24 January 2017 ~ 9 Comentarios

El proteccionismo de Trump vs los consumidores norteamericanos

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Vea en Youtube

9 Responses to “El proteccionismo de Trump vs los consumidores norteamericanos”

  1. Eduardo 25 January 2017 at 3:50 am Permalink

    El lo dijo en campanhia que era un proteccionista. Nacionalismo, proteccionismo y control sobre la economia, las peores combinaciones.

  2. Ramiro Millan 25 January 2017 at 12:39 pm Permalink

    Permítanme agregar a este tema la palabra ORGANIZACIÓN.
    Los países donde la mentira, la hipocresía, las estafas generalizadas a lo largo y ancho del territorio por parte de los políticos y funcionarios públicos, la disfunción sistemática de la mayoría de las instituciones, las enormes contradicciones, la desgraciada inseguridad, la impunidad casi absoluta y un largo y característico etcétera son moneda corriente, pueden calificarse sin dudas de DESORGANIZADOS.
    Y obviamente, sin excepción, peretenecen al grupo de los países subdesarrollados.
    Lo opuesto sucede en los pueblos desarrollados.
    El principal responsable de que algunos puedan organizarse eficientemente y otros no, se llama CULTURA.
    ¿A qué viene éste comentario?
    Simple, las sociedades capaces de organizarse eficientemente política y socialmente, sin dudas también son eficientes en su organización económica.
    Es imposible que no haya convergencia de estas variables.
    Al cumplirse estas metas, se obtiene todo lo que ya es archi conocido para que se instalen las inversiones de bajo riesgo.
    Bajo riesgo significa previsibilidad y confianza en el largo plazo y también, lo más importante por lejos, la posibilidad de que las empresas inviertan ingentes cantidades de capitales a cambio de mínimas ganancias por los altos salarios y elevados impuestos que son necesarios pagar a cambio de la “meritoria” previsibilidad ofrecida.
    Los países que ofrecen salarios miserables a los que tanto teme Trump y su equipo, no es por elección, sino por OBLIGACIÓN.
    Son pueblos con su CULTURA a cuesta que los hace incapaces de ofrecer un nivel organizativo suficiente como para pretender que lleguen inversiones suficientes pagando salarios e impuestos del “primer mundo”.
    Para ello deberán recorrer el dificilísimo camino de los países desarrollados y el hecho de que sean muy, pero muy pocos los que logran sumarse a este privilegiado grupo a través de las décadas, lo atestigua (Korea, Irlanda, España, alguno más y se para la cuenta en prácticamente un siglo entero).
    Incluso, ser organizados no solamente es una ventaja en las cuestiones internas, también se saca provecho de la debilidad externa al acceder a bienes baratísimos producidos por mano de obra casi esclava y para colmo sin responsabilidad en ello.
    Si Trump quiere mantener la mano de obra en EEUU y con buenos salarios, lo que debe hacer es profundizar las políticas en todo aquello que favorece aún más el nivel organizativo alcanzado por la sociedad americana hasta ahora.
    Caso contrario, corre el riesgo de que finalmente termine compitiendo por quien ofrece salarios más bajos por falta de garantías políticas, institucionales y culturales.
    Grave error sin duda.
    A menudo me llama la atención que se le de tan poca importancia a la palabra ORGANIZACIÓN en política cuando es archi evidente que los países más organizados son los más prósperos y felices y exactamente lo opuesto ocurre en los pueblos más pobres e infelices.
    Tal vez sea porque se de por sobre entendida la cuestion, pero creo que nunca está demás recordarlo, más aún cuando parece que nada más y nada menos que el nuevo presidente de los Estados Unidos lo desconoce.

    • Hector L Ordonez. 26 January 2017 at 9:04 pm Permalink

      Ramiro usted a dicho mucho,pero de verdad no a dicho nada,sea mas esplicito para que se pueda entender.
      GRACIAS.!.

      • Ramiro Millan 27 January 2017 at 7:24 am Permalink

        Sucede Héctor que los que vivimos en países pobres dónde las instituciones son notablemente deficientes y las contradicciones aparecen por doquier, es decir los que vivimos en países desorganizados, convivimos con la ausencia crónica de oportunidades de trabajo y con los salarios muchísimas veces miserables.
        Vemos que periódicamente debemos recurrir al “ruego” para que vengan las inversiones extranjeras a poner un poco de orden y racionalidad al sistema productivo y económico.
        Y esto significa aceptar los salarios más bajos posibles a cambio del riesgo que el inversor asume al venir a un país con fuertes desequilibrios que hacen imprevisible el curso de la inversión en sólo meses.
        Los países organizados, como los desarrollados, tienen acceso a la eficiencia (productividad), a la creación e innovación (a la famosa y muy deseable destrucción creativa) y por sobre todas las cosas a la previsibilidad (garantía de que con los años, si la empresa funciona, aunque las ganancias sean mínimas, la inversión rendirá sus frutos).
        Esto es sinónimo de trabajo digno y altos salarios, “no hay otra”.
        En fin, simplemente destacar una palabra muchas veces olvidada, pero carísima para los pueblos subdesarrollados: organización.
        Trump propone mejorar la situación de los ciudadanos americanos con políticas a las que reiteradamente recurren, por necesidad u obligación, los países incapaces de lograr el estado organizativo de los desarrollados, aparentemente ignorando y dando la espalda a la verdadera clave para el progreso, el trabajo digno y buenos salarios en el largo plazo (el único que importa en políticas serias).
        En vez de proteccionismo, ofrecer más y más institucionalidad, previsibilidad y orden. Lo que en definitiva hizo de USA un gran país.
        Por ejemplo, preocuparse por los verdaderos problemas como podría ser el que alude Julián Perez cuando hace referencia al relativismo moral en la educación (no puedo opinar al respecto porque ignoro esa realidad) o tantos otros que también deben existir y que pueden comprometer al verdadero motor del progreso, la institucionalidad eficiente.
        Lo que propone Trump, en el largo plazo, hace a los países pobres y subdesarrollados.
        También vale aclarar que debe tomar mis palabras como “de quien viene”, un aficionado que puede aportar algo que valga la pena leer como también tonterías.
        Honestamente, creo que si se le diera más importancia a la “organización”, algunas cosas al menos mejorarian.
        En fin, solo destacar eso…..
        Cordial saludo y espero haber aclarado su duda.

  3. Hector L Ordonez. 26 January 2017 at 9:08 pm Permalink

    Todo el desastre que cometera este fantoche de Trump,caera sobre sobre el pueblo de los EE.UU por el voto de unos pocos ignorantes que creyeron en los cuentos de Trump,beberan de su propio vino,aunque si bastante amargo.

  4. nestorpvictore 26 January 2017 at 10:44 pm Permalink

    Ramiro Milian pertenece al club de los inteligentes, excelente comentario,muy detallado

  5. JOSE RICARDO ARANGO 26 January 2017 at 11:00 pm Permalink

    QUE MEXICO VA A PAGAR EL MURO ? QUE EQUIVOCADO ESTA TRUMP ! SERAN LOS AMERICANOS QUIENES VAN A PAGAR POR EL.
    SI TODAS LAS IMPORTACIONES DE MEXICO VAN A SER GRAVADAS UN 20%, SERÁN LOS GRINGOS LOS QUE AL FINAL PAGAN. TODO, ESPECIALMENTE LAS MILES DE TONELADAS DE ALIMENTOS QUE SUBIRAN AL CONSUMIDOR FINAL EN UN 20% O MAS,PORQUE LOS IMPORTADORES AMERICANOS SON LOS QUE TENDRÁN QUE PAGAR ESE IMPUESTO NO LOS EXPORTADORES MEXICANOS.

  6. Eduardo 9 February 2017 at 3:36 am Permalink

    Para hacer proteccionismo, hay que poner aranceles aduaneros, que no son otra cosa que impuestos a los productos que vienen del extranjero,eso significa que los consumidores americanos pagaran ese impuesto, porque esos productos seran mas caros.
    Si se prohibe importacion para protejer produccion local, con la excusa de cuidar el trabajo de los ameriocanos , los productores locales no tendran competencia de productos extranjeros y podran vender sus productos mas caros y los consumidores no tendran otra opcion que pagarlos.


Leave a Reply