08 July 2020 ~ 22 Comentarios

Embaucadores sociales – por Alonso Correa

Por Alonso Correa

Siempre han existido dos poderes enfrentados en las agrupaciones humanas. Una guerra sin cuartel para obtener el control del poder social. Una lucha tan antigua como el hombre. Es la pelea del pueblo contra él mismo. La pugna de lo social contra lo económico. Y el único resultado de este largo enfrentamiento es la división y el resentimiento. El odio al prójimo, al distinto, al opositor, perpetuado por generaciones ciegas de ideología. El miedo al otro.

Un enfrentamiento artificial, liderado por charlatanes hambrientos de poder. Los que alimentan la hoguera y buscan la división lo hacen porque saben que son incapaces de moverse en un sistema bien organizado, con las reglas del juego claramente establecidas. Los participantes de esta confrontación han sido denominados de distintas maneras a lo largo de las décadas: capitalistas y proletarios, burgueses y trabajadores. Las dos partes esenciales de una población. Y estos adjetivos calificativos son lanzados como insultos entre los miembros de una sola comunidad.

Pero esta serie de farsantes han vendido con charlatanería barata, durante años, esta rivalidad estúpida como una cruzada por la justicia, por lo decente y por lo bello. Lo único que han conseguido es deformar y difuminar la línea que separa lo bueno de lo malo. La infamia se ha apoderado del honor, la corrupción ha envenenado a la ley y los valores se han visto atacados por lo inmoral.

Esta batalla nunca ha sido de arriba para abajo, ni de izquierda a derecha. La verdadera lucha fue, es y siempre será de lo honesto contra lo nocivo, de lo íntegro contra lo corrupto, de la justicia contra la injusticia y de la cohesión contra la fragmentación. La verdadera división es aquella que existe entre quienes trabajan por un mejor futuro contra quienes solo quieren sacar provecho.

Y son ellos, los que utilizan el caos para sumar autoridad, los mismos que emplean el engaño, la mentira y la farsa para demoler las bases que los mantienen atados al fracaso. Son estos frustrados “adalides” de los valores los que se han visto envueltos en la maraña del poder y como una potente droga, los ha enviciado en el dulce disgusto de la comandancia.

Estos adictos han encontrado en la fórmula del desglose social una manera eficaz de saciar su sed de autoridad. Y por desgracia, grupos movidos por el miedo de una mala separación han cedido libertades a estas sanguijuelas. Estos vampiros de la independencia han engordado su capacidad de decidir etiquetas sociales y su habilidad para colocárselas a sus oponentes.

Se alimentan de la libertad porque saben que un pueblo libre es un pueblo sin cadenas y sin etiquetas. Señalan al libre porque sus hechizos no hacen efecto en el cuerpo del soberano. Odian al autónomo porque comprenden que no le hace caso a sus patrañas. Por ello es que colectivizan y fraccionan sociedades, porque una nación rota, es una población cautiva. Por eso es que aman al sumiso. Por eso premian al preso de sus mentiras.

Y para continuar bebiendo del cáliz del poder han abierto un frente de batalla contra lo establecido. Han creado un caos adulterado para no perder su único sustento y han llevado a masas de ignaros a enfrentarse con sus congéneres. Han empezado su triste función de títeres para tratar de contener el azote de la independencia física y mental.

Para desdicha de estos seres, la ciudadanía está empezando a despertar y a actuar en contra de lo que han creado. Su fórmula se ha quedado anticuada. Ya sus mentiras están empezando a quebrarse. Sus hilos se están rompiendo. Sus etiquetas no están haciendo efecto y como ha sucedido incontables veces en la historia, su macabro circo terminará devorándolos a ellos también.

22 Responses to “Embaucadores sociales – por Alonso Correa”

  1. Víctor López 8 July 2020 at 7:43 pm Permalink

    “Victor, nunca me habia puesto a pensar en mi “yo”. Creo que tienes algo, o mucho, de razon en lo que dices, he estado enseñando, profesionalmente, por mas de 50 años y siempre he perseguido, de una u otra forma, metas(creo que todos lo hacemos). Saludos.”

    Es un estado psicológico cómodo o preferido, Bacu. Es la posición “paternal”, que guía, enseña, persigue y castiga. Por ejemplo la Tora se caracteriza por tener un Dios castigador. Use el término perseguidor porque es el que se emplea en el análisis transaccional. El perseguidor “salva” a la víctima y se produce un círculo vicioso de perseguidor, salvador y víctima, que van rotando su lugar. Ejemplo los perseguidores (policías) matan a Floyd negros (víctimas), intervienen antifas, tontos, mequetrefe (salvadores), negros se vuelven perseguidores de policías y racistas (ahora estos victimas), interviene Trump (salvador)…

    Su posición psicológica está “sembrada” en el súper yo, esta defensa que hizo, por ejemplo es de carácter moralista, usted “persigue metas”. Le es imposible o le cuesta mucho manejar los otros estados del “yo”. Se puede inferir montones desde esa particularidad, hasta sus habilidades como amante. Julián por ejemplo maneja indistintamente cualquiera de las variables del “yo”. Saludos.

    • Víctor López 9 July 2020 at 10:14 am Permalink

      “Claro no creo ni por asomo que sea el profesor Girafales de este sainete. Hay al menos tres amigos-foro que me llevan ventaja. Saludos.”

      Todos tenemos dentro nuestro un profesor Girafales, pero también tenemos a un Señor Barriga y a un Quico. Pero usted a estos dos últimos los ha borrado del elenco.

      …y no lo digo yo, sino el Dr. Lacán.

      • bacu 9 July 2020 at 12:53 pm Permalink

        Bueno al menos ya se rehizo el dia, jajajaja. Saludos

  2. Víctor López 8 July 2020 at 8:10 pm Permalink

    Sr. Alonso Correa, no se puede servir a dos señores, ni se pueda redactar un “manifiesto” (o lo que esa barrabasada sea) sin tener un esquema mental organizado. Afiliesé a la izquierda y repita consignas demagógicas, usted no da para más. Cordialmente.

  3. Julian Perez 8 July 2020 at 8:45 pm Permalink

    Hoy estoy jodedor y le voy a dar oportunidad a Victor de que vuelva a decir ¨y dale¨ 🙂

    https://www.youtube.com/watch?v=u9S-gwm-AQM

    Menos mal que cuando Segismundo todavía no había youtube y no puede contra-atacar con videos de Segismundo 🙂 Puede con tangos, pero ésos no me molestan.

  4. Víctor López 8 July 2020 at 9:07 pm Permalink

    Pero tenemos de Lacan, que es lo mismo (o casi).

    https://youtu.be/SJ96pNtWD3Y

  5. Julian Perez 8 July 2020 at 9:23 pm Permalink

    ja, ja, ja. Los más arrebatados que yo conocí en Cuba fueron los hijos de los psiquiatras 🙂 Pobres de los hijos de este señor di es que los tiene.

    Pero no, no me creo que sea casi lo mismo. Segismundo no estaba tan arrebatado (creo yo) Este tiene un pase a tierra que no lo brinca un chivo.

  6. Víctor López 9 July 2020 at 8:58 am Permalink

    Reculó China. Posiblemente se le esté poniendo peluda a don XI Jinping.

    • Julian Perez 9 July 2020 at 10:53 am Permalink

      ¿A qué noticia se refiere ese comentario? Estoy despistado.

      • Víctor López 9 July 2020 at 10:55 am Permalink

        https://www.infobae.com/america/mundo/2020/07/09/china-pidio-una-reconciliacion-con-eeuu-y-propuso-tres-listas-con-los-temas-clave-de-la-relacion/

        • Julian Perez 9 July 2020 at 11:01 am Permalink

          Ah. Gracias.

        • Víctor López 9 July 2020 at 11:04 am Permalink

          Comienzan a entender que junto con el mundo anglosajón (ya se les sentó Australia), se les va el resto de Occidente. Abusaron la con pandemia, Huawei, Hong Kong y muchísimo más. Como dice usted “sobre jugaron sus cartas”. En esos regímenes los errores se pagan muy caro, a pesar de su secretismo las cosas deben estar muy serias para el señor XI Jinping.

          • Julian Perez 9 July 2020 at 11:07 am Permalink

            El otro detalle es que estén dando este paso tan cerca de las elecciones. Eso puede indicar que piensan que Trump va a ganar. De lo contrario esperarían para lidiar con Biden.

          • Víctor López 9 July 2020 at 11:48 am Permalink

            Si claro, eso desde ya. Pero su alianza con Irán, Cuba, norcorea más la confrontación con India, cierre del Tíbet, espionaje tecnológico e industrial, etc. les está restando además del mundo anglosajón también a Rusia. Como Alemania a finales de los 30s, están jugando sus fichas precipitadamente. Saludos.

          • Manuel 16 July 2020 at 9:42 am Permalink

            A este punto querrìa llevarlo Trump.
            Ya va llegando.
            Por eso nos hace falta hasta 2025. Para que redondee la Suerte Suprema en la que estamos metidos, de la que ojalà salgamos airosos

  7. Manuel 16 July 2020 at 9:36 am Permalink

    Before the development of deepfake technology, manipulating videos was difficult and time-consuming. That’s why videos are still regarded by most people as reliable: We believe what we see with our own eyes because that has served us well for thousands of years. In ordinary circumstances, nothing else provides us with such dependable information. But deepfake videos have started to turn this long-standing “seeing is believing” principle on its head. What kind of consequences would there be if the Russian president appeared in a fake video and declared war on the United States? Science must get to work to ensure such a dire scenario remains impracticable. Though currently there are methods that can reliably detect these forgeries, deepfake programs are constantly being developed and improved, and with every new photo they are learning how to make better copies of the target person. “We will not win this game,” says Alexei Efros, a computer science professor at the University of California, Berkeley. “We will just make it harder and harder for the bad guys to play it.”


Leave a Reply