30 May 2014 ~ 1 Comentario

Hay dos Colombia, una antes del Bogotazo de 1948 y otra después

Plinio
Click en la imagen para visualizar el artículo en pdf

One Response to “Hay dos Colombia, una antes del Bogotazo de 1948 y otra después”

  1. el inagotable 31 May 2014 at 1:22 am Permalink

    Segunda version- Con permiso de Carlos A Montaner

    Dice Alejo que no cree en supersticiones …. y luego opina que es falso que pisar mierda de perro traiga mala suerte.

    Alejo, que habla el lenguaje de los materialistas dialecticos, seguramente tampoco cree en la magia o vudu, pero deberia. Y hablo con conocimiento de causa pues, a mi, ese perro me clavo los colmillos, cuando resulte victima de un poderoso hechizo o magia negra que hacen algunos haitianos consistente en dejar abandonado dinero cagado con la ilusion de que el venga detras e ingenueamente se lo embolsille, se apodere tambien de toda su mala suerte con las finanzas.

    El asunto ocurrio en el anno 2000. Lugar: Areas verdes de la Planta de la Motorola unicada en Boynton Beach. Florida. El hechizo, me lo hizo un negrito haitiano arruinado porque era jugador compulsivo en las tragaperras del Hard Rock Casino de Fort Lauderdelle, que logro curarse de ese mal a costa mia y, que luego de hacerse mi amigo me lo confeso con lagrimas en los ojos mientras me invitaba a unas cervezas – yo estaba sin blanca- y me dijo que no me preocuopara pues el hechizo tendria solamente una duracion de siete annos.

    Nota al margen: Soy de la idea de que los problemas financieros de esa nacion Hermana, Haiti, tienen sus origines en que su poblacion le presta oidos a superticiones sin sentido y se pasan unos a los otros tremenda mala suerte por medio de billetitos cagados. Pero esto es solo una teoria que me ha venido de pronto a la mente.

    Porque efectivamente, en siete annos

    Me aficione a perder dinero en las tragaperras de los casinos.

    Perdi mi trabajo porque la Motorola cerro sus puertas. Dicen los economistas que dicho cierre se debio a la fiera competencia de rivales como Erickson y Samsung asi como las ventajas que le proporcionaba a la Motorola establecerse fuera del pais luego de la aprobacion del Tratado de Libre Comercio entre Mexico y los EE UU , Pero yo se que cerro porque el hechizo era demasiado potente y termino por afectar las finanzas de dicha corporacion multinacional junto con las mias.

    Ademas de perder mi empleo, sufri dos divorcios, lo que en estas latitudes resulta carisimo.

    Ambas mujeres me abandonaron por mi maldita costumbre de gastarme en los casinos el dinero de la comida y la renta,

    “Tu veras, Solo tenme paciencia- yo les decia- Tu veras que la proxima vez nos forramos”

    Y si no me pusieron los cuernos fue solo porque el hechizo en cuestion estaba orientado a afectar solo la esfera monetaria y no se involucraba en el mundillo de los relaciones matrimoniales de la gente.

    Sufri un accidente de transito, que me condujo al hospital y si no resulte lisiado fue, de nuevo, porque la maldicion solo tenia que ver son los asuntos financiero-monetarios.

    Mi Subaru, Japones, resulto perdida total y debi meterme a comprar otro automovil (Un Pontiac Firebird rojo que era una belleza, y los problemas que me dio es tema para otra historia) .

    En corte, me declararon culpable del accidente y me obligaron a pagar indenmizacion al chiofer que me golpeo por un costado y que por poco me mata, Al no poder pagar, me quitaron mi licencia de conduccion que recupere- logicamente- siete annos despues.

    Mis dos hijos varones se vieron envueltos en enredos amorosos con chicas – adolescents como ellos, pero unos annos bajo los limites de la minoria de edad-. y tuve que correr con los enredos legales y enormes gastos para sacar a mis muchachitos de sus respectivas prisiones

    Perdi mi casa. Debi declarer Capitulo Siete de la ley de bancarrotas para limpiar mis deudas ascendentes a 170 mil dolares. !Uf! Respiro.

    Recuerdo el aciago dia en que , mientras caminaba para ejercitarme, oculto en unos matorrales , descubri el fatidico billetito de cien dolares que olia lo suyo (No se si dije antes que el hechizo era extremadamente potente)

    Divise el billete e ingenuamente me dije

    ” Con lo mal que ando de plata, Hoy es mi dia de la buena suerte” Estaba cruzado longitudinalmente por una linea de color marrron obscura y en lugar de pensar en magia negra me dije mientras observaba a mi alrededor con la illusion de encontrar – horror de horrores- otros billetitos abandonados de identica denominacion:

    ‘Seguramente que paso por aqui un tipo podrido en dinero, con tremendas cagaleras y no encontro nada mejor con que limpiarse”

    Continuara


Leave a Reply