02 March 2020 ~ 60 Comentarios

La corte de los milagros – por Fernando Londoño

Por Fernando Londoño

Como en el juego de póker, tan en boga hoy en la política colombiana, la Corte se jugó los restos, lo que tenía, lo que le quedaba de prestigio, de respeto por la Justicia, de consideración por el país. Y los perdió. No le quedó nada.

Como estaba mortalmente desunida, entre unos magistrados sobrevivientes de la catástrofe, y los de la clientela que instauró la Constitución del 91, no podía elegir nuevos magistrados. Necesitaba las dos terceras partes de sus miembros, que de 23 son 16 y nunca consiguió esa mayoría. Y pasaron los días y los años. Varios magistrados salieron a retiro, porque cumplieron sus períodos o perseguidos como  delincuentes, así como suena, y cada vez era más improbable y lejano el quórum que les permitiría reintegrarse.

La cuestión hizo crisis cuando uno de los magistrados decentes que quedaban, el doctor Ariel Salazar, debió retirarse por período cumplido. Y ¡válganos Dios! aquélla Corte desintegrada renació de sus cenizas como el Ave Fénix y consiguió la mayoría que por años le fue esquiva. EUREKA, EUREKA, lo encontré. ¿Cómo fue aquel milagro?

Pues muy fácil. Una simple tarea interpretativa. La que no se les había ocurrido por años. La que no está en Ley alguna, la que contraría la Constitución en tantos artículos que tratan la materia, se vino al magín de estos próceres  tan vivos, tan astutos, tan recursivos. Y resolvieron que la mayoría absoluta es la relativa y que la de dos tercios de los votos, la más exigente y grave, es la de los votos presentes y no la de los votos de la Corporación. Y las mayorías cambiaron para siempre y las absolutas pasaron a ser las más relativas de todas. El Derecho Constitucional Comparado ha cambiado para siempre. Es el aporte de nuestros eximios juristas a la hermenéutica universal.

Decíamos que eran los restos. Desde que la Corte pasó a estar integrada por la clientela; desde que el Consejo Superior de la Judicatura se convirtió en el coto de caza de los poderes más influyentes, vale decir, de los que más puestos conceden; desde que decidió la Corte en pleno que la doble instancia es para todo el universo, menos para sus enemigos; desde que se dedicaron a la tarea de enriquecerse vendiendo sentencias, se acabaron su respetabilidad y su prestigio. Algo podía quedar. Algo que por allá en el fondo del corazón de los colombianos recordara que hubo una Corte que prefiriera morir calcinada antes que cometer un prevaricato, se acaba de enterrar. Asistimos, espantados, al sepelio de la dignidad, de la grandeza, del honor de la justicia colombiana.

Porque si la Corte Suprema de Justicia acaba de suicidarse moralmente, la Constitucional venía herida de muerte. Como tantas otras cosas en Colombia, Juan Manuel Santos la había profanado y envilecido.

Recordábamos los muertos del Palacio de Justicia. De aquella enormidad que el país resolvió no enfrentar. De aquellos hombres que murieron solos, porque el “mejor policía del mundo” Oscar Naranjo, no se dio cuenta de que los hombres bajo su mando se habían ido para abrirle paso a la turba de la mafia narcotraficante, acompañada por sus amigos, los salvajes del M19. De aquellos magistrados que murieron para nada, parece, porque habrían de sucederlos los que llegan a su ministerio porque prometen obedecer a su gran elector en lo que les ordene.

Debió tragar mucha saliva el actual Presidente de la Corte Constitucional, de quien uno por lo menos de sus antiguos colegas, el Honorable, él si, Magistrado Nilson Pinilla dijo que eran un hombre sin principios, cuando un periodista le preguntó qué se podía hacer cuando más del ochenta por ciento de los colombianos no cree en la administración de justicia. Tragó esa saliva amarga para decir que eso era muy grave y que había que rescatar la fe de los colombianos en sus jueces. Para lo que se requiere, no lo dijo pero quedó claro, que personas como él salgan del  recinto sagrado para que no vuelvan nunca más otros que se le parezcan.

Para que no vuelvan otros que se vayan de almuerzo con Santos, su elector y dueño, cuando está defendiendo su maldito interés ante ellos mismos, y para que no sean elegidos, a pesar de su ignorancia manifiesta, porque juren que votarán cualquier asunto que les llegue de quien los elige y de sus causas.

La Corte Suprema se liquidó. Y la Constitucional está acabando con Colombia. Le prohíbe al Gobierno que combata la coca, le prohíbe al país que use sus recursos naturales para combatir la miseria y ahora, la última maravilla, nos deja saber que una sentencia que obliga, solo recibe las firmas de quienes la dictan un año después de notificada por la prensa. Cuántos jueces habrá en la cárcel por disparates  menores.

60 Responses to “La corte de los milagros – por Fernando Londoño”

  1. Manuel 2 March 2020 at 12:38 pm Permalink

    seguimos en combate J

    Julian Perez
    2 March 2020 at 12:24 pm

    Las casualidades… (o quizás no lo sean, como bien dices) Hablábamos del tema de la educación y ahora mismo vi esto.

    https://www.prageru.com/video/why-are-so-many-young-people-unhappy/

    (Que será seguido por ¨hate posts¨ )

  2. Cubano-Americano 2 March 2020 at 1:20 pm Permalink

    tratamiento en este caso?
    Es sumamente interesante el tema de las miokinas y sus beneficios
    ===============
    Dear Ramiro..El sistema muscular tiene dos sistema de influencia en los tejidos vecinos ue influyen positivamente en la homeostasis.:
    1- Eucosanoides un sistema de ácidos grasos que incluyen en el sistema inmunologico..como las interlucinas..prostaglandinas..etc
    2- Un sistema de cadenas de péptidos o citokina ( miokinas) que actuan local y a distancia..como actuan??.. manteniendo la homeostasis en el medio interno y combatiendo la inflamacion…como lo hace??..who cares??.. soy pragmático y como estos péptidos actúan a distancia las convierten en HORMONAS y de ahí la denominación de al sistema músculo esquelético como un organo Endocrino-metabolico… como se supone que los cánceres son alteraciones endocrino- metabólicas ( disfunción mitocondriales)..el papel de 650 músculos activos enviando miokinas antiinflamatorias y de eicosanoides forma parte de la primera línea de defensa natural para las enfermedades que nos azotan

  3. Víctor López 2 March 2020 at 1:28 pm Permalink

    Parece que al fin lo está entendiendo, señor Londoño. Se da cuenta porqué no deben implementarse las leyes de “extinción de dominio”. Estamos en Colombia, aquí no se trata de transgresores amateurs, sus excelencias los magistrados de la corte suprema tienen también esfínteres, y como ellos toda la clase intelectual y política del país. Mientras una parte de la antigua “Gran Colombia” este en las manos que está, los colombianos honestos y los no tan honestos, deben negociar y unirse para palear la catástrofe.

    …y nada más. Cordialmente.

  4. razón vs instinto 2 March 2020 at 1:58 pm Permalink

    No se vive en Democracia porque se desea, sino porque se es o no capaz de vivirla.
    Y los latinoamericanos no dejamos de dar muestras, días tras días, de que no somos capaces de vivir en Democracia don Azel. Ud lo refleja en cada una de sus notas contándonos los desquicios colombianos y su Democracia.
    Es durísimo decirlo, pero los hechos de los últimos 40 años de restauración de la Democracia en latinoamerica así parecen demostrarnos. Todo empeora.
    Con criterio algunos dirán “pero en latinoamerica, Venezuela, Cuba y Nicaragua son dictaduras y son también los peores ejemplos”.
    Pero son dictaduras de izquierda, que al fin y al cabo representan los extremos a los que nos pueden llevar nuestras Democracias conducidas una y otra vez por izquierdas moderadas. Moderadas por los frenos institucionales y legales, pero que nos llevan a un destino no muy diferente al que asola a esos países nefastos con dictaduras de izquierda.
    Si la Democracia sigue fracasando, llegará la hora de la dictadura de los impopulares (no de los populares como los Chávez o los Castro).
    Las dictaduras de las derechas “económicas” (aclaro ese último punto porque para muchos, dictadura es sinónimo de derecha sin importar el rumbo económico del gobierno de facto)
    Dictaduras que ya hemos tenido después de desastres sufridos por gobiernos de izquierda exactamente como lo estamos sufriendo ahora la mayoría de los países los últimos 40 años.
    La historia probablemente se repetirá. Alguien vendrá a poner orden social y racionalidad económica y política.

    • Julian Perez 2 March 2020 at 2:22 pm Permalink

      Amigo Ramiro

      Si yo fuera a señalar el elemento más importante que ha hecho a América excepcional, para mi sería éste: gobierno controlado, desconfianza en el gobierno (y hasta en las mayorias) Y no creo que eso haya sido bien ¨copiado¨, por más que ¨aparentemente¨ se haya ¨copiado¨ el modelo norteamericano en otros países. Como bien dijo Ronald Reagan, ¨el gobierno no es la solución¨, sino el problema¨. Y, como bien dijo Ben Franklin ¨democracia son dos lobos y una oveja votando qué van a almorzar¨.

      Y eso, en esencia, subsiste. El gobierno ha crecido y se ha hecho macrocefálico, sí, pero todavía funcionan los mecanismos para limitarlo. Hillary ganó el voto popular, pero no fue electa porque TODAVIA funciona lo del voto electoral gracias a la desconfianza hacia las mayorías. No pudieron hacerle el impeachment al presidente Trump (ni a Clinton, ni a Jackson) por el control de la necesidad de una mayoría de dos tercios del Senado. Y se podrían citar más ejemplos.

      Reagan dijo que su mayor fracaso fue no haber conseguido limitar el gobierno tanto como hubiera querido. Estuvo mal pero también estuvo bien. Está bien que el presidente de USA, aunque ahora es más poderoso de lo que estaba previsto, siga teniendo poderes limitados. Lo de Obama hubiera sido peor sin esos controles. E, incluso, si tenemos la desgracia de que gane un Sanders (pausa para tocar madera), aquí eso es siempre menos apocalíptico que en AL

      • Julian Perez 2 March 2020 at 2:38 pm Permalink

        La parte del ¨qué¨ (la declaración de independencia) que establece esa limitación es la que dice que el gobierno se establece solamente para proteger los derechos naturales y su autoridad se deriva solamente del consentimiento de los gobernados.

        El ¨cómo¨ está brillantemente establecido de forma mínima, pero con todos los chequeos y balances posibles, que van más allá de la ya conocida división de poderes (por eso los poderes no están ¨completamente¨ divididos: para que puedan chequearse unos a otros) en la constitución.

        Y me importa poco que ahora venga quien sabemos a decir que es obsoleta. Está en su derecho de opinar como quiera. Para mi no lo es. Nunca será obsoleta porque está enraizada en las eternas características de la naturaleza humana.

      • razón vs instinto 2 March 2020 at 2:43 pm Permalink

        Sin dudas las bases fundacionales del sistema de gobierno estadounidense son magníficas. Extraordinariamente diseñadas y basadas claramente en nuestra naturaleza humana y de allí su enorme eficiencia.
        Agregaría a eso, un pueblo que mediante acciones positivas permite la continuidad de los preceptos fundamentales del sistema.
        Pero, sinceramente, creo que exactamente la misma constitución y las mismas leyes de los EEUU en un país latinoamericano, el resultado sería diferente.
        Salvo que esas leyes fundamentales realmente impidan el desvío de sus mandatos más relevantes, entre ellos el de la libertad económica. Son extraordinarias, pero no creo que tanto como para que sean inmune a los contínuos embates de la cultura cívica y las ideologías predominantes de izquierda.
        Estas dos fuerzas son fenomenales actuando juntas y destruyen todo lo que encuentran por delante en cuanta oportunidad tienen si no son las adecuadas para el desarrollo.
        Siempre insisto en el ejemplo de la eternidad del subdesarrollo como muestra del poder de la cultura.

        • Julian Perez 2 March 2020 at 3:36 pm Permalink

          Amigo Ramiro

          >>Pero, sinceramente, creo que exactamente la misma constitución y las mismas leyes de los EEUU en un país latinoamericano, el resultado sería diferente.

          Costaría más trabajo que dieran mejor resultado, si. Estoy de acuerdo, pero tampoco lo considero una imposibilidad si se hace bien. La naturaleza humana es igual en todas partes.

          En el momento en que se implementaron aquí, en el siglo XVII, había algunas premisas importantes que facilitaron que funcionaran.

          La corona inglesa había dejado más ¨sueltas¨ a sus colonias que la española, así que tenían ya una larga tradición de autogobierno. Cuando, después de la guerra franco-india, quiso apretar la mano y cobrarles los costos con taxes abusivos (los famosos taxation without representation tan protestados) esto creo, además, una fortísima desconfianza a los poderes del gobierno.

          Fue muy importante que ¨el imprescibible¨ Washington no quisiera ser para nada como su tocayo el rey George. Se cuenta que el rey, cuando le dijeron que, después de la guerra, Washington quería retirarase tranquilamente a la vida civil en su casa de Mount Vernon, dijo ¨entonces éste es el hombre más grande que ha existido¨. Aceptó la presidencia porque le dijeron ¨en estos momentos tienes que ser tú para que esto no sea un caos¨ (lo cual posiblemente era cierto: era el más respetado). Pero, después de dos mandatos, no quiso seguir, aunque no había nada que limitara la cantidad de mandatos. Esa enmienda se puso para que no se repitiera lo de FDR.

          • razón vs instinto 2 March 2020 at 5:57 pm Permalink

            “La naturaleza humana es igual en todas partes.”
            Sin duda alguna. Sin embargo, soy un convencido de que las culturas no son iguales.
            Y para determinadas políticas, los resultados a menudo son diferentes cuando las culturas también lo son.

          • Julian Perez 2 March 2020 at 6:33 pm Permalink

            Ya veo que me equivoqué y puse siglo XVII 🙂 Por supuesto, siglo XVIII.

            Lo menciono porque me recuerda una anécdota que me contó mi esposa 🙂 En Cuba habia cada maestros… Una maestra de ella en la escuela primaria le decía a los niños que estábamos en el siglo 19 porque era 1900 y pico… Mi esposa le dijo: no, seño, estamos en el siglo 20. La maestra se puso bravísima de que esa niña la contradijera. Acabaron por llamar a la madre de mi esposa, que tuvo que usar de toda su diplomacia para convencer a la maestra de su error sin que hubiera consecuencias.

          • Julian Perez 2 March 2020 at 7:02 pm Permalink

            Acabo de darme cuenta de que ese cuento se puede prestar a confusión. Yo le llevo más de 10 años a mi esposa. No digo cuántos porque no se debe decir la edad de una mujer. Baste decir que ella nació después de la revolución y que estamos hablando de una de las llamadas maestras ¨makarenkos¨, de superficial formación y triste fama.

            Pero también sería una falsedad decir que TODA la enseñanza en Cuba es un desastre y adoctrinamiento. No es verdad. Las carreras no políticas podían tener buena calidad. Mis profesores en la escuela de Matemáticas eran muy buenos. Cuba es un país de gran tradición médica y los médicos cubanos también son buenos profesionales.

            No puedo opinar igual de los economistas, por ejemplo.

  5. Cubano-Americano 2 March 2020 at 2:19 pm Permalink

    Dear Ramiro
    Usamos dos tipos de ejercicios que disparan la hormona de crecimiento(HG) entre otras hormonas y son:
    1-HIIT ( High Intensity Interval Training) de 12-15 minutos..
    2- Pesas en circuitos de 15- 20 minutos el cuerpo completo 3 veces a la semana los otros días HIIT..Este consiste por ejemplo si esta en la estera correr a mucha velocidad hasta quedar casi agotado…descanse a paso lento hasta recuperar el aliento y volver a repetir el ciclo alrededor de 4-5 veces y no pasar de 15 minutos..este HIIT se puede hacer en bicicletas..eliptica..etc el problema es el intervalo de gran velocidad y baja intensidad…todo lo anterior para provocar la liberación de hormonas y estresar la Mitocondrias como limpiezas..
    Saludos

    • razón vs instinto 2 March 2020 at 2:46 pm Permalink

      Gracias colega.
      Voy a hacer todo los posible para lograr un hábito con esos ejercicios. Si lo logro estoy seguro será de gran ayuda.

  6. Víctor López 2 March 2020 at 4:09 pm Permalink

    El Dow hizo hoy una escalada histórica (acaba de cerrar a 5%), me recuerda a la montaña rusa del 2007. Es evidente el juego especulativo, el viernes a diez minutos del cierre estaba en -4, y trepó 3% a -1 en ese lapso. No juegan así las bolsas, los brokers están manipulando el mercado y haciendo su “agosto”. Todo el turismo (el transporte y la hotelería) están liquidados. El petróleo baja y el Dow Jones trepa? Eso no es posible. Pronto la fed y otros, tendrán que venir al rescate de las aerolíneas y demás. Saludos.

  7. manuel 2 March 2020 at 6:27 pm Permalink

    1. The modern Leftist adheres to a false paradigm constructed through the use of deductive logic that starts with false premises and ignores all actual facts and information.

    2. Adhering to a false paradigm constructed using this method is a delusion.

    3. Therefore, modern Leftism is not a real ideology but a delusion, or mental illness.

    • manuel 2 March 2020 at 6:39 pm Permalink

      Politics is a process of seeking the agreement, not a method of finding the truth and then enforcing it when it is found. In a democracy it is impossible to be politically correct or incorrect.
      But the irony and the precision of thought is now lost on us.
      Still, let us never forget–Political Correctness was the invention of ruthless totalitarians.

    • manuel 2 March 2020 at 6:53 pm Permalink

      In ten years time, leftists loony policies of today will be the middle ground.
      This is the left’s strategy to constantly set the agenda, to redefine the norms, in what seems a never ending culture war.
      No mention of the ‘war against climate change’ to stop the ‘climate crisis’ by the lie that man-made CO2 is killing the earth. That’s one example where the left set the agenda. It is required to see that this is an integral part of the ‘culture war’.

  8. manuel 2 March 2020 at 7:19 pm Permalink

    [no]TODA la enseñanza en Cuba es un desastre”

    discrepo, hay muy poca enseñanza que no lo sea, podría parafrasear que toda la buena enseñanza del mundo cabe en un ajonjolí

    • manuel 2 March 2020 at 7:20 pm Permalink

      y esto explica muchas cosas, por no decir todas

      • manuel 2 March 2020 at 7:24 pm Permalink

        la cultura mediocre a la que Ramiro atribuye 90% de los males, es hija de esa educación, sólo que hubo grupos que se vieron obligados a romper un poco el cerco mediocretizante, y parió las mejores culturas, esas que Ramiro le canta loas sin cesar

        • manuel 2 March 2020 at 7:25 pm Permalink

          esa que pario a los Padres Fundadores de la nación mas avanzada de la Historia

        • manuel 2 March 2020 at 7:56 pm Permalink

          personas hay que opinan que la educación es para producir, que no todos tienen que educarse, que eso daña la economía

          decir eso con esta era de la creatividad, de la informatización, de la información y las redes que se nos ha venido para ocuparlo todo es tan absurdo como prohibir la navegación en tiempos de Colon y Magallanes

        • razón vs instinto 2 March 2020 at 8:46 pm Permalink

          Yo creo que esa cultura mediocre no es hija de una “mala educación”. Más bien es hija de las circunstancias impredecibles de la historia de los pueblos.
          Pero sí creo que la educación puede ser una herramienta formidable para cambiar la cultura.
          ¿Acaso Lee kuam Yew lo que finalmente hizo no fué otra cosa que educar a los singapurenses?
          Les enseño (a la fuerza) a comportarse como ciudadanos, a cumplir las reglas, respetar las leyes, a ser limpios y ordenados, etc etc.
          Hay distintas maneras de educar al juzgar por lo que este gran líder nos ha mostrado Manuel

          • Manuel 3 March 2020 at 5:27 am Permalink

            la cultura surge de la educación en los hogares,
            comunidades y demás instituciones

            no se nace con ella, se inocula a lo largo se los
            años en forma de hábitos, costumbres, enseñanzas
            y paradigmas que llevan al éxito o al fracaso
            a veces rotundo, como hitler, cuando casualidades
            coluden de modo nefastos; o crece y perdura por siglos
            como la obra, fruto de esa educación, de los Padres
            Fundadores

            Cual educación traía hitler
            Mussolini
            fidel castro?

            La de los dictadores y egoístas ciegos y esquizoides
            que siguen teniendo mucho poder por doquier

            Sólo tenemos que mirar al medio oriente, o a putin,
            o a los de acá, ladrones y tiranuelos, capos
            y farsantes de todos los nivelas y colores

          • razón vs instinto 3 March 2020 at 5:35 am Permalink

            “no se nace con ella, se inocula a lo largo se los
            años en forma de hábitos, costumbres, enseñanzas
            y paradigmas que llevan al éxito o al fracaso”

            Comenzamos a coincidir respecto a los conceptos de educación y cultura

    • manuel 2 March 2020 at 7:21 pm Permalink

      la rigidez de los sistemas de enseñanza es criminal, muy pocos empiezan a salir de esa catatonia que dura siglos

  9. manuel 2 March 2020 at 7:28 pm Permalink

    por supuesto que cuba tiene raíces que llegan hasta Varela, Saco, La Luz, Mendive, Marti, Agramonte, Carlos Manuel, Finlay, …. y muchos que estudiaron fuera del pais en muy buenas universidades de Europa y EEUU y luego fueron a cuba a dar cátedra por docenas de años (conocí algunos), todavía se les veía a algunos en los 80s y 90s

    • Julian Perez 2 March 2020 at 8:06 pm Permalink

      Pero mi punto, Manuel, en el que NO vas a estar en desacuerdo conmigo es que Cuba fue capaz de seguir produciendo buenos médicos, gracias quizás a la tradición médica que ya tenía.

      Y, en lo personal, no puedo quejarme de la escuela de matemáticas. La de física sé que también era buena.

      • Julian Perez 2 March 2020 at 8:11 pm Permalink

        Estoy hablando de la formación técnica, no de la humanística, de las llamadas ¨liberal arts¨. Esas, en Cuba en particular, y me temo que también en el mundo en general, pero en Cuba es peor, dejan bastante que desear.

        No estoy hablando de ¨educar¨. Eso anda muy mal, en efecto.

  10. manuel 2 March 2020 at 8:35 pm Permalink

    about climate change “There’s an inability to find information that is trustworthy. I think the slippage we’ve seen, especially with news, is the difficulty students have telling facts from opinions,” says Head. “We’ve seen this contribute to a growing lack of student confidence in being able to say this is how I’m going to vote because this or that is true, or this is what I’m passionate about and I have figured out the argument using facts I trust..”
    To truly teach students how to navigate information and make decisions holistically, all disciplines need to consider the ways in which algorithms influence their particular field. Maybe it’s a philosophical look at the ethics of algorithms or a study of propaganda that extends to the differences in students’ Google results.

  11. Julian Perez 2 March 2020 at 9:07 pm Permalink

    Sube el telón… Se ve una mujer llamada Taca cambiando una bombilla. Baja el talón
    Sube el telón… A la mujer le da un corrientazo y se cae. Baja el telón
    ¿Cómo se llama la obra? El amperio contra-taca.

    Sube el telón… Se retira Pete y endorsa a Biden. Baja el telón
    Sube el telón… Se retira Amy y endorsa a Biden. Baja el telón
    Sube el telón… Se retira Reid y endorsa a Biden. Baja el telón
    ¿Cómo se llama la obra?
    El establishment contra Bernie.

    Pero no creo que convenzan a Bloomberg. Y tampoco a la Warren, que quiere ser VP con Bernie,

    • Víctor López 2 March 2020 at 9:23 pm Permalink

      Aquí aplica también el 1+0=0, los gay y afines irán con Sanders, solo quisieron pasar por el éxtasis de votar por uno que fuera del colectivo. Saludos.

      • Víctor López 2 March 2020 at 9:36 pm Permalink

        Jajaja qué lapsus. =1

  12. Víctor López 2 March 2020 at 9:14 pm Permalink

    Es tan discutible eso de la educación, pienso que por sobre todo es un asunto familiar y personal. El deseo y la capacidad de introyectar es condición de muy pocos y difícilmente una educación no personalizada pueda llenar las expectativas. Para ejemplo están ahí casi todos los gigantes del ramo tecnológico que mandaron al carajo la universidad para dedicarse con alma y vida a sus propios emprendimientos.

    Jamás en mi caso hubiera tenido la disciplina para completar una carrera de medicina, como los que aquí colaboran. Incluso con ingeniería o arquitectura me hubiera sido muy difícil concluir los estudios y se, sin lugar a duda que no hubiera podido trabajar en ninguna empresa, ni con nadie, que no fuera la mía propia y mis empleados.

    Hubiera tenido que renunciar a la aventura y al mundo, pero peor aún malgastar mi único tiempo en un trabajo repetitivo. Por suerte no tuve que trabajar nunca, en parte por eso de que “trabajar, trabajan los giles” y en parte porque todas mis labores son hobbies. Durante un tiempo y por favorece la socialización de mis hijos caí en la trampa del “estatus”, en la que caen la mayoría de los profesionales, trabajar para mantener el estatus… jajaja.

    Claro que cada caso es único y para muchos la educación es un factor importante. En mi caso particular lo importante fue la no educación, cualquiera de los que aquí colaboran viajaron y tuvieron que abrirse paso en nuevos destinos y culturas. No tengo que decirles cuánto se aprende en todo eso. Saludos.

  13. Víctor López 2 March 2020 at 10:01 pm Permalink

    “La naturaleza humana es igual en todas partes.”

    Ese es un disparate que se afirma por suponerse “políticamente correcto”. Sin ir más lejos, los únicos países de las tres Américas donde las gentes sonríen son Canadá, EEUU y Costa Rica. También sonríen los habitantes originarios de la gran nación Maya, el tronco de la misma región español y mestizo, tampo sonríe.

    …y estoy mencionando un primer detalle y visible de “la naturaleza humana” que, no es igual en todas partes. En África se caerían todos ustedes de la nube, menos Cubano que ya se cayó porque por allí anduvo. Saludos.

  14. Manuel 2 March 2020 at 10:11 pm Permalink

    https://nl.nytimes.com/f/newsletter/3kcY5zmYBi6rrhC9aHopxA~~/AAAAAQA~/RgRgP_ncP0TfaHR0cHM6Ly93d3cubnl0aW1lcy5jb20vMjAyMC8wMy8wMi9idXNpbmVzcy9zdG9jay1tYXJrZXQtdG9kYXkuaHRtbD9lbWM9ZWRpdF9uYV8yMDIwMDMwMiZyZWY9aGVhZGxpbmUmbmw9YnJlYWtpbmctbmV3cyZjYW1wYWlnbl9pZD02MCZpbnN0YW5jZV9pZD0wJnNlZ21lbnRfaWQ9MjE3OTkmdXNlcl9pZD02MjVmMTlhYmVlZmU5NGFkZmNkNmM3YTZhMjFkNDI4NCZyZWdpX2lkPTEwOTg1MzE1OVcDbnl0QgoAHNx0XV4ZCdLZUhltYW5udWVsY2FyYmFqYWxAZ21haWwuY29tWAQAAAAA

    • Manuel 2 March 2020 at 10:12 pm Permalink

      View in browser | nytimes.com
      The New York Times

      BREAKING NEWS
      Stocks surged, with the S&P 500 up more than 4% after last week’s plunge, as central banks vowed to counter the economic effects of the coronavirus.
      Monday, March 2, 2020 4:03 PM EST
      The rally followed news that central bankers from the world’s biggest economies would join a conference call with Group of 7 finance ministers on Tuesday to discuss a response to the outbreak, fueling expectations among investors that governments might lower interest rates in tandem

  15. Manuel 2 March 2020 at 10:15 pm Permalink

    A lot has happened in the Democratic presidential campaign over the past 24 hours or so: Former Mayor Pete Buttigieg and Senator Amy Klobuchar are ending their bids and planning to throw their weight behind Joe Biden, who has also picked up endorsements from the former Senate majority leader Harry Reid and a number of other Democratic Party officials.

    On Super Tuesday eve, the contours of this race are shifting fast

  16. razón vs instinto 3 March 2020 at 8:06 am Permalink

    Amigo Manuel, me parece interesante darle mi posición respecto al tema cultura-educacion.
    Cultura son todos aquellos conocimientos, costumbres, actitudes, normas, formalismos, etc que se transmiten de padres a hijos o dentro del ámbito de convivencia social sin voluntad ni intención sino simplemente por la interacción cotidiana y de forma subconsciente. Es ésta característica de la cultura lo que la hace muy difícil de modificar.
    Mientras que la educación, implica que los conocimientos que se adquieren a través de ella desde los miembros de la familia o de las instituciones educativas o desde donde sea, son voluntarios, conscientes y conducidas o programadas.
    Es por esto que diferencio claramente a la cultura de la educación y considero que la educación es una herramienta para modificar la cultura y no la cultura consecuencia de la educación.
    Espero se entienda la diferencia. Diferencia que yo entiendo es muy relevante.

    • manuel 3 March 2020 at 8:22 am Permalink

      cuando ud dice “la educación es una herramienta para modificar la cultura”, está limitando el papel de la educación como efectivamente hace de modo explicito acá “la educación, implica que los conocimientos que se adquieren a través de ella desde los miembros de la familia o de las instituciones educativas o desde donde sea, son voluntarios, conscientes y conducidas o programadas.”

      no es así.

      es es instruir. Educar sólo puede el que es un Evangelio vivo.

      su distinción entre voluntario e involuntario, consciente o subconsciente, es arbitraria, pues todo lo aprendido, de modo consciente o no, es Educación. La Educación desde la cuna, desde el barrio, produce la “cultura” del lugar. “cultura” es el modo en que se manifiestan en sociedad la suma de la educacion de cada individuo, como interactúan esas personas, que fenómenos surgen de esas interacciones. Imposible separar cultura de educación, son la misma cosa, un binomio inseparable, como mente y cuerpo, como ley y orden, justicia y prosperidad, riñón y orina, musculo y movimiento…

      puedo hacer la lista interminable

      • manuel 3 March 2020 at 8:23 am Permalink

        eso es instruir. Educar sólo puede el que es un Evangelio vivo.

      • manuel 3 March 2020 at 8:26 am Permalink

        y mira que estamos rodeados de Evangelios

        los Padres Fundadores son un evangelio, los Papeles Federalistas, Karl Marx preconizaba el Evangelio Bárbaro del Odio, un decir de Martí al hablar del bueno de Marx:

        “Asesino alevoso, ingrato a Dios y enemigo de los hombres, es el que, so pretexto de dirigir a las generaciones nuevas, les enseña un cúmulo aislado y absoluto de doctrinas, y les predica al oído, antes que la dulce plática de amor, el evangelio bárbaro del odio.”
        ― José Martí

        https://akifrases.com/autor/jos%C3%A9-mart%C3%AD

        • manuel 3 March 2020 at 8:27 am Permalink

          al decir de Martí cuando escribió sobre el bueno de K…

        • razón vs instinto 3 March 2020 at 9:18 am Permalink

          Cultura: Conjunto de conocimientos, ideas, tradiciones y costumbres que caracterizan a un pueblo, a una clase social, a una época, etc.

          Educación: Formación destinada a desarrollar la capacidad intelectual, moral y afectiva de las personas de acuerdo con la cultura y las normas de convivencia de la sociedad a la que pertenecen.

          • Julian Perez 3 March 2020 at 9:30 am Permalink

            En realidad, amigo Ramiro, la palabra cultura tiene doble acepción. Si miras el DRAE, una de ellas es:

            ¨Conjunto de conocimientos que permite a alguien desarrollar su juicio crítico.¨

            Es cierto que el uso hace a la lengua pero, en la práctica, la palabra también se usa en ese sentido. Piensa en lo que se quiere decir cuando se dice de alguien que tiene ¨cultura general¨. No es algo rrdtringido a su pueblo.

            Asimismo, cuando Martí decía que ¨ser cultos es la única forma de ser libres¨ se refería a esa acepción.

          • razón vs instinto 3 March 2020 at 9:46 am Permalink

            En realidad más que doble acepción, tiene “subdivisiones” como también muchas definiciones.
            Cultura general no es lo mismo que cultura cívica o Cultura Cívica tiene diferencias según algunos con Cultura política.
            De hecho, es habitual que cultura se asocie al arte o al conocimiento, etc.
            Pero Cultura cívica y política son dos acepciones muy bien definidas

          • MANUEL 3 March 2020 at 9:50 am Permalink

            efectivamente, como dice Julián, no se nos case con una sola, ud sólo trajo la primera, y acá hay cuatro, y deben haber muchas más:

            2.
            Transmisión de conocimientos a una persona para que esta adquiera una determinada formación.

            3.
            Conjunto de habilidades o conocimientos intelectuales, culturales y morales que tiene una persona.
            “tiene una educación muy completa; perteneciente a una familia aristocrática, adquirió una excelente educación y sucedió a su hermano”

            4.
            Adecuación del comportamiento de una persona a las normas de cortesía comúnmente admitidas.
            “buena educación; mala educación”

            https://www.google.com/search?q=educacion+deficinicion&ie=&oe=

  17. Víctor López 3 March 2020 at 8:31 am Permalink

    Hay una doble concepción para el caso, algo así como nos sucede en política con el término liberal. Por ejemplo un niño que inicia la escuela puede ya estar bien educado, aunque el término educación sea utilizado también para la cuantificación del conocimiento. Al mismo tiempo cultura se utiliza para las particularidades de una sociedad, aunque la expresión “muy culto” se refiere a una persona cultivada (de cultivar literalmente).

    Pero como usted dice también es válida la primera definición, como cuando decimos “cultura de la pobreza”, y traigo al tapete esa definición porque es la madre de todos los problemas que Latinoamérica sufre, y que procuran solucionar desde diferentes abordajes que más bien la consolidan. Creo que Argentina es el mejor ejemplo de esas incongruencias. Saludos.

  18. Cubano-Americano 3 March 2020 at 9:54 am Permalink

    Benjamin “Bibi” Netanyahu gano!!..Shalom Bibi Elohim Israel Shalom

    • Julian Perez 3 March 2020 at 10:10 am Permalink

      Está bien, pero tampoco Gantz era un desastre en el sentido que lo es Sanders o el mejor de los otros demóncratas 🙂 No obstante, Netanhayu era, sin duda, la mejor opción.

      • Julian Perez 3 March 2020 at 10:18 am Permalink

        Y llegó el Super Tuesday 🙂 Veamos qué pasa. Si los demócratas consiguen robarle la candidatura a Sanders, que es obviamente lo que desean hacer, es bueno y malo.

        Bueno, porque eso conjura el peligro Sanders para este año. Además, los Sanderistas van a estar super cabreados. La probabilidad de que gane Trump aumennta.

        Malo a largo plazo: fortalece el ala extremo izquierda de los demócratas.

        Yo estoy de acuerdo con el análisis que hizo un articulista del Federalista: Sanders como candidato en las generales es un gran riesgo pero ¨no risk, no gain¨, y Trump tendría muy buenos chances contra él. Una derrota directa debilitaría al ala izquierda y moderaría a los demócratas.

        • razón vs instinto 3 March 2020 at 11:31 am Permalink

          El mayor riesgo que le veo a la cuestión Sanders está en la enorme masa de recursos con la que va a contar Sanders para llevar a cabo sus proyectos políticas.
          Me explico, en latinoamerica, el elemento más poderoso a través del cual se hacen de un caudal político que prácticamente les garantiza la vuelta al poder una y otra vez a políticos del arco ideológico de Sanders está cundo se dan situaciones en las que acceden al poder, llevados por una importante porción de la ciudadanía a través de promesas sociales reivindicativas, en momentos históricos en los que cuentan con muchos recursos para distribuir de manera demagógica.
          Por ejemplo, Perón, y el eterno peronismo con él, es el resultado de las enormes presiones sociales reivindicativas en los años 40 que encontraron en él (y el encontró en ello su oportunidad dado que Argentina era un país muy rico pero también muy desigual) a la persona que podía llevar a cabo esa “justiciera” transformación social.
          Pues bien, cuando accedió al poder (era un dirigente militar de un gobierno dictatorial que empezó a hacer política desde el ministerio de trabajo otorgando beneficios a la clase trabajadora con lo que se ganó una enorme popularidad) Argentina era uno de los 10 países más ricos del mundo medido por PBI per cápita. Implicaba eso no solamente una fenomenal infraestructura sino también enormes reservas de oro (en esa época regía el patrón oro y una de las reservas mundiales a tener en cuenta para fijar el valor de las monedas a nivel global era la de Argentina. La séptima reserva si mal no recuerdo). Pues bien, Perón se encargó de liquidar hasta el último lingote de oro (decía que los lingotes no sirven ni para almohadas) y hasta destruyó por falta total de mantenimiento e inversiones la infraestructura, pero para el pueblo, quedó como el máximo líder protector, benefactor y genio de todos los tiempos. Aún hoy lo sigue siendo aunque la mayoría de los ciudadanos jamás conocieron a Perón ni vivieron su época de gobierno (gobernó entre el 46 y el 74).
          Algo similar sucedió con el kirchenrismo que llegó al gobierno con una buena infraestructura heredada a lo que se sumó un default (sin gastos de pago de deuda) y la soja a valores estratosfericos lo que les permitió 8 años de distribución a lo bestia mientras destruían todo lo que había en pie (aumentaron el 100% de empleados públicos durante su gestión y dieron millones de subsidios más, por dar un pequeño ejemplo) y saquearon hasta el último peso. Saquearon literalmente y se calcula un PBI entero.
          Sin embargo, a pesar de todo, un 35% de los ciudadanos les son fieles a muerte.
          Y voy a lo que quiero transmitir, si Sanders decide implementar políticas redistributivas (dentro del marco legal o no, da igual), cuenta con recursos extraordinarios en infraestructura, capital, etc etc etc etc etc como para superar a Perón si le da la gana.
          En ese punto, EEUU podrá ser una Canadá o un México dependiendo de la madurez de la ciudadanía y también de la fortaleza de lo que tanto nos advierte Julián (real por cierto).
          En fin, creo que ahí estriba el mayor riesgo Sanders.
          Aunque lo más probable sea que una vez en el gobierno no sea mucho lo que pueda hacer dadas las limitaciones de la división de poderes y del sistema en si mismo, nunca está demás estar advertido de lo que podría llegar a venir.

          • Julian Perez 3 March 2020 at 11:51 am Permalink

            Amigo Ramiro

            Para los fundadores la rama del gobierno más peligrosa era la legislativa, que es la que hace las leyes y tiene además ¨the power of the purse¨, pues es la que aprueba o no los presupuestos.

            Por eso la dividieron en dos partes que fueran tan distintas entre si como fuera posible: en una los miembros eran de más edad, en otra de menos; en una están más tiempo, en otra menos; en una los estados están igual representados, en otra por población… Y una de ellas puede anular lo que decida la otra, como ocurrió recientemente con el impeachment.

            Había incluso una diferencia más: en una los delegados los elegía el voto popular y en la otra la magistratura de los estados. Esa diferencia la echo abajo la enmienda 17, que estableció que los miembros del senado también fueran elegidos por voto popular, enmienda que no gusta a casi ningún conservador.

            En AL he visto que cambian la constitución con mucha facilidad. Aquí para aprobar una enmienda se necesita que lo haga 2/3 de los estados, y la cantidad de estados rojos y azules es más o menos pareja.

            Sí, un Sanders puede hacer mucho daño (Obama lo hizo) pero ese daño sigue teniendo ciertas cotas que en otros lugares no existen.

            Más peligroso que un Sanders sería un congreso con mayoría izquierdista, algo que no se ve cercano.

    • Víctor López 4 March 2020 at 9:21 am Permalink

      La situación se complicará exponencialmente para Israel durante este nuevo mandato. Irán ya está en condiciones materiales de producir armas nucleares. Eso es mucho peor que el coronavirus. Saludos.

  19. razón vs instinto 3 March 2020 at 12:26 pm Permalink

    Hasta acá: “Para los fundadores la rama del gobierno más peligrosa era la legislativa, que es la que hace las leyes y tiene además ¨the power of the purse¨, pues es la que aprueba o no los presupuestos.

    Por eso la dividieron en dos partes que fueran tan distintas entre si como fuera posible: en una los miembros eran de más edad, en otra de menos; en una están más tiempo, en otra menos; en una los estados están igual representados, en otra por población… Y una de ellas puede anular lo que decida la otra, como ocurrió recientemente con el impeachment”
    nuestra Constitución es exactamente igual.
    Lo mismo va para los dos tercios.
    Sin embargo, y aquí estriba mi acentuación de la capacidad cívica de los ciudadanos, siempre se crean recursos para sortear obstáculos (van de la compra lisa y llana de votos de legisladores a recursos legales que siempre encuentran algún resquicio escondido entre leyes y normas toda vez que ninguna constitución puede abarcar la totalidad de vicisitudes a las que puede llegar a enfrentar).
    El mayor freno por lejos para estas maniobras está en la ciudadanía.
    Si ésta está alerta a lo que sucede con sus gobiernos y sus gobernantes (lo que se identifica como responsabilidad cívica) el costo político de “jugar” con la ley madre es demasiado grande como para animarse a dar semejante paso. Pero si así no es, la audacia aumenta a niveles estratosfericos.
    Así, por ejemplo, en Argentina como en la mayoría de los países latinoamericanos, la compra lisa y llana de legisladores nacionales para sacar una ley o la reforma constitucional que sea no implica mayor problema ya que si después se hace público (como generalmente sucede), no pasa absolutamente nada más allá de ser una simple anécdota más de nuestra vida democrática. Este o estos legisladores podrán ser votado nuevamente sin ningún problema. Menos daño aún le cabe al partido al que pertenece. No pasa absolutamente nada como de hecho sucedió con el peronismo-kirchnerismo actualmente ganando las elecciones a pesar de estar condenados por la justicia la mayoría de sus miembros.
    Si la ciudadanía estadounidense posee la responsabilidad cívica y política necesaria para mantener los postulados que manda la República, Sanders tendrá las manos atadas.
    Pero si no es el caso, ahí el riesgo créame que es para tener en cuenta.

  20. razón vs instinto 3 March 2020 at 6:45 pm Permalink

    Comparto éste artículo para que no se crea que soy el único desubicado que considera a nuestras emociones como factor central en nuestra organización política y fundamentalmente económica.
    Si se tiene amplitud para aceptar otras concepciones de nuestra organización social y política, puede ser tan útil estás consideraciones como considero que para mí lo es.
    Obsérvese:

    “Emociones, razón y sociedad abierta
    Luis Alfonso Herrera Orellana considera que ni el liberalismo ni otras tradiciones que defienden la libertad individual del ser humano pueden continuar enfocándose exclusivamente en la razón.

    Por Luis Alfonso Herrera

    Existe consenso entre exponentes contemporáneos de diferentes disciplinas como la filosofía, la ciencia política, la psicología y la economía, entre otras, en cuanto a que vivimos en tiempos del llamado sujeto postsoberano.

    A diferencia del sujeto soberano, autónomo y capaz de elegir conforme a la razón lo mejor para sí y para la sociedad en que vive, concebido por la Ilustración racionalista liderada por René Descartes, el postsoberano es un individuo afectado al momento de actuar por emociones, sentimientos y sesgos, que no siempre le llevan a elegir lo mejor, lo justo o lo más beneficioso.

    Asunto de la mayor relevancia el anterior, en la medida en que las instituciones que hacen posible la sociedad abierta, esto es, las instituciones de la democracia, el libre mercado y el Estado de Derecho, fueron ideadas en gran medida asumiendo la existencia del sujeto soberano, que es capaz a través de la razón y del control y sometimiento de sus emociones, de dar respuesta a los conflictos y desafíos derivados en la vida en sociedad.

    Pero si observamos a las sociedades reales en nuestro tiempo, y los estudios que de ella hacen las disciplinas antes mencionadas, se advertirá sin dificultad que las personas en general usamos la razón para tomar muchas de nuestras decisiones y adoptar conductas, perseguir fines, etc., pero que no es la razón –nunca lo ha sido– la que nos impulsa a hacer tal o cual cosa, sino que más bien son emociones, sentimientos, afectos, los que de forma consciente o inconsciente nos mueven a usar la razón de una u otra manera.

    Ya David Hume lo había advertido, ratificando lo que los antiguos filósofos griegos habían detectado: que la razón no puede ser sino esclava de las pasiones, de los afectos. De este modo, no es solo en contextos éticos, lúdicos o estéticos cuando los individuos somos impulsados por las emociones a actuar o no actuar, a defender y promover una postura u otra, sino también en contextos morales, económicos y políticos.

    Esta constatación es la que causa pavor en muchos, pues se entiende que las emociones, por su carácter “irracional”, no son aliadas naturales de la democracia, el libre mercado y el Estado de Derecho, sino que más bien lo son de los populismos, los autoritarismos y los colectivismos, y que la oportunidad que tienen aquellos de prevalecer en las sociedades actuales pasa por formar sujetos lo suficientemente racionales como para rechazar estos movimientos antiliberales, a partir por ejemplo de cálculos costo-beneficios y utilitarios.

    Dicho de otra manera, sostienen algunos, que solo en la medida que cada vez más y más personas logren anular emociones como el resentimiento, el odio, la envidia, el amor, la compasión, la admiración o el miedo, al momento de actuar en los campos de la moral, la economía y la política, y se guíen en exclusiva por la razón, es que podrá asegurarse la libertad, el pluralismo, la alternancia en el poder y la generación de riqueza.

    Que es justo lo que no parece hacer el sujeto postsoberano actual, cuyas emociones son constantemente estimuladas no solo por movimientos colectivistas –nacionalismos, ideologías de género, etc.–, sino por las nuevas tecnologías y formas de entretenimiento, la corrección política, la victimización creciente y el llamado “sentimentalismo tóxico”, lo que le lleva a guiarse cada vez más por afectos y sentimientos, y no tanto por su razón.

    ¿Quiere ello decir que al faltar el presupuesto antropológico que la Ilustración racionalista concibió como base de las instituciones de la sociedad abierta, estas están condenadas a caer y ser sustituidas por las instituciones promovidas por los movimientos populistas y autoritarios, esto es, por autocracias, intervencionismos o planificación central y por justicia impartida desde una ideología oficial?

    Es decir, ¿si no logramos anular o someter nuestras emociones mediante el uso de la razón, estamos condenados a ser manipulados por cantos de sirenas y ser víctimas de regímenes contrarios a la libertad individual?

    Si consultamos a Manuel Arias Maldonado, Martha Nussbaum, Jon Elster, Victoria Camps, Steven Pinker y Deirdre McCloskey, entre otros pensadores contemporáneos dedicados a estudiar la relación entre emociones y razón en los campos de la política y la economía, la respuesta a esa pregunta será que no es necesario anular las emociones para evitar tal desenlace, sino que más bien lo que debemos hacer es educarlas, orientarlas, gobernarlas y, en lo posible, cultivar unas con preferencia a otras.

    Lo anterior supone impulsar, en especial al interior de la tradición liberal, un nuevo “giro afectivo”, esta vez no como reacción desde las ciencias sociales al constructivismo de la Ilustración racionalista, sino como rescate de las ideas que sobre las emociones humanas desarrollaron la filosofía griega y las “otras” Ilustraciones, la escocesa de Hume y Adam Smith, y la radical, como llama el historiador Jonathan Israel, a la liderada por filósofos como Baruch Spinoza ante el racionalismo dualista cartesiano.

    El giro propuesto implica varias cosas para la tradición liberal: a) cambiar su fallida relación con las emociones, verlas como valoraciones congnitivas, que aportan información valiosa y digna, acerca de cómo los individuos se ven a sí mismos y a la sociedad en que viven, y b) adoptar narrativas y argumentaciones dirigidas tanto a la razón como a las emociones, lo que implica equilibrar demostraciones con motivaciones afectivas para la acción.

    También supone: c) dialogar y aliarse con otras tradiciones que valoran la libertad individual, a fin de ampliar su capacidad de persuadir y educar a las personas en el afecto positivo por la democracia, el libre mercado y el Estado de Derecho, y d) salir de la zona de confort de las discusiones técnicas, académicas y centradas en la economía, y volver a las ciencias sociales, el derecho, las humanidades y la cultura, para en esos terrenos disputar a los enemigos de la libertad, como el posmodernismo, el constructivismo y el socialismo en sus nuevas variantes, el predominio en los afectos y las ideas de las personas.

    En palabras de Nussbaum: “…a veces, suponemos que solo las sociedades fascistas o agresivas son intensamente emocionales y que son las únicas que tienen que esforzarse en cultivar las emociones para perdurar como tales. Esas suposiciones son tan erróneas como peligrosas. Son un error porque toda sociedad necesita reflexionar sobre la estabilidad de su cultura política a lo largo del tiempo y sobre los valores más apreciados para ella en épocas de tensión. Todas las sociedades, pues, tienen que pensar en sentimientos como la compasión ante la pérdida, la indignación ante la injusticia, o la limitación de la envidia y del asco en aras de una simpatía inclusiva. Ceder el terreno de la conformación de las emociones a las fuerzas antiliberales es otorgar a estas una enorme ventaja en el ánimo de las personas y conlleva el riesgo de que esas mismas personas juzguen insulsos y aburridos los valores liberales” (Emociones políticas, 2014, p. 15).

    Centrados en el ámbito de la política, es sabido que la relación entre la libertad individual y la democracia como sistema de gobierno siempre ha sido problemática, pues aunque la democracia se basa en el voto individual de cada ciudadano, a causa de las instituciones a través de las cuales ella opera, como la regla de la mayoría y la realización de elecciones en las que abundan ofertas de corte populista o intervencionista, la democracia suele conducir, hasta con facilidad incluso, a la instauración de regímenes autoritarios.

    Ese riesgo, hoy día, se ha potenciado por la sentimentalización de los integrantes de las sociedades actuales, a la que ya hicimos referencia. Puede incluso hablarse de un proceso acelerado de desracionalización. Los individuos de nuestro tiempo se muestran proclives a apoyar ideas, propuestas y movimientos antiliberales no a partir de análisis racionales de estas tendencias, sino al hallarse dominados por emociones contrarias al desarrollo de una vida libre y responsable, así como desinteresados, o hasta incapaces, en el uso de la razón, emociones que son abiertamente estimuladas, desde múltiples fuentes, con el deliberado propósito en muchos casos, de hacer caer a las sociedades abiertas.

    De allí que ni el liberalismo ni otras tradiciones defensoras de la libertad del ser humano pueden seguir concentrando sus esfuerzos casi de forma exclusiva en la razón, tanto para generar sus argumentos, como para convencer a las personas de las ventajas que sus ideas ofrecen frente a lo que generan las que sostienen sus adversarios intelectuales.

    Por lo que conviene, siguiendo propuestas como las de Arias Maldonado en La democracia sentimental, asumir que toca trabajar con un sujeto postsoberano, y que este es también apto para descubrir, valorar y defender la libertad, pero que requiere educación tanto en su razón como en sus emociones. Que deben generarse contenidos que le ayuden a guiar a estas últimas, comprenderlas y conducirlas hacia lo que le aleje del estado de tristeza –ese que antecedió en Venezuela la llegada del chavismo– y le acerca y mantenga en el estado de alegría –de afecto y valor por lo que asegura la libertad, el respeto, la solidaridad y la confianza–, en términos de Spinoza. Es decir, generar una ética liberal basada en virtudes rectoras de las emociones humanas.

    Comprender, siguiendo a Camps en su estudio de los clásicos, que: “…las emociones son los móviles de la acción, pero también pueden paralizarla. Hay emociones que nos incitan a actuar, otras que nos llevan a escondernos o a huir de la realidad. Todas las emociones pueden ser útiles y contribuir al bienestar de las personas que las experimentan, para lo cual hay que conocerlas y aprender a gobernarlas. Es posible hacerlo, porque las emociones, al igual que tantas otras expresiones humanas, se construyen socialmente. Es el contexto social el que enseña a tener vergüenza o no tenerla, el que sienta las bases de la confianza, el que indica qué hay que temer o en qué hay que confiar, el que propicia o distrae de la compasión. Cambiamos de mentalidad o de opinión porque han cambiado también nuestros sentimientos” (El gobierno de las emociones, 2012, p. 8).

    Este artículo fue publicado originalmente en La Nación (Venezuela) el 10 de agosto de 2018.”

  21. Manuel 4 March 2020 at 9:09 pm Permalink

    se dispara la economía

    Los expertos de la Federación Internacional de Robótica (FIR) estiman que cada año se venden más de 422.000 robots de uso industrial, desde ingenios colaborativos especialmente diseñados para trabajar con operarios humanos hasta plataformas semiautónomas empleadas en el mundo de la automoción. El sector no hace más que crecer, y no solo en esa parte del negocio. En su último informe sobre este asunto, la FIR da cuenta de cómo los sistemas automatizados están cada vez más presentes en nuestras vidas: en 2019 se despacharon más de 22 millones de estas máquinas de uso doméstico –aspiradoras inteligentes, cibercortadores de césped, robots limpiadores de piscinas…–; en 2022, se comercializarán más de 61 millones

    • Manuel 4 March 2020 at 9:11 pm Permalink

      la llegada al mercado de un robot bípedo, capaz de hacer entregas de paquetes a domicilio, ya no se considera algo exclusivo de la ciencia ficción. De hecho, ese es uno de los cometidos de Digit, el humanoide que la firma Agility Robotics empezará a vender este mismo año.
      HASTA TU PUERTA. Digit puede recorrer la ciudad, acarrear bultos de 18 kilos y dejarlos donde indique el cliente –también pide ayuda si algo va mal–. Las dos primeras unidades serán adquiridas por Ford –su precio no ha trascendido, pero, desde luego, no serán baratas–. Su idea es que, en un futuro cercano, Digit se desplace en uno de sus vehículos autónomos hasta su destino, donde entregará la carga para, a continuación, volver al automóvil y seguir su ruta. ■


Leave a Reply