14 November 2014 ~ 3 Comentarios

Cuba: Modelos para armar la Transición.

Raul Castro

(14yMedio) CUBA: MODELOS PARA ARMAR LA TRANSICIÓN.
CINCO PREMISAS PREVIAS

Seminario The Spanish Transition 35 Years Later: A Conversation between Miguel Barroso & Carlos Alberto Montaner/ Florida International University/ Miami,  November 13, 2014.

Carlos Alberto Montaner

En noviembre de 1975, hace casi 40 años, murió Franco y poco después comenzó la transición española hacia la democracia. ¿Es posible extraer alguna lección importante de esa experiencia para los cubanos? Creo que sí, pero es importante sentar previamente cinco premisas.

Primero. Todas las sociedades cambian de formas de gobierno porque las generaciones adquieren y sostienen distintas perspectivas. Cuando la dictadura cubana afirma que en 1959 los cubanos asumieron un tipo de gobierno permanente y suscribieron para siempre la fórmula revolucionaria de 1959, está diciendo algo que es peor que una estupidez: está planteando una imposibilidad. Es absurdo imponer un tipo de gobierno surgido de la idea de que la historia es inmutable y las personas no cambian.

Segundo. Las sociedades gobernadas por caudillos son más proclives a los cambios de sistema tan pronto desaparecen las personas que han asumido ese liderazgo absoluto. En España el inicio del cambio fue casi inmediato tras la desaparición física de Francisco Franco. En Cuba se ha dado una situación muy peculiar porque Fidel Castro no ha muerto y su larguísima agonía ha servido para apuntalar la figura de Raúl, pero cuando mueran los dos Castro están dadas todas las condiciones para que la cúpula dirigente comience inmediatamente un proceso de cambios.

Tercero. La atmósfera internacional contribuye a los cambios. Casi ningún país vive en el vacío. Cuba es una nación situada en la encrucijada de América. Desde finales del XVIII las ideas de la Ilustración golpearon con fuerza en la Isla, como revelan los posteriores escritos de Félix Varela o de Arango y Parreño, y en el XIX se fueron abriendo paso las ideas liberales encarnadas en el independentismo republicano. Hoy el paradigma de la democracia y el pluralismo es el que impera en el mundo, y todas las naciones de América Latina, aunque no siempre lo practiquen, buscan legitimidad amparándose bajo ese modelo de gobierno. Es un acto contra natura que el castrismo permanezca anclado en un sistema de partido único. Ese sistema, incapaz de rectificar seriamente porque quienes se equivocan son los mismos que evalúan los hechos, en gran medida es responsable de que Cuba sea la única nación del planeta que está hoy peor que hace 55 años.

Cuarto. La circunstancia política circundante influye notablemente en los cambios. En 1975, a la muerte de Franco, España tenía un gobierno anclado en la visión de los años 30 y de la Guerra Civil (1936-1939). Pero Europa había cambiado mucho. El fascismo había sido militarmente derrotado e ideológicamente pulverizado por el triunfo de la democracia. Los españoles además de querer cambiar el modelo político: sabían hacia dónde dirigirse. Para ser un país normal y no una reliquia de los años treinta, el modelo obvio era el de las democracias liberales desarrolladas: Holanda, los países escandinavos, Alemania, Francia, Italia etc.

Quinto. Cuba tiene dos modelos en los cuales inspirarse. En Cuba debe quedar muy poca gente emocional e intelectualmente vinculada al marxismo leninismo. Casi 56 años de fracasos continuados es un periodo demasiado largo. La revolución comunista ha durado tanto como duró la república. Hasta ahora, lo que han logrado es demoler todo lo bueno que dejó el periodo republicano en el terreno material –y basta para confirmarlo recorrer las ruinas de La Habana y de todas las ciudades, o contemplar la destruida industria azucarera–, junto a una reiteración y multiplicación de los males: el caudillismo, la opresión, la corrupción, el militarismo, los atropellos a los Derechos Humanos, la falta de libertades, la violación de las leyes.

¿En qué se sostiene la lealtad política en ese sistema tan evidentemente fallido? Lo probable es que la lealtad al sistema sea, realmente, lealtad al caudillo, muchas veces confundida con temor. Pero, si la España postfranquista tenía un norte hacia el cual orientarse –Europa occidental–, ¿hacia dónde pueden dirigir la mirada los cubanos? Sin duda hacia los países satélites de la URSS en Europa oriental que abandonaron el comunismo. El gobierno cubano había uncido la Isla a ese universo y todos esos países abandonaron el comunismo y asumieron el modelo de la Democracia Liberal Desarrollada (DLD). Y a todos ellos les ha ido infinitamente mejor tras la llegada de la libertad. Ninguno ha querido volver al pasado comunista.

Se debe imitar de España el procedimiento para abandonar la dictadura en el campo político –“de la ley a la ley”, pacíficamente y por métodos electorales–, imitando los mejores ejemplos de Europa oriental para dejar atrás el colectivismo marxista-leninista y retomar la senda de la economía de mercado y la libertad económica.

Si se hace de esa manera, en una generación, Cuba estaría de nuevo en el pelotón de proa de América Latina.   

3 Responses to “Cuba: Modelos para armar la Transición.”

  1. ninita 14 November 2014 at 1:45 pm Permalink

    Yo creo que no sera suficiente la desaparicion fisica de los hermanos, en Cuba existe una cupula militar empresarial muy enriquecida q incluso en el GAE dueño de todos los buenos negocios se hacen llamar “”junta de accionista”” ellos son los dueños de la plata y de las armas aunado a esto una muy bien implantada desidia q hace que el cubano sepa que a pesar de lo dificil de la situacion “”no se puede hacer nada”” los disidentes son delincuentes comunes o mercenarios q solo lo hacen por dinero o para emigrar, para q Ud sepa, la mayoria de la gente se lo cree, los tratan de ser “”cuatro gatos”” , Ud debe comprender q con una censura de todos los medios y como unica alternativa “”el paquete de la semana”” series made in USA y culebrones la gente lo que hace es enajenarse de una realidad que””no.se puede cambiar “” la solucion emigrar a donde sea ya que lo otro es la carcel. Fijese la estrategia para combatir la corrupcion ha sido implantar la La LEY MARCIAL juzgar a los civiles aplicando el Codigo Militar Penal esto implica detenciones tipo secuestro, indefencion de los investigados ya que no tienen derecho a nombrar abogado defensor hasta terminada la investigacion la mayoria de las veces en regimende prision preventiva por largos periodos de tiempo, los juicios en Tribunales Militares las condenas hasta 20 años por delitos que en lo civil ni siquiera serian de privacion de libertad, miles de mujeres estan en prision hoy en Cuba y digo mujeres porque esta poblacion es unas de las mas sufridas, al condenar a una mujer la pena es doble, separadas de sus hijos y familia doblemente condenadas esta es la estrstegia de combate a lacorrupcion del General Presidente el terror a los deabajo, la impunidad a los de arriba

  2. Robert Glez 18 November 2014 at 9:49 am Permalink

    Sin lugar a dudas los modelos que describe C. A. Montaner serían los ideales para la transición de Cuba hacia un modelo distinto del actual. Ojala que los cubanos optemos por ellos. Sin embargo hay otros dos modelos que creo se impondrán en una Cuba post Castro.

    Los modelos a los que me refiero son el Modelo Chino y el Ruso. Hay 5 condiciones bien marcadas que apuntalan el camino hacia esta dirección, dos condiciones internas y tres externas.

    Primera: Internamente, Raúl Casto ha ido preparando la transición y ha creado un aparato de gobierno-control en manos de las fuerzas armadas que controlan más del 80% de la economía y que al momento de la sucesión cambiaran sus trajes militares por los trajes de negocios y serán los nuevos millonarios y capitanes de empresas con los cuales se nutrirá la clase dominante del nuevo Capitalismo de Estado.

    Segunda: Internamente, la oposición cubana es muy débil y fragmentada, es más conocida en Miami que en Cuba. No existe una cultura democrática, la sociedad civil cubana ha sido destruida, los valores morales de los cubanos están muy deteriorados. Es más fácil irse a Estados Unidos que tratar de hacer cambios internos y nadie quiere invertir su tiempo en una transición larga y dolorosa, además de insegura cuando tiene la opción de irse al extranjero. La única institución cubana diferente al gobierno es la iglesia cubana y no creo que será un factor de cambio ni de transición.

    Tercera: Externamente, Cuba lleva 56 años invirtiendo en un tejido político latinoamericano que está dando frutos, desde Nicaragua hasta Brasil, pasando por Venezuela y demás países del ala bolivariana. Esta realidad no se puede ignorar, existe y se mantendrá y cada vez más el populismo se impondrá en américa Latina. Todo esto sirve para legitimar al actual gobierno Cubano y al modelo del capitalismo de estado que lo sucederá.

    Cuarta: Los modelos Chino- Ruso, lejos de debilitarse, cada vez toman más fuerzas e influencia en el mundo. En contraste el mundo occidental está plagado de crisis, de contradicciones internas y ha sido minado por dos factores que a la larga debilitaran más aún estos países. Los factores son: 1) La creciente polarización entre populismo y nacionalismo como resultado de crisis económicas, problemas con la inmigración, creciente disparidad en la distribución de las riquezas, penetración ideológica y creciente propaganda por parte de naciones y bloques externos como Rusia, Eje Cuba-Venezuela, mundo Chino y mundo árabe. 2) el segundo factor es el demográfico. El creciente predominio de los musulmanes en Europa que demográficamente en el arco de unos años comenzaran a ser mayoría, empezando en el Reino Unido y poco a poco extendiéndose a todo el continente europeo. Este proceso de extinción de la Europa como la conocemos hoy comenzara a verse en unos 10 o 15 años. Es un proceso irreversible y no hay como detenerlo según estudios de prestigiosos académicos que llevan años estudiando ese proceso. De más esta decir, con todo el respeto por el mundo musulmán, que una Europa musulmana no será más occidental ni democrática como la conocemos hoy.

    Quinto: Estados Unidos por razones varias lleva muchos años ignorando América Latina y en el caso de Cuba, no haría nada por ayudar a guiar una transición hacia un modelo favorable. Los americanos aceptaran el modelo chino-ruso a lo cubano y empezaran a hacer negocios con Cuba inmediatamente. Todos los indicadores apuntan a esa dirección. Además Estados Unidos es una potencia en encogimiento de su influencia y peso específico en el mundo. Al mismo tiempo, China pasara a ser la primera potencia en unos 10 años más o menos. Esta situación tendrá efectos y consecuencias bien marcadas y transformara al mundo en una dirección que no quiero imaginar.

    Los próximos 20 años serán años de transformaciones bien profundas en el mundo, cuba no será exenta de esto. Espero poder vivir para ver.

  3. JORGE FELIX 20 November 2014 at 12:45 pm Permalink

    Es una pena pero solo heredaremos un pais en ruinas al estilo de Korea del Norte , al que le sera muy dificil aceptar la ventaja que el mundo entero sosotine sobre nosotros , claro que habra que adaptarse pero tomara muchos y por que no decenas de anos para que la Cuba de hoy sea una prospera sociedad plurar y de consumo.


Leave a Reply