10 August 2014 ~ 6 Comentarios

Irak, ¿Otra Guerra Perdida?

por Ricardo Angoso
rangoso@iniciativaradical
@ricardoangoso

Iraq

¿Es la guerra de Irak una causa perdida condenada al fracaso para los occidentales y el gobierno fantoche que sostienen desde hace años? Cuando han pasado once años desde que Estados Unidos decidiera intervenir para evitar que el régimen Saddam Husein utilizase unas supuestas armas de destrucción masiva que nunca aparecieron y que llevaron ante el patíbulo al dictador, Irak hoy se tambalea y los integristas del Estado Islámico de Irak y Levante, EIIL, podrían controlar ya el 50% del territorio iraquí.¿Será alguien capaz de revertir esta lógica militar ya innegable?

Incluso la hasta ahora estable región kurda del Norte de Irak se ha visto amenazada por este grupo y ha sufrido importantes reveses militares a manos de los yihadistas e integristas, cuya llegada al poder y conquista de Bagdad podría sumir en el caos y el desorden no ya solo a este Estado fallido, sino a toda la región. No en vano, Irán, Siria y los Estados Unidos aparecen ahora unidos en el mismo frente para derrotar a los yihadistas y evitar que su recién creada entidad territorial siga esparciéndose como una mancha imparable por toda la región. Ya se sabe, la política, cuando no la guerra, hace extraños compañeros de cama.

Si ya fue un error ocupar Irak, destruyendo todas sus instituciones incluyendo a las Fuerzas Armadas, no menos error fue por parte de Obama la precipitada retirada de las fuerzas internacionales que comandaban los Estados Unidos en este país. Aunque el coste en vidas humanas fue muy alto -más de 6.000, de los cuales casi 5.000 norteamericanos- más alto va a ser el coste en términos geopolíticos que puede suponer para todo el Oriente Medio una victoria del EIIL. 

Este grupo ya no solo amenaza con llegar a Bagdad, pues apenas se encuentra a unas decenas de kilómetros, sino que apunta con implicar a Irán, a la región kurda y a los Estados moderados árabes en la guerra iraquí y sumir en un caos total a la zona. De lo que no queda duda es que tras la intervención norteamericana en Irak y después de la (casi) desaparición del Estado iraquí, este país no volverá a ser el mismo y es casi segura su desintegración en tres o cuatro unidades territoriales.

LA DESINTEGRACIÓN DE IRAK, CASI UN HECHO CONSUMADO

En primer lugar, los kurdos conservarán su región al coste militar y político que sea, ya que fue ganada  con sangre, sudor y lágrimas tras décadas esperando por llegar a tener una entidad nacional propia, tal como tienen ahora aunque todavía no es reconocida internacionalmente por nadie. Israel y los Estados Unidos ya han hecho tímidos anuncios de que un futuro podrían dar ese paso, algo que significaría un hecho histórico y daría pie, seguramente, a otros reconocimientos por parte de otros países occidentales. Este "estado tapón", además, serviría para frenar las aspiraciones de Irán en la zona, servir de soporte a israelíes y occidentales para controlar las reservas petroleras iraquíes y equilibrar estratégicamente la región.

Luego, y tal como estamos viendo, se está conformando un suerte de entidad nacional sunita controlada por los yihadistas y que es la que ahora está poniendo en jaquie al gobierno de Bagdad, que cada día que pasa está más debilitado, aislado en la escena internacional y regional por su falta de credibilidad y nada operativo debido a sus fuertes divisiones internas. Los sunitas se han sentido discriminados por los Estados Unidos y las autoridades que instalaron en Bagdad y así lo han hecho saber en contadas ocasiones, tantas que quizá ahora es irreversible que vuelvan por la fuerza de la cordura y el diálogo a sentarse en el ejecutivo iraquí. Seguirán siendo una minoría importante -podrían ser algo más del 40% del censo- pero no perderán la ocasión de hacer valer sus derechos por la fuerza y reclamar su espacio así sea por la fuerza de las armas.

La tercera entidad nacional que existe al menos sobre el papel es la que está representada por el gobierno legítimamente elegido de Bagdad, cuya supervivencia política a futuro está ligada al apoyo que le puedan dar los Estados Unidos e Irán. Sin esos dos importantes apoyos, las actuales autoridades de Irak lo tienen realmente difícil para seguir controlando el escaso 50% del territorio que ahora poseen y para seguir gozando de la legitimidad internacional de la que todavía gozan. Uno de los grandes fracasos de la comunidad internacional, pero especialmente de los Estados Unidos, lo constituye el hecho de que no hayan sido capaces de crear unas Fuerzas Armadas iraquíes fiables, capaces de controlar su territorio, garantizar la estabilidad del gobierno y asegurar el pleno funcionamiento de sus instituciones democráticas. De ese fracaso, constatado y conocido por casi todos los servicios de inteligencia operando en Irak, viene esta grave crisis. O, como se dice vulgarmente, de esos barros vienen los actuales lodos.

Finalmente, y esta no es un hipótesis que se deba descartar en el corto plazo, una mayor implicación de Irán en la crisis puede llevar a los iraníes a embarcarse en la creación de una entidad nacional chiíta, que son la mayoría de los iraquíes y que los rebeldes sunitas rechazan por apóstata, y que esta nueva nación ocupe una buena parte de los territorios que hoy están en manos de las legítimas pero debilitadas fuerzas del ejecutivo de Bagdad. Si se cumpliera este vaticinio, que no es una entelequia dada la volatilidad con que se suceden los acontecimientos en esta región, asistiríamos a una atomización de Irak de inciertos resultados y que provocaría una crisis de una magnitud desconocida hasta ahora. 

¿OTRA GUERRA INEVITABLEMENTE PERDIDA PARA LOS ESTADOS UNIDOS?

La historia ha demostrado,  después de la intervención ordenada por George Bush contra Irak, en el año 2003, que nadie puede obligar a los ciudadanos renuentes a una democracia y que, como sostiene el pensador norteamericano William Pfpaff, esta idea es "intelectualmente insostenible así como políticamente imposible de alcanzar". Estados Unidos, si no cambian las cosas en las próximas semanas, parece condenado a perder otra guerra en Oriente Medio. 

Desde 1945, año en que acabó la Segunda Guerra Mundial, hasta ahora el gobierno de Washington tan solo ha ganado las guerras contra la diminuta isla de Granada, en 1983, y la mantenida contra Panamá, en 1989, para detener al dictador Manuel Antonio Noriega, que más que una guerra fue el salto una valla desde una base militar norteamericana y caminar manu militari hasta el palacio presidencial. Ojalá que los peores pronósticos no se cumplan, pero la tozuda realidad  se impone sobre el terreno y los yihadistas avanzan a paso rápido y firme sobre la capital iraquí. Las espadas están en alto, la guerra sigue.

6 Responses to “Irak, ¿Otra Guerra Perdida?”

  1. Sam Ramos 10 August 2014 at 6:24 pm Permalink

    A este autor se le olvido la invasion a Santo Domingo para eliminar a Francisco Camaño, discipulo de Castro, en 1965 bajo la administracion de Jonhson. Si a Kennedy no se le hubieran aflojado las patas en 1961 cuando Bahia de Cochinos, cuantos muertos y problemas se hubieran evitado desde entonces y como lo de Santo Domingo, hasta a los mas ilustres escritores se le hubiera olvidado el asunto.

  2. Humberto Mondejar Gonzalez 10 August 2014 at 11:04 pm Permalink

    http://www.infobae.com/2014/06/22/1574900-la-crisis-irak-es-una-sumatoria-errores-que-se-cometieron-medio-oriente

    Muy bueno el análisis!
    Pero con un detalle: Casi todos los militares, que pelearon en la guerra de Irak; tienen el derrotismo y el trauma, de lo que allí, tan valientemente enfrentaron. Lo que después cuelgan de forma subliminal, o inconsciente, en sus análisis sobre la ideología del islamismo extremista. No es problema de cobardía, o de que no son verdaderos militares. El problema esta en que es muy difícil combatir bajo las norma de un ejército profesional, contra las (no) normas de los grupos terroristas. Es una guerra desigual, de desgaste psicológico o a través de la sangre; los extremistas estan conciente de eso, de sus efectos, de sus éxitos y por eso usan esa forma de lucha. Esa es la causa psicológica de todos estos análisis derrotistas.
    Lo siento por los militares de los países occidentales y democráticos que temen volver allí. Lo siento mucho; pero las guerras, diga lo que se diga y haga lo que se haga; hasta el día de hoy se ganan sobre el terreno, con más “músculo” que tus enemigos y no por control remoto. Lo lamento por los que tienen sincera vocación militar, por un oficio tan riesgoso; pero históricamente ha sido así y seguirá siendo así. Lamentablemente no hay otra salida, aunque su traumas psicológicos posguerra terrorista; les indiquen que existen otras alternativas. Repito, todas las guerras hay que ganarlas sobre los terrenos de cada país. Y no crean que estan peor que otros héroes militares anteriores a ustedes (por eso son registrados como héroes por la historia), cada ejército victoriosos, en cada época, ha tenido su vía crucis. El vía crucis de ustedes, es combatir el extremismo islámico, su terrorismo de madriguera, sus poco octodorsas tácticas, contra un ejército que tiene que respetar estrictas normas de guerra; hasta derrotarlo. Esa es la misión incumplida todavía de los militares actuales, de los paises democraticos.
    Muchos en los paises democraticos, decían que el comunismo era invencible, por su poderio atomico y militar (mucho más peligroso, que el del terrorismo extremista islámico); y se oponían a cada guerra en contra del comunismo, para liberar a los pueblos, de esa ideología que todo lo retuerce. Pero muchos líderes y militares, no perdieron nunca la fe, no pactaron acuerdo de principios, y con todos en contra; encontraron los caminos para derrotarlo y reducirlos a su mínima expresión.

    Las táctica de los terroristas, es la misma de siempre; es la que llevó a los Hunos, a las puertas de Roma.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Hunos
    -1ra fase: Crear terror, miedo, para tratar de alejar y acobardar a los ejércitos enemigos. Ya que no pueden combatir de frente contra un ejército profesional y dispuesto a morir. Una vez que siente, que han logrado bajar la moral combativa del ejército regular que los combate, o causar los traumas psicológicos perseguidos. Pues pasan a la segunda fase.
    -2da fase. La segunda fase está dada; porque los terroristas, ni ningun ejercito irregular que use el terrorismo; puede conseguir un poder real, sobre la población de un país; si no salen de sus madrigueras terroristas. Así que, una vez que estos ejércitos se acobardan, se atemorizan, se repliegan; comienzan a trabajar psicológicamente a la población local, sus líderes y representantes. Llegan a acuerdo, obligándolos a colaborar, a apoyarlos, bajo diferentes técnicas; según cada situación. Entonces se reconcentran en ciudades estratégicas económicamente y pasan a la tercera fase; que es la toma del poder, de forma visible. Como esta ocurriendo en Irak.
    -3ra fase: Es la salida total de sus madrigueras terroristas, de forma muy parecida, a un ejército regular. Todavía en esta fase, la guerra no esta perdida; como muchos derrotados psicológicamente por las tácticas de terror, pueden creer. Y para un mando capaz, valiente (como ha sido el Colombiano) y claro de lo que esta pasando; hasta podría convertirlo todavía, en el mejor momento, para un buen ejército profesional hacerles un acérrimo cerco y no dejar que regresen a su madrigueras terroristas y barrerlos por completo (como la batalla de Faluya, en la segunda guerra del golfo). Unas décadas después, y hasta siglos; esas ideas resucitarán de forma creativa, bajo otras circunstancias.

    -4ta fase: Y si a estas camarillas dictatoriales terroristas, se les permite consolidar su poder, en algún país, pues pasan a una cuarta fase; que es tratar de expandir sus ideas imperialistas, bajo diferentes técnicas. Anexarse, o dominar militarmente países (Venezuela, por Cuba) o regiones fronterizas (Crimea por Rusia); bajo el uso del revisionismo de la historia antigua por la que ha pasado esos países, es una de sus técnicas actuales (en el caso de Crimea, se ha usado esa vieja demagogia propagandística, usadas por los líderes de las antiguas potencias imperialistas). Una muy común, es que los terroristas y acólitos, históricamente también han apostado por nuestro desgaste económico, apuestan a nuestra desunión en situaciones coyunturales y la debacle del sistema democrático occidental.
    Pero consolidar esa cuarta fase, ellos estan claros y conscientes, que tendrán que barres del planeta, a los países democráticos, que son sus enemigos naturales irreconciliables. Ya que nunca podrá haber democracia; si una camarilla dictatorial, de izquierda (bajo la teoría comunista,…), de derecha (bajo una teoría nazi-fascista, paramilitar o de apartheid,…), del crimen organizado (como los narcotraficantes mexicanos) o religiosa (ideologías islamistas extremas); controla los designios de la población de un país.
    En resumen, hay que ir a Irak; cueste lo que cueste, acorralar a esos grupos terroristas y darle la confianza militar, y el poder a las personas con ideas demócratas; para que aunque sea en 100 años, la democracia triunfe en todos los países del mundo. Para eso se requiere la unión de todos los ejércitos de todos los paises democraticos y de nuestros mejores aliados en la región. En las manos, la experiencia y la calificacion de nuestros militares; esta hacerlo bajo el menor costo humano y material posible. Siempre respetando sus tradiciones más nobles y su idiosincrasia; como en Japón o Turquía.

    http://www.ideal.es/gente-estilo/201408/01/bill-clinton-afirmo-horas-antes-11-s-pudo-matar-bin-laden-mato-20140801211127.html

  3. Hector L. Ordonez 11 August 2014 at 8:07 pm Permalink

    eso era sabido de antemano,que la caida de Hussein,seria el resultado
    de todo esto!.

  4. Raulmanny 12 August 2014 at 3:28 pm Permalink

    Debo decir que estaba en contra de la 2nd guerra en Iraq, siempre me parecio que GW Bush estaba muy ansioso de meterse ahi. Ahora vemos los resultados. Destruimos un contrapeso a Iran, sino preguntenle al difunto Yitzhak Rabin. El viceroy Paul Bremer desbarato el aparato militar y sus instituciones, en vez de tratar de salvar lo salvable decidimos revolverlo todo a ver como salia. Y ahi tenemos los resultados. Estabamos mejor con Saddan Hussein, lo que teniamos era que controlarlo, sino para que esta la diplomacia? Ademas, en todo este asunto, donde estan las otras potencias?

    • Humberto Mondejar Gonzalez 13 August 2014 at 11:10 am Permalink

      Tu estarias major con la camarilla dictatorial de Saddan Hussein; pero el pueblo de Irak y la democracia, estarian muy mal.

  5. Sam Ramos 13 August 2014 at 11:10 am Permalink

    Que significa ser INFIEL para los musulmanes
    RICK MATHES, CAPELLAN DE PRISIONES DE LOS EE.UU. DE NORTEAMERICA.

    La religión musulmana es la que más crece en número en los Estados Unidos, especialmente en los grupos minoritarios.

    El mes pasado asistí a una clase de entrenamiento requerida para mantener mi status de seguridad en el departamento de prisiones del Estado.

    Durante la reunión hubo una presentación por tres oradores, un sacerdote católico, un pastor evangélico, y un musulmán, quienes explicaron sus creencias.

    Me interesaba sobre todo lo que el diría el Islámico. El hizo una completa y gran presentación de las bases del Islam, incluido vídeos.

    Después de las presentaciones, se concedió tiempo para preguntas y respuestas.

    Cuando llegó mi turno pregunté al Islámico:

    “Por favor, y corríjame si me equivoco, pero entiendo que la mayoría de clérigos del Islam han declarado la Yihad (guerra santa) contra los infieles del mundo. De modo que matando a un infiel, que es una orden para todos los musulmanes, tienen asegurado un lugar en el cielo. Si así fuera el caso… ¿Puede usted darme una definición de infiel? ”

    Sin discutir mis palabras, contestó con seguridad:

    “Son los no creyentes”.

    Contesté:

    “Permítame asegurarme que le entendí bien. ¿A todos los seguidores de ALÁ, le ha sido ordenado matar a todo el que no es de su fe para poder ir al cielo? ¿Es Correcto? ”

    La expresión de su cara cambió de una autoridad, a la de un chico con la mano en la lata de galletas. Vergonzosamente. Contestó:

    “Así es”

    Agregué: “Pues bien, señor, tengo un verdadero problema tratando de imaginar al Papa Francisco, ordenando a todos los católicos matar a todos los de su fe islámica, para poder ir al cielo”.

    El quedó mudo.

    Continué: “También tengo problema con ser su amigo, cuando usted y sus colegas dicen a sus pupilos que me maten.

    ¿Preferiría usted a su ALÁ, que le ordena matarme para poder ir al cielo, o a mi Jesús que me ordena amarlo para que yo vaya al cielo? ¿Y que además quiere que Usted me acompañe? ”

    Se podía oír la caída de un alfiler en el recinto cuando el islámico inclinó avergonzado su cabeza.

    Con nuestro sistema de justicia liberal, y por presión del ACLU (Organización árabe americana). Este diálogo no podía ser publicado. Por lo tanto, ruego lo haga circular por toda su lista de direcciones.

    Rick Mathes
    Capellán de Prisiones EE.UU.

    “O VIVIMOS TODOS JUNTOS COMO HERMANOS, O PERECEREMOS TODOS JUNTOS COMO IDIOTAS”
    Martin Luther King.


Leave a Reply