09 February 2013 ~ 12 Comentarios

Las naciones no tienen intereses

por Carlos Alberto Montaner

Guillermo Cochez

(FIRMASPRESS) Jeane Kirkpatrick, la notable ensayista y diplomática norteamericana de la era de Reagan, solía decir, con cierta melancolía, que ella, como académica, se había adiestrado para buscar la verdad, pero, como diplomática, a veces su detestable función era ocultarla.

El profesor panameño Guillermo (Willy) Cochez, democristiano muy prominente, exembajador de su país ante la OEA en el actual gobierno de Ricardo Martinelli, tuvo que enfrentar un dilema similar a los que mortificaban a Kirkpatrick, y optó por decir la verdad y cumplir con su conciencia, antes que mentir o parapetarse tras una montaña de eufemismos. Esa posición le costó su cargo, pero le ganó el respeto de muchísima gente.

El incidente ocurrió el 16 de enero en la sede de la OEA en Washington. Por aquellos días se ventilaba el insólito caso del presidente reelecto de los venezolanos, Hugo Chávez, internado en un hospital en La Habana, presuntamente moribundo o muy grave, circunstancia que debió resolverse de acuerdo con la Constitución, cuyo texto establecía claramente que, ante hechos de esa naturaleza, debían celebrarse elecciones en treinta días, convocadas por el presidente de la Cámara.

Al embajador Cochez, que es, además, profesor en la Facultad de Derecho de una universidad panameña, le pareció intolerable que el gobierno venezolano violara la ley, ignorara la ausencia de Chávez, y transmitiera ilegalmente la autoridad al vicepresidente Nicolás Maduro, todo ello con el beneplácito de la OEA y de su cantinflesco Secretario General, José Miguel Insulza.” 

Anteriormente, el mismo organismo juzgó con gran severidad las destituciones de los presidentes Manuel Zelaya, de Honduras, y del paraguayo Fernando Lugo, pese a que ambos procesos se llevaron a cabo dentro de la ley vigente en esos países.

Para Cochez, que tenía una larga historia personal de lucha contra la narcotiranía panameña de Manuel Noriega, y de solidaridad con otros países que intentaban establecer la democracia, como ocurrió en El Salvador de Napoleón Duarte en la década de los ochenta, su amigo y compadre socialcristiano, ésa era una oportunidad de decir la verdad y ayudar a los venezolanos libres a denunciar lo que realmente ocurría en Venezuela.

Al fin y al cabo, la Carta Democrática, firmada por todos los países miembros de la OEA, le daba la razón a Cochez. Venezuela no era una verdadera democracia, sino una variante del despotismo, sancionada en las urnas, donde no se respetaban los derechos de las minorías y no existían poderes independientes. El Caudillo había fagocitado las funciones del Poder Judicial, mientras el Parlamento, con una mayoría forzada por unas reglas electorales abusivas, apenas era una caja de resonancia de la voz del amo.

Ante este episodio, que demuestra la coherencia moral de Guillermo Cochez y el doble lenguaje y la cobardía de numerosas cancillerías, vale la pena recordar un elemento que suele olvidarse: es falso que las naciones tienen que escoger entre sus intereses y sus principios.

En realidad, las naciones sólo pueden tener principios. Las naciones son abstracciones. Son tribus unidas por lazos espirituales intangibles. Son los individuos, las empresas, los partidos quienes tienen intereses.

El señor Chávez ha corrompido a numerosos grupos y líderes políticos con sus maletas llenas de petrodólares, como las que descubrieron en Argentina; y ha extirpado la decencia del comportamiento de países pequeños que se benefician de los envíos de petróleo en condiciones ventajosas, como ocurre en casi todo el Caribe, pero esa conducta inmoral tiene un nombre en el derecho penal: “sometimiento voluntario a la extorsión”.

Todos esos políticos y gobernantes latinoamericanos que miran para otro lado cuando el chavismo atropella a los venezolanos, cierra o acosa a los medios de comunicación, ayuda a las narcoguerrillas comunistas colombianas, se colude con la teodictadura iraní para elaborar armas nucleares, o contribuye con recursos de distinta envergadura al triunfo de sus cómplices en la construcción de esa gran jaula llamada Socialismo del Siglo XXI, no están defendiendo los intereses de sus países: están pisoteando los principios en los que se asientan sus naciones.” Están pudriendo las bases morales de las sociedades que dicen representar. Eso, sencillamente, es muy grave.

Gracias, embajador Cochez, por oponerse a esa inmundicia.

12 Responses to “Las naciones no tienen intereses”

  1. ORLANDO 10 February 2013 at 12:24 am Permalink

    Gracias, embajador Cochez,por opnerse a esa inmundicia como a escrito Carlos A. Montaner, ya que por eso que UD. hizo siempre sera recordado con afecto y respeto y no nos sentimos realmente tan solo a esos niveles diplomaticos. Gracias de nuevo.

  2. Kenia Campano 11 February 2013 at 2:24 am Permalink

    Gracias Carlos Alberto, muy pertinente,

    Saludos,

    Kenia

  3. Cubano-Americano 11 February 2013 at 1:40 pm Permalink

    Estoy de acuerdo con usted por principio..pero..soy un individuo practico..y ante una disyuntiva de principio o semantico prefiere optar por lo que es mejor para mi pais y que salva a mucha gentes..que seria de la Republica Dominic sin el petroleo Venezolano??..el caos y los enfrentamientos de antanos…el gobernante debe pensar primero en sus pueblo [ que es sufamilia] antes abstractos conceptos o principios..por eso los entiendo…y por eso la politica es tan sucia..ahhh los paises si tienen SUS intereses y son prioritarios…mil saludos.

    • ORLANDO 12 February 2013 at 3:39 am Permalink

      Entonces los pobres y muertos de hambre no pueden tener principios, solamente ser practicos y pensar solo en sus necesidades.Cuando Trujillo les tenia la bota puesta encima, era justo que el resto de america fueran solamente practico y de dignidad y principios cero.
      Siempre seguiremos siendo unos miserables, pero practicos con el estomago lleno,pero sin dignidad.Y te considera Cubano-Americano, con esa forma de pensar solo como principio,pero no consecuente con ella….mil saludos.

      • Cubano-Americano 12 February 2013 at 5:24 pm Permalink

        Estoy hablando de los gobernates,,,no de principios y pueblos..el gobernante debe de pensar que es lo mejor para su pueblo…principios aparte..Trujillo no hizo lo mejor para su pueblo…el actual gobierno de Dominican si…acepto el petroleo de Chavez a buen precio…ahhhh…no ataques al mensajero,,,,se revierte en ti…es mi forma de pensar que difiere de la tuya, no me considero Cubano-Americano…lo soy…Saludos.

      • ana 14 February 2013 at 5:52 am Permalink

        Recuerdo una anécdota de Martí,no recuerdo el país de América dónde tuvo lugar, pero recuerdo que el apostol trabajaba en una universidad, ahí expulsaron injustamente a un colega y Martí (cuya economía era realmente precaria)decide renunciar en protesta por tamaña injusticia. En su renuncia plantea: “Hambre antes que compartir una injusticia”.

        Bueno, eso es un ejemplo de un hombre que actúa bajo principios morales éticos y humanistas. Existen en este mundo raros casos como este. Decir la Verdad (o al menos lo que uno cree que es la Verdad) siempre ha sido un problema en cualquier época.

        • Cubano-Americano 14 February 2013 at 7:47 pm Permalink

          Dear Ana,,el ejemplo de Marti en su epoca fue solo como patriota es valido..como persona fue pesimo..mato casi de hambre a su familia..no trabajo nunca..traiciono a su amigo con su mujer y la nina de Guatemala..ni hablar,,,mira ,,para una Cuba futura no quiero un Marti,,solo quiero a un cubano comun que se ocupe de su familia en primer lugar y despues todas “esa grandes empresas e ideas..o principios”….Saludos.

          • ORLANDO 15 February 2013 at 3:14 am Permalink

            Tu sabes lo que le sucedio a Marti, que se preocupo por que tu familia, la mia, y la de los demas pudieran vivir en libertad y no esclavos de una metropoli que aunque descendientes de ella los miraban con desprecio.Marti es posible que no alla atendido a su familia como tu atiendes a la tuya,aunque la del no estaba desamparada pues tenian recurso.Por que sentia el dolor ajeno,tenia la capacidad,talento y ofertas que le podian permitir vivir bien como tu o los tuyos en el exilio.Respecto a la traicion que tu te refieres, lo que tu sabes lo has escuhado o leido y lo repites con tanta seguridad, tambien en aquel momento fue calificado de Cristo Inutil.No creo que Marti podia haber soportado tranquilamente una doble moral, como la que tu defiendes.

  4. Cubano-Americano 17 February 2013 at 12:37 am Permalink

    orlando…No falsees la historia como ha hecho la dictadura,,,,si los yankees no intervienen todavia hubiese guerra en la manigua ..pues los insurrectoss cubano solo tenian un campo despoblado y estaban perdiendo de nuevo la guerra..marti tuvo sus meritos pero como persona individual fue un fracasado como amigo no valia dos centavos,,que le tengo que agradecer??….Sobre la doble moral es la tuya que idealiza a un ser humano con sus virtudes y defectos como nosotros..y despues me pides que le agradezca..que??…Le agradezco a los Yankees que acabaron la guerra y les critico que no nos hubiesen otorgado el tratamiento que le dieron a Puerto Rico..hoy seriamos el estado 51…Le agradezco a USA que nos acogio y no dejo desarrollar aqui y desplegar nuestro esfuerzo para obtener logros…le agradezco a mis padres y a mi esfuerzo personal por todo lo logrado..pues nadie me lo regalo…repito no quiero un pueblo cubano del futuro con personajes como Marti..la familia es lo primero….Gracias USA !!!

    • ORLANDO 17 February 2013 at 2:19 pm Permalink

      Saludos Cubano Americano.Como Marti lo reconocio le agradezco a este gran pais no solo la proteccion que nos ha dado pues que seria de esta America y el mundo sin este faro de libertad.Pero si te gusta leer historia el pueblo cubano fue bondadoso con este pais cuando lucharon por su independencia de Inglatera con apoyo moral fisico y monetario,busca esa informacion para que pueda evaluar la reciprocidad.
      Respecto a Marti:Te recomiendo que obtengas en las bibiotecas gratuitamente,el primer tomo de HISTORIOLOGIA CUBANA escrito por Jose Duarte Oropesa,si es posible y tienes tiempo y voluntad de hacerlo te lo leas completo, pero si no tienes tiempo,abre la pagina 204 y lee la carta que Marti le dirigio a Maximo Gomez despues del incidente entre ellos, el 20 de Octubre de 1884.Con el contenido de esa carta vas a entender la grandeza de ese hombre en el contesto que le toco vivir.Acaso todos los grandes de este pais no tuvieron sus debilidades grandes o pequeñas, y eso los invalida para por la gran obra desarrollada no se le respete.Mi amigo por lo duro que juzgas a distancia a otros sin estar perfectamente instruido, usted debe ser la perfeccion moral en persona.Para Cuba no necesitamos gente perfecta lo que necesitamos, son leyes que nadie, pero nadie, este por encima de ellas se llame,Pedro.Jose o Fidel Castro y que no sea ni bonito ni feo, ni que sea democrata o republicano que solamente haga cumplir las leyes, para que la patria sin ser un estado mas de este gran pais,sirva para todos y por el bien de todos.Cuando te leas lo que te recomende, cuentame entonces de nuestro Apostol que podia haber sido el tuyo y no lo es por accidente de la historia y la mente cruel de un despota miserable.Mil saludos cubano americano.

  5. Cubano-Americano 17 February 2013 at 9:51 pm Permalink

    Dear Orlando…Yo me he leido esa carta y mucho mas sobre Marti…pero..marti pertenece al pasado y alli debe de quedar..no quiero caer el juego de “apostolizar” a un ser humano con virtudes y defectos como todos nosotros..ahora las prioridades son otras aqui y ahora..y lo practico es concentrarnos en ella y podemos dejar esa charla semantica o filosofica ohistorica para cuando nuestra Cuba sea democratica y el cubano de a pie goze con los privilegios de vivir, como yo, en plena libertad…mi mente y pensamiento va dirigido hacia ello..esta sociedad ma ha ensenado a valorar las cosas por sus resultados y agua pasada no mueven molino.,.mantengo mi opinnion personal sobre el marti no apostal ni Marti el poeta..el Marti humano como tu y como yo..no soy perfecto ni tu tampoco y no juzgo a nadie con rigidez ..sino con objetividad y liberado de ver solo un lado del personaje..lo juzgo en su conjunto y nunca una virtud puede opacar una pesima actitud en otro campo tan importante como es la familia,..la amistad y el amor..llegamos a un punto donde usted tiene su criterio y yo el mio..eso es democracia y no intento ni convencerlo a usted ni que usted me convenza..por lo demas..me interesa ahora en el siglo 21 que es lo que pasara con la Cuba actual…Saludos..have a nice day !!


Leave a Reply