19 October 2020 ~ 2 Comentarios

Penitenciagite

Por Alonso Correa

¡Haced penitencia, ciudadanos! Martirizaos en nombre de este gobierno porque su sangre limpiará nuestros pecados y regocíjense en el dolor porque este curará nuestras culpas. Olvídense de la lucha, no hagan caso a la opresión, manténganse obedientes  y continúen con la expiación de mis ofensas. El líder supremo les dará buena vida en el más allá, pero el camino al gobierno está pavimentado con contrición. Odiad a los que no os acompañan en esta liturgia y alejaos del criterio ajeno porque solo nosotros os damos la realidad.

Cada día el discurso de los caudillos iberos se acerca a un párrafo litúrgico de una religión en la que solo ellos pueden ser salvadores. Jefes políticos, económicos y espirituales de un séquito de tibios. Sacerdotes de una misa de destrucción y odio. Los responsables de la barbarie que reina en Barcelona. Califas del reino de las mentiras. Y serán ellos, los que ahora viven entre el lujo y la riqueza, los que harán caer Madrid.

El peso de todos sus engaños está suspendido por la fe de los ciegos que les siguen. Individuos atrapados en las gruesas redes del embuste. Sus mentes han sido invadidas por el deseo del autoritarismo extremo, por el crecimiento desmesurado del Estado. Sus más altas aspiraciones son las conquistas de un régimen dictatorial de izquierdas. Su búsqueda es la destrucción de toda oposición diferente a su ideología.

Los penitentes lobotomizados obedecen para no ser clasificados como disidentes. Ciudadanos aterrados de ser llamados diferentes que aceptan cualquier castigo que sus cabecillas les impongan. Porque ellos, los que ahora le temen a las represalias, fueron los mismos que crearon un comité  de castigos para los errores de los demás. Pero su unión de verdugos creció más de lo que habían soñado y ahora se está rebelando contra sus creadores.

Los que ahora controlan España saben el poder de un pueblo hecho pedazos. Por eso es que le piden a sus adeptos el control total de sus vidas. Por eso mienten, agreden e insultan. Porque sus timos no pueden completarse sin una base de devotos a la hiel de sus patrañas. Eso es lo que une a este evangelio, la adicción a la bilis que sueltan los líderes de las masas. Pedro, Pablo, los 23 ministros y los 777 asesores. Y fue su vil puño de acero el que ha cerrado el corazón de España por no obedecer sus miserables órdenes.

Esa es la razón por la que no se le puede dejar ganar a estas ideas. Porque esas son las ideas de la guerra civil mundial. Las que llevan al odio intrafamiliar, la pelea entre hermanos, la aversión entre parientes. Es el credo del repudio y la miseria. La doctrina del terror y el hambre. Estos son los ejemplos de los que no debemos olvidar cuando salgan penitentes a evangelizar a los paganos, debemos enseñarles el daño que se hace cuando sus líderes obtienen el poder.

Porque su dogma es el olvido y su mantra la obediencia. Esas son las cadenas de los devotos a la tiranía. Esos son los hilos con los que se manejan los sumos pontífices del roñoso gobierno peninsular. Son los dos únicos criterios que se requiere para entrar en las misas de estos sacerdotes. La memoria es un arma biológica dentro de un rebaño de desmemorizados.

Pero no sientan pena por Madrid. Madrid ha aguantado la furia de innumerables ejércitos nacionales y extranjeros. Ha aguantado la ira de Napoleón, de los ejércitos orientales y africanos. Y Madrid ha permanecido ahí, firme, inamovible. Porque la resistencia de Madrid es el vivo reflejo del espíritu español.

2 Responses to “Penitenciagite”

  1. Víctor López 19 October 2020 at 3:00 pm Permalink

    El honor se lo otorgo a Zaragoza. Nada está asegurado en la sangrienta España. Podrán imponer un orden de obediencia y de odio pero no sostenerlo. Con cuatrocientos mil hombres pagó Napoleón su aventura en España. Fueron en verdad el pueblo ruso y el español quienes vencieron al “pequeño cabo”. El semillero de la profunda galicia, euzkadi y catalunya es de una vitalidad inagotable, y se extiende por bolsones en nuestra América. Creo que podremos sostener nuestro pueblo y valores, mejor que Francia o el Reino Unido. Cordialmente.

  2. Macario Bravo 19 October 2020 at 5:36 pm Permalink

    En la politica española mi brújula es Cayetana Alvarez de Toledo. En el PP me la han relegado, cosa que considero un error. Este artículo me luce un poco desordenado. Creo que critica a Sánchez y su pandilla, pero hace referencia al Madrid que resistió los ejércitos africanos, lo que en mi librito es una referencia a la resistencia republicana durante la guerra civil, y Pedro y Pablo reclaman esa herencia. Como dije, un poco desordenado el trato.


Leave a Reply