26 July 2015 ~ 11 Comentarios

Otra vez, SS Francisco

por Antonio Sánchez García
@sangarccs

Papa Francisco

Con el curso de los días y la reflexión que permite la distancia de los hechos, se reafirma mi convicción de que el Papado ha comenzado a sufrir una inflexión de incalculables proyecciones, cuyo desenlace puede tener serias incidencias sobre la legitimidad de ciertos embates en contra de la tradición liberal democrática de nuestra región.

De su primera visita a tres países de América Latina, se destaca, antes que nada, la firme determinación de Su Santidad Francisco de arbitrar en asuntos de naturaleza política estrictamente internos, y que atañen a naciones polarizadas por el influjo sobre determinante de las políticas estratégicas implementadas por el dueto Castro Lula desde el Foro de Sao Paulo. Tanto en Ecuador, como en Bolivia y Paraguay, intervino en los debates internos de las respectivas naciones avalando el curso político implementados por sus respectivos gobiernos. Que en un caso único en la historia de las relaciones entre el Vaticano y la región da por buenas acciones que escapan a la competencia papal.

Rompe con ello la naturaleza ecuménica del mensaje de la Iglesia católica. ¿Con qué derecho se inclina el Vaticano por respaldar las políticas del oficialismo en Bolivia, Ecuador y Paraguay, desestimando los derechos que les asisten a las respectivas oposiciones que, siendo tanto o más fieles a la Iglesia, se oponen a ellas? ¿Deben, en bien de la obediencia a la infalibilidad papal, plegarse a Evo Morales o a Rafael Correa? Asunto particularmente irritante para los leales y fieles seguidores de la iglesia católica chilena, que además deben tolerar la buena pro papal a las reivindicaciones marítimas de Bolivia, que coliden con tratados internacionales aún vigentes. Sin duda, una falta de prudencia en asuntos de muy alta problematicidad. ¿Apoyará en un futuro no muy lejano el derecho de los guyaneses a desconocer los acuerdos vinculantes en asuntos limítrofes con Venezuela respecto del Esequibo? Inolvidable la mediación de Juan Pablo II en el diferendo chileno argentino, impidiendo que derivara en un casus belli.

El giro mencionado es tanto más problemático cuanto que muestra el influjo de la terminología y las categorizaciones marxistas en el discurso o – como bien quisieran algunos provinciales de la Compañía de Jesús en la región – “la narrativa” papal. Sin ser un católico observante ni muchísimo menos un conservador, siento un profundo respeto por las virtudes teologales: Fe, Esperanza y Caridad. Me parecen valores plenos de significado que han marcado el sentido moral y religioso de Occidente.

No los he encontrado en las arengas de SS Francisco. Prefiere hablar de “redistribución del ingreso”, felicitando de paso a Evo Morales por llevarlo a cabo en un lenguaje más propio del FMI o del BID que del Vaticano. Razón suficiente para que extienda sus felicitaciones a los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, que prefiriendo “la redistribución del ingreso” además de saquear los bienes públicos y empeñados en su práctica populista prefirieron redistribuir – además de saquear – el ingreso antes que invertirlo en un auténtico esfuerzo por desarrollar la riqueza de sus naciones. ¿O es que la riqueza de las naciones ha de ser vista como deriva pecaminosa y no el único fundamento real de lo que haya o no haya que redistribuir?

Yendo aún más lejos en su invasión a campos ajenos al evangelio, SS Francisco cae en una insólita contradicción: considera arbitrariamente que el hombre no ama ni debe amar a las ideas o a las categorías, pero no sólo ideologiza y categoriza, sino que lo hace empleando conceptos puestos en circulación por el más ideologizado de los ideólogos – así pretendiera combatirlas con la praxis científico revolucionaria – Karl Marx. Así, su insólita afirmación y rechazo respecto del “fetichismo del dinero”. ¿No sabe Francisco que uno de los primeros y más fecundos pensadores en hacer uso de dicha categoría fue Marx al referirse en su escritos filosóficos de juventud, en El Capital y en su Contribución a la Crítica de la Economía Política al fetichismo de la mercancía, de la cual el dinero es la mercancía por excelencia? SS Francisco o sus más cercanos colaboradores conocerán sin duda y en profundidad Historia y Conciencia de Clase, de Georg Luckács, y sus fecundas reflexiones sobre la alienación a partir del fetichismo de las mercancías y la universalización del dinero. También presentes en Marcuse, la Escuela de Frankfurt y sin duda la universidad Patrice Lumumba, de Moscú.

Nada en contra de dichas categorías y su valioso aporte al conocimiento de la sociedad moderna. Nos hemos quemado las pestañas desentrañándolas. Pero, ¿no dispone la teología cristiana de un propio y más adecuado lenguaje como para tener que sustentar su “narrativa” con préstamos ideológicos tan sobre cargados de la negatividad atea y anti cristiana de quienes consideran que “la religión es el opio de los pueblos”?

Sobran las razones para que los legos polemicen con SS Francisco y desmientan sus afirmaciones dando por buenas las políticas de Evo Morales o de Rafael Correa. No sentaría un buen precedente para el prestigio universal del Papado. Ni es función del Vaticano andar repartiendo certificados de buena conducta política, ni muchísimo menos hacerlo en países sumidos en complejas y alteradas relaciones sociales. Internas e internacionales. No imagino a éste ni a ningún gobierno chileno pidiendo la mediación vaticana para resolver su diferendo limítrofe con Bolivia. Por lo menos no mientras viva SS Francisco. Ni me imagino a los venezolanos, por sólo citar un ejemplo, pidiendo su mediación para terciar en el cruento y doloroso conflicto interno que los abruma desde hace dieciséis años. La toma de partido en asuntos estrictamente políticos, que son de estricta competencia de los hombres – al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios – empaña la legitimidad del Papado. Salvo en todo lo que atañe a la dignidad humana y a los derechos inalienables del hombre, máxima obra de la creación divina. No le escuché una sola mención al tema, tan doloroso y debatido por nosotros, los venezolanos. Tan aplastados y pervertidos por las dictaduras y tiranías del continente, como en Cuba desde hace 56 años. ¿Será tema de su anunciada visita a la isla del Dr. Castro?

Hay, sin duda, un giro notable en el discurso vaticano. Temo que, además de no ser ecuménico ni representativo de todos los matices que viven al interior de la cristiandad, no coadyuve al supremo mensaje cristiano: lograr la paz en la tierra a los hombres de buena voluntad.

11 Responses to “Otra vez, SS Francisco”

  1. Hector L Ordonez 26 July 2015 at 6:25 pm Permalink

    A lo mejor es Comunista.

  2. Ramon Miranda Isea 26 July 2015 at 10:31 pm Permalink

    Al menos en Venezuela quienes nos oponemos al regimen de Maduro totalitario y titere de la Dictadura Cubana, hemos tomado nota dela “conchupancia”(complicidad) del Papa con regimenes autoritarios y violadores de los derechos humanos, de la Libertad de Expresion,del Estado de Derecho, de la Destruccion de la Economia y de paso en el caso concreto de Venezuela en enconados enemigos de la Iglesia Catolica, porcierto la Iglesia Criolla esta muy clara en cuanto a lo que es este regimen perverso y sembrador del Odio y el resentimiento social no solo en Venezuela sino tambien en otros paises satelites de la Dictadura Cubana. Ante todo esto con que derecho su “santidad” (minusculas (ex-profeso) expide esos “certificados de buena conducta a declarados enemigos de la Iglesia que supuestamente el representa? no en balde ultimamente el titere de Fidel que regenta a Venezuela en su nombre se anda deshaciendo en elogios a su “santidad”. Anyte los halagos de los viscerales enemigos de su Iglesia deberia decir como el parlamentario Aleman ¡que has hecho viejo estupido para que esta canalla te aplauda!…..

  3. Alfredo Milano 27 July 2015 at 8:46 am Permalink

    Si dudas, es El Papa Rojo.

    • Hector L Ordonez 28 July 2015 at 10:25 pm Permalink

      Lo dije en forma satira,pero ni era nada serio.El papa no es comunista.

      • Lorenzo Rodolfo 8 August 2015 at 11:28 pm Permalink

        ¿Como lo sabe Ud.? Por sus peroratas parece serlo. Este es amante del totalitarismo, ya sea comunismo, fascismo (es admirador de Perón) o nazismo. Todas ellas ideologías emparentadas entre sí y con sus derivaciones actuales: populismo, socialismo del Siglo XXI, peronismo, humanismo, etc.

  4. Augusto de la Torre Casas 27 July 2015 at 2:53 pm Permalink

    Este papa demuestra su ignorancia por sus planteamientos sobre el reparto de riqueza, y su indisimulada admiración a regímenes totalitarios de América Latina, lo que me hace dudar mucho de su buen deseo hacia “los pobres de la tierra” a quienes pretende defender y apoyar.

    Augusto Lázaro

  5. Hector L Ordonez 28 July 2015 at 10:38 pm Permalink

    deberas crees que el PAPA es ignorante¨? Me perece que estas equivocado,el Papa es graduado en química,y es un científico en esa rama. Los jesuitas son los científicos de la Yglesia Catolica.Cuaando
    el PAPA hablo de la pobreza,no se dirigio a ningún sistema político
    lo dijo en forma general,ya sean de Izquierda o derecha.O acaso crees
    que no hay pobreza en el mundo¨? Te equivocas la pobreza,se ha elevado a niveles desorbitantes y las diferencias entre ricos y pobres
    se ha aumentado, Y la solución de la pobreza,de eso no se habla es Tabu,o sea no se toca.Recuerden el verso de nuestro apóstol.Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar.Jose Marti seria comunisTa?.

    • Lorenzo Rodolfo 8 August 2015 at 11:21 pm Permalink

      Eso es lo que no se cansan de repetir los Castros: que si Martí viviera en la Cuba actual sería comunista y que el autor intelectual de la revolución de marras es Martí, el cual ha de estar revolviendose en su tumba. Este Papa no es ni ha sido científico en nada y si estudio química, una ciencia muy complicada, jamás la practicó. Para ser científico en algo hay que dedicarle las 24 horas del día toda una vida. Deje esa perorata infantil. F. Castro también es abogado pero jamás ejerció la profesión porque jamás trabajó. Siempre fue un mantenido de su padre y despues de la política. El último profesional que se supone que sea un dictador totalitario debía ser un abogado, que se la ha pasado estudiando la justicia y su defensa, los derechos y las libertades de los seres humanos para defenderlas y preservarlas , la equidad, honestidad, etc. y sin embargo ya sabemos quien es este farsante, desvergonzado oportunista, mentiroso y asesino de F. Castro. Este Papa no me gusta nada desde su mismo inicio como tal. Estoy seguro que es un comunifascista con sotana.

  6. nestorv 29 July 2015 at 4:03 am Permalink

    El Camarada Pancho es un comunista consumado…….cerraremos las iglesias catolicas y las convertiremos al protestantismo,…el vaticano es un club de pedofilos y comunistas, que pena por los verdaderos sacerdotes de Cristo…se acabara el catolismo en cuba,se lanzaron al abismo.

  7. Hector L Ordonez 29 July 2015 at 10:50 am Permalink

    Todas esas Yglesias protestantes están llenas de villanos y tienen
    nombres y apellidos,se han enriquecido de los feligreses que acuden a sus Yglesias de buena fe.Se pasan echándoles miedos a los feligreses
    para obtener grandes beneficios económicos.Ya muchos conocemos sus mecanismos de control,claro siempre capturaran en sus jamos,a los mas ignorantes.

  8. Lorenzo Rodolfo 8 August 2015 at 11:06 pm Permalink

    Desde sus inicios lo he estado diciendo a todos aquellos de mi entorno que me quieren escuchar: este Papa es un neo-comunista, educado por los jesuitas, partidario del peronismo (que sabemos ya que fue y sigue siendo fascismo-populista totalitario). Espero que la Curia vaticana y el resto de estos dignatarios eclesiásticos se den cuenta de a quien han elegido esta vez como Papa y del extraordinario daño que este neo-comunista le puede hacer a la Iglesia Católica y a toda la sociedad y cultura occidentales. El comunismo, el nazismo y el fascismo son parientes muy cercanos de una misma familia: el totalitarismo y este Sr. que ha sido elegido como Papa es eso: un comunifascista, enemigo del “establisment” capitalista democrático desarrollado y movido por sus convicciones político-doctrinarias está metiendose donde no debe ni para lo que tiene conocimientos, experiencia o autoridad. Es simplemente un improvisado muy peligroso. Si la Iglesia Católica, a pesar de ciertos personajillos dentro de ella, sigue siendo fiel a su tradición anticomunista, espero que este Sr. sea enviado a retiro lo antes posible. Observemos como será su actuación en la Cuba comunista y totalitaria de los Castros, que como él, también fueron educados por los jesuitas. Wait and see.


Leave a Reply