11 February 2020 ~ 15 Comentarios

Y no saber a dónde vamos – por Fernando Londoño

Por Fernando Londoño

Ni de donde venimos. Imposible expresar mejor lo que sentimos hoy los colombianos, que como lo dijo Darío en estos versos inmortales.

Así es, por desgracia. Lo que atormenta el alma del país es que no sabe  para donde va.

Creemos merecer muchas respuestas a preguntas que se pierden en la nada:

¿ Es de verdad el narcotráfico la peor de nuestras desgracias?

¿Y si lo es, por qué no lo combatimos?

Este gobierno empezó hace 18 meses y no ha sabido  resolver el problema de la aspersión aérea con glifosato. Por eso crecen los cultivos ilícitos en lo que importa, que es en su capacidad siniestra de producir cocaína. ¿Para dónde vamos?

En lugar de esa medida tan sencilla y comprobadamente imbatible, el Gobierno insiste en las erradicaciones manuales, mandando a la mutilación y la muerte más de cincuenta compatriotas, solamente el año pasado, sin que ese desastre venga acompañado de eficacia destructiva para esos cultivos. Uno concluye, entonces, en  que al Gobierno no le interesa destruir el narcotráfico.

Esa convicción atroz viene de la mano del hecho contundente de que nada se intenta para cambiar la reciente historia de la extinción de dominio, que como está hoy no sirve para nada. El candidato a la presidencia Iván Duque lo comprendía así y por eso prometía la extinción de dominio “express” que era el regreso a lo que hacíamos a comienzos del Gobierno del Presidente Uribe. Entre la captura física de los bienes y la sentencia final de extinción no pasaba más de un año. Hoy el proceso toma quince o veinte. En suma, no hay combate para los bienes del narcotráfico. ¿Para dónde vamos?

La extradición, lo que duele a los bandidos, quedó en manos de los mamertos de la JEP, para protegerlos. El Gobierno no ha hecho nada por evitarlo. ¿Para dónde vamos?

Esa ruina en la batalla contra el narcotráfico viene muy de la mano con la pérdida de la soberanía en gran parte del país: Nariño, Cauca, Chocó, en suma, toda la costa caucana está en manos de los “alzados en armas” una linda manera de referirse a los bandidos que se tomaron, otra vez, nuestra Patria. Lo mismo pasa en el Catatumbo, Arauca, gran porción del Caquetá, el sur de Bolívar, el páramo cordobés. ¿Para dónde vamos?

Si esa lucha decisiva está perdida, la economía es un bajel que hace agua por todas partes.

Muy ufanos mostramos la cifra del 3% del crecimiento del PIB, miserable constancia de nuestra miseria. Pero es que otros están peor. ¡Vaya consuelo!

Ese crecimiento lamentable no lo dan las cifras de la industria, la construcción, la producción agropecuaria. Crecemos por el gasto público y por la plata del narcotráfico. ¿Para dónde vamos?

Las exportaciones se acabaron. En lugar de subir cada día, como correspondiera, siguen en picada y dependiendo del petróleo, para muchos detestable criatura que nos deja sobrevivir. La exportación per cápita de Colombia es de un mil doscientos dólares anuales, la mitad que en el barrio pobre que son  América Latina y el Caribe. ¿Para dónde vamos?

Las importaciones crecen, porque de algo debemos alimentarnos y mantener, a medias, nuestro equipo industrial. El resultado es que andamos por cifra superior a los mil quinientos millones de dólares mensuales de déficit en la balanza comercial. Y como el tema no mejora sino que se complica con la cuenta de servicios, tenemos un déficit en cuenta corriente que nos tiene al borde de la descalificación técnica. ¿Para dónde vamos?

El país no es viable, en absoluto, si no utilizamos el fracking para mantener y mejorar la producción de gas y petróleo. Hace dieciocho meses medita el Gobierno sobre el punto. Y las reservas se agotan y las exportaciones languidecen. ¿Para dónde vamos?

Los esfuerzos en mejorar la educación se miden, con evidente torpeza, por el dinero que se dedica al sector. Lo que solo muestra la voracidad de los sindicatos y yerbas aledañas. Mientras tanto, de lo que aprenden nuestros niños en las escuelas, de la educación bilingüe, de las pruebas Pisa, de la formación en valores cristianos, ni una palabra. ¿ Para dónde vamos?

¿Para dónde vamos con una justicia tardía, incompetente, corrupta? Para donde íbamos con Santos: para ninguna parte.

La salud empeora en todas sus mediciones esenciales. De hospitales quebrados, pacientes a la deriva, desperdicio de oportunidades y recursos se nutren las noticias diarias en la materia. ¿Para dónde vamos?

¿Para dónde va la seguridad en las ciudades cuando se multiplican las ollas del microtráfico, los asaltos, los robos a mano armada? Estamos muy cerca de tener que admitir que nuestra juventud está perdida en los abismos de las más funestas y vergonzosas adicciones.

¿Alguien querrá contestar tanta pregunta dramática para saber en dónde estamos y para dónde vamos?

 

15 Responses to “Y no saber a dónde vamos – por Fernando Londoño”

  1. Manuel 11 February 2020 at 9:33 pm Permalink

    “Los esfuerzos en mejorar la educación se miden, con evidente torpeza, por el dinero que se dedica al sector. Lo que solo muestra la voracidad de los sindicatos y yerbas aledañas. Mientras tanto, de lo que aprenden nuestros niños en las escuelas, de la educación bilingüe y de las pruebas Pisa”

    Good one Londoño!

  2. Víctor López 12 February 2020 at 8:25 am Permalink

    Estimado Fernando. Comprendo su frustración y comparto su pesimismo. Tampoco avizoro un futuro halagüeño para Colombia, creo más bien que los momentos más trágicos pueden estar por venir. No suscribo la idea de fumigar las plantaciones, ni de que se pueda poner coto al narcotráfico o demás pamplinas como esa de “la extinción de dominio”. La nueva clase política tendrá que administrar la corrupción y el actual gobierno lo está haciendo de alguna manera, y bastante bien.

    Colombia no se ha desbarrancado aun pero esta al puro borde. El poder económico y de choque que posee el narcotráfico debe alinearse a un estado de seudo derecho que permita un frente unido. Esa realidad social tiene intereses hasta cierto punto comunes con la clase económica, intelectual y política colombiana, y hay que negociar. Un entendimiento de hecho, podría salvar a Colombia de la guerra civil que se perfila con la izquierda, al final de cuentas y quién sabe después de cuantos muertos (que pueden ser millones) igual habrá que negociar.

    Se que mi opinión tiene que parecerle aberrante, pero la izquierda negocia, o mejor dicho tranza, con todos los grupos de poder cualesquiera que sean, como está explícito en Venezuela. El deterioro paulatino de los valores y la transformación de la cultura nacional en una contracultura transgresora pasó hace rato el punto de inflexión. Ahora solo queda ser pragmáticos para sostener el andamiaje hasta donde sea posible, aunque esto incluya dormir con el enemigo.

    Indudablemente el señor Duque, si bien confraterniza hasta donde le es posible con quienes sean, carece de la fortaleza, audacia e inteligencia para conducir a Colombia en la peligrosa noche que se avecina. En buena parte se debe esto a que es un líder ungido por un dedo. Esperemos surja pronto el hombre de factura propia que pueda llevar a buen puerto a esta gran nación. El continente entero lo necesita. Muy Cordialmente.

  3. Manuel 12 February 2020 at 10:17 am Permalink

    https://drop.com/buy/aragon-hercules-tritium-16-tubes-automatic-watch?utm_placement=0&referer=PKP8WG&mode=shop_open&utm_campaign=Automated%20Daily%20Promotional%202020-02-12&utm_source=SparkPost&utm_medium=email&utm_term=Daily%20Promotional&utm_content=1581514815521.050601320617707189367430

    • Manuel 12 February 2020 at 10:26 am Permalink

      por qué traigo este reloj?

      ayer escribí despues de varios años sin hacerlo, la palabra hércules. Pués hoy me entra este anuncio a mi email, de una pagina que me envia diariamente anuncios de productos:

      ARAGON HERCULES AUTOMATIC TRITIUM WATCH

      esto es demasiado, y peligroso (como bien nos alerta harari)

      • Manuel 12 February 2020 at 10:30 am Permalink

        Manuel
        11 February 2020 at 1:31 pm
        PERMALINK
        https://www.muyhistoria.es/h-antigua/preguntas-respuestas/era-hercules-bisexual-311563538128

        Hér.Cules
        .

        Manuel
        11 February 2020 at 1:39 pm

        Una concepción distinta de la bisexualidad
        Tal vez el hecho de que Hércules mantuviera relaciones tanto con hombres como mujeres (…)

      • Julian Perez 12 February 2020 at 10:32 am Permalink

        No, no creo que sea casual. Pero la cantidad de correo basura que me entra cada día no la brinca un chivo. Por suerte Google sabe identificarlos bastante bien y el 99% va al buzón de spam, que yo ni miro.

        Te recomiendo que busques e instales el programa CCleaner. Es gratis y es un buen complemento al antivirus. Cada vez que lo corras verás que quita un momtón de ¨trackers¨ de tu PC. Crecen como la verdolaga.

        • Julian Perez 12 February 2020 at 10:33 am Permalink

          Se me olvidó que este blog permite links. El Patriot no lo permite.

          https://www.ccleaner.com/

          • Manuel 12 February 2020 at 10:39 am Permalink

            Gracias J,

            por eso mostre preocupacion una vez cdo ví que acá salia el sitio como Not secure,

            DE TODOS modos son los tiempos que corren, hay que ir tomando precauciones, pues hoy es un anuncio sin importancia, pero mañana puede ser algo importante

  4. Orlando Martinez 12 February 2020 at 1:41 pm Permalink

    En mi modesta opinión, ya reúnen todas las condiciones para que les siembren el comunismo al igual que la amapola. Con la gran diferencia que con este, la erradicación va ha ser mucho más difícil. Que no lo creen? Pregúntenle a los desdichados que ya tienen a esa lleva mala creciendo en sus suelos.

  5. manuel 15 February 2020 at 2:23 am Permalink

    a pesar de que estamos Todos mucho mejor, quizá lo estamos para las aspiraciones, expectativas, del humano de hace 30 anos, pero no para el humano de hoy. Las multiples protestas populares de los ultimso meses eso indican. Y lo indica la indiganción del mas reciente Nobel de Literatura que recibiendo el premio hace unos dias dijo:

    “…Lo acepto, con una condición: que los aquí presentes tomen todos –yo ya lo tomé– el genuino compromiso de revertir la situación que vive el África.”

    y continúa con docenas de preguntas como estas:

    “…
    ¿Con qué derecho se nos quiere hacer pagar una inmoral, insoportable y nefasta deuda externa que ningún habitante del África ha contraído directamente?

    ¿Cómo olvidar los siglos de explotación, de ignominia, de degradación que nos tocó soportar, solo por ser negros?

    ¿Por qué estamos condenados a soportar una enfermedad como el VIH-SIDA, guerras fratricidas que nos inventan desde fuera de nuestras fronteras, saqueo inmisericorde de nuestros recursos?

    ¿Y si fuera cierto que pedimos que, a partir de ahora, la monarca del Reino Unido de Gran Bretaña y la Irlanda del Norte –y por qué no también sus súbditos– hablen idioma suahili?

    ¿Con qué derecho se considera que «la cultura» debe tener por símbolo un Partenón griego –como es la representación de la UNESCO– y no, por ejemplo, uno de nuestros bohíos?

    ¿Quién nos ha hecho creer que los blancos son más «cultos» que los negros?

    ¿Por qué los negros estamos condenados, si bien nos va, a ser deportistas profesionales? –los gladiadores modernos para el circo contemporáneo.
    ¿Acaso los negros no podemos ser más que delincuentes cuando habitamos en el mundo de los blancos?

    ¿Es ese nuestro destino? ¿Inmigrantes ilegales, ladrones, barrios marginales?

    …”

    sería bueno que los países, tan ricos que dicen ser hoy, exponencialmente mucho más que hace 30 anos, reviertan toda esta calamidad, …no sólo en Africa.
    ¿por qué los ricos? porque son los que PUEDEN, y así como el PODER les ha permitido PODER hacer todo lo que han hecho por los últimos 600 anos a su propio egoista favor, pues es hora de que PUEDAN aliviar NO, remediar esta mierda de una vez. Vendrá gente que tenga no sólo PODER, que tenga voluntad para hacerlo, y ahí empezará a cambiar todo radicalmente, NO en favor de los dictadores y totalitarios, sino en favor de las democracias. Llegan momentos en los que hay que cambiar, la necesidad crece, porque crece el abismo entre lo que la gente quiere y tiene, y siempre que llega una necesidad creciente, llegan los oidos y los brazos para remediarla

    • Julian Perez 15 February 2020 at 3:51 am Permalink

      Un poco izquierdista este señor laureado (lo de ¨un poco¨ es un understatement). Pero es el patrón de los señores de la institución Nobel para otorgar sus premios.

      Ya se ha dicho aquí otras veces: la razón de que la cantidad de personas que viven en extrema pobreza en el mundo haya disminuido drásticamente se centra en dos países: India y China, de gran población. Pero ese cambio no vino ¨de afuera¨ sino de ¨adentro¨: empezaron a hacer las cosas de forma algo distinta.

      El discurso rezuma victimismo. El día que AL y Africa dejen de sentirse víctimas y echarle la culpa a otros de sus problemas, ignorando la parte que les toda, y empiecen a ¨hacer las cosas de forma algo distinta¨ comenzarán a mejorar.

      • manuel 15 February 2020 at 4:11 am Permalink

        yo sé J,

        y sin embargo no se mueven. Parece ser necesario algo más, o vendrán los totalitarios a tomar ventaja, y cdo despertemos ya los tendremos nuevamente dueños de medio mundo y ya sabemos a donde nos llevan luego, preñado como está ese mundo de armas de exterminio y demás tecnologías para el próximo holocausto;

        es el victimismo de Las Venas Abiertas… y demás demagogias, pero es TAMBIÉN un mundo demasiado centrado en el “progreso” nacional, que en los ejemplos que ud pone han sido muy buenos (china, india, etc) pero que hay otros que no han podido y las calamidades se los llevan J, se van, no pueden, …y los que vienen en su “auxilio” son los aprovechados e incompetentes de siempre mientras occidente mira a otro lado, hasta que la cosa se le viene encima, como la caida de las torres, las epidemias, las Venezuelas, las Cubas, las Nicaraguas, las drogas, armas y terroristas de todas las calañas

        • Julian Perez 15 February 2020 at 8:43 am Permalink

          >>y sin embargo no se mueven

          Y cuando “se mueven” un poquito (v.g. Chile) los que vienen “de afuera” a influir e intentar estancarlos no son precisamente los malvados colonialistas, sino los “buenos” justicieros sociales con su banderita roja.

          O quizás sí sean los malvados colonialistas, pero no aquellos en que piensa el laureado (ni pagándome por hacerlo me leo yo algo escrito por ese señor), sino los del otro bando. ¿Acaso Venezuela no ha devenido una suerte de colonia de Cuba?

          AL estaría incluso peor de no haber sido por la Alianza para el Progreso. Y a Europa ayudó a sacarla de las ruinas de la guerra (y que no cayera en las garras del expansionismo soviético) el plan Marshall. Pero Europa supo aprovechar mejor ¨su¨ plan que AL.

      • manuel 15 February 2020 at 4:46 am Permalink

        esto parece las guardias cederistas; cuando se hacían las guardias, cuando habían cedereistas: los 3 a las 4 de la mañana queriendo arreglar el mundo 🙂

        • manuel 15 February 2020 at 4:46 am Permalink

          otro más y se forma el dominó


Leave a Reply