25 September 2020 ~ 2 Comentarios

Gnofuk – Por Alonso Correa

Por Alonso Correa

Gnofuk es una palabra de seis letras de género masculino que puede significar lo que sea. Es capaz de convertirse en sujeto, adjetivo o verbo. El escritor o el hablante puede utilizar gnofuk como un comodín cuando no tenga forma de rellenar una oración. El significado de gnofuk se lo dará el contexto de la oración, la situación o la gesticulación con la que se diga la palabra. Podemos compararlo, de cierta manera, con las muletillas características de ciertas regiones de Latinoamérica, como por ejemplo: vaina, que se utiliza de manera excesiva en partes de Colombia y Panamá. Gnofuk no debe ser clasificado por ninguna organización del idioma ya que no tiene una morfología lingüística establecida.

Así como gnofuk es un comodín lingüístico, las cortinas de humo son un comodín político. Herramientas para ocultar, desviar o disfrazar un problema que puede llegar a acabar con las bases de un gobierno con una trivialidad de gran nivel mediático. Se usan para que el público general discuta acerca de un tema banal y se distraiga de un despropósito mayor. Una buena cortina de humo es aquella de la que se habla, es tan precisa que se convierte en el germen de un revuelo controlado.

Un claro y reciente ejemplo de lo que una buena cortina de humo puede llegar a hacer es la ocurrida esta última semana en España. Justo cuando las cosas para el gobierno socialcomunista se estaban poniendo oscuras, cuando las demandas de justicia por los más de 53 000 muertos estaban tocando a la puerta, cuando la población se estaba empezando a preguntar por qué el gobierno, después de más de 6 meses de pandemia y de rebrotes que están volviendo a diezmar ciudades, ha decidido tomarse vacaciones  o el por qué se escondieron más de 17 000 muertos en las cifras oficiales, a los que están a cargo se les ocurrió utilizar el comodín de la Guerra Civil.

Un tema cuyas secuelas todavía causan agitación en un pueblo que no ha aprendido a perdonar. Un pueblo dividido por el odio desde hace ocho décadas, un odio que han traído de vuelta los reptiles de morado y rojo. Los líderes de la unión entre terroristas y destructores quieren continuar en el poder y para ello requieren de una nación separada. Nación que se sigue perdiendo vez tras vez en las distintas cortinas de humo que los reyes de la decadencia les presentan.

Gnofuk tiene un desperfecto incorregible, su uso indiscriminado destruiría su única función. La utilización industrial de este vocablo terminaría por convertir la virtud de ser un comodín sin ningún encadenamiento social a un término más del léxico humano. Porque el gnofuk debe poder emplearse como el autor lo requiera, sin obstáculos para su aplicación. Y así mismo pasa con las distracciones, una serie interminable de este tipo de trampas hará que poco a poco su eficacia colapse bajo su propia gravedad.

Pero gnofuk tiene la virtud del uso sin ataduras a un poder, eso es algo de lo que las cortinas de humo no pueden ser acreedoras, porque son atajos que utilizan los gobiernos para esquivar el repudio social y la responsabilidad de sus actos. Porque las distracciones son una herramienta más de control poblacional. Una manera más de llevar el conflicto a otro campo y evitar que las miserias se hagan visibles.

Pero las distracciones duran poco, el humo se desvanece con el tiempo y los trapos sucios saldrán en algún momento. Las peleas inventadas son efímeras, pero hacen mucho daño. Las heridas no sanan si se siguen abriendo solo por los caprichos de unos pocos.

2 Responses to “Gnofuk – Por Alonso Correa”

  1. Julian Perez 25 September 2020 at 3:32 pm Permalink

    Hay otra palabra que también significa ¨lo que sea¨. No la voy a decir, pero se reconocerá facilmente si digo que se usa en descripciones contradictorias como ¨Más grande que el…¨, ¨Más chiquito que el…¨ ¨Más feo que el…¨ ¨Más bonito que el…¨ etc.

  2. Manuel 29 September 2020 at 8:40 pm Permalink

    Muy buena entrevista a Serrat
    https://youtu.be/aYIeTF1-EV0


Leave a Reply