26 October 2015 ~ 5 Comentarios

Gina Montaner: ‘La democracia de Estados Unidos puede resistir los embates’

por Cecilia Fonseca S.

Gina Montaner

(La Prensa) Gina Montaner es periodista y escritora, pero tiene espíritu de activista por las libertades y la democracia. Lo trae en la sangre, reconoce, ya que sus padres salieron de Cuba cuando ella aún no cumplía un año, y el ejemplo de lucha de su papá, Carlos Alberto Montaner, le imprimió energía.

Nunca ha regresado a la isla. Pasó su niñez y juventud entre Estados Unidos (EU), Puerto Rico y España. Madrid y EU también representaron para ella el centro de su formación y vivencia profesional, lo que define como su “experiencia vital más importante”.

La cubano-americana, quien durante la VII Cumbre de las Américas en Panamá cubrió el foro de la sociedad civil, en el que participaron grupos oficialistas y de la disidencia cubana, estará de nuevo en el país el 27 de este mes, para dictar una conferencia titulada “Libertad de expresión y Democracia”, y accedió a hablar con La Prensa -vía telefóica- sobre los desafíos que afronta la región en esta materia, la posición del candidato republicano Donald Trump hacia los migrantes y el estilo populista de algunos gobiernos latinoamericanos.

¿Qué le ha dejado esa mezcla de culturas a nivel profesional, especialmente en materia de libertad de expresión y de prensa?

Ha sido muy enriquecedor. Evidentemente me ha marcado mucho venir de una familia de exiliados. Mi padre ha tenido un gran compromiso con el tema de Cuba, y es algo que nos ha transmitido a mi hermano y a mí. Lo vivimos desde muy jóvenes, mucha gente que pasó por nuestra casa, gente que salía de la cárcel, del presidio político en Cuba.

Por otro lado, llegamos a España justo al final del franquismo –tenía 15 años–, así que viví la transición a la democracia, la libertad y lo bien que lo hicieron los españoles, al pasar de esta dictadura a la democracia, sin pasar por la violencia.  Y luego, Estados Unidos te da toda esta experiencia en una sociedad muy abierta y donde siempre el debate por el papel del periodismo está muy vivo y muy actual.

Usted participó en la producción de un libro sobre la crisis de los inmigrantes de 2006. ¿Esa realidad, frente a lo que vive hoy EU, qué le dice?

Este momento es muy coyuntural y muy importante, porque estamos en el proceso de lo que van a ser las elecciones y los republicanos tienen a Donald Trump –quien lidera las encuestas en intención de voto– que es un candidato que maneja el lenguaje del populismo.  Y es muy interesante, porque para mí él es un equivalente, salvando las distancias, a [el ex primer ministro] Silvio Berlusconi en su momento en Italia. Incluso, a veces al lenguaje que maneja [el presidente ruso Vladimir] Putin, que exacerban el nacionalismo, el temor y la aprensión hacia el otro, hacia lo foráneo. Pero, creo que es muy demagógico cuando habla de que hay que levantar un muro, una especie de muralla china aquí, para contener [la migración].

Yo creo que este es un país donde inevitablemente van a seguir llegando inmigrantes, es verdad que es importante que se regule y la gente viva con un estatus de legalidad, pero creo que los países ricos tienen que vivir con una realidad: donde haya sociedades muy necesitadas, por falta de libertades o por guerras o conflictos o problemas económicos muy graves, [las personas] siempre intentarán buscar un mejor futuro y si el futuro está en otro lugar irán y se arriesgarán.

¿Cree usted que lo que expresa Donald Trump representa a una mayoría de los republicanos y el sentir de quienes votan con ellos?

Es difícil decir. Evidentemente, él conecta con una parte de la ciudadanía, pero creo que en las primarias se juega más a ir hacia la derecha, quizá pensando en esta parte muy militante y Tea Party, pero cuando se mira hacia la elección general todo el mundo tiene que ir hacia el centro y hacia la moderación, tanto los demócratas como los republicanos para encontrar ese consenso, porque también hay que tener en cuenta el voto del independiente.

EU es un país fundamentado en la democracia, entonces, los votos en las primarias se respetarán y si Trump es el candidato pues se vive con ello. Este país es muy grande y con una democracia muy fuerte y puede resistir los embates. 

¿Qué piensa del proceso de normalización de relaciones entre Cuba y EU, cuando en Cuba siguen gobernando los Castro y las restricciones a las libertades siguen vigentes?

Estoy muy a favor de que se normalicen las relaciones, pero con una política de condiciones y no una política unilateral. De hecho, en su primer período, el presidente [Barack] Obama dijo que él estaba dispuesto a sentarse a dialogar con los [hermanos] Castro siempre y cuando hubiera cambios sustanciales para poder fundamentar ese acercamiento.

Ahora, en el segundo período, ha propiciado esta política de acercamiento, poniendo el énfasis demasiado en que la política del embargo fue un fracaso, por tanto, EU tiene que cambiar. [Y] yo pienso que la equivocación está en poner ese énfasis, porque la política del embargo es una cosa colateral, puede ser acertada o no, pero no es lo que determina la libertad o falta de libertad en Cuba; es el régimen que lleva más de medio siglo en el poder.

Claro que estamos dispuestos a dialogar, pero tienen que haber unas condiciones dentro de la isla, no unas condiciones de cambio de la política de EU. 

Y lo que no vemos es que haya una transición a la democracia y esto solo pasa porque se legalicen los partidos políticos de la oposición y que la oposición tenga juego con la idea de que algún día, más pronto que tarde, podamos ver el fin de la dictadura.

Ya sabemos que se puede mantener una dictadura, más o menos blanda, eso sí, teniendo relaciones comerciales. Lo vemos en China, donde hay negocios con el mundo entero y las personas que se atreven a disentir se pudren en la cárcel.

Usted dictará una conferencia en Panamá sobre libertad de expresión y su impacto en la democracia. ¿Qué podemos esperar?

Me parece muy importante, porque a pesar de que en América Latina ha habido muchísimos avances y hay más democracia y libertades que en el pasado, los informes de la Sociedad Interamericana de Prensa sobre libertad de expresión siguen siendo preocupantes.  De hecho, el último [de octubre de 2015] lo que indica es que ha habido un retroceso en las libertades de las actividades periodísticas, en ciertos países, y que hay gobiernos que, además, están tomando medidas para amordazar a los medios con la excusa de la seguridad.

¿Qué nos dicen estos retrocesos de nuestras sociedades y de los políticos que las gobiernan?

Creo que en América Latina debemos tener más consciencia de que la ciudadanía tiene que tomar las riendas de su destino y luchar por medio de organismos y mecanismos [contra] gobiernos que sucumben a la tentación del autoritarismo. Y nos tenemos siempre que defender de esa terrible tentación del gobierno autoritario, que pretende que se informe como ellos quieren, porque la corrupción va en contra de la transparencia. Donde hay corrupción sabemos que va a haber problemas para que la verdad salga a flote, y creo que Panamá ha pasado por este proceso.

Pensemos en Venezuela. La esencia del chavismo es el autoritarismo porque, además, el ejemplo que siguen es el de Cuba. Entonces, ¿qué podemos esperar? Además, los niveles de corrupción. Todo eso impide que haya libertad de expresión, de hecho se persigue a los medios que publican. Venezuela es un país en donde los medios independientes ya son muy pocos y están muy perseguidos y bajo acoso. Y lo mismo pasa con Ecuador. Tenemos un gobierno, el de Rafael Correa, con una ley mordaza, donde los periódicos que se atreven a publicar o a criticarlo de manera abierta acaban en juicios y teniendo que cerrar o irse al exilio. Nuestra misión, como periodistas, es luchar contra ese deseo tan fuerte a veces de las instituciones de que no salga adelante la verdad.

También existe el problema del crimen organizado, ocurre en Centroamérica, ocurre en México, donde, por ejemplo, el poder del narco es tan fuerte que también ejerce su poder de intimidación para que los medios de comunicación no cuenten la verdad de sus actividades. 

La región está inmersa en una vuelta atrás de los modelos políticos y en ese camino lo primero que se violenta es la libertad de expresión y de prensa. ¿Qué evaluación hace de esto?

Está el caso de Rubén Espinosa [en México], el fotoperiodista asesinado en compañía de cuatro mujeres. El denunciaba abuso de poder por parte del gobernador de Veracruz. Eso es algo que habrá que esclarecer. ¿Y puede haber un caso más tremendo que lo que ocurrió con el fiscal [Alberto] Nisman en Argentina? Cualquier medio que quiera escarbar más en lo que pudo pasar ahí, un affaire totalmente turbio, donde queda mucho por saber… Doce años de gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y los medios de comunicación que se han atrevido a criticar el kirchnerismo… hablemos del Grupo Clarín, totalmente perseguido, acosado por este gobierno. Tenemos que luchar por la transparencia, no es fácil, no. A veces los periodistas se juegan la vida, sí, se juegan la vida.

¿Cómo fortalecer el ejercicio de la profesión en momentos como los que están viviendo los países de la región y con ello robustecer la democracia?

Eso es complejo porque a veces tenemos instituciones que son demasiado frágiles. Hay una gran responsabilidad ciudadana, cuando vamos a las urnas tenemos que ser todo lo responsables que podamos porque nuestro voto tiene consecuencias. Pensemos en el chavismo. El chavismo fue la consecuencia de un desencanto con los partidos tradicionales y con la corrupción real y rampante que había, pero la solución a nuestros problemas no es el populismo, la demagogia que promete soluciones fáciles a lo que no es de fácil arreglo. Tenemos que tener una responsabilidad como ciudadanos a la hora de ver en manos de quién vamos ponemos nuestro destino, porque luego, como vemos, podemos caer en manos de gobiernos autoritarios de los que es muy difícil deshacerse.

Además, nuestras instituciones tienen que fortalecerse más, haber más transparencia, es cierto lo que dice [Mario] Vargas Llosa, los políticos tienen que apartarse de esta tentación tan brutal de la corrupción y del enriquecimiento ilícito y también que haya mecanismos eficaces y eficientes, para que se rinda cuentas cuando se cometen delitos desde las instituciones. Y nosotros, como periodistas, nuestro deber es informar y tampoco caer en la tentación de estar en manos de intereses políticos o económicos que también nos mediaticen a la hora de informar.

Ecuador y Venezuela utilizan mucho el apoyo mediático para promoverse, tienen medios estatales que son muy fuertes, en las redes sociales también. ¿Cómo hacer que la gente entienda que lo que hay allí no es periodismo?

Hay que mover las entidades internacionales y hay que también publicarlo, decirlo. Yo creo que durante mucho tiempo muchos medios de comunicación, tanto en Latinoamérica como en Europa, han estado también muy escorados a la izquierda y muy magnánimos con gobiernos -al principio sobre todo- como pudo ser el de Hugo Chávez o el de Rafael Correa. Entonces, nuestros deber es informar y decir la verdad, y denunciar siempre con precisión y sin manipulación. 

5 Responses to “Gina Montaner: ‘La democracia de Estados Unidos puede resistir los embates’”

  1. Sam ramos 26 October 2015 at 10:53 am Permalink

    Excelentes respuestas solo que por mi negativismo no comparto lo dicho sobre la democracia en los EE.UU. Pienso que la Ineptocracia acabara destruyendo esta gran nacion.

  2. Maida Donate 26 October 2015 at 10:54 am Permalink

    Excelente entrevista. Muy buenas respuestas.

  3. antfreire 26 October 2015 at 10:56 am Permalink

    Es que el ejemplo de los Castro es demasiado atractivo para los aspirantes a tiranos en nuestra America. Cincuenta y siete anos tiranizando a un pueblo y todavia con las simpatias de grandes personalidades de todo el mundo es algo que deslumbra a cualquiera.

  4. Carlos Manuel Gómez Camuzzo 26 October 2015 at 11:16 am Permalink

    Formidable exposición ! La alumna supera ya a su profesor. La
    frescura de su discurso y su lógica nos indican que el relevo ya está
    garantizado. Necesitamos y mucho este tipo de artículos y su difusión
    por nuestros países latinoamericanos. Enhorabuena Gina.

  5. manuel alvarez 26 October 2015 at 4:35 pm Permalink

    …DE CASTA LE VIENE AL GALGO ….


Leave a Reply