17 August 2017 ~ 20 Comentarios

POR QUÉ NOS MATAN EN BARCELONA

por Ricardo Angoso
@ricardoangoso
ricky.angoso@gmail.com

Las matanzas contra los ciudadanos occidentales, que comenzaron en Nueva York en el 2001 y que continuaron con su estela sangrienta en Madrid, Londres, París, Bruselas, Berlín, Niza, Manchester y tantos otros lugares, tienen un hilo conductor: el odio de los islamistas más radicales hacia Occidente. Hoy fue Barcelona, mañana quién sabe donde atacará el terrorismo islamista.

“¡Welcome refugees!”, colocaban en sus balcones los ayuntamientos de extrema izquierda en Barcelona y Madrid. Abrieron sus puertas sin mirar a quien entraba y acogieron con los brazos abiertos a miles de integristas islámicos. Las consecuencias a la vista están. Ahora millones de ciudadanos inocentes pagamos por sus errores, por sus demenciales políticas de acoger en nuestras casas a auténticos asesinos. Los que ayer atentaron en Barcelona y causaron varios muertos y decenas de heridos son nuestros vecinos, no busquen lejos de sus fronteras, los tenemos dentro. Son la quinta columna del odio a Europa y sus valores: los integristas musulmanes. Nos odian y nos odiarán siempre. Somos sus enemigos, ni más ni menos.

En definitiva, la inquina y el desprecio del Islam más brutal, con todas sus arcaicas ideas y retrógrados principios, es hacia la Europa de las libertades, el progreso y los Derechos Humanos. Nos matan porque nos odian, nos odian porque no pueden aceptarnos libres y viviendo en armonía pacífica con nuestros vecinos. Es una guerra santa declarada del integrismo más intransigente, racista y vetusto contra la Europa de las luces y la razón, pero también contra aquellos que en otras latitudes del mundo se inspiraron en estas ideas para construir sociedades libres y abiertas. Tienen un rencor de siglos que alimentan con su miseria intelectual y moral.

El terrorismo islámico no tiene límites

No aceptarán nunca que vivamos en sociedades libres, donde las mujeres pueden votar, pasear libremente sin llevar un burkah y sin pedir permiso a sus maridos; no aceptarán nunca que hombres y mujeres de todas las condiciones y colores sean iguales y pueden tener los mismos derechos. No nos perdonarán nunca que no colguemos a los gays en grúas, tal como hacen en la progresista Irán que, por cierto, financia a grupos de izquierda como Podemos y regímenes abyectos como el de Nicolás Maduro. O, simplemente, que no arrojemos a las adulteras o a los homosexuales desde un quinto piso para que después una turba –no merece otro nombre- de buenos musulmanes los remate a pedradas, siguiendo las rancias tradiciones islámicas que en nombre del Profeta se “instalaron” en los territorios bajo la férula del autodenominado Estado Islámico.

Nos matan porque bebemos alcohol, porque no aceptamos quedarnos en la Edad Media, porque nos gusta la música, porque bailamos, tocamos el piano y porque nos negamos a aceptar vivir en regímenes teocráticos que viven anclados en la prehistoria. Ellos queman los vinilos, destruyen las radios, queman los libros prohibidos, casi todos, todo hay que decirlo, y se irritan con cualquier cosa que huela a tolerancia, progreso y libertad. Son los nuevos nazis, los bárbaros del siglo XXI que matan a los cristianos, degüellan a los infieles y miran hacia la Meca sin olvidar que su objetivo final es destruir esta Europa democrática, plural, librepensante y sustentada en esos valores fundamentales de la revolución francesa que se ganaban a sangre y fuego en las calles al grito de “¡Libertad, Igualdad y Fraternidad!”. Eso, a esos miserables asesinos, les suena a chino y alimentan su odio con nuestra sangra, muerte y dolor.

Odian a Occidente

Este odio y este rechazo hacia nosotros, porque por eso nos están matando, ya lo definía muy gráficamente hace años la fallecida periodista italiana Oriana Falacci: “Para comprenderlo –el odio- basta mirar las imágenes que encontramos cada día en la televisión. Las multitudes que abarrotan las calles de Islamabad, las plazas de Nairobi, las mezquitas de Teherán. Los rostros enfurecidos, los puños amenazadores, las pancartas con el retrato de Bin Laden, las hogueras que queman la bandera americana y el monigote de George Bush. Quien en Occidente cierra los ojos, quien escucha los berridos Allah-akbar, Allah-akbar”.

Nos matan porque somos seres impuros ante sus ojos. Nos matan porque nos consideran inferiores, pecadores, merecedores de la muerte y porque no somos dignos de pertenecer a su fanática secta. Nos matan porque somos hombres de bien que aceptamos a las mujeres como son y porque no tenemos problemas en tener amigos gays. A sus ojos, claro, somos impuros y lo seremos de por vida, tal como bien explica la ya citada Fallaci: “En cuanto a los que se arrojaron contra las Torres y el Pentágono, los juzgo particularmente odiosos. Se ha descubierto que su jefe Muhammad Atta dejó dos testamentos. Uno que dice: “En mis funerales no quiero seres impuros, es decir, animales y mujeres”. Otro que dice: “Ni siquiera cerca de mi tumba quiero seres impuros. Sobre todo los más impuros de todos: las mujeres embarazadas”.

¿Se puede estar más locos, se pueden abrazar ideas más medievales que las que abrigan estas gentes en su interior? Realmente los que estamos locos somos nosotros por haber aceptado y tolerado este pensamiento aborrecible en nombre de una supuesta moral democrática y unas ideas de tolerancia que nada tienen que ver con la defensa firme de las libertades y los valores fundamentales del hombre. Pero la peor parte se la lleva la izquierda, que siempre calla, asiente y pide respeto a estos energúmenos, a estos asesinos sin piedad, mientras consiente y tolera que miles de cristianos sean asesinados en el mundo árabe y Africa por esta gentuza sin escrúpulos. Los musulmanes de Europa exigirán cada vez más, pues ellos no piden ni negocian sino que exigen e imponen. “Pues negociar con ellos es imposible. Razonar con ellos, impensable. Tratarlos con indulgencia o tolerancia o esperanza, un suicidio. Y cualquiera que piense lo contrario es un pobre tonto”, resumía muy atinadamente Fallaci.

Nos matan, y voy concluyendo, porque nuestra democracia es débil frente a esta nueva amenaza que ya está aquí y que cada día que pasa, como una gran bola de nieve, nos va sumiendo a todos en una pesadilla infernal de sangre y fuego, destrucción y horror. Nos matan porque al igual que en la década de los treinta del siglo pasado, cuando los fascistas se conjuraron para destruir las democracias en Europa y casi lo consiguen, los demócratas somos (y fuimos entonces) débiles y no hicimos nada para detenerlos. Luego para pararles tuvimos que recurrir a la guerra y las consecuencias son la ya consabidas: sesenta millones de muertos, el continente hundido física y moralmente y media Europa en manos de la tiranía comunista. Hoy, si no reaccionamos con fuerza, si no nos unimos frente a estos bárbaros, el día que seamos conscientes del peligro que se cierne sobre nosotros, será demasiado tarde y ya nada podremos hacer más que aceptar nuestro propio suicidio. Nuestra agonía. Y la larga noche, quizá, caerá para siempre sobre toda la humanidad. Nos matan porque no somos capaces de reaccionar y tenemos miedo, sobre todo por eso último nos matan y, lo más triste del caso, es que lo saben. Y nos matan porque algunos los reciben, no olvidemos el lema de Manuela Carmena en Madrid: “¡Welcome refugees!”. Bienvenidos a casa, criminales.

20 Responses to “POR QUÉ NOS MATAN EN BARCELONA”

  1. Humberto 17 August 2017 at 11:32 pm Permalink

    http://humbertomondejargonzalez.blogspot.com/2016/12/360-las-tres-ideologias-retrogradas-que.html
    360-Las tres ideologías retrógradas que debemos derrotar en este siglo XXI las fuerzas progresistas; para despues enfocar todos los cañones sin tantos frentes abiertos sobre la otra fuerza retrograda que le sigue, el capitalismo egoísta y salvaje.

    • antfreire 18 August 2017 at 9:16 am Permalink

      Pero si son precisamente ustedes los “Progresistas los que colgaron los carteles “welcome home refugees” Ustedes creen que el resto de la humanidad es tonta. Algun dia tendran que pagar por sus errores.

      • Humberto 18 August 2017 at 11:33 am Permalink

        Imbécil, usted me ha visto a mi colgar algún cartel algun dia?

        • eusebio 18 August 2017 at 4:07 pm Permalink

          Viva Trump y su politica migratoria!!!!

    • Bacu 23 August 2017 at 11:39 am Permalink

      Ese capitalismo egoista y salvaje donde esta??? Será en USA donde todos o la gran mayoría quiere ir??? Como es posible que quieran vivir en USA, pis de salvajes, todas esas personas que después enfocan a la izquierda y quieren destruir a USA o esos jueces que aguantaron la directiva de Trump para evitar la avalancha de musulmanes de esos países de donde no se sabe que es quien?? No No No hasta cuando??

  2. Brother Full 18 August 2017 at 12:02 am Permalink

    La Globalización ha llevado a la Humanidad a un proceso de “melting pot religioso”, en que al final, las sociedades heterogéneas gradualmente se convierten en sociedades homogéneas. Las tragedias como la ocurrida son parte de su tránsito.

    • Felipe 18 August 2017 at 5:21 am Permalink

      En serio? O sea que si mañanas caen tus hijos o tu o tus padres en un acto de este tipo para ti solo será un daño colateral de un proceso natural para llegar a una sociedad homogénea que se traduce sólo en la victoria monolítica del islam en Europa y la conversión forzada de toda la sociedad a esta fe horrible? No joda

      • Bacu 23 August 2017 at 11:41 am Permalink

        Así mismo es. Eso te quedo muy bien. Así que no importa que maten, nada eso es normal??? Al carajo con todo eso.

  3. Ramiro Millan 18 August 2017 at 6:50 am Permalink

    Hasta que no se comprenda cabalmente dónde está el verdadero origen del terrorismo islámico, difícilmente se encuentre una verdadera solución al problema.
    Si aceptamos que los terroristas son una parte minoritaria de la población islámica PERO QUE COMPARTEN LAS IDEAS Y CONVICCIONES DE LA MAYORÍA DE LOS CIUDADANOS DE ORIENTE MEDIO, debemos aceptar inevitablemente que lo que genera y conduce a éstas creencias o convicciones, definitivamente no es la razón, la lógica o sentido común.
    Es absolutamente imposible llegar a través de un análisis racional libre de presiones instintivas o pulsionales o pasionales (son sinónimos), a las conclusiones que ésta gente llega hasta que encuentran el rechazo y odio a occidente como un ideario que forma parte de la vida de la enorme mayoría de los musulmanes (sobran ejemplos para hacer estas afirmaciones).
    Pero si no es la razón la que conduce la conducta de estos individuos, entonces ¿Qué es?.
    Se desprende de las consecuencias del terrorismo que es fundamental saberlo.
    Pues bien, el origen del odio musulmán a occidente hay que buscarlo en un primitivo rincón de nuestro cerebro que se expresa a través de un instinto o pulsión o pasión o impulso o como quieran llamarlo.
    Este impulso nos presiona incansable e insistentemente para que los demás adviertan la presencia de nuestro ego.
    El método más frecuente para lograrlo es mediante la exhibición de superioridad económica, con riquezas o status social (elemento fundacional del capitalismo, más exitoso cuánta más posibilidades de expresarse a este instinto le brinda la organización económica, como las occidentales, dicho sea de paso).
    Cotidianamente lo vemos expresarse a través de la ambición o codicia.
    Pero este instinto tiene en su actividad, la contracara de la expresión ambición mediante y ésta es aquella que presiona para que los que llevan ventajas o se ven superiores, no aumenten las diferencias y buscar las formas para acercar posiciones o, mejor aún, superarlos.
    Como son procesos totalmente subconscientes, la respuesta esperable difícilmente sea racional, de hecho utiliza a la razón para encontrar las excusas que justifiquen sus pretensiones (los islamistas radicales o no, por ejemplo, siempre encuentran excusas guiadas por la razón esclava de los impulsos para “justificar” sus acciones o ideas).
    En esta parte de la actividad del instinto, si el individuo no encuentra un mecanismo psíquico de adaptación que haga tolerable las diferencias económicas o las que sean para mantener un sano equilibrio emocional, surge nuestra conocida envidia crónica (subrepticia coprotagonista principal de la popularidad del ideario de izquierda en el planeta entero, dicho sea de paso).
    Pues bien, es esa subconsciente e insistente envidia la que lleva a que la mayoría de los musulmanes, ante la consciencia de la absoluta imposibilidad de competir con los mismos medios con occidente, los lleva al rechazo buscando excusas en la “pureza” del Islam o la supuesta “vida santa” o “superioridad moral teniendo a Ala en su seno” o cuánta excusa encuentren que pueda parecer lo más “razonable” posible y justifique ese totalmente irracional rechazo a occidente y les permita sobrellevar esa manifiesta inferioridad económica fundamentalmente.
    Lamentablemente, si esta envidia no puede ser canalizada aunque sea con dificultades, surge el resentimiento y el odio.
    Es justamente éste el origen del odio musulmán.
    Del odio al terrorismo hay pequeños pasos a seguir.
    E aquí la verdadera génesis del terrorismo y cuándo se busque una solución a esta problemática, lo primero que debe tenerse en cuenta en el análisis es ésta realidad.
    “Envidia y codicia, dos armas destructivas”
    razonvsinstinto.blogspot

    • Ramiro Millan 18 August 2017 at 7:31 am Permalink

      Es el mismo mecanismo el que genera ciudadanos europeos terroristas de origen musulmán.
      El resentimiento por la inferioridad económica respecto de los nativos sumado a las frecuentes experiencias de discriminación hace que ese resentimiento se convierta poco a poco en odio.
      Cualquier análisis racional aconsejaría, sin duda alguna, tolerar las diferencias y aprovechar las oportunidades que ofrece un sistema dónde la libertad es absoluta, el orden y la posibilidad de una vida muchísimo mejor que en oriente es mucho más probable más un interminable etcétera de ventajas pueden disfrutar estando en occidente.
      Sin embargo, el mecanismo psíquico de adaptación que hace tolerable las diferencias, muchas veces no es fácil obtenerlo.
      Y los que lamentablemente no logran adaptarse, son muy propensos a la envidia primero, después al resentimiento y finalmente al odio.
      Del odio a ser captados por las organizaciones terroristas hay pequeños pasos a dar.

  4. Ileana 18 August 2017 at 7:49 am Permalink

    El mundo entero debe tomar conciencia y unirse porque es peor aceptar y tener a estos bárbaros por
    miedo y seguir esperando que maten y destruyàn todo a su paso.

  5. Humberto 18 August 2017 at 8:19 am Permalink

    http://www.libertaddigital.com/espana/2017-08-18/los-comerciantes-de-las-ramblas-por-que-no-habia-bolardos-1276604505/
    Los comerciantes de las Ramblas: “¿Por qué no había bolardos?”
    …………….
    “Entre los vecinos y comerciantes, se van pasando una noticia de diciembre en la que los Mossos rechazaban una advertencia de la Comisaría General de Seguridad de la Policía Nacional en la que recomendaban poner bolardos en las principales calles. “Estaban avisados y lo obviaron”, dice con resignación una camarera de una cafetería lateral.”
    ………………………….
    http://www.libertaddigital.com/espana/2017-08-18/muere-una-mujer-en-cambrils-y-ya-son-14-los-asesinados-en-los-atentados-en-cataluna-1276604509/
    Una mujer, víctima del atentado de esta madrugada en Cambrils y que estaba ingresada en el hospital Joan XXIII de Tarragona, ha muerto este viernes, lo que eleva a 14 el número de fallecidos en los ataques terroristas en Cataluña, han informado a Efe según fuentes de la Conselleria de Salut.
    Poco después, Emergencias de Cataluña ha hecho público que por el momento entre muertos y heridos se han confirmado víctimas de 34 nacionalidades distintas: alemana, argelina, argentina, australiana, austriaca, belga, británica, canadiense, china, colombiana, cubana, dominicana, ecuatoriana, egipcia, española, estadounidense, filipina, francesa, griega, hondureña, holandesa, húngara, irlandesa, italiana, kuwaití, macedonia, marroquí, mauritana, paquistaní, peruana, rumana, taiwanesa, turca y venezolana.
    ………………….
    Joselito Ruiz · Colegio Calasancio
    No había bolardos por la misma razón que no había Guardia Civil ni Policía Nacional. Porque en cataluña todo lo que venga de España, es malo y creyeron que los Mosus eran suficientes. Ya sea en materia de seguridad, asesoramiento o unidades de protección ciudadana. En cataluña se prefirió en su día (tanto era su odio a España y lo español), que hubiera mas norteafricanos que españoles o suramericanos y se prefirió que el nombre predominante en los neonatos fuera Mohammed. También se prefirió la apertura de nuevas mezquitas (90) a iglesias y se politizó el culto católico para alejarlo de los creyentes. En esas estamos.
    Si, ha sido una política desastrosa que todos los que estábamos fuera del “agua” veiamos y que mas tarde o mas temprano la misma población de cataluña iba a sufrir el engano en que sus líderes los han ido metiendo poco a poco para separarlos de los demas españoles, su verdadera patria natural.
    ………………..
    viernes, 27 de junio de 2014
    http://humbertomondejargonzalez.blogspot.com/2014/06/terrorismo.html
    8- TERRORISMO: No hay terrorismo bueno y terrorismo malo.
    ………………….
    http://humbertomondejargonzalez.blogspot.com/2014/12/148-banco-of-america-es-un-tonto-fbi-y.html
    jueves, 4 de diciembre de 2014
    148- Banco of América es un tonto FBI. Y el gobierno de Bobama otro rastreador tonto de terroristas. Así que debemos estar alertas; porque tal vez ya estamos rodeado de terrorista y Dios quiera que solo sea de tontos. ¡Good job, jefe; good job jefe!
    ……………..
    martes, 23 de diciembre de 2014
    http://humbertomondejargonzalez.blogspot.com/2014/12/156-estados-unidos-esta-vivo-de-milagro.html
    156- ¡Estados Unidos (alguno de nosotros) estamos vivo de milagro!
    ……………….
    http://humbertomondejargonzalez.blogspot.com/2015/12/264-por-que-los-musulmanes-tolerantes.html
    jueves, 10 de diciembre de 2015
    264-¿Por qué los musulmanes tolerantes (hay quien les dice moderados) no critican con contundencia a los extremistas musulmanes y a los clérigos árabes millonarios que los educan e incitan a asesinar a todo el que no piense como ellos, incluyéndolos a ellos mismo?
    ……………….
    http://humbertomondejargonzalez.blogspot.com/2016/07/302-el-informe-cobarde-retrogrado.html
    miércoles, 6 de julio de 2016
    302-El informe cobarde, retrógrado, egoísta y comunistoide británico sobre la guerra en Iraq.
    ………………
    http://humbertomondejargonzalez.blogspot.com/2015/11/260-regresemos-de-una-ves-la-doctrina.html
    martes, 17 de noviembre de 2015
    260-Regresemos de una vez a la doctrina antiterrorista de Bush, arrollémoslos ante que nos maten más occidentales.

  6. Raquel 18 August 2017 at 9:13 am Permalink

    POR QUE NOS MATAN EN BARCELONA? PORQUE PERMITIMOS QUE LOS MATEN EN ISRAEL.

    • Israelí 19 August 2017 at 4:24 am Permalink

      También en esto los judíos son culpables? La ignorancia ofende!
      Se equivoca Montaner con eso que el terror contra occidente en el 2001. Empezó hace un siglo, cuando los judíos comenzaron a regresar en cantidades para recrear su antigua patria ancestral.

    • Bacu 23 August 2017 at 11:49 am Permalink

      Así mismo es. Eso te quedo muy bien. Así que no importa que maten, nada eso es normal??? Al carajo con todo eso.

    • Bacu 23 August 2017 at 11:52 am Permalink

      Leer par creer, así que los israelíes los matan?? No, se defienden. Eso es lo que hay que hacer en occidente. Sabes que el Ata que solo las torres gemelas estaba preso en Israel y Al Gore intervino para que lo dejaran en libertad y mira el regalillo que le hicieron.

  7. antfreire 18 August 2017 at 9:24 am Permalink

    Despues de decadas de ver y sufrir los danos que ha hecho la inmigracion musulmana en el resto del mundo, todavia hay miles de “progress” americanos que condenan a Donald Trump por tratar de evitar que eso se repita en EEUU. Que son, traidores, envidiosos, frustrados, o simplemente tontos utiles?

  8. SANTIAGO CARDENAS 18 August 2017 at 2:45 pm Permalink

    LA POLITICA DEL PRESIDENTE TRUMP ES LA CORRECTA, AUNQUE NO LO QUIERAN RECONOCER
    DR CARDENAS

    • JVM 18 August 2017 at 9:02 pm Permalink

      No puede comparar el comportamiento y la capacidad de asimilación de la inmigración latinoamericana en Estados Unidos con la musulmana en Europa, los valores culturales latinoamericanos, finalmente, son occidentales, no son extremistas ni intentan obligar a los demás a aceptar sus ideas.
      La política migratoria de Trump es populismo puro, ni siquiera podrá llevarla a cabo porque la economía de todos los estados fronterizos con México sufrirían grandes pérdidas, tiene todo el derecho a construír un muro, pero dentro de sus fronteras y pagado por su país, no por México, aunque los primeros que se opondrán son todos los propietarios tejanos de tierras sobre las riberas del río Bravo, de igual manera, su visión del TLC de la América del Norte, sólo debilitará a Estados Unidos frente a China y Europa.

  9. Bacu 23 August 2017 at 11:56 am Permalink

    Muy buen articulo. Hasta que occidente no abra los ojos esta gente seguirá matando y haciendo actos de terrorismo. Es hora que despierten. Hasta cuando van a permitir que jueces, como ese de Hawai, veten la entrada de personas de países donde no se puede conocer quien llega a USA. A esos jueces son a los que hay que pasarle la cuenta.


Leave a Reply