07 December 2019 ~ 20 Comentarios

El peronismo ataca de nuevo

Por Carlos Alberto Montaner

El 10 de diciembre habrá un pacífico cambio de mando en Argentina. Eso es estupendo. Una de las familias peronistas tomará el poder.  Eso ya no es tan bueno. (Estuve tentado a titular este artículo “El peronismo atraca de nuevo, pero me contuve). Mauricio Macri le entregará el poder a Alberto Fernández y a Cristina Fernández de Kirchner, una señora reincidente con once causas abiertas por corrupción. Eso es peor. Es la primera vez en setenta años que un presidente no peronista logra terminar su mandato.

Pero lo más significativo, es lo que dice el economista argentino Roberto Cachanosky: “asume el primer gobierno peronista sin caja inicial para financiar el populismo”. Si no ocurre un milagro, el nuevo gobierno carecerá de recursos para estimular a sus millones de argentinos devengan sus salarios y canonjías de lo que pagan ocho millones de atribulados compatriotas cocinados al fuego no-tan-lento de los impuestos.

Argentina abandonó oficialmente el camino de la sensatez política en 1930, cuando le dieron un golpe militar a Hipólito Yrigoyen. A partir de ese punto, sin que nadie lo percibiera, finalizó el fin del desarrollo fabuloso de un país que se había situado entre las primeras naciones del planeta, como no se cansa de decir Armando Ribas, un abogado de origen cubano que llegó a la Cámara de Representantes en su nación de exilio. Pero el fracaso económico llegó después, de la mano de Juan Domingo Perón, en los años cuarenta, un coronel encandilado con el fascismo que había conocido en Italia en sus años mozos cuando era attaché militar en la Italia de Mussolini.

Perón y Eva, su mujer de entonces, se iniciaron en la vida pública regalando cosas. La orgía populista se refleja en un dato monstruoso de imposible comprensión racional: 256.710.707.160.756.000 %.  Esa es la cifra (18 dígitos) de la inflación acumulada reflejada en los precios y en el valor de la moneda. Pero, sobre todo, es la muestra de cómo la ignorancia o la mala fe pueden destruir la economía de una nación. Algo verdaderamente ridículo en un ambiente académico y político en el que abundan los mejores economistas: Alberto Benegas Lynch, Luis Secco, Ricardo López Murphy, Agustín Etchebarne, Gerardo Bongiovanni o el mencionado Cachanosky, por sólo mencionar unos pocos.

¿Se puede corregir el rumbo de los argentinos? Es muy difícil. El peronismo, que lleva más de setenta años asentado en el país. Mientras predicaba la solidaridad, ha sembrado el más feroz individualismo. Esto no quiere decir que es un partido de fanáticos. El peronismo es una manera de obtener o conservar el poder. Hay peronistas fascistas, de derecha, de centro, socialdemócratas, comunistas y anticomunistas. Es una franquicia abierta a todas las ideologías, como le dijo, orgulloso, el mismo Perón, a Plinio Apuleyo Mendoza en una memorable entrevista: “todos son peronistas”. Hay, incluso, peronistas decentes (aunque usted no lo crea) que critican a Cristina Fernández de Kirchner por (presuntamente) haberse robado millones de dólares, y a Alberto Fernández, el nuevo presidente, por reafirmar los vínculos fraternos con Nicolás Maduro y Daniel Ortega, dos matarifes que dirigen naciones dedicadas al delito.

A casi nadie dentro del peronismo le importa lo que le suceda al conjunto de la sociedad, y mucho menos en el ámbito exterior, mientras se reciba una porción del pastel. Por eso votan por el peronismo. No se trata de elegir a los mejores o a los más capacitados y honorables, sino a los que nos van a dar algo a cambio, sin importar la catadura moral de los políticos o las consecuencias a largo plazo de esa vil transacción.

Según Transparencia Internacional, la entidad que examina el índice de percepción de corrupción pública, Argentina es la nación número 80 del globo terráqueo, con 40 puntos posibles de 100. Las escandinavas, Nueva Zelanda, Singapur, están a la cabeza de esa medición con más de 90 puntos. Todas las naciones por debajo de 50 están podridas y difícilmente podrán tomar el rumbo del desarrollo. La inevitable pregunta es de cajón: ¿cuándo vendrá la próxima crisis financiera argentina? No creo que tarde.

20 Responses to “El peronismo ataca de nuevo”

  1. Víctor López 7 December 2019 at 3:28 pm Permalink

    Pobre Carlos Alberto, se queda tan “bateado” como su blog. El peronismo es un sentimiento, un sentimiento puramente argentino, de base popular y excluyente, que no tiene explicación posible de entendimiento fuera de la “cultura” o civilización Argentina. Algo parecido a la “saudade” brasilera pero compartido, es de masas, contiene cierto masoquismo disfrutable, como el tango…

    Por ahí dije que no rigen en la Argentina, ni la lógica ni la ética como la conocemos en Occidente, sin embargo hay una serie de códigos no escritos pero de cumplimiento rígido, y en ese derecho heterodoxo, es casi imposible valerse de la razón. La Argentina es la tumba de las ideologías jajaja, la frase es de mi inmediata invención, pero comprobable a lo largo de los últimos noventa años.

    Fernández acaba de nombrar a un joven de 37 años ministro de economía, que es pupilo de Stiglitz (a Bolsonaro puede darle una apoplejía), también a más de visitar a Lula a puesto (o han puesto) en duda al Mercosur. Cuesta entenderlo, pero la integración económica con Brasil fue un error, si una economía pequeña y atrasada se une a la de un país grande y próspero se beneficia el pequeño. Pero si un país pequeño se integra a uno más grande y más pobre, irremediablemente pierde, ese fue el caso del Mercosur.

    La muy buena industria automotriz argentina pudo aprovecharse del tratado, porque la calidad de sus vehículos era y es superior a la brasileña, pero actualmente la exportación está por el piso y “la culpa” en gran parte es de las argucias brasileras para evitar su ingreso. Quiero decir con esto, que nada pierden Argentina o Brasil si el tratado se ralentiza o disuelve. El único y gran problema es que Brasil acelere su industria armamentística (y hasta nuclear) poniendo en riesgo a un país indefenso como es hoy la Argentina.

    Las cosas no van a mejorar ni a empeorar con el nuevo gobierno de los Fernández, ni el trinomio o cuadrinomio socialista va a ganar nada con Argentina. Macri se esforzó en acoplar al país como vagón de cola del mundo desarrollado pero le fue imposible, porque en su exclusividad el país no tiene interés en ese tren, va por la libre y así seguirá siendo. Perón y Eva fueron un fenómeno que encajó perfectamente en la idiosincrasia popular argentina, y no fueron los “culpables” del fenómeno, este ya estaba y se identificó con el primer gobierno que entendió sus devaneos (el término aplica).

    A todos, muy cordialmente.

    • joseluis 7 December 2019 at 11:23 pm Permalink

      Montaner, yo creo que Víctor te tiene envidia, o trabaja para el castrismo.

  2. Orlando Martinez 7 December 2019 at 4:06 pm Permalink

    Si el peronismo está tan arrigado el el pueblo argentino, que se han pasado setenta años “disfrutandolo” . Porque el país no vive una mejor condición económica? Nada que hay gustos que merecen palos!

  3. ariel quintana-gonzalez 7 December 2019 at 7:28 pm Permalink

    Increible lo que escribe victor. Pensar que por se argentinos son diferentes y por tanto no siguen los compartamientos del ser humano que se aplican a toda la especie. Si, su teoria es cierta entonces pudieras pensar que un sistema funcionaria en un pais pero en otro no (como bien pregunta orlando: “Porque el país no vive una mejor condición económica?” si el pernonismo es lo que ustedes les gusta y se siente bien con el. Evidentemente no entiende de que va la cosa. Por eso no entiende lo que escribe Carlos Alberto. Bueno quizas le estamos pidiendo mucho es ARGENTINO!!!!!

  4. Guillermo 7 December 2019 at 8:01 pm Permalink

    El peronismo es como dice uno de los foristas un sentimiento como el Fado pero le falto agregar con mucho resentimiento, peor vibra y mucha mala leche.

  5. joseluis 7 December 2019 at 8:13 pm Permalink

    Los vagos buscan aquellos que los mantengan, Y aquellos que son mantenidos, buscan aquellos que trabajen para que mantengan a las dos castas de vagos. Esa es la izquierda, es darle lo que no es de ellos… es de aquellos que viven del trabajo, y mantienen a los vagos de la izquierda y sus votantes.

  6. joseluis 7 December 2019 at 11:20 pm Permalink

    Así es, dale lo que no es tuyo, aquellos que van a votar por ti, y cuando llegues a la presidencia, pues arrobar se ha dicho. Un país que fue grande, esta naufragando en la miseria, gracia a la izquierda corrupta.

    • joseluis 9 December 2019 at 8:50 am Permalink

      Todavía Argentina no se ha hundido en la miseria del castrismo; pero si este señor Fernández no cambia la rienda del castrismo-peronista, pues apique se irá el buque despintado y oxidado de lo que es hoy Argentina. A no ser que el señor Fernández le dé una sutil patada al peronismo-castrismo, y crezca o recupere algo de lo que fue Argentina.

  7. joseluis 7 December 2019 at 11:25 pm Permalink

    Montaner, yo creo que Víctor te tiene envidia, o trabaja para el castrismo.

  8. Víctor López 8 December 2019 at 8:54 am Permalink

    Cualquiera que haya conocido argentinos habrá notado que estos no trabajan. Evidentemente Perón no los fabricó así, son los descendientes de la mitad de los inmigrantes que se quedaron en la Argentina, hijos de los fracasados. Los laboriosos hicieron sus pesitos y se volvieron a Europa. Formarse en la Argentina acarrea un lastre dificil de sobrellevar. Saludos.

    • bacu 11 December 2019 at 9:17 am Permalink

      Victor, realmente no conozco a muchos argentinos, pero los pocos que conoci en Canada, en conferencias por el mundo, y en USA son bastante trabajadores. Realmente hasta ahora no he tenido la oportunidad de conocer a los no trabajadores. Tal vez he tenido buena suerte con los que me he encontrado. No tenia, ni tengo esa percepción de los argentinos. Realmente no conozco la Argentina y por eso me es difícil opinar sobre el tema. Pero si conozco bastante bien a Cuba y te puedo decir, porque lo vivi, que estos gobiernos populistas como el cubano, crean a los vagos, el sistema los crea. Unos ejemplos de Cuba, los populistas quieren disminuir el desempleo y lo hacen creando nuevos puestos de trabajo donde no hace falta, en la producción gana tanto el que hace mucho como el que hace poco y desgraciadamente eso trae por consecuencia que el que hace mucho se dedique a hacer poco. Ademas muchas veces los méritos, bonos y mejores puestos de trabajo los recibe, no quien los merece, sino los que son afines al partido de gobierno. Un ejemplo clásico es el de Che Guevara, que dirigió el banco Nacional y la economía cubana, sin saber nada de Economía. Este tema me recuerda una vieja canción en Cuba “El negrito del batey” ..’El trabajo para mi es un enemigo, el trabajo lo hizo Dios como castigo, el trabajo se lo dejo todo al buey…” Les dejo el link https://www.youtube.com/watch?v=IKg3rqQfPtw Saludos.

  9. Víctor López 8 December 2019 at 1:13 pm Permalink

    https://youtu.be/6uY74Kow6lg

  10. Víctor López 8 December 2019 at 2:31 pm Permalink

    Esto es milonga (boliche, piringundín) de Buenos Aires,

    https://youtu.be/p3ztg6RzRH0

  11. Víctor López 8 December 2019 at 2:33 pm Permalink

    …esto es “milonga sentimental”, que no es lo mismo.

    https://youtu.be/aIZj1m-rt1c

  12. Víctor López 8 December 2019 at 2:35 pm Permalink

    …y esto milonga electrónica (globalizada).

    https://youtu.be/riuF_Ur3unc

  13. Julian Perez 8 December 2019 at 3:48 pm Permalink

    Por cierto, y ya que se está en el tema de la música… ¿Quieren escuchar estaciones de radio de todo el mundo? Creo que este software lo hicieron en Holanda.

    https://radio.garden/

    • Víctor López 8 December 2019 at 4:46 pm Permalink

      Qué detalle… Caballero!

  14. Víctor López 8 December 2019 at 6:11 pm Permalink

    Escribo aquí como cubano. Puse algo de milonga porque el tema versa sobre Argentina, pero sin duda Cuba es la referencia musical de América. Saludos.

  15. joseluis 9 December 2019 at 8:26 am Permalink

    La Milonga y el Tango nacen de la Habanera.

  16. joseluis 9 December 2019 at 8:48 am Permalink

    Así es, dale lo que no es tuyo, aquellos que van a votar por ti, y cuando llegues a la presidencia, pues arrobar se ha dicho. Un país que fue grande, esta naufragando en la miseria, gracia a la izquierda corrupta.
    —————————————————————————–
    Todavía Argentina no se ha hundido en la miseria del castrismo; pero si este señor Fernández no cambia la rienda del castrismo-peronista, pues apique se irá el buque despintado y oxidado de lo que es hoy Argentina. A no ser que el señor Fernández le dé una sutil patada al peronismo-castrismo, crezca o recupere algo de lo que fue Argentina.


Leave a Reply