09 August 2020 ~ 7 Comentarios

URIBE: ¿DELINCUENTE O MÁRTIR?

Por Fernando Londoño

Se nos ocurren harto erradas las interpretaciones que se intentan sobre la providencia de los instructores de la Corte de los Milagros contra Álvaro Uribe Vélez.

Una norma no puede interpretarse al margen del marco histórico en el que aparece. Ese fue el inmenso aporte de la escuela histórica alemana a la hermenéutica jurídica.

El auto contra Uribe no nació solo en el mundo. Es el último paso de un proceso dirigido contra la derecha colombiana, a favor de esa combinación macabra entre la corrupción más desenfrenada y el comunismo que no se rinde. El que no entienda eso, no entenderá una de las 1.554 páginas de basura que redactaron los mediocres magistrados que las escribieron para confundir, para engañar, para encubrir.

Las cosas empiezan cuando la izquierda descubre que se le escapa el país. Uribe ha derrotado todas las mafias armadas, la cocaína, el robo del Estado. Es preciso destruirlo. Esquivas las urnas, lejano el pueblo, evidentes las trampas, se encuentran los asaltantes el tesoro de un poder judicial comprometido con ellos, que roba con ellos, que muerde con ellos.

Así que manos a la obra. La tarea empezó por el más mediocre de todos los actores, y acaso el más perverso, un Maya Villazón, el peor de sus hermanos, dos de ellos paramilitares convictos y confesos, que nos sanciona por cumplir nuestro deber e impedir el asalto al erario público y el desprestigio internacional del Estado, a 15 años de inhabilidad política.

Oscar Iván Zuluaga era el Presidente del pueblo. Pues para impedirlo está un Fiscal nauseabundo que inicia infame y ridículo proceso en su contra y en contra de la cabeza visible de su campaña, Luis Alfonso Hoyos y de su mano derecha, su hijo David, la más clara promesa de la Colombia del mañana. Procesos contra los tres, por el mismo camino repugnante. Hoy,  Oscar Iván y Luis Alfonso están absueltos, pero sobre David no dicen nada

No les basta. Lanza en ristre contra los ministros de Uribe, para escarmiento de los que quieren una Colombia justa, progresista, limpia. Así caen Sabas Pretelt por una Notaría, sí, por una Notaría sobre cuya ilegalidad nunca hubo pruebas; Diego Palacio, pulcro y eficaz Ministro donde los hubo, por el supuesto trámite de la gerencia de un hospital perdido nadie sabe dónde, y nadie supo para quién ni por qué; y Alberto Velásquez, Secretario General de Uribe, condenado por unas llamadas telefónicas que debían ser para él y donde seguramente se habló de lo que la Corte pensaba que se habló. Y a la cárcel Jorge Noguera y María del Pilar Hurtado. Hay que castigar las chuzadas que nadie oyó y los crímenes que cometieron los de la izquierda. No se exagera en nada. En un país que se  robaron entero Santos y sus áulicos, el problema estaba en una Notaría, un hospital perdido en la nada y unas llamadas telefónicas que ni siquiera se probó para quién eran, ni quién las hacía, ni con que fin. Y en unas interceptaciones telefónicas que jamás se escucharon. Las interceptaciones delictivas contra Uribe, benditas sean.

El uribismo no podía tener candidatos a la presidencia. Era preciso extirparlos moralmente. Empezaron con Zuluaga, por un hacker que difícilmente escribía en un computador, y siguieron con Andrés Felipe Arias y Luis Alfredo Ramos. El juicio y la condena contra Arias son auto cabeza de proceso contra los que lo instruyeron y concluyeron y el de Ramos  lleva años en la mesa de un Magistrado que no se atreve a dictar sentencia.

Era preciso hacer escarmiento contra los héroes de la Patria. Todo el que cumple su deber, todo el que lucha contra las mafias armadas, tiene que parecer un delincuente. Y vienen los procesos contra los generales Uscátegui y del Río, y contra Arias Cabrales y contra los coroneles Mejía y Plazas. ¿cuál de todos esos juicios más infame, más canalla?

Es en ese contexto diabólico, perverso, inicuo, en el que los “instructores” llegan contra Uribe. Y como hay que marginarlo de la política y encerrarlo y humillarlo y condenarlo a la picota pública, para que de él no quede rastro, lo declaran un peligro público, lo condenan sin oírlo y lo detienen sin una sombra de prueba en su contra, sin un motivo, sin razones ni apariencias de razones. No importa. Uribe tiene que parecer un criminal y todos los bandidos que combatió y derrotó, una víctimas.

Este proceso, como enseñaba Savigny, tiene que ser mirado dentro de su contexto histórico. Solo así podremos empezar a entenderlo. Nos parece que mal cálculo hicieron esta vez los togados que trafican la infamia y quieren entregar el país. Pero hay momentos culminantes de la Historia, en los que no se toleran más las injusticias. Y este nos parece uno de ellos.

 

7 Responses to “URIBE: ¿DELINCUENTE O MÁRTIR?”

  1. Manuel 14 August 2020 at 8:44 am Permalink

    Epidemiologists believe an intensive contact tracing program on the reservation most likely helped doctors find and treat gravely ill people before it was too late.

    It’s a matter of faith not of knowledge. 🙂

  2. Manuel 14 August 2020 at 7:45 pm Permalink

    https://www.nationalgeographic.com/science/2020/08/how-to-measure-risk-airborne-coronavirus-your-office-classroom-bus-ride-cvd/?cmpid=org=ngp

  3. Manuel 14 August 2020 at 7:53 pm Permalink

    https://www.nationalgeographic.com/science/2020/08/what-airborne-coronavirus-means-and-how-to-protect-yourself-cvd/?cmpid=org=ngp

  4. Manuel 14 August 2020 at 7:56 pm Permalink

    https://www.nationalgeographic.com/history/2020/08/surreal-scenes-russia-battle-coronavirus-pandemic/

  5. Manuel 15 August 2020 at 10:07 am Permalink

    SOME WOMEN’S SUFFRAGE LEADERS WANTED ONLY WHITE WOMEN TO VOTE
    This year marks the 100th anniversary of women winning the right to vote, but the victory wasn’t as sweet as we’d like to think. Some of those at the forefront of the suffrage movement, fearful that questions of race would make their battle more difficult, wanted to advocate for White women alone. Elizabeth Cady Stanton, arguably the leading voice for women’s rights along with Susan B. Anthony, occasionally delved into what biographer Lori Ginzberg describes as “ugly racist rhetoric” that prioritized “educated, virtuous White women” over Black men and women. Sojourner Truth, the former slave who was also a leading voice for women’s rights, ultimately broke with Stanton over her refusal to agree that women of every color deserved the right to vote. Even after the 19th Amendment was ratified in 1920, poll taxes and other obstacles barred African American women (and men) from voting throughout the South. It was not until the passage of the 24th Amendment and the Civil Rights Act of 1964 that millions of African Americans finally were able to exercise the voting rights previously denied to them.

  6. Manuel 15 August 2020 at 10:08 am Permalink

    THE FOUNDING FATHERS EMBRACED ISLAM

    George Washington invited Muslims to work at his home. John Adams praised Muhammad as one of history’s greatest “inquirers after truth,” alongside Socrates and Confucius. Thomas Jefferson taught himself Arabic using a Koran and even hosted an iftar dinner at the White House during Ramadan.
    Why was there such openness to Islam in the early United States? One reason: Morocco’s Sultan Muhammad III was the first head of state to formally recognize the 13 colonies’ independence from Great Britain, in December 1777. Following the Revolutionary War, Jefferson, Adams, and the sultan signed the U.S.-Morocco Treaty of Peace and Friendship in 1786. After more than 230 years of conflicts and crises, it remains the longest unbroken treaty in U.S. history.

  7. manuel 15 August 2020 at 2:23 pm Permalink

    gentes conozco que no escriben por miedo al ridículo, a lo mal que lo hacen.

    sospecho que por acá pasa lo mismo.

    pero si no escribes estás condenado a no evolucionar.


Leave a Reply