08 February 2016 ~ 14 Comentarios

CUBA, OBAMA, LA SATRAPÍA Y EL WASHINGTON POST

por Antonio Sánchez García
@sangarccs

Obama Castro

Si uno no asoma la cabeza más allá de Primero Justicia o de El Nuevo País, pareciera que el mandado está hecho: Maduro dejó de ser nuestro problema. Y todo lo que hagan quienes no lo creen, es un estorbo a los magníficos planes de nuestro Supremo Creador. El gran titular de El Nuevo País, de Caracas, afirma en grandes y espectaculares caracteres que la salida de Maduro ya está planteada. Y consecuente con ello, su autor, Rafael Poleo las emprende contra una muchachita hiperactiva que no es otra que María Corina Machado: “El Esperpento caerá pero no por los emails de una muchacha hiperactiva sino por su propia torpeza.” Me hace recordar a quienes le veían el lado bueno a que el pueblo hubiera elegido a Hugo Chávez en 1998, para que lo sufriera en carne propia, se desencantara y en dos o tres años lo mandara al infierno. Me lo dijo tal cual, palabras más palabras menos, un ex presidenciable de AD. Lo que Poleo no nos explica es cómo luce el planteamiento: si saldrá, además de torpe, por un compromiso de Henry Ramos Allup, diputado de Acción Democrática y presidente de la Asamblea Nacional con Diosdado Cabello, con Rodríguez Torres o con cualquier otro de los dueños del coroto. Asunto de tan suprema importancia, que nosotros, los electores que pusimos a los actuales diputados en la Asamblea y a Henry Ramos a presidirla, no tenemos derecho o no es conveniente de que nos enteremos.

En la misma tónica, con menos agresividad y malicia pero con mayor imprudencia, el Secretario Político de Primero Justicia y diputado a la Asamblea Nacional Ángel Medina, aseguró este viernes que es absurdo convocar a un paro nacional cuando Venezuela se encuentra paralizada desde hace meses como producto del modelo económico socialista”, según leo en Noticiero Digital. Va aún más lejos que Poleo: Maduro prácticamente ya salió. Por lo cual lo recomendable es no sólo no hacer nada, sino que cuanto se haga en ese sentido es absurdo. Maduro ya se fue. No existe. Son las genialidades a que nos tienen acostumbrados los herederos de Rafael Caldera.

Para mi sorpresa, alguien a quien sí respeto pues está a la cabeza del principal periódico del mundo, The Washington Post, no cree en pajaritos preñados y en su editorial de este pasado lunes 1 de febrero se preguntó con todas sus letras, negro sobre blanco, “¿puede un régimen autoritario convertirse por si solo en una democracia?” La respuesta, sin ser taxativa, tampoco deja lugar a dudas:  “La evidencia histórica no es alentadora. En ausencia de un levantamiento popular, es raro que los tiranos se retiren de forma voluntaria.” El subrayado es mío, pues constituye una verdad de Perogrullo que venimos reafirmando desde hace por lo menos una década en base a la caracterización de los regímenes dictatoriales de corte constituyente, como todos los regímenes totalitarios, marxista leninistas, castrocomunistas o como quiera llamárseles a las tan afamadas “dictaduras proletarias”.  El editorialista del Washington Post se allega a otras razones más pragmáticas: “La junta militar de Birmania ha prometido ceder parte del poder a un gobierno electo, pero no lo ha hecho aún. El estado unipartidista de China no muestra inclinación de intentarlo. El “hombre fuerte” de Rusia está revirtiendo la incipiente democracia existente.”

Pero el tema del Washington Post no es genérico ni pretende sentar cátedra sobre las diferencias que pueden existir entre una dictadura como la pinochetista, y una dictadura como la castrista o uno de sus pervertidos y hamponiles subproductos, como la chavomadurista. Asunto que para asombro de cualquier mínima inteligencia se han negado a aceptar hasta el día de hoy los ideólogos, consejeros, sociólogos, politólogos y expertos electorales cercanos a la MUD.

El tema al que se refiere el Washington Post es eminentemente político y electoral, pues toca a Cuba, a Obama y, muy desde luego, a la política internacional del Departamento de Estado. Y a la gigantesca responsabilidad que tienen los demócratas al babearse con los tiranos del Caribe. Lo que también toca, y no de refilón a la Iglesia Católica y al jesuita que la preside. Quienes le han dado luz verde a Raúl Castro para que siga haciendo y deshaciendo con el pueblo cubano y la tiranía que los esclaviza, en la insólita y asombrosa creencia que con un abrazo pontificio y unos caramelos de emprendimiento, inversiones y préstamos, la tiranía cubana se derretiría como por encanto. Y brotarían, también como por encanto, las flores y frutos de la democracia liberal y representativa. Y todo ello por una causa que, me asombra, Rafael Poleo pretende desconocer: la potestad que Cuba ejerce de facto sobre Venezuela a través del control político directo – Maduro, el sátrapa, y el castrocomunismo vernáculo – y last but not least: el alto mando de la FAN.

Es lo que afirma de seguidas el editorial del Washington Post, que refiriéndose a la única auténtica herramienta para liberarse de los tiranos, como la historia no se ha cansado de demostrárnoslo, es el pueblo enfurecido y amotinado: “Esta es la clave de por qué la apertura del presidente Obama hacia Cuba parece estar fracasando en lograr los objetivos declarados. Cuando el fin de medio siglo de hostilidades fue anunciado en diciembre de 2014, el objetivo proclamado de los EEUU era “liberar el potencial de 11 millones de cubanos”, también “involucrarse y empoderar a los cubanos” y “empoderar al naciente sector privado cubano”, entre otros.”

No creo necesario abundar en las razones del editorialista del importante medio norteamericano. Prefiero que lo escriba con su propia pluma, a ver si quienes creen resuelto el mandato de salir, no sólo ni principalmente de Maduro, el bruto, sino del siniestro régimen que preside, abren los ojos. Sin pillerías ni ingenuidades. Que este régimen dictatorial estará malherido pero no parece dispuesto a rendirse por obra del Espíritu Santo:

“La administración ha continuado ofreciendo esta lógica en sus últimos movimientos. Las nuevas regulaciones que entraron en vigor el 27 de enero, de los departamentos del Tesoro y Comercio, levantaron aún más las restricciones a financiar exportaciones a Cuba y relajaron los límites a la hora de enviar productos a la isla. Y lo que es más importante aún, las reglas permitirán a los bancos financiar exportaciones a Cuba a base de créditos – con la excepción de productos agrícolas, cubiertos por el todavía existente embargo comercial –  en lugar de en efectivo como anteriormente, o mediante un engorroso proceso a través de terceros países.”

“Sin embargo, no hay apenas evidencias de un cambio radical en Cuba – quizá porque el Sr. Obama continua ofreciendo al régimen de Castro concesiones unilaterales sin exigir nada a cambio. Dado que los EEUU no han puesto condiciones relativas a derechos humanos en la apertura, el régimen de Castro continúa sistemáticamente cometiendo detenciones arbitrarias de disidentes y otros que elevan su voz por la democracia. De hecho, las detenciones se han incrementado en los últimos meses. El estado continúa monopolizando la radio, la televisión y los periódicos.

La administración ha definido como uno de sus objetivos, la apertura de Cuba a internet, pero la nación sigue sufriendo una de las tasas más bajas de conectividad del mundo. El régimen estableció unas pocas docenas de puntos wifi, pero cobra 2 dólares la hora para hacer uso de ellos; el salario mensual es 20 dólares al mes. El estado retiene un control asfixiante sobre la economía, incluyendo el turismo; los beneficios del 50% de incremento de los visitantes norteamericanos están siendo recolectados por el yerno de Raúl Castro, el jefe de la industria. Mientras tanto, las compras cubanas de bienes estadounidenses han caído en porcentajes de dos dígitos.

La muy esperada explosión de negocios individuales no se ha materializado tampoco. Al contrario: el número de trabajadores por cuenta propia ha experimentado una caída. Si hay algún acuerdo comercial como resultado de las últimas medidas de los EEUU, serán las organizaciones estatales las que se beneficien; solo éstas tienen permitido el comercio exterior.

Lo que resulta más evidente del pasado año es que los hermanos Castro están previniendo un cambio real y reformas mientras recolectan las recompensas de la apertura de Obama. La única respuesta del presidente ha sido concesiones unilaterales, además de hablar de una visita a la isla antes de abandonar su puesto. Los autócratas de todo el mundo deben estar contemplando con envidia la buena fortuna de los Castro. “

¿Buena fortuna? Hollande, el socialdemócrata francés,  acaba de dar pruebas de la estulticia de los demócratas pavoneándose de haberles arrebatado a los españoles la iniciativa de arrodillarse ante los tiranos. Yo, por lo menos, no me alegro.

14 Responses to “CUBA, OBAMA, LA SATRAPÍA Y EL WASHINGTON POST”

  1. Alfredo Milano 8 February 2016 at 4:14 pm Permalink

    En Venezuela hay que tener cuidado con “los muchachos” de Primero Justicia, de Borges y Capriles. Nunca han dejado de trabajar como Bomberos apagafuegos de la Revolución Narco-Castro-Chavista. Borges yo lo dijo una vez, que había que dejar a Maduro hasta el final de su período. De Capriles ni hablar, quiere ser otra vez candidato. Será para lo mismo, mandar a bailar. Los Castro son como el zika, ahora se llaman así, pero en el fondo son la misma plaga. Obama es un selfie y el Papa Pancho I, ahora es cuando está leyendo “Las venas abiertas de América Latina. Ah olvidaba a Poleo, el analista. Como para él todos son diminutivos, le salen dos: Viejito y chochito. Aunque nada nuevo en Poleo.

    • Sam Ramos 9 February 2016 at 2:34 pm Permalink

      Yo lo vengo repetiendo desde hace rato: OJO CON LA MUD!!!

      • Hector L Ordonez 11 February 2016 at 1:16 pm Permalink

        Entonces la mud,tan bien son comunista,no son extremas derechas
        es cierto,pero son concientes de las necesidades de los mas vulnerables,eso no es ser comunista,la MUD defiende la propiedad privada como objetivo,para generar producción que necesita el país,
        la Mud ha dicho en repetidas ocasiones de la devolución,de las tierras confiscadas y la devolución de las propiedades privadas
        han defendido a capa y espada a la empresa POLAR,como mayor sustent
        para reactivar la producción del país,eso no es ser comunista,por
        supuesto no van aplicar normas neoliberales,que es lo que desean
        el oficialismo de Venezuela,para contratacar a la oposición,si la
        MUD no se establece en el poder,alguien tiene que ocuparlo,y por
        tanto seguiría la política de Podrido y sus seguidores.

  2. menendag05 8 February 2016 at 5:39 pm Permalink

    Que propone como solución. ?Invadir La Habana¿ ?Y quien marchará al frente de las tropas¿ ?Los Mambises de Miami¿ y Ud. en solidaridad ¿les acompañará?
    Las ideas románticas suelen ser tentadoras pero su puesta en práctica resulta con demasiada frecuencia en un fracaso, y con un precio en exceso elevado.
    Cada escenario tiene sus características propias y las condicionantes geopolíticas, económicas e incluso místico religiosas que marcan su devenir. La Primavera Árabe, reciente ejemplo, transitó un torrente de sangre y represión, y al final, todo polvo y cenizas. Los relevos que tomaron el poder solo han conducido a un retroceso, subordinado, además de a la crónica miseria económica a la violencia de un terrorismo desfasado y obsoleto para el hombre común.
    Todos los proyectos tienen defensores y detractores. Todos tienen ventajas y desventajas, éxitos y fracasos, quizá lo más valioso resulta en el balance y si este ofrece alguna perspectiva de cambio o mejoría, aunque fuere a mediano o largo plazo, pero con una ahorro en el gasto de vidas, sufrimientos y miserias, bienvenido sea, por cuanto lo que si resulta obsoleto y absurdo es el mantenimiento de una estrategia fallida que ha probado fehacientemente su incapacidad para salir del laberinto.

    Pericles

  3. Hector L Ordonez 8 February 2016 at 7:33 pm Permalink

    Señor Antonio,veo que usted sigue la dinámica,de la extrema derecha cubana,que estados unidos le esta dando mucho a la dictadura cubana,
    permítame hacerlo una pregunta,que le ha dado los EE.UU a Cuba,hasta este momento? Nada.Hay una realidad,lo que no haga los Estados unidos
    lo haría europa,de eso no cabe duda y otros países del Mundo,y el perdedor seria las corporaciones norteamericanas que perderían una buena tajada,lo que se refiere a lo económico,el bloqueo a Cuba solo ha servido para que Cuba justifique su fracazada política económica
    y que vean a los EE.UU como el lobo de la caperucita roja,si le quitan el embargo,ya es su fracazo propio,se le acaban los justificaciones. las corporaciones norteamericanas han estado en todo el mundo,posiblemente antes que naciéramos,y como digo las compañías
    de los Estados unidos,como la de lo demás países,las corporaciones solo buscan sus ganancias y es lógico,es como el dicho,NEGOCIO ES NEGOCIO,lo demás no importa.lo único que frena las relaciones de EE:UU
    con Cuba es la política del senado,no por intereses económicos,si no
    por intereses políticos,para ir en contra del presidente Obama,ese
    cuento que los Republicanos,no desean hacer relaciones con Cuba,haya
    los tontos que se lo creen,ellos son los primeros que han querido la
    relaciones comerciales con Cuba,ya en los años setenta un grupo de
    republicanos abogaban para que algunas compañías del automóvil fueran
    a Cuba,Claro eran otros tiempos y los intentos fracasaron,e incluso
    ya enlos mismos años setenta,la Gulf y la Chevron se mueven para Angola y Cuba recibia millones de dólares para que las tropas cubanas
    cuidaran de los pozos,la historia es larga,si no es creible repito
    revizen la Historia.Quienes se oponen a las relaciones con Cuba,los mismos que viven de esa política,Diaz balart,La cotorrita y otros personajes de la extrema derecha cubana del sur de la florida.

  4. maria gonzalez 9 February 2016 at 1:54 pm Permalink

    No soy extrema derecha, pero de algo si estoy segura (lo leí hace algún tiempo) el dia que los refugiados sean estadounidenses y no cubanos creeré en lo bueno de las políticas cubanas, el dia que en Venezuela no hayan colas y rapiñas por papel higiénico o aceite de cocina creeré en las políticas venezolano-cubanas y créanme seré la defensora a ultranza de esa maravilla del socialismo, en el entre tanto deseare muerte digna para los castro, maduros, cabellos y toda esa satrapa de vividores que han quitado la dignidad a sus pueblos

    • Hector L Ordonez 11 February 2016 at 1:19 pm Permalink

      te felicito Maria.

    • Jorge Gil 13 February 2016 at 5:14 pm Permalink

      Sra. Gonzales. Su comentario es el que refleja mas sensatez de los que he leido. Por otra parte eso de tratar de aplacar al “malandro de barrio” solo le permite seguir abusando. Estoy de acuerdo a lo expresado por el Sr. Montaner sobre Venezuela porque lo vivo en carne propia; y con respecto a Cuba los “progresistas” tienen 60 años justificando a los Castro que han empobrecido y envilecido al pueblo cubano. Aqui en Venezuela todavía hay mucho iluso lo que escribe el Sr. del Washington Post es cierto: En ausencia de un levantamiento popular, es raro que los tiranos se retiren de forma voluntaria.” Jorge Gil

      • Jorge Gil 13 February 2016 at 5:15 pm Permalink

        What do you mean awaiting moderation. Should I be more polite or “politically correct”?.

  5. Sam Ramos 17 February 2016 at 9:19 am Permalink

    Para pensar y escandalizarse. Recuerden que un Fanjul esta queriendo volver a ayudar a los Castros:

    http://goo.gl/h8hyDI

  6. Sam Ramos 18 February 2016 at 8:11 am Permalink

    From CapitolHillCubans.com:

    Tomorrow morning, President Obama will announce a trip to Cuba by the end of March.

    In the 20th century, various U.S. Presidents visited and fêted Latin America’s military dictators. A trip by you to Cuba would be the first visit by a U.S. President to a dictatorship in Latin America since Lyndon Johnson’s 1968 visit to Nicaragua with Anastasio Somoza Debayle. That should be unacceptable in the 21st century.

    After decades of military dictatorship — both of the left and the right — thirty-four (34) out of thirty-five (35) nations in the Western Hemisphere are representative democracies. Albeit some imperfect, and while Cuba’s regime has worked diligently to subvert democratic institutions in countries like Venezuela, Ecuador, Nicaragua and Argentina — those efforts are being slowly thwarted. Unfortunately, a Presidential visit to Cuba, prior to that nation’s government taking any steps towards democratic reforms — or even making any commitments to do so — would harken back to the days of “business as usual” with the military dictatorships of the Americas.

    Cuba is the only country in the Americas ranked as “Not Free” by Freedom House. It is the worst violator of human rights in the region. Rather than legitimizing the sole remaining military dictatorship in the Western Hemisphere, the United States should be focused on celebrating the advancement of democracy in most of the remaining others. We should be embracing a new generation of democratic leaders in the Americas, rather than emboldening the regime of General Raul Castro, his heirs and military cronies.

    Upon taking office, Obama famously stated to the world’s tyrants that “we will extend a hand if you are willing to unclench your fist.” That turned out to be a lie — Obama has extended his hand, and left it extended, as political arrests and repression in Cuba have intensified throughout the last year.

    Two months ago, during a December 2015 interview with Yahoo, Obama stated that he would only travel to Cuba if he can meet with pro-democracy dissidents there. Such meetings should — at the very least — include internationally-recognized dissidents, such as Sakharov prize recipients, The Ladies in White and Guillermo Farinas; U.S. Presidential of Medal recipient Dr. Oscar Elias Biscet; Estado de Sats’ Antonio Rodiles and former Amnesty International prisoner of conscience Jorge Luis Garcia Perez “Antunez”. Otherwise, Obama will have lied — again.


Leave a Reply