19 November 2015 ~ 6 Comentarios

Lo correcto es dejar pasar a los cubanos hasta la frontera americana

Nicaragua cierra frontera a inmigrantes cubanos y denuncia a Costa Rica

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Vea en Youtube

6 Responses to “Lo correcto es dejar pasar a los cubanos hasta la frontera americana”

  1. Sam Ramos 19 November 2015 at 1:31 pm Permalink

    Me duele tener que disentir de la opinion del Gran CAM en este aspecto aunque parezca impropio de parte de uno que eligio tambien dejarles el “Paraiso Comunista” a los millones de cubanos, que como la chica ignorante por su edad y fecha de nacimiento ademas de adolecente en el mejor sentido de la palabra, que aparece en el video este https://www.youtube.com/watch?v=rWPGNQn89xI

    Tambien les deje los “logros y promesas utopicas” a los muchos otros adultos simpatizantes de las promesas del falso profeta, los cuales eran muy pobres anteriormente al triunfo de la Robolucion por muchas razones, entre ellas la ignorancia y viejas costumbres irresponsables de tener multitud de hijos sin tener la forma de mantenerlos entre otros errores o desdichas y que gritaban desaforadamente que eramos apatridas y traidores los que no creimos en los Castros.

    Difiero ademas con la afirmacion sobre el por que los cubanos emigrados poseen mejor situacion economica que el resto de los inmigrantes. No es porque tengan major estatus migratorio. Los cubanos prosperaron cuando no se podian mandar remesas ni viajar a Cuba, como lo hacen hoy en dia al igual que el resto de los nacionales que como los mexicanos, envian la mayor parte de sus sueldos al pais de origen. Debemos tener en cuenta la preparacion profesional y habilidades empresariales de los primeros exiliados cubanos que carecen los actuales y los de otras naciones latinas.
    Los Venezolanos y Colombianos que prosperan aqui, han tenido mas ventajas en el sentido que han podido venir con sus capitales que de alguna manera han podido sacar de sus paises, cosa que los cubanos no pudieron hacer antes. Ahora hasta esos varados en Costa Rica declaran que pudieron vender sus casas y otras pertenencias antes de emprender el viaje para asumir los gastos.
    Al ser emigrados economicos, estoy seguro que muchos no vacilaran en regresar una vez su estatus legal y alguna solvencia economica se lo permita.
    Por todo lo anterior y otras muchas razones y para no extender este comentario, es que tengo la opinion de que ya es hora de eliminar esa Ley de Ajuste Cubano que ha sido la que ha permitido que esa tirania haya durado tanto por ser la valvula de escape de los desafectos, lo mismo politicos que los de ahora economicos. Y el nombrete de Ley Asesina creo que le viene bien por esa misma razon que repito, ha ayudado a mantener el regimen por tantos años y que ha causado tantas perdidas de vidas hasta el dia de hoy quizas en el futuro.

  2. Ambrosio 20 November 2015 at 3:14 am Permalink

    El asunto es, señor Montaner, que la situación ha cambiado. El modelo de emigración cubana que existe en su ideario, corresponde más a su tiempo, a aquel en cual usted emigró, no al actual. Permítame aclararle esto. Los cambios a los que voy a referirme no ocurrieron de un día para otro. Se trata de un proceso y este guarda un total paralelismo con la progresiva depauperación que ha experimentado la sociedad cubana. Cuando hablo de depauperación social, quiero enfatizar algunos aspectos como: “la concientización del elemento político interno como causa de los problemas nacionales y el sentido de la responsabilidad cívica en la solución de estos problemas”. Aquellos cubanos que emigraban hacia Estados Unidos no aprendieron lo que es civismo por el camino, ya lo llevaban en su equipaje como parte de su herencia educacional. El civismo, como cualquier actitud aprendida en el proceso cognoscitivo, no desaparece de un día para otro cuando la sociedad deja de prestarle importancia, si no que permanece latente con menor fuerza en el ceno de la familia. De esta manera continua su supervivencia, cada vez más exigua, hasta que un mal día nos damos cuenta de que ya no quedan trazas de ese conocimiento. Es un proceso generacional. Tal vez a otra persona habría que explicarle esto con más detalles, pero no creo que con usted sea menester ese esfuerzo. Por supuesto, dentro de la sociedad siempre habrán brotes de civismo, que desafíen este criterio de una manera constante, pero en la práctica si sufre ese decremento de civismo, que al final se traduce en una carencia de consciencia de la realidad y la motivación de los problemas que la acusan. Lo anterior conlleva a un efecto secundario, que no es menos importante. Me refiero al asunto de la decencia, que dicho con esas palabras suena cutre, pero desde cualquier óptica es innegable. Le explico esto mejor. Al menguar el civismo el individuo tiende a sustituir valores para garantizar su supervivencia. Si el ciudadano está obligado a fingir ciertas simpatías políticas pueden ocurrir dos cosas: 1) Puede llegar a creerse que realmente siente esas simpatías (en mi opinión la consecuencia menos dañina). 2) Que fingir se convierta en un hábito constante en su vida. Gracias a esta última consecuencia aparecen ciudadanos que no consideran negativa la actitud de robar, estafar, traicionar, una derivación hacia el vivir dentro de una doble moral. En mis manos cayó una encuesta muy reciente de CICE que parece indicar que lo que estoy diciendo es cierto. De hecho después de analizar los datos no me queda la menor duda. (Podría enviarle esos datos si me facilita usted un email de contacto). Yo recibí esos datos porque soy un contribuidor económico de esa organización que prácticamente está en quiebra por falta de fondos, pero sería una lástima si no sacáramos información provechosa de ella. Pues bien, siendo la emigración muy diferente, lo notamos en las propias declaraciones de los que emigran, no veo lógico que disfruten de los mismos privilegios. Usted dijo también algo que considero absurdo, y disculpe que lo exprese así. Usted habló de un beneficio para la sociedad receptora al regularizar a todos los emigrantes. Perdóneme que se lo diga con estas palabras, eso no tiene ni pies ni cabeza. Creo que usted maneja las cifras equivocadas, o las seleccionó de una manera conveniente. En cualquier caso para no terminar esto en una discusión de días, le pido que recapacite en una sola cosa que es de una matemática extremadamente simple, “los recursos y el espacio son una magnitud finita”. Si esa fuera la tendencia de las soluciones, llegaría un momento en que las sociedades más prominentes colapsarían. Por favor, antes de mal calificarme analícelo. Mi oferta sigue en pie.

    • Sam Ramos 21 November 2015 at 1:25 pm Permalink

      Muy de acuerdo con Ud. Sr. Ambrosio. Asi mismo pienso yo sobre el daño antropolgico hecho al pueblo Cubano por ese regimen destructivo.

      Siempre repito que la recuperacion material sera cosa de pocos años pero que reparar ese otro daño al caracter y principios morales, tardaran muchas generaciones para solucionarse.

      Lo felicito por su capacidad de redactar sus ideas de una manera decente, limpia y educada.

  3. Sam Ramos 20 November 2015 at 12:03 pm Permalink

    La solucion segun Katungo:

    https://www.youtube.com/watch?v=Rbsdzco1EQk

  4. Sam Ramos 21 November 2015 at 2:08 pm Permalink

    Yoani Sanchez tiene mucha razon en este articulo:

    http://www.14ymedio.com/opinion/culpable-solucion_0_1893410648.html

  5. Humberto 23 November 2015 at 9:05 pm Permalink

    Me atrevo a escribirle porque conozco el nivel de análisis y la audiencia que tiene, por eso solo quiero incitarlo a que piense que meses atrás los cubanos que llegaban a Ecuador y no tenían razones de peso para entrar al país eran virados para atrás. En todo esto de la crisis migratoria veo varias cosas sospechosas como ha sucedido siempre que ha habido un acercamiento por los distintos gobiernos demócratas de este país que lo han intentado. Así paso en 1979 cuando se pudo viajar a la isla por primera vez y después vino lo del Mariel, el otro casualmente unos meses antes del derribo de las avionetas de hermanos al rescate y así sucesivamente. Me parece que el ego de los hermanos Castro y sobre todo del de más edad es muy grande como para permitir en vida una situación como la de Rumania, o la propia URSS donde se derribaron las estatuas y se pisoteo el pasado. Si se analizan estos últimos años y la salud de Fidel Castro se va a encontrar coincidencias, aunque creo que el hermano no quiere algo distinto simplemente que piensa menos y es menos diabólico que el otro. Por último y para no hacer muy extensas estas palabras, si se investiga solo un tanto, en estos momentos se preveía lo que acaba de suceder en Argentina, y lo que puede pasar en Venezuela y el mismo Ecuador, y me pregunto, quien en realidad no quiere el acercamiento?


Leave a Reply