26 January 2019 ~ 22 Comentarios

Venezuela: seis hombres (y medio) y un destino

Por Carlos Alberto Montaner

Maduro se tendrá que ir pacíficamente, o morirá como consecuencia de un ataque de su propio grupo, como le ocurrió a Maurice Bishop. Veamos a seis de los factores clave del conflicto.

Juan Guaidó, Presidente de la Asamblea Nacional y Presidente de Venezuela en funciones hasta que se celebren unas elecciones. Tiene el respaldo de la OEA y de 20 naciones importantes. Entre ellas, las mayores o más acreditadas democracias: Canadá, Estados Unidos, Inglaterra o Suiza. También Brasil, Colombia, Argentina, Chile, Perú, Ecuador y Paraguay. Pero tiene en contra no sólo a Maduro y su banda, sino también, secretamente, a parte de sus compañeros que desearían ser candidatos y ganar las elecciones frente al chavismo. Para ellos sería tranquilizador que Guaidó anunciara unas primarias en las que no participaría. Como es joven le sobran tiempo y condiciones para ser Presidente.

Nicolás Maduro tiene una bien ganada fama de idiota. Eso es muy grave para sus aliados. Al Príncipe se le teme o respeta. A Maduro ni lo temen ni lo respetan, pese a la violencia que suele acompañarlo. Y los venezolanos tienen buenas razones para ello. Es muy difícil temer o respetar a un sujeto que habla con los pájaros. La inflación es el rayo que no cesa. Ha pulverizado los salarios, los alimentos, las medicinas. Falta el agua, la electricidad, fallan los teléfonos o la Internet. A veces falta hasta el petróleo. El país está quebrado y se deshace. El 64% de los venezolanos perdieron 11 kilos en el 2017. Más de 24 libras. Frente a este cuadro que ha provocado el éxodo de tres millones de venezolanos desesperados, Maduro responde con “truquitos” económicos como el petro, una moneda virtual que no sirve para nada.

Luis Almagro es el mayor aliado de Juan Guaidó y de los venezolanos libres. Se los ha echado a la espalda, como Cristo a la cruz, con la intención de salvarlos de sus pecados políticos. Procede de la izquierda y eso es conveniente. Es uruguayo. Viene de un país pequeño y decente que, lamentablemente, se ha alineado con Maduro, lo que le costará votos en las elecciones presidenciales a esa izquierda carnívora que gobierna en Montevideo. Nadie en sus cabales acusará a Almagro de venderse a Wall Street o al imperialismo yanqui. Sin embargo, sus antiguos camaradas lo expulsaron de la secta sin siquiera escucharlo. Nunca tantos le debieron tanto a una sola persona.

Donald Trump no es santo de mi devoción, pero no hay duda de que en el tema venezolano se ha comportado como un estadista comprometido con la democracia y los Derechos Humanos y eso es de agradecer. Es verdad que la política venezolana de la administración de Trump la han trazado el senador Marcos Rubio, el Secretario Mike Pompeo, el congresista Mario Díaz-Balart y el vicepresidente Mike Pence, pero sin el respaldo de Trump todo sería inútil y los chavistas y sus cómplices podrían asesinar o encarcelar a los miembros de la Asamblea Nacional. En síntesis: si Trump mantiene firme su respaldo a Guaidó, la Asamblea Nacional tiene todas las de ganar.

Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel (el medio hombre) saben que es cuestión de tiempo, de poco tiempo, el desmoronamiento del régimen de Maduro si no hacen algo urgentemente. Los dos –y casi toda la estructura de poder cubana- tienen una pésima opinión de Maduro como hombre de Estado. Les parece un buen muchacho medio tonto. La Habana le tiene pánico a un enfrentamiento con Estados Unidos y verse arrastrada al conflicto por la incapacidad de la colonia. Todavía recuerdan lo que les sucedió en Grenada en 1983 cuando se enfrentaron a los marines. Eran 800 cubanos que corrieron velozmente. Ahora se trata de casi cien mil, incluidos los médicos, el personal sanitario y los millares dedicados a labores de contrainteligencia. Aunque “los cubanos” saben que su mejor opción es continuar esquilmando a los venezolanos, están preparados para retirarse ordenadamente ante la posibilidad de chocar con los norteamericanos.

Vladimir Putin ha saltado a la crisis venezolana en respaldo de Maduro y ha amenazado a Estados Unidos. Esa torpeza garantiza que Trump ya no puede abandonar Venezuela sin sufrir una grave pérdida de credibilidad. O sea: se quedará. En realidad, Putin quiere restaurar el prestigio de la Federación Rusa y cobrar las deudas contraídas por Venezuela, pero sin llegar a un enfrentamiento con Washington. Rusia tiene la estructura económica de un país del tercer mundo. Exporta gas, petróleo, madera e importa productos elaborados. Se trata del país mayor del planeta, con 144 millones de habitantes, pero con un PIB per cápita semejante al de Costa Rica. El PIB de USA es casi 20 billones (trillones en inglés). El de Rusia es aproximadamente el de Corea del Sur (más o menos 1.6 billones). Es un país pobre. Maduro le rogó que acudiera para amedrentar a los americanos. No podrá. Es un falso guardaespaldas.

22 Responses to “Venezuela: seis hombres (y medio) y un destino”

  1. Ramiro Millan 26 January 2019 at 7:59 pm Permalink

    Para mí Putin no es más que el perrito faldero de Jinping y que acepta el rol de dar la cara por Maduro para dar la imagen del gran líder ruso capaz de enfrentar a los mismísimos EEUU, algo que a los ciudadanos rusos les apasiona. Más aún ante la muy delicada situación económica de Rusia donde la altísima participación del Estado en la Economía y la poca privada que para colmo está en manos de los socios de Putin, ya no da para más. Solamente le queda apelar al nacionalismo de los ciudadanos rusos, como siempre recurren toda vez que tienen oportunidad los gobiernos, para mantener su popularidad (lo vivimos nosotros con el intento de conquistar las islas Malvinas cuando el poder militar tambaleaba en Argentina como un ejemplo de los miles tiene la historia).
    Putin es aún popular en Rusia, pero no tiene mucho con que mantener esa popularidad (como bien lo aclara el sr Montaner, es un país productor de materias primas y armamentos más o menos competitivos, pero nada más que eso).
    El problema sería si el loco de Putin, crean que es un tipo muy peligroso, se empaca y decide mantenerse en Venezuela jugando a ver quién es más audaz que el otro. Quién se anima a tirar la primera piedra que puede terminar tirando bombas con poderes inimaginables (recordar que hay bombas convencionales con un poder destructivo que hace recordar a las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki)
    ¿Se animará EEUU a seguir ese juego que nadie sabe dónde puede terminar?
    ¿China se resignara a perder todo lo que puso en Venezuela sin chistar?
    ¿O jugará tras bambalinas apoyando a Rusia en otra locura como la de Crimea donde finalmente occidente arrugó ante la incertidumbre que significa la locura de Putin?
    ¿Cuántos interrogantes más tan peligrosos como estos pueden surgir sin respuestas?
    ¿Respuestas que sea una u otra implican riesgos de conflictos mínimos o incalculables?
    Preguntas y más preguntas y con ellas más incertidumbres. No solo para lectores de un blog, sino seguramente también para los que deben tomar decisiones.

    • Luis Moreno 27 January 2019 at 1:51 pm Permalink

      No creo que a los ciudadanos rusos les apasione enfrentarse a USA como Ud. escribe en su comentario. El pueblo ruso nunca jamás ha vivido en democracia y con las libertades que se disfrutan en la mayoría de los paises capitalistas más desarrollados de Occidente. Rusia pasó de un régimen feudal monárquico, abusivo y muy represivo, y de ser un país muy atrasado economicamente y con un nivel de pobreza muy alto a convertirse en un régimen totalitario comunista, ferozmente represivo, sin ni siquiera las poquísimas libertades que existían bajo el zarismo. Durante el zarismo (5 siglos) y después bajo el comunismo el pueblo ruso y el resto de los pueblos sojuzgados por la Rusia zarista primero y la Rusia comunista después se vieron obligados a vivir con una doble moral, sin libertades, sin derecho a protestar o discrepar ni siquiera en asuntos triviales, sin poder elegir a sus gobernantes, etc. Incluso para viajar dentro del propio país era necesario obtener un permiso de la Milicia (la policía ordinaria) y dar una información detallada de adonde se iba, para que, etc. Existía un pasaporte interno que todo ciudadadno debía poseer y jamás extraviar, Ers dificil vivir allí y eso obligó a los habitantes a adaptarse a esa vida para subsistir sin problemas con la feroz policía política del régimen. Hoy por supuesto que no es tan así como era hace solo 28 años, pero aún no gozan de una plena democracia y mucho menos de plenas libertades, pero algunas cosas importantes han cambiado y ya los rusos pueden viajar al exterior sin necesidad del permiso que era necesario obtener antes de las autoridades del partido comunista y de los órganos de la seguridad, hoy pueden poseer propiedades y fundar empresas de producción, servicios, etc.
      privadas, quejarse y presentar demandas y reclamaciones, contratar abogados, etc., etc. cosas impensables hace solo 30 años. Hoy existen partidos de oposición, pequeños, débiles quizás atemorizados (pues todavía se cometen crímenes políticos en la actual Rusia), pero antes el que se oponía era silen ciado en un campo de concentración o simplemente ejecutado. Pero sobre todo los rusos y el resto de la etnias que conforman la actual Rusia quieren vivir mejor de lo que viven, con mayores libertades, con mayor tolerancia, con mayor comfort y holgura económica, etc. pero y sobre todo con paz. Creame que el anhelo de paz de los rusos es inmenso y quizás no haya pueblo en el planeta que los supere en este aspecto. La invasión nazi a la ex-URSS les costó 25 millones de muertos, más de 7000 ciudades, pueblos y aldeas arrasados a lo que hay que sumar otros 25 millones de victimas del comunismo stalinista. Y de que odian a USA, no es precisamente así. Más bien la envidian (creo que es una envidia no malsana), pues quisieran poder vivir con las libertades, democracia y nivel de vida que tienen los estadounidenses en general. Debemos entender que es muy dificil despojarse de hábitos, costumbres y tradiciones que hubo que mantener durante siglos so pena de ser ferozmente represionado, encarcelado, exiliado en Siberia o ejecutado. Sobre todo cuando aún gobierna gente con un pasado intimamente ligado al régimen anterior comunista (Putin era un alto oficial de la KGB) y a fin de cuentas un represor, devenido hoy en presidente de un inmenso país, empobrecido y desorganizado, cuya economía y partes del gobierno central y de los regionales están en manos de viejos “chequistas”, ex-militares y ex-dirigentes comunistas, y que aún debe andar mucho trecho para convertirse en algo parecido a una democracia de capitalismo desarrollado occidental.
      Imaginese a una Cuba del futuro (60 años de un régimen muy parecido al de la anterior URSS) donde la población tambien ha tenido que desarrollar una doble moral que esta hoy muy arraigada, donde nadie quiere trabajar pues no se logra casi nada con eso, donde todo el mundo roba al estado totalitario para sobrevivir, donde la gente teme hablar incluso con sus allegados más cercanos, donde no existe la tolerancia, ni el derecho a protestar, discrepar, pensar diferente y desear otra cosa que no sea la maldita podredumbre de la sociedad comunista. En Cuba pasará lo mismo o muy parecido. a lo que sucede hoy en Rusia cuando los “sin bolas” cubanos se liberen del comunismo. Nadie sabe allí lo que es democracia y aprenderlo tomará mucho tiempo y esfuerzos. Wait and see.

      • Ramiro Millan 27 January 2019 at 2:14 pm Permalink

        Coincido en cada palabra de lo que ud ha expresado.
        Creo que es exactamente así como ud describe la historia y la actualidad del pueblo ruso.
        Menos en qué no les interesa verse como un pueblo fuerte y valeroso capaz de estar al mismo nivel que cualquier otro pueblo en poder y capacidad de atemorizar.
        Rusia es un pueblo expansionista por naturaleza. De hecho, desde que Rusia es Rusia no ha dejado de expandirse exponencialmente hasta que se desintegró la URSS.
        Siempre fue un país pobre y Subdesarrollado, siempre, pero así también siempre se las arregló para expandirse.
        Y más importante que esto, la historia da demasiadas muestras de que para los pueblos saberse fuertes y capaces de expandirse y enfrentar a quien ses da muy buenos resultados a la popularidad de los gobernantes.
        Es imposible saber cuántas veces regímenes que se veían débiles ante sus pueblos (el poder del pueblo por más dictatorial sea el régimen siempre fué mucho más importante de lo que las mayorías creen) recurrían a invadir lo que sea para recuperar popularidad y así mantener el apoyo de sus bases de poder (duques, generales etc)
        Soy un convencido de que Putin se mete en Venezuela, no por cuestiones comerciales, sino por cuestiones políticas que le den popularidad.
        Obviamente puedo estar equivocado porque especulo con el concepto de como actúa nuestra naturaleza humana en el ciudadano ruso común, pero no sería para nada extraño que esté en lo cierto.
        La historia avala por mucho mi idea.

    • Humberto 29 January 2019 at 2:10 pm Permalink

      No es así; eso es un cuento bolchevique y de la izquierda trasnochada para inflar a la URSS. Que de paso las estadísticas de los comunistas no son creíbles tampoco. Los cubanos conocemos de eso.
      Rusia Zarista era una bastante desarrolla, su índice; y éxitos en ciencia y humanidades para esa época.

  2. joseluis 27 January 2019 at 12:24 am Permalink

    Si, estoy de acuerdo con muchas de las cosas que dices. ¿Tú crees que Washington le está prestando con seriedad atención a Venezuela? Creo que debe prestársela, quizás puedan subestimar la idiotez de Maduro, y la destrucción del pasado del mundo comunista. El peor pecado de un inteligente es subestimar al enemigo por muy estúpido que se vea, o por muy pordiosero que se presente.
    El objetivo del castrismo es la sobrevivencia, y ya con Maduro no tienen mucho que coger, creo que Chávez fue el mayor destructor de la economía venezolana, cuando comenzó a decomisar (robarse) y estoy seguro que a los Castro no le convenía la destrucción económica de Venezuela, ya que ellos pensaban vivir de parasito, como es el estilo castrista. Creo que por eso se murió de cáncer en la ridícula potencia médica; pero fue demasiado tarde. Quizás Maduro sea un abanderado mas de los Castro, o quizás no, esperemos.

    • Miguel Torres. 27 January 2019 at 12:57 pm Permalink

      No veo que nadie haya subestimado a Venezuela todo lo contrario,hay una gran unidad de países de Latinoamérica como jamas se a visto ,incluyendo a Europa y los EE.UU a actuado en lo correcto,según usted el peor pecado es subestimar al enemigo con Venezuela no a sucedido,fue lo mismo cuando usted comento que el pueblo de Venezuela estaba con los brazos cruzados creo que jamas lo a estado primero, documéntate y después comenta u otra observación tu crees que Maduro sea un abanderado de los Castros? según usted Maduro no puedeser abanderado por que su figura no representa nada pero si es una ficha para los intereses del castrismo.

      • joseluis 27 January 2019 at 4:21 pm Permalink

        Cuando digo: ¿Tú crees que Washington le está prestando con seriedad atención a Venezuela?
        Cuando digo esto, quiero decir: Que todo quede en discursos o declaraciones mientras esté caliente el ambiente, si se enfrían, las retoricas se vuelvan a esfumar como en otras ocasiones.
        Me parece que tú oyes campanas, y no puedes distinguir los sonidos.
        Sabrá Dios que habré dicho yo, y tu interpretaste de brazos cruzados.

        • hector l ordonez 27 January 2019 at 10:21 pm Permalink

          Usted tiene un problema lo que escribes o comentas después se te olvida usted si comento y dijo que el pueblo de Venezuela mientras siguiera con los brazos cruzados les pasaría igual que Cuba,toma algo para la memoria.Te lo aconsejo.

      • joseluis 27 January 2019 at 4:50 pm Permalink

        Ha habido unos cuantos abanderados por los Castro: Guevara, alias el Che, Salvador Allende, Omar Torrijos etc. Yo creo que eres tú el que infórmate, y tratar de interpretar y no tirarte como toro desbocados a opinar sin poder interpretar ante lo escrito. Aunque sí creo que Castro no pueda tomar a Maduro como abanderado, ya que las redes sociales y las comunicaciones son muy amplias y avanzadas y el mundo ha visto quien es este elemento de Maduro, no así con los antes mencionados. Todo lo que usted me rebatió, lo escribí como modo de pregunta.

  3. Efrain Montero 27 January 2019 at 6:59 am Permalink

    El odio a Trump es más idiota que el apoyo a Nicolás Maduro.

  4. Miguel Torres. 27 January 2019 at 8:44 am Permalink

    Decir la verdad no es odio,todo lo opuesto,lo que esta mal esta mal, hágalo quien lo haga, la interferencia Rusa es una intromisión en los asuntos de los EE.UU ESTA MAL! la mentira para un funcionario de cualquier país que sea se pide cuentas,no es odio y no es nada de idiotes las cuentas deben ser claras para un buen gobierno,nada de aguas turbias senores, Seamos honestos y déjeme la pasión

    • joseluis 28 January 2019 at 7:27 pm Permalink

      Mire, ya veo de quienes tú te informas, de los manipuladores, de los tergiversadores y de la desinformación. Los guajiros tienen una frase que dice: conozco el pájaro por la “caga”.
      A ti te conocí al vuelo. Si te vas informar trata de informarte con prensas seria. Y para que no te confunda, yo se que Maduro está entre la espada y la pared como nunca antes, pero vamos a ver, para que no sobreviva, quienes le van a dar la estocada final. Y esa izquierda que tú llevas en tu inconsciente, como muchos venezolanos y sus políticos del pasado como Andrés Pérez, y estos que hoy están enfrentado a Maduro, y si caso se derrumba Maduro, ojala así sea, no creas que van a seguir con su izquierdismo, social demócrata y otros partidos de izquierda, y si así lo hacen , pues la destrucción creada por el crastrochavismo, tardará mucho años para reconstruir a Venezuela; pero yo se que el izquierdismo con la experiencia de los venezolanos y su políticos, la izquierda desaparecerá de Venezuela. No crea por lo que yo he escrito, sea un seguidor fanático de Trump, hay muchas cosa que no me gustan de él; pero si leo oigo y veo la parcialidad que existe de la mayoría de la presa con el partido demócrata. Muchas han dejado de hacer noticas para hacer propagandas, y no les ha quedado más remedio que hablar la verdad sobre lo que está sucediendo Venezuela, así, algo incómodos han tenido, en contra su voluntad de apoyar a Trump, siempre tratando de desviar la tención de Venezuela con la trama Rusa. Ya está más que agotada esa estrategia por parte de los demócratas y su prensa propagandista. Ya la trama Rusa parece un cuento de niños. Ya es demasiado y los estadounidenses no son bobo como algunos creen. Eso es para que te informe.
      Y eso de la trama Rusa no se ve nada claro, parece más bien chismes de pasillo. Nada es concluso, todo es inconcluso, no existe exactitudes, es una especie de declaraciones saltarinas, todas las acusaciones son a medias. Si aquel dijo y si el otro dijo, en conclusión se habla poco y no dice nada. Ya la gente está viendo esto como un juego político de parte de los demócratas y su prensa.

  5. Manuel 27 January 2019 at 10:18 am Permalink

    q la mayoria de países se únan para arrebatarle a china, rusia y cuba su querida venezuela es un acto de justicia, es liberar a los venezolanos de la influencia de aquel eje maléfico, es liberar a los liberables y está muy bien.
    Siempre he criticado la indiferencia del mundo ante el dolor de muchos pueblos, hoy aplaudo lo q hacen, al menos, con el venezolano
    …es un buen comienzo.

  6. hector l ordonez 27 January 2019 at 1:16 pm Permalink

    Por mucha union de países que existan o solidaridad de países que ya existe ,no seria posible arrebatarle a los
    Rusos el gran negocio de la extracción de oro en Venezuela si tuvieran que invadir militarmente lo harían no creo que estén dispuesto a dejar la vaca que produce leche a cambio de la libertad del pueblo de Venezuela no lo veo posible hay que ser realista ni China tampoco esta dispuesta abandonar sus intereses en este país
    por mucha solidaridad que exista,la única posibilidad de la caída de la Dictadura de Venezuela seria por medio de una desobediencia de orden civil que implicaría a millones de ciudadanos protestando por un tiempo prolongado como le paso al CHAD de IRAN como muchos se recordaran,ni los Rusos,ni los Chinos,ni los cubanos pudieran frenar el avance de la oposición que ya esta en camino la Dictadura de Venezuela pudiera asesinar a miles pero a millones no le seria posible,yo tengo una pequeña esperanza ,Claro me siento un poco pesimista pero ojalá me equivoque y el pueblo de Venezuela vuelva hacer libre y no nos pase como a nosotros los cubanos ,Le deseo de todo corazón que el pueblo de Venezuela vuelva hacer libre.

    • Ramiro Millan 27 January 2019 at 1:35 pm Permalink

      Ahí está la cuestión amigo Héctor.
      Hasta dónde están dispuestos a “jugar” Rusia y China para defender sus intereses en Venezuela, que son muchos.
      Para empezar, China compró de manera ilegal si se da como legítimo el gobierno de Guaido, el 49% de PDVSA y le prestó 50.000 millones de dólares al erario venezolano, mientras el perrito faldero de los chinos, el “amigo” Putin tiene sus intereses espurios muchísimo menos significativos pero es más loco que los chinos así que da igual.
      ¿Estarán dispuestos a perder sus intereses sin oponer resistencia?
      De eso depende ya que el poder de maduro y sus secuaces sin China y Rusia no existe.

      • hector l ordonez 27 January 2019 at 3:15 pm Permalink

        Es cierto Millan recuerde cuando el Shad de Iran con un ejercito moderno con la ultima tecnología de armas ,un individuo que venia de Francia que era el ayatollah Kohemeni sin tirar un tiro lo echo del poder aquel entonces,ni el ejercito ni la policia –que era excelente— pudieron frenar una desobediencia de orden civil de millones de personas murieron miles Es cierto! pero no era posible matar millones de personas, si en Venezuela sucediera lo mismo,que puede suceder,Maduro y sus secuaces perderían el poder, ni Rusia ni los Chinos podrían hacer nada no le seria posibles matar millones de personas y me parece que la cosa en venezuela va por ese camino.

  7. Adolfo 27 January 2019 at 10:41 pm Permalink

    No creo que el régimen castrista y sus 100 mil espías estén preparados para “retirarse ordenadamente”. Los gangsters no suelen permitir que se les escape de las manos $ 2 mil millones mensuales. Esos 100 mil cubanos están armados y listos para matar al número de venezolanos que sean necesarios si el ejército venezolano se niega a masacrar a sus compatriotas el momento que la orden venga de La Habana. En verdad este es el desenlace que prefieren Castro y los militares cubanos. De esa manera no solo que siguen en el poder en Venezuela, sino que ya no tienen que confiar del siempre incierto ejército venezolano. Por supuesto que el instante en que el primer Marine de Estados Unidos pise tierra venezolana, los cubanos van a huir despavoridos mientras que los militares venezolanos les besarán los pies. Pero Castro y sus gorilas están apostando a que eso no va a suceder.

    • Julian Perez 28 January 2019 at 7:14 am Permalink

      Tiene mucho sentido.

      >>Pero Castro y sus gorilas están apostando a que eso no va a suceder.

      Lo cual es una apuesta bastante acertada. Un cosa es el reconocimiento diplomático de Guaidó y otra bien distinta una intervención militar. La probabilidad de que se produzca es bien pequeña.

      • Julian Perez 28 January 2019 at 7:17 am Permalink

        Y sin embargo…

        A Maduro lo mantiene en el poder que aún lo apoya la alta oficialidad ejército (salvo notorios casos aislados) ¿Se mantendria ese apoyo si los cubanos hicieran eso?

    • Manuel 28 January 2019 at 9:09 am Permalink

      y esos 100 000 gorilas tienen experiencia,
      hicieron lo mismo en chile de allende,
      nicaragua sandinista,
      angola de neto,
      y en la propia cuba -en 1989, ese ano se desato una caceria de brujas en el ejercito cubano en la que hubo 4 fusilamientos notorios: ochoa y su ayudante, de la guardia y su ayudante padron https://elpais.com/diario/1989/07/08/internacional/615852008_850215.html
      ADEMAS de varios “suicidados” y un porciento elevadicimo de removidos de sus cargos y encarcelados, torturados…
      el terror se veia en los ojos de todos los cubanos, tanto asi que muchos recuerdan aquellos anos como si hubiera pasado la semana pasada

      sembrando terror entre los militares y demas utensilios son maestros,
      no es diferente ahora
      ahora mismo deben estar corriendo cabezas a monton

      apuesto a que el pueblo en las calles sera lo definitorio
      y creo que esta vez no dejaran las calles

      no las dejen, por su bien (miren lo que ha sido de cuba y los cubanos)

  8. Ramiro Millan 28 January 2019 at 10:22 am Permalink

    Hay una realidad que no puede dejarse de lado al evaluar la situación de Venezuela.
    China y su perrito faldero Rusia, echaron a patadas a los EEUU de Asia.
    EEUU no influye ya prácticamente en nadie en ese continente cuando hasta hace muy poco tenía controlado hasta a la mismísima China.
    Es un golpe durísimo para los EEUU, qué duda cabe.
    Por eso ¿Permitirá EEUU que China y su perrito faldero, aliados además a su archienemigo Irán, controlen gran parte de su propio patio trasero? ¿Y en plena expansión?
    En mi país, el principal partido opositor y con importantísimas posibilidades de ganar las próximas y cercanas elecciones, salieron en bloque a apoyar a Maduro acusando a los EEUU de estar detrás de un golpe de Estado antidemocrático como, según ellos, históricamente lo hizo en nuestra región y apoyando esta hipótesis alegan que lo mismo hicieron en Irak, en Siria, en Afganistán más en cuanto otro país se interpuso EEUU (obviamente con motivos justificados o no, pero donde lo que estaba en juego eran cuestiones que nada tenía o tiene que ver con la problemática venezolana).
    Esto significa, lisa y llanamente, que de ganar las elecciones estos psicópatas en Argentina se recostaran en el poder de China y Rusia. Y lo tendrán que hacer porque no hay forma de evitar una crisis económica fenomenal en mi país sino es con aporte de capitales de algún lugar. Del que sea (hoy lo está aportando el FMI gracias al apoyo de Trump)
    Seguramente, China y Rusia estarán dispuestos a apoyar y ganar influencia en otro país más y de una envergadura muy considerable como lo es Argentina para Sudamérica.
    Más aún sabiendo que se trata de un movimiento político total y absolutamente corrupto como nos lo demostraron con creces durante 12 años en el poder (son famosas las valijas con dólares y el cuaderno de Centeno para el que le interese investigar hasta dónde llega la locura y la codicia de esta gente) y por tanto, capaz de entregar la soberanía de la Nación al “mejor postor” como lo hicieron los chavistas.
    Estoy muy preocupado por mi país y espero que los medios internacionales adviertan a la comunidad internacional que una nueva Venezuela se puede gestar acá.

  9. Augusto de la Torre Casas 30 January 2019 at 3:27 pm Permalink

    Genial la frase de Montero que hago mía: “el odio a Trump es más idiota que el apoyo a Maduro”

    Augusto Lázaro


Leave a Reply