02 September 2020 ~ 6 Comentarios

¿Por qué?

Por Alonso Correa

¿Por qué los insultos, los ultrajes, los agravios y las ofensas se han convertido en la piedra angular más importante de los discursos actuales?¿Por qué el peso del argumento se sustenta en la habilidad del político para injuriar a sus adversarios?¿Por qué son sólo unos pocos los que llevan a cabo el desfile de los improperios?¿Por qué? Porque la mediocridad está permeando en todas las bases de la sociedad. Nos estamos viendo envueltos en la suciedad del abaratamiento mental.

Somos testigos de cómo el camino fácil se está convirtiendo en norma, de cómo las ideas sencillas y la poca reflexión se están volviendo el principal motor de todo el engranaje retórico. Porque el trabajo ya no llena y el mérito ya no vale nada. Porque ya no se premia al esfuerzo, ni se celebra la valentía. Porque estamos rodeados de innumerables ejemplos de odio a la faena. Y porque es una idea que ha sido calcada en todos los países del mundo.

¿Por qué todos estos nuevos movimientos humanistas, el feminismo de izquierdas o el BLM, se basan en el miedo y la represión de sus contrarios?¿Por qué sólo se defienden por la vía de la violencia? Porque no entienden nada fuera de su burbuja ideológica, porque aprendieron que hay pocos que les harán frente a sus berrinches, porque han conseguido todo en su vida gracias a su capacidad de hacer rabietas contra cualquier cosa que los contradiga.

Estos pseudolíderes proletarios son los máximos responsables de la debacle pensativa, porque son los mismos que hoy llaman a la sublevación de las masas, los que han llevado a cabo los saqueos, los incendios y los escraches, porque saben que no pueden arremeter contra una serie de ideas bien estructuradas, pero sí contra quien las dice. Por eso pecan de falaces y agresivos, porque conocen su nivel y entienden que no pueden superarlo.

¿Por qué consiguen masas de discípulos tan grandes?¿Por qué la gente escucha sus ideas?¿ Por qué sus acólitos darían la vida por unos ideales que se derrumban como un castillo de arena frente a un vendaval?¿Por qué siguen creciendo en número a pesar de los múltiples crímenes que han cometido sus integrantes? Porque esos seguidores son unos resentidos con aires de superioridad moral que se tragarán cualquier patraña que los ponga por encima del resto.

Para estos supuestos supremacistas mentales, las únicas ideas válidas son las suyas, las únicas palabras con valor son sus insultos y las únicas opiniones duraderas son las que estén dentro de su discurso. Porque odian que se les lleve la contraria, detestan estar equivocados y por eso lloran, gritan y patalean por acallar esas voces que refutan sus proyectos.

¿Por qué dura tanto tiempo?¿Por qué se tarda tanto en objetarlos?¿Por qué crecen de manera tan radical?¿Por qué tienen carta blanca para cometer destrozos, palizas y delitos? Porque se vendieron como adalides de lo bueno y lo correcto. Porque son lobos disfrazados de ovejas. Porque nadie ha logrado saciar su inmensa hambre de autoridad.

Al ritmo que van, a la velocidad con la que ganan poder, se envolverán muy pronto en una guerra interna, luchando para ponerse en la cabeza de la hegemonía. Seremos espectadores de un caos y de distintos ataques

dirigidos a miembros de sus propias filas. Porque la tenue línea entre la obediencia y el autoritarismo se disuelve dentro de estos grupos. Porque repudian a los disidentes y a los “traidores” de sus filas. Y mientras esperamos que empiece la guerra total entre estos grupos, ellos se distraen peleándose entre sí.

6 Responses to “¿Por qué?”

  1. Manuel 4 September 2020 at 11:19 pm Permalink

    progressive matrices”, is a kind of IQ test that displays a series of changing shapes. The test-taker has to figure out which shape would logically come next.
    The most popular version, Raven’s Progressive Matrices, has been around since the 1930s. In the current study, Benedikt Schneider at Saarland University in Saarbrücken, Germany, and his colleagues used a competing test called the DESIGMA-Advanced.

    The team asked 341 students to complete the test. About half of them were randomly assigned to watch a video on information unrelated to the test. The other half watched a 13-minute video that explained the “rules” behind the test. Although matrices tests vary in design, most are based on the same five or six basic rules: for example, an element might rotate clockwise or anticlockwise from one picture to the next.
    The group that watched the unrelated video got an average of nine correct answers on a test consisting of 28 questions. The tutorial group averaged 18 correct answers. That difference equates to about 18 extra IQ points, though a typical IQ test uses more than just progressive matrices (Intelligence, doi.org/d629).

    You can boost your IQ score by watching an explainer video (RAWF8/ALAMY)
    The researchers are quick to point out that nobody’s actual intelligence level increased; only their test scores rose. But what does that mean for these tests going forward? If subjects can increase their scores by simply watching a short video – and there are many such YouTube videos that have millions of views – how can the tests still be valid?
    “This might mean curtains for tests like Raven’s,” says Stuart Ritchie at King’s College London.
    “It’s basically as if someone posted up all the vocabulary test words online so people could look them up in the dictionary just before they do an IQ test. It makes the gains hollow.”
    Though Schneider’s team didn’t investigate Raven’s Progressive Matrices, a 2015 study found that a brief video tutorial also increased gains on that test, albeit less than in the current study. Pearson, the publisher of Raven’s tests, didn’t respond to requests for comment.
    The risk of video tutorials compromising the validity of some tests “is indeed possible”, says Schneider. Two of the paper’s co-authors designed the DESIGMA test that was analysed, so they are quite aware that their research might undermine the test.
    One way to get around this, says Schneider, would be to have all test-takers watch a video of the rules, or even to incorporate such a tutorial into the test itself.
    Ritchie thinks this should already be the norm. “This is what a good intelligence tester should be doing when they give the instructions for the test,” he says. ■

  2. manuel 8 September 2020 at 9:57 am Permalink

    de lo 538 votos, casi 200 son indecisos:

    el que diga que sabe quien ganará en N3, en semanas, está mitiendo.

    en 8 semanas pasa de todo, incluídos 3 dramáticos debates presidenciales y uno vice

  3. manuel 8 September 2020 at 9:57 am Permalink

    de lo 538 votos, casi 200 son indecisos:

    el que diga que sabe quien ganará en N3, en 8 semanas, está mitiendo.

    en 8 semanas pasa de todo, incluídos 3 dramáticos debates presidenciales y uno vice

    • manuel 8 September 2020 at 9:59 am Permalink

      en EEUU, como demostró la ultima eleccion presidencial, no importa el voto nacional, dejen ya esa paparruchada, son esos 197 votos electorales en los Estados indecisos los que cuentan. Ahí es donde está la batalla, y el toro trump va con una fuerza imparable, invencible. Así lo veo yo.

    • manuel 8 September 2020 at 10:08 am Permalink

      hay un perdedor en toda esta historia:

      los que se han pasado décadas diciendo que los partidos principales en EEUU son idénticos, que da lo mismo quien gobierne en la Casa Blanca, que de facto el sistema es unipartidista porque no hay nada más parecido a un Demócrata que un Republicano. La vida les dio sorpresa.

      • manuel 8 September 2020 at 10:14 am Permalink

        viva la libertad SISTÉMICA, el orden, EL LIBRE MERCADO, el triunfo del mérito, EL PROGRESO CONTINUO, el fortalecimiento de las instituciones desde el simple ser humano con todos sus derechos hasta los cuerpos mas complejos que velan por esos derechos: Viva EEUU


Leave a Reply