04 June 2020 ~ 72 Comentarios

Johan Norberg junto a la FIL rebaten los errores de la izquierda


Suscríbase al canal AQUÍ

72 Responses to “Johan Norberg junto a la FIL rebaten los errores de la izquierda”

  1. Manuel 4 June 2020 at 5:13 pm Permalink

    Joe Biden might be the worst possible candidate for an “all-digital campaign,” said Kevin Roose in The New York Times. The presumptive Democratic presidential nominee, “an old-school retail politician who relishes face-to-face interactions,” has been trapped at his Delaware house, recording awkward, glitchy videos from his basement. His TV interviews, new podcast, and online campaign rallies are met with “virtual crickets.” Democrats are increasingly worried that Biden’s “healer-in-chief approach can render him invisible” on social platforms that reward conflict, controversy, and outrage, while President Trump gets far more eyeballs and attention on Facebook, Twitter, Snapchat, and YouTube. Biden’s virtual campaign is a “disaster,” said Andrew Ferguson in The​Atlantic.com. In the past month, he’s hired staff from his tech-savvy former rivals, but nothing can overcome the fact that Biden, who can be warm and charismatic in person, now comes off as “a simulation of a presidential candidate.”
    All this fretting is “malarkey,” said Peter Hamby in VanityFair.com. Biden can afford to let Trump hog the spotlight while the pandemic ravages the country. The “North Star” for Biden’s campaign is to appeal to the average voter “who might not have the most sophisticated taste or the smartest opinion but lives in an economy removed from the one occupied by most of the media.” Cooler candidates such as Bernie Sanders, Beto O’Rourke, and Pete Buttigieg demonstrated that memes and trending hashtags don’t provide an accurate picture of the electorate. Biden doesn’t need to “win the internet” to win the White House.
    Biden’s campaign has a message for the peanut gallery, said Marc Caputo in Politico.com: “Look at the scoreboard.” Biden has maintained about a 5 percentage point lead over Trump in national polls; he leads in the key battlegrounds of Florida, Michigan, and Pennsylvania; and he’s competitive in usually red states like Arizona and Texas. Meanwhile, Biden’s actually been very busy in his basement, said Melanie Mason and Mark Barabak in the Los Angeles Times. He and his staff have been meeting with governors and progressive policy wonks, and are crafting New Deal–scale proposals to help workers, regulate bailed-out corporations, and build a fairer economy, with major new spending on health care, child care, and rebuilding domestic manufacturing. Biden’s pre-pandemic campaign promise was stability and decency. It will soon be “big, bold change.”

  2. Víctor López 4 June 2020 at 7:11 pm Permalink

    https://youtu.be/i8VPOXAIAeA

  3. razón vs instinto 4 June 2020 at 8:36 pm Permalink

    Según Andrés Oppenheimer, finalmente parece que la evolución de la pandemia del coronavirus será como más o menos predecimos aquí: que la gravedad de la enfermedad sería mucho menos grave que lo que los medios nos alertaban día a día y que la recuperación económica sería mucho más rápida de lo que se podría predecir.
    Copio su columna de hoy en un medio argentino (Obsérvese el título casi irónico)

    Coronavirus ¿Ante la peor crisis de la historia?

    No me malinterpreten, la pandemia de Covid-19 es la peor crisis mundial en muchas décadas, y las cosas pueden ponerse aún peor. Pero, contrariamente a lo que muchos creen, es probable que esta crisis sea mucho menos devastadora, en vidas humanas y destrucción económica, que otras grandes pandemias del pasado.
    Esa es la sensación que tengo tras entrevistar a una docena de conocidos historiadores y economistas internacionales en días recientes. Casi todos coinciden en que si los países más grandes siguen exigiendo a la gente que observe el distanciamiento social, pronto veremos la luz al final del túnel.
    John M. Barry, el autor de La gran influenza: la historia de la pandemia más grande de la historia, que está en los primeros puestos de la tabla de best sellers de The New York Times, me dijo que la del Covid-19 “es una pandemia muy grave, pero nada como la de 1918”.
    Me recordó que la pandemia de 1918, también conocida como gripe española, mató a entre 50 y 100 millones de personas en todo el mundo. Ajustado a la población mundial de hoy, eso serían entre 220 millones y 440 millones de muertes. “Afortunadamente, no estamos viendo ese tipo de mortandad, incluso en el peor de los casos”, me señaló.
    Actualmente, el Covid-19 ha causado unas 360.000 muertes a nivel mundial, según el Centro de Recursos de Coronavirus de la Universidad Johns Hopkins. Aunque millones podrían morir si hay una segunda ola, todavía sería un porcentaje muy pequeño de los que murieron en 1918, me dijo Barry.
    La pandemia del sida mató a unos 36 millones de personas entre 2005 y 2012. Y la peste bubónica, o la pandemia de muerte negra de 1346, mató a entre 75 y 200 millones de personas.

    En cuanto al impacto económico del Covid-19, es la mayor crisis económica en casi un siglo. Pero las principales instituciones financieras internacionales coinciden en que será mucho más breve que la Gran Depresión de 1929 o la crisis financiera de 2008.

    Mientras que la Gran Depresión de 1929 duró diez años y la crisis financiera de 2008 duró entre dos y tres años, se estima que la actual durará un año.

    El Fondo Monetario Internacional pronosticó en abril que la economía mundial se contraerá un 3 por ciento este año y crecerá un 5,8 por ciento el próximo. En 2020, la economía de Estados Unidos crecerá un 4,7 por ciento, la de China se expandirá un 9,2 por ciento y la de América Latina crecerá un 3,4 por ciento, estimó el FMI.

    Según me dicen privadamente los economistas del FMI, es probable que estos pronósticos se revisen a la baja en los próximos meses, pero no dramáticamente. El FMI, el Banco Mundial y los principales bancos privados todavía predicen un repunte económico relativamente rápido en 2021.

    “Estamos a punto de ver las mejores estadísticas económicas que hemos visto en la historia de este país”, dijo el execonomista del gobierno de Obama y profesor de Harvard Jason Furman, en una presentación por Zoom en abril, según informó Politico.com.

    Los meses anteriores a las elecciones de noviembre podrían ofrecerle al presidente Trump la oportunidad de alardear de las cifras de crecimiento de empleo mensuales más altas, y el crecimiento económico más rápido, dijo Furman a Politico.com. Por supuesto, esas cifras serían engañosas, ya que solo tendrían en cuenta unos pocos meses, en lugar de un año entero.
    Pero el punto es que al igual que después de los huracanes u otros desastres naturales, es probable que veamos un crecimiento económico debido a la demanda acumulada . Además, recuerden que después de la terrible pandemia de 1918 vino la euforia de “los años locos” de 1920.

    Así que pongamos las cosas en perspectiva. Esta es una crisis terrible, agravada en Estados Unidos por la respuesta desastrosamente lenta y errática de Trump. Y las cosas todavía pueden empeorar en las próximas semanas en América Latina.

    Pero no apuesten a que esta catástrofe mundial irá de mal en peor. Por mal que estén las cosas, esta no es la pandemia de gripe española, ni probablemente dure tanto como las mayores crisis económicas de la historia reciente.

    • razón vs instinto 4 June 2020 at 8:59 pm Permalink

      Ojalá así sea

    • bacu 5 June 2020 at 1:46 pm Permalink

      Hace rato que no leo las columnas de Andres porque diciendo que es periodista tiene una opinión muy sesgada sobre el presidente en curso, algo parecido a la de Jorge Ramos. A estos dos los considero mas activistas políticos que periodistas. En este caso solo toca de soslayo a Trump y entre lineas se lee que esta casi seguro, diría mas del 90% que Trump saldrá como nuevo presidente. Gracias Ramiro por traer este articulo porque de lo contrario lo hubiera pasado por alto. Saludos

      • Julian Perez 5 June 2020 at 1:54 pm Permalink

        Bacu

        Creo que no te fijaste en la parte de “Esta es una crisis terrible, agravada en Estados Unidos por la respuesta desastrosamente lenta y errática de Trump.”

        ¿A qué se refiere? ¿A cuando suspendió, tan pronto como pudo, los viajes desde China y lo tildaron de racista? ¿Cuando recomendó la hidrocloroquina y los medios la demonizaron? Para mí lo único errático fue poner al frente al Fauci y hacerle caso a sus recomendaviones, pero al parecer no había alternativa pues el Fauxi es la vaca sagrada de la epidemiología.

        A menos que al decir ¨Trump¨ estuviera pensando en Cuomo y se refería a cuando mandó a los positivos de COVID a los nursing homes. Sí, no cabe duda de que eso agravó la crisis, dado que la mitad de las muertes han sido en NY.

        Me parece que voy a seguir ignorando a Oppenheimer.

        • bacu 5 June 2020 at 4:09 pm Permalink

          Julian si me fije en esa parte, era de esperar del activista político Andre H., pero al leer el articulo tambien esta diciendo que
          “El FMI, el Banco Mundial y los principales bancos privados todavía predicen un repunte económico relativamente rápido en 2021.

          “Estamos a punto de ver las mejores estadísticas económicas que hemos visto en la historia de este país”, dijo el execonomista del gobierno de Obama” Es decir esta tratando de quitarle protagonismo a Trump cuando esto repunte, pero con ese comentario el mismo Andres esta pensando que esto pronto se arregla y esta tratando de que las ganancias no vayan al bolsillo de Trump. Completamente de acuerdo, a este activista demócrata hay que ignorarlo por vendido. Saludos.

  4. Manuel 5 June 2020 at 3:09 am Permalink

    Directora de Uber se suma al aquelarre.
    El “antirracismo” vende.

    “… I wish that institutional racism, and the police violence it gives rise to, didn’t cause their deaths. I wish that all members of our Black community felt safe enough to move around their cities without fear. I wish that I didn’t have to try to find the words to explain all of this to my two young sons.

    But I’ve been given hope this week by hundreds of thousands of peaceful protestors demanding change. I am committed to being part of that change.

    As a company, we believe that everyone has the right to move freely, no matter where they live or the color of their skin. We’re proud of how Uber has helped improve transportation equity over the last decade. But the reality remains that Black Americans often don’t feel safe to move freely in many places around our country. And they still face enormous barriers that others do not.

    This is a reality we should not perpetuate or accept. We must do better.

    We know there is no easy solution to the problems we have faced for centuries. We also know that we need to devote our time, energy and resources toward making a difference. That’s why we’re making a number of commitments that we will uphold not just this week, but for years to come:
    We are committed to driving lasting change through criminal justice reform. On Sunday, we announced a $1 million donation to the Equal Justice Initiative and Center for Policing Equity to support their important work in making racial justice in America more than just a promise.
    We are committed to creating a community that treats everyone equally and with dignity. We do not tolerate discrimination, harrassment or racism on our platform, as outlined in our Community Guidelines. We will hold everyone who uses Uber accountable to these standards of basic respect and human decency. I respectfully ask anyone not willing to abide by these rules to delete Uber.
    We are committed to supporting the Black community. As a starting point, we will use Uber Eats to promote Black-owned restaurants while making it easier for you to support them, with no delivery fees for the remainder of the year. And in the coming weeks, we will offer discounted rides to Black-owned small businesses, who have been hit hard by COVID-19, to help in their recovery.
    We are committed to making Uber a diverse and inclusive place for people of color to work and thrive. While we have more work to do, we have tied our senior executives’ pay to measurable progress on our diversity goals, and will continue to publish data on our workforce so the public can hold us accountable. We’re also committed to expanding opportunities for drivers and delivery people, including through education opportunities and skills training.
    We know this isn’t enough. It won’t be enough until we see true racial justice. But we plan to work day in and day out to improve, learn, and grow as a company.

    Lastly, let me speak clearly and unequivocally: Black Lives Matter.

    Dara Khosrowshahi
    CEO

    Uber Technologies
    1455 Market St., San Francisco, CA 94103

    • Manuel 5 June 2020 at 3:14 am Permalink

      Es director, no directora:
      https://en.m.wikipedia.org/wiki/Dara_Khosrowshahi

    • Julian Perez 5 June 2020 at 3:21 am Permalink

      ¿Quién protesta por los negros a los que han matado en las ¨protestas¨ (y no precisamente por la policía), como David Dorn?

      https://www.youtube.com/watch?v=4rZETAGFiF8&feature=emb_logo

      • razón vs instinto 5 June 2020 at 7:03 am Permalink

        ¿Y quién protesta por la muerte de los blancos en manos de la policía?
        Según las estadísticas de los últimos 10 años mueren un promedio de 24% negros, un 50% BLANCOS, un 12% hispanos y el resto otras comunidades .
        Ah!!!! Claro!!!!!
        Los negros representan el 13% de la población estadounidense!!
        Déjate de joder…..
        Busquen otro verso para sacarse el resentimiento de encima!

        • Julian Perez 5 June 2020 at 8:34 am Permalink

          Amigo Manuel

          El sesgo de la prensa ya es bastante malo cuando lo usan para influir en el voto. Peor aún cuando fomenta el miedo y hace que toda la población sea enclaustrada

          Pero en este caso es especialmente maligno porque está costando vidas y destrucción, cuando ya parecía que las cosas empezaban a regresar a la normalidad. Floyd fue una vida perdida por cuatro asesinos. Echándole leña al fuego han muerto más, negros entre ellos, en manos de miles más criminales que esos policías.

          https://thefederalist.com/2020/06/05/while-defending-rioters-the-media-ignores-slain-black-police-officers/

          Ni siquiera son consistentes en sus mentiras. Los que se manifestaban pacíficamente contra el enclaustramiento eran egoístas desconsiderados porque no respetaban la distancia social y ponían en peligro las vidas de otros. Ahora le llaman ¨manifestantes¨ a los saqueadores y resulta que ya no son ni egoistas, ni desconsiderados, ni contagian el corona (claro que no: matan a palos)

          Ya el corona pasó de moda (para la prensa: muchos estados siguen enclaustrados sin motivo). Han encontrado otra coartada para joder más y mejor.

          No sé cómo animar a los amigos míos que están deprimidos con esto, porque yo también lo estoy. Nunca lo estuve con el corona. No se puede uno deprimir por una enfermedad, un virus, un desastre natural. Son parte de la vida. Se puede uno asombrar de la estupidez humana, hasta humorizar con ella, pero no deprimirse. Pero aquí no hay estupidez: hay pura maldad. Y eso sí deprime.

          • manuel 5 June 2020 at 9:21 am Permalink

            estos eventos nos sirven para saber donde estamos parados,
            conocer a la gente.

            Es mi labor desde que empecé a interesarme por la gente saber como son y tratar de entender un poco por qué son así. Tarea ardua, en el centro de las profesiones humanísticas y las artes.

            Lo mejor es ir lo más desprejuiciado posible. Cualquier pensamiento o expectativa contamina la observación.

            Veo que ud tiene grandes expectativas, muy motivadoras, pero tambien muy decepcionantes como parece estarle ocurriendo a ud y sus amigos

          • razón vs instinto 5 June 2020 at 9:41 am Permalink

            “Es mi labor desde que empecé a interesarme por la gente saber como son y tratar de entender un poco por qué son así.”
            Si quiere saber cómo son y porqué son así no busque las respuestas en la capacidad racional de las personas. Busquelas en sus pasiones, sus costumbres, sus hábitos, sus instintos y tendrá una idea mucho más cerca de la realidad del homo sapiens en su conducta tanto indivual como social.

          • Julian Perez 5 June 2020 at 10:02 am Permalink

            >>Veo que ud tiene grandes expectativas, muy motivadoras

            Me parece que me expliqué mal, amigo Manuel. En realidad no tengo grandes expectativas, las tengo bien bajas. No creo en el mejoramiento humano, como mi tocayo. Tampoco creo que el ser humano sea bueno por naturaleza ni que la ciencia o la buena organización de la sociedad pueda hacer mucho al respecto. Creo más en lo de oponer ambiciones a ambiciones para paliar los efectos.

            Pongo mucho énfasis en tener bien bajas las expectativas pues ésa es, según Dennis Prager, la fórmula ideal de la felicidad: altas aspiraciones, y trabajar por ellas, pero bajas expectativas: no esperar resultados. La infelicidad siempre se debe a la decepción por las expectativas insatifechas. Y constantemente se lo digo a mi hija, cada vez que la veo decepcionada por algo que no pudo conseguir.

            Mi problema es otro y David Limbaugh lo puede explicar mejor que yo.

            https://patriotpost.us/opinion/71163-time-for-trump-haters-to-put-america-first-2020-06-05

            Mi problema es cuando veo que el odio a Trump de las élites, de las que uno pudiera esperar que se guiaran más por sus propios intereses, los lleva tan lejos que pueden boicotear una medicina prometedora porque la elogia Trump, aunque muera un montón de gente por ello o alentar disturbios cuyas consecuencias destructivas ellos mismos pueden terminar pagando.

            Si la cosa es así, estamos bien jodidos. Entre las pocas expectativas que uno puede tener es que los adversarios políticos de vez en cuando tengan un poco de sensatez y cuiden sus propios intereses.

          • Julian Perez 5 June 2020 at 10:09 am Permalink

            En otras palabras, me gustaría que Marx no hubiera estado TAN equivocado, que al menos hubiera tenido un poquito de razón y de verdad los intereses económicos pesaran más y no estuvieran tan opacados por las pasiones. El amigo Ramiro lo tiene más claro que Carlitos.

            El odio a Trump, que es un sentimiento absolutamente irracional, está acabando con la quinta y con los mangos. Son como el escorpión que muerde al sapo en medio del río y también se ahoga.

          • razón vs instinto 5 June 2020 at 11:22 am Permalink

            Amigo Julián
            “Creo más en lo de oponer ambiciones a ambiciones para paliar los efectos”
            El problema está en que esas ambiciones que se oponen a otras ambiciones es demasiado habitual que no estén conducidas por la capacidad de nuestra inteligencia humana abstraidas de pasiones e instintos. Más a menudo de lo que se cree, los hombres siguen sus pasiones y la razón no cumple otra función que la de elaborar las estrategias que sirvan para lograr los objetivos de nuestros “caprichos” pasionales. El comunismo por ejemplo, es probable que la haya elaborado alguien conducido por su razón, convencido racionalmente de ello sin que ningún sentido de resentimiento u otra emoción haya influido, sin embargo, es seguro y fuera de toda duda de que prácticamente todos los que aún siguen siendo comunistas después de las interminables evidencias de su fracaso, son guiados por pasiones y no por la razón. La razón solamente la usan para justificar lo injustificable y con una eficiencia para esta tarea asombrosa. (siempre vale recordar que no somos seres racionales con emociones sino seres emocionales con capacidad racional).
            Por suerte, muchas veces la razón se impone, con dificultad e incluso con una asombrosa lentitud que hasta puede llevarle siglos imponerse. Creo firmemente que la Democracia y los derechos humanos son unos de sus pocos logros. Quedan muchísimos por conquistar pero sinceramente creo que somos capaces de hacer nuestra historia y no condenados a seguir las ambiciones que se oponen a otras.
            P/d No pregunte si estoy seguro de esto último respecto a nuestra capacidad de progreso humano.

          • bacu 5 June 2020 at 1:55 pm Permalink

            Saben tengo mucha confianza en este pais y nunca ha llovido que no haya escampado y creo que tal vez todo esto que esta ocurriendo sea el preámbulo de algo muy bueno que comenzara pronto, creo que este mismo año. Ya la vacuna estará lista pronto callandole la boca a todos esos que por irle la contraria a Trump decían que no seria posible hasta en año y medio o mas. Saludos a todos y amigos al mal tiempo buena cara. Vivimos en el mejor pais del mundo y seguiremos viviendo en el mejor pais del mundo. Pronto podremos hacer un brindis aunque sea virtual en este foro por eso.

          • bacu 6 June 2020 at 9:59 am Permalink

            “Mi problema es cuando veo que el odio a Trump de las élites, de las que uno pudiera esperar que se guiaran más por sus propios intereses, los lleva tan lejos que pueden boicotear una medicina prometedora porque la elogia Trump, aunque muera un montón de gente por ello o alentar disturbios cuyas consecuencias destructivas ellos mismos pueden terminar pagando.”
            Julian, totalmente de acuerdo. Esta gente no puede entender como alguien como Trump que en su accionar para las cámaras puede tener tipo de todo menos de presidente, es el presidente de USA. A ellos no le importa que Trump en 4 años hizo mucho mas que Obama y los Bush juntos. Saludos

          • Julian Perez 6 June 2020 at 10:18 am Permalink

            >>creo que tal vez todo esto que esta ocurriendo sea el preámbulo de algo muy bueno que comenzara pronto, creo que este mismo año.

            Bacu, coincido contigo. A veces una situación tiene primero que hacer crisis para después resolverse.

            Me viene a la mente un ejemplo de mis vivencias personales. El año en que terminaste el pre de Guanabacoa fue el último año que estuvo en los Escolapios, No era la mejor ubicación, con una primaria en el piso de abajo con los niños haciendo bulla (y compartiendo edificio también con una escuela de música y una iglesia), pero como no estaba del todo mal se quedaba ahí año tras año. No era como Jesús Lancha, donde hice la secundaria, que tenía una casona para ella sola, incluyendo un patio lleno de árboles de mango 🙂

            Pero en 1965 decidieron que no podía seguir ahí y la mudaron para un lugar donde TODOS teníamos que coger guagua para llegar (recuerdo el montón de manos pidiendo botella para regresar a cuanto camión pasaba) Desastre total. La ¨semi-crisis¨ se convirtió en crisis total.

            Al año siguiente volvieron a mudar la escuela, para el antiguo ayuntamiento, junto al parque central, donde hice el tercer y último año (creo que sigue ahí, si no desapareció cuando les dio por llevarse muchos de los pres al campo) Fin de la crisis.

            Los demócratas han ido tan lejos que puede que la gente acabe por despertar y le haga caso a las voces que claman en el desierto, como Candace Owens, a los francotiradores como Dennis Prager o a los rebeldes contra el enclaustramiento, como Shelley Luther o el más potente Elon Musk, que recomienda tomar la píldora roja.

      • Manuel 5 June 2020 at 8:25 am Permalink

        Ramiro,

        no entiendo lo que quieres decir. Estoy seguro que para ti está clarísimo, pero no para mi.

        Cual es su punto?

        el resentimiento de quien?

        el resentimiento con quien?

        no entendí nada che

        • razón vs instinto 5 June 2020 at 8:48 am Permalink

          Lea a Julián y si está de acuerdo con él como yo lo estoy, se dará cuenta que la reacción por la muerte de Floyd no es racional.
          Es evidentemente pasional.
          ¿Acaso ud cree que es racional semejante desastre, saqueo, incumplimiento de cuantas leyes civiles existen, desconsideracion absoluta con los que hacen cuarentena más otras decenas de inconsistencias?
          Y si no es racional ¿Cuál es la causa?
          ¿Empatía? Mmmmmm….

  5. Víctor López 5 June 2020 at 8:38 am Permalink

    Lo único cierto es que EEUU es ahora más racista que hace 15 días. Los blancos que acompañan a los revoltosos para nutrir su ego, pueden ir y volver al mundo de la negritud, pero los negros se quedan.

    …y los latinos también (quédate piola Gigena).

    • Julian Perez 5 June 2020 at 8:48 am Permalink

      Para nutrir su ego… y para saquear. No es solamente el ego lo que nutren.

      • Julian Perez 5 June 2020 at 8:51 am Permalink

        Y parece que se ha descubierto que a algunos les pagan (y que los de siempre: los secuaces de los Castro, están agitando las aguas) para participar en los motines, así que aparte del ego y el saqueo, también hay otras ¨motivaciones¨.

      • Víctor López 5 June 2020 at 9:13 am Permalink

        Los blancos no saquean, hacen activismo político y organizan (arengan o pagan), pero están de paseo en la negritud. La bronca le queda a los negros y a los latinos honrados, y es doble porque aumenta el rechazo y la mayoría de ellos se cree el estirilizante victimismo (la mejor receta para fracasar en la vida). Saludos.

  6. Julian Perez 5 June 2020 at 9:21 am Permalink

    Quiero poner las palabras del presidente por

  7. razón vs instinto 5 June 2020 at 9:51 am Permalink

    Por ésto los medios se están olvidando del coronavirus y encontraron a Floyd para seguir ¿Destruyendo?
    Estados Unidos creó 2,5 millones de empleos en mayo y la tasa de desocupación cayó a 13,3%
    https://www.infobae.com/america/eeuu/2020/06/05/estados-unidos-creo-25-millones-de-empleos-en-mayo-y-la-tasa-de-desocupacion-cayo-a-133/
    La pregunta es ¿Por qué la actitud de los medios en contra de Trump? ¿Dónde está el origen?

    • Julian Perez 5 June 2020 at 11:14 am Permalink

      Amigo Ramiro

      En esta entrevista (a la que se le pueden poner subtítulos), Victor David Hanson, que es un historiador muy destacado y escribió un libro sobre el presidente Trump (The case FOR Trump), Hanson hace un análisis muy interesante del caso Trump. Es larga, pero menos que la de Vargas Llosa 🙂 Y Hanson no es un defensor incondicional del presidente: conoce sus defectos y habla de ellos.

  8. razón vs instinto 5 June 2020 at 9:55 am Permalink

    Ya era hora que despierten!!!!!
    Políticos de ocho países democráticos crearon una alianza para hacer frente a China
    https://www.infobae.com/america/mundo/2020/06/05/politicos-de-ocho-paises-democraticos-crearon-una-alianza-para-hacer-frente-a-china/

  9. manuel 5 June 2020 at 10:12 am Permalink

    ThomStride • 21 minutes ago • edited

    Woke, virtue-signaling Leftists will never embrace
    the concepts of “America first,” or “All lives matter.”
    They won’t accept the first because they are Globalists.
    They won’t accept the latter because they are Dividers.

    NO VEO POR QUÉ TIENEN QUE ESTAR ENFRENTADOS globalismo Y américa primero.
    América siempre se ha beneficiado del globalismo, lo ha usado de modo inteligente para mejorar la situacion en todas partes y esto ha hecho que América mejore y prospere. De lo que se trata es de frenar las alianzas nefastas en detrimento de América y del Mundo. En ese objetivo SÓLO PUEDE ALCANZARSE si América crea una coalición poderosa de lo mejor del mundo, y para ello tiene que empezar dando el ejemplo de como se deben hacer las cosas, and the good ones will follow

    • manuel 5 June 2020 at 10:19 am Permalink

      si América crea una coalición poderosa de lo mejor del mundo, y para ello tiene que empezar dando el ejemplo de como se deben hacer las cosas, and the good ones will follow

      es lo que cree CAM que biden puede hacer. Y es el punto más fuerte de su candidatura. Pero resulta que el mensajero es muy endeble, y trump se lo va a tragar vivo, lo va a digerir sin dar tiempo a que su corazon se detenga llegando ya al canal anal del presidente. Saldrá hecho mierda del enfrentamiento y no tendrá tiempo siquiera para darse cuenta.

      • razón vs instinto 5 June 2020 at 10:51 am Permalink

        “and the good ones will follow”
        Es lo que viene haciendo EEUU desde 1776.
        Y no solamente los buenos lo siguen, los malos saben que si hay un referente de la Democracia y los derechos humanos y por tanto el país a imitar por más que los dictadores se resistan a “capa y espada”, es a EEUU y a los que ya lo imitaron con éxito, las verdaderas Democracias del mundo.
        Y no solamente nos han guiado para que lo bueno llegue a todos, también se han encargado de destruir a los malos como a la URSS y al régimen nazi.
        Lamentablemente, es probable que esta vez le toque enfrentar al mayor desafío de su historia (más peligroso que la URSS condenada desde el inicio al fracaso y los nazis que tenían la oposición del mundo entero asegurada desde el primer minuto de su construcción), me refiero a China y su sistema altamente competitivo y a favor de las fuerzas del mal.

      • manuel 5 June 2020 at 11:21 am Permalink

        Joe Biden podría ser el peor candidato posible para una “campaña totalmente digital”, dijo Kevin Roose en el New York Times. El presunto candidato presidencial demócrata, “un político de la vieja escuela que disfruta de las interacciones cara a cara”, ha quedado atrapado en su casa de Delaware, grabando videos incómodos y defectuosos desde su sótano. Sus entrevistas de televisión, su nuevo podcast y sus mítines de campaña en línea se encuentran con “grillos virtuales”. A los demócratas les preocupa cada vez más que el “enfoque de curandero en jefe” de Biden pueda hacerlo invisible en las plataformas sociales que recompensan el conflicto, la controversia y la indignación, mientras que el presidente Trump recibe muchos más ojos y atención en Facebook, Twitter, Snapchat y YouTube. La campaña virtual de Biden es un “desastre”, dijo Andrew Ferguson en TheAtlantic.com. En el último mes, ha contratado personal de sus antiguos rivales expertos en tecnología, pero nada puede superar el hecho de que Biden, que puede ser cálido y carismático en persona, ahora se presenta como “una simulación de un candidato presidencial”.
        Todo este asunto es una “tontería”, dijo Peter Hamby en VanityFair.com. Biden puede permitirse el lujo de dejar que Trump acapare la atención mientras la pandemia asola el país. La “Estrella del Norte” para la campaña de Biden es apelar al votante promedio “que tal vez no tenga el gusto más sofisticado o la opinión más inteligente, pero que vive en una economía alejada de la ocupada por la mayoría de los medios”. Los candidatos más interesantes como Bernie Sanders, Beto O’Rourke y Pete Buttigieg demostraron que los memes y los hashtags de moda no proporcionan una imagen exacta del electorado. Biden no necesita “ganar la Internet” para ganar la Casa Blanca.
        La campaña de Biden tiene un mensaje para la galería de maní, dijo Marc Caputo en Politico.com: “Mira el marcador”. Biden ha mantenido una ventaja de 5 puntos porcentuales sobre Trump en las encuestas nacionales; lidera en los principales campos de batalla de Florida, Michigan y Pennsylvania; y es competitivo en estados usualmente rojos como Arizona y Texas. Mientras tanto, Biden ha estado muy ocupado en su sótano, dijeron Melanie Mason y Mark Barabak en el Los Angeles Times. Él y su equipo se han reunido con gobernadores y expertos en políticas progresistas, y están elaborando propuestas a escala del New Deal para ayudar a los trabajadores, regular las empresas rescatadas y construir una economía más justa, con un nuevo e importante gasto en atención sanitaria, cuidado infantil y reconstrucción de la fabricación nacional. La promesa de la campaña prepandémica de Biden era la estabilidad y la decencia. Pronto será “un cambio grande y audaz”.

        Traducción realizada con la versión gratuita del traductor http://www.DeepL.com/Translator

  10. razón vs instinto 5 June 2020 at 10:58 am Permalink

    Buena noticia porque si hay quienes saben todo lo que pasa con la economía, el coronavirus (vacunas, fisiología, expansión, etc), la política exterior e interior más una infinidad de conocimientos, son los que deciden dónde se ponen los dólares y hablan a través de la bolsa de comercio.
    https://www.bbc.com/mundo/noticias-52915850

  11. Cubano-Americano 5 June 2020 at 11:22 am Permalink

    Manuel.. quieres descubrir por que el ser humano así actua??.. mission imposible!…”Nada humano me es ajeno”…yo espero cualquier cosa de cualquier ser humano por eso vivo en mi “burbuja yo y mi esposa”… y armado hasta los dientes…como decían en Cuba..”Amistad es una calle”…Manuel keep it up but take care…

    • Víctor López 5 June 2020 at 3:55 pm Permalink

      …este hijueputa aprende de mí.

  12. Víctor López 5 June 2020 at 11:35 am Permalink

    https://www.infobae.com/america/mundo/2020/06/05/se-retractaron-los-autores-de-dos-estudios-que-alertaban-sobre-los-efectos-nocivos-de-la-hidroxicloroquina/

    Pinden sus “más profundas disculpas” ahora.

    …y los muertos?

    Por cierto hasta me “cagaron a pedos” por boludo, por mis dos cajas de plaquinol 400.

    • Julian Perez 5 June 2020 at 11:46 am Permalink

      Estaba claro que eso funcionaba, pero como a Trump se le ocurrió decir que era buena…

      Es como esa tira de Mafalda en que ella deseaba que Fidel Castro dijera que la sopa era buena.

    • razón vs instinto 5 June 2020 at 12:23 pm Permalink

      Leí la noticia y también la iba a compartir acá.
      ¿Será posible que lleguen a ser capaces de anular una investigación como ésta con tal de oponerse a Trump?
      Y si…. es posible.
      Cada vez que un medio argentino nombra a Trump, cualquiera, los de derecha, centro o izquierda, da igual, me recuerda cuando mencionaban hasta hace unos pocos meses a un ex ministro de economía de mi país, el único ministro exitoso de últimos 80 años de Argentina y liberal desde ya, con un tono despectivo, despreciativo, casi de asco.
      Hoy, después de que la realidad les reventó en la jeta al ver el desastre al que llegamos por destruir lo que este ministro logró en los 5 años de su gestión, ya obligados, lo mencionan y lo tratan de ootraaa manera. No lo alaban porque sería vergonzante, pero si ya con el respeto que se merece (manga de hdp)
      Probablemente, lo mismo pasará con Trump. Esa actitud despreciativa, más tarde o temprano si terminan haciendo lo opuesto a lo que propone Trump, se las van a tener que meter dónde no da el sol.

      • Julian Perez 5 June 2020 at 1:29 pm Permalink

        En este caso, amigo Ramiro, puede que haya otras razones, aparte de lo que dijo el presidente Trump… No voy a AFIRMAR que eso haya tenido que ver, pero parece que la hidroxicloroquina es barata y el remdesivir es caro. También han demonizado otros tratamientos baratos de los que el presidente no dijo nada.

  13. Julian Perez 5 June 2020 at 1:35 pm Permalink

    https://www.pscp.tv/w/1MYGNklYaYZJw?t=9m53s

    Candace Owens, I love you! Aparte de lo inteligente que eres y lo bien que sabes poner los puntos sobre todas las ies, eres simpática y bonita. He visto muchos de tus programas de entrevistas en el website de Dennis Prager.

  14. manuel 5 June 2020 at 2:14 pm Permalink

    George Floyd’s death in Minneapolis has revived the Obama-era narrative that law enforcement is endemically racist. On Friday, Barack Obama tweeted that for millions of black Americans, being treated differently by the criminal justice system on account of race is “tragically, painfully, maddeningly ‘normal.’ ” Mr. Obama called on the police and the public to create a “new normal,” in which bigotry no longer “infects our institutions and our hearts.”

    Joe Biden released a video the same day in which he asserted that all…

    MUY CIENTÍFICOS LOS TIPOS QUE SIGUEN LOS intelectuales Y graduados de altos grados escolares

  15. Manuel 5 June 2020 at 2:31 pm Permalink

    FESTIVAL DE CINE Recogiendo dinero para la OMS

  16. manuel 5 June 2020 at 3:09 pm Permalink

    La participación de grupos políticos, especialmente de la izquierda radical como “Antifa”, un movimiento de extrema izquierda que ha sido identificado como la principal organización que alienta las acciones violentas; muestran cómo estas organizaciones que conviven en tiempos de normalidad emergen como gases comprimidos y se activan cuando se generan crisis internas.

    Grupos políticos pueden trasladarse de un país a otro agitando esa “furia” que culmina en saqueos, incendios de propiedades y destrucción, en donde los símbolos de la ley o la libertad son cuestionados para promover “un nuevo orden” sin fundamento, historia o arraigo en esas comunidades; pero que arrastra simpatías al remover resentimientos y ofreciendo un cambio expresado en venganza.

    No puede ubicarse un foco común o llamarlo “una nueva izquierda”. Tampoco su conducción está sincronizada con movimientos o jefes de Estado miembros del Foro de Sao Paulo. Tampoco son los llamados antifascistas o ecologistas que siguen un patrón mundial. Y aunque algunos de estos movimientos pueden exponer como símbolos el rostro del Che Guevara, los ojos de Hugo Chávez, y el marxismo como dogma; cada región, sector, o movimiento, anida sus propios fines. Pero muchos de ellos confluyen y emergen en momentos de crisis como la pandemia o las manifestaciones que hemos visto en EEUU y las pasadas en Chile y Ecuador.

    Se benefician las autocracias
    Aunque en estas nuevas crisis de 2020 no se identifica a líderes conduciendo las acciones aparentemente espontáneas, son las potencias autocráticas enfrentadas a las democracias occidentales las que toman ventaja en movimientos y partidos que surgen contra las democracias. Este tipo de manifestaciones que culminan en violencia son útiles para estimular las debilidades de estos Estados y de sus mandatarios y refuerzan su estrategia para imponer la hegemonía económica y política y clamar por “una nueva constitución o un nuevo orden”.

    En Latinoamérica, países como Venezuela, Nicaragua y Cuba forman parte del juego geopolítico y por ello no es de extrañar que activistas provenientes de esos tres países han sido detenidos e identificados en los conflictos registrados en el continente, agitando acciones vandálicas.

    Campañas interesadas
    El conflicto está igualmente alimentado por campañas “anónimas” a través de las nuevas plataformas, en donde no hay códigos de ética, presentando noticias e historias falsas, manipuladas o elaboradas contra líderes, figuras, personalidades, religiones o movimientos de la cultura occidental, manejadas desde laboratorios con expertos y grupos de hackers especializados que exacerban la intolerancia, dividen al enemigo y profundizan la incertidumbre. Son mecanismos que requieren de cuantiosos recursos, objetivos y organización.

    En países como Venezuela, Cuba y Nicaragua, a pesar de padecer las más fuertes restricciones económicas, desempleo y sufrir los más altos precios de los bienes, las manifestaciones por reclamos de mejor calidad de vida no tienen la misma característica destructiva y son inmediatamente neutralizadas por la fuerte represión; a pesar de que sus reclamos parten de situaciones mucho más dramáticas que las observadas en EEUU.

    En Venezuela la burocracia gubernamental se manifiesta alarmada por un homicidio de origen racial como lo expresó Nicolás Maduro a la familia de Floyd, acusan a Trump de racista y piden hasta su cabeza, en coro junto a los países aliados; pero a lo interno la lista de asesinados por manifestaciones, persecución o torturas e incluso en las barriadas populares, están a la orden del día, tal como han sido meticulosamente registradas por la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

    Todos contra Trump
    En plena pandemia, en Venezuela no ha cesado la persecución de opositores y allanamientos a viviendas de dirigentes políticos exiliados. Incluso los encarcelamientos aumentaron ya que incluyen a quienes protestan por servicios públicos.

    Si bien cada uno de estos regímenes autocráticos tiene su propia agenda, comparten intereses comunes como la caída de las democracias occidentales y de sus líderes mundiales. China y Rusia han invertido grandes recursos económicos en esos países y han adquirido un gran porcentaje de propiedades, empresas y acciones aprovechando los principios de la democracia liberal, la libertad económica y sus leyes.

    Antifa y los grupos violentos
    En las manifestaciones violentas en EEUU se han destacado las acciones de los activistas de Antifa, que Donald Trump ha calificado como grupo terrorista. Se trata de organizaciones de izquierda radical cuyos seguidores comparten filosofías y prácticas como “antifascistas”, sin estructura definida, no se sabe cuantas personas los integra o quién lidera.

    Las imágenes grabadas de los sucesos violentos en Minneapolis y otras ciudades afectadas por los saqueos, muestran a estos activistas vestidos de negro, portando martillos o vigas para romper ventanas y vidrieras de los comercios. En los graffitis que dejan en los portones destruidos se lee: “Fuck the police”.

    Los Black Lives Matter
    Otro movimiento que se ha destacado es el Black Lives Matter (BLM), una organización internacional que nació en EEUU que organiza campañas contra la violencia hacia personas negras. Comenzó a ganar reconocimiento a nivel nacional por sus manifestaciones después de la muerte de dos afroamericanos en 2014 en Nueva York.

    El movimiento global Black Lives Matter es una red descentralizada y no tiene ninguna jerarquía o estructura formal. Algunos analistas sostienen que sus fundadores como Alicia Garza, Opal Tometi y Patrisse Cullors, tras la defensa de los derechos de los negros, promueven un cambio de régimen, y que estarían identificados con la izquierda socialista y se han enfrentado al gobierno de Trump desde 2016.

    Infiltrados por la izquierda
    El FBI detuvo en Miami y en otras ciudades estadounidenses a grupos de personas originarias de países como Haití, Venezuela y Honduras, durante las jornadas de protestas violentas que se registraron el fin de semana. Los detenidos admitieron haber recibido dinero de activistas para participar en las manifestaciones según reseñaron varios portales de noticias.

    Durante las protestas en Miami se hizo viral el video de un venezolano utilizando la gorra tricolor con una amplia sonrisa de satisfacción, mientras destruía un vehículo privado que se encontraba estacionado frente a un centro comercial. El individuo fue identificado más tarde por las redes sociales como un migrante de buena posición económica vinculado al gobierno de Maduro.

    En ese sentido, las autoridades están tratando de establecer si las personas que realizaron pagos para promover disturbios tienen lazos con agencias de inteligencia extranjeras, de Venezuela o Cuba.

    La presencia de activistas de la Brigada Che Guevara, del Frente Sandinista de Liberación Nacional, de Nicaragua, y de movimientos socialistas de Chile como Wenufoye o Mapuche, ha quedado evidenciado en imágenes que circulan en las redes sociales.

    Hellen Peña, una activista de República Dominicana, del Movimiento Internacionalista Che Guevara, se encontraba entre las personas que protestaron en Miami contra la muerte de Floyd.

    En una grabación la activista, cargando un morral escolar con los colores de la bandera venezolana de los que entrega el gobierno de Maduro, aseguró ser “chavista” y que “apoya la revolución bolivariana”. Asimismo reveló que recientemente visitó el país “como parte de una brigada internacionalista”. En las fotos que divulgó el reportero gráfico venezolano, Jesús Medina Ezaine, se observa a la dominicana cuando fue recibida por Maduro y en reuniones con grupos del PSUV en Caracas.

    La policía de Columbus, Ohio, pidió apoyo el fin de semana para identificar a un hombre que entregaba dinero a manifestantes para causar destrucción a la propiedad pública. En el video publicado por las autoridades se observaba cuando daba instrucciones a dos personas.

    La izquierda demócrata
    La congresista más joven del Congreso de Estados Unidos, Alexadria Ocasio-Cortez, del partido Demócrata, quien trabajó a favor de la precampaña de Bernie Sanders, es hoy una de las líderes más destacadas de la política norteamericana y se define abiertamente como “socialista democrática.

    Hija de migrantes y nacida en El Bronx, Nueva York, ha logrado atraer a millones de seguidores en sus redes sociales con posturas en pro de beneficios sociales, antirracismo, mayores impuestos al gran capital y modelos de seguridad social pública como el de Suecia.

    En EEUU ya se habla de una nueva generación de políticos, especialmente mujeres, que están promoviendo cambios. El canal Visual Politik, destaca a las congresistas Ilhan Omar y Rashida Tlaib que son las primera musulmanas en llegar al Congreso, e incluso, Omar, es la primera en llevar un velo islámico en la sede del Parlamento.

    Pero la gran abanderada de esta nueva corriente socialista es Ocasio-Cortez, quien ha conseguido el rechazo de líderes de su propio partido por propuestas de medidas sociales como el “Green New Deale” que plantea que de aquí a 10 años el 100% de la electricidad del país provenga de energías renovables. También propone que los migrantes indocumentados reciban los mismos beneficios sociales de los estadounidenses; pero su centro es el combate contra la injusticia económica y las “marcadas desigualdades”, que son, “una de las grandes amenazas de nuestro país, nuestra democracia y nuestro planeta”.

    Los analistas hablan de corrientes neosocialistas que han conquistado importantes espacios en el partido Demócrata y están arrastrando a grandes sectores de la juventud, trabajadores y movimientos radicales que cuestionan el racismo, demandan la igualdad de géneros y se presentan como voceros de las minorías.

    El partido Demócrata con casi 200 años de existencia y defensor de la democracia liberal en su doctrina, está sufriendo una importante transformación desde sus bases hacia la socialdemocracia, el populismo y el socialismo.

    El socialismo en España
    El cambio hacia la izquierda radical está operando en España a través del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y los grupos que han alcanzado el poder como Podemos. La escalada del líder de esta organización identificada con el marxismo a la vicepresidencia en ese país, ha polarizado al extremo la política española con posturas irreconciliables, luego de una larga convivencia entre el PSOE y el Partido Popular (PP) postguerra civil.

    Pablo Iglesias, quien tomó como modelo para su ascenso la experiencia venezolana, explicaba que el triunfo de Hugo Chávez y la extensión de su proyecto en varios países de América Latina, constituían un ejemplo de cómo la izquierda europea también podría llegar al poder.

    “Yo, lo tengo claro… Yo no he dejado de autoproclamarme comunista nunca. Cuando hay elecciones en condiciones de normalidad, los comunistas nunca ganan. ¿Cuándo los comunistas han tenido éxito? En momentos de excepcionalidad. Y estos son momentos de excepcionalidad. La transformación social no ocurre en momentos de normalidad sino en circunstancias de excepcionalidad y estamos en momentos de excepcionalidad”, explicaba Pablo Iglesias su fórmula para que la izquierda llegase al poder, en una jornada de la Juventud Comunista de Zaragoza, en marzo de 2013.

    Lo que sugería Iglesias es que la izquierda debe aprovechar esas grietas que aparecen en momentos de excepcionalidad para promover un proyecto de cambio en el que el mensaje es fundamental.

    Siete años después Iglesias llegó a la vicepresidencia de España y mientras ese país se debate por la crisis de la COVID-19, los socialistas están imponiendo leyes y acciones que conducen a limitar las libertades, como su propuesta de regular a los medios de información para el control público, declarando que toda riqueza está subordinada al interés general y expresando que están listos para nacionalizar empresas en ese país, a raíz del cierre de plantas como Nissan.

    Venezuela es un ejemplo de la implantación de un modelo que, en nombre de la igualdad, ha exacerbado la intolerancia y la descalificación, convirtiendo en enemigos a quienes disienten.

    La exaltación de la defensa de las razas originarias, de la mujer, de la libertad de género o la igualdad, terminan cuando el protagonista de una de esas simbologías se manifiesta inconforme con el régimen. Así han sido masacrados y encarcelados indígenas originarios, mujeres sometidas a violencia en las cárceles políticas y las barriadas populares son tomadas por cuerpos de seguridad y bandas armadas.

    Imágenes: Jason Redmond / AFP
    Francisco Olivares

    • Julian Perez 5 June 2020 at 5:33 pm Permalink

      ¿Como decia esa canción de ¨The sound of music¨?

      Perhaps I write silly tweets
      Perhaps I don’t speak fancy words
      But somewhere in my simple, vulgar ways
      There must be moments of truth
      For here they are, destroying all, hating me
      Whether or not they should
      So somewhere in these last three years
      I must have done something good

      https://www.youtube.com/watch?v=bsx8xZ-P2y4

    • Manuel 6 June 2020 at 10:03 am Permalink

      no me es posible perder de vista patrones cdo
      Se presentan, “casualidades” le llaman
      Algunos:

      A las marchas de millones dejando venezuela siguieron
      Las marchas desde centroamérica
      (habian PAGADOS POR MADURO Y CASTRO en
      Esas marchas)

      A las protestas contra maduro siguieron las protestas
      En perú, ecuador, chile
      (habian PAGADOS POR MADURO Y CASTRO en
      Esas marchas)

      …Y ahora, en las marchas en EEUU contra la “brutalidad”
      (habian PAGADOS POR MADURO Y CASTRO en
      Esas marchas)

      Pueden ser tres casualidades en los últimos 15 meses
      O puede ser algo más.

      “You may say I’m a dreamer” but
      La arremetida esta semana de Pompeo contra los
      Fascistas que mandan en Cuba,
      Me hace pensar “I’m not the only one”

  17. Julian Perez 5 June 2020 at 3:23 pm Permalink

    Me quedé con ganas de más Candace y busqué alguno de sus programas que no hubiera visto (son muchos y he visto unos pocos) Este no tiene desperdicio.

    https://www.prageru.com/video/the-candace-owens-show-imam-mohamad-tawhidi/ 

  18. Manuel 5 June 2020 at 5:34 pm Permalink

    IN MARCH, millions watched an online video of Jeffrey VanWingen, a family medicine physician in Michigan, unpacking his groceries, disinfecting items one by one. He even scrubbed his apples and oranges with soap. But some microbiologists say that some of this advice is overkill, if not harmful.
    “Telling people that they had to prepare their groceries the way a surgeon prepares for an operation alarmed a lot of people,” says Donald Schaffner, a food microbiologist at Rutgers University.
    And don’t panic about residual “viral RNA.” You may have heard that a Centers for Disease Control and Prevention report showed that traces of the virus remained on surfaces on the Diamond Princess cruise ship for up to 17 days. But while the researchers did indeed find viral RNA aboard the ship, they didn’t detect any full, functioning viruses.
    A virus like the novel coronavirus is basically a tiny capsule of protein filled with genetic material, or RNA. Its whole job is to ensure that RNA makes its way into host cells and commandeers them so the cells create more of the virus. Without those protein capsules, the viral RNA can’t do anything. So, finding viral RNA doesn’t mean the virus still poses an active threat any more than discarded bullet shell casings mean there’s a shooter present — all they tell you is that, at some point in the past, a gun was fired.
    “What I do recommend is, when you come back from the grocery store, wash your hands,” says Shaffner. “After you’ve done that, put your groceries away. And if you’re still worried that you might have some residual coronavirus from your groceries … wash your hands again.”
    The same goes for mail and packages: As long as you’re not interacting with the delivery person, you should be OK without sanitizing them.
    Oh, and also: “[You] absolutely should not be washing fruits and vegetables with soap,” says Schaffner. “Soap is designed for hands and for dishes, it’s not designed for use on food.” The main risk is an upset stomach, though ingesting soap in high levels could be more dangerous. VanWingen, the physician in the viral video, has since issued a correction, advising against using soap to clean produce.
    — KATE GOLEMBIEWSKI

  19. Manuel 5 June 2020 at 7:12 pm Permalink

    HELP RESEARCHERS TRACK CORONAVIRUS BY REPORTING YOUR COVID-19 SYMPTOMS ONLINE
    HEALTH OFFICIALS can’t fight the coronavirus pandemic without knowing where infections are. Now, researchers have created a way to track people with COVID-19 symptoms, even if they still can’t easily test and diagnose who actually has the disease. The effort is called COVID Near You. Anyone in North America can use the site to selfreport their location and how they’re feeling.
    “There’s so much fear from everyone,” says COVID Near You’s Kara Sewalk, a program coordinator in the computational epidemiology group at Boston Children’s Hospital. “This gives everyone a little action they can do to contribute. And then it gives them an insight into what’s happening in their area.”
    Visit covidnearyou.org to participate.
    — ERIC BETZ
    f0015-02
    (ARCALU/SHUTTERSTOCK)

  20. Víctor López 5 June 2020 at 8:35 pm Permalink

    Los estados respetuosos de los derechos humanos están bajo asedio. Nicaragua cuenta extraoficialmente con miles de muertos por el coronavirus, y como si fuera poco el presidente (Daniel Ortega) organizó para hoy a las 4 p.m. (asunto que está en curso) una manifestación multitudinaria. Hasta el empresariado corrupto que hace pingües negocios con los Ortega se viene para Costa Rica cuando contraen el coronavirus, y lo hacen por recomendación de la misma ACNUR!! Humanismo o pendejada, no se como definirlo, pero es de todos los días, cuatro empresarios cubanos pegados los cuatro con el coronavirus se presentaron en la frontera invocando el artículo no se cual? sobre refugiados, y en sendas unidades asépticas los internaron para su tratamiento. Esto es una minucia en la invasión que sufre Costa Rica desde Nicaragua, son cientos los que piden “refugio” todos los días y miles los que entran de manera ilegal. A esto hay que sumarle que el principal abasto de medicinas que se comercializa en Nicaragua, proviene de la Caja Costarricense del Seguro Social, es una red integrada por miles de cholas teóricamente enfermas, que derivan sus “tratamientos” para Nicaragua. El problema, parecido al de los EEUU actual, está en que ni el ejecutivo ni nadie se atreve a ponerle freno a todo esto por miedo a que los acusen de racismo o chauvinismo.

    …hasta en este mustio blog, el que más el que menos anda con la hipocresía de la “habladita correcta”. Saludos.

  21. Julian Perez 6 June 2020 at 7:48 am Permalink

    Esta comparación entre las acciones de los demócratas y los últimos minutos de un juego de basketball me ha parecido muy ingeniosa.

    https://www.americanthinker.com/articles/2020/06/the_2020_election_is_like_the_last_five_minutes_of_a_basketball_game.html

  22. Julian Perez 6 June 2020 at 8:54 am Permalink

    El del basketball es ingenioso pero éste es una verdadera joya. Se lo recomiendo especialmente al amigo Ramiro. Sé que le va a gustar.

    https://quillette.com/2018/05/17/understanding-victimhood-culture-interview-bradley-campbell-jason-manning/

    • Víctor López 6 June 2020 at 10:05 am Permalink

      Muy buenos los dos. Este último una verdadera joya (la dignidad bien entendida).

      Los leí por la recomendación que hizo a Ramiro… y entendí el porqué había posteado usted así. Un saludo.

    • razón vs instinto 6 June 2020 at 11:38 am Permalink

      Exelente amigo Julián.
      Lamentablemente en la práctica política se le da a la cultura la misma importancia que se le da a lo que sucede en la galaxia Andrómeda.
      No hay manera de que una política que pretende modificar problemas sociales como el de los afroamericanos (con su Cultura de la victimización) sea efectiva si no se tiene presente a la cultura.
      Y si tienen éxito es solamente por casualidad y la casualidad habitualmente escasea.
      Y para empeorar las cosas, la izquierda que prevalece en todos lados como bien lo dice la nota cuando afirma que en las universidades abundan los progresistas y escasean los conservadores, empeora mil veces las cosas porque si hay algo que desconoce definitivamente la izquierda es la existencia de la cultura. Y si se desconoce algo crucial para la planificación de las políticas y alguna vez tienen la oportunidad de llevar a los EEUU hacia una nueva Suecia, solamente la casualidad será la que decidirá si tienen o no éxito.
      Por eso insisto sobre el riesgo de decadencia de los EEUU ante más avances de la izquierda si la cultura cívica de ese país no es la adecuada para ello.
      Y también insisto en el alto riesgo de que ese sea el camino que más tarde o temprano tome EEUU toda vez que nuestras pasiones e instintos producen una fuerte tendencia en los homo sapiens a la adopción de estas ideologías como se puede percibir en el artículo.

  23. Manuel 6 June 2020 at 10:08 am Permalink

    no me es posible perder de vista patrones cdo
    Se presentan, “casualidades” le llaman
    Algunos:

    1) A las marchas de millones dejando venezuela siguieron
    Las marchas desde centroamérica
    (habian PAGADOS POR MADURO Y CASTRO en
    Esas marchas)

    2) A las protestas contra maduro siguieron las protestas
    En perú, ecuador, chile
    (habian PAGADOS POR MADURO Y CASTRO en
    Esas marchas)

    3) …Y ahora, en las marchas en EEUU contra la “brutalidad”
    (habian PAGADOS POR MADURO Y CASTRO en
    Esas protestas)

    Pueden ser tres casualidades en los últimos 15 meses
    O puede ser algo más.
    “You may say I’m a dreamer” but
    La arremetida esta semana de Pompeo contra los
    Fascistas que mandan en Cuba,
    Me hace pensar that “I’m not the only one”

    Y vean lo que recopila Francisco Olivares:

    La participación de grupos políticos, especialmente de la izquierda radical como “Antifa”, un movimiento de extrema izquierda que ha sido identificado como la principal organización que alienta las acciones violentas; muestran cómo estas organizaciones que conviven en tiempos de normalidad emergen como gases comprimidos y se activan cuando se generan crisis internas.
    Grupos políticos pueden trasladarse de un país a otro agitando esa “furia” que culmina en saqueos, incendios de propiedades y destrucción, en donde los símbolos de la ley o la libertad son cuestionados para promover “un nuevo orden” sin fundamento, historia o arraigo en esas comunidades; pero que arrastra simpatías al remover resentimientos y ofreciendo un cambio expresado en venganza.
    No puede ubicarse un foco común o llamarlo “una nueva izquierda”. Tampoco su conducción está sincronizada con movimientos o jefes de Estado miembros del Foro de Sao Paulo. Tampoco son los llamados antifascistas o ecologistas que siguen un patrón mundial. Y aunque algunos de estos movimientos pueden exponer como símbolos el rostro del Che Guevara, los ojos de Hugo Chávez, y el marxismo como dogma; cada región, sector, o movimiento, anida sus propios fines. Pero muchos de ellos confluyen y emergen en momentos de crisis como la pandemia o las manifestaciones que hemos visto en EEUU y las pasadas en Chile y Ecuador.
    Se benefician las autocracias
    Aunque en estas nuevas crisis de 2020 no se identifica a líderes conduciendo las acciones aparentemente espontáneas, son las potencias autocráticas enfrentadas a las democracias occidentales las que toman ventaja en movimientos y partidos que surgen contra las democracias. Este tipo de manifestaciones que culminan en violencia son útiles para estimular las debilidades de estos Estados y de sus mandatarios y refuerzan su estrategia para imponer la hegemonía económica y política y clamar por “una nueva constitución o un nuevo orden”.
    En Latinoamérica, países como Venezuela, Nicaragua y Cuba forman parte del juego geopolítico y por ello no es de extrañar que activistas provenientes de esos tres países han sido detenidos e identificados en los conflictos registrados en el continente, agitando acciones vandálicas.
    Campañas interesadas
    El conflicto está igualmente alimentado por campañas “anónimas” a través de las nuevas plataformas, en donde no hay códigos de ética, presentando noticias e historias falsas, manipuladas o elaboradas contra líderes, figuras, personalidades, religiones o movimientos de la cultura occidental, manejadas desde laboratorios con expertos y grupos de hackers especializados que exacerban la intolerancia, dividen al enemigo y profundizan la incertidumbre. Son mecanismos que requieren de cuantiosos recursos, objetivos y organización.
    En países como Venezuela, Cuba y Nicaragua, a pesar de padecer las más fuertes restricciones económicas, desempleo y sufrir los más altos precios de los bienes, las manifestaciones por reclamos de mejor calidad de vida no tienen la misma característica destructiva y son inmediatamente neutralizadas por la fuerte represión; a pesar de que sus reclamos parten de situaciones mucho más dramáticas que las observadas en EEUU.
    En Venezuela la burocracia gubernamental se manifiesta alarmada por un homicidio de origen racial como lo expresó Nicolás Maduro a la familia de Floyd, acusan a Trump de racista y piden hasta su cabeza, en coro junto a los países aliados; pero a lo interno la lista de asesinados por manifestaciones, persecución o torturas e incluso en las barriadas populares, están a la orden del día, tal como han sido meticulosamente registradas por la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.
    Todos contra Trump
    En plena pandemia, en Venezuela no ha cesado la persecución de opositores y allanamientos a viviendas de dirigentes políticos exiliados. Incluso los encarcelamientos aumentaron ya que incluyen a quienes protestan por servicios públicos.
    Si bien cada uno de estos regímenes autocráticos tiene su propia agenda, comparten intereses comunes como la caída de las democracias occidentales y de sus líderes mundiales. China y Rusia han invertido grandes recursos económicos en esos países y han adquirido un gran porcentaje de propiedades, empresas y acciones aprovechando los principios de la democracia liberal, la libertad económica y sus leyes.
    Antifa y los grupos violentos
    En las manifestaciones violentas en EEUU se han destacado las acciones de los activistas de Antifa, que Donald Trump ha calificado como grupo terrorista. Se trata de organizaciones de izquierda radical cuyos seguidores comparten filosofías y prácticas como “antifascistas”, sin estructura definida, no se sabe cuantas personas los integra o quién lidera.
    Las imágenes grabadas de los sucesos violentos en Minneapolis y otras ciudades afectadas por los saqueos, muestran a estos activistas vestidos de negro, portando martillos o vigas para romper ventanas y vidrieras de los comercios. En los graffitis que dejan en los portones destruidos se lee: “Fuck the police”.
    Los Black Lives Matter
    Otro movimiento que se ha destacado es el Black Lives Matter (BLM), una organización internacional que nació en EEUU que organiza campañas contra la violencia hacia personas negras. Comenzó a ganar reconocimiento a nivel nacional por sus manifestaciones después de la muerte de dos afroamericanos en 2014 en Nueva York.
    El movimiento global Black Lives Matter es una red descentralizada y no tiene ninguna jerarquía o estructura formal. Algunos analistas sostienen que sus fundadores como Alicia Garza, Opal Tometi y Patrisse Cullors, tras la defensa de los derechos de los negros, promueven un cambio de régimen, y que estarían identificados con la izquierda socialista y se han enfrentado al gobierno de Trump desde 2016.
    Infiltrados por la izquierda
    El FBI detuvo en Miami y en otras ciudades estadounidenses a grupos de personas originarias de países como Haití, Venezuela y Honduras, durante las jornadas de protestas violentas que se registraron el fin de semana. Los detenidos admitieron haber recibido dinero de activistas para participar en las manifestaciones según reseñaron varios portales de noticias.
    Durante las protestas en Miami se hizo viral el video de un venezolano utilizando la gorra tricolor con una amplia sonrisa de satisfacción, mientras destruía un vehículo privado que se encontraba estacionado frente a un centro comercial. El individuo fue identificado más tarde por las redes sociales como un migrante de buena posición económica vinculado al gobierno de Maduro.
    En ese sentido, las autoridades están tratando de establecer si las personas que realizaron pagos para promover disturbios tienen lazos con agencias de inteligencia extranjeras, de Venezuela o Cuba.
    La presencia de activistas de la Brigada Che Guevara, del Frente Sandinista de Liberación Nacional, de Nicaragua, y de movimientos socialistas de Chile como Wenufoye o Mapuche, ha quedado evidenciado en imágenes que circulan en las redes sociales.
    Hellen Peña, una activista de República Dominicana, del Movimiento Internacionalista Che Guevara, se encontraba entre las personas que protestaron en Miami contra la muerte de Floyd.
    En una grabación la activista, cargando un morral escolar con los colores de la bandera venezolana de los que entrega el gobierno de Maduro, aseguró ser “chavista” y que “apoya la revolución bolivariana”. Asimismo reveló que recientemente visitó el país “como parte de una brigada internacionalista”. En las fotos que divulgó el reportero gráfico venezolano, Jesús Medina Ezaine, se observa a la dominicana cuando fue recibida por Maduro y en reuniones con grupos del PSUV en Caracas.
    La policía de Columbus, Ohio, pidió apoyo el fin de semana para identificar a un hombre que entregaba dinero a manifestantes para causar destrucción a la propiedad pública. En el video publicado por las autoridades se observaba cuando daba instrucciones a dos personas.
    La izquierda demócrata
    La congresista más joven del Congreso de Estados Unidos, Alexadria Ocasio-Cortez, del partido Demócrata, quien trabajó a favor de la precampaña de Bernie Sanders, es hoy una de las líderes más destacadas de la política norteamericana y se define abiertamente como “socialista democrática.
    Hija de migrantes y nacida en El Bronx, Nueva York, ha logrado atraer a millones de seguidores en sus redes sociales con posturas en pro de beneficios sociales, antirracismo, mayores impuestos al gran capital y modelos de seguridad social pública como el de Suecia.
    En EEUU ya se habla de una nueva generación de políticos, especialmente mujeres, que están promoviendo cambios. El canal Visual Politik, destaca a las congresistas Ilhan Omar y Rashida Tlaib que son las primera musulmanas en llegar al Congreso, e incluso, Omar, es la primera en llevar un velo islámico en la sede del Parlamento.
    Pero la gran abanderada de esta nueva corriente socialista es Ocasio-Cortez, quien ha conseguido el rechazo de líderes de su propio partido por propuestas de medidas sociales como el “Green New Deale” que plantea que de aquí a 10 años el 100% de la electricidad del país provenga de energías renovables. También propone que los migrantes indocumentados reciban los mismos beneficios sociales de los estadounidenses; pero su centro es el combate contra la injusticia económica y las “marcadas desigualdades”, que son, “una de las grandes amenazas de nuestro país, nuestra democracia y nuestro planeta”.
    Los analistas hablan de corrientes neosocialistas que han conquistado importantes espacios en el partido Demócrata y están arrastrando a grandes sectores de la juventud, trabajadores y movimientos radicales que cuestionan el racismo, demandan la igualdad de géneros y se presentan como voceros de las minorías.
    El partido Demócrata con casi 200 años de existencia y defensor de la democracia liberal en su doctrina, está sufriendo una importante transformación desde sus bases hacia la socialdemocracia, el populismo y el socialismo.
    El socialismo en España
    El cambio hacia la izquierda radical está operando en España a través del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y los grupos que han alcanzado el poder como Podemos. La escalada del líder de esta organización identificada con el marxismo a la vicepresidencia en ese país, ha polarizado al extremo la política española con posturas irreconciliables, luego de una larga convivencia entre el PSOE y el Partido Popular (PP) postguerra civil.
    Pablo Iglesias, quien tomó como modelo para su ascenso la experiencia venezolana, explicaba que el triunfo de Hugo Chávez y la extensión de su proyecto en varios países de América Latina, constituían un ejemplo de cómo la izquierda europea también podría llegar al poder.
    “Yo, lo tengo claro… Yo no he dejado de autoproclamarme comunista nunca. Cuando hay elecciones en condiciones de normalidad, los comunistas nunca ganan. ¿Cuándo los comunistas han tenido éxito? En momentos de excepcionalidad. Y estos son momentos de excepcionalidad. La transformación social no ocurre en momentos de normalidad sino en circunstancias de excepcionalidad y estamos en momentos de excepcionalidad”, explicaba Pablo Iglesias su fórmula para que la izquierda llegase al poder, en una jornada de la Juventud Comunista de Zaragoza, en marzo de 2013.
    Lo que sugería Iglesias es que la izquierda debe aprovechar esas grietas que aparecen en momentos de excepcionalidad para promover un proyecto de cambio en el que el mensaje es fundamental.
    Siete años después Iglesias llegó a la vicepresidencia de España y mientras ese país se debate por la crisis de la COVID-19, los socialistas están imponiendo leyes y acciones que conducen a limitar las libertades, como su propuesta de regular a los medios de información para el control público, declarando que toda riqueza está subordinada al interés general y expresando que están listos para nacionalizar empresas en ese país, a raíz del cierre de plantas como Nissan.
    Venezuela es un ejemplo de la implantación de un modelo que, en nombre de la igualdad, ha exacerbado la intolerancia y la descalificación, convirtiendo en enemigos a quienes disienten.
    La exaltación de la defensa de las razas originarias, de la mujer, de la libertad de género o la igualdad, terminan cuando el protagonista de una de esas simbologías se manifiesta inconforme con el régimen. Así han sido masacrados y encarcelados indígenas originarios, mujeres sometidas a violencia en las cárceles políticas y las barriadas populares son tomadas por cuerpos de seguridad y bandas armadas.

    Imágenes: Jason Redmond / AFP

  24. Manuel 6 June 2020 at 10:13 am Permalink

    .
    no me es posible perder de vista patrones cdo
    Se presentan, “casualidades” le llaman
    Algunos:

    1) A las marchas de millones dejando venezuela siguieron
    Las marchas desde centroamérica
    (habian PAGADOS POR MADURO Y CASTRO en
    Esas marchas)

    2) A las protestas contra maduro siguieron las protestas
    En perú, ecuador, chile
    (habian PAGADOS POR MADURO Y CASTRO en
    Esas protestas)

    3) …Y ahora, en las marchas en EEUU contra la “brutalidad”
    (habian PAGADOS POR MADURO Y CASTRO en
    Esas marchas y protestas )

    Pueden ser tres casualidades en los últimos 15 meses
    O puede ser algo más.

    “You may say I’m a dreamer” but
    La arremetida esta semana de Pompeo contra los
    Fascistas que mandan en Cuba,
    Me hace pensar that “I’m not the only one”

    Y vean lo que recopila Francisco Olivares:

    La participación de grupos políticos, especialmente de la izquierda radical como “Antifa”, un movimiento de extrema izquierda que ha sido identificado como la principal organización que alienta las acciones violentas; muestran cómo estas organizaciones que conviven en tiempos de normalidad emergen como gases comprimidos y se activan cuando se generan crisis internas.

    Grupos políticos pueden trasladarse de un país a otro agitando esa “furia” que culmina en saqueos, incendios de propiedades y destrucción, en donde los símbolos de la ley o la libertad son cuestionados para promover “un nuevo orden” sin fundamento, historia o arraigo en esas comunidades; pero que arrastra simpatías al remover resentimientos y ofreciendo un cambio expresado en venganza.

    No puede ubicarse un foco común o llamarlo “una nueva izquierda”. Tampoco su conducción está sincronizada con movimientos o jefes de Estado miembros del Foro de Sao Paulo. Tampoco son los llamados antifascistas o ecologistas que siguen un patrón mundial. Y aunque algunos de estos movimientos pueden exponer como símbolos el rostro del Che Guevara, los ojos de Hugo Chávez, y el marxismo como dogma; cada región, sector, o movimiento, anida sus propios fines. Pero muchos de ellos confluyen y emergen en momentos de crisis como la pandemia o las manifestaciones que hemos visto en EEUU y las pasadas en Chile y Ecuador.

    Se benefician las autocracias

    Aunque en estas nuevas crisis de 2020 no se identifica a líderes conduciendo las acciones aparentemente espontáneas, son las potencias autocráticas enfrentadas a las democracias occidentales las que toman ventaja en movimientos y partidos que surgen contra las democracias. Este tipo de manifestaciones que culminan en violencia son útiles para estimular las debilidades de estos Estados y de sus mandatarios y refuerzan su estrategia para imponer la hegemonía económica y política y clamar por “una nueva constitución o un nuevo orden”.
    En Latinoamérica, países como Venezuela, Nicaragua y Cuba forman parte del juego geopolítico y por ello no es de extrañar que activistas provenientes de esos tres países han sido detenidos e identificados en los conflictos registrados en el continente, agitando acciones vandálicas.

    Campañas interesadas

    El conflicto está igualmente alimentado por campañas “anónimas” a través de las nuevas plataformas, en donde no hay códigos de ética, presentando noticias e historias falsas, manipuladas o elaboradas contra líderes, figuras, personalidades, religiones o movimientos de la cultura occidental, manejadas desde laboratorios con expertos y grupos de hackers especializados que exacerban la intolerancia, dividen al enemigo y profundizan la incertidumbre. Son mecanismos que requieren de cuantiosos recursos, objetivos y organización.

    En países como Venezuela, Cuba y Nicaragua, a pesar de padecer las más fuertes restricciones económicas, desempleo y sufrir los más altos precios de los bienes, las manifestaciones por reclamos de mejor calidad de vida no tienen la misma característica destructiva y son inmediatamente neutralizadas por la fuerte represión; a pesar de que sus reclamos parten de situaciones mucho más dramáticas que las observadas en EEUU.

    En Venezuela la burocracia gubernamental se manifiesta alarmada por un homicidio de origen racial como lo expresó Nicolás Maduro a la familia de Floyd, acusan a Trump de racista y piden hasta su cabeza, en coro junto a los países aliados; pero a lo interno la lista de asesinados por manifestaciones, persecución o torturas e incluso en las barriadas populares, están a la orden del día, tal como han sido meticulosamente registradas por la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

    Todos contra Trump

    En plena pandemia, en Venezuela no ha cesado la persecución de opositores y allanamientos a viviendas de dirigentes políticos exiliados. Incluso los encarcelamientos aumentaron ya que incluyen a quienes protestan por servicios públicos.

    Si bien cada uno de estos regímenes autocráticos tiene su propia agenda, comparten intereses comunes como la caída de las democracias occidentales y de sus líderes mundiales. China y Rusia han invertido grandes recursos económicos en esos países y han adquirido un gran porcentaje de propiedades, empresas y acciones aprovechando los principios de la democracia liberal, la libertad económica y sus leyes.

    Antifa y los grupos violentos

    En las manifestaciones violentas en EEUU se han destacado las acciones de los activistas de Antifa, que Donald Trump ha calificado como grupo terrorista. Se trata de organizaciones de izquierda radical cuyos seguidores comparten filosofías y prácticas como “antifascistas”, sin estructura definida, no se sabe cuantas personas los integra o quién lidera.

    Las imágenes grabadas de los sucesos violentos en Minneapolis y otras ciudades afectadas por los saqueos, muestran a estos activistas vestidos de negro, portando martillos o vigas para romper ventanas y vidrieras de los comercios. En los graffitis que dejan en los portones destruidos se lee: “Fuck the police”.

    Los Black Lives Matter

    Otro movimiento que se ha destacado es el Black Lives Matter (BLM), una organización internacional que nació en EEUU que organiza campañas contra la violencia hacia personas negras. Comenzó a ganar reconocimiento a nivel nacional por sus manifestaciones después de la muerte de dos afroamericanos en 2014 en Nueva York.
    El movimiento global Black Lives Matter es una red descentralizada y no tiene ninguna jerarquía o estructura formal. Algunos analistas sostienen que sus fundadores como Alicia Garza, Opal Tometi y Patrisse Cullors, tras la defensa de los derechos de los negros, promueven un cambio de régimen, y que estarían identificados con la izquierda socialista y se han enfrentado al gobierno de Trump desde 2016.

    Infiltrados por la izquierda

    El FBI detuvo en Miami y en otras ciudades estadounidenses a grupos de personas originarias de países como Haití, Venezuela y Honduras, durante las jornadas de protestas violentas que se registraron el fin de semana. Los detenidos admitieron haber recibido dinero de activistas para participar en las manifestaciones según reseñaron varios portales de noticias.

    Durante las protestas en Miami se hizo viral el video de un venezolano utilizando la gorra tricolor con una amplia sonrisa de satisfacción, mientras destruía un vehículo privado que se encontraba estacionado frente a un centro comercial. El individuo fue identificado más tarde por las redes sociales como un migrante de buena posición económica vinculado al gobierno de Maduro.

    En ese sentido, las autoridades están tratando de establecer si las personas que realizaron pagos para promover disturbios tienen lazos con agencias de inteligencia extranjeras, de Venezuela o Cuba.
    La presencia de activistas de la Brigada Che Guevara, del Frente Sandinista de Liberación Nacional, de Nicaragua, y de movimientos socialistas de Chile como Wenufoye o Mapuche, ha quedado evidenciado en imágenes que circulan en las redes sociales.

    Hellen Peña, una activista de República Dominicana, del Movimiento Internacionalista Che Guevara, se encontraba entre las personas que protestaron en Miami contra la muerte de Floyd.
    En una grabación la activista, cargando un morral escolar con los colores de la bandera venezolana de los que entrega el gobierno de Maduro, aseguró ser “chavista” y que “apoya la revolución bolivariana”. Asimismo reveló que recientemente visitó el país “como parte de una brigada internacionalista”. En las fotos que divulgó el reportero gráfico venezolano, Jesús Medina Ezaine, se observa a la dominicana cuando fue recibida por Maduro y en reuniones con grupos del PSUV en Caracas.

    La policía de Columbus, Ohio, pidió apoyo el fin de semana para identificar a un hombre que entregaba dinero a manifestantes para causar destrucción a la propiedad pública. En el video publicado por las autoridades se observaba cuando daba instrucciones a dos personas.

    La izquierda demócrata

    La congresista más joven del Congreso de Estados Unidos, Alexadria Ocasio-Cortez, del partido Demócrata, quien trabajó a favor de la precampaña de Bernie Sanders, es hoy una de las líderes más destacadas de la política norteamericana y se define abiertamente como “socialista democrática.
    Hija de migrantes y nacida en El Bronx, Nueva York, ha logrado atraer a millones de seguidores en sus redes sociales con posturas en pro de beneficios sociales, antirracismo, mayores impuestos al gran capital y modelos de seguridad social pública como el de Suecia.

    En EEUU ya se habla de una nueva generación de políticos, especialmente mujeres, que están promoviendo cambios. El canal Visual Politik, destaca a las congresistas Ilhan Omar y Rashida Tlaib que son las primera musulmanas en llegar al Congreso, e incluso, Omar, es la primera en llevar un velo islámico en la sede del Parlamento.
    Pero la gran abanderada de esta nueva corriente socialista es Ocasio-Cortez, quien ha conseguido el rechazo de líderes de su propio partido por propuestas de medidas sociales como el “Green New Deale” que plantea que de aquí a 10 años el 100% de la electricidad del país provenga de energías renovables. También propone que los migrantes indocumentados reciban los mismos beneficios sociales de los estadounidenses; pero su centro es el combate contra la injusticia económica y las “marcadas desigualdades”, que son, “una de las grandes amenazas de nuestro país, nuestra democracia y nuestro planeta”.

    Los analistas hablan de corrientes neosocialistas que han conquistado importantes espacios en el partido Demócrata y están arrastrando a grandes sectores de la juventud, trabajadores y movimientos radicales que cuestionan el racismo, demandan la igualdad de géneros y se presentan como voceros de las minorías.
    El partido Demócrata con casi 200 años de existencia y defensor de la democracia liberal en su doctrina, está sufriendo una importante transformación desde sus bases hacia la socialdemocracia, el populismo y el socialismo.

    El socialismo en España

    El cambio hacia la izquierda radical está operando en España a través del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y los grupos que han alcanzado el poder como Podemos. La escalada del líder de esta organización identificada con el marxismo a la vicepresidencia en ese país, ha polarizado al extremo la política española con posturas irreconciliables, luego de una larga convivencia entre el PSOE y el Partido Popular (PP) postguerra civil.
    Pablo Iglesias, quien tomó como modelo para su ascenso la experiencia venezolana, explicaba que el triunfo de Hugo Chávez y la extensión de su proyecto en varios países de América Latina, constituían un ejemplo de cómo la izquierda europea también podría llegar al poder.

    “Yo, lo tengo claro… Yo no he dejado de autoproclamarme comunista nunca. Cuando hay elecciones en condiciones de normalidad, los comunistas nunca ganan. ¿Cuándo los comunistas han tenido éxito? En momentos de excepcionalidad. Y estos son momentos de excepcionalidad. La transformación social no ocurre en momentos de normalidad sino en circunstancias de excepcionalidad y estamos en momentos de excepcionalidad”, explicaba Pablo Iglesias su fórmula para que la izquierda llegase al poder, en una jornada de la Juventud Comunista de Zaragoza, en marzo de 2013.

    Lo que sugería Iglesias es que la izquierda debe aprovechar esas grietas que aparecen en momentos de excepcionalidad para promover un proyecto de cambio en el que el mensaje es fundamental.
    Siete años después Iglesias llegó a la vicepresidencia de España y mientras ese país se debate por la crisis de la COVID-19, los socialistas están imponiendo leyes y acciones que conducen a limitar las libertades, como su propuesta de regular a los medios de información para el control público, declarando que toda riqueza está subordinada al interés general y expresando que están listos para nacionalizar empresas en ese país, a raíz del cierre de plantas como Nissan.

    Venezuela es un ejemplo de la implantación de un modelo que, en nombre de la igualdad, ha exacerbado la intolerancia y la descalificación, convirtiendo en enemigos a quienes disienten.
    La exaltación de la defensa de las razas originarias, de la mujer, de la libertad de género o la igualdad, terminan cuando el protagonista de una de esas simbologías se manifiesta inconforme con el régimen. Así han sido masacrados y encarcelados indígenas originarios, mujeres sometidas a violencia en las cárceles políticas y las barriadas populares son tomadas por cuerpos de seguridad y bandas armadas.
    Imágenes: Jason Redmond / AFP
    REPLY

    • razón vs instinto 6 June 2020 at 11:43 am Permalink

      “El partido Demócrata con casi 200 años de existencia y defensor de la democracia liberal en su doctrina, está sufriendo una importante transformación desde sus bases hacia la socialdemocracia, el populismo y el socialismo.”
      Es exactamente esto lo que intenté destacar en mi respuesta al amigo Julián.
      Vayan acostumbrándose al avance de la izquierda en el partido demócrata.

  25. vicente 6 June 2020 at 3:03 pm Permalink

    Para darse cuenta de lo mal que funciona el capitalismo no hace falta ser un bolchevique marxista-leninista,usted pruebe a vivir en cualquier ciudad grande de USA ganando el salario minimo y va a ver en que condiciones precarias va a tener que subsistir.


Leave a Reply