11 July 2017 ~ 8 Comentarios

Trump encoge el peso internacional de USA

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Vea en youtube

8 Responses to “Trump encoge el peso internacional de USA”

  1. Maximiliano Herrera 11 July 2017 at 11:09 am Permalink

    el problema es el siguiente: antes el inmovilismo de la UE que estè muy inestable y ha perdido un pedazo importanitisimo (el Reino Unido), las co-potencias mundiales junto a EEUU hoy en dia son dos paises totalitarios que promueven las tiranias, guerras y violaciones de los derechos humanos: Rusia y China. De ser esos dos gigantes dos paises democraticos, no habria ningun problema de que EEUU ya no fuera LA potencia, pero puesto que esos dos gigantes son TODO LO CONTRARIO de dos paises democraticos, el mundo entero a mediano plazo està en grave peligro.

    • Carlos Alberto 11 July 2017 at 11:17 am Permalink

      Totalmente de acuerdo

    • Ramiro Millan 11 July 2017 at 1:45 pm Permalink

      Sí señor.
      La situación mundial puede ser muy diferente (seguramente lamentable) si toma el liderazgo una nación como China (Rusia no creo que esté en condiciones de liderar nada).
      De hecho, después de ver un vídeo dónde se observa la actitud degradante y nefasta de decenas de ciudadanos chinos ante una conciudadana accidentada, me dio pánico al acordarme que este pueblo puede liderar al mundo.
      Por suerte, la FUERZA más PODEROSA, por lejos, que lleva al éxito a las naciones, me refiero a la cultura cívica capaz de ver en la actitud pro colectiva un “activo” y no un “debe” (algo que se evidencia en el vídeo claramente que para los chinos es un enorme “debe” y muy lejos de presentarse como un “activo” ni siquiera para uno de cada mil de ellos) está en el lado de los “buenos”, me refiero a la europa occidental, EEUU y Japón.
      Aquellos que padecen la ausencia o débil expresión de ésta fenomenal fuerza social, están muchísimo más expuestos a tener que enfrentar gravísimas crisis de poder, económicas o sociales como claramente le sucedió a la Unión Soviética que pasó de ser líder de medio planeta (con las nefastas consecuencias asociadas) a una actualmente triste nación que intenta, al menos, simular que aún tiene poder mientras siquiera pueden lidiar con circunstancias banales que toda democracia madura resuelve en “un pestañear de ojos”.
      Como sucedió con Rusia por su débil fuerza cultural, también es, por suerte, mucho más probable que enfrente situaciones que den grandes pasos atrás los chinos que los norteamericanos o europeos o japoneses.
      Es por ello que la creatividad (destrucción creativa para ser más preciso), el florecimiento del arte, el orden social, la justicia garante del futuro más un largo etcétera continúen dando una ventaja inalcanzable a los países líderes actuales y por suerte ejemplos de desarrollo y verdadero progreso.
      Acceda al vídeo comentado y si interesa, la entrada adjunta en:
      “China”
      razonvsinstinto.blogspot.com

    • Julian Perez 17 July 2017 at 9:11 pm Permalink

      Un proceso de ese tipo lleva más tiempo de lo que dura cualquier administración norteamericana. Su continuidad exigiría que la próxima administración, dentro de 4 u 8 años, siguiera la misma línea. No me parece muy probable.

      A la desintegración de la URSS, que no fue de un día para otro, contribuyó que entre Gorbachov y Putin estuviera intercalado Boris Yeltsin. Y la desintegración de la URSS fue más definitiva que una pérdida de liderazgo, si tal pérdida se produce. El tal liderazgo, cuya posible pérdida en este caso solamente dependería de la línea política de una persona, sería recuperable.

      Irreversible sería, por ejemplo, un acto bélico nuclear de Corea del Norte contra otro país o de Irán contra Israel, pero esos son otros cinco pesos. No es el tema que nos ocupa.

      Más probable parecía la caída de la dictadura cubana en los 90 (Willy Chirino le dedicó ¨Ya viene llegando¨) y no se llegó a producir 🙁

  2. Efraín Montero 12 July 2017 at 11:40 am Permalink

    Don Carlos Alberto persiste en su yihad anti Trump. Empieza mal, citando a El Progre, perdón, “El País” de España, ese diario que odia virulentamente a Estados Unidos, a el liberalismo, a la libertad económica y a los republicanos en particular. “El País” apoyó a Fidel Castro y Hugo Chávez hasta que no pudo más no se di asco o vergüenza.

    Vamos a ver, don Carlos Alberto: Trump no fue elegido para complacer al El País o al New York Time o a CNN o a Le Monde o The Guardian o al Granma, o a usted, señor Monatener. Fue elegido para hacer lo que está haciendo, negarse a sumarse al multiculturalismo y al coros del “cambio climático” Inc, ni para desmontar el poder de Estados Unidos (como lo hizo el presidente Obama, que pedía disculpas por los malos comportamientos del país que le votó como presidente).

    En este audio usted, don Carlos Alberto, se le escucha más perdido que un payaso en un velorio. ¿De qué le sirve a usted lo vivido si, como los borbones de la Restauración, no aprendió nada y olvidó todo?

    • Daniel 12 July 2017 at 6:54 pm Permalink

      CNN paga bien parece.

  3. Apurimaq 18 July 2017 at 11:08 am Permalink

    ¿Y cómo sería ese mundo en dónde sea China el país que pase a dirigir la civilización?

    • Ramiro Millan 18 July 2017 at 1:19 pm Permalink

      Imposible saberlo y ese es precisamente el problema.
      Puede ser un liderazgo positivo como tremendamente negativo.
      Y dependerá fundamentalmente de la situación política interna, para nada predecible por más que se quieran mostrar como un monolito amparado en un poderosisismo partido comunista.
      El mayor riesgo estaría, creo yo, en que si el régimen para fortalecerse ante un situación crítica debe recurrir a la explotación descarada de pueblos bajo su control (económico, político o militar, da igual) no tengo la más mínima duda de que lo harán.
      Es muy diferente el liderazgo de países predecibles por un sistema democrático y con reglas claras de juego y gobierno.
      Son dos cosas totalmente diferentes.


Leave a Reply