03 February 2021 ~ 4 Comentarios

Problemas en la calle de la pared

Por Alonso Correa

El mundo de la bolsa de valores puede resultar muy alejado y complicado para todos los que no vivimos dentro del esquizofrénico globo de la venta y compra de acciones, pero lo que sucedió la semana pasada es digno de contar. Es la historia de David y Goliat en el mundo económico. De cómo el pequeño logró tumbar al gigante y hacer temblar las columnas de su castillo.

Pero antes de saber qué fue lo que sucedió, hay que tener conocimiento de quiénes son los personajes y el contexto de la situación. El primero, y más importante de nuestros sujetos, es la mismísima Wall Street, con todos los tiburones y buitres que buscan hacerse ricos con el oro ficticio de los activos financieros. Para entender Wall Street debemos saber que la bolsa de valores no son más que apuestas con esteroides, donde todo tiene valor, se apuesta por la subida y la caída del valor de las distintas acciones de las compañías.

Nuestro segundo protagonista es GameStop, un tipo de Blockbuster para videojuegos, una compañía de alquiler, venta y compra de juegos electrónicos. Llevan años cayendo en picado por la entrada al mercado de las plataformas digitales y por políticas arcaicas que no permitieron la modernización de la empresa.

Y nuestro tercer y último personaje es Reddit, una red social que se asemeja a Facebook, donde se reúnen distintas personas con los mismos intereses en páginas dedicadas a estos temas. La que nos interesa es R/WallStreetBets, página aplicada a compartir información importante y consejos para los inversores principiantes que incursionan en este medio.

Conociendo a nuestros intérpretes, veamos qué  fue lo que sucedió en esta extraña obra de teatro. El 27 de enero, gracias a investigaciones de la página de Reddit: R/WallStreetBets, se descubrió que fondos de cobertura o hedge funds habían empezado a apostar miles de millones de dólares en la posible caída de las acciones de GameStop. Es entonces, al descubrirse esta especulación, cuando los usuarios decidieron tomar cartas en el asunto. Empezó la guerra bursátil. Los usuarios de la red social empezaron a comprar las acciones y las retuvieron. Esto afectó la oferta del producto y aumentó el precio en un 700%. Pasaron de costar $4 por acción a $360.

Esta pequeña rebelión hizo perder a los negocios inversores más de cinco mil millones de dólares. Fue cuando sonaron las alarmas. Un puñado de inversores casuales estaba haciendo sangrar a las firmas de la calle del toro. La dulce victoria del pueblo sobre las corporaciones fue efímera, pero muy gratificante. Apenas unas horas después de la derrota se empezaron a bloquear las aplicaciones de inversión esporádica. A muchos no se les permitía seguir comprando o siquiera ingresar a su cuenta. Es ahora cuando se entregan bonos de estímulo para los perdedores, para los que apostaron mal y necesitan ser salvados.

Pero esta anécdota será recordada por lo que significó, por a quién afectó y por demostrar lo malcriado que está el mercado de la bolsa. Ahora, y bajo la supervisión de la Casa Blanca, todo regresará poco a poco a la normalidad. Compañías que invierten con alto riesgo y luego son rescatadas con bonos y pagarés y CEOs que salen en televisión insultando a aquellos que entraron a la bolsa para mandar un mensaje y no por el dinero.  Porque el delicado equilibrio de la bolsa ahora vio el poder de los que no tienen demasiado que perder y temen que estas situaciones vuelvan a suceder. Y así cada vez resuena más fuerte la frase que reza: “Si tú no rompes la ley, ellos romperán la ley para agarrarte”.

4 Responses to “Problemas en la calle de la pared”

  1. Julian Perez 7 February 2021 at 9:42 pm Permalink

    Quizas yo este confundido pero me parece que GameStop tambien produce juegos. Si la memoria no me falla (lo cual no tendria nada de raro) uno de mis companieros en Pyro Studios a donde se fue al salir de Pyro fue a GameStop. O quizas fuera a una compania a la que le distribuia GameStop como Eidos distribuia Commandos y los otros juegos que hacia Pyro.

    • Julian Perez 7 February 2021 at 9:50 pm Permalink

      Ya se aclararon las nieblas de mi mente. A donde se fue era Ubisoft, nombre que se parece tanto como la gimnasia a la magnesia 🙂

    • manuel 8 February 2021 at 2:50 pm Permalink

      aqui por ejemplo, ud vivio su particular soliloquio

  2. Manuel 9 February 2021 at 7:41 am Permalink

    “Every industry comes with its own set of taboos. These are known as the way things are done, and incumbents consider them to have an almost religious importance. But for the average startup, these taboos are nonsensical. Even better, they’re a competitor’s blind spot—and an indication of where large incumbents will never look to innovate!
    For example, consider the taboo of traditional banks. These institutions had long considered their slow, bureaucratic processes to be a source of competitive advantage and, ironically, pride. After all, you could never be too careful when a customer’s money is exchanging hands.
    Revolut, an upstart digital bank in the U.K., felt otherwise. By developing a secure technology stack that rapidly did checks and balances with minimal error, the bank’s founders publicly shunned the idea that slow banking was good banking. The implications of this change in mindset have been significant. Revolut has grown to 12 million subscribers in less than five years of launch, achieved a market cap of $5.5 billion, and pushed Europe toward open banking. Meanwhile, traditional banks are struggling thanks to collapsing fees, unhappy customers, and incomplete digital transformations“


Leave a Reply