06 June 2020 ~ 28 Comentarios

Trump and the riots

By Carlos Alberto Montaner

When it rains, it pours. George F. Will turned his guns on Donald Trump. This happened amid riots over the death of George Floyd, the coronavirus pandemic, and the sudden and astronomical number of unemployed people. Will even asked that the Republican senators be punished electorally by eliminating their control of the Upper House.

Will, who earned a Ph.D. in Political Science in Princeton, New Jersey, is a sort of resurrected Edmund Burke. Burke was the brightest mind of liberal-conservative thought in the 1700s. Will has used newspapers, magazines, and television to spread and advocate the principles he firmly believes in. He has done so well that he deserved a Pulitzer Prize in 1977.

Then Jim Mattis, former Secretary of Defense in the current president’s cabinet, had his turn at bat against Trump, and he hit through The Atlantic magazine. Mattis is a general of the Marines with a magnificent fame among his subordinates and chiefs, despite his nickname of “Mad Dog”. He reproached Trump for dividing society rather than uniting it.

The claim of current Secretary of Defense Mark Esper to his boss Donald Trump was much more concrete –he warned him, publicly, that he did not agree to use Army troops to confront the extended disorders all over the country. He even doubted that such use was constitutional. That’s what the National Guard and the police were for.

The Minneapolis police murder of George Floyd was the trigger. Trump, who believes in conspiracies, sees the hairy hand of the anarchists, whom he calls terrorists. But despite the fact that hardly any of the looters knows who Pierre-Joseph Proudhon or Mikhail Bakunin were, and haven’t even read a word of their writings, there is no doubt that some Americans agree with Trump’s assessment.

This is why the outlandish US president has declared himself the man of “law and order” in the country, and has designated the group “Antifa” as “anarchists,” despite they are just violent and primitive “anti-white supremacists” who summon and participate in the disorders because they feel that the police is against them and justice does not exist for them.

If Trump had mentioned the Ku Klux Klan –anti-blacks, anti-Semites, anti-Catholics– as dangerous people and placed this peculiar band of haters on the same level as Antifa, he would have gained popularity, but he didn’t do it for petty electoral reasons. Not all of his fans are white supremacists, but all white supremacists support him at the ballot box.

Of course, not everything Donald Trump does is bad per se. His government measures on Latin America are essentially correct and in the best American tradition of preventing drug trafficking and terrorist action, even if it is perhaps under the influence of Mike Pompeo.

It was what Bush Sr. did when he invaded Panama and captured narco-dictator Manuel Antonio Noriega. (This action gave rise to today’s democratic and prosperous Panama, a country without an army.) It was what Bill Clinton did when he inaugurated the “Clinton Lists,” or when he signed the Helms-Burton Act after the cruel destruction over international waters of unarmed “Brothers to the Rescue” small planes. Then the invention evolved into the “OFAC Lists” and the “Kingpin Law.” The goal was to close the American sanctuary to corrupt individuals so they couldn’t launder assets, and, at the same time, to punish companies dedicated to laundering money stolen from the public purse.

Naturally, the Trump dedicated to defending the United States from its two great enemies –drug trafficking and international terrorism, who in many occasions are allied, like in the symbiosis between Cuba and Venezuela– collides with his refusal to accept the Dreamers, or his unwillingness to issue, as Reagan did, an amnesty for the undocumented who live off their honest work, because in their countries of origin outlaw gangs kill them or extort them.

Can the American political establishment declare Donald Trump insane or incapable and remove him from office by applying the fourth amendment to the Article 25 of the Constitution? Theoretically it could, but it is highly unlikely to happen. It is even more difficult than the impeachment. Fortunately, elections are just around the corner.

28 Responses to “Trump and the riots”

  1. Víctor López 6 June 2020 at 4:50 pm Permalink

    https://www.infobae.com/america/opinion/2020/06/06/por-que-la-izquierda-internacional-odia-a-donald-trump/

    • Julian Perez 6 June 2020 at 5:20 pm Permalink

      Gracias, Víctor. Un tipo que está claro. Para que Ramiro vea que no toda la prensa en español padece de TDS. Yo no leo mucha prensa en español y nada conozco de la argentina, pero sabía que eso no era posible. Sé de excepciones en España, país bastante izquierdista.

      • razón vs instinto 6 June 2020 at 8:54 pm Permalink

        Prensa liberal en el sentido español del término hay amigo Julián y buena.
        Infobae cuyo dueño es argentino, el diario La Nación o el más importante de todos los periódicos de Argentina que es clarín también pertenece su editorial al liberalismo.
        Yo me refiero a que no existen medios, sean liberales o de centro o de izquierda, que no despotriquen contra Trump.
        Trump para prácticamente todos los medios en mi país y probablemente en todos los países de latinomérica sucede algo similar, es un populista loco de derecha.
        Es decir, es difícil entender ese ensañamiento con Trump.
        Una de las cosas más “políticamente correcto” en mi país, para los medios que sean, es rebajar la imagen de Trump.

  2. Manuel 6 June 2020 at 6:42 pm Permalink

    Biden offered sympathy for those protesting police brutality and sought to give comfort at Philadelphia’s City Hall, in a marked contrast to Trump’s sharp calls for the imposition of order. “Trump has turned this country into a battlefield riven by old resentments and fresh fears,” Biden said, excoriating Trump for echoing segregationists with tweets about “vicious dogs” and shooting looters. Biden also slammed Trump’s visit to a church near the White House, where protesters were cleared out with tear gas, reportedly at Attorney General William Barr’s orders, so that Trump could be photographed holding a Bible. “If he opened it instead of brandishing it,” Biden said, “he could have learned something.”

    • Manuel 6 June 2020 at 6:44 pm Permalink

      Caballito viejo
      Se aprende poemas

      Será un gran candidato

      Para pendejos y timoratos

      • bacu 7 June 2020 at 10:55 am Permalink

        Manuel, despues de leer este articulo tuve ganas de vomitar, es dificil leerlo sin un mal pensamiento. Por suerte tus versos, magníficos, me alegraron el dia. Muchas gracias.

  3. Manuel 6 June 2020 at 6:48 pm Permalink

    After shocking the pundits and pollsters in 2016 by defeating the heavily favored Hillary Clinton, Trump carries “an aura of invincibility” among the approximately 43 percent of Americans who’ve steadily supported him since he took office. But Trump’s “incredible run of good fortune” has run out, and polls show him losing to Joe Biden by 5 to 10 points and trailing in swing states. The coronavirus has ruined Trump’s “signature issue,” the economy. “Not since 1940 has a president been re-elected with a double-digit unemployment rate,” and joblessness is now at 15 percent and heading into the 20s. Even in the best of times, Trump has never reached 50 percent approval—unlike every other president in 85 years of polling history. Could Trump “pull a rabbit out of his hat” and win in the Electoral College despite losing the popular vote—again? Perhaps “something unexpected might happen,” such as the coronavirus waning followed by a “stunning economic rebound,” or a series of badly damaging Biden gaffes. “Right now, though, Republicans have every reason to be worried about November.”

    • Manuel 6 June 2020 at 6:52 pm Permalink

      El autor de esta basura odiadora a lo cam
      Incluso ignora que el desempleo
      Bajó a 13% en mayo
      Pues Trump le sumó 2.5 millones de empleos
      Y sólo está empezando 🙂
      https://www.google.com/amp/s/cnnespanol.cnn.com/2020/06/05/la-tasa-de-desempleo-de-estados-unidos-cae-al-133-a-medida-que-la-economia-registra-sorprendente-aumento-de-empleos/amp/

      • bacu 7 June 2020 at 10:58 am Permalink

        Esto del desempleo tal vez se le pueda pasar, sabiendo que CAM no es economista, y casi nada que pueda ayudar al presidente le interesa destacarlo.

        • Julian Perez 7 June 2020 at 3:01 pm Permalink

          Bacu

          Es posible que el corona y Floyd acaben ayudando al presidente y que gane en Noviembre más ampliamente. El problema de los demócratas es que sobrejuegan sus cartas. Todos sus tiros les salen por la culata y afianzan al presidente. No pueden ser tan tontos, yo creo que es porque el odio los ciega. El TDS parece ser una enfermedad muy grave. Nunca pensé que CAM, al que sigo considerando una persona inteligente, pudiera llegar a los extremos de este artículo. Me ha dejado sin palabras, por eso lo primero que atiné a decir fue ¨I plead the fifth¨. Porque supercalifragilisticexpicalidotius, lo otro que se dice cuando no se tiene nada que decir, era muy larga.

          • bacu 7 June 2020 at 3:12 pm Permalink

            Julian, de acuerdo totalmente. Lo otro que escribí lo quitaron, parece que los moderadores lo encontraron fuera de tono. Saludos.

          • Manuel 7 June 2020 at 5:45 pm Permalink

            a mi me quitaron cdo puse que “iremos en persona a votar” ante la amenaza de fraude el 3 de noviembre

          • Manuel 7 June 2020 at 5:46 pm Permalink

            …si votamos por correo

    • Manuel 6 June 2020 at 6:55 pm Permalink

      Bush perdio el popular hace 20 años
      Y 4 años después arrasó

  4. Nicolas Fergunson 7 June 2020 at 2:36 pm Permalink

    Faltaba aquí lo teórico “galardonado”, ellos son la “cereza” que remata el decorado que la “Prensa” le dio a este pastel que el corrupto Socialista Joe le arrojará a Trump en cada debate o mitin después de un monologo detallado de como él habría enfrentado la epidemia que el Socialismo creo para tratar de frenar la reelección de Trump.
    George Floyd solo fue la excusa, porque los, muy bien planeados, violentos disturbios se desatarían por cualquier cosa en este momento para las elecciones.
    Lo que tengo claro, muy claro, es que: es tan peligrosa, o más peligrosa, para la democracia de toda América la “oposición controla” que la mismísima combinación del narcotrafico y terrorismo que ha usado el Socialismo por más de 50 años, y Joe Biden ha estado ahí, en cada paso que se ha tomado en ambos sentidos, desde siempre, quien no lo vea es porque no quiere verlo, solo hay que buscar la biografía de su vida: algo deja de ser “sospecha” cuando hay muchas coincidencias o cuando todo parece demasiado normal y formal.

    • Manuel 7 June 2020 at 5:52 pm Permalink

      no sé donde esta la Internacional de estos izquierdosos de ahora, pero lo cierto es que los patrones los desenmascaran:

      .
      no me es posible perder de vista esos patrones cdo
      Se presentan, “casualidades” le llaman
      Algunos:

      1) A las marchas de millones dejando venezuela siguieron
      Las marchas desde centroamérica
      (habian PAGADOS POR MADURO Y CASTRO en
      Esas marchas)

      2) A las protestas contra maduro siguieron las protestas
      En perú, ecuador, chile
      (habian PAGADOS POR MADURO Y CASTRO en
      Esas protestas)

      3) …Y ahora, en las marchas en EEUU contra la “brutalidad”, casualmente en Cuba hubo un debate hace dos semanas por unos policias que violaron a dos adolescentes en la misma patrulla de la policia, y para no ser menos… pues habia que una vez mas mover el foco de atencion en el mismo tema paro en otro sitio, esta vez en el propio “imperio”
      (habian PAGADOS POR MADURO Y CASTRO en
      Esas marchas y protestas)

      Pueden ser tres casualidades en los últimos 15 meses
      O puede ser algo más.
      “You may say I’m a dreamer” but
      La arremetida esta semana de Pompeo contra los
      Fascistas que mandan en Cuba,
      Me hace pensar that “I’m not the only one”

      CAM hace mencion en sus publicaciones de ayer a Antifa y a los dreamer. 3 publicaciones en un dia, parece estar cabrón.

      Y vean lo que recopila Francisco Olivares:
      La participación de grupos políticos, especialmente de la izquierda radical como “Antifa”, un movimiento de extrema izquierda que ha sido identificado como la principal organización que alienta las acciones violentas; muestran cómo estas organizaciones que conviven en tiempos de normalidad emergen como gases comprimidos y se activan cuando se generan crisis internas.
      Grupos políticos pueden trasladarse de un país a otro agitando esa “furia” que culmina en saqueos, incendios de propiedades y destrucción, en donde los símbolos de la ley o la libertad son cuestionados para promover “un nuevo orden” sin fundamento, historia o arraigo en esas comunidades; pero que arrastra simpatías al remover resentimientos y ofreciendo un cambio expresado en venganza.
      No puede ubicarse un foco común o llamarlo “una nueva izquierda”. Tampoco su conducción está sincronizada con movimientos o jefes de Estado miembros del Foro de Sao Paulo. Tampoco son los llamados antifascistas o ecologistas que siguen un patrón mundial. Y aunque algunos de estos movimientos pueden exponer como símbolos el rostro del Che Guevara, los ojos de Hugo Chávez, y el marxismo como dogma; cada región, sector, o movimiento, anida sus propios fines. Pero muchos de ellos confluyen y emergen en momentos de crisis como la pandemia o las manifestaciones que hemos visto en EEUU y las pasadas en Chile y Ecuador.

      Se benefician las autocracias
      Aunque en estas nuevas crisis de 2020 no se identifica a líderes conduciendo las acciones aparentemente espontáneas, son las potencias autocráticas enfrentadas a las democracias occidentales las que toman ventaja en movimientos y partidos que surgen contra las democracias. Este tipo de manifestaciones que culminan en violencia son útiles para estimular las debilidades de estos Estados y de sus mandatarios y refuerzan su estrategia para imponer la hegemonía económica y política y clamar por “una nueva constitución o un nuevo orden”.
      En Latinoamérica, países como Venezuela, Nicaragua y Cuba forman parte del juego geopolítico y por ello no es de extrañar que activistas provenientes de esos tres países han sido detenidos e identificados en los conflictos registrados en el continente, agitando acciones vandálicas.

      Campañas interesadas
      El conflicto está igualmente alimentado por campañas “anónimas” a través de las nuevas plataformas, en donde no hay códigos de ética, presentando noticias e historias falsas, manipuladas o elaboradas contra líderes, figuras, personalidades, religiones o movimientos de la cultura occidental, manejadas desde laboratorios con expertos y grupos de hackers especializados que exacerban la intolerancia, dividen al enemigo y profundizan la incertidumbre. Son mecanismos que requieren de cuantiosos recursos, objetivos y organización.
      En países como Venezuela, Cuba y Nicaragua, a pesar de padecer las más fuertes restricciones económicas, desempleo y sufrir los más altos precios de los bienes, las manifestaciones por reclamos de mejor calidad de vida no tienen la misma característica destructiva y son inmediatamente neutralizadas por la fuerte represión; a pesar de que sus reclamos parten de situaciones mucho más dramáticas que las observadas en EEUU.
      En Venezuela la burocracia gubernamental se manifiesta alarmada por un homicidio de origen racial como lo expresó Nicolás Maduro a la familia de Floyd, acusan a Trump de racista y piden hasta su cabeza, en coro junto a los países aliados; pero a lo interno la lista de asesinados por manifestaciones, persecución o torturas e incluso en las barriadas populares, están a la orden del día, tal como han sido meticulosamente registradas por la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

      Todos contra Trump
      En plena pandemia, en Venezuela no ha cesado la persecución de opositores y allanamientos a viviendas de dirigentes políticos exiliados. Incluso los encarcelamientos aumentaron ya que incluyen a quienes protestan por servicios públicos.
      Si bien cada uno de estos regímenes autocráticos tiene su propia agenda, comparten intereses comunes como la caída de las democracias occidentales y de sus líderes mundiales. China y Rusia han invertido grandes recursos económicos en esos países y han adquirido un gran porcentaje de propiedades, empresas y acciones aprovechando los principios de la democracia liberal, la libertad económica y sus leyes.

      Antifa y los grupos violentos
      En las manifestaciones violentas en EEUU se han destacado las acciones de los activistas de Antifa, que Donald Trump ha calificado como grupo terrorista. Se trata de organizaciones de izquierda radical cuyos seguidores comparten filosofías y prácticas como “antifascistas”, sin estructura definida, no se sabe cuantas personas los integra o quién lidera.
      Las imágenes grabadas de los sucesos violentos en Minneapolis y otras ciudades afectadas por los saqueos, muestran a estos activistas vestidos de negro, portando martillos o vigas para romper ventanas y vidrieras de los comercios. En los graffitis que dejan en los portones destruidos se lee: “Fuck the police”.

      Los Black Lives Matter
      Otro movimiento que se ha destacado es el Black Lives Matter (BLM), una organización internacional que nació en EEUU que organiza campañas contra la violencia hacia personas negras. Comenzó a ganar reconocimiento a nivel nacional por sus manifestaciones después de la muerte de dos afroamericanos en 2014 en Nueva York.
      El movimiento global Black Lives Matter es una red descentralizada y no tiene ninguna jerarquía o estructura formal. Algunos analistas sostienen que sus fundadores como Alicia Garza, Opal Tometi y Patrisse Cullors, tras la defensa de los derechos de los negros, promueven un cambio de régimen, y que estarían identificados con la izquierda socialista y se han enfrentado al gobierno de Trump desde 2016.

      Infiltrados por la izquierda
      El FBI detuvo en Miami y en otras ciudades estadounidenses a grupos de personas originarias de países como Haití, Venezuela y Honduras, durante las jornadas de protestas violentas que se registraron el fin de semana. Los detenidos admitieron haber recibido dinero de activistas para participar en las manifestaciones según reseñaron varios portales de noticias.
      Durante las protestas en Miami se hizo viral el video de un venezolano utilizando la gorra tricolor con una amplia sonrisa de satisfacción, mientras destruía un vehículo privado que se encontraba estacionado frente a un centro comercial. El individuo fue identificado más tarde por las redes sociales como un migrante de buena posición económica vinculado al gobierno de Maduro.
      En ese sentido, las autoridades están tratando de establecer si las personas que realizaron pagos para promover disturbios tienen lazos con agencias de inteligencia extranjeras, de Venezuela o Cuba.
      La presencia de activistas de la Brigada Che Guevara, del Frente Sandinista de Liberación Nacional, de Nicaragua, y de movimientos socialistas de Chile como Wenufoye o Mapuche, ha quedado evidenciado en imágenes que circulan en las redes sociales.
      Hellen Peña, una activista de República Dominicana, del Movimiento Internacionalista Che Guevara, se encontraba entre las personas que protestaron en Miami contra la muerte de Floyd.
      En una grabación la activista, cargando un morral escolar con los colores de la bandera venezolana de los que entrega el gobierno de Maduro, aseguró ser “chavista” y que “apoya la revolución bolivariana”. Asimismo reveló que recientemente visitó el país “como parte de una brigada internacionalista”. En las fotos que divulgó el reportero gráfico venezolano, Jesús Medina Ezaine, se observa a la dominicana cuando fue recibida por Maduro y en reuniones con grupos del PSUV en Caracas.
      La policía de Columbus, Ohio, pidió apoyo el fin de semana para identificar a un hombre que entregaba dinero a manifestantes para causar destrucción a la propiedad pública. En el video publicado por las autoridades se observaba cuando daba instrucciones a dos personas.

      La izquierda demócrata
      La congresista más joven del Congreso de Estados Unidos, Alexadria Ocasio-Cortez, del partido Demócrata, quien trabajó a favor de la precampaña de Bernie Sanders, es hoy una de las líderes más destacadas de la política norteamericana y se define abiertamente como “socialista democrática.
      Hija de migrantes y nacida en El Bronx, Nueva York, ha logrado atraer a millones de seguidores en sus redes sociales con posturas en pro de beneficios sociales, antirracismo, mayores impuestos al gran capital y modelos de seguridad social pública como el de Suecia.
      En EEUU ya se habla de una nueva generación de políticos, especialmente mujeres, que están promoviendo cambios. El canal Visual Politik, destaca a las congresistas Ilhan Omar y Rashida Tlaib que son las primera musulmanas en llegar al Congreso, e incluso, Omar, es la primera en llevar un velo islámico en la sede del Parlamento.
      Pero la gran abanderada de esta nueva corriente socialista es Ocasio-Cortez, quien ha conseguido el rechazo de líderes de su propio partido por propuestas de medidas sociales como el “Green New Deale” que plantea que de aquí a 10 años el 100% de la electricidad del país provenga de energías renovables. También propone que los migrantes indocumentados reciban los mismos beneficios sociales de los estadounidenses; pero su centro es el combate contra la injusticia económica y las “marcadas desigualdades”, que son, “una de las grandes amenazas de nuestro país, nuestra democracia y nuestro planeta”.
      Los analistas hablan de corrientes neosocialistas que han conquistado importantes espacios en el partido Demócrata y están arrastrando a grandes sectores de la juventud, trabajadores y movimientos radicales que cuestionan el racismo, demandan la igualdad de géneros y se presentan como voceros de las minorías.
      El partido Demócrata con casi 200 años de existencia y defensor de la democracia liberal en su doctrina, está sufriendo una importante transformación desde sus bases hacia la socialdemocracia, el populismo y el socialismo.

      El socialismo en España
      El cambio hacia la izquierda radical está operando en España a través del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y los grupos que han alcanzado el poder como Podemos. La escalada del líder de esta organización identificada con el marxismo a la vicepresidencia en ese país, ha polarizado al extremo la política española con posturas irreconciliables, luego de una larga convivencia entre el PSOE y el Partido Popular (PP) postguerra civil.
      Pablo Iglesias, quien tomó como modelo para su ascenso la experiencia venezolana, explicaba que el triunfo de Hugo Chávez y la extensión de su proyecto en varios países de América Latina, constituían un ejemplo de cómo la izquierda europea también podría llegar al poder.
      “Yo, lo tengo claro… Yo no he dejado de autoproclamarme comunista nunca. Cuando hay elecciones en condiciones de normalidad, los comunistas nunca ganan. ¿Cuándo los comunistas han tenido éxito? En momentos de excepcionalidad. Y estos son momentos de excepcionalidad. La transformación social no ocurre en momentos de normalidad sino en circunstancias de excepcionalidad y estamos en momentos de excepcionalidad”, explicaba Pablo Iglesias su fórmula para que la izquierda llegase al poder, en una jornada de la Juventud Comunista de Zaragoza, en marzo de 2013.
      Lo que sugería Iglesias es que la izquierda debe aprovechar esas grietas que aparecen en momentos de excepcionalidad para promover un proyecto de cambio en el que el mensaje es fundamental.
      Siete años después Iglesias llegó a la vicepresidencia de España y mientras ese país se debate por la crisis de la COVID-19, los socialistas están imponiendo leyes y acciones que conducen a limitar las libertades, como su propuesta de regular a los medios de información para el control público, declarando que toda riqueza está subordinada al interés general y expresando que están listos para nacionalizar empresas en ese país, a raíz del cierre de plantas como Nissan.
      Venezuela es un ejemplo de la implantación de un modelo que, en nombre de la igualdad, ha exacerbado la intolerancia y la descalificación, convirtiendo en enemigos a quienes disienten.
      La exaltación de la defensa de las razas originarias, de la mujer, de la libertad de género o la igualdad, terminan cuando el protagonista de una de esas simbologías se manifiesta inconforme con el régimen. Así han sido masacrados y encarcelados indígenas originarios, mujeres sometidas a violencia en las cárceles políticas y las barriadas populares son tomadas por cuerpos de seguridad y bandas armadas.

  5. Julian Perez 8 June 2020 at 8:54 am Permalink

    A mí la historia de este barbero me indigna más que la de Floyd. Pero si alguien se manifiesta pacíficamente a su favor, la prensa lo ignorará o dirá que esos manifestantes son egoístas desconsiderados que ponen en peligro la vida de otros, exponiéndolos al virus. Si el presidente lo defiende, lo verán como otra muestra de su “locura”. Si Biden ataca las acciones del barbero será por su ¨civismo centrista¨.

    https://thefederalist.com/2020/06/08/west-virginia-barbers-arrest-shows-failings-bureaucratic-state/

    • manuel 8 June 2020 at 9:46 am Permalink

      estoy tranquilo:

      todo lo que se levanta artificialmente y sobre bases endebles, se viene abajo y no deja rastros, sin residuos queridos amigos aferrados a la militancia agresiva antitrump

      empezaron con rusia, les siguió ucrania con el episodio ME TOO con el que quisieron hundirlo y salio salpicado caballito viejo; luego el corona y la crisis en cima de lo cual han querido encaramar una “crisis” por la “brutalidad sistémica” y sabe Dios cuantas cosas más tienen entre manos en medio del espanto que les resultó que trump sumara 2.5 millones de empleos el mes pasado y lejos de acercarce a 20 el desempleo se acerca peligrosamente a 10%

      estan perdidos caballos

      uds no tiene cerebro

      son unos estúpidos

      tienen bien merecida la derrota, como tuvieron la de noviembre de 2016 🙂

      • Julian Perez 8 June 2020 at 10:29 am Permalink

        Estoy de acuerdo, Manuel, pero me temo que van a seguir inventando cosas hasta Noviembre. Menos mal que va faltando menos. Vamos a tener un año movidito. Nunca aceptaron la derrota electoral de hace tres años y medio.

        Sería bueno que Trump ganara ampliamente (espero que sea así) incluyendo esta vez el voto popular. Esto podría disuadirlos de seguir armando bateo después de las elecciones y quizás (soñar no cuesta nada) rectificar un poco el rumbo izquierdista que ha tomado su partido, convenciéndose de una vez por todas de que no vende. Y si esto, paradójicamente, hace que pierdan parte del voto negro, que creen tan garantizado, mejor aún.

        • Julian Perez 8 June 2020 at 10:38 am Permalink

          Biden está ayudando 🙂 Es el mejor activista electoral que tiene el presidente Trump. Ahora ayuda menos porque, con el confinamiento, tiene menos oportunidades de abrir la boca.

          • Julian Perez 8 June 2020 at 10:42 am Permalink

            ¿Caballito viejo? ¿Qué tienes en contra de esos nobles e inteligentes animales?

          • manuel 8 June 2020 at 10:50 am Permalink

            le veo cara de penco viejo y demente; cdo acierta es porque le empujan on mil trabajos

            pobres los que tienen que asesorarlo 🙂

            trabajo duro!

            aun mas duro que los que asesoraron a los igualmente podridos Clintons

          • manuel 8 June 2020 at 10:54 am Permalink

            no digo que no haya mucho que cambiar en este pais, como en todas partes; lo que digo es que el modo inconstante y oportunista intermitente mediocre manipulador de los ultimos 4 años da mucha pena, nunca les dara la victoria

            y si no quieren perder nuevamente en noviembre del 2024, mejor empiezan ya a echar base sólida en el edificio maltrecho, de groceras costuras y vaivenes erráticos en los que han arrastrado la mayoria de los medios y muchas otras instituciones, incluidos artistas que hasta ahora se creía tenían más de un dedo de frente

        • Julian Perez 8 June 2020 at 11:27 am Permalink

          Para el 24 lo más probable es que se postule Pence (y gane), lo cual no me parece mal, pero me gustaría que fuera la oportunidad de Ted Cruz, que era mi candidato en el 2016.

  6. alvaro rodriguez 8 June 2020 at 9:15 am Permalink

    Sr Montaner
    Leo todos sus escritos y artículos
    Me parece que siempre son muy interesantes
    pero le hago una critica constructiva
    Trate de ser mas objetivo
    Sus opiniones son extremadamente pro Partido Demócrata
    Debe ser imparcial
    gracias

  7. alvaro rodriguez 8 June 2020 at 9:16 am Permalink

    Sr Montaner
    Leo todos sus escritos y artículos
    Me parece que siempre son muy interesantes
    pero le hago una critica constructiva
    Trate de ser mas objetivo
    Sus opiniones son extremadamente pro Partido Demócrata
    Debe ser imparcial
    thanks

  8. Julian Perez 8 June 2020 at 12:43 pm Permalink

    La izquierda todo lo corrompe, incluyendo las causas justas, por eso es bueno recordar de vez en cuando los caminos correctos.

    Este video sobre Booker Washington me parece especialmente oportuno en los tiempos en que vivimos.

    https://www.prageru.com/video/who-is-booker-t-washington/

  9. Julian Perez 9 June 2020 at 6:11 pm Permalink

    Carta a Mattis

    https://patriotpost.us/articles/71247-dear-general-james-mattis-2020-06-09


Leave a Reply