27 January 2019 ~ 19 Comentarios

VENEZUELA SOMOS TODOS

Por Fernando Londoño

Una crisis humanitaria significa que en ciertas circunstancias es apenas posible la supervivencia biológica de la especie.  Puede desatarla una catástrofe natural, como un huracán o un terremoto o una inundación o una sequía. Las hubo tan fuertes que desaparecieron pueblos enteros sin dejar rastro de sus padecimientos. Dicen que los mayas murieron por consunción porque no volvió a llover en la tierra que habitaban.

Hay crisis humanitarias que desencadena la maldad humana, como cuando Stalin cercó por hambre vastas regiones del antiguo imperio. Son asesinatos en masa, desencadenados por el odio, por una ideología, por un fanatismo religioso. En ese régimen maldito murieron millones en su propia casa, en vagones de trenes destinados a la muerte, en campos de concentración sin alimentos, sin medicinas, sin recursos.

Pues en Venezuela hay una crisis humanitaria, que el patán que la gobierna trata inútilmente de ocultar.

La gente se muere de hambre, de sed, de carencia de socorros médicos. Y esto no pasa en regiones apartadas, en las que el silencio puede cubrir la catástrofe. Pasa aquí y ahora, ante los ojos de la humanidad que lo permite.

Los venezolanos no tienen qué comer. Por miles, salen a la calle a buscar algo digerible en las basuras. Pero la basura se acabó. Ni siquiera quedan sobras de comida descompuesta. El agua es escasa, la energía desapareció y la gente se muere, de hambre y de sed.

Los primeros que fallecen son los más débiles, como cualquiera comprenderá. Los niños y los ancianos encabezan la fila de los condenados a muerte. ¡Y el mundo no se conmueve!

¿Qué desató esta crisis humanitaria?

No fue un desastre natural. No fue que la tierra quedara estéril. No fue una sentencia por razones de política, de religión, de raza. La gente se muere en Venezuela, porque todo lo que el país producía se lo robaron unos bandidos. No fue la pasión, sino la codicia; no fue siquiera el odio, sino la indiferencia; no fue la ineptitud, sino la soberbia.

Para sobrevivir, a cualquier precio que la supervivencia cobre, ya salieron de su tierra tres millones de venezolanos. Una de las diásporas más crueles de la historia universal. Gracias a ese sacrificio sin orillas, sobreviven de algún modo millones de otros venezolanos que no pudieron romper el cerco. Que no tienen energías para hacerlo. Que no se atreven a saltar al vacío. Lo que le queda a Venezuela, es el amor y la generosidad de los ausentes.

Pero no basta. Millones no tienen parientes emprendedores. Lo que les quedaba era una bolsa de comida que entregaban los rateros y el resto, la búsqueda de un pedazo de pan en cualquier parte, hasta en la basura.

El agua es escasa, porque los acueductos no funcionan; la energía es artículo de lujo, porque las centrales eléctricas se caen a pedazos; el transporte es precario o imposible. ¿Y las medicinas?

Los hospitales no funcionan. Los médicos que pudieron ya se fueron porque no tenían con qué trabajar. Ni medicamentos, ni equipos, ni materiales quirúrgicos. Los que quedan hacen lo que pueden con su voluntad heroica de ayudar.

Y esto pasa en el lugar más rico de la tierra. Las mayores reservas petroleras del mundo, están en Venezuela. PDVSA vendía tres y medio millones de barriles por día antes de que empezara el saqueo. Hoy produce setecientos mil, y los malditos que disponen de ellos reservan miles para sostener a Cuba, a cómplices políticos o para pagar deudas. Las mayores reservas de oro, de material ferroso, de cuanto pueda encontrarse en las entrañas de la tierra, las tiene Venezuela.

Venezuela tenía una industria respetable. ¡Exprópiese! grita el patán que la manda y se quedó sin industria.

Venezuela nunca tuvo problemas de alimentos. La tierra para el que la trabaja, grita el tirano y la tierra de Venezuela no produce la cuarta parte de lo que su gente necesita para no desfallecer.

Y mientras esto pasa, en los bancos cómplices reposan centenares de miles de millones de dólares que se llevaron los asaltantes, compartiendo el latrocinio con los cubanos invasores y dejando parte sustancial para los que sostienen el régimen con un arma en la mano.

La enfermera de Chávez, es mujer riquísima; la hija, la más rica de América; los hijastros de Maduro, capturados con cargas millonarias de cocaína; los validos tienen propiedades y cuentas bancarias gigantescas  en países amigos o bancos piratas.  El hijo del general Padrino, Ministro de Defensa, lleva en Madrid vida de sibarita. Entre champaña, restaurantes de lujo y amigas, gasta como un reyezuelo. El de Venezuela es el mayor robo organizado de la historia.

Venezuela se muere literalmente de hambre, porque se la robaron. Es la crisis humanitaria más sui generis que se recuerde Y. El tema para, “por ahora”. Porque no  hay otro más grave. Venezuela somos todos.

19 Responses to “VENEZUELA SOMOS TODOS”

  1. Manuel 27 January 2019 at 7:53 pm Permalink

    Venezuela somos todos
    Y entre todos vamos a salvarla

  2. Manuel 27 January 2019 at 8:38 pm Permalink

    Enseguida aprendemos que hay palabras que no se pueden decir porque con ellas se denominan objetos, simples cosas u órganos inmencionables por el grupo (al que “pertenecemos” y debemos pertener). El grupo tiene un orden, unas reglas, y por lo tanto unos límites y unas prohibiciones. Los niños deben aprender rápidamente lo que pueden o no decir, o escuchar, porque hay palabras malas que andan sueltas revoloteando como demonios en el seno del grupo.
    Esa es nuestra primera evidencia de que la palabra sirve para darnos la libertad, y al mismo tiempo para demostrarnos la frontera entre la autoridad –el yo colectivo de los otros, impuesto por la fuerza–, y nuestro yo todavía vacilante, balbuciente.
    A partir de ese momento el combate entre nuestra voluntad de utilizar la palabra sin límites ni temores, y la voluntad de la sociedad de ponerle puertas a nuestra capacidad expresiva, no terminará nunca, y quizás ése es el territorio y el campo de batalla donde han transcurrido siempre las más memorables aventuras espirituales del hombre. ¿Qué fue, si no, una batalla por callar o decir ciertas palabras, el episodio de Galileo frente a los inquisidores? Galileo, como antes Copérnico, sabía que el Sol, y no la Tierra, era el centro de nuestro sistema planetario, que la Tierra no estaba inmóvil en el espacio, y que describía su órbita en torno al Sol, pero no podía decirlo, porque violaba los textos sagrados de su grupo. Al cabo, por miedo, Galileo cedió. Rindió su discurso y aceptó la falsedad. De ahí el melancólico sentido de su famosa frase: y, sin embargo, se mueve. Galileo no pudo, realmente, callarse, porque callarse del todo le rompía la coherencia íntima, le destrozaba esa integridad moral que el hombre necesita para andar por la vida.

    La hipocresía y el miedo
    José Martí decía que la libertad era el derecho que tenía todo hombre honrado a pensar y hablar sin hipocresía. Y a mí me parece que de los miles de apotegmas que Martí escribió a lo largo de su vida éste es uno de los más exactos, de los más inteligentes, de los más sorprendentemente sintéticos.

    http://www.hacer.org/pdf/Montaner05.pdf

    • Manuel 27 January 2019 at 8:50 pm Permalink

      (Y del mismo libro:)
      .
      “la hipocresía es la columna de fuste sobre la que siempre se sustenta la tiranía. La tiranía, especialmente cuando alcanza los límites monstruosos del totalitarismo, siempre tiene una verdad sesgada, unos inapelables textos sagrados con los que interpreta y explica la realidad. Y ante ellos sólo es posible la repetición mecánica del discurso oficial. Ante ellos sólo es posible la hipocresía o la rendición de la palabra, el silencio.”
      .
      Los venezolanos se cansaron de callar. Esto no hay quien lo pare, ni 100 ni diez mil muertos.
      Venezuela se hartó de tanto robo y silencio.

    • Manuel 27 January 2019 at 9:00 pm Permalink

      (Concluye)


      ¿Cómo consiguen los tiranos esa forma monstruosa de obediencia abyecta? La experiencia es contundente: se logra mediante el miedo a los castigos. Primero se recurre al lenguaje para demonizar al transgresor. Se le llama traidor, divisionista, hereje, revisionista, gusano, o cualquier otro epíteto previamente dotado de una connotación ominosa que lleva implícito el castigo. La sanción moral es sólo la advertencia previa, el heraldo negro de la sanción física que le sigue.
      El miedo, entonces, pasa a presidir las relaciones entre los seres humanos sometidos a la tiranía. Un miedo que no tiene otro objeto que inducir una conducta hipócrita entre los hombres.
      Una conducta trenzada con palabras impronunciables, falsos gestos de adhesión y la mutilante supresión de la espontaneidad. Un mundo en el que la verdad no importa. La integridad de las personas tampoco. Lo único que al tirano le interesa es escuchar el coro unánime de sus subordinados para hallar en ese vago rumor la legitimidad que necesita para justificar sus acciones. Porque él y sus cómplices también requieren de una cierta coherencia formal, de una racionalidad. La fuerza bruta no existe en estado puro desde que el hombre consiguió hablar y articular su mensaje. Para ejercerla hay que construir un mensaje falso, contrario a la realidad, pero dotado de su propia lógica, de su otra verdad.”

    • Manuel 27 January 2019 at 9:19 pm Permalink

      “Los veinte países más prósperos del mundo, más felices, aquellos que tienen que poner barreras para no llenarse de inmigrantes, son veinte sociedades en las cuales los ciudadanos libres toman sus decisiones colectivas de acuerdo con métodos democráticos. Pero para que ese modo de comportamiento no desaparezca, esos países exitosos están obligados a hacer las cosas de una manera correcta. Están obligados a triunfar. En el momento en el que comience a fallar la eficacia de esos estados, y sobrevenga una crisis prolongada para la que no se vea fin ni alivio, no será
      36
      posible sostener ni las libertades individuales ni la democracia. Los ciudadanos pedirán, mayoritariamente, la abolición del sistema, aunque con esta actitud empeoren los problemas en lugar de solucionarlos.
      No hay que temerle a la información, por excesiva y apabullante que hoy resulte, pero hay que dedicar un enorme esfuerzo a la formación, a la forja del carácter y a la estructuración valores de los ciudadanos, de manera que la libertad y la democracia no desaparezcan de la faz de la tierra. Ésa es nuestra mayor responsabilidad”

    • Manuel 27 January 2019 at 9:41 pm Permalink

      “la visión empresarial de las actividades humanas se ha extendido al universo político, tal vez como paradójica consecuencia de un fenómeno inverso: durante décadas el Estado invadió el terreno de la sociedad civil e hizo metástasis en el mundo empresarial. La experiencia fue fallida, contraproducente, pero en ese intercambio se produjo un trasvase de las categorías y los valores empresariales al sector público y a las masas que demandan un mejor desempeño económico. Hoy el político con más posibilidades de éxito no es el que propone su candidatura apelando a las emociones gregarias primitivas, sino el que es capaz de desplegar sobre la urna un buen proyecto de desarrollo económico y social”

    • Manuel 27 January 2019 at 9:49 pm Permalink

      “ …extraña paradoja: la gran batalla de los políticos en este milenio consiste en comprender su propia insignificancia. Hay que luchar por reducir las dimensiones del Estado hasta el punto en que el peso de la sociedad civil sea infinitamente más poderoso. Hay que recortar presupuestos y facultades a nuestros políticos, hasta lograr que el ciudadano de a pie se sienta dueño y señor del país en el que vive, y no un mero inquilino esquilmado por una colección de personas en las que suele prevalecer la inconsecuencia, la deshonestidad o la más absoluta incompetencia”

      • Ramiro Millan 29 January 2019 at 5:27 am Permalink

        Gracias Manuel por compartir esos textos brillantes.
        Cambiaría la frase que dice: “Hoy el político con más posibilidades de éxito no es el que propone su candidatura apelando a las emociones gregarias primitivas, sino el que es capaz de desplegar sobre la urna un buen proyecto de desarrollo económico y social” por: hoy el político con más posibilidades de “éxito” en los países subdesarrollados es el que apela a las emociones gregarias primitivas, mientras que el que tiene éxito en los países desarrollados es aquel capaz de desplegar un buen proyecto de desarrollo económico y social.
        Por eso, por conducirnos por emociones e instintos primitivos a la hora de elegir nuestras autoridades es que somos Subdesarrollados mientras que aquellos capaces de imponer el sentido común a los caprichos de nuestras pulsiones cuando eligen sus candidatos son pueblos Desarrollados.

        • hector l ordonez 29 January 2019 at 9:19 am Permalink

          No nos entendemos amigo Milan en los pueblos subdesarrollados nadie apela a nada todo es por imposición así de simple.nadie escoje nada te lo escojen .e incluso le explique quizás se la haya olvidado el sistema de votación que seria la forma que los pueblos pudieran decidir su futuro esta plagado de obstáculo .en los países no desarrollados el voto esta en manos de grupos de intereses
          que responde al politico de turno .las urnas y los que deciden los votos no están en manos del votante
          si no de grupos ligados en la mayoría de los casos a elementos corruptos ligados e incluso con narcotraficantes y otros grupos que responde a otros intereses eso pasa no solo en Latinoamérica en el resto de muchos países,un pueblo que no tenga acceso a una buena Educación jamas serán pueblos desarrollados si observamos la taza de analfabetos de Latinoamérica es enorme un 80% 90% increíble en el continente Africano lo mismo. los pueblos sin Educación jamas serán desarrollados ahí parte todo,no son los pueblos son los sistemas que Gobiernan.

          • Manuel 29 January 2019 at 12:33 pm Permalink

            y los sistemas que gobiernan son hijos de esos pueblos: es un circulo vicioso que muchos creen que algun mesias (fidel, chavez, peron, ortega, maduro…) puede romper; pasa lo contrario, el circulo se profundiza y llega a niveles impensables de mas deterioro en todos los ambitos

            la solucion?

            quiza chile este dando una leccion a todos.
            …es cuestion de tiempo si fuera asi (que chile nos esta mostrando el camino)

          • hector l ordonez 29 January 2019 at 7:18 pm Permalink

            La pobreza es Historico las figuras de Chavez,Fidel etc,etc son figuras recientes en la Historia de Latinoamérica no quiero decir que sean buenos.pero no justifica la pobreza que siempre a estado en gran parte de la America sea centro o Sur America pero no me referí apersonas si no de sistema de Gobiernos que han permanecido en la America y el resto del Mundo por siglos por ejemplo en Guatemala,Paraguay,bolivia,Peru y todo el continente Americano y no tiene que ver con los Dictadores de la Izquierda que todos conocemos,todos sabemos que la s figuras de Chavez, los Castros y las otras figuras también han sido otro mal para nuestros vecinos,eso es sabido pero nada justifica la pobreza que siempre a existido en latinoamerica y repito en el Mundo.

          • hector l ordonez 29 January 2019 at 7:21 pm Permalink

            No son los hijos son las estructuras de Gobierno que han permanecido en la America los hijos de quienes sean optaran por esas estructuras,

      • hector l ordonez 29 January 2019 at 7:27 pm Permalink

        Lo que hay que reducir es el robo masivo de los corruptos políticos que gobiernan el mundo que un individuo sea electo por querer desarrollar los proyectos de desarrollo en lo económico y en lo Social me parece lo justo,

  3. joseluis 29 January 2019 at 12:44 am Permalink

    La solución para los venezolanos es una intervención militar, y yo creo que eso viene. Bueno, siempre y cuando el pueblo se mantenga en las calles. En el caso que no exista una intervención militar en Venezuela, es que Maduro vea una eminente intervención militar y se retire voluntariamente del poder, y se exile en Rusia o en otro país, no creo que en Cuba, el conoce a los Castro. El sabe lo que le pude costar o suceder.

    • hector l ordonez 29 January 2019 at 8:50 am Permalink

      Quien seria que invadiria a Venezuela? Usted esta obcecado con una intervención a Venezuela en muchas ocasiones en este blog se a explicado las consecuencias que seria una invasión a Venezuela si usted no analiza es su problema ni vale la pena de volver a tocar el asunto.

      • Manuel 30 January 2019 at 6:28 am Permalink

        no creo que la invasión cubana en venezuela sea menos grave que una de una coalición liberadora.
        Tiene ud idea de lo q Ha Hecho cuba y Hace todos los dias a Venezuela?
        Lleva ud la lista de muertes por todas las causas atribuíbles a esa presencia?
        Sólo esta semana han habido varias docenas de inocentes muertos y un millar de detenidos.
        Despierte hombre!

        Y use bien la Hache

        • Manuel 30 January 2019 at 6:44 am Permalink

          digo… y use bien la cabeza

    • Manuel 30 January 2019 at 10:25 am Permalink

      quiza hector solo aspira a otra cuba, una en el cono sur; o dos, o tres, o cuatro o mas en la region (si sumamos bolivia, salvador, nicaragua… y to los que quieran unirse al club)

      esta es la hora de venezuela y de dar un golpe estremecedor al resto, es partile el corazon a estos desgraciados de mierda

  4. hector l ordonez 29 January 2019 at 9:43 am Permalink

    La inmigración a los EE.UU a echo lo que es el país actual la primera potencia del Mundo el aporte de conocimientos en diferentes ramas lo mismo que en la técnica ,la ciencia y el aporte de manos de obras a echo gran a los EE,UU no se olviden Estados Unidos es un país Multicultural,su grandeza se deriva de los inmigrantes que han aportado a la sociedad norteamericana,ahí esta la Historia,


Leave a Reply