18 October 2019 ~ 67 Comentarios

El populismo o el nuevo enemigo

Por Carlos Alberto Montaner

Les agradezco profundamente a Caminos de la Libertad, a su Directora Bertha Pantoja, a su Presidente Sergio Sarmiento y a Ricardo Salinas Pliego, la figura clave del Grupo, la selección de mi persona para recibir este generoso galardón. De acuerdo con las bases del premio (abro y cierro comillas): “por toda una vida consagrada a la lucha por la libertad”.

Aprovecho para darles las gracias a todos los presentes, especialmente a Silvia Mercado, Directora Ejecutiva de RELIAL, la Red Liberal Latinoamericana, Sigfried Herzog, persona a cargo de Fundación Naumann en América Latina, y a mis amigos Beatriz Bernal,  Diego Bujeda y Roberto Salinas.

Le dedico este premio a Linda, mi mujer, sin cuya ayuda e inteligentes críticas no hubiera podido dedicarme en cuerpo y alma a esos menesteres.

Aprovecharé esta oportunidad para romper una lanza a favor de lo valores de la República y la democracia frente al populismo. De eso, precisamente, se trata esta charla: de las características de esta plaga ubicua y omnipresente: el populismo, muy bien estudiado por Alejandra Salinas, experta argentina en esta importantísima cuestión.

Comencemos.

No tiene mucho sentido predicar las ventajas del marxismo-leninismo, como sucedía durante la Guerra Fría. Esa ideología se descalificó totalmente tras la debacle de la URSS y del campo socialista europeo, pero siempre existe una coartada para luchar contra la libertad económica y contra el mercado. Hoy esas coartadas se esconden tras diversas manifestaciones de eso a lo que llamamos “populismo”.

Comienzo por aclarar que todos los pueblos solicitan o toleran algún grado de “populismo”. En Estados Unidos, la generación de los “milennials’’, esos jóvenes nacidos después de los ochenta y hasta entrado el siglo XXI, se proclama vagamente “socialista” y solicita mayoritariamente  una tajada del gasto público que se pudiera considerar “populista”.

En diciembre 19 del 2016 The Economist admitía que la palabra populismo significaba muchas cosas. Servía para caracterizar algunos aspectos del señor Donald Trump, presidente de Estados Unidos. O para designar al comunista español Pablo Iglesias, líder de Podemos. O al violento presidente filipino Rodrigo Duterte, inductor de las ejecuciones de cientos de personas acusadas de narcotráfico, o incluso a Evo Morales, presidente de Bolivia y portavoz de los cocaleros de su país, lo que lo hubiera convertido en víctima de Duterte si hubiera sido filipino.

Esas aparentes contradicciones no deben sorprendernos. El populismo no es exactamente una ideología, sino un método para alcanzar el poder y mantenerse en él, pese al daño económico y social que suele hacerle a las sociedades en las que se entroniza. Un método al servicio de personas necesitadas de las lisonjas constantes de los subordinados porque se trata de egomaniacos o, como les llaman en estos tiempos a ese tipo de gobernantes: narcisistas.

El populismo le sirve a la derecha y a la izquierda, a ciertos conservadores y a los comunistas. Incluso, pueden recurrir a él formaciones democráticas dispuestas a ganar y perder elecciones, como sucede con el peronismo argentino o el PRI mexicano, u otras, como el chavismo venezolano, que lo utilizan para alcanzar el poder y, una vez encumbrados, se afianzan contra todo derecho en la poltrona presidencial y arman verdaderas dictaduras.

En todo caso, la palabra populismo servía para casi todo. El vocablo, dotado de una sorprendente elasticidad semántica, había evolucionado notablemente desde que fue acuñado en Estados Unidos en la última década del siglo XIX para designar a un sector rural del partido demócrata, adversario de los más refinados republicanos, entonces calificados de elitistas alejados de la realidad del pueblo agrícola norteamericano. En esa época, como ocurría en el resto del planeta, más de la mitad de la población norteamericana obtenía su sustento de tareas relacionadas con el campo.

Pero más que sustituir esa acepción de la palabra –-el rechazo a las élites–, se le fueron agregando otras características, sin que desapareciera el desprecio por los intelectuales, por las personas adineradas, por los núcleos cercanos al poder, y por todo aquel que se desviara del culto por el “pueblo verdadero”.

De alguna manera, ese viejo rencor hincaba sus raíces en la revolución francesa y la devoción popular por los sans-culottes, aquellos jacobinos radicales que odiaban hasta la manera de vestir de nobles y burgueses enfundados en unos ajustados bombachos de seda – los culottes – y pusieron de moda el áspero pantalón de los trabajadores.

Aunque no se llamara populismo, ésa fue la actitud de Stalin cuando recetó e impuso el “realismo socialista” –-una fórmula ajena y refractaria a cualquier vanguardia-– para proteger la esencia nacionalista del pueblo ruso, lo que lo llevó a calificar de “estúpida” la ópera Macbeth de Dmitri Shostakovich porque estaba, decía, infestada de “cosmopolitismo”.  Lo verdaderamente revolucionario y de izquierda era lo que conectara con la esencia campesina y viril del pueblo ruso.

En ese sentido, en Estados Unidos eran populistas de baja intensidad los que se burlaban de los eggheads que rodeaban al presidente John F. Kennedy. O en Camboya, mucho más letales, eran “populistas” los matarifes empleados por Pol-Pot para asesinar o reeducar a millones de estudiantes y maestros procedentes de las ciudades.

Incluso, fueron populistas los patriotas maoístas que perseguían a los sospechosos de mil desviacionismos, incluidos los que utilizaban gafas, supuestamente para subrayar su superioridad intelectual en la China de Mao durante la Revolución Cultural. (Hasta eso, utilizar lentes, llegó a ser considerado un síntoma de decadencia durante el espasmo maoísta-populista de la Revolución Cultural china).

Durante décadas fue desechada la corbata burguesa y el trato respetuoso de “usted”. Lo revolucionario eran la camisa varonil, la ropa de mezclilla de los obreros, la palabra “compañero” o “compañera” para dirigirse al otro, porque se había desterrado del lenguaje y de las apariencias todo lo que pudiera calificarse de elitista.

Lo revolucionario, lo propio del “hombre nuevo”, algo que los niños aprendían muy pronto en la escuela cubana, era a ser como el Che, una persona que proclamaba como una virtud la falta de aseo.

Es decir, la revolución prefería a los niños desaliñados, desinteresados de los signos materiales, refractario a las colonias y a los desodorantes, porque un verdadero macho no necesita de esos aditamentos feminoides. La “gente verdadera”, que eran los revolucionarios populistas, no sucumbían a esos comportamientos ultra urbanos y pequeñoburgueses de la “gente falsa”.

Tal vez uno de los mejores acercamientos al tema, uno de los intentos más certeros de definir de qué estamos hablando cuando mencionamos la palabra “populismo”, es el del profesor de Princeton Jan-Werner Müller en su breve libro What is populism, publicado en el 2016 por la University of Pennsylvania Press de Filadelfia.

En esencia, se mantiene la definición original de quienes desprecian a las élites corrompidas por la dolce vita de inspiración occidental, pero se agregan otros diez factores como:

Primero. El caudillismo. Generalmente, el populismo comienza con la admisión de un líder o caudillo al que se le atribuyen todas las virtudes y se le asigna, de hecho, ser  el gran intérprete de la voluntad popular. Alguien que trasciende a las instituciones y cuya palabra se convierte en el dogma sagrado de la patria. Mussolini, Hitler, Franco, Perón, Fidel Castro, Juan Velasco Alvarado, Hugo Chávez y Nicolás Maduro, cada uno su manera, son ejemplos de Caudillos.

Segundo. El exclusivismo. Sólo “nosotros” somos los auténticos representante del pueblo. Los “otros” son los enemigos del pueblo. Los “otros”, por lo tanto, son unos seres marginales que no son sujetos de derecho y merecen nuestro mayor desprecio. Chávez calificó de “majunches” a sus adversarios, un venezolanismo que quiere decir “tonto o inútil”. También les llamó “escuálidos”, es decir, personas intrínsecamente poco saludables.

Tercero.El adanismo. La historia comienza con ellos. De ahí el nombre adanismo, por Adán, el primer hombre. El pasado es una su cesión de fracasos, desencuentros y puras traiciones. La historia de la patria se inicia con el movimiento populista que ha llegado al poder para reivindicar a los pobres y desposeídos tras siglos de gobiernos entreguistas, unas veces vendidos a la burguesía local y otras a los imperialistas extranjeros.

Cuarto. El nacionalismo. El nacionalismo es una creencia generalmente vinculada a la supuesta identidad nacional. Suele ser excluyente y derivar en racismo u otras formas de exclusión social. En el terreno económico conduce al proteccionismo o a dos reacciones aparentemente contrarias. El aislacionismo para no mezclarnos con los impuros, o el intervencionismo para esparcir nuestro sistema superior de organizarnos. En nuestros días, ese nacionalismo se transforma en “antiglobalismo”. Lo patriótico es oponerse a lo foráneo.

Quinto. El estatismo. Los populistas, casi siempre son estatistas. Creen que la acción planificada por el estado colmará las necesidades del “pueblo amado”. Tienden a no creer en el crecimiento espontáneo y libre de la sociedad, especialmente de los empresarios. La apropiación de PDVSA por parte del gobierno de Chávez es una buena muestra. También aquellos espectáculos delirantes en los que Hugo Chávez, seguido de las cámaras de televisión, daba la orden de expropiar casas, fincas o empresas ante la risa de los presentes. Bastaba con que dijese la palabra clave: “exprópiese”. Los gobernantes populistas esperan la total sumisión de los creadores de riqueza. Intentan convertirlos, y muchas veces lo logran, en buscadores de rentas.

Sexto. El clientelismo.  Los gobernantes populistas no tienen partidarios, sino clientes que les deben cosas. Les encantan los “cazadores de subsidios”. Entienden que la política es para generar millones de estómagos agradecidos que les deben todo al gobernante que les da de comer y acaban por constituir su base de apoyo. En Argentina veinte millones de personas viven de los impuestos que sólo pagan ocho millones. En Venezuela utilizan las cajas de alimentos CLAP para fidelizar a la fuerza a la población. CLAP son las siglas del “Comité Local de Abastecimiento y Producción”. En Cuba han declarado paladinamente que la universidad es un privilegio de los revolucionarios. Los que no lo sean, o no simulen serlo, no pueden acceder a ella, especialmente en ciertas especialidades que son un coto cerrado para los partidarios.

Séptimo. La centralización de todos los poderes. El caudillo controla el sistema judicial y el legislativo, o trata de hacerlo. La separación de poderes y el llamado check and balances son ignorados. En Venezuela cuando “los enemigos del pueblo” ganan unas elecciones, los gobernantes populistas crean un organismo paralelo y le traspasan los presupuestos y funciones. Ocurrió antes en ciertas gobernaciones o ayuntamientos locales, pero se hizo patente cuando la oposición democrática quedó con el control de la Asamblea Nacional o Parlamento. Maduro, ni tardo ni perezoso, creó la “Asamblea Nacional Constituyente” y le asignó todos los poderes. Para los populistas las formas democráticas son un incordio para satisfacer a los organismos internacionales. Por eso constantemente violan las formas democráticas. No creen en ellas.

Octavo. Los funcionarios no están al servicio de la sociedad, sino de los populistas. Controlan y manipulan a los agentes económicos, comenzando por el banco nacional o de emisión, que se vuelve una máquina de imprimir billetes al dictado de la presidencia.

Noveno. El doble lenguaje. La semántica se transforma en un campo de batalla y las palabras adquieren una significación diferente. “Libertad” se convierte en obediencia, “lealtad” en sumisión. Patria, nación y caudillo se confunden en el mismo vocablo y se denomina “traición” cualquier discrepancia.

Décimo. La desaparición de cualquier vestigio de cordialidad cívica. Se utiliza un lenguaje de odio que preludia la agresión. El enemigo es siempre un gusano, un vende-patria, una persona entregada a los peores intereses. Ese es el antecedente de la destrucción del otro. Antes de aplastarlo hay que eliminarle cualquier vestigio de humanidad.

¿Hay algún antídoto eficaz contra el populismo? Por supuesto. En el orden político, las instituciones de la República. En el terreno económico,  el Mercado puro y duro

Douglass North, el Premio Nobel de Economía, ha clasificado a las sociedades en dos tipos: las de “acceso abierto” y las de “acceso limitado”.

Las de “acceso abierto” son las que responden al pie de la letra a las características que exige la institucionalidad republicana: que todas las personas sean iguales ante la ley. En esas “sociedades de acceso abierto” el conjunto de las personas rechazan cualquier clase de privilegio, incluso en el vestido. Benjamín Franklin llegó a poner de moda en Europa la vestimenta del hombre común. Es en la libre competencia en la que las personas se adecúan al ideal republicano de que todos somos iguales ante le ley. No hay nada deshonroso o erróneo en la desaparición total o relativa de las empresas que no entienden las consecuencias de los procesos de “destrucción creativa”, como explicó el economista austriaco Joseph Schumpeter. Quien no innova, no se adapta y perece.  Las “sociedades de acceso limitado”, las tres cuartas partes de las que existen en el mundo, están integradas por cazadores de rentas o personas que buscan en los subsidios el éxito personal.

¿Cómo se les pone coto? No es, ciertamente, mediante gobiernos de mano dura dirigidos por caudillos iluminados, sino creando candados constitucionales. Creando limitaciones legales luego refrendadas por las mayorías, que impidan y castiguen el favoritismo, el amiguismo y cualquier forma de compadreo que oculte un privilegio o fomente la desigualdad ante la ley y, por lo tanto, facilite la corrupción.

Ése es el único camino para acabar con el populismo. No hay otro.

67 Responses to “El populismo o el nuevo enemigo”

  1. Manuel 18 October 2019 at 9:59 pm Permalink

    perfecto.
    Me quito el sombrero con su disertación.
    ¡Así se hace carajo!

  2. Víctor López 19 October 2019 at 12:33 am Permalink

    Se ha expresado políticamente correcto, Carlos Alberto. Pero desde lo histórico y social deberíamos separar el trigo de la granza. Suponer que el solidario campesino Americano fue o es un “populista” es una aberración. El populismo se basa y se orienta en y hacia los desposeídos, y esos rancheros están muy lejos de serlo. Desde una evaluación real, los rancheros y los industriales, son los verdaderos dueños materiales de los EE.UU. Tampoco podemos llamar populismo al nazismo. Este fue la continuación expansionista del imperio alemán iniciada por Federico II de Prusia, Von Bismarck y el estúpido káiser Guillermo II (2do Imperio), hasta el Führer Hitler (3er Imperio).

    El señor Trump y su base, no tienen un pelo de populismo. El “clientelismo” se obtiene de los más necesitados, los pobres, los ignorantes y demás incapaces. Esos son los que requieren (piden) la “ayuda” del Jefe o gobierno. Véanse un mitin republicano y uno demócrata, parece que fueran dos países distintos. El señor Trump y el ideario de su base están más cerca del 3er Imperio Alemán, que de cualquier gobierno populista. Lo que sucede es que el populismo y la izquierda, que son lo mismo (o casi), tergiversan y explotan la semántica para provechoso propio. Así, hasta las tiranías más absurdas contienen el término “democracia”.

    Veamos a Venezuela, dónde están los hijos de musiú en los cuadros Chavistas. O dónde hay un descendiente de alemanes o ingleses en el peronismo. Sí, claro hay algunos, pero están en la tribuna, son los que venden el cuento a los necesitados, como la salvadora Warren o el pobre Biden (que se bancó al… Obama). Tampoco es cierto que con instituciones y valores se va a evitar el populismo, es parecido al cuento de que se va a evitar con educación. Es imposible porque se vuelven o son populistas por desesperanza, carecen de las condiciones para integrarse en un entorno competitivo, ni pueden aprender tampoco porque su capacidad de introyección es baja.

    La única forma de mantener instituciones y sistemas liberales (si es que existe) es contando con el elemento humano idóneo, y esto solo se puede alcanzar por un proceso de eugenesia, que tardaría tal vez siglos en implementarse y más siglos en lograrse. Cordialmente.

    • Julian Perez 19 October 2019 at 9:11 am Permalink

      >>El señor Trump y su base, no tienen un pelo de populismo.

      C´est la vie! CAM tiene sus ¨divergencias ideológicas¨ (understatement), que yo no comparto, con el presidente Trump y aprovechó la ocasión para tirarle una chinita. El alacrán no puede evitar morder al sapo.

      Pero, en mi opinión, ése y cualquier otro detalle son perdonables en esta ocasión. Cito a Bocaza: ¨Nobody is perfect¨. La disertación es de las mejores de CAM, que ultimamente había bateado algunos fouls a las mallas.

      Y aprovecho la ocasión para otra cita célebre: ¨Have fun storming the castle!¨ No tan célebre como ¨My name is Iñigo Montoya. You killed my father. Prepare to die¨, pero también memorable y algo apropiada para la ocasión 🙂

      • Julian Perez 19 October 2019 at 10:02 am Permalink

        Estúpida redacción. Ocasión 4 veces y aprovecho dos. ¡Y era tan fácil de arreglar! Eso me pasa por darle click a enviar sin revisar lo que había escrito. Desgarro mis vestiduras.

        • Manuel 19 October 2019 at 10:06 am Permalink

          Me acordé del nombre
          “Uri”, tremendo tipo, parecía muy buena gente,
          el viejo le tenía mucho afecto

          Meanings and history of the name Uri: Biblical name meaning “my enlightenment” in Hebrew. Not to be confused with Ori, meaning “my light/fire”. Pronounced: OO-ree

          • Manuel 19 October 2019 at 10:12 am Permalink

            el israelita asesor del cítrico
            …si leyó mi comentario al respecto 🙂

          • Julian Perez 19 October 2019 at 10:14 am Permalink

            >>Biblical name meaning “my enlightenment”

            Mi apellido Pérez significa ¨el que se abrió paso¨ Genesis 38. Pérez y Zarah eran jimaguas hijos de Judah y luchaban por salir. Zarah sacó el brazo y la comadrona le ató una cinta para saber que era el primogénito, pero Pérez se las arregló para salir antes y la comadrona dijo que por eso su nombre sería Pérez 🙂

        • Julian Perez 19 October 2019 at 10:07 am Permalink

          No puedo dejarlo así 🙁 Me enferma verlo.

          C´est la vie! CAM tiene sus ¨divergencias ideológicas¨ (understatement), que yo no comparto, con el presidente Trump y se vio obligado a tirarle una chinita. El alacrán no puede evitar morder al sapo.

          Pero, en mi opinión, ése y cualquier otro detalle son perdonables. Cito a Bocaza: ¨Nobody is perfect¨. La disertación es de las mejores de CAM, que ultimamente había bateado algunos fouls a las mallas.

          Y aprovecho la ocasión para otra cita célebre: ¨Have fun storming the castle!¨ No tan célebre como ¨My name is Iñigo Montoya. You killed my father. Prepare to die¨, pero también memorable y algo apropiada

          Ya puedo dormir tranquilo.

          • Manuel 19 October 2019 at 10:14 am Permalink

            me recordó ud Julián, a fuentes (norberto):
            “me mataste a mi hermanito”
            explicándose adolorido por quéno podía ser
            nuevamente amiguito de fidel, y razón por la que le
            “mordería la mano” — como a todos los demás.
            Perro herido es peligroso. Hasta los vet los tratan
            con muchísimo cuidado

          • Julian Perez 19 October 2019 at 10:20 am Permalink

            Manuel

            Mi memoria es algo raro. Para algunas cosas es peor que la del pez Dory de Buscando a Nemo. Para otras es buenísima. Lamentablemente, para lo que la tengo mejor es para las trivias 🙁 De películas como ¨Casablanca¨, ¨Some like it hot¨, ¨The princess bride¨ y otras que están entre mis favoritas hay montones de frases que nunca olvido. Me acuerdo de eso y he olvidado casi todo lo que estudié en mi carrera.

  3. Manuel 19 October 2019 at 10:10 am Permalink

    me recordó ud Julián, a fuentes (norberto):

    “me mataste a mi hermanito”

    explicándose adolorido porqué no podía ser
    nuevamente amiguito de fidel, y por que le
    “mordería la mano” como todos los demás.
    Perro herido es peligroso. Hasta los vet los tratan
    con muchísimo cuidado

  4. Manuel 19 October 2019 at 10:25 am Permalink

    “he olvidado casi todo lo que estudié en mi carrera”

    Deben haber modos para que no olvidemos
    lo importante. Y esos modos deben incluirse
    en los sistemas. Pero parece que es pedir dem
    asiado a nuestros “metodólogos”, ministros
    presidentes y secretarios
    Todos ahí está de figuras decorativas, y no imaginan
    el daño que hace ser puro ornamento

    Pero por ahí se va y eso no hay quien lo cambie
    “Por ahora”

    • Manuel 19 October 2019 at 10:45 am Permalink

      Les preocupa mas como cambiar la mente de un niño (Elian, por ejemplo) que como levantar un país de la miseria revolucionando la educación, dando acceso universal a los modos que hay hoy de potencialmente convertir a los 14 millones de cubanos en emprendedores y no en meras, pobres, tristes mulas de carga, apáticas y brutas,
      La mitad viviendo de los gobiernos cubano o norteamericano o cualquier otro como lo que solo saben ser: pichones, perros

      Esto es el castrismo

      • Manuel 19 October 2019 at 10:47 am Permalink

        Miseria para perpetuar el poder y tener un ejercito de fieles y brujos ovejas que se puedan enviar a “misiones” que convengan al dictador y sus títeres en el mundo entero

        • Manuel 19 October 2019 at 10:48 am Permalink

          Ejército de fieles y brutas…**

    • Julian Perez 19 October 2019 at 11:26 am Permalink

      “he olvidado casi todo lo que estudié en mi carrera”

      En realidad, Manuel, creo que recuerdo lo único que importa, que es el método de razonamiento lógico.

      Lo olvidé porque casi nunca lo usé. Cuando procesaba imágenes en eicisoft o programaba juegos usaba un poco de álgebra matricial. Antes de que Pyro se decidiera por Commandos planeaba un juego de corsarios. Una vez la trayectoria de un barco resultó ser una ecuación diferencial con condiciones de contorno 🙂 Y para de contar. Desde que programo aplicaciones web no toco la matemática ni de lejos 🙂

      Ustedes los médicos aplican lo que estudiaron. Los matemáticos del HAMPA (Honorable Asociación de Matemáticos Puros Arrepentidos) no 🙂 Todos nos hemos dedicado a otras cosas.

      Dudo que alguna vez necesite recordar la definición de grupo, anillo o cuerpo, demostrar el teorema de la función implícita o resolver una integral.

  5. Víctor López 19 October 2019 at 10:51 am Permalink

    Se que los cubanos tienen (o tenemos) todos una “vena poética”. Pero tal vez deberíamos moderar esas pasiones en el blog, porque va dando aquí un carís de torre de Babel (qué barbaridad!)

    …y esto deberia regir también para el buen señor Carlos Alberto. Comparar a los farmers americanos con los “sans culottes” franchutes porque usan jeans, es disparate tan tremendo que no lo afirmaría ni un dialéctico alemán.

    Saludos.

    • Julian Perez 19 October 2019 at 11:29 am Permalink

      >>Pero tal vez deberíamos moderar esas pasiones en el blog

      ¿Y dónde si no? Los emails son conversaciones bilaterales. En FB te puede pillar la policia de la corrección política. Que CAM no se meta en nada (permite hasta que lo insulten a él) es una bendición. No abundan lugares así.

      • Víctor López 19 October 2019 at 12:45 pm Permalink

        Pero estará de acuerdo en que esos vercuetos poéticos, deberían alcanzar al menos, el umbral del entendimiento.

  6. Manuel 19 October 2019 at 11:07 am Permalink

    FE DE ERRATAS

    Algunas son insignificantes, pero presiento que le afecta mas a los OCD que al resto, y creo que ud y yo
    Tenemos J un poco mas de OCD que el resto por acá.

    Vea esta fe de errata que inocua:

    “En el número anterior indicamos que la muestra “Laboratorios de la nueva educación” estaría abierta hasta el 20 de enero en la Fundación Francisco Giner de los Ríos, en Madrid. En realidad, abrirá hasta el 1 de marzo”

    En cambio, la fe de errata que son los politicos todos en casi todo, esa si es peligrosa

    • Manuel 19 October 2019 at 11:19 am Permalink

      L a fe de errata que son los politicos todos en casi todo, esa si es peligrosa…

      Sobre todo si no vives en Suiza :]

      • Manuel 19 October 2019 at 11:20 am Permalink

        Pero el el resto de los casi 7 billones que vivimos y sufrimos todos los dias esas deposiciones

    • Julian Perez 19 October 2019 at 11:33 am Permalink

      >>Tenemos J un poco mas de OCD que el resto por acá.

      Adrian Monk es casi mi alma gemela, salvo su pulcritud en el vestir 🙂 Columbo con su desaliño y su gabardina lo complementa.

      • Julian Perez 19 October 2019 at 11:36 am Permalink

        Cuando puse el post ¨arreglado¨ olvidé lo de ¨Me lo agradecerán más tarde¨ 🙂

  7. Víctor López 19 October 2019 at 1:04 pm Permalink

    Ya Julián, esta bueno que escriba para usted mismo, pero no debe llegar a estos extremos. El único que amerita aplicar esa compulsión obsesiva es el sans culotte Manuel (le petite Robespierre), que escribe para la posteridad.

    Todos los proletarios formados por el castrismo son o sienten como sans culottes. Vea nomas como piden guillotina para todos en el blog.

    • Julian Perez 19 October 2019 at 2:50 pm Permalink

      Siempre hay alguien que lee. Nunca se sabe 🙂 Yo leo lo de los demás, aunque muchas veces no tenga nada que comentar sobre lo que han dicho.

      • Julian Perez 19 October 2019 at 4:37 pm Permalink

        Aparte de… ¿quién no escribe para si mismo? Creo que solamente los profesionales que viven de eso.

        • Víctor López 19 October 2019 at 4:59 pm Permalink

          Por supuesto, Julián. No es posible ser escritor si no escribe para sí mismo. Igual pasa con las demás artes y ciencias. Nosotros, en nuestra condición de productores lo sabemos y entendemos muy bien. Aunque nuestro paradigma y derroteros sean tan distintos, no sabe cuánto me alegra que escriba en este blog alguien con su experiencia y conocimientos. Cordial saludo.

          • Víctor López 19 October 2019 at 5:45 pm Permalink

            Por eso los derechos de autor, son tan importantes, incluso en reconocimiento póstumo. Hay que ver el celo sobre la autoría que presentan (y presentamos) todos, desde Newton hasta Hawking.

  8. Manuel 19 October 2019 at 2:14 pm Permalink

    …parte Del Método docente es la práctica J:
    pues lo que no se usa, cono ud dice, se atrofia 🙂
    mire lo que le ha pasado acá a unos ctos
    por no usar el pensamiento lógico 🙂

    “he olvidado casi todo lo que estudié en mi carrera”

    Deben haber modos para que no olvidemos
    lo importante. Y esos modos deben incluirse
    en los sistemas. Pero parece que es pedir dem
    asiado a nuestros “metodólogos”, ministros
    presidentes y secretarios
    Todos ahí está de figuras decorativas, y no imaginan
    el daño que hace ser puro ornamento
    Pero por ahí se va y eso no hay quien lo cambie
    “Por ahora”

    Les preocupa mas como cambiar la mente de un niño (Elian, por ejemplo) que como levantar un país de la miseria revolucionando la educación, dando acceso universal a los modos que hay hoy de potencialmente convertir a los 14 millones de cubanos en emprendedores y no en meras, pobres, tristes mulas de carga, apáticas y brutas,
    La mitad viviendo de los gobiernos cubano o norteamericano o cualquier otro como lo que solo saben ser: pichones, perros.

    Esto es el castrismo:

    Miseria para perpetuar el poder y tener un ejercito de fieles y brujos ovejas que se puedan enviar a “misiones” que convengan al dictador y sus títeres en el mundo entero.

  9. Manuel 19 October 2019 at 2:18 pm Permalink

    Espíritu b no sabe q hacer para q le hagamos caso 🙂 🙂 🙂 🙂

    Esto es el castrismo:
    Miseria para perpetuar el poder y tener un ejercito de fieles y brutos** ovejas que se puedan enviar a “misiones” que convengan al dictador y sus títeres en el mundo entero

  10. Víctor López 19 October 2019 at 2:46 pm Permalink

    La obra del castrismo está hecha. Es tan absurda como la del galileo. Se seguirá expandiendo y pudriendo todo lo que infecte.

    El blog es una muestra…

  11. Manuel 19 October 2019 at 4:41 pm Permalink

    nadie escribe para sí. Esas son tonterias J

    No se deje acorralar

    …hablando se su trabajo J
    se habla mucho se un tal HIDEO KOJIMA, EL GENIO JAPONÉS
    A sus 56 años, Kojima se define con sencillez: “Soy un creador de juegos”. Cierto, pero incompleto. También es un gurú de una industria que revoluciona cada cierto tiempo. Ahora lo hace con Death Stranding. ¿Cuáles son las fuentes de su inagotable creatividad?

    • Julian Perez 19 October 2019 at 4:58 pm Permalink

      >>nadie escribe para sí. Esas son tonterias J

      Manuel

      En realidad yo creo que si, que cuando uno habla o escribe, el primer objetivo es poner en orden las ideas. Eso ocurre cuando se expresan. Por supuesto, en el caso de aquellos a los que les pagan por escribir, aunque la premisa sigue siendo cierta, el beneficio económico adquiere más peso.

      Los que alguna vez hemos impartido docencia sabemos que incluso, cuando uno da clases, las ideas propias adquieren más estructura y claridad.

      Sabemos que rara vez uno consigue convencer a otro de algo, así que si ese fuera el objetivo, casi sería preferible abstenerse la mayoría de las veces.

      • Julian Perez 19 October 2019 at 5:28 pm Permalink

        Manuel

        Hay un libro de cuentos de Karel Capek que es uno de mis favoritos. Nunca me canso de releerlo. Se llama ¨Apócrifos¨. En él hay un cuento llamado ¨Agatón o de la sabiduría¨ que me parece que de cierta forma ilustra el concepto de lo que significa que uno escriba o hable para si mismo. Se trata de un conferencista que usa tres palabras en su conferencia. De repente se detiene, olvida el tema de su conferencia, y se pone a reflexionar en voz alta, ante el público, sobre el significado de esas tres palabras.

  12. Manuel 19 October 2019 at 4:42 pm Permalink

    …hablando se su trabajo J
    se habla mucho se un tal HIDEO KOJIMA, EL GENIO JAPONÉS
    A sus 56 años, Kojima se define con sencillez: “Soy un creador de juegos”. Cierto, pero incompleto. También es un gurú de una industria que revoluciona cada cierto tiempo. Ahora lo hace con Death Stranding. ¿Cuáles son las fuentes de su inagotable creatividad?

    • Julian Perez 19 October 2019 at 5:08 pm Permalink

      Manuel

      Kojima escribe juegos para consola. Nunca fui muy fan de los juegos de consola ni de los que requirieran cierta destreza manual, de la que carezco. Mi género favorito era la llamada aventura gráfica, que practicamente ha pasado al olvido (juegos como King Quest, Leisure Suit Larry, Space Quest, Police Quest, Monkey Island…) En ellos JAMÁS se requería velocidad ni reflejos 🙂

      De los juegos a cuya programación contribuí en Pyro, que eran de estrategia, qénero que sí puedo jugar, Commandos lo jugué, pero Praetorians apenas. Y de los de Electronic Arts, de deportes, no jugué ninguno. Jamás he tenido consola ni jugado un juego de consola.

      Ahora lo único que juego, aparte de bridge, es uno de rol sin combate llamado ¨A tale in the desert¨. Hace más de 12 años que lo juego y tengo un montón de amigos ahí.

  13. Manuel 19 October 2019 at 4:42 pm Permalink

    …hablando de su trabajo J
    se habla mucho se un tal HIDEO KOJIMA, EL GENIO JAPONÉS
    A sus 56 años, Kojima se define con sencillez: “Soy un creador de juegos”. Cierto, pero incompleto. También es un gurú de una industria que revoluciona cada cierto tiempo. Ahora lo hace con Death Stranding. ¿Cuáles son las fuentes de su inagotable creatividad?

  14. Manuel 19 October 2019 at 4:43 pm Permalink

    …hablando de su trabajo J
    se habla mucho de** un tal HIDEO KOJIMA, EL GENIO JAPONÉS
    A sus 56 años, Kojima se define con sencillez: “Soy un creador de juegos”. Cierto, pero incompleto. También es un gurú de una industria que revoluciona cada cierto tiempo. Ahora lo hace con Death Stranding. ¿Cuáles son las fuentes de su inagotable creatividad?

  15. Manuel 19 October 2019 at 4:46 pm Permalink

    todos escriben para los demás
    Todos hablan para los demás

    Solo los locos hablan para sí, y no siempre
    A veces hablan para su alucinaciones

    En este sentido a House le gustaba bromear:

    “Si le hablas a Dios eres religioso,
    pero si Dios te habla, eres un esquizofrénico”

    En su acostumbrado humos poco “correcto”

    Dice House que en Alemania lo detestan, que incluso
    Llegó a temer por su vida

  16. Manuel 19 October 2019 at 4:49 pm Permalink

    En cuanto a Kojima:

    “… lleva más de treinta años inventando juegos y controlando su producción, como si de un genio renacentista trasladado al futuro se tratara. Ha creado un rico universo repleto de referencias cinematográficas y novedades tecnológicas que le ha granjeado el respeto y la admiración tanto de profesionales como de aficionados. Cuando Kojima habla, todos le escuchan: saben que él ve antes que nadie por dónde irán los tiros en el mundo de los videojuegos. Y lo demuestra con hechos, como vuelve a dejar claro con el lanzamiento de su última genialidad, Death Stranding, que él mismo define como “un tipo de juego de acción completamente nuevo”.
    ¿QUÉ INSPIRA A ESTE HOMBRE DE
    ASPECTO JUVENIL y creatividad desenfrenada? Cuando comenzó a trabajar, los juegos eran simples y nada realistas. Su objetivo siempre fue cambiar eso. De ahí que sus títulos se caractericen por presentar tramas complejas, pobladas por personajes que desprenden humanidad y con los que resulta fácil identificarse, pese a que se mueven por mundos de fantasía. Como dijo en una entrevista para la cadena televisiva Sky News: “No quiero que mis personajes sean líneas de código. Lo que busco es que estén vivos, que parezcan personas”. Este interés por las historias muy elaboradas y los protagonistas con matices refleja la gran influencia de las películas y las series de televisión en el universo privado de Kojima.
    IMÁGENES INSPIRADORAS. En la citada conversación con Sky News, nuestro hombre admitió que ver películas le ayuda para su trabajo: “Me enseñan cómo es la gente y me muestran mundos y épocas que me inspiran. Además, me recuerdan que hay muchas personas creativas que se esfuerzan mucho, y eso me motiva en los momentos difíciles que hay durante el proceso de desarrollo de un juego, que es largo y duro”.
    ¿Y qué pasa con Death Stranding, qué hay tras este juego? Una obsesión por la conexión, por los vínculos humanos, y una alegoría de nuestra época. “El escenario es la América del futuro, pero mi intención es que los jugadores no la identifiquen, que piensen que no es más que el sitio en el que les ha tocado estar. Es un mundo fragmentado, aunque todos están conectados por internet”’

    • Manuel 19 October 2019 at 4:54 pm Permalink

      ¿Qué hace tan especial a Death Stranding? “El objetivo del jugador es reconectar ciudades aisladas y una sociedad fragmentada. Todos los elementos, incluyendo la historia y la jugabilidad, están unidos por el tema de la conexión. En su papel de Sam Bridges, el usuario tiene que salvar esas divisiones, y, al hacerlo, crear nuevos vínculos con otros jugadores de todo el mundo. A través de esta experiencia, espero que las personas comprendan la verdadera importancia de desarrollar vínculos con los demás”. Death Stranding es una metáfora del mundo roto de hoy, en el que todos estamos conectados pero solos, y en el que se levantan nuevos muros –reales y virtuales– sin cesar.
      ESTA COMPLEJIDAD SE PLASMA EN IMÁGENES FASCINANTES y una jugabilidad asombrosa. Su modo multijugador incide en el trasfondo de la historia: establecer conexiones. Podemos ayudar a otros jugadores a avanzar –y ser ayudados–, aprovechar su experiencia y recursos, y aprender de sus acciones. Aquí, la cooperación siempre tiene su recompensa. La historia está protagonizada por los actores Norman Reedus (Sam Bridges), Mads Mikkelsen, Léa Seydoux y Lindsay Wagner, que ponen sus voces –se ha doblado íntegramente al castellano–, y cuyo físico se reproduce con fidelidad gracias a la captura de movimiento y el escaneo facial. Te parecerá estar inmerso en un mundo más real que el que ves cada mañana al salir de casa. ■

  17. Manuel 19 October 2019 at 5:00 pm Permalink

    hasta los árboles intercambian “favores”:

    “… recogido por la revista Nature hace veinticinco años, a una joven e imaginativa Simard se le ocurrió estudiar la relación entre dos especies genéticamente distantes pero que solían darse juntas en la naturaleza. Inyectó isótopos de carbono (13 C y14 C) en las hojas de abedules (Betula papyrifera) y comprobó que en primavera esas moléculas llegaban a los abetos (Pseudotsuga menziesii) que crecían a la sombra de su denso follaje. En invierno, las tornas cambiaban, y eran los abetos quienes pasaban los isótopos a los abedules, que son de hoja caduca. Así supo que los árboles se comunican y que el sentido de sus transacciones está determinado por sus necesidades: los abedules, sin hojas, viven más precariamente en invierno, mientras los abetos sufren más el resto del año, porque a la sombra no pueden hacer la fotosíntesis con tanta eficacia como sus vecinos”

    • Manuel 19 October 2019 at 5:06 pm Permalink

      “… encontraron “un abeto de 94 años de edad conectado con 47 árboles, mediante genotipos diferentes del hongo Rhizopogon sp”, según recuerda Marañón. Este estudio fue publicado en la revista New Phytologist con el ilustrativo título de Arquitectura de la Wood Wide Web –juego de palabras con world wide web (las famosas www)–, que compara el ecosistema subterráneo del bosque con internet, un entramado de muchas redes superpuestas con nodos centrales más concurridos que actúan como conmutadores y nodos satélite más pequeños. “Se trataría de un superorganismo clonal, una red simbiótica árbol-hongo que comparte los recursos del bosque”, describe Marañón. No es muy distinto de cómo funciona nuestra mente: “El sistema de raíces es el cerebro del bosque. Está conectado igual que las redes neuronales por donde circula la información”, reflexiona Simard.
      Mirando este mapa, la científica canadiense podía identificar qué árboles eran más importantes, y descubrió “que se trataba de los más grandes y viejos. Los llamamos árboles madre, porque descubrimos que los más jóvenes que crecían a su alrededor se alimentaban de nutrientes que el grande les pasaba por la red de micorrizas. Algo parecido a las hembras cuando dan de mamar a sus hijos”, continúa Simard. Y no solo a los retoños de su misma especie. En otro experimento, su equipo etiquetó con isótopos de carbono a árboles madre para poder rastrear estas moléculas y averiguar a quiénes alimentaban. Los biólogos observaron que los familiares recibían más, pero que también enviaban comida al resto de los vecinos. “Tratan de crear un ambiente favorable y sano para que la comunidad crezca, por eso la dotan de nutrientes”, explica la científica, que también lidera en su universidad el programa Mother Tree Project (Proyecto Árboles Madre). Las enormes copas de estos ejemplares se alzan por encima de las demás y recogen la energía del sol para producir grandes cantidades de glucosa en sus hojas y compartirla con los que tienen menos acceso a la luz solar y con las pequeñas plántulas recién nacidas.
      ¿Saben las plantas reconocer a sus vecinas? Un experimento reciente de Amanda Asay, investigadora del equipo de Simard en la Universidad de Columbia Británica, apunta a que sí. Asay plantó en una misma maceta tres árboles, uno más grande y dos retoños jóvenes, de los cuales uno provenía de una semilla de la misma madre que el árbol grande y el otro procedía de otra región. Meses después, había más conexiones bajo tierra entre el grande y su hermano, al que le transfería más nutrientes, que entre el grande y el forastero. ¿Y qué sucede con los que ya son solo un tronco mochado, sin ramas, ni hojas para hacer la fotosíntesis, y sin embargo siguen vivos? “Descubrimos que, en algunos casos, un árbol vecino les pasaba nutrientes y carbono. El bosque cuida a sus ancianos”, asegura Asay.
      OYENDO HABLAR A ESTOS EXPERTOS, ¿SE PODRÍA DECIR QUE HAY SIMILITUDES ENTRE LA VIDA VEGETAL Y LA VIDA AFECTIVA DE LAS PERSONAS? Parece una metáfora exagerada, pero, hasta cierto punto, sí: “Existe la amistad entre los árboles. No pasa a menudo, porque ellos no pueden elegir al lado de quién crecen. Quizá le ocurra a uno de cada cincuenta ejemplares. Mira estos dos, sus raíces están entrelazadas firmemente, sus ramas no se superponen, para no quitarse la luz”, afirma Wohlleben en el documental Intelligent Trees mientras muestra a la cámara dos preciosos cedros. “Si uno muere, el que queda sufre, enferma y muere poco después”. Simard sonríe cuando le preguntamos por la amistad verde: “En ecología lo llamamos interacciones, aunque es un término bastante clínico. Las plantas colaboran, se ayudan, mantienen relaciones mutualistas. Es una cuestión de lenguaje. En términos humanos, llamaríamos amistad a ese fenómeno”, reflexiona.’

      • Manuel 19 October 2019 at 5:14 pm Permalink

        “ Además de las raíces que, en condiciones de sequía, llegan a constituir el 70 % de la biomasa de un árbol, hay otro ser clave en el subsuelo: los hongos, que componen el 25 % de la biomasa terrestre. Lo que vemos en la superficie es solo su fruta, su órgano sexual encargado de liberar las esporas para reproducirse. Los hongos pueden ser parásitos, levaduras, saprófitos –descomponen materia orgánica– o simbióticos, que son los que forman las micorrizas. El 90 % de los vegetales terrestres tienen sus raíces entrelazadas con hongos.
        Según el ecólogo forestal Teodoro Marañón esta simbiosis “fue fundamental para la colonización del hábitat terrestre por las primeras plantas hace unos 400 millones de años, que tuvieron que aprender a captar las sales minerales y nutrientes retenidos por las partículas del suelo. Tenemos fósiles de esporas y arbúsculos y pruebas moleculares de la existencia en linajes ancestrales de plantas de los genes que coordinan esta simbiosis con los hongos. Es una relación muy antigua en la historia evolutiva”.
        Para comunicarse, raíces y micelios producen “señales bioquímicas –hormonas y polisacáridos– que estimulan modificaciones anatómicas y formación de estructuras para el intercambio”, afirma Marañón. A la vez, el hongo hará de conector entre los árboles, de cable que les permite intercambiar señales entre sí. Gracias a la luz del sol, el árbol sintetiza en sus hojas el dióxido de carbono para convertirlo en glucosa. El 30 % de este azúcar lo transfiere por las raíces a las micorrizas. A cambio, el hongo le ofrece agua y minerales –fósforo, nitrógeno–, que puede traer desde muy lejos gracias a la enorme extensión de sus micelios. Tener varias especies de árbol hospedadores al mismo tiempo garantiza al hongo un recurso seguro en condiciones ambientales impredecibles. Un solo árbol puede estar asociado a más de cien especies de hongos micorrícicos.
        Además, cuando un hongo coloniza las raíces de una planta, estimula la producción de defensas, con lo que el árbol responde mejor y más rápido a las enfermedades: “Los hongos que forman micorrizas hacen de filtro que frena la transferencia de metales pesados desde el suelo a los árboles”, afirma Marañón. ■”

  18. Manuel 19 October 2019 at 5:16 pm Permalink

    …y hay las plantas tolls 🙂 :

    “ Los árboles son seres sociales y se ayudan unos a otros; su bienestar depende de la vida en comunidad. Pero no todo es compañerismo y altruismo en el mundo vegetal. Algunas especies producen químicos para dañar a quienes consideran competidores, un fenómeno conocido en biología como alelopatía negativa. Es el caso de los eucaliptos –en la foto, arriba–, los sicomoros o las caléndulas, que emiten sustancias tóxicas para dificultar el crecimiento de otras plantas en la vecindad. En estos casos, los micelios de los hongos las ayudan a transportarlas y aumentar su alcance.
    Michaela Achatz, bióloga alemana de la Universidad Libre de Berlín, se centró en estudiar el nogal negro americano (Juglans nigra), que segrega juglona, una sustancia que la industria agrícola usa como herbicida y que le sirve al árbol para adueñarse del espacio y no dejar crecer a vegetales que compitan por los recursos. Y el hongo saca partido porque la juglona lo protege de los micófagos –insectos que comen hongos–.
    Durante su experimento, Achatz plantó tomates alrededor de los nogales, algunos de ellos con las raíces selladas de forma que no pudieran conectar con las micorrizas. Pues bien, la bióloga observó que los que tenían acceso libre a las micorrizas recibían mucha más juglona venenosa proveniente del árbol, con sus consiguientes efectos nocivos. ■

  19. Manuel 19 October 2019 at 5:30 pm Permalink

    “ palabra de los yámanas, pueblo que habita en el sur del archipiélago de Tierra del Fuego –entre Chile y Argentina–, tiene el honor de ser, según el Guinness World Records, “el vocablo más conciso del mundo”. El epígrafe se refiere a los múltiples matices que encierra su significado.
    Compuesta por la raíz -ihlapi, que significa ‘estar confundido sobre qué hacer’, seguido del sufijo -ata, que implica logro, mamihlapinatapai es, efectivamente, uno de los términos más difíciles de traducir que existen: describe una mirada entre dos personas, cada una de las cuales espera que la otra comience una acción que ambas desean pero que ninguna se anima a iniciar.“

    • Julian Perez 19 October 2019 at 5:35 pm Permalink

      Y el vocablo más largo del mundo quizás sea supercalifragilisticespicalidotious 🙂 (Lo escribí de memoria, sin buscarlo en Internet)

      • Manuel 19 October 2019 at 5:50 pm Permalink

        popularizado por Mary Poppins 🙂

        • Julian Perez 19 October 2019 at 8:16 pm Permalink

          Se me ocurre una palabra bien larga que no proviene de la ficción: otorrinolaringologogía.

          • Julian Perez 19 October 2019 at 8:24 pm Permalink

            Por supuesto, nadie puede superar a los alemanes en eso de crear palabras largas agregando prefijos y más prefijos. O poniendo los verbos al final de la oración. Se cuenta que una vez Thomas Mann le envió a un amigo algo que estaba escribiendo y el amigo respondió: ¨Muy bueno. Supongo que los verbos vienen en el segundo tomo¨.

            Me imagino que mis últimos post se traducen como ¨escribir para mi mismo¨. Debe de ser un vicio y ya se sabe lo que pasa con las adicciones 🙂 Si uno intenta sustraerse a ellas le entra “el mono”. Deberia buscar un grupo de NA: ¨narcisistas anónimos¨ 🙂 A lo mejor existe un programa en 11 pasos para curarse de la adicción.

          • Manuel 20 October 2019 at 6:20 am Permalink

            Que cosa es “el mono” Julian?

          • Julian Perez 20 October 2019 at 7:36 am Permalink

            Ah, el mono. Es un término español. No caí en cuenta de que podía ser local. Viví muchos años en España y allá era de uso muy común.

            Es el ansia por la droga que tiene el drogadicto cuando carece de ella. Me parece que se aplicaba no solamente a las drogas ¨duras¨, como la cocaína, sino también a las ¨blandas¨, pero no estoy seguro.

  20. Manuel 19 October 2019 at 5:46 pm Permalink

    La ciencia moderna cumple 400

    “ 10 DE NOVIEMBRE DE 1619
    El filósofo René Descartes, de veintidós años, tiene tres extraños sueños cuya interpretación dio lugar a su famoso Discurso del método. En esa obra, promueve una forma de pensar basada exclusivamente en la razón, la experimentación y la observación, lo que contribuyó al nacimiento de la ciencia moderna”

  21. Manuel 19 October 2019 at 5:55 pm Permalink

    Sí, a veces escribimos para nosotros mismos.
    Es difícil no sucumbir a esa masturbación

  22. Víctor López 19 October 2019 at 6:01 pm Permalink

    “nadie escribe para sí. Esas son tonterias J

    No se deje acorralar”

    Jajajajajajaj… cuidado lo estoy acorralado jajajaja. Hay que ver la calamidad de ideas que exhibe el pobre “hombre nuevo” cubano.

    No lo contradiga. En cualquier momento comenzará a insultarlo y pedir guillotina para usted.

    Baila también la caramañola, señor Manuel?

  23. Manuel 19 October 2019 at 7:00 pm Permalink

    En cuba decían
    “Primero muerta que sencilla”

    HAY DISTINTOS TIPOS DE NEÓPATAS: “ALGUNOS SE QUEDAN EN UN EXHIBICIONISMO INOCENTE, PERO OTROS VAN MUCHO MÁS ALLÁ”. Humillan a inmigrantes, acosan a compañeros de colegio, insultan y golpean a viandantes, conducen temerariamente… A veces incluso cometen violaciones y asesinatos múltiples. Un caso famoso es el de Elliot Rodger, un chico de veintidós años que el 23 de mayo de 2014 asesinó a seis personas en las inmediaciones del campus de la Universidad de California en Santa Bárbara (EE. UU.), para luego suicidarse. Unas horas antes de la matanza subió un vídeo a internet en el que anunciaba su intención de matar a “cuantas chicas pudiera” por no haber querido acostarse con él durante su fugaz etapa como universitario, a pesar de que se sentía un “macho alfa”. Planificó al milímetro el vídeo, que grabó en el interior de su BMW: aparecía con una mirada y una voz insinuantes, reía inquietantemente en momentos clave de su discurso, y llamaba día del castigo a la jornada de su crimen.
    “Internet es un entorno favorable para la propagación de delitos, debido al alcance masivo e inmediato de las redes sociales –explica Jorge Ramiro Pérez, profesor de Criminología en la Universidad Europea de Madrid–. En ellas, todo ocurre y deja de ocurrir a la vez. Esa mezcla entre lo fútil y lo permanente puede facilitar la comisión y divulgación de delitos”. Una futilidad que hace de estos vídeos y fotografías meros bienes de consumo: “Nos consumimos los unos a los otros y nos enlatamos para el disfrute de otros, con una rápida fecha de caducidad. Nos hemos convertido en competidores continuos, también en internet. Es una carrera vital de obstáculos en la que solo hay espacio para los mejores”. De ahí la necesidad de grabar vídeos cada vez más extremos, más impactantes.
    Velasco coincide en el diagnóstico, y señala que los neópatas “quieren causar conmoción; lo que les hace sentirse poderosos es la reacción social ante sus conductas, no los actos que llevan a cabo”. Y añade otro componente capital en la personalidad de estas personas: “Su necesidad narcisista de reconocimiento social, hasta el punto de que prefieren ser delincuentes famosos que sujetos anónimos. Muchos utilizan la Red para sobrevivir a una realidad en la que no pueden ser ellos mismos”. Según el profesor Ramiro, las redes sociales son ideales para este propósito: “En ellas, nuestra vida puede ser tan emocionante y divertida como decidamos; podemos definirnos como aventureros en aplicaciones para ligar, actuar como generadores de opinión en Twitter… Internet nos brinda instrumentos para forjar nuestro yo”.
    LOS NEÓPATAS NO SE SIENTEN PODEROSOS POR SUS ACTOS, SINO POR LAS REACCIONES QUE ESTOS SUSCITAN. MEJOR SER UN DELINCUENTE FAMOSO QUE UN CIUDADANO ANÓNIMO

    • Manuel 19 October 2019 at 7:15 pm Permalink

      El caldo de cultivo es un grupo que no siente respeto
      Por nada ni por nadie: sociópatas.

      “El estudio Jóvenes en el mundo virtual: usos, prácticas y riesgos, publicado en septiembre de 2018 por la Fundación Mapfre y el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, se basa en encuestas a 1.400 personas de entre catorce y veinticuatro años. El 55 % afirmó que no puede dejar de mirar el móvil. El informe concluyó que estos individuos que han crecido con internet consideran las redes sociales el lugar “donde hay que estar y desde el que hay que relacionarse”. Esta percepción se ve reforzada por una circunstancia que destaca Eulalia Alemany, directora técnica del Centro Reina Sofía: “Ni padres ni profesores tienen legitimidad ante los jóvenes como referentes en internet o en las redes sociales”

      • Julian Perez 19 October 2019 at 8:10 pm Permalink

        En realidad, Manuel, aunque es triste cuando las redes sociales “sustituyen” las relaciones personales directas, que son preferibles (y eso está ocurriendo con muchos jóvenes que, pudiendo tener relación directa prefieren la virtual), esa moneda tiene otra cara.

        Internet da la posibilidad de establecer relaciones que de otra forma no serían posibles. Hace desaparecer las distancias, y eso es algo bueno. Es cierto que antes del email existía el correo ordinario (lento) y el teléfono (a veces costoso)

        Yo prefiero ir a jugar bridge al club, donde veo a la gente y hablo con ellos que jugar por Internet (que también es posible y a veces lo hago) Cuando se tienen las dos opciones ¨en vivo y en directo¨ es por supuesto superior, pero no siempre se tienen ambas.

        Internet ha sido un gran paliativo contra la soledad.

        • Manuel 20 October 2019 at 6:26 am Permalink

          Tienes razón… yo hablaba de la cara con la que hay que tener cuidado, los fenómenos Indeseables valiéndose de ellas: a los sociopatas, le llaman neonatas; son la misma cosa, el modo en que una persona asesina por ejemplo no le cambia el epiteto a esa persona: son todos asesinos, si acaso cambia el adjetivo “en masa” “solitario” multiple, serial, de ninos, de mujeres…

          …y nunca escribes para ti, siempre habra gente leyéndote y tu escrito puede ser un gatillo que motive alguna acción. Por eso los que tratan con jóvenes tienen que tener mucho cuidado con el mensaje, pues este puede ser interpretado de cualquier manera y ya se sabe que los jóvenes son muy impulsivos, y salir disparados a cometer todo tipo de actos loables, pero también disparates

    • Manuel 19 October 2019 at 7:23 pm Permalink

      Especialistas del Centro de Criminología Aplicada de la Universidad de Birmingham (Reino Unido) han estudiado la conducta de quienes usan esta red social para portarse con violencia, y los han clasificado en seis categorías, que pueden solaparse.
      1 Reactores. Aquellos que se enfadan por alguna publicación en Facebook y deciden dañar a su autor en cuanto puedan.
      2 Depredadores. Usuarios que se crean un perfil falso para contactar con víctimas potenciales, conocer sus puntos débiles y planificar un ataque.
      3 Impostores. Se hacen pasar por otro usuario y logran así la confianza de sus futuras víctimas.
      4 Informadores. Anuncian en sus publicaciones en Facebook la intención de matar, o aseguran que ya lo han hecho.
      5 Antagonistas. Convierten en física una agresión a alguien que comenzó siendo solo verbal y en la red social.
      6 Fantasiosos. Usan Facebook para convertir sus delirios en realidad, siempre con la violencia como aspecto inherente. ■

    • Julian Perez 19 October 2019 at 7:54 pm Permalink

      “Primero muerta que sencilla”

      Me acuerdo de una mejor, de un gay amigo mío 🙂

      “Primero hombre que comunista” 🙂

  24. Víctor López 19 October 2019 at 7:32 pm Permalink

    Creo que uno de “los logros” indiscutibles del castrismo es haber quitado a las nuevas generaciones el sentido del ridículo. No dejo de asombrarme, hacen unos papelones que serían insufribles para cualquier persona educada, y no creo que sea aparente sino que en verdad, ni siquiera se dan cuenta. Pareciera que les han aplicado conductismo como si fueran animales, y tal cuales se comportan.

    Se que es una pregunta incómoda, pero será posible que puedan revertir algún día esa conducta?

    • Hector l Ordonez 21 October 2019 at 12:57 pm Permalink

      Que puedan reinsertar? no me parece que la conducta del cubano podría ser reinvertida,sobre lo que usted comenta.solo dos ejemplos Daniette y Manuel frutos de ese sistema que no los educo,todo lo opuesto impositivos,mal educados ,groseros y aman la Democracia.usted Victor de verdad cree que inviduos como este pudiera volver la Democracia a Cuba? que pueden saber de Democracia con una cultura de Ghetto.y si dudo lo que comento ya vera las respuestas,Saludos.

  25. Manuel 20 October 2019 at 8:20 am Permalink

    “ Educational resources—textbooks, say—turned out to do little for learning outcomes.
    Making pupils healthier improved their attendance, but did not necessarily mean they learned more”


Leave a Reply