06 June 2020 ~ 10 Comentarios

“Moneda total”, la masacre al sector privado en Cuba.

Por: Vicente Morín Aguado.

“Dentro de una caja fuerte se encontraron más de un millón 82 mil 502 pesos en moneda total.”

Tribuna de La Habana, vocero del Comité Provincial del Partido* en la capital cubana, resume con las anteriores palabras el último operativo policial ejecutado contra los emprendedores privados en Cuba. La ola de arrestos bajo las figuras delictivas de “actividad económica ilícita” y “acaparamiento”, representa un genocidio económico de factura ideológica, acompañado del consecuente suicidio estatal.

Se trata de una frase publicada repetidamente por oficiales de la Policía Nacional Revolucionaria, Inspectores y periodistas; curiosa abreviatura asociada a la circulación monetaria de un país donde coexisten el dólar de los Estados Unidos (USD), el Peso convertible cubano (CUC) y el Peso moneda nacional (CUC).

La masacre va sumando decenas de víctimas a todo lo largo de la Isla, sin distinguir entre pequeños vendedores de vegetales frescos, los integrantes de una cooperativa agropecuaria, el dueño de una cafetería “excedido” al vender alimentos enlatados, un fabricante de pinturas, alguien empeñado de suministrar auto partes de vehículos y, la tapa al pomo, hasta incluir un artesano fabricante de piñatas para cumpleaños.

El genocidio vino precedido de una advertencia ideológica, publicada en Granma, órgano oficial del partido comunista (PCC) el pasado 6 de mayo. Firma la diatriba un Troll de ocasión, capaz de ensartar varios cientos de palabras vacías de contenido, sustituyendo por consignas y amenazas las propuestas de los economistas cubanos ante el eminente colapso de un país incapaz de pagar sus apremios monetarios.

Por ejemplo, Joaquín Benavides, ex ministro de Fidel Castro, ha propuesto “Aprobar un instrumento legal que autorice la creación de PYMES**, principalmente en la actividad agroalimentaria y que puedan incorporarse, si lo desean, las cooperativas agropecuarias.”

“No se entiende bien como se le teme al establecimiento de PYMES** con capital de ciudadanos cubanos, con independencia de donde residan. La inversión privada en Cuba, esta refrendada en la Constitución, será un elemento importante que puede contribuir a salvar al Socialismo Cubano después del COVIP 19.”

Desde el exilio, el deber elemental de diagnosticar una enfermedad terminal, obliga al experto retirado del Fondo Monetario Internacional, Joaquín Pujol, a recomendar lo que sigue:

 “Eliminar las restricciones a la actividad privada, cambiando de una lista de lo que se permite a una pequeña lista de lo que no se permite. El sector cuentapropista es el único sector dinámico y relativamente eficiente de la economía que ha generado empleo y productividad aun con las restricciones existentes. Permitirle al sector privado tener un estatus legal claro.”

Carmelo Mesa-Lago, académico en Pittsburg, con medio centenar de libros dedicados a su país de origen, sentenció recientemente: “Lo que quisiera es que la Isla se moviera hacia un tipo de modelo mixto que es el que apoya la mayor parte de los economistas académicos en el país. Un modelo mixto en el que el sector no estatal juega un papel primordial, no el papel complementario como es el caso de Cuba.”

Desde una dimensión ideológica del tiempo y el espacio, la orden dada es de exterminio. El amparo legal de los operativos se encuentra en la Ley # 62, Código Penal, artículos 228 al 230, cuya última fecha corresponde paradójicamente al 2011, cuando el aún máximo gobernante, Raúl Castro, supuestamente impulsaba una apertura al emprendimiento privado, reforma lamentablemente amputada en sus comienzos.

El instrumento legal penaliza la realización por parte de los ciudadanos de actividades con ánimos de lucro “sin poseer la licencia correspondiente; o realice alguna actividad de esa naturaleza no autorizada en forma expresa por disposición legal o reglamentaria.” Se agregan agravantes “Si para la realización de los hechos a que se refiere el apartado anterior, se contratara mano de obra o se utilizaran medios o materiales de procedencia ilícita.”

En la práctica, consustancial con lo antes dicho, casi siempre aplica el “acaparamiento”, cuando la persona “adquiera mercancías u otros objetos con el propósito de revenderlos para obtener lucro o ganancias; b) retenga en su poder o transporte mercancías o productos en cantidades evidente injustificadamente superiores a las requeridas para sus necesidades normales.”

Una radiografía de los hechos se ofrece, basada en la televisión cubana, los órganos de prensa provinciales, junto a medios como ADN Cuba, Cubacute, CiberCuba y Cubanosporelmundo, entre otros.

Luyanó, municipio 10 de octubre, calle fábrica # 254, intervienen la vivienda de un trabajador con licencia para la elaboración y venta de alimentos ligeros, considerada por las autoridades un almacén de víveres envasados. El 1er Teniente Alberto Simón declara la incautación de “un millón 56 mil 502 pesos en moneda total.”

De gran relevancia se publicita el delito colateral de poseer la víctima un auto Audi.

Bayamo, provincia de Granma, procesada una persona que acumulaba en su casa 80 cartones de 30 huevos cada uno, 9 quintales de pepinos (1qq=100 libras), 40 qq. de calabazas y 4 qq. de cebollas.

Municipio Ciro Redondo, provincia de Ciego de Ávila, incautan 31634 libras de plátanos. Acusado el propietario de la finca Las Marías, productor y dueño del alimento, casi inexistente en los mercados cubanos. La policía ocupó dos tractores, dos carretas y un remolque, parte de los medios usados en la comisión de tales delitos.

Un caso extremo sucedió al operar contra la cooperativa agrícola Julio Hidalgo en Sancti Spíritus, donde confiscaron dos cámaras de frío, consideradas de fabricación ilícita, una de ellas almacenando 80 toneladas de cebollas, cuyo valor vuelve a superar, según los uniformados, el millón de pesos en “moneda total.”

Las autoridades declaran la existencia de materiales destinados a construir una tercera cámara refrigerada.

Aunque perseguir a los productores-vendedores de alimentos es prioridad, la cruzada no tiene límites, el denominador común es todo lo que sea privado:

Arrollo Naranjo, municipio de la provincia Ciudad de La Habana. Detectan una fábrica de pinturas, perteneciente a un individuo procedente de Camagüey, quien construyó en 3 meses el local, donde encontraron 1600 tanquetas de pinturas, 4 motores industriales, un auto moderno y otras propiedades menores.

Volviendo a la capital cubana, en el municipio El Cotorro intervienen el domicilio de un ciudadano convertido en almacén de partes y piezas de autos. A simple vista se aprecian en la televisión cerca de 80 neumáticos nuevos, decenas de llantas, junto a diversas piezas y partes mecánicas automotrices.

El emprendedor privado argumenta que se trata de compras fuera del país, introducidas legalmente, también vendía artículos dados en comisión por otras personas, sumando adquisiciones vía internet y negocios con proveedores estatales.

Ante las cámaras, la Teniente Arianna Felicó, instructora penal, explicó: “El acusado tenía una Licencia de reparación de equipos mecánicos y de combustión, que encubre otras actividades económicas. Justificaba con un matiz legal sus actividades.”

Los poco familiarizados con la cotidianeidad de los cubanos, necesitan valorar ciertos detalles:

En todos los casos la policía ocupa almacenes clandestinos, donde se ocultan las mercancías, junto a instrumentos de trabajo, maquinarias y demás medios de producción. Los emprendedores privados, aun contando con la autorización para ejercer actividades económicas con fines de lucro, están obligados por las circunstancias a camuflar su gestión.

Se trata del lugar oculto que en lenguaje popular llaman “El Clave”. Este depósito clandestino no falta en la casi totalidad de los comercios privados porque es imposible demostrar la completa legalidad de las mercancías y medios empleados por los cuentapropistas.

El Joven fabricante de piñatas Yasser Ravelo, vecino de la calle Martí # 614 en la ciudad de Guantánamo, acosado por inspectores, policías uniformados y últimamente por la Seguridad del Estado-policía política-, hizo una denuncia:

 “Tienes que trabajar con todo robado, tienes que mantenerte en el cuento perenne del gato y el ratón. En realidad, lo que te tienen es comprometido, aquí todo es ilegal, todos somos ladrones y lacayos. Metiendo mentiras somos más fáciles de humillar, más fáciles de doblegar.” Yasser termina su video, publicado por ADN Cuba:

“Yo acuso al estado cubano de crimen de odio. Donde hay un solo dueño todo el mundo es ladrón.”

En Cuba la autorización de actividades económicas privadas no significa un derecho ejercido por el ciudadano, es un permiso concedido por el gobierno, cuya vigencia y modalidades están bajo la vigilancia permanente del poder político. Así lo ha denunciado el proyecto Cubadecide que lidera la opositora Rosa María Payá, hija del premio Sajárov y mártir de la oposición al castrismo, Oswaldo Payá Sardiñas.

Otra característica singular, obligada por la triste realidad, es lo que pudiéramos llamar “la tapadera”, es decir, ante la obligada limitación impuesta a los gestores económicos, se usa el “permiso” para extender a riesgo otras acciones de hecho imprescindibles si se trata de alcanzar un nivel mínimo de ganancias, respondiendo a la insatisfecha demanda.

En el caso citado del comerciante de auto partes, al reseñar los hechos, el locutor cubano lee su guión televisivo:

“Mientras el país hace un esfuerzo por perfeccionar y mantener su parque vehicular, hay quien se aprovecha de las limitaciones, se cree astuto y emplea artificios para enmascarar su enriquecimiento ilícito.”

La traducción al buen español es: existe una crisis en la transportación estatal, los privados intentan suplir esas carencias, obteniendo lógicas ganancias de su esfuerzo y riesgo.

No es casual coincidencia que la instructora penal del caso reseñado declare haberle ocupado al comerciante un millón 82 mil pesos en…” moneda total.”

Los medios de prensa al servicio de la represión, convertidos en monopolio mediático del binomio partido-estado, desarrollaron una encuesta popular con el objetivo de recabar apoyo a las acciones de la policía.

El canal estatal Caribe, publicó un video donde opinan varias personas. Los entrevistados saben que solo publicarán opiniones favorables a la acción de los represores. Aun así, las respuestas son reveladoras:

 “Deben tener mano dura y sin piedad porque los niños, los ancianos, y los trabajadores estamos recibiendo el látigo de la ambición de esas personas.”

Policías y demás autoridades asociadas a los hechos han reiterado que operan partiendo de la justa indignación popular, manifestada en las denuncias.

“Tienen que investigar bien, no quedarse en los acaparadores porque alguien arriba de ellos les da la posibilidad de acceder a esos productos.”

Efectivamente, una interventora, Teniente Yesenia Perdomo, había declarado a la televisión que parte de los artículos incautados procedían de “negocios con personas jurídicas”. En Cuba equivalente a funcionarios estatales. Usando el lenguaje cuidadoso de esta oficial, diríamos que “cierto matiz” de corrupción se esconde detrás de las actividades económicas ilícitas.

La encuesta periodística alcanza el clímax cuando un joven bodeguero exhorta a la policía desde su establecimiento, localizado en la calzada de Ayestarán, esquina a 19 de mayo. El camarógrafo no pudo evitar un telón de fondo compuesto por la estantería vacía del establecimiento:

 “Está bien hecho, sigan haciendo, para que tu veas que esto se va a arreglar ya.”

Desde hoy los vecinos de La Bodega deberían mantener un asedio permanente al lugar, símbolo de la racionalización de los alimentos que acompaña a la revolución de Fidel Castro desde hace más de medio siglo.

Sumando los millones de “moneda total” incautados y por incautar, la masacre al sector privado en Cuba ha de repletar en breve tantos anaqueles vacíos.

NOTAS:

*La arrogancia del único partido político posible no se esconde al obviar escribir su nombre completo.

**Acrónimo de Pequeñas y medianas empresas.

10 Responses to ““Moneda total”, la masacre al sector privado en Cuba.”

  1. bacu 6 June 2020 at 12:00 pm Permalink

    “Yo acuso al estado cubano de crimen de odio. Donde hay un solo dueño todo el mundo es ladrón.” Esta frase define, en parte, a los asesinos castristas.

  2. razón vs instinto 6 June 2020 at 12:52 pm Permalink

    Y pensar que todavía es necesario publicar lo que hacen estos psiquiátricos y asesinos totalmente imbéciles e hdmilp para evitar que ¡millones! continúen encolumnandose detrás de las ideas comunistas.
    ¡¡¡¡Realmente impresionante!!!!
    Mientras el homínido llamado humano no se conozca a sí mismo, continuaremos experimentando contradicciones increíbles como éstas.

  3. Manuel 6 June 2020 at 5:33 pm Permalink

    jerarquías al interior de una sociedad nacional según los diferentes grupos que la componen,
    se califican las aptitudes para el desarrollo civilizatorio de los distintos pueblos y naciones,
    considerados como superiores, inferiores e, incluso, en algunos casos, hasta se los declara como inaptos para el progreso material e intelectual, según un parámetro que reproducía anteriores consideraciones coloniales y eurocéntricas, que ahora se revelan como justificatorias de los neocolonialismos y de la emergencia de otras formas imperiales, como esta del Partido Comunista
    En cuba, china o Norcorea

    Mierda

    Argentina, venezuela, nicaragua

    España!

    Muchos árabes

    Turquia

    Africanos

    ¿Quién da más?

  4. Julian Perez 6 June 2020 at 6:29 pm Permalink

    No me había leído esto porque sospechaba su contenido. No sé por qué me decidí a hacerlo.

    ¿Cuántas veces van a seguir tocando la misma tonada? Ofensiva revolucionaria, fin del mercado libre campesino, fin de los artesanos de la plaza de la Catedral, fin del ¨ejercicio privado de la profesión, rectificación de errores y tendencias negativas… ¿Es que no se saben otra melodía? Sesenta años es bastante tiempo para aprenderse otra. Llevo tiempo afuera y pensé que con la desaparición de Tía Tata se habían aburrido un poco de los bandazos, pero no.

    Lenin dijo un paso adelante dos atrás, pero éstos dan uno adelante y diez atrás.

  5. manuel 9 June 2020 at 1:12 pm Permalink

    La Revolución Cubana terminó en 1970. Los cinco años siguientes se dedicaron a deshacer entuertos y diseñar el modelo oficial.

    El soviético fue el único disponible y se estrenó en 1975. Cesó la Revolución y se inició la evolución. Cuba, ratificada como vitrina, recibió una excepcional ayuda de la URSS:

    El crecimiento acelerado de los desbalances comerciales externos, acentuado a partir de 1984, fue el primer síntoma de la crisis que se avecinaba. El Periodo Especial fue bautizado como tal en agosto de 1990. Obligó a la adopción de modificaciones impensables y demecanismos ajenos a la centralización, debidamente descafeinados. Para algunos constituyó un retroceso teórico, para otros una oportunidad de superar el dogmatismo. Se iban perfilando los dos grandes grupos de ideas que nutren el debate actual. No es nada nuevo. La propia Unión Soviética vivió la pugna interna entre conservadores y renovadores.

    Algunos se rasgaron las vestiduras ante la expansión de las relaciones de mercado y la inversión extranjera. Se intentaba zurcir el maltrecho modelo económico. Los hechos indican que un remiendo no es suficiente.

    Las disposiciones adoptadas a partir de 1993 comenzaron a cosechar modestos frutos. En el año 2004 se arriaron velas con el retorno a las mañas centralizadoras[8]. Al estallar la crisis mundial en 2008, Cuba aún no superaba sus deficiencias. Padecía un déficit fiscal elevado y un desorbitado desequilibrio externo. Su capacidad para crear ahorro propio era insuficiente. A ello se sumaba el arreciado bloqueo de Estados Unidos.

    Cuando se creía que la clase proletaria había tomado el poder fue justa la apreciación de Che al poner en duda la necesidad del sindicato. La actual situación es totalmente diferente. El Gobierno adopta formas mercantiles. Crece la participación de la empresa capitalista nacional y extranjera. Ambas utilizan fuerza de trabajo asalariada. Igual sucede en la empresa estatal calificada como socialista. La correlación de fuerzas es otra. Hay empleadores y empleados cuyos beneficios no siempre coinciden. Surge la necesidad de una entidad que defienda los intereses obreros. La actual es vertical. Continúa jugando el papel de maquinaria movida por las correas de transmisión del Partido. El sindicato debe ser un ente negociador. Se requiere una organización preocupada y ocupada por los obreros. La hora del teque ya pasó.

    [1] El lógico despiste inicial provocó la demolición de 9 pequeños ingenios al calor del rechazo a la tradicional mono producción azucarera.

    [2] Durante los primeros 15 años de la Revolución se consideró a la agricultura el sector principal, pivote del desarrollo. Esta rama y sus industrias vinculadas recibieron el 50% de las inversiones.Figueras, Miguel Alejandro. Aspectos Estructurales de la Economía Cubana. Editora de Ciencias Sociales de Cuba. 1984. Pág. 52.

    [3] La polémica puede seguirse a través de las desaparecidas revistas Nuestra Industria y Comercio Exterior, que en los años 1963 y 1964 recogieron todos los artículos publicados al respecto.

    [4] Así lo hubiera llamado Valle Inclán. A fines de 1965 fue disuelto el Ministerio de Hacienda y se redujeron las funciones del Banco. El presupuesto de 1967, que fue el último, no llegó a aplicarse: a mediados de ese año se habían eliminado los pagos y cobros entre empresas estatales. En su lugar se establecieron asignaciones monetarias para salarios y las relaciones con el sector privado.Informe Central del Primer Congreso del PCC. Diciembre de 1975.Además, un nuevo sistema contable sustituyó la tradicional partida doble originada en el siglo XV. Se le añadió el apagón estadístico. La euforia desató una política insostenible de gratuidades. En muchos lugares se eliminó el control de entrada y salida de los trabajadores. Salarios y normas se desvincularon, se hipertrofió el pago de horas extra y se suprimieron los impuestos a los campesinos y los intereses a los préstamos bancarios. Fue la apoteosis de los estímulos morales y la reprobación de los incentivos materiales. Se intentaba llegar al comunismo a marchas forzadas. Algunos soñaban con eliminar el dinero.

    [5] …la Ciudad de La Habana la vamos a abastecer plenamente de leche, y no solo de leche sino incluso de queso y en buena parte de mantequilla, con unas 80 000 hectáreas de tierra, ¡con ochenta mil! (APLAUSOS), y a un nivel de abastecimiento que sería el doble de lo que se abastecería con ese nivel de productividad de los campesinos en un millón de hectáreas de tierra.Castro Rus, Fidel. Discurso pronunciado el 6 de enero de 1968 en ocasión de inaugurar un pueblo de 120 casas en el Cordón de La Habana

    • Manuel 9 June 2020 at 1:36 pm Permalink

      Se impone y se ha estado imponiendo
      un discurso que continúa reproduciendo la estructura axiológica del mundo colonialista. En esta apuesta teórica y política por la emancipación social se juega un motivo principal que anima el pensamiento de Martí, cuya significación profundamente humanista persiste interpelándonos en el momento presente. El cam-bio significativo que propone como desafío se vincula, precisamente, al reconocimiento de las diversidades que conforman las culturas de América Latina. Desde este punto de vista, el programa político y cul-tural contenido en
      Nuestra América puede entenderse en su función utópica, alude a una tarea que requiere ser llevada continuamente a un plano de realización y es, por este motivo, todavía un proyecto que mantiene su vigencia.

      • Julian Perez 9 June 2020 at 2:02 pm Permalink

        Realmente desde el setenta y pico hasta el noventa y pico fueron los mejores años. Muchos decían en broma que íbamos tan bien que pronto regresaríamos al capitalismo. Estaba el llamado ¨mercado paralelo¨ (cosas un poco más caras que no estaban por la libreta), el ¨mercado libre campesino¨, los artesanos de la plaza de la Catedral, etc. Uno podía contratarse en un segundo empleo y ganar más dinero, y había en que gastarlo.

        Hubo extrema penuria al pelearse con la URSS en 1962, tras la crisis de los misiles y coquetear con el euro-comunismo (no estar de acuerdo le costó caro a Anibal Escalante y a toda la llamada ¨microfracción¨ en la gran purga) y la llamada ¨ofensiva revolucionaria¨ de 1968, que acabó con lo poco que quedaba (puestos de ostiones, de guarapo, en fin ¡con todo!). Estaban por la libreta hasta los discos de Pello el Afrokan.

        Pero tras el fracaso de la zafra de los 10 millones tocaron fondo, hicieron las paces con los bolos y fueron años normalitos. Claro, no era una bonanza real. Papá URSS cubría los gastos y la economía seguía siendo un desastre. Y quizás Barbapapa estaba entretenido con sus guerras africanas, no se cocupaba de lo de adentro y no podía joderlo demasiado.

        Hasta que la llamada ¨rectificación de errores y tendencias negativas¨ (los errores eran que se viviera un poco mejor) y la caída de papá URSS trajeron el período especial y se volvió a jorobar todo.

        • manuel 9 June 2020 at 2:09 pm Permalink

          y ya no tienen a barbatruco pa sacarse un mecenas de debajo de la manga.

          Creo que se han quedao sin mecenas y esa sí que se las está poniendo muy dura

          • Julian Perez 9 June 2020 at 2:19 pm Permalink

            Como se solía decir en Cuba, Manuel, ¨ojalá tu boca sea santa¨ y esta vez sea verdad que ¨ya viene llegando¨. Pero mejor no ilusionarse demasiado porque ese perro ya nos ha mordido. Nunca se sabe de dónde pueden sacarse un mecenas. El mundo está lleno de izquierdistas que saben lo que hacen y de idiotas útiles que les siguen la rima. Mira el revolú que tienen armado aquí en estos días.


Leave a Reply