12 July 2014 ~ 14 Comentarios

Dos crímenes…dos idiosincrasias

por Roland Behar

Israel

(El Nuevo Herald) Recuerdo que en el 2002 luego de la segunda Intifada, fui invitado a Israel donde tuve la oportunidad de conocer y reunirme con los más altos dignatarios de ese país. Fue para mí una experiencia inolvidable. De todas las reuniones hubo una que me enseñó más que las demás respecto al espíritu y la moral israelí, de la cual los medios, en general, no hablan o distorsionan.

Moshe Ya’alon, quien hoy es ministro de Defensa y primer vice-primer ministro de Israel, era entonces el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) y tuvo la gentileza de ir a reunirse con nosotros a pesar de que en ese momento las ciudades israelíes estaban en alerta de guerra y se podía ver en cada cruce de calles a cuatro soldados portando armas largas. El clima era tenso. Israel estaba siendo atacado desde adentro.

El grupo estaba conformado por líderes de las comunidades sefaradíes de América y Europa. Entre los asistentes había grandes contribuyentes al Estado de Israel desde todos los puntos de vista, tanto económico, como político. Recuerdo que uno de los invitados en un arranque de rabia ante lo que estaba pasando propuso una medida genocida para acabar el problema palestino de una vez, algo que horrorizó a los presentes. La nota de bondad y sapiencia la dio, precisamente, Ya’alon cuando refutó semejante barbaridad diciendo que “ …ni a los israelíes ni al Gobierno de Israel jamás les ha pasado por la mente una medida de ese tipo, nosotros nos debemos a nuestros principios morales aprendidos de la Tora, nosotros no podemos jamás imitarles, pues ese día ellos habrán vencido, convirtiéndonos a nosotros en ellos. Nosotros somos diferentes”.

Recientemente han ocurrido dos hechos horribles cuyas consecuencias son impredecibles. El asesinato planificado por Hamas de tres adolescentes israelíes Gil-Ad Shaer, 16, Eyal Yifrah, 19, y Naftali Fraenkel, 16, y el de un muchacho palestino Mohammed Abu Khdeir, de 16 años, a manos de jóvenes extremistas judíos, algunos de los cuales ya han confesado su participación en el crimen. Ambos son hechos deleznables. La diferencia está en cómo se manifiestan sus dirigentes y conciudadanos al respecto.

El primer ministro Binyamin Netanyahu inequívocamente condenó el domingo por la noche el asesinato del joven palestino y dijo que “… no había lugar en la sociedad israelí para ese tipo de asesinos”.

Los israelíes por su parte movilizaron inmediatamente sus fuerzas de seguridad y ya tienen bajo custodia a seis jóvenes judíos, posibles culpables del asesinato del joven palestino. Todo el gobierno de Israel ha condenado el hecho, han desplegado una intensa campaña mediática para controlar las pasiones, evitar la violencia y rechazar actos de venganza, aun recibiendo cientos de cohetes lanzados desde Gaza por Hamas, los mismos autores del asesinato de sus jóvenes. La sociedad israelí rechaza y se avergüenza del comportamiento de los asesinos del joven palestino.

Del lado palestino las multitudes aclamaron el secuestro y asesinato de los jóvenes israelíes. Los miembros del gobierno de unidad entre Hamás y Fatah repartieron dulces. Jóvenes palestinos blandieron un nuevo saludo, levantando tres dedos mostrando alegría en el triple secuestro. Las caricaturas se burlaban de los muchachos judíos, incluso en la web oficial del partido Fatah y en el periódico de la Autoridad Palestina, que elogió el secuestro y asesinato. El líder exiliado de Hamas, Khaled Meshaal, felicitó a los secuestradores. Los palestinos han convertido en héroes a los asesinos de los jóvenes israelíes, les aclaman en plazas y sitios de internet, les esconden y protegen y, si esto fuera poco, incitan a su población a que realice más secuestros de inocentes.

Lo decente sería que el gobierno de la Autoridad Palestina se comportara de acuerdo con las normas de país civilizado que pretenden ser y se encargara de capturar a los asesinos de los jóvenes israelíes. Como dijo Netanyahu recientemente : “…Los asesinos llegaron desde el territorio controlado por la Autoridad Palestina; regresaron a territorio controlado por la Autoridad Palestina. Por lo tanto, la Autoridad Palestina está obligada a hacer cuanto esté en su poder por encontrarlos, así como nuestras fuerzas de seguridad encontraron a los sospechosos en el asesinato de Muhammad Abu Khdeir en cuestión de días”…

Las escuelas israelíes no enseñan el odio hacia los árabes en su currículo como los palestinos quienes inculcan el odio hacia los judíos desde las escuelas de párvulos. Acertada estaba Golda Meir cuando profetizó que el conflicto no terminaría hasta el día en que los árabes quisieran más a sus hijos que lo que odian a los nuestros. ¿A Ud. no le parece? A mí, sí.

14 Responses to “Dos crímenes…dos idiosincrasias”

  1. David 12 July 2014 at 2:33 pm Permalink

    Tal vez si los sionistas -que se hacen pasar por judíos para escudarse en el argumento del anti-semitismo y del holocasuto judío de la Segunda Guerra Mundial, ya que los verdaderos judíos odian el sionismo- no hubiesen desplazado por la fuerza a los palestinos y demás árabes que vivián en esa zona del Medio Oriente para crear su estado de Israel, con el pretexto de que el lugar donde ellos se asentaron era “la Tierra Prometida” y siguen usando la fuerza hasta hoy para seguir invadiendo territorio palestino y crear nuevos asentamientos para los israelíes y no permitiendo que los palestinos se integren y sufran todo tipo de abusos por parte del gobierno de Israel, pasando por alto los territorios fijados por la ONU para cada uno de las partes en su mapa de 1947, las escuelas palestinas no inculcarían el odio a los judíos y no existirían Hamas y otras organizaciones terroristas que surgen precisamente de los ataques que comenten los sionistas del gobierno de Israel a los palestinos y hacen que éstos estén con la sangre en los ojos y se conviertan en terroristas. ¿A Ud. no le parece? A mí, sí.

    • Sam Ramos 13 July 2014 at 9:16 am Permalink

      A mi lo que me parece es que no has entendido nada imbecil. El articulo habla de las distintas idiosincracias de ambos bandos no del origen del conflicto. Los actuales gobernantes Israelis han dado muchos pasos para solucionarlo y los necios Islamistas continuamente sabotean esos intentos porque lo que quieren es la eliminacion y exterminio de los judios, incluyendote a ti por segun ellosm ser un infiel doble: del judaismo y del islam.

  2. Maximiliano 12 July 2014 at 5:35 pm Permalink

    Cada uno de los hipocritas revoltantes que defienden ,por moda,ignorancia e hipocresia , a los palestinos, deberian leer una y otra y otra vez este articulo. Estoy contrario al aprendizaje de memoria, pero en este caso haria una excepcion. Se los haria leer miles de veces hasta que le entren en sus cabezas podridas.
    La diferencia entre las dos sociedades es obvia y esta bien resumida en este articulo.

    • David 12 July 2014 at 10:40 pm Permalink

      Maximiliano, no todos los palestinos son terroristas, decir eso es una tremenda ignorancia e irresponsabilidad, pero la razón por la que algunos palestinos se radicalizan y cometen crímenes en contra de los israelíes agrupándose en organizaciones terroristas como Hamás, es precisamente porque fueron invadidos y expulsados de sus propiedades para que se las queden los judíos por el Mandato Británico de Palestina, primero, y por el Estado de Israel, después. Si los judíos israelíes hubieran comprado o alquilado voluntariamente las tierras de los árabes que vivían ahí y no las arrebatan por la fuerza para establecer su país, estaría bien y no habría conflicto en el Medio Oriente, o al menos no sería tan grave y duradero como ahora. Pero eso no es lo que querían los sionistas que estuvieron detrás de la creación de Israel.

  3. Javier 13 July 2014 at 1:02 am Permalink

    David déjame hacerte unas preguntas: Acaso los judíos vinieron del cosmos? En los tiempos de Jesús donde vivían los judíos? No era allí mismo? Quién dezplazó a los judíos de allí? Lo hicieron por las buenas?
    Te parece bien que los arabes reconquisten España porque los españoles los expulsaron de donde vivieron muchos siglos?

    • David 13 July 2014 at 7:24 pm Permalink

      Javier, había judíos viviendo en la mayoría de los países árabes prácticamente en paz y sin mayores incovenientes, fueron los sionistas quienes tentaron a los palestinos, y plantaron la idea de que los árabes son intolerantes. Aún cuando los árabes fuesen unos intolerantes y extremistas, no se justifica que fueran echados por los sionistas para crear su estado de Israel. Justamente por los abusos que sufrieron y sufren los árabes por parte de los sionistas, ellos son intolerantes y extremistas.

    • Sam Ramos 14 July 2014 at 9:12 am Permalink

      Javier, preguntemosle tambien a este individuo que deberia llamarse Ahmed en lugar de tener un nombre judio, si estaria de acuerdo inclusive en que los Sefarditas bombardearan a España con cohetes amparandose cobardemente entre niños, porque tambien ellos fueron expulsados de alli?
      Es inconcebible como puedan existir personas con un minimo de razonamiento que puedan defender a esos salvajes atrasados con tantos ejemplos de la maldad con que actuan diariamente, no solo contra sus supuestos enemigos si no tambien entre ellos mismos y que decir contra sus mujeres.

    • David 14 July 2014 at 9:30 pm Permalink

      Sam Ramos, si tenés algún problema con mi opinión sobre el conflicto entre Israel y Palestina, por favor manifestá tu desacuerdo conmigo de manera respetuosa. No porque critique a un bando, significa que indefectible e incondicionalmente esté a favor del otro. Dejá de ver todo en blanco y negro. Solo trato de ver los hechos como son y no de sesgarlos a favor de una de las partes. Puedo estar equivocado en mis observaciones sobre este muy complicado y delicado tema, pero es lo que pienso. Si creés que estoy equivocado, demostrame que lo estoy con argumentos sólidos. Estoy abierto a otras posturas.

  4. Manuel Alexis Carbajal Bruzon 13 July 2014 at 3:55 pm Permalink

    la idiosincrasia de matar decenas de niños y mujeres: asesinos

  5. Luis Pruna 14 July 2014 at 5:10 am Permalink

    Seńores:

    El conflicto no se soluciona porque ninguna de las partes lo quiere. Es una cuestión de Dinero. El gobierno israeli recibe cada ańo miles de millones de dolares del gobierno norteamericano y de la diaspora judia, cuanto se puede “robar”, lo mismo pasa por el otro lado, solo que la escala es menor. Palestinos y Judios seguiran matandose mutuamente mientra politicos cobardes y ladrones sigan al frente de ambos paises. El terrorismo es solamente una de las formas de evitar que ambos pueblos vivan en Paz. Asesinar a jovenes inocentes, lanzar cohetes que matan a ciudadanos inocentes, volarse en un autobus repleto de personas inocentes eso es Terrorismo, y esta claro. Como denominar el hecho que el gobierno de Israel para eliminar a un terrorista palestino lanza una bomba al edificio donde vive ese terrorista, desde un avión de la Fuerza Aerea Israeli y mata a ese terrorista junto con su familia y todos los vecinos inocentes que tienen la desgracia de vivir ahi, dejando ademas entre 50 y 150 heridos, eso no es Terrorismo de Estado? Por cierto el jefe del Estado Mayor en ese momento es este seńor Moshe Yalon. La sangre en las manos la tienen ambos bandos. Que sucedio cuando Icchak Rabin , quizo poner fin al conflicto, fue eliminado por los Servicios Secretos Israelies, Igal Amir es solo un instrumento, no tengamos duda. El conflicto continuara mientras exista quien lo financie.

    • David 14 July 2014 at 9:00 pm Permalink

      Así mismo Luis Pruna. Ninguna de las partes quiere la paz, ni los sionistas del gobierno de Israel ni los terroristas de Hamás. Solo quieren aniquilar al otro bando y lastimosamente el conflicto no va a terminar hasta que eso pase. Y continuará mientras exista quien lo financie, como vos dijiste, por un lado, Estados Unidos y el lobby sionista, que financian la maquinaria de guerra israelí, y por otro lado, Hamás, que se financian con el narcotráfico y el tráfico de armas a través de sus contactos con otras organizaciones terroristas. No se sabe lo que va a pasar después. Es muy negro el panorama.

      • David 14 July 2014 at 9:08 pm Permalink

        Solo te equivocaste en algo. No es diáspora judía, sino diáspora sionista. El sionismo y el judaísmo son dos cosas distintas. El primero se escuda del segundo para cometer sus fechorías. Existen judíos antisionistas que son buenas personas que están en contra de los abusos que comete el gobierno de Israel en contra de los palestinos.

        • Luis Pruna 17 July 2014 at 11:42 am Permalink

          Si muy cierto, muchos judios creyentes no reconocen al Estado de Israel. Israel es una creación de los sionistas. Aunque en este caso utilice Diaspora Judia, debido al hecho que muchos judios creyentes apoyan de diferentes formas y buena fe al estado Israeli, a pesar de no estar de acuerdo con muchas de como dices, sus fechorias. Nosotros los cubanos no apoyamos directamente al regimen de La Habana,pero si lo hacemos por necesidad indirectamente a traves de las Remesas enviadas a nuestras familias en Cuba.

  6. Sam Ramos 14 July 2014 at 8:59 am Permalink

    The current conflict between Israel and Hamas shatters myths

    By ALAN DERSHOWITZ

    10/07/2014

    The current warfare between Hamas and Israel shatters several myths
    that have been accepted as gospel by many in the international
    community and the media.

    MYTH 1: The primary cause of the conflict between Israel and the
    Palestinians is the occupation of the West Bank and Israel’s
    settlement policy.

    Reality: The reality is that Hamas’ rocket attacks against Israeli
    cities and civilian targets has little to do with Israel’s occupation
    and settlement policy on the West Bank. Even if Israel were to make
    peace with the Palestinian Authority, the rocket attacks from Gaza
    would not stop. These Hamas attacks are incited by the Muslim
    Brotherhood, Iran, Syria and others opposed to the very concept of the
    nation state for the Jewish people. The best proof of this reality is
    that these attacks began as soon as Israel ended its occupation of
    Gaza and uprooted all the civilian settlements from that area.

    Israel left behind agricultural hot houses and other equipment that
    the residents of Gaza could have used to build a decent society.
    Moreover, there was no siege of Gaza at that time. Gaza was free to
    become a Singapore on the Mediterranean. Instead, Hamas engaged in a
    coup-d’état murdering many members of the Palestinian Authority,
    seizing control of all of Gaza, and turning it into a militant
    theocracy. They used the material left behind by the Israelis not to
    feed their citizens but to build rockets with which to attack Israeli
    civilians. It was only after these rocket attacks that Israel began a
    siege of Gaza designed to prevent the importation of rockets and
    material used to build terrorist kidnap tunnels. There are good
    reasons why Israel should change its settlement policy on the West
    Bank and try harder to achieve peace with the Palestinian Authority.
    But even if that were to be accomplished the rockets from Gaza would
    continue and Israel would have to take the kind of military steps any
    democracy would take to prevent its civilians from lethal aggression.

    MYTH 2: What is being experienced now is a “cycle of violence”, with
    equal blame on both sides.

    Reality: The reality, of course, is that there is no
    comparison—legally, morally, diplomatically or by any other
    criteria—between what Hamas is doing and how Israel is responding.
    Hamas is willfully and deliberately committing a double war crime by
    targeting Israeli civilians and using Palestinian civilians as human
    shields. The deliberate targeting of civilians, as Hamas admits—indeed
    boasts—it is doing, is a clear war crime. Hamas has specifically aimed
    its lethal rockets at Beersheba, Tel Aviv, Haifa and Jerusalem. This
    is a war crime. Moreover, it is firing these rockets from hospitals,
    schools and houses in densely-populated areas, in order to cause
    Israel to kill Palestinian civilians. This too is a war crime.

    This has been called Hamas’ “dead baby strategy.” It deliberately puts
    Israel to the tragic choice of attacking the rockets and killing some
    children who are used as human shields, or refraining from attacking
    the rockets and thereby placing their own children at risk. Israel has
    generally chosen the option of refraining from attacking legitimate
    military targets, but when any human shields are inadvertently killed
    or injured, Hamas stands ready to cynically parade the dead civilians
    in front of television cameras, which transmit these gruesome pictures
    around the world with captions blaming Israel. Hamas has also
    adamantly refused to build bomb shelters for its civilian population.
    It has built shelters but has limited access to them to Hamas
    terrorists.

    This is precisely the opposite of what Israel does—building shelters
    for its civilians and placing its soldiers in harm’s way. Most
    recently Hamas has forced or encouraged civilians to stand on the
    rooftops of military targets so as to prevent Israel from attacking
    these entirely appropriate targets. Indeed a lawsuit is now being
    brought in Israel, against the Israeli military, urging it to ignore
    these human shields and to attack the military targets. The argument
    is that unless the military targets are attacked, Israeli civilians
    will die, and a democracy has the obligation to prefer the lives of
    its own civilians over the lives of enemy civilians.

    Thus far the Israeli military has refrained from attacking military
    targets that are protected by human shields. There is absolutely no
    symmetry between the war crimes committed by Hamas and the entirely
    appropriate military response by the Israeli Defense Forces.

    MYTH 3: Muhammad Abbas is part of the solution, not part of the problem.

    Reality: Muhammad Abbas has become part of the problem, especially in
    recent days. He has supported Hamas in its war crimes against Israeli
    civilians and has characterized Israel’s self-defense actions as
    “genocide” against all of the Palestinian people. I have met Abbas and
    found him to be a decent man who genuinely wants a peaceful solution
    to the conflict, but he is not a man of courage who is prepared to
    stand up and tell the Palestinian people the truth about the current
    conflict. His willingness to join together with Hamas in a
    governmental partnership demonstrates both his weakness and his
    willingness to be complicit with evil. He speaks out of two sides of
    his mouth, one side when he speaks in English to Western media and
    diplomats, and the other when he speaks in Arabic to the Palestinian
    street, which he knows contains many supporters of Hamas. His public
    support for Hamas has made it far more difficult for Israel to arrive
    at a negotiated solution with the Palestinian Authority. It has also
    made it more difficult for Hamas to stop the rocket barrage and agree
    to a cease fire. The entire civilized world should be standing behind
    Israel as it defends itself against war crimes. That so many continue
    to support—or remain silent about—those who commit these war crimes
    tells us something deeply disturbing about their values and
    prejudices.

    Professor Dershowitz’s latest book is Taking the Stand: My Life in the Law

    http://www.jpost.com/Opinion/Op-Ed-Contributors/The-current-conflict-between-Israel-and-Hamas-shatters-myths-362327


Leave a Reply