29 November 2014 ~ 6 Comentarios

Bachelet de espaldas al Chile moderno

por Carlos Alberto Montaner

Bachelet

Chile está dejando de ser la esperanza latinoamericana. Eso es grave para todos, no sólo para los chilenos.

Durante décadas, especialmente desde la llegada de la democracia a ese país en 1989 (aunque la transformación había comenzado en época de la dictadura de Pinochet), resultaba obvio que la libertad, el funcionamiento de las instituciones de derecho, la apertura al mundo, la competencia, el mercado, y la supremacía de la sociedad civil en el terreno económico, habían probado que ése era el camino de la prosperidad para toda América Latina.

En Chile se confirmaba que la democracia liberal era la vía. El país, dentro de ese esquema, se había puesto a la cabeza de América Latina, más de la mitad de la sociedad se inscribía en los niveles sociales medios, y la pobreza había pasado del 46 al 12%. Una verdadera proeza.

La nación de “la loca geografía” –una larga franja de tierra temblorosa situada entre el Pacífico y los Andes– estaba a pocos pasos del umbral del Primer Mundo, definido como las naciones que alcanzan los $25 000 de producción anual per cápita. Bastaba recorrer las calles de Santiago y hablar con las gentes para percibir una sensación de optimismo y progreso mayor que en cualquier otra gran ciudad latinoamericana.

Ese espíritu se está apagando. Los datos de la encuestadora chilena Plaza Pública (CADEM) no dejan lugar a dudas. Un 71% de los ciudadanos piensa que la economía se ha estancado. Sólo un 27% opina lo contrario. Tras dos generaciones de prosperidad anual notable, con pocas contramarchas, el primer año de la presidente Bachelet se saldará con apenas un 1.6 de crecimiento, pese a que Sebastián Piñera le entregó un país que funcionaba a plena máquina.

Naturalmente, eso tiene un costo. Cuando Bachelet llegó al poder, hace sólo ocho meses, un 78%, de los chilenos tenía una buena imagen de ella. Hoy sólo la aprecia el 48, mientras su gobierno es aún más impopular: apenas un 37% lo respalda.

¿Por qué se ha frenado Chile? Fundamentalmente, por una ruptura clarísima sobre el modelo de desarrollo. Los inversionistas locales y extranjeros tienen dudas y se abstienen. Ven a la señora Bachelet más cerca del viejo Chile estatista-populista que de luna nación moderna basada en las ideas de la libertad económica, y no pueden evitar una desagradable sensación de deja vu que los retrotrae a los turbulentos años del allendismo.  

La perciben como una persona encharcada en las supersticiones ideológicas del “distribuicionismo igualitario”, obsesionada con el Índice Gini, y no en la creación de riquezas, que es lo que realmente importa. Al fin y al cabo, el coeficiente Gini de Venezuela es “mejor” que el de Chile y no creo que nadie en sus cabales piense que la gravísima situación del manicomio chavista es preferible a la chilena.

Si la presidente Bachelet no rectifica, muy probablemente provocará la salida de la Democracia Cristiana de la coalición de gobierno. Es increíble que esta señora no advierta que la buena experiencia de las ideas de la libertad en su país ha corrido hacia el centro a todo el espectro político chileno.

El socialcristianismo de izquierda de los años cincuenta y sesenta del siglo pasado ya no es lo que era. La democracia cristiana de Frei Ruiz-Tagle es diferente a la de Frei Montalva, su padre, porque entre ambos mundos existe medio siglo de inocultables éxitos liberales y el hundimiento de las recetas estatistas.

El socialismo de Ricardo Lago tiene muy poco que ver con el de Salvador Allende, aunque respetuosamente cultive su memoria, porque en el camino de la lucha por la libertad, Lago se transformó en un genuino socialdemócrata y enterró el lastre marxista.

En cambio, quienes no se han movido de su posición fanática son los comunistas (esos que Bachelet se empeñó tercamente en llevar a la Concertación) y continúan defendiendo un empobrecedor modelo de sociedad, pero en el pecado ideológico llevan la penitencia: la bonita Camilo Vallejo, quien era muy popular cuando figuraba como revoltosa líder estudiantil de la oposición, tras pasar al parlamento, hoy apenas tiene el aprecio del 3% de los chilenos.

Ojalá Chile retorne al carril del sentido común y el buen gobierno. Fue un faro para orientar a los latinoamericanos. Perderlo, insisto, nos perjudicará a todos.

6 Responses to “Bachelet de espaldas al Chile moderno”

  1. Miguel Larrain 29 November 2014 at 12:01 pm Permalink

    Buena columna, pero se equivoca gravemente cuando afirma que Sebastián Piñera le dejó el país a Bachelet ” a plena maquina”. Lamentablemente, no hizo ninguna reforma valiosa y solo aprovecho el viento de cola de la economía mundial. Pero debilitó las ideas de centeoderecha con su irrefrenable populismo light, como lo explicó muy bien la columnista del Wall Street Journal Mary O’Grady. Sin el fracaso de Piñera en el campo de las ideas, no habría habido este gobierno Bachelet.

  2. SB 29 November 2014 at 1:40 pm Permalink

    Es muy importante que los chilenos reconozcan que el marxismo es el fundamento de las políticas populistas de esta señora, y un cáncer devastador para la prosperidad y la convivencia en el país. Es muy preocupante que representada por esta señora, y una rata como Camila Vallejo, la peor ideología se está volviendo a tomar al país que fuera el más avanzado en América Latina, con las mismas recetas demagógicas, pero muy destructoras de siempre. Ojalá la presidente rectifique pronto o si no, los chilenos tengan el coraje de deponerla rápidamente antes de que sus disparates hagan metástasis.

  3. Manuel 29 November 2014 at 2:05 pm Permalink

    esto fue lo que ahogó los Editoriales de New York Times sobre cuba en las últimas semanas: http://politicuba.wordpress.com/2014/11/29/la-mayor-ola-de-cubanos-en-los-ultimos-20-anos/

  4. nestorv 30 November 2014 at 1:42 pm Permalink

    SON MAS LOS PAISES QUE SE DESCARRILAN ….CRISIS GENERALIZADA DEL TODA EL AREA
    SE VAN CONVIRTIENDO POCO A POCO EN FRANQUICIAS DE CASTRO A TRAVES DE VENEZUELA
    ESTOS GOBERNANTES NO RECIBEN EL DINERO DEL PUEBLO…NO ES SU SALARIO LO QUE LE IMPORTA …PERO AUNQUE USTED NO LO VEA LO QUE IMPORTA A ESTA GENTE ES LA MESADA VENEZOLANA TANTO PARA SU VIDA PERSONAL COMO PARA SUS FONDOS POLITICOS…BACHELET ESTA EN LA NOMINA DE LOS CASTRO..ES UNA CORRUPTA…ELLA SABE QUE LLEVA A CHILE A DESASTRE ,NO ES INOCENTE PERO LE CONVIENE ESTA SITUACION.
    EL NUDO GEORDIANO ESTA EN CUBA….SUS GENES SE REPRODUCEN EN TODA AMERICA Y INCLUSIVE ACTUALMENTE EN ESPANA..SU DILEMA ES: PROGRESO DE LA NACION O CONTROL DE LA SOCIEDAD….PREFIEREN DESTRUIR LA SOCIEDAD EN QUE SE IMPLANTAN PARA CONVERTIRSE EN SUS NUEVOS AMOS.
    EL ESQUEMA DE CONQUISTA ESTA PLANTEADO Y CHILE NO ES UNA EXCEPCION,PRONTO LLEVARAN A CHILE AL SUMIDERO ,A LA CLOACA COMUNISTA
    EEUU RECHAZO A SUS ALIADOS,PINOCHET LO CONVIRTIERON EN UN PARIA,EL JEFE DE LA DINA QUE TANTAS RATAS ANIQUILO CON LA OPERACION CONDOR ESTA ENCARCELADO,LOS MILITARES QUE SE OPUSIERON FUERON DEGRADADOS,LA SOCIEDAD PERDIO LA MORAL Y EL RUMBO
    A EEUU LE DEJO DE INTERESARLE EL LIDERAZGO…TODO SE UNE Y COMO RESULTANTE ES LA LOGICA DE LOS TIEMPOS ACTULES…NO HAY CASUALIDAD.

  5. ovidio 1 December 2014 at 3:34 pm Permalink

    Carlos Alberto, este articulo parece dictado por personas de la UDI, deje las verdades falsa para Castro. Dice muchas verdades, pero con un enfoque erróneo. Comparto el tema de la incertidumbre, que no se le debe dejar a Bachelet que siga las líneas de los comunista, pero este país tiene que cambiar a va directo a un chavismo, por el malestar de la clase media.
    A caso la popularidad de Piñera fue mejor, paso mas de la mitad de su mandato bajo el 30%. La economía comenzó a desacelerarse desde un año antes de la salida de Piñera de la Moneda.
    hoy esta mas cerca la fractura entre la UDI y RN, que entre la DC y los Socialista.
    Por favor no escuche una sola parte, su prestigio es bastión para los cubanos.
    Bachelet no lo esta haciendo todo lo bien que debe ser, pero en Chile deben cambiar muchas cosas o después no lamentaremos cuando aparezca un Chavez, un Evo o un Pablo Iglesias.
    Si los partidos de Centro (RN, DC) no se ponen de acuerdo y eso es difícil, la opción menos mala para Chile es la centro izquierda, ojala mas moderada, pero lo que es seguro es que la UDI no vuelve a gobernar, por su descredito, su falta de liderazgo y su demagogia

  6. Julio Saldivar 18 December 2014 at 10:42 am Permalink

    Señor Montaner su articulo es un cumulo de desconocimiento y comentarios neoliberalistas. Chile lo que busca con esta reformas es poder asegurar mínimos sociales que actualmente no existen para la mayoría de la gente, además de que se cree una base adecuada para el crecimiento futuro ya que las economías modernas creen en base al conocimiento. Chile busca asemejarse a países como Finlandia, Noruega que han crecido económicamente como también han sido capaces de poder asegurar una buena calidad de vida a sus ciudadanos. Chile tiene actualmente un sistema de salud publica y educación desfinanciados y de muy mala calidad, gracias a la dictadura de Pinochet y la concertación, que atienda a la mayoría de la gente. Esas cosas son lo que la gente quiere cambiar y para eso se necesitan mas ingresos fiscales y hay que realizar reformas. Seria muy bueno que usted se sacara la venda de los ojo o dejara de mentir, para que informe de buena manera.


Leave a Reply