03 July 2018 ~ 6 Comentarios

Lo que AMLO puede hacer


Suscríbase al canal AQUÍ

6 Responses to “Lo que AMLO puede hacer”

  1. Ramiro Millan 3 July 2018 at 12:33 pm Permalink

    Desde los tiempos de Cárdenas México viene experimentando las políticas que propone López Obrador y todos saben que siempre fracasan.
    ¿Por qué vuelven a insistir en lo mismo?
    Por la desigualdad social.
    Los demás motivos son secundarios.
    Y volverán a experimentar el mismo fracaso de siempre mientras su cultura no cambie.
    En México, más presión y por tanto más recaudación impositiva no lleva a más distribución de la riqueza sino a más corrupción.
    Más dirigismo e intervencionismo económico, a más ineficiencias y destrucción de la infraestructura.
    Más estatismo, a más caos administrativo.
    Más Estado, más pobreza.
    Lamentablemente, por más justo sea el objetivo, siempre termina beneficiando a la corporación política y al poder económico que exige más ganancias cuanto más se entromete el Estado en la economía. Y más ganancias del poder económico, más tarde o temprano termina en más desigualdad de la que había.
    Es de manual.
    “Cultura colectivista vs cultura individualista” razonvsinstinto.blogspot

  2. Carlos 4 July 2018 at 11:46 pm Permalink

    La Cultura que conocen los Mexicanos por muchos anos es el de corrupcion,la violencia que no tiene tregua
    una extrema pobreza de casi un 50% donde en muchos lugares la educacion no existe,el costo de la salud por las nubes la explotacion de las zonas indigenas referente al trabajo o sea a lo que pagan la mayoria de los Patrones,casualmente hablando con un Mexicano que trabaja en una tienda de Asiaticos recojiendo carritos lo que me dijo tiene toda su razon,el que nada tiene por tanto no pierde nada,que puede perder una
    familia indigena de la zona de Chiapas en mexico la casa de carton?que sus hijos no puedan educarse por el alto costo de las matriculas,que se pierde NADA! Vamos aprobar a ver que pasa! y es cierto que puede perder el que nada tiene.Pues nada.

    • Ramiro Millan 6 July 2018 at 7:29 am Permalink

      Cortéz, un vándalo de una audacia inconmensurable y codicioso como hemos visto pocos en la historia, con unas pocas decenas de otros audaces, oportunistas, ventajeros y codiciosos, sometieron a decenas de miles de mexicas a través de la traición ventajera de líderes locales (los teuctilis de pueblos totonacas entre otros tantos traidores) para destruir a los gobernantes originarios que los sometían (a Montezuma).
      Es decir, cientos de miles de traidores locales se sometieron a uno cuantos tarados y desconocidos extranjeros (totalmente extraños para ellos) para autodestruirse con tal de destruir en el medio de la aberración suicida nativa a su supuesto enemigo local.
      Y para empeorar el mensaje que dejaron a la historia los pueblos originarios de México, el poder gobernante de los mexicas encabezado por Montezuma poseedor de una fuerza militar colosal no dudó en aliarse también a esa pequeña e insignificante fuerza extranjera para asegurar el sometimiento de sus “enemigos” internos (gente originaria que compartía orígenes, cultura e intereses) cegados por el odio entre ellos que los hacia incapaces de ver lo evidente: que esos extraños aliados eran personajes dominados por una brutal codicia con intereses que jamás podrían coincidir con los suyos.
      Pues bien, Hernán Cortés, con unos cuantos tarados como él logró someter a ejércitos de decenas de miles de combatientes.
      Finalmente, de este fenómeno histórico surgió la cultura mexicana actual: pueblos originarios extraordinariamente individualistas capaces de traicionar a quien sea con tal de mantener su pequeño círculo cercano protegido a costa de perjudicar o destruir si es necesario a quienes y cuántos sean, en conjunción con la cultura traída por los “corteses” caracterizada por la necesidad de satisfacer sus codicias a cambio del método sea. Engaño, traición, falsedades, sometimiento como método de explotación de la más ventajera y malvada posible. Y para completar el ámbito de depravación que llegó a imperar en los inicios de la cultura mexicana, todo en nombre de Dios.
      Pues bien, México es el resultado de ese origen, no tengan dudas y la solución única y absoluta pasa por salirse de ese ámbito cultural y hacer algo tan simple como imitar lo que hacen los ciudadanos del norte. Olvidarse del ventajismo estúpido e individualismo destructivo e ir hacia conductas pro colectivas, colaborativas.

      • Carlos 7 July 2018 at 12:25 am Permalink

        Eso es Historia pero la problematica de mexico nada tiene qye ver con eso,lopez Obrador llena los espacios que dejaron todos los politicos.

        • Ramiro Millan 7 July 2018 at 11:12 am Permalink

          No sé hasta dónde no tiene nada que ver.
          Si se presta un poco de atención, se percibe que son los descendientes de esos “extraños” españoles y de los que vinieron después desde esas tierras lejanas los que tienen el poder económico y político en México. A veces con aliados descendientes de pobladores originarios como sucedió en los inicios de esta historia (los teuctilis topamacos de entonces siguen presentes en las organizaciones políticas y sociales actuales).
          Y son los mismos pueblos originarios los que sufren las consecuencias de su incapacidad para organizarse colaborativamente entre todos para evitar la explotación que se mantiene prácticamente igual desde hace 500 años.
          Y no se trata de más o menos inteligencia o capacidades de unos sobre otros, sino de diferentes culturas que hacen más eficientes los hábitos de unos en la búsqueda de riquezas y medios que en otros.
          Tampoco se trata de rechazar a los descendientes de los antiguos conquistadores, en absoluto, simplemente evitar cometer el mismo error de siempre que se reitera desde que tienen memoria histórica. Evitar el individualismo cultural. Ese individualismo que los llevó a los pueblos originarios y sus líderes a querer salvar cada uno su pequeño lugar cediendo el resto de la “Nación” a unos poquísimos locos codiciosos y casi psicópatas conquistadores. Esa actitud individualista de cientos de miles, millones en realidad, entregó una civilización entera a unas pocas decenas de tarados.
          Es probable que esa misma historia se vive hoy (opinión opinable por cierto pero con elementos suficientes como para ser tenida al menos como muy probable)
          No a cambiado un apice.
          ¿No es tiempo para el pueblo mexicano todo, sin distinción de orígenes, de pensar en cambiar esas actitudes y hábitos que sin pensarlo siquiera los conduce al cadalso?
          ¿En organizarse los originarios, más los criollos y también con los “blancos” para que cada uno cumpla sus responsabilidades que sean sin explotar nadie a nadie?
          Todos simplemente por el bien común.
          Lo único que hace falta para ello es respetar las normas reglas y leyes y cumplir con las obligaciones civiles con responsabilidad.
          Lo demás viene solo. Viene la institucionalidad, la confianza en el otro y en el estado. Viene la estabilidad, las oportunidades de inversión y de progreso. Vienen las instituciones judiciales eficientes que impiden el delito y las injusticias, sean sociales o del índole se ocurra. Todo es infinitamente más fácil.
          Simplemente hay que cambiar de actitud, de una individualista a una colectivista (jamás confundir cultura colectivista con politica colectivista, son dos cosas diferentes).
          ¿Sabe dónde está hoy la rebeldía hacia esa histórica explotación?
          En el narcotráfico.
          Allí encontró el rebelde el lugar desde donde hace reconocer su ego. Qué no es inferior a nadie. Que puede ser igual o más poderoso que cualquiera.
          Pero desde la ilegalidad. De nuevo desde el individualismo, desde su grupo y círculo íntimo.
          Y aún a costa del sacrificio de sus compoblanos como hace 500 años cuando unas tribus sacrificaron el destino de otros millones con tal de mantener sus intereses individuales. Mientras aquel invasor explotador hacia sus “agostos” todo el año donde quisiera hasta que les tocó sufrir y caer en las garras de los conquistadores a aquellos que quisieron preservarse a costa del sacrificio de los demás. Todos cayeron bajo las garras del conquistador por proteger un e insignificante pequeño círculo íntimo.
          Exactamente lo mismo representan hoy las bandas del narcotráfico.
          Así les va. Más avanza el narcotráfico, más se debilita el pueblo y más explota el explotador.

  3. El inagotable 5 July 2018 at 4:27 am Permalink

    México no permite la reelección. Eso es algo que dada la Constitución nadie puede cambiar. Con esa restricción no creo que en los seis años que le tocan, AMLO pudiera hacer mucho daño.


Leave a Reply