20 August 2017 ~ 26 Comentarios

¿Es posible otra guerra civil en Estados Unidos?

Por Carlos Alberto Montaner

Un sociólogo amigo, Jorge Riopedre, con buen juicio político y gran experiencia en el análisis de los conflictos (se les llama polemólogos), teme que sí, que ocurrirá. Incluso, en un arriesgado juego literario aporta una fecha para el inicio de las hostilidades: 2052. Y una fecha para el final: 2055. Apenas tres años. El pleito sería el resultado de un desencuentro étnico entre algunas minorías resentidas y la desdeñosa mayoría relativa que hoy es el mainstream o corriente central de la sociedad norteamericana.

La fecha elegida no es casual. A mediados de siglo en Estados Unidos “los blancos” ya no serán la mayoría absoluta del censo. Nadie ocupará ese espacio. Los blancos sólo formarían la minoría más numerosa, pero algo alejados del 50% de la sociedad. Los hispanos alcanzarán la cifra de 100 millones de personas. Junto a los afroamericanos y los asiáticos se repartirán la otra mitad del pastel demográfico. En su escrito Ríopedre cita una frase conocida de Yasser Arafat con relación a Israel: “el útero de nuestras mujeres es la mejor arma para doblegar a los judíos”.

Sospecho que mi amigo está bajo el impacto del episodio virginiano de Charlottesville. El obsceno espectáculo del KKK y los supremacistas dando gritos antisemitas y antiinmigrantes, y agrediendo a los manifestantes opuestos (de ellos unos pocos, pero aguerridos antifas insertados entre los demócratas, unos violentos tipos anarcoides que se autodenominan anticapitalistas), con el triste saldo de una muchacha asesinada que nada tenía que ver con los antifas, le pareció el ensayo general para otra guerra civil que se irá incubando lentamente con cada encontronazo, con cada pequeño golpe, hasta que sobrevenga el Armagedón.

A priori, debe admitirse que ningún país esté exento de partirse en facciones rivales que acaban a tiros. Hoy parece imposible que Estados Unidos derive en esa dirección, pero los alemanes antes de 1933 decían que el estrafalario Adolfo Hitler jamás se ganaría el favor del electorado del país más culto y poderoso de Europa. Pocos días antes del comienzo de la Guerra Civil de 1910, el New York Times alabó la fortaleza mexicana lograda bajo la dictadura de Porfirio Díaz. Hay muchos ejemplos.

Veamos los síntomas prebélicos.

¿No eligieron los estadounidenses a Donald Trump, una persona ajena a los partidos políticos, un verdadero outsider que puede decir algo hoy y mañana afirmar lo contrario, al extremo de que Bill Kristol, el líder intelectual de los neoconservadores republicanos, afirma que el expertise de Trump no es el arte de la negociación sino de la demagogia? ¿No dice Trump que el sistema electoral no es fiable y que la prensa miente constantemente? ¿No insulta o despide a los miembros del gabinete que él mismo ha elegido ? ¿No es verdad que republicanos y demócratas no se ponen de acuerdo en casi nada en el terreno legislativo? ¿No es cierto que desde hace muchos años tirios y troyanos toman caminos diferentes en política exterior?

Sin embargo, aunque todos esos síntomas apuntan a la deslegitimación casi total del sistema, no creo que la situación política norteamericana sea hoy peor que en otras épocas. La crispación de la era de Kennedy, el enfrentamiento de los jóvenes con su sucesor Lyndon Johnson y el amargo periodo de Nixon, culminado con su renuncia a la presidencia, me parecen tan o más graves de lo que hoy sucede.

La República americana, ideada esencialmente por James Madison, con sus frenos y contrapesos, ha dado pruebas de una gran resistencia y flexibilidad. Cuando le acusé recibo a Ríopedre le escribí que aunque la próxima guerra civil norteamericana era posible, no creo que sea probable. Los cimientos son demasiado firmes.

26 Responses to “¿Es posible otra guerra civil en Estados Unidos?”

  1. Maximiliano Herrera 20 August 2017 at 12:56 pm Permalink

    Estoy de acuerdo con CAM.

  2. VICTOR RAMOS C. 20 August 2017 at 1:05 pm Permalink

    100% de acuerdo on su reflexión…USA tiene una admirable capacidad de adpatación a los cambios…debe ser porque su Constitución, practicamente,desde su promulgación, casi no ha cambiado…

  3. Efraín Montero 20 August 2017 at 2:05 pm Permalink

    Uno tiene que llegar al final de la columna dominical de don Carlos Alberto para enterarse de su opinión de que “la próxima guerra civil norteamericana”, él no cree “que sea probable” para repetir la guerra civil. Mientras tanto uno tiene que recibir otro de los fatwas anti Trump de don Carlos Alberto, quien persiste en su yihad anti Trump. Nuevamente don Carlos Alberto muestra su alma progre y sus malas juntas, en este caso el activista, sociólogo Jorge Riopedre.

    Sociología es la “ciencia que trata de la estructura y funcionamiento de las sociedades humanas”. Los sociólogos se sienten tan científicos como los químicos. Debido a eso llegan a conclusiones que ellos llaman “científicas”, como el doctor Karl Marx. Sociólogo, como lo sabemos los latinoamericanos, es la profesión de la que surgen la mayor cantidad de aventureros resentidos marxistas leninistas, además de los revolucionarios más activos; los sociólogos son los culpables de enviar a miles de jóvenes a las montañas a “seguir el ejemplo” de Fidel y el Ché.

    De Jorge Riopedre hoy recién me entero de su existencia. En YouTube lo escuché en tres vídeos en los que se muestra apasionado equivocando verbos y artículos en el español. Lo que queda claro es que es parta de un esfuerzo en salubridad dedicado a inmigrantes, don Jorge es un activista en favor de una política de “puertas abiertas” en Estados Unidos. En inglés repite el doctrinario progresista de la izquierda sobre el tema. No está bien. A Riopedre le recomendaría leer la Constitución de Estados Unidos, la historia de los primeros años, la importancia del apasionado debate en el proceso político o la “guerra civil permanente” pero en debates y pero sin matar a nadie. Le recomendaría estudiar la manera cómo los contrapesos funcionan en la democracia americana.

    En la página web de El Nuevo Herald leí esta columna hace un par de horas. Al final me di de bruces con una encuesta: “Ante la división social que parece profundizarse en EEUU, ¿cree que es posible que haya otra guerra civil en el futuro?” Pues el 68.62% opina que no, más acertadamente que el apasionado Jorge Riopedre y su caja de resonancia, Carlos Alberto Montaner.

    • Walter suarez 21 August 2017 at 2:17 pm Permalink

      Es claro que estos personajes son liberales, y esas proyecciones ecnicas podrán ser ciertas pero lo que no es cierto es que todos van a pensar de la misma manera que los extremistas de hoy en día, yo le tengo terror a los intelectuales, se equivocan mucho por su arrogancia, la historia está llena de ejemplos.

  4. Vladimir 20 August 2017 at 2:51 pm Permalink

    Sr. Montaner, es bien cierto que la historia puede cambiar rapido pero creo que su amigo sociologo no ha tenido en cuenta que las minorias de mas crecimiento so los Hispanos y los Asiaticos contrario a los clasificados como blancos y los afroamericanos. Estos dos ultimos grupos son tan racistas uno como el otro (las organizaciones de odio dentro de la clacificacion Negros Separatistas/Nacionalistas es la que mas grupos tiene y por supuesto todos sabemos la gran cantidad de grupos de blancos racistas)
    Los hispanos no son un grupo monolitico y su crecimiento es lo mejor que le puede pasar a este pais para solucionar los problemas raciales ya que la clasificacion de hispano no viene de una raza especifica e incluye miembros de todas las razas.
    Estoy muy de acuerdo de que los cimientos de La Republica son fuertes y me preocuparia mas por la ploriferacion de ideologias extremistas y no el color de la piel. La idelogia izquierdista en Europa ha llevado a ese continente al camino de la autodestruccion y aqui en los ultimos años la sociedad se ha estado alejando peligrosamente de los principios (basados en ideas judeo cristianas) incorporados por los “Padres Fundadores” en la creacion de esta gran nacion

  5. Brother Full 20 August 2017 at 6:08 pm Permalink

    Podría ser antes.

    Buena parte de la opinión pública estadounidense, digamos la mitad ya que estamos hablando de un país peligrosamente dividido, opina que la política de la administración de Barack Obama con relación a la minoría afroamericana en lugar de mejorar las relaciones comunitarias las enrareció. No obstante, Trump no podía ganar sólo con la mitad del electorado conservador, lo que quiere decir que una buena parte del electorado liberal compartía sus puntos de vista.

    De un lado u otro del espectro político parece difícil escapar a la preocupación que suscitan los conflictos entre policías y afroamericanos, la indignación de muchos por el uso de los baños en los colegio, los textos que comenzaron a usarse en los centros de estudio, las penurias de millones de norteamericanos en zonas rurales, todo de golpe, en una carrera desproporcionada por dejar un legado que ahora pudiera convertirse en un castillo de arena. Política imprudente que ha debilitado al Partido Demócrata empujándolo cada vez más hacia la extrema izquierda, tan peligroso como podría ser desplazar el Partido Republicano hacia la extrema derecha.

    La democracia norteamericana requiere ahora más que nunca de un bipartidismo efectivo para hacer frente a desafíos complejos e inéditos, cambios demográficos precursores de profundos cambios culturales que, sin un marco razonable, se pueden desbordar socavando a largo plazo la integridad nacional.

    • Julian Perez 21 August 2017 at 8:50 am Permalink

      Excluyendo la opinión sobre la probabilidad de una guerra civil, que no comparto, es cierto que la clave de la victoria de Trump fue que ganó estados que tradicionalmente son ganados por los demócratas y que parte del electorado demócrata compartía algunos de sus puntos de vista.

      De hecho, En la campaña electoral Trump estaba a la izquierda de Hillary en algunos temas, como el de la salud pública. Según propias declaraciones, él querría una salud pública universal con el gobierno haciéndose cargo de todos. Esto lo acercaba más a Bernie Sanders que a Hillary. En la práctica, una vez electo, su política ha sido conservadora, eliminando regulaciones y obteniendo buenos resultados económicos. Trump es difícil de definir porque a veces incluso se contradice a sí mismo. Me imagino que se debe a su carácter volatil y a su necesidad de responder airadamente a todo ataque, lo cual hace sospechar cierta inseguridad básica.

      El mas a la derecha de sus asesores cercanos era Bannon, al que acaba de despedir. Las dos personas más influentes sobre él de las que le quedan cerca son su hija Ivanka y su yerno Jared, que son liberales. Veamos que línea sigue su administración ahora.

      Por otra parte, para que el GOP se inclinara a la ¨extrema derecha¨ tendría que existir una definición clara de lo que se supone que sea tal cosa. La derecha conceptualmente aboga por la libertad económica y un gobierno no intrusivo. El fascismo, que es a lo que suelen llamar ¨extrema derecha¨ era centralista, lo que lo identifica más con la izquierda (En esencia, no en nombre. El partido nazi se llamaba Nacional Socialista, pero un nombre puede ser cualquier cosa. Los países del socialismo real dicen ser ¨Republicas¨. No lo son)

    • hector l Ordonez. 24 August 2017 at 9:48 pm Permalink

      brother disculpeme en dar mi opinion y por eso le pido mis mas sincera disculpa,Trump gano es cierto en votos electorales eso es indiscutible,pero no en votos populares,no se si me entiende?.Que pasa el sistema
      de votos de la actualidad es un sistema ambiguo o sea antiguo,que no se presta para nada para los tiempos actuales,por que? por que en los campos se reunia la mayor parte de la poblacion,ya que la economia estaba basada en la agricultura y no en la industria,o sea por ejemplo,aqui en el estado de Georgia,los votos de los votantes de los campos cuentan mas que el de la misma ciudad de Atlanta,siendo la Capital del estado ,con unos cuantos votos o que sean minoria cuentan mas y al sumar los campos tienen la de ganar aunque sus votos sean menos,por eso le digo voto electoral pero en voto popular sin duda alguna HILLARY gano de calle como decimos nosotros los cubanos.

  6. Ramiro Millan 20 August 2017 at 7:49 pm Permalink

    Mi impresión es que el enorme éxito de los EEUU se debe fundamentalmente a la afortunada posibilidad que tienen de aplicar políticas liberales prácticamente sin trabas con el imprescindible apoyo popular para que ésta pueda ser eficaz, ya que la oposición mayoritaria de la población a estas ideologías, lleva invariablemente a la ausencia de un requisito clave para su éxito. Me refiero a la confianza del inversor o del creador o del emprendedor o del innovador en el largo plazo.
    En Latinoamérica sufrimos este enorme problema que evita definitivamente una proyección en el largo plazo ya que toda vez que se recurre a las políticas liberales y abiertas es exclusivamente por obligación.
    Toda vez que se sale de las recurrentes crisis, es absolutamente sabido que los “distribucionistas de las riquezas” o “justicieros sociales” volverán.
    Esto todos lo saben, incluidos obviamente los inversores.
    La enorme creatividad de los norteamericanos, no tengo dudas, se basa en estas condiciones sociales y políticas.
    Está “perorata viene a cuento” porque creo que los Estados Unidos pueden disfrutar de estas circunstancias prácticamente únicas en el planeta por la continua llegada de inmigrantes y la diversidad racial.
    El inmigrante y sus generaciones tiene como principal objetivo progresar, vivir bien, tener trabajo, olvidar los conflictos eternos derivados de los supuestos socialistas de sus tierras de origen y aceptar la desigualdad social como en ningún otro rincón del planeta puede verse.
    Sin embargo, el día que este circuito se cierre y los inmigrantes y sus sucesores dejen de sentirse pertenecientes a otra cultura, de otras tierras y que ya no están en un lugar dónde han sido simplemente “aceptados” sino que esa “tierra ya les pertenece”, entonces las pulsiones comenzarán sin dudas a hacer ver su arrolladora fuerza social.
    Comenzarán a exigir cada vez con más fuerza distribución, justicia social, igualdad, presión fiscal sobre los “explotadores empresarios capitalistas” que se quedan con la plusvalía del trabajador más todo el relato que bien conocemos.
    Entonces, probablemente se encontrarán con una “raza blanca” dominante dueña de prácticamente todo el capital y unas “clases inferiores” de latinos, negros y musulmanes entre otros.
    Ese día, si llega, comenzará la decadencia de EEUU como primera potencia mundial en creación innovación y desarrollo.
    Desde esta óptica, la única manera de evitar este conflicto es mantener abiertas las fronteras a la inmigración (con los filtros convenientes por supuesto) para que éste espíritu abierto, liberal y emprendedor se mantenga indefinidamente.
    Pero, y este es un gran pero, no tengo la más mínima duda de que el éxito de los Estados Unidos de América se basa fundamentalmente en la cultura anglosajona.
    Cultura apegada al cumplimiento de las normas y reglas, cultura del trabajo, del respeto por los demás y el estado, cultura que prioriza el orden y desprecia la desorganización y la improvisación, algo que sin duda no caracteriza a los inmigrantes que vienen de países subdesarrollados.
    Mientras los inmigrantes adopten esta magnífica cultura, los riesgos serán mínimos para el futuro del país. USA continuará siendo USA.
    Pero si esto no sucede, entonces la “latinoamericanizacion” puede ser peligrosisimo.
    Por suerte, la historia siempre muestra que la cultura inferior en capacidad para organizarse adopta la cultura superior.
    Pero ¿Quien sabe con certeza que puede pasar?
    Definitivamente nadie.
    Inevitablemente se cae en la duda de que opción es preferible, cerrar las fronteras y exponerse a futuros conflictos sociales provenientes de las reivindicaciones sociales y con ello el fin da la libertad económica tal como ahora la conocen o el riesgo de la “latinoamericanizacion” cultural de los Estados Unidos de América.
    Una gran ayuda a las respuestas culturales probablemente pueda extraerse del estudio sociológico de la conducta de los latinos en Miami.
    Si los latinos mayoritariamente han incorporado las costumbres cívicas de los anglosajones en este estado, probablemente el futuro sea promisorio.
    Si el caso es que adoptan las conductas cívicas de los anglosajones por obligación y no por incorporación cultural, entonces vayan preparándose para un futuro muy conflictivo.
    En fin, creo que el gran problema pasa por el hecho de que nadie tiene la respuesta a estos interrogantes.

    • Julian Perez 21 August 2017 at 5:06 pm Permalink

      Amigo Ramiro
      Si se pierden las tradiciones cívicas de los Estados Unidos (y espero que eso no ocurra) no será debido a la inmigración, sino a la involución del sistema educativo, que ya no enseña los valores en los que se basa esta sociedad. Los padres fundadores daban mucha importancia a la educación. Era obligatorio que todo nuevo poblado con al menos 50 familias tuviera una escuela primaria pública y, si tenía 100 familias o más, debía tener también una escuela secundaria. Obsesionarse por la immigración es como aquellos animados en que se clavaban tablas y más tablas en la puerta para que no entrara el lobo y el lobo ya estaba dentro, ayudando a poner las tablas.

      • Ramiro Millan 21 August 2017 at 6:59 pm Permalink

        Amigo Julián, es un error sin dudas enorme descuidar la educación.
        Si bien desconozco el estado actual de la educación norteamericana y teniendo en cuenta sus comentarios en este blog donde la sensatez y la moderación son evidentes, me siento obligado a dar como un hecho sus palabras al respecto.
        Sin embargo, toda vez que me acuerdo que Google, Facebook, Apple, Android, Windows, Microsoft más un enorme etcétera son en su mayoría creaciones e innovaciones norteamericanas y da toda la impresión de que cuentan con una base educativa fenomenal para liderar de esa manera en creatividad.

        • Julian Perez 21 August 2017 at 7:43 pm Permalink

          Amigo Ramiro
          La educación científico-técnica no se ha deteriorado, y todas las invenciones e innovaciones son prueba fehaciente de ello. Me refiero a la educación cívica. Un electorado con una pobre educación cívica puede no elegir sus mejores representantes. Las escuelas y universidades han devenido una tribuna controlada fundamentalmente por la izquierda (me parece que eso es universal: es el trinfo de Gramsci) que imparte una visión distorsionada del diseño de los padres fundadores. Se van haciendo generales las ideas del relativismo moral y de que la Constitución es obsoleta en muchas de sus partes. Todo eso me resulta muy preocupante.

  7. Julian Perez 20 August 2017 at 10:52 pm Permalink

    Es cierto que en estos momentos, y desde hace ya algun tiempo, existe una intensa ¨guerra civil cultural¨ que abarca muchísimos temas (el aborto, la redefinición del matrimonio, el control de armas, la libertad religiosa…
    la lista no es exhaustiva). Pero entre esto y una guerra militar media una gran distancia. Más probable que una guerra civil real sería la secesión de algún estado, rojo o azul, sin que resulte excesivamente probable (Texas y California coquetean con frecuencia con esa idea). Pero tal secesión puede ser pacífica, como la división de Checoeslovaquia.
    De hecho, la guerra civil de 1861 pudo no haber ocurrido. Los estados tienen derecho constitucional a la secesión. Lo que la desencadenó fue el ataque a Fort Sumter por parte de los Confederados, que le dio razón al gobierno federal para responder. ¿Se habría desencadenado la guerra por alguna otra razón? ¿Habrían resistido los Confederados la tentación de dar otro pretexto? Nunca se sabrá.

  8. antfreire 21 August 2017 at 2:02 pm Permalink

    Ante la duda abstengase.

  9. antfreire 21 August 2017 at 2:09 pm Permalink

    Si nadie tiene la respuesta entonces, “Ante la duda abstengase.” Los latinos que ingresan ultimamente en EEUU, en su mayoria de forma ilegal no parecen estar inclinados a incorporarse culturalmente. La tecnologia y la globalizacion se lo hace muy dificil. Antes cuado un inmigrante llegaba a este pais se distanciaba de su sociedad y de sus familiares. Hoy dia lo primero que hacen cuando llegan es comunicarse con famliares y amigos del lugar que acaban de dejar.

    • Vladimir 21 August 2017 at 3:36 pm Permalink

      Hay una enorme diferencia entre las tradiciones, cultura e idiosincrasia que dependen de la region donde nace y se desarroya la persona y las ideologias politicas y morales del individuo que son mas universales.
      El hispano no tiene porque venir a Estados Unidos a bailar bailes irlandeses (no lo hacen los italianos ni los chinos) pero si tienen que venir a seguir las ideas que han hecho de este pais un ejemplo historico de oportunidad y prosperidad del ser humano gracias al sistema social y politico creado hace 241 años. La generacion de Cubanos que llegaron en los 60 lograron insertarse en la sociedad norteamericana manteniendo las tradiciones cubanas aun mas que los que se quedaron en la isla.

    • Ramiro Millan 21 August 2017 at 7:19 pm Permalink

      Antefreire, “si nadie tiene la respuesta entonces ante la duda absténgase”.
      Coincido.
      De hecho, porqué cambiar si los ha llevado a ser una de las civilizaciones más brillante de la historia.
      Pero se debe cuidar con mucho ahínco a la cultura cívica que es la llave del éxito de esa nación.
      Deben estar totalmente atentos a cualquier desviación por mínima sea de los principios cívicos que constituyen el alma de ese pueblo.
      Tengo la certeza de que el mayor o único riesgo que corren los Estados Unidos de América es la “latinoamericanizacion” de su cultura cívica, pero a juzgar por lo ocurrido hasta la fecha, es evidente que sucede lo opuesto, al “anglosajonizacion” del inmigrante.

      • Lorenzo Rodolfo 23 August 2017 at 8:25 am Permalink

        Estoy de acuerdo con Ud., en general, pero discrepo sobre lo que Ud. plantea de que la “latinoamericanización” de la cultura cívica estadounidense no sufre serios embates. Soy “latino” y creo personalmente hoy, después de estar viviendo por casi 40 años en USA, que seremos los “latinos” los que hundiremos este maravilloso país en la misma corrupción, podredumbre, desastre y desvergüenza que son “nuestros” países de origen. Las razones son muchas y muy difíciles de eliminar, pero la principal es que no nos integramos porque no nos interesa (no es mi caso personal). Empezando por las televisoras como Univisión que no paran de proclamar todo el santo día “lo nuestro” en contraposición a la integración dentro del “melting pot” estadounidense.

        • Ramiro Millan 23 August 2017 at 10:41 am Permalink

          Lorenzo Rodolfo, desconozco si existen estudios sociológicos que evalúen si el latino se integra culturalmente.
          Fundamentalmente en lo que respecta a las costumbres, hábitos y conductas que hacen a la cultura cívica de los ciudadanos estadounidenses.
          Supongo que debe haber estudios al respecto y si no los hay o en su defecto, no se le da la importancia que tiene, estarían cometiendo un gravísimo error.
          El mayor riesgo por lejos para el futuro de ese magnífico país pasa sin la más mínima duda por la “latinoamericanizacion”.
          El fundamentalismo islámico (terrorismo de por medio), la supuesta supremacía futura de China o cuantos otros conflictos se consideran relevantes para EEUU, son una insignificancia al lado de este fenomenal riesgo.
          Si alguna vez la cultura latinoamericana es capaz de decidir las elecciones, ese día el futuro de su país habrá comenzado su definitiva decadencia.

  10. adolfo 21 August 2017 at 6:12 pm Permalink

    En la mente de muchos izquierdistas americanos, quienes ahora dominan el partido Demócrata, la guerra empezó no con la elección de Donald Trump sino hace 37 años, con la elección de Ronald Reagan. Desde entonces la extrema izquierda busca la manera de destruir al partido Republicano y convertir a Estados Unidos en un país de partido único socialista. Hace 37 años se dieron cuentan que necesitan soldados que obedezcan ciegamente las ordenes de la extrema izquierda. Esto lo consiguieron adoctrinando a miles de estudiantes en los campus universitarios. También sabían que necesitarían de un buen aparato de propaganda. Esto también lo han conseguido. CNN, el New York Times, NBC, CBS, ABC, el Washington Post son ahora instrumentos de propaganda de la extrema izquierda. La guerra seguirá por mucho tiempo mas, y se hará mas peligrosa y violenta. La extrema izquierda en Estados Unidos no se contentará con resultados parciales. Su objetivo es el poder absoluto.

    • Lorenzo Rodolfo 23 August 2017 at 8:37 am Permalink

      Totalmente de acuerdo con Ud. Trump es el resultado del clamor de los estadounidenses por hacer girar este país hacia el centro-derecha en lugar de continuar hacia la isquierda recalcitrante y neo-comunista de la que Obama fue el más peligroso y recien abanderado. Voté por Trump y lo volvería a hacer si estoy vivo, para una probable postulación futura, pero es cierto que un experimentado, culto y limpio político o personaje no político conservador hubiese sido mejor que nuestro actual presidente, que adolece de algunas deficiencias en su actuación.

    • hector l Ordonez. 24 August 2017 at 1:36 am Permalink

      senor Adolfo,disculpeme ,para hacer un pequeno comentario por todo lo dicho por usted,usted dice si no
      lealo usted mismo,que ahora la izquierda de los EE.UU dominan el partido Democrata,la palabra izquierda es muy extenza ,puede adquirir varios significados como Comunistas,socilaistas de derecha o de izquierda,
      liberales en fin varios significados,usted puede optar por el que mas le guste,yo en mi caso me defino como un Democrata,como lo dice el Partido,No creo que el Partido quiera destruir a nadie,eso no seria posible en una Democracia por que dejaria de serlo,que el Partido democrata quiera ser un Partido unico
      eso no seria posibble en los Estados Unidos si no lea la constitucion,El pueblo de los EE.UU es el mismo y nada ha cambiado y menos por las Universidades,es cierto que figuras del Partido democrata han dado conferencias ,pero tambien lo han echo los Republicanos por que hay Libertad para hacerlo, y sobre los medios de informacion los Republicanos han escalado en estos ultimos anos,penetrando en varios medios de informacion dando la impresion de ser Democratas pero es lo contrario,Y que los Democratas quieren el poder absoluto,te equivocas te equivocas lee la constutucion y te daras cuenta que no es asi,
      El Parido Republicano nadie lo esta destruyendo,el mismo se esta auto destruyendo y con una Figura como es el de nuestro Presidente Trump esta acelerando su destruccion,


Leave a Reply