponer sus ideas, que son, parece, las de Kupchan. Un mundo sin cabeza es mucho más peligroso.

10 Responses to “El gurú de Obama y un mundo sin cabeza”

  1. Sam Ramos 11 April 2015 at 4:33 pm Permalink

    Esta dfincion confieso que no es mia pero me parece magistral:

    Barato Mama o como comerse una tonelada de mierda sin inmutarse!!!

    Esa expression le surgio a un cubano de la Isla despues de oir los discursos que se tuvo que tragar el Mulato y que poco falto para que repetiera las genuflexiones que le hizo al Rey Saudita a esos Mafiosos que le dirigieron sus discursos a él.

    Tal parecia esa reunion a las que realizaban los miembros de La Comision de Crime Inc. cuando acordaban repartirse los territorios de operacion y no interferir en la forma que cada uno de ellos manejaba su pandilla y los negocios a que se dedicaban enterrando las hachas de guerra y prometiendo una paz futura.

  2. Alfred 11 April 2015 at 5:08 pm Permalink

    Estoy de acuerdo en parte , pero que deberia hacer Obama ?, como Busch hijo que ha sido el 2do presidente peor en la HISTRORIA de Eu ?el primero fue Carter eso esta claro para los que conocemos un poquito de historia , seguir en la misma estupida idea , por favor lo admiro a usted mucho pero sino no me da una idea de lo que haria usted acerca de Cuba ?, pues nose que pensar ?, es muy facil criticar desde afuera como us=ted o como yo , pero que hacer en beneficio del pueblo mi family digame algo please pues no he eschucado soluciones de su parte , pongase en los zapatos de la gente que vive en la Isla , CHAO , Alfred

  3. Pericles 11 April 2015 at 5:48 pm Permalink

    El gurú de Obama y un mundo sin cabeza
    Carlos Alberto Montaner | Miami | 11 Abr 2015 – 9:36 AM. | 14

    CAM:–Me equivoqué. Escribí que, por primera vez en su historia, la diplomacia norteamericana carecía de un marco de referencia. Me lo indicaban, falsamente, las concesiones gratuitas a la dictadura cubana, el pésimo preacuerdo con Irán…

    Pericles:–Evidentemente la actitud de Netanyahu es arriesgada. Distanciarse de su principal aliado resulta, a parte de poco común en la historia previa, asumir su gran reto sin aparente concordancia con la de su coligado. Sin embargo, a mi modesto juicio, la posibilidad de que Irán adopte una decisión tan descabellada como pulverizar a Israel, lejos de acentuarse con estos tratados, mas bien se aleja, aunque solo fuese de manera temporal.
    Por otra parte, me pregunto, que otra cosa mejor se puede hacer en una coyuntura como la actual:
    ¿ Pulverizar profilácticamente a Irán?

    Fortalecer su postura hegemónica, por parte de Irán, viene de tan lejos como el gran Imperio que los precedió, pero en el mundo en que vivimos los Imperios tienen más bien una sustentación económica, de carácter internacional e íntimamente interrelacionada por lo que la conducta medieval de las hordas invasoras está totalmente reñida con la lógica y la modernidad que la define.
    Su influencia en Siria, Libia, Líbano, Yemen y Somalia, y potencialmente a través de los Hermanos Musulmanes en Egipto, evidentemente que resulta preocupante, la pregunta sería, si esto de por sí le transmutará en Imperio, o el enfrentamiento inevitable con las otras superpotencias solo conduciría al Apocalipsis
    Por último, si el futuro de Irán, en el plano teórico, pudiera guardar alguna “concordancia” con la de sus aliados en Latinoamérica entonces, la inquietud decrece y el futuro puede ser más optimista, porque estos, sin lugar a dudas, están más próximos a su debacle y desaparición de lo que sus ilustres líderes sueñan.
    CAM:-“Es una mezcla de buenísmo y neoaislacionismo. Es el fin, también, de la idea de que Estados Unidos, como potencia hegemónica en el terreno económico y militar, asume la responsabilidad de encabezar el castigo a los países agresores, intentar dotar al planeta de estabilidad y de promover el buen gobierno, definido este como la administración de sociedades pacíficas, democráticas, productivas y abiertas al comercio internacional”.
    Pericles:– “buenismo y neoaislacionismo” Estos neologismos, calificarían como el superlativo absoluto del fin estratégico que supuestamente persiguen.
    No creo que el pueblo americano estaría dispuesto a cargar con el pesado coste en vidas y recursos económicos que implicaría el mantenimiento de una política, que por otra parte, no ha demostrado, en el pasado reciente, que conduzca a soluciones, creo que más bien han llevado a su agudización y complejización
    CAM:–“Hay que recordar que Fidel Castro y Hugo Chávez no escogieron el antiamericanismo o el comunismo —Venezuela va en ese camino— por reacción a la política de Washington, sino (como Fidel Castro ha aclarado mil veces) por creer en las virtudes del colectivismo, de la planificación centralizada y del control social ejercido por un partido único. Son antiamericanos a fuer de ser procomunistas”.
    Pericles: No vale la pena insistir, lo hemos afirmado en otras ocasiones. La derivación de Castro hacia el este, tenía un 10% de predisposición ideológica y un 90% de enfoque pragmático, determinado por la imposibilidad de sobrevivencia sin el apoyo material y político de los Soviéticos. Si la revolución en lugar de producirse en el 59, hubiera emergido en el 90, la revolución Marxista-Leninista no hubiera existido, por cuanto la megalomanía y el afán de mantenerse en el poder hubieran conducido el proceso por otras sendas compatibles con esa premisa.
    Pericles

  4. el inagotable 11 April 2015 at 6:00 pm Permalink

    Las naciones, como las personas, estamos obligados a relacionarnos civilizadamente.

    Unos y otros no nos podemos, respectivamente, liar a golpes ni acudir al uso de las armas a la primera de cambios, Mi casero , por poner un ejemplo, me trae una botella de vino cada fin de anno
    y yo lo trato de maravilla, independientemente que me caiga
    a la patada, sobre todo cuando se presenta los dias primero de mes religiosamente para atrapar su renta y el me quiera apretar el pescuezo cuando le digo que la nevera, el horno, o el aire acondicionado, otros ejemplos, no funcionan.

    ?Acaso, quienes critican a Obama solo mantienen relaciones mutuamente provechosas con otros individuos de identicos principios morales a los suyos? Los comunistas cubanos, expertos en el arte de crear
    percepciones, que es el arte de hacer politica segun explica un personaje de la novela “Tiempo de Canallas””
    de Carlos A Montaner, indican, con toda razon, que esta nacion mantiene relaciones de todo tipo con
    regimenes como el chino, el vietnamita, y el de saudiarabia, entre otros.

  5. Jeter 12 April 2015 at 12:54 am Permalink

    Alberto comparto tu análisis me parece muy acertado las políticas hacia Cuba crean desconcierto en la sociedad civil cubana que ha padecido mucho vengó de alla y de ese sufrir me parece hasta cierto modo una traición a la democracia este tipo de diplomacia que puede traer consecuencias inimaginables sin duda algunas estos regímenes se armaran hasta los dientes y se buscarán expandir aún más con esta publicidad su esfera se i fluencia será mayor cosa que creara conflictos en la región aún mayores

  6. nestorv 12 April 2015 at 4:05 am Permalink

    Creo que Obama ni conoce a Kupchan,lo que es concreto y Obama se beneficia es lo siguiente.
    1.-El gran capital quiere a Cuba,es una oportunidad de oro,mano esclava,en el borde de EE UU,no sindicatos,no proteccion del medio ambiente,es una decision de miles de millones .
    2.-Los cubanos de nueva generacion no son proclibes a valores civicos,lo de ellos es “resolver”,ayudar a su familia y “vacilar”su condicion de previlegiados en un pais miserable.Obama gano el condado Dade,su linea de obtencion de votos es logica acorde con las circuntancias.
    3.-El nortemericano promedio le gusta fantasiar con irse a la isla para disfrutar montarse en un ALMENDRON como son llamados los carros de los years 50,fumar habanos sin problemas,disfrutar la playa y “chismiar” un poco.
    4.- Otros los aislacionistas viven de acuerdo con sus principios,”deja que el mundo se acabe ese no es tu problema”(ron paul y hijo).
    5.-Otros los religiosos viven tambien de acuerdo con su principios”pobres cubanos pasando hambre por culpa del bloqueo”.
    6.- Partido democrata,le importa un bledo la libertad en Cuba,cuando la guerra civil de 1860 en EE UU respaldaron los esclavistas.
    7.- Todos lo grupos hispanos menos algunos cubanos.
    8.- Grupos negros encabezados por Louis Farrakhan
    9.-Todos lo paises de America Latina sin excepcion
    10.- Todos lo paises europeos sin excepcion
    11.-China y Rusia,etc,etc,etc.

    Quien defiende a los cubanos….
    1.- Algunos cubanos de la tercera y segunda edad
    2.- Miembros del congreso y del Partido republicano en su mayoria

    QUE CREE USTED QUE HARIA UN OPORTUNISTA,QUE DE PASO NO TIENE NADA QUE PERDER ?

    • Sam Ramos 16 April 2015 at 9:47 am Permalink

      Coincido con Nestorv y opino que por esas mismas razones nos tendremos que aguantar a la Hillary como la primera mujer presidente de ésta, la que era una gran nacion, y que va cuesta abajo por el despeñadero de olvidar los principios con los que se formó.

  7. Sam Ramos 12 April 2015 at 9:46 am Permalink

    Este discurso de Maria Werlau es para guardar. Hay poquisimas cosas que se podrian agregar pero como se dijo es suficiente para poder abrir entendederas y sacarlos del bombardeo de la prensa que oculta muchisimas verdades:

    http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article17999567.html#/tabPane=tabs-b0710947-1-1


Leave a Reply