30 November 2013 ~ 17 Comentarios

Honduras o el fin del chavismo

por Carlos Alberto Montaner

Elecciones Honduras

Las mejores encuestas lo advirtieron una semana antes. Juan Orlando Hernández, al frente del Partido Nacional, le sacaría entre 5 y 6 puntos de ventaja a Xiomara Castro, la mujer de Mel Zelaya, cabeza nominal del partido Libre. Y así fue: votó un 60% del censo electoral y JOH obtuvo el 35% de los sufragios. Xiomara Castro, como testaferro de su marido, recibió el 29%.

Los gritos de Mel son inútiles. Puede armar una permanente protesta pública, como Andrés Manuel López Obrador en México, pero el joven abogado Juan Orlando Hernández es ya el presidente electo de Honduras. Lo certificó el Tribunal Superior Electoral y le dieron el visto bueno la OEA, el Parlamento Europeo y el Centro Carter. Lo inteligente sería que Zelaya admitiera su derrota.

¿Por qué no lo hace? Afirman que Mel, electo diputado por su Olancho natal, está tratando de cambiar su pacífica aceptación de los comicios por la presidencia del Congreso. Si es cierto, no creo que lo logre. De los 128 diputados de la cámara –no hay senado– el partido oficial (Nacional) cuenta con 47, los zelayistas (Libre) 39, los liberales 26, Salvador Nasralla (PAC) 13 y otras 3 formaciones uno per cápita.

El pacto "natural" en el Congreso pudiera ser entre los nacionalistas de Juan Orlando Hernández y los liberales de Mauricio Villeda. Al fin y al cabo, esas dos formaciones, acompañadas por el Poder Judicial, acordaron desalojar del poder a Zelaya en junio del 2009, cuando Mel trató, torpemente, de llevar su país al bando chavista. Entonces, 111 de los 128 diputados –liberales y nacionalistas– votaron su destitución. Acaso vuelvan a coincidir.

Estas elecciones son mucho más importantes de lo que parecen. Finalmente, las preferencias políticas de los hondureños han podido contarse sin tapujos y se demostró que el chavismo, liderado por Zelaya, nunca alcanzó el 30% de respaldo popular. Era una loca y temeraria imposición tratar de arrastrar a los hondureños a un modelo político y económico rechazado por el 70% de la sociedad.

Como ahora se ha visto, la destitución de Zelaya no sólo respondió al ordenamiento constitucional. También expresaba la voluntad de una mayoría que no quería participar en la fallida aventura autoritaria del Socialismo del Siglo XXI.

Los hondureños, de algún modo, se adelantaron a su tiempo. El escandaloso mundillo de la ALBA está de capa caída tras la muerte de Hugo Chávez y el inocultable desastre venezolano. Resultó muy significativo que Daniel Ortega fuera una de las primeras voces que reconocieron el triunfo de Juan Orlando Hernández.

Por otra parte, Nicolás Maduro, Evo Morales, Rafael Correa y Raúl Castro se han mantenido en silencio, lo mismo que el chavismo vegetariano de la periferia democrática: Cristina Fernández de Kirchner, Dilma Rousseff y José Mujica. No han tenido la cortesía de felicitar pública y vivamente a JOH, pero tampoco se han sumado al coro de los deslegitimadores. Eso es moral de derrota.

Probablemente, el resultado de las elecciones hondureñas sea un ensayo general de lo que sucederá en Venezuela en la consulta del 8 de diciembre próximo. No son comicios presidenciales, sino municipales. Supuestamente, lo que está en juego son 335 alcaldías con sus aproximadamente dos mil quinientos concejales, pero, en verdad, se trata de una prueba del liderazgo y respaldo que posee Nicolás Maduro.

Si los venezolanos logran impedir las trampas, votan masivamente y consiguen que el gobierno no vulnere la voluntad popular –tres condiciones esenciales–, ocurrirá lo que anticipa el encuestador Alfredo Keller: el chavismo perderá por una decena de puntos y en casi todas las ciudades importantes se instalará la oposición.

Esa situación multiplicará sustancialmente la debilidad de Nicolás Maduro, un personaje nada respetado y poco querido por la sociedad, incluidos los chavistas cansados de un patético señor que habla con los pájaros, duerme junto a los restos de Chávez y no deja de hacer y decir tonterías. Pero la oposición, si obtiene la victoria, no puede dejar arrebatársela. Sería el fin de cualquier esperanza de salir de esa pesadilla pacíficamente.

17 Responses to “Honduras o el fin del chavismo”

  1. Manuel 30 November 2013 at 9:04 pm Permalink

    Hay que ver que estos cochinos comunistas no quieren soltar el poder ni a jodidas, pero DIOS puso su mano al quitarle la vida a ese ejendro de Chavez, no cabe dudas……

  2. joseluis 30 November 2013 at 9:23 pm Permalink

    El castrismo o comunismo o mafia fidelista o fascismo. Todo ese ajiaco formado por Fidel Castro, que algunos confundidos por idealismo, tarde o temprano se dan cuenta que Fidel Castro es un dividuo desastroso. Que toma barios matices según el tiempo y los aires. Todas sus astucias responden al poder, y como paranoico excesivo, el miedo no puede actuar con humanidad. Para los miedosos se justifica: con debilidad. Si eres humano en un sistema de cobardes, puedes perder el poder ante los valientes y consientes.

  3. juana 1 December 2013 at 2:27 am Permalink

    Al fin el comunismo muere en Honduras asi estaran los paises que siguieron a Chavez, pero que clase de comunismo llevan los dirigentes de esos paises que viven con todas las comodidades y se dicen que son comunistas.

    • David 1 December 2013 at 3:49 am Permalink

      Juana, los comunistas predican como Marx, gobierno como Stalin, pero viven como Rockefeller

  4. Ignacio 1 December 2013 at 4:13 pm Permalink

    Si bien triunfo la democracia en Honduras, todavia sigo inconforme con la actitud de muchos gobiernos de America y el mundo que por intereses economicos le dan espacio a la mafia narcoizquierdista que sin lugar a dudas han logrado avanzar con la mascara de la democracia y la falsa bondad de que todo es para el pueblo y por el pueblo , llenandose los bolsillos de dolares y viviendo como capitalistas . Donde estan los pricipios , la dignidad y la responsabilidad otorgadas por los pueblos que los elevan al poder.

  5. Darío Figueredo 1 December 2013 at 6:07 pm Permalink

    Vaya manera la suya de interpretar un resultado electoral, don Carlos Alberto Montaner. Si Zelaya no podía pretender gobernar con sólo el 30% de la población a favor y el 70% en contra según su razonamiento, ¿cómo hará para gobernar don Juan Orlando Hernández con el 65% en contra? El pez por la boca muere estimado.

    • Carlos A. Montaner 1 December 2013 at 9:34 pm Permalink

      El problema de Zelaya no es que quisiera gobernar con el 70% en contra. Eso suele ocurrir en regímenes democráticos. Su error consistió en tratar de imponer un cambio radical de las reglas de juego y acercarse a un modelo económico y político que no querían las dos terceras partes del país. Lo mismo le sucedería a JOH si lo intentara

  6. pablo emilio junco 2 December 2013 at 3:24 am Permalink

    carlo una gran vision de TU parte stoy con tigo 105 %
    LOS COMUNISTAS ALIADOS DE EL TESTAFERO DE MEL MELADA DE GUALLAAVA
    ALGUNOS LO BANDONARO COMO EL PERRO DE DE DANIELITO
    SERA POR QUE SE HAN DADO CUENTA QUE ES UN ESTORB
    O EN LA SOCIEDAD
    HONDURENA

  7. Cesar R. Deluzuriaga 2 December 2013 at 7:43 am Permalink

    No hay la menor duda de que el pueblo de Honduras estaba esperando esta oportunidad para demostrarle a Zelaya que no lo querian, que
    bastante dano le causo al Pais tratando de imponer el Chavismo.
    Ahora si te cogistes el dedo con la puerta- Fueron a una elecciones donde no hubo fraude como en Venezuela y perdieron, ahora no importa loque digas, ni lo que hagas, Ya el Tribunal Electoral dio por ganador
    al Sr. Hernandez, y lo menos que puedes hacer es felicitarlo y no
    crear mas problemas.

  8. Juan Pueblo 2 December 2013 at 5:03 pm Permalink

    En América Latina las DOS TERCERAS partes de las personas están en contra de la izquierda radical y solo basta que les digan: Ustedes quieren VIVIR COMO EN CUBA y esa cifra sube significativamente.

  9. Luis Reyes 2 December 2013 at 7:44 pm Permalink

    La mayoria de la gente se ha dado cuenta que estos socialistas/comunistas, como chavez, maduro, evo, correa, Ortega, Fernandez, lo unico que quieren es llegar al poder y ser dictadores y mantenerse en el poder por largo timpo, no para hacer la igualdad social, sino, para poner sus manos sucias en el Tesoro public y vivir ellos y sus familiares como millonarios. Eso es lo que hizo chavez, gobernando como socialista y viviendo como capitalista,y metiendole el cuento a los idiotas de que todos sus problemas era causado por los capitalistas, imperialistas y oligarcas. El mismo cuento de siempre.

  10. Cubano-Americano 2 December 2013 at 8:23 pm Permalink

    El punal a la izquierda en AL se lo enterro el mal ejemplo de Cuba…nadie quiere una Cuba para su pais..aunque algunos egocentristas envidian mantenerse en el poder tanto tiempo…a cualquier precio…

  11. clara angel 2 December 2013 at 9:46 pm Permalink

    Al fin renace la esperanza en America…
    Gracias a MaBURRO los pueblos estan despertando..

  12. Rosa Rodriguez 3 December 2013 at 1:05 am Permalink

    Ahora entiendo porque se puso a dar casi regalado la mercaderias ajenas y acepto que eran ladrones igual que a los que les esta quitando todo y todo para que voten a favor del Chavismo

  13. Aurelio Andrés González Blanco 3 December 2013 at 1:20 am Permalink

    Lo más interesante fue lo rapidito que se movilizaron los intervencionistas internacionales para tratar de hundir a Micheletti.

  14. Jolver 3 December 2013 at 11:11 pm Permalink

    El caso de Honduras es muy interesante y ejemplar. Pues, aun siendo un pais con un elevado indice de pobresa no se ha dejado arrastrar por los Zelayas pro-socialistas. Parece que el populismo hacia el totalitarismo no siempre funciona, esa suerte de fatalismo que tanto vitorean los defensores del socialismo del siglo XXI no es ley. Viva la libertad: Venezuela, Cuba, Nicaragua, Bolivia, Ecuador, etc DESPIERTEN!!! Que nuestra hora ya viene llegando.

  15. beatriz 5 December 2013 at 6:28 am Permalink

    Ojala los venezolanos tengan la fortaleza de los Hondureños y defiendan su triunfo el 8 de dic. Si eso se da sera un ejemplo y una esperanza pata latinoamerica, que buena falta nos hace a los países que estamos a punto de ser una Venezuela-Bolivia-Nicaragua…….
    Que sean profeticas las palabras de Keller y por ahora parabienes para los hondureños y gracias por ponerlo tan claro CAMontaner. Saludos desde Sudamerica


Leave a Reply