17 February 2012 ~ 7 Comentarios

La República contra el Caudillismo Neopopulista

por Carlos Alberto Montaner

Henrique Capriles

(FIRMAS PRESS) El multiplicador es 2.5 o 3. Depende a quién se le pregunte. Es así como se suelen traducir los votos de las primarias en las elecciones finales. Los expertos afirman que los tres millones de sufragios obtenidos por Henrique Capriles en las primarias venezolanas, pueden acarrearle entre siete y medio y nueve millones de electores en los comicios”  contra Hugo Chávez. Suficientes para sacarlo del poder.

“Ocho y medio es una predicción razonable”, me dijo Joaquín Pérez Rodríguez, uno de los mayores conocedores del tema. Y luego agregó: “dependerá de muchos factores, dado que faltan más de siete meses para los comicios del 7de octubre, pero si las elecciones fueran la semana próxima, y si se realizaran sin trampas, con el grado de entusiasmo que se observa en la oposición, especialmente en la juventud, Chávez sería claramente derrotado”.

La Mesa de Unidad Democrática (MUD) guiada por Ramón Guillermo Aveledo, un honorable político democristiano, escritor y profesor universitario, ex presidente del Congreso, logró el milagro de poner de acuerdo a los diversos líderes que aspiraban al poder para forjar una candidatura única. Para conseguirlo, puso tres condiciones: él no aspiraría a ningún cargo, no aceptaría un céntimo por el servicio que le hacía al país, y todo el proceso debía ser equitativo y transparente.

Puro fair play, como dicen los norteamericanos. Hoy esa inmaculada manera de actuar la estudian ecuatorianos, nicas y bolivianos a la búsqueda de una fórmula que les permita ponerle fin pacíficamente al neopopulismo colectivista del llamado Socialismo del Siglo XXI.

Tras su victoria por más del 60% de los votos, en la ceremonia de investidura de Capriles como candidato, Ramón Guillermo Aveledo, que es, además, un buen amante de la historia, calzó sus palabras iniciales con una atinada frase pronunciada hace200 años por el patricio José Félix Ribas: “”¡necesario es vencer!”¡Viva la República! “.

Bien elegida. Capriles no es el candidato de la tercera, la cuarta o la quinta república. Es el candidato de la República a secas. La de la separación de poderes para proteger los derechos y libertades individuales. La de la autoridad limitada por una constitución sobria. La de la subordinación de todos al imperio de la ley. La de los funcionarios electos o designados que admiten que son servidores públicos sometidos por un mandato del pueblo soberano. La de tratar al adversario con respeto y dentro de las reglas de la cordialidad cívica. La dela alternancia en el gobierno, porque en ese juego oposición-poder suele producirse una mejoría gradual y constante de la calidad del Estado.

Eso es una República. Ése es el diseño institucional que pisoteó Hugo Chávez hasta pulverizarlo. Ese espíritu es el que hoy se propone rescatar Henrique Capriles al frente de los demócratas de país. Y ésa, exactamente, es la alternativa planteada: o republicanismo o caudillismo de corte populista. Republicanismo que era, por cierto, el ideal de Bolívar, Miranda, Martí, Juárez, Alfaro y el resto de los grandes próceres latinoamericanos.

Con sobradas razones, hay quienes piensan que los narcogenerales no dejarán que Chávez pierda las elecciones y entregue el poder. Lo ha advertido uno de ellos, Henry Rangel Silva, hoy Ministro de Defensa. Pero en el ejército hay muchísimos oficiales que no son narcogenerales y no tienen por qué dejarse arrastrar al abismo para proteger a un jefe que, según alega Estados Unidos, ha mancillado el uniforme.

Hay otros analistas que temen que el gobierno cubano, totalmente dependiente del subsidio y de los turbios negocios venezolanos, no permitirá que se le escape su riquísima colonia petrolera y utilizará su enorme capacidad de intriga para poner en marcha “medidas activas” que le garanticen que en Caracas manda un gobierno títere, con o sin Chávez.

Es probable que La Habana lo intente, pero en el mundo real, haga lo que haga la DGI comunista de Raúl Castro, una miserable metrópolis política como la cubana, jamás podrá controlar a medio plazo el destino de una sociedad cien veces más rica y compleja que la de la Isla.

Queda, por último, la posibilidad de que Chávez esté muy debilitado o haya muerto cuando se produzcan las elecciones de octubre, debido al peligroso cáncer que padece. En ese caso, el chavismo intentará buscar un candidato de reemplazo o aplazar sine die los comicios. Si la oposición se mantiene firme con los millones de personas que la respaldan, y si continúa hablando con una sola voz, la de Henrique Capriles, nadie podrá evitar que acabe imponiéndose la voluntad democrática. Nada ni nadie.

7 Responses to “La República contra el Caudillismo Neopopulista”

  1. joseluis 17 February 2012 at 11:46 pm Permalink

    El sardote santiaguero: padre Conrado
    Este señor sacerdote tiene un valor extraordinario, al igual que Pedro Meurice.
    Estos hombres son comparables a feliz Varela.
    Cuando excite un valor excesivo, paralizan a los cobardes.
    Los que no tienen razón, respetan a los que les sobra el raciocinio, y creo que los Castro están a precisados a respetar.
    No creo en Raúl Castro; pero creo que este se acerca más al especies del ser humano o quizás, no le queda mas, o está obligado o es menos miedoso que su hermano Fidel Castro.
    Mientras más temor tiene el hombre, menos constructivo es, ya que solo busca su protección personal; pero algunos cobardes quieren hacer historia, y se montan al burro sin dirección, ni destino, solo tembloroso destruyen sin crear.

  2. joseluis 18 February 2012 at 12:12 am Permalink

    El comunismo es un negocio para aquellos que no tienen actitudes, ni habilidades de empresarios, solo son picaros de poca voluntad, creadores de sociedades miserables, y de la pobreza y de la miseria viven.

  3. Carlos 18 February 2012 at 8:23 am Permalink

    Entre ser titere de Estados Unidos y de Cuba, bueno no se con quien quedarme a los gringos ya lo conocemos bastante bien. Argentina dictadura desapariciones Brasil Chile bueno paro de contar. Todo se lo debemos a EEUU por el apoyo y las enseñanzas que brindo a los dictadores sanguinarios para imponer su ley, vamos amigos!!! por la memoria de los desaparecidos no al imperialismo. Que democracia? La sociedades financieras!! los Bancos, que quitan las viviendas al ciudadano y lo dejan en la calle???
    Ni izquierda ni derecha no a los extremos si a un justo medio
    Trabajo educacion salud para todos. Los governantes son empleados de los ciudadanos les pagan para que trabajen y sean eficaces no para que vendan los paises a los sistemas financieros, viva una verdadera Republica.

    • Jorge 22 February 2012 at 1:24 am Permalink

      Podrias explicarnos porque los paises latinoamericanos que han sido menos hostiles a EE.UU estan mucho mas adelantados que aquellos que buscaron el enfrentamiento?
      Podrias explicarnos porque los paises Latinoamericanos que tienen los sistemas mas parecidos a las democracias occidentales son mas prosperos que aquellos que se embarcan en calenturas nacionalistas promovidas por caudillos?
      Y no se dejo toda Europa Occidental someter a EE.UU a travez del Plan Marshall tras la 2da Guerra Mundial y ya vemos por donde andan todos esos paises hoy dia.
      Y nos puedes explicar como Corea del Sur, Singapur, Taiwan dieron el salto al primer mundo permitiendo que los “tentaculos” de las grandes corporaciones capitalistas penetraran sus paises sin oponerse con berborreas incendiarias?
      Ah, se trata de otro regreso del______________ Latinoamericano.
      Buena suerte.

  4. Fernando Diaz 19 February 2012 at 9:37 am Permalink

    Amen.

  5. Jorge 20 February 2012 at 1:37 pm Permalink

    Me da la impresión que Chávez sobrevivirá su cáncer mas allá de Octubre, ganara las elecciones por una combinación de factores: la inmadurez política de los venezolanos -como la mayoría de nuestros pueblos latinoamericanos- llevara a las urnas un número significativo de votantes que lo apoyara a lo que su sumaran trampas, algunas ya preparadas y justificadas de acurdo a las leyes torcidas y manipulaciones electorales, otras serán descaradamente implementadas sabiendo que los observadores internacionales -el Centro Carter y otras instituciones por el estilo- miraran al otro lado; así Chávez ganara por estrecho margen.
    Una vez “legitimado” en el puesto por 6 años mas se agravaría su cáncer y para entonces entregaría “temporalmente” el poder a generales fieles con el pretexto de preservar la integridad de la voluntad popular que “respaldo” la Republica Bolivariana y el Socialismo, así podría morir y ya los militares habrían decantado las filas aun mas y creado estructuras de poder para neutralizar futuros intentos democráticos.
    Si Chávez en vida ha intentado seguir la hoja de ruta de Cuba, una vez muerto y enterrado dejaría el guion escrito como única forma de darle continuidad al Chavismo. La futura dictadura Chavista sin Chávez aceleraría cambios estilo lo que hizo Fidel en los 60’s, todo por decreto como forma de atarle las manos a la sociedad y amordazar la opinión pública.
    Lo permitirá el pueblo venezolano? Quién sabe, será un proceso y podría demorar más o menos dependiendo de cuanto haya madurado como sociedad cívica en estos años. De lo que no hay dudas es que el destino de Venezuela es el destino de la locura lagañosa llamada Socialismo del Siglo XXI.

  6. Rafael 21 February 2012 at 3:19 pm Permalink

    Jorge, tienes una capacidad increíble para inventar elucubraciones. Es evidente que todos los sinsentidos en tu comentario no tienen otro proposito que el diversionismo con el propósito de distraer al lector que ha leído el excelente artículo de CAM. No te esfuerces en contestarme porque no me interesa tu dislocado argumento.


Leave a Reply