06 November 2011 ~ 11 Comentarios

El Poder y la Muerte

por Carlos Alberto Montaner

Chavez con la Cruz

(EL NUEVO HERALD) Ocho presidentes norteamericanos murieron mientras ocupaban la Casa Blanca. Cuatro fueron víctimas de enfermedades: William H. Harrison, Zachary Taylor, Warren Harding y Franklin D. Roosevelt. Cuatro fueron asesinados a tiros: Abraham Lincoln, James Garfield, William McKinley y John F. Kennedy. Otros seis estuvieron a punto de morir a manos de locos o criminales, pero se salvaron: Andrew Jackson, Teddy Roosevelt, Harry S. Truman, Richard Nixon, Gerald Ford y Ronald Reagan.

Estas enormes conmociones políticas no perturbaron la marcha de las instituciones. Los vicepresidentes ocuparon pacíficamente la casa de gobierno, los cadáveres fueron solemnemente enterrados, se erigieron unos cuantos monumentos, hubo una bonita edición de sellos de correo, acuñaron alguna calderilla, la sociedad se secó las lágrimas y continuó sus actividades. Aquí no ha pasado nada.

Ése es el extraordinario aporte de Estados Unidos a la historia contemporánea: un modelo de Estado basado en la ley y en el funcionamiento de las instituciones, legitimado por el consentimiento de los gobernados, en el que el peso de las personas seleccionadas para dirigirlo provisionalmente es poco significativo, aunque se trate de gigantes como Jefferson o Lincoln. Las sociedades que han seguido de cerca esa influencia norteamericana, sometiéndose realmente al imperio de la ley, han conquistado la estabilidad y el progreso continuado.

Pero existen otros modos de gobernar. Esto viene a cuento de la fragilidad de los sistemas caudillistas. En Venezuela, en las filas del chavismo, hay pánico ante la posibilidad muy real de que el cáncer acabe con la vida de Hugo Chávez y se desmorone un Estado que descansa en la excepcionalidad de un personaje singular que utiliza los recursos del país como se le antoja, y al que sus partidarios se le subordinan no por su inteligencia o por su calidad como gerente de la cosa pública, sino porque asigna privilegios y porque es el jefe de la manada, el mono Alfa que lidera al grupo a dentelladas y gruñidos.

Los venezolanos ya han pasado por eso. Entre 1908 y 1935 mandó en el país, a patadas, el general Juan Vicente Gómez, un caudillo rural feroz y taimado, sin ningún escrúpulo, que de alguna manera echó las bases de la Venezuela moderna gracias a la explotación del petróleo y, de paso, acumuló un inmenso capital producto de la corrupción. Pero un día, a sus 78 años, le fallaron los riñones y murió. ¿Qué ocurrió? Casi inmediatamente sus sucesores, que eran sus subalternos, comenzaron a desmontar la dictadura. Antes de seis meses, la enorme fortuna acumulada durante 27 años de tiranía fue confiscada por el Estado y Venezuela, poco a poco, fue abandonando aquella primitiva organización basada en la autoridad personal de un jefe intimidador para tratar de construir un Estado estructurado en torno a leyes e instituciones. En realidad, los venezolanos no lo lograron del todo hasta 1959, cuando Rómulo Betancourt inició un periodo democrático que duró cuarenta años, pero esa experiencia naufragó en 1999 al ganar las elecciones Hugo Chávez y retornar al país el nefasto sistema caudillista.

Lo que suele ocurrir es que los caudillos se llevan a la tumba los regímenes que crearon. El poder y la fuerza que acumulan en vida los logran a costa del debilitamiento del Estado. Por sólo poner tres prolongados ejemplos, esto sucedió con la dictadura dominicana de Rafael Leónidas Trujillo a partir de su ejecución en 1961, con la del portugués Oliveira Salazar tras su muerte en 1970 (era tal el miedo que inspiraba que gobernó descerebrado durante dos años tras caerse de una silla), y con la del general Francisco Franco en 1975. En los tres casos, la descomposición de los regímenes que crearon y gobernaron con mano de hierro comenzó con la descomposición de los egregios cadáveres de los fundadores.

En 1776, cuando los norteamericanos se lanzaron a la lucha contra Inglaterra, y en 1787, cuando redactaron la Constitución, tenían dos escollos tremendos: la recelosa convivencia entre trece excolonias soberanas en una nación común, y la transmisión organizada de la autoridad en un Estado que carecía de la indiscutible fuerza estructural que emana de la monarquía.

Nadie en Europa apostaba un dólar por la supervivencia de aquel audaz experimento. Basta leer los papeles de las cancillerías del Viejo Mundo de aquella época. Pero lo cierto es que, contra todo pronóstico, funcionó. Por eso los presidentes norteamericanos pueden morirse tranquilamente en la Casa Blanca. Los caudillos, en cambio, son muertos que generan el caos. Tras ellos suele venir el diluvio.

11 Responses to “El Poder y la Muerte”

  1. Edu Garcia 6 November 2011 at 1:43 pm Permalink

    En la mayoría de países, creo que sucedería lo mismo, “muerto el rey, viva el rey”. Acá en mi país, seguro no extrañaríamos al presidente Colom (nunca quise la muerte para el, por cierto), lo cual refleja lo mal que lo ha hecho estos años, y que por cierto, gracias a Dios, ya se va en enero.

    Es triste también que lo que no muera en Estados Unidos son esas corporaciones que hacen lo que quieren con el gobierno. El estilo proteccionista americano no es mi favorito, especialmente si a compararlo con el venezolano vamos, que también es de locos.

    Al menos en Venezuela aplicaría el refrán: “Muerto el perro, se acaba la rabia”, lo cual es más difícil en este EE.UU. guerrero y mercantilista.

    Que mal estar esperando que muera alguien para sentir algún alivio, pero la verdad hasta nosotros en Centro América estamos expectantes, casi de la misma forma que lo estábamos de que terminara su periodo el tal “Mister Danger”.
    Lo que si quedo demostrado como bien dices, es que no importa quien es el presidente, el sistema de EEUU prevalece. Prueba de ello es que Obama poco ha podido hacer por cambiarlo. Al final, eso es bueno o malo? seguirán ayudando a los bancos en la próxima crisis? cuando dejara de pagar el ciudadano común las facturas de estos y otros malos empresarios?

    Un sistema de libre mercado no debe aplicarse a medias, esto es una falacia que muchos han creído por décadas, y los resultados están a la vista.

    Respecto a Chavez, eso ni a gobierno llega, es un reyezuelo que se cree hijo de Bolivar, una autentica pesadilla para la región.

  2. jose coloma 6 November 2011 at 2:28 pm Permalink

    Falta un link para imprimir… Gracias.

  3. Ramon José 6 November 2011 at 4:34 pm Permalink

    Que necesrio fuera que en Cuba se leyeran estos comentarios pues se va a necesitar de mucha cautela e inteligencia para tratar de recuperar a ese pueblo del daño antropologico que se ha acumulado durante tanto tiempo, no se si alguna dictadura habrá durado tanto tiempo o si existe algun estudio previo sobre el daño al sano funcionamiento de una sociedad que estos sitemas inflingen en la misma, pero una cosa es cierta,los pueblos que siguen a caudillos de alguna forma están condenados a sufrirlas, gracias a sus comentarios Carlos Alberto estoy conociendo la obra de Carlos Ripoll y una de las frases que más me ha impactado hasta el momento,pues apenas he arañado un poquito su literatura, es la que dice que no hay tiranos sin previa cocecha de siervos. Como se puede ver el pueblo venezolano es propenso a padecer de este atavismo antropologico que es seguir al macho alfa (generalmente un psicopata megalomaniatico)de ahí la necesidad, de educar a la sociedad y si es necesario contener a los que por la fuerza intenten volver a implantar este tipo de regimen en sus paises. Nuestro ilustre Martí nos dijo “ser cultos para ser libres” pero los hombres que tienen el conocimiento tambien tienen el deber de no permitir que los pueblos caigan en estos errores.
    Ojalá que en Cuba o Venezuela no ocurra lo de Yoguslavia, que al desaparecer el govierno y el estado ,todo el odio que se sembró durante la dictadura comunista junto al consiguiente daño antropologico( el sitema propicia que la personalidad psicopata sea preponderante) ,llevó a ese país a una guerra civil horrible, quiera dios que la simbra de odio no encuentre suficiente tierra fertil en estos pueblos y venga una etapa de desarrollo y amor.

  4. Cuco 7 November 2011 at 5:38 am Permalink

    Ramón José…estás claro. A donde único nos llevan Fidel y Chavez es a mediano plazo a la intervención militar de ese monstruo que describe Edu García más arriba…
    Y punto….son unos mierdas incapaces de proyectarse hacia el futuro…todos.
    Es lo que hay; es el “estado del arte” en este miserable mundito loco.

    • Ramon José 7 November 2011 at 4:46 pm Permalink

      Cuco, siempre es dificil de cambiar el estado de cosas en cualquier grupo humano pero los estados unidos han demostrado que pueden realizar los cambios necesarios sin grandes cataclismos sociales,el ultimo ajuste fue cuando la guerra civil para acabar con el ineficiente y aborrecible sistema esclavista en el sur, En la actual crisis veo que ya hay un movimiento para cambiar el sistema de servicio a las grandes corporaciones por parte del govierno,pero de forma civilizada, haciendo comprender a los que tienen el poder de decisión( el senado) de la importancia de los mismos, hay resistencia, es logico, pero las cosas toman su nivel sin grandes sacudidas sociales ni guerras ,ya se aprobó un proyecto por mas de doce mil millones de dolares para reformar los ferrocarriles,se estudia y se preciona para cambiar el sitema de seguridad social que obviamente tiene sus inconvenientes, pero se hace de forma ordenada, civlizada, En cuanto a que los goviernos caudillistas propician la intervencion del monstruo como llamas a Estados Unidos , mi opinion es que si tienes una opinion sobre eso, te la respeto, pero si ves las cosas desde un punto vista pragmatico e imparcial, te daras cuenta de muchas cosas, No me gustaría que invadieran un pais para que las corporaciones tengan acceso a los recursos de ese pais, pero tampoco me gustaría que a vista y paciencia de la comunidad internacional, en un país se asesinaran cientos de miles de personas por un grupo de psicopatas con infulas de emperador,ya sean un grupo de guerrilleros con ideas de izquierda(como en Colombia), o contra otra etnia como en Burundi, o por antiguas rencillas como contra los musulmanes en Servia y Montenegro en la antigua Yugoslavia,Todo lo antes dicho con la justificacion de que los pueblos tienen el derecho de resolver sus asuntos internos sin intervencion foranea, y así justificar un genocidio, en ese caso si un grupo se adjudicara el derecho de imponerse por la fuerza llevando a un pais a una guerra civil en la que los más sufren son los inocentes,. Yo fui educado en el odio hacia los Estados Unidos pero como tambien leo a Martí y estudio su obra,una de las primeras cosas que aprendí fue pensar por mi mismo y a cuestionar el seguimiento ciego de las ideas, mucho menos de hombres, por eso comprendí que nada es perfecto pero si analizamos y comparamos las cosas de forma racional, los Estados Unidos es un ejemplo en muchas facetas de la concepcion que tenemos de lo que es un mundo civilizado, a pesar de las cosas negativas que como sociedad pueda tener y que evidentemente tiene

  5. Cuco 8 November 2011 at 4:44 am Permalink

    Ramón José, cuando le llamo monstruo a esta salvajada de sociedad configurada para que vote solo un 30 % no lo hago despectivamente tampoco,no puede desconocerse lo espectacular y admirable de un gigantesco país, bello, rico en recursos naturales y único sitio del planeta donde el bicho humano -como nos clasifica el Dr. Montaner- es capaz de multiplicarse a si mismo por 1000 , en medio una selva casi sin leyes laborales..crecer,inventar, y valerse por si mismo sin amparo de Estado alguno,hacerte cargo de tu vida por tu cuenta y riesgo puede ser muy interesante pero a la vez genera un 70% de la “sociedad civil” ajena totalmente de los avatares políticos y el futuro de su propio país…que podémos esperar de ese 70 % apático,individualista, egoísta en el resto del mundo si a ellos mismos le interesa un comino el destino de su propia nación…!!
    No creo que ordenada y lentamente lleguen a alguna parte con solo el 30 %.del electorado…( todos los que viven del estado)
    La locomotora del mundo no anda bien. Está dañada….y aquí hay una sociedad enferma. Me atrevo a hablar así porque realmente lo lamento. Son los únicos que no han dado una mano y mucho más a los cubanos desde 1959 hasta nuestros dias.

  6. Cuco 8 November 2011 at 5:23 am Permalink

    Eso fué una “crítica constructiva”….no la vayan a coger conmigo ahora !…

    • Ramon José 8 November 2011 at 3:43 pm Permalink

      Jajajaja, evidentemente eres cubano, son dados a la controversia per sé , sin un analisis general y racional sobre el tema, Hasta cierto punto tienes razón, pero si analisas a las demas sociedades del mundo, que te queda?, ve a ver si puedes ir a trabajar a Rusia de forma ilegal o si puedes ir a China a hacer lo que te de la gana como haces en Estados Unidos, y cuando me refiero a hacer lo que quieras me refiero a la libertad del hombre no al libertinaje. En los paises nordicos si no eres de allí no tienes derecho ni a que tus hijos sean nacionalizados aunque nascan allí. en Mejico y los paises de America Latina ni hablar, te quedas sin trabajo y no te dan pero ni la hora, Los servicios sociales solo son mejores en algunos paises de Europa pero entonces se quejan que los impuestos son altos.Ademas el recurso más importante que tienen los Estados Unidos es su capacidad creadora e innovadora, y la posibilidad de que las gentes con ideas prosperen, y de paso desarrollen el mundo, existe el mito que se roban los cerebros, si Albert Einstein hubiera nacido en America Latina,y no pudiera salir de allí seguro que estaría vendiendo tacos en una esquina para sobrevivir toda su vida, Los Estados Unidos es una sociedad que permite que el hombre se desarrolle y a su vez por logica desarrolle la sociedad, Gracias por leer mi comentario y propiciar esta polemica constructiva , cuando alguien me rebate, si tengo la razon pues no aprendo nada, si por el contrario estoy errado, aprendo mucho

  7. Mario 8 November 2011 at 4:57 pm Permalink

    Creo que es lícito dar muerte a terroristas que nos acechan y son muertos en el tiroteo de su captura. Eso se llama legítima defensa y está consignado por el derecho natural. Otra cosa es lo que hizo Obama con el cuerpo de Bin Laden:Desaparecerlo. Eso es lo que hacen los mafiosos con sus enemigos, los desaparecen. El presidente Bush, tan odiado por la prensa internacional, se comportó como un respetuoso de la ley cuando capturó a Husein y lo entregó a los tribunales iraquies para su juzgamiento. Obama, tan alabado, se comportó como un vulgar mafioso al no entregarle el cuerpo de Bin Laden a la familia. Hay dichos famosos que Obama ignora, como éste: “Eso no se le hace ni al peor enemigo”

  8. Cuco 9 November 2011 at 3:40 am Permalink

    Si Ramón José, tienes razón,estos intercambios son excelentes…gracias.
    Y gracias al Dr. Montaner por este espacio en la maraña del “ether” del siglo XXI…!

  9. Jova Santos 16 November 2011 at 3:04 am Permalink

    Estoy de acuerdo con Montaner. Creo que es importante mencionar que el nazismo, el castrismo y el chavismo triunfaron debido a la manipulacion de la informacion, al engaño de las masas que creian estar eligiendo a sus salvadores cuando en realidad estaban eligiendo a sus verdugos. La manipulacion de la informacion es lo que causa las protestas de Wall Street en USA. La prensa democrata, los congresistas democratas y el presidente, han hecho creer a la gente que los capitalistas tienen el pais en crisis, cuando la realidad es que los capitalistas son los que crearon la riqueza de ese pais y garantizaron trabajos bien remunerados. Los medios democratas no hablan del enorme crecimiento de las agencias de gobierno innecesarias y costosisimas, que reciben millones del gobierno y no tienen ningun control. El departamento de energia, el de educacion, el de vivienda, son minas de oro para los empleados pero no hacen ningun bien al pais. Los republicanos exigen que se disminuya el gasto publico, entonces el izquierdista presidente Obama decide cerrar estaciones de policia, estaciones de bomberos, escuelas. O sea, acabar con los servicios indispensables. Obama y sus democratas, expertos en demonizar a los militares, quieren disminuir el presupuesto militar, precisamente en el momento en que organismos de inteligencia informan que Iran esta a pocos meses de construir la bomba atomica. Si la prensa democrata no informa la verdad la opinion publica seguira manipulada y al igual que paso en Alemania, Cuba y Venezuela, se elegiran gobernantes que solo quieren destruir a sus paises y sobre ellos edificar sus dinastias tiranicas.


Leave a Reply